Impacto socioeconómico de la pandemia de COVID-19

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Países del mundo cuyas economías entraron en recesión en 2020 (en marrón).
Personas en Wuhan haciendo cola frente a una farmacia para comprar máscaras quirúrgicas.

El impacto socioeconómico de la pandemia de COVID-19, es una grave crisis mundial que inició a principios del año 2020, primeramente en China, y luego en todo el mundo, causado principalmente por la expansión de la enfermedad COVID-19. La pandemia de COVID-19 ha provocado, entre otras cosas, un impacto socioeconómico a nivel global. La alta circulación viral y rapidez de propagación del virus, así como las medidas impuestas por los Gobiernos con el fin de controlar la enfermedad para evitar un colapso sanitario, ha afectado severamente a la economía de los países, así como al estilo de vida de sus ciudadanos.[1]​ Se ha dado lo que se conoce como "Exceso de mortalidad" en varios países del mundo debido a la COVID-19.

Esta crisis, a veces llamada el Gran Encierro, el Gran Confinamiento, la Coronacrisis o la crisis económica por coronavirus, está causando la mayor recesión mundial de la historia.[2][3][4]​ Esta crisis ha causado la caída del mercado de valores de 2020, un fuerte aumento del desempleo, el colapso de la industria del turismo, el colapso de la industria hotelera, el colapso de la industria de la aviación, el colapso del precio del petróleo, el colapso de pequeñas empresas, la desestabilización y colapso de la industria energética, el aumento de la deuda pública, el aumento de la desigualdad económica entre ricos y pobres, el cierre masivo de escuelas, el aumento de la desigualdad de aprendizaje educativo entre ricos y pobres, una gran desaceleración de la actividad del consumidor, una crisis de liquidez del mercado, la suspensión masiva de eventos culturales, artísticos, deportivos, religiosos, políticos, entretenimientos, entre otros eventos; así como grandes protestas y disturbios alrededor del mundo.

Durante los primeros meses, cuando la epidemia se limitaba casi exclusivamente a China, se produjo escasez generalizada de productos farmacéuticos,[5]​ electrónicos [6]​y otros productos manufacturados debido a la paralización de numerosas fábricas en China.[7][8]​ En ciertas localidades (en particular en Italia y Hong Kong)[9][10]​ se observaron compras de pánico y la consiguiente escasez de comida y otros artículos esenciales de abastecimiento.[11]​ La caída de la demanda de materias primas por el parón de actividad en China primero y luego en el resto del mundo llevó a fuertes caídas de precios, en particular del petróleo, lo cual perjudicó a los países y empresas productores. El miedo de los inversores les llevó a refugiar su dinero en valores considerados seguros, en particular la deuda pública de los países percibidos como más solventes. De manera colectiva, los empleos destruidos representan más de una cuarta parte de todos los puestos de trabajo en estas economías. A medida que las empresas pierden ingresos, el desempleo aumenta considerablemente, lo que transforma una perturbación en la oferta sobre una perturbación en la demanda aún más extensa para la economía.[12][13]

Los mercados bursátiles mundiales empezaron a caer fuertemente el 24 de febrero de 2020 debido al aumento significativo en el número de casos de COVID-19 fuera de China continental.[14][15]​ Para el 28 de febrero de 2020, los mercados bursátiles de todo el mundo acumulaban los mayores descensos de una semana desde la crisis financiera de 2008.[16][17][18]​ Algunos comentaristas llamaron a esta caída un «cisne negro»[19]​, si bien el inventor del concepto de cisne negro no está de acuerdo con la etiqueta porque considera que una pandemia como la de COVID-19 era altamente probable.[20]​ Las fuertes caídas prosiguieron las semanas siguientes, con fuertes bajadas el 9 de marzo y el 12 de marzo.

A mediados de marzo la gravedad de la crisis obligó a intervenir a los gobiernos y a los bancos centrales de muchos países, a través de la política monetaria y la fiscal para evitar el colapso de la economía[21][22]​ Los mercados bursátiles rebotaron rápidamente debido a la intervención de los bancos centrales de las principales potencias financieras, que inundaron de liquidez el sistema y redujeron fuertemente los tipos de interés. El índice estadounidense S&P500 recuperó su valor anterior a la pandemia en junio [23]​ y en noviembre se batió el récord de subida mensual en las principales bolsas del mundo.[24]​ Además de las acciones, también subieron fuertemente otros activos como el oro [25]​ y las criptomonedas.[26]​ Los mercados de Estados Unidos y de Alemania terminaron el año en máximos históricos, mientras que los de otros países como el Reino Unido y España cerraron 2020 con fuertes pérdidas.[27]​ Las principales fortunas del mundo vieron aumentar su patrimonio alrededor de un 24% a lo largo del año.[28]

A medida que se propagaba la pandemia, se cancelaban o posponían las conferencias y eventos mundiales en tecnología, moda, deportes, entre otros.[29]​ En España los sectores económicos más afectados por las restricciones serán probablemente aquellos en los que la mayoría de trabajadores son mujeres, como son la hostelería, el turismo o la  peluquería. A diferencia de la situación durante la crisis, en el que el sector de la construcción, más masculinizado, fue el más afectado. Por lo tanto, muchas mujeres quienes ya sufrían unas condiciones precarias perderán su empleo. Además, la limitación del transporte público ha afectado mayormente a las mujeres, ya que hay un gran porcentaje de ellas que utilizan el transporte público como único medio de transporte.[30]

Antecedentes económicos[editar]

Guerra comercial entre China y Estados Unidos[editar]

El 19 de mayo de 2019 Google, siguiendo órdenes de la administración de Estados Unidos, anuncia que dejará de proporcionar actualizaciones de su sistema operativo para móviles, Android a los propietarios de teléfonos de esta marca, y que las nuevas unidades de Huawei no podrán utilizar las aplicaciones básicas para funcionar (como Gmail, Play Store, Google maps, etc). Huawei ha respondido afirmando que generará sus propias actualizaciones, pero la complejidad de diseñar y distribuir un nuevo sistema operativo, la dificultad para que los programadores de aplicaciones saquen una tercera versión de las aplicaciones, etc. ha llevado a generar dudas sobre la efectividad de las intenciones declaradas por responsables de la empresa.

Según expertos consultados en distintos medios de comunicación, esta acción instrumentada por Google llevará al desmantelamiento de toda la línea de producción de móviles de Huawei, dada la pérdida de credibilidad que supone para una empresa el no poder garantizar que sus teléfonos ya vendidos puedan seguir funcionando, además de las mayores restricciones para los futuros modelos que tuviera listos y en diseño para colocar en el mercado de la telefonía móvil.

Por el momento, ningún responsable ni de Huawei ni de Google, han señalado quien debe hacer frente a las eventuales reclamaciones legales por parte de los compradores de los teléfonos ya existentes, ni las que pudiera emprender Huawei contra Google. Se desconoce el impacto económico tanto en la empresa como en el conjunto de propietarios de teléfonos en el mundo.

Efectos económicos del Brexit[editar]

Bajo el gobierno de Boris Johnson se logró un acuerdo que permitió que el Brexit se concretase el 31 de enero de 2020.[31]​ La UE perdió el 13 % de su población, el 15 % de su producto interior bruto (PIB) y el 5,6 % de su superficie. A pesar de ello, la UE continuó siendo en 2020 una potencia política y económica mundial: formaba el tercer mayor grupo de población después de China y la India, además de concentrar el 18,5 % de la economía mundial, y el 16 % de las exportaciones mundiales.[32]​ Tras el Brexit, la eurozona pasó a sumar el 86 % del PIB y el 77 % de la población de la UE, reforzando así su importancia como motor político y económico de la Unión.[32]

El 1 de enero de 2021 se hizo efectiva la salida del Reino Unido del bloque comunitario. Los ciudadanos y las empresas británicas dejaron de estar bajo el marco normativo de la UE. El texto del acuerdo comercial, que ambas partes negociaron durante todo el año, marcaría la base para la relación futura entre la UE y el Reino Unido.[33]

Sin embargo, quedó por definir el hipotético papel que tendría el Reino Unido dentro del proyecto de construcción de la autonomía estratégica la UE.[34]

Causas e impactos económicos[editar]

Pandemia de COVID-19: Brote inicial en China[editar]

A mitad de diciembre de 2019, un grupo creciente de personas, muchos relacionados al Mercado Mayorista de mariscos de Huanan en Wuhan, fueron infectados con neumonía sin causas claras. Científicos chinos posteriormente enlazaron la neumonía a una nueva cepa de coronavirus, la cual recibió la designación inicial de 2019-nCoV.

El 10 de enero de 2020, se reportaron el primer caso de muerte y 41 infecciones clínicamente confirmadas causadas por el reciente coronavirus .[35]​ Al 22 de enero de 2020, el nuevo coronavirus se había extendido a varias provincias y ciudades importantes en China, con 571 casos confirmados y 17 muertes reportadas. También se reportaron casos confirmados en otras regiones y países, incluyendo Hong Kong, Macao, Taiwán, Tailandia, Japón, Corea del Sur, Singapur, los Estados Unidos, Australia, y Canadá.

A las 2am del 23 de enero de 2020, las autoridades emitieron un aviso informando a residentes de Wuhan que desde las 10am, todo transporte público, incluyendo autobuses, ferrocarriles, vuelos, y servicios de transbordador serían suspendidos. El Aeropuerto de Wuhan, la estación de ferrocarril de Wuhan, y el metro de Wuhan se cerraron. A los residentes de Wuhan no les fue permitido dejar la ciudad sin permiso de las autoridades.[36][37]​ El aviso causó un éxodo de Wuhan. Se estima que unas 300,000 personas abandonaron Wuhan solo en tren antes del encierro de las 10am.[38]​ En la tarde de 23 enero, las autoridades empezaron a cerrar algunas de las carreteras importantes que salen de Wuhan.[39]​ El encierro vino dos días antes del Año Nuevo chino, el festival más importante en el país, y tradicionalmente el punto más alto de la temporada de viajes, cuando millones de chinos recorren el país.

Siguiendo el encierro de Wuhan, los sistemas de transporte público en dos ciudades de nivel prefectura vecinas de Wuhan, Huanggang y Ezhou, también fueron puestas en encierro.[36]​ Al 24 de enero, en un total de 12 otras ciudades desde nivel condado a prefectura en Hubei, incluyendo Huangshi, Chibi, Jingzhou, Yichang, Xiaogan, Jingmen, Zhijiang, Qianjiang, Xiantao, Xianning, Dangyang y Enshi, se habían impuesto restricciones de movimiento, llevando el número de personas afectadas por la restricción a más de 40 millones.[40]

Pandemia de COVID-19: Propagación internacional[editar]

La alerta de la Organización Mundial de la Salud, aun sin conocerse todavía si era posible el contagio de persona a persona, hizo que se dispararan las alarmas en otros países asiáticos en los que en 2003 sufrieron el brote de SARS. Regiones y países cercanos a China pusieron en marcha los escaneos por infrarrojos a viajeros.[41]

El 13 de enero la OMS informó sobre el entonces primer caso confirmado fuera de China. Una mujer china de 61 años vecina de Wuhan que el 8 de enero viajó en vuelo directo de Wuhan a Tailandia en compañía de cinco miembros de su familia en un grupo de dieciséis personas. Fue detectada en el aeropuerto de Suvarnabhumi (BKK) al presentar fiebre alta. Hospitalizada, el 12 de enero dio «positivo por coronavirus por reacción en cadena de la transcriptasa-polimerasa inversa (RT-PCR)». «Informó de que había visitado regularmente un mercado local de productos frescos en Wuhan antes de la aparición de la enfermedad el 5 de enero de 2020. Sin embargo, no informó de que hubiera visitado el Mercado Mayorista de Mariscos del Sur de China, donde se detectaron la mayoría de los casos».[42][43]

Según posteriores informaciones en medios de comunicación, el COVID-19 ya estaría presente en Europa en diciembre: en París según El Periódico[44]​ y en Milán y Turín según El País.[45]

La Comisión Nacional de Salud de China confirmó el 20 de enero de 2020 que el nuevo coronavirus se transmitía entre humanos.[46]​ Al mismo tiempo, empezaron a darse casos de la enfermedad entre personal sanitario y el virus saltó a Corea del Sur.[47]​ La OMS advirtió de que podría originarse una epidemia internacional,[48]​ temor que se incrementó por la cercanía de las celebraciones del Año Nuevo Chino, durante las cuales muchos millones de personas se desplazan de una provincia a otra.[49]

Cuarentenas y toques de queda[editar]

De izquierda a derecha y de arriba abajo el desarrollo de la cuarentena en varios países: Camillas en un centro médico de Wuhan (República Popular China), calles de Lima (Perú), Madrid (España), limpieza en Teherán (Irán), Manila (Filipinas) y paralización total en Ciudad de México (México).

La cuarentena, restricción a la movilidad nocturna y aislamiento por la pandemia de COVID-19 son las acciones generadas por los recortes de libertades decretados en varias partes del mundo, con el fin de controlar la expansión de la enfermedad del COVID-19.[50]

Los gobiernos nacionales o regionales ordenaron el cierre de establecimientos no esenciales, y que los ciudadanos permanezcan en sus hogares, saliendo únicamente para trabajar —si estuviese exceptuado— o para adquirir necesidades básicas (alimentos, medicinas, etc.), afectando en parte la salud mental e inclusive física, debido al cierre de gimnasios y la restricción de realizar actividades deportivas.

Ha afectado a más de la mitad de la población mundial, y ha provocado que muchas industrias, fábricas y empresas de todo tipo reduzcan su actividad habitual, trabajen en condiciones restringidas; e incluso cesen temporal o definitivamente sus actividades, especialmente en establecimientos no esenciales como ser: restaurantes, bares, centros educativos, centros comerciales, cines, negocios minoristas y toda actividad o evento que implique aglomeraciones; causando por ende un gran impacto socioeconómico en gran parte del mundo. De esta forma, la COVID-19 ha generado un descenso muy brusco del número de ocupados durante el primer semestre de 2020, más fuerte en las mujeres que en los hombres.[51]​ Aunque hasta ahora se mantiene la representatividad de hombres y mujeres en los sectores en su conjunto, sí se observa un efecto composición en las mujeres ocupadas, que reducen su peso en la hostelería frente a una subida en las actividades sanitarias y de servicios sociales.[51]​ Son precisamente los sectores con peor comportamiento en términos de empleo los que han aumentado en mayor medida la representatividad de las mujeres[51]​.

En cuanto a consecuencias de la cuarentena para las mujeres, por desgracia, las situaciones de emergencia, las catástrofes de origen natural o no, tienen como resultado el aumento de la violencia hacia las mujeres. El confinamiento dentro de los hogares por varios días, la frustración y el estrés por razones económicas, el aumento de la ansiedad por la sobreexposición de información en medios de comunicación y redes son factores que pueden aumentar las situaciones de violencia. Las políticas públicas de violencia basada en género deberían ya promover protocolos de actuación para esta emergencia. [52]

Si bien hay varios tipos de cuarentena en diferentes países del mundo (como la nacional, o la parcial: que va por ciudades y/o regiones); estas cuarentenas por lo general en principio implican un aislamiento estricto y suspensión de la mayoría de las actividades no esenciales, para luego ir desescalando o flexibilizando las medidas y retornar paulatinamente a la normalidad con las medidas de prevención, como son el distanciamiento físico, evitar aglomeraciones, la higienización de las manos, el uso de la mascarilla, entre otros.

La primera cuarentena directa por la pandemia de COVID-19 tuvo lugar en la República Popular China, cuando el gobierno ordenó el encierro de la provincia de Hubei el 23 de enero de 2020 que incluía a Wuhan, ciudad en donde apareció el SARS-CoV-2 que origina la enfermedad.

En lo que respecta al rumbo ambiental, las emisiones de gases de dióxido de nitrógeno cayeron a niveles mínimos históricos a 6 % a nivel mundial repartido entre las producciones cesadas en China y la Unión Europea.[53]​ Provocó la caída del precio del petróleo a 1,8 millones en barriles de crudo, según Rystad Energy.[54]​ En varios países se abrieron museos virtuales a causa del confinamiento, para distraer a la población.[55]Discord registró una caída el 16 de marzo por su excesivo uso durante la pandemia.[56]

Algunos países de Europa están viviendo la segunda oleada de casos por coronavirus en aumento desde mediados de octubre de 2020 como el caso de Francia, Países Bajos, Reino Unido, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Malta, Rumanía, Eslovenia, Irlanda, Grecia, Italia, Austria entre otros que están tomando medidas como la restricción a la movilidad nocturna, cierre de bares, restaurantes, cines y actividades comerciales no esenciales, uso obligatorio de mascarillas, prohibición de reuniones sociales. Otros países como España están viviendo su tercera oleada.

Guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita[editar]

Movimiento del precio del WTI a partir de 2019. El 20 de abril de 2020 los precios cayeron por debajo de cero por primera vez en la historia.[57]

El 8 de marzo de 2020, Arabia Saudita inició una guerra de precios con Rusia, lo que provocó una caída importante en el precio del petróleo. El precio del petróleo de los Estados Unidos cayó un 34 %, el precio del crudo cayó un 26 % y el del petróleo Brent un 24 %.[58]​ La guerra de precios fue provocada por una ruptura en el diálogo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y Rusia sobre los recortes de producción de petróleo propuestos en medio de la pandemia de coronavirus 2019-20. Los precios del petróleo ya habían caído un 30 % desde el comienzo del año debido a una caída en la demanda.[59]​ La caída de los precios fue una de las causas del colapso del mercado de valores global el 9 de marzo de 2020, conocido coloquialmente como Lunes negro.

La reducción en la demanda de viajes y la falta de actividad fabril debido al brote impactaron significativamente la demanda de petróleo, haciendo que su precio cayera.[60]​ A mediados de febrero, la Agencia Internacional de Energía pronosticó que el crecimiento de la demanda de petróleo en 2020 sería el más pequeño desde 2011.[61]​ La caída de la demanda china resultó en una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para discutir un posible recorte en la producción para equilibrar la pérdida de demanda.[62]​ Inicialmente, el cartel llegó a un acuerdo tentativo para reducir la producción de petróleo en 1,5 millones de barriles por día después de una reunión en Viena el 5 de marzo de 2020, lo que llevaría los niveles de producción al nivel más bajo desde la guerra de Irak.[63]

El 8 de marzo de 2020, Arabia Saudita anunció inesperadamente que aumentaría la producción de petróleo crudo y lo vendería con un descuento (de $ 6 a 8 por barril) a clientes en Asia, Estados Unidos y Europa, luego del colapso de las negociaciones mientras Rusia se resistía la llamada a cortar la producción. Los mayores descuentos se dirigieron a clientes petroleros rusos en el noroeste de Europa.[64]​ Antes del anuncio, el precio del petróleo había bajado más de un 30 % desde el comienzo del año, y tras el anuncio de Arabia Saudita, cayó un 30% más, aunque luego se recuperó un poco.[65][66]​ Brent Crude, que solía cotizar dos tercios de los suministros mundiales de petróleo crudo, experimentó la mayor caída desde la Guerra del Golfo de 1991 en la noche del 8 de marzo. Además, el precio del West Texas Intermediate cayó a su nivel más bajo desde febrero de 2016.[67]​ El experto en energía Bob McNally señaló: «Esta es la primera vez desde 1930 y 1931 que un choque masivo de demanda negativa ha coincidido con un choque de oferta» en ese caso, fue la Ley de Aranceles Smoot-Hawley que precipitó un colapso en el comercio internacional durante la Gran Depresión, coincidiendo con el descubrimiento del Campo Petrolífero del Este de Texas durante el auge petrolero de Texas.[68]​ Los temores de la guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita causaron una caída en las existencias estadounidenses y han tenido un impacto particular en los productores estadounidenses de petróleo de esquisto bituminoso.[69]

Colapso del mercado de valores en 2020[editar]

Movimiento del Dow Jones Industrial Average entre diciembre de 2019 y marzo de 2020, que muestra el máximo histórico en febrero, y el desplome en febrero y marzo durante la pandemia del COVID-19.

El colapso del mercado de valores de 2020 fue un colapso global del mercado de valores que ocurrió entre febrero y abril de 2020, durante el inicio de la pandemia de coronavirus de 2020.[70][71][72]

El promedio industrial Dow Jones, el índice S&P 500 y el NASDAQ-100 cayeron en una corrección el 27 de febrero durante una de las peores semanas de negociación desde la crisis financiera de 2007-08.[73][74]​ Los mercados durante la semana siguiente (del 2 al 6 de marzo) se volvieron extremadamente volátiles, con oscilaciones del 3 % o más por sesión diaria (excepto el 6 de marzo).[75][76]​ El 9 de marzo, los tres índices de Wall Street cayeron más del 7 % y la mayoría de los mercados mundiales reportaron severas contracciones, principalmente en respuesta a la guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudí.[77][78]​ Esto se conoció coloquialmente como Lunes Negro (Black Monday en inglés), y fue la peor caída desde la Gran Recesión en 2008.[79][80]​ Tres días después del Black Monday hubo otra caída, Jueves Negro (Black Thursday en inglés), donde las acciones en Europa y América del Norte cayeron más del 9 %. Wall Street experimentó su mayor caída porcentual en un solo día desde el Lunes Negro de 1987, y el FTSE MIB cayó casi un 17 %, convirtiéndose en el mercado más afectado durante el Jueves Negro.[81][82][83]

A mitad de marzo la gravedad de la crisis obligó a intervenir a los gobiernos y a los Bancos Centrales a través de la política monetaria y la fiscal para evitar el colapso definitivo de la economía.[84][85]

Impacto financiero[editar]

Movimiento del precio del WTI a partir de 2019. El 20 de abril de 2020 los precios cayeron por debajo de cero por primera vez en la historia.
La crisis financiera asociada con la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020 tiene un impacto amplio y severo en los mercados financieros, incluidos los mercados de acciones, bonos y materias primas (incluidos el petróleo crudo y el oro). Los principales eventos incluyeron una guerra de precios del petróleo descrita entre Rusia y Arabia Saudita después de no alcanzar un acuerdo con la OPEP+ que resultó en un colapso de los precios del petróleo crudo y el colapso del mercado de valores en marzo de 2020. Los efectos sobre los mercados son parte de la recesión del coronavirus y entre los muchos impactos socioeconómicos de la pandemia.

Impacto logístico POST-COVID[editar]

Independiente a datos de crisis económicas, en realidad existió un pequeño impulso en las PYMES dentro de México, pero únicamente enfocadas al sector logístico aprovechando todo el tema de envíos a domicilio; Aunque si bien realmente la competitividad del sector ha incrementado considerablemente en la época existen algunos casos específicos que han aprovechado un sector básicamente sin tomar en cuenta por otras empresas ya existentes a este ámbito, por ejemplo, las empresas de estados como Morelia, Tlaxcala y Querétaro han comenzado ofrecer este tipo de servicios, pero como se menciona anteriormente, únicamente enfocada al transporte y rutas, ya que se demostró que se está impulsando el sector de envíos a domicilio. Incluso surgen nuevas empresas como el caso de Sabrosón S.A de C.V, que es una aplicación enfocada a pedir comida a domicilio, aunque su fundación data de toda la época COVID, dada la necesidad de satisfacer ese sector en un estado con poca competencia en el sector envíos en tiempo corto, lo que demuestra a simple vista lo importante de satisfacer esa necesidad de atención a los clientes en la época reciente de pandemia.

Impactos sociales[editar]

En los sistemas de salud[editar]

Gráfico del aumento de defunciones por COVID-19 desde enero a abril de 2020 según los datos de la Organización Mundial de la Salud a nivel mundial.

El colapso sanitario de 2020 es el desbordamiento acaecido en los sistemas hospitalarios de diversos países del mundo a raíz de la pandemia de COVID-19.[86]​ El virus ha puesto tales sistemas al límite, provocando que se vieran sobrepasados y paralizados, especialmente por insuficiencia de la infraestructura, el personal y los medios necesarios para afrontar las circunstancias epidemiológicas. La misma Organización Mundial de la Salud informó de que las muertes por enfermedades tratables pueden «aumentar drásticamente»,[87]​ el colapso también afecto a otros campos como la sobrepoblación en campo santos y la saturación de los servicios funerarios.[88][89][90]

Uno de los principales puntos que mostraron el colapso, fue el desbordamiento de cadáveres en calles de Wuhan (China),[91]Guayaquil y Quito (Ecuador),[92]​ así como la excavación de fosa comunes, morgues provisionales y sepulturas e incineraciones en masa en países como Estados Unidos,[93]Brasil,[94]Italia[95]​ e Irán.[96]​ En el continente americano los sistemas de salud ya se encontraban en una frágil crisis por la epidemia de dengue de 2019-2020 según la Organización Panamericana de la Salud, que continúa paralelamente a la pandemia de coronavirus.[97]

En la salud[editar]

La salud mental durante la pandemia de enfermedad por coronavirus se ha visto afectada alrededor del mundo.[98]El COVID-19 está impactando los trabajos e ingresos de las personas, también afectando su capacidad social, la confianza puesta en personas e instituciones, causando así también, un largo plazo de ansiedad, estrés y preocupación.[99]

Especialmente en las mujeres, la pandemia está impactando negativamente en su salud física y mental. Esto se debe a su continua exposición al contagio. Por ejemplo, una de las medidas propuestas para evitar el contagio es la suspensión de las clases durante al menos 14 días. Al suceder esto, los niños tienen que permanecer en casa y la mayoría de las personas que se ocupan de ellos son mujeres, ya sean sus propias madres o las cuidadoras contratadas.[cita requerida]

Lo mismo sucede con el cuidado de personas con patologías o ancianos, deben ser supervisados por otras personas de las cuales el 64% suelen ser mujeres.[100]

Es necesario prestar atención y tomar medidas para prevenir problemas de salud mental y el síndrome postraumático, especialmente en mujeres, se ha convertido ya en una necesidad.[101]

Violencia doméstica[editar]

Más del 70% de las asociaciones del CIE han documentado casos de violencia o discriminación contra los trabajadores de la salud de primera línea en la lucha contra el COVID-19. Se han observado represalias dentro de las comunidades después de informes falsos de que los trabajadores de la salud portan y propagan el virus. En particular, se ha informado de un número creciente de ataques contra enfermeras en México: por ejemplo, una enfermera fue rociada con lejía en la calle, las casas y vehículos de los trabajadores de la salud fueron quemados y fueron agredidos físicamente.[102]

Debido a la mayor tensión en una casa durante una pandemia, las niñas y las mujeres tienen probabilidades de experimentar un mayor riesgo de violencia de sus parejas y de violencia doméstica.[103][104][105]​En Kosovo se ha producido un aumento del 17% de la violencia de género durante la pandemia.[106]​ Durante los períodos de cuarentena, las mujeres que experimentan violencia tienen acceso limitado a servicios protectores.[107][108]​ En los Países Bajos, el número de las llamadas a los centros de abuso de menores aumentaron un 76% en febrero de 2020 comparado con el año anterior.[109]​ La pandemia no solo ha colapsado servicios de salud, sino también refugios para estas víctimas. ONU Mujeres informa de forma actualizada sobre estos problemas y apoya los programas para luchar contra la violencia de género.[110]​ Durante la pandemia están tratando de prevenir esta violencia y facilitar el acceso a los servicios esenciales, como los servicios de salud o líneas de atención para ayudar a víctimas de violencia doméstica.[110]​ ONU Mujeres se dedica a compartir formas de ayudar a estas mujeres y niñas, como por ejemplo a través de donaciones, por difusión de noticias en redes sociales o por subscripción electrónica para estar al día de las novedades de ONU Mujeres.[110]

Violencia de género en países en vías de desarrollo[editar]

Los factores y condiciones mencionados en el primer párrafo de esta sección son duros de por si para las mujeres. Uno de los ejemplos de esta realidad es la convivencia constante con sus maltratadores debido al confinamiento domiciliario impuesto por gobiernos de todo el mundo. República Dominicana, un país latinoamericano en vías de desarrollo, donde las mujeres que sufren violencia de género han visto agravada la situación durante el confinamiento. Antes de la pandemia y en el siguiente lapso de tiempo: de 2005 a 2015, el país ha registrado 1295 víctimas por violencia de género. Aunque, en 2019 se registraron únicamente 69 víctimas sigue siendo una cifra notable. Algunos de los condicionantes, que durante la pandemia propiciaron esta situación son los siguientes: los hombres, al igual que el resto del núcleo familiar y convivientes están en las casas durante todo el día (esto significa que las mujeres que sufrían o sufren violencia de género estarían 24 horas al día con sus maltratadores sin posibilidad de salir de casa), gran parte de las casas con recursos limitados, muy limitados o sin recursos (el 46% de las casas en este país no recibe agua potable en el interior de su vivienda);ver datos pobreza: República Dominicana y, por último, la ausencia de políticas integrales que defiendan los derechos del trabajo debidamente, aspecto que carga directamente contra las mujeres trabajadoras. Otras formas de violencia, como los matrimonios preconcertados y forzados se han visto incrementadas junto a una posible agravación de las violencias conyugales, paralelamente al resurgimiento y aumento de la frecuencia de prácticas como las mutilaciones genitales femeninas. [111]

A su vez, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresa su preocupación por el impacto que está teniendo la pandemia de COVID-19 en cuanto a la vida y los derechos de mujeres y niñas refugiadas y migrantes.[112]

Entre los casos más alarmantes, el impacto de la pandemia ha tenido consecuencias terribles que han aumentado los casos de violencia machista, violencia doméstica, matrimonios forzados y de trabajo infantil.[112]

En relación a la violencia, los matrimonios forzados y la explotación sexual de mujeres migrantes y refugiadas, Gillian Triggs, comisaria adjunta en ACNUR para la Protección Internacional, afirma que los efectos de la pandemia son desastrosos también para las niñas ya que se ven forzadas a dejar su educación para trabajar, ser vendidas u obligadas a casarse. Un total de 13 millones de niñas corren el riesgo de contraer un matrimonio forzado como consecuencia de la pandemia. [112]

ONU Mujeres organizó del 25 de mayo al 5 de julio de 2020, en nombre del Grupo de Trabajo sobre Género de la UN Global Counter-Terrorism Coordination Compact una reunión digital global  para recoger las opiniones de la sociedad civil sobre el nivel al que afecta el extremismo violento respecto a las dimensiones de género. Los participantes afirmaron que la pandemia de COVID-19 agravó las desigualdades de género existentes. Asimismo, resaltaron la necesidad de cambiar la perspectiva a la hora de abordar el extremismo violento y el terrorismo, así como de invertir en iniciativas que promuevan la igualdad de género y los derechos humanos dentro de las comunidades.

Este último párrafo es un extracto de https://reliefweb.int/report/world/promoting-peace-and-protecting-women-s-rights-contexts-affected-violent-extremism

En el funcionamiento de Internet[editar]

El #Yomequedoencasa es originario de España y se expandió a algunos países hispanoamericanos,[113]​ el movimiento vía redes sociales busca promover la inmovilización social para evitar el avance de la pandemia de COVID-19.[114]

El impacto en internet de la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020 es un fenómeno producido por el incremento de la transferencia de información por este medio. Se debe a la mayor utilización de servicios en línea, relacionados con el ocio, la enseñanza y el teletrabajo, por parte de los ciudadanos a causa de la cuarentena establecida en numerosos países.[115]

Como consecuencia de este incremento en la transferencia de información, la velocidad y disponibilidad de internet se han visto afectadas en algunos lugares. Al mismo tiempo, algunos gobiernos y organizaciones han pedido a sus ciudadanos hacer un uso responsable de la red,[116][117]​ y obtenido de los grandes distribuidores de vídeos por internet una reducción de la calidad de imagen para ahorrar ancho de banda.[118]

También es importante mencionar que muchas ciudades tuvieron que mejorar en cuestión de lo que es la digitalización, se podría decir que fue el empujón para dicha revolución, en la mayoría de partes del mundo las escuelas suspendieron actividades, para retomarlas 2 meses después aproximadamente de una manera virtual, aun no se sabe con total certeza cuando regresaran los estudiantes a la normalidad pero parece que puede alcanzar a ver la luz al final del túnel.

En la religión[editar]

Un sacerdote católico celebra la eucaristía en un templo vacío mientras la retransmite por Internet.

La pandemia de COVID-19 ha impactado en la religión de varias maneras, incluida la cancelación de las celebraciones de diversas religiones, el cierre de las escuelas dominicales, así como la cancelación de peregrinaciones en torno a celebraciones y festivales.[119]​ Muchas iglesias, sinagogas, mezquitas y templos están ofreciendo culto a través de transmisiones en vivo durante de la pandemia.[120]

Las organizaciones religiosas han colaborado a paliar los efectos de la pandemia realizando donaciones económicas, de material sanitario o de alimentos. Se han enviado suministros de desinfección, respiradores purificadores de aire, protectores faciales, guantes, reactivos de detección de ácido nucleico de coronavirus, ventiladores, monitores de pacientes, bombas de jeringa, bombas de infusión y alimentos a las áreas afectadas, [121]​ e incluso han ofrecido pruebas gratuitas de COVID-19 al público.[122]​ Surgieron iniciativas para ofrecer escucha psicológica o acompañamiento a personas que se encontraban solas durante la cuarentena. También se pusieron a disposición de las autoridades civiles edificios religiosos para su uso como albergues u hospitales improvisados.

Los partidarios de muchas religiones se han reunido para rezar por el fin de la pandemia de COVID-19, para que Dios ayude a los afectados y dé a los médicos y científicos la sabiduría para combatir la enfermedad;[123][124][125]​ En los Estados Unidos, el presidente Donald Trump designó el 15 de marzo de 2020 como un Día Nacional de Oración para que los estadounidenses busquen la ayuda de Dios en medio de la pandemia.[126][127]​ El 27 de marzo, el papa Francisco presidió un momento extraordinario de oración en el atrio de la Basílica de San Pedro, en el que impartió la bendición Urbi et orbi.[128]

En el medio ambiente[editar]

Las imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA muestran una gran reducción de la contaminación en Wuhan, China, al comparar los niveles de NO2 a principios de 2019 (arriba) y a principios de 2020 (abajo).[129]
La disrupción global causada por la pandemia de COVID-19 ha causado numerosos efectos en el medio ambiente y el clima. Debido al cese de la actividad, se ha confirmado una importante disminución de dióxido de nitrógeno (NO2), una de las principales sustancias emitidas por el transporte y la industria. [130]​ La severa disminución de la movilidad ha hecho que muchas regiones hayan experimentado una reducción en la contaminación del aire.[131]​ En China, el confinamiento y otras medidas resultaron en una reducción de las emisiones de partículas, que podrían haber evitado al menos 77.000 fallecimientos en dos meses,[132]​ así como una bajada de un 25% de las emisiones de dióxido de carbono.[133]​ Aun así, la pandemia también ha interrumpido algunas iniciativas de diplomacia medioambiental, causando la postergación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 2020.[134]

En la alimentación[editar]

La pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020 ha impactado sobre la producción y distribución de alimentos, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria de vastos sectores de la población de la mayoría de los países.[135]

El sistema de abastecimiento y distribución de alimentos consta de varias etapas, necesarias para que los productos básicos no elaborados en su lugar de origen lleguen a los consumidores finales.[136]​ La interrupción de cualquiera de las etapas, —por ejemplo el transporte, la elaboración en plantas manufactureras, la distribución mayorista y minorista—, afecta a la totalidad del sistema.[137]

La gran mayoría de las estrategias diseñadas para minimizar los impactos negativos de la pandemia están relacionadas con la asistencia y la protección de los diversos actores de la cadena de suministros de alimentos, que incluyen a los productores de bienes primarios, las industrias de elaboración de productos, los mercados locales de abastecimiento y la logística que enlaza a todo el sistema.[138]​ La asistencia directa e inmediata a las poblaciones vulnerables[139]​ y la coordinación de políticas entre los distintos gobiernos son algunas de las medidas propuestas a fin de evitar la crisis alimentaria a escala global.[140]

En la educación[editar]

En respuesta a la pandemia, escuelas de todo el mundo suspendieron las actividades presenciales y los estudiantes comenzaron a tomar clases en línea desde sus hogares como se ve aquí con un estudiante de México,[141][142][143]​ país en el que la enfermedad hizo que la deserción escolar aumentara a 5,2 millones por falta de dinero o recursos.[144]

La pandemia de COVID-19 ha afectado a los sistemas educativos en todo el mundo. Casi la totalidad de instituciones educativas de todos los niveles debieron cancelar sus actividades presenciales, en cumplimiento de las disposiciones adoptadas por las autoridades de los distintos países, tendientes a disminuir la propagación de la pandemia y sus consecuencias fatales.

Según un informe de UNICEF, a inicios de mayo de 2020 aproximadamente 1287 millones, un 90% del total de estudiantes del mundo, estaban afectados debido al cierre de instituciones educativas, 182 países continuaban la interrupción total de los servicios de educación y 8 lo hacían parcialmente de modo local en distintas jurisdicciones.[145]

De esta manera, millones de niñas, niños, jóvenes y adultos tuvieron que enfrentarse a una serie de obstáculos directamente relacionados con su nivel de conocimientos en tecnología de la información y las comunicaciones (TIC). Según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), compartidos por el Sistema de Información de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de México , sólo el 34.4% de la población de los Estados Unidos Mexicanos sabe cómo enviar y recibir un correo electrónico. Las mismas encuestas arrojan que únicamente el 36.3% sabe crear archivos de texto. [146]​ Siendo estas dos herramientas más que necesarias para la educación a distancia o en línea en tiempos de COVID-19.

El cierre de escuelas en respuesta a COVID-19 ha arrojado luz sobre diversos problemas sociales y económicos[147]​, incluida la deuda estudiantil,[148]​ el aprendizaje digital,[149][150]​ la inseguridad alimentaria,[151]​ la carencia de un lugar permanente para residir,[152][153]​ el acceso a servicios de salud,[154]​ el acceso a internet,[155]​ los servicios destinados a personas con alguna discapacidad,[156]​ entre otros. El impacto ha sido especialmente negativo en las niñas y chicas jóvenes, especialmente aquellas con diversidad funcional o que viven en espacios rurales, pobres o aislados, dado que suelen abandonar los estudios antes para poder dedicarse al trabajo doméstico. Para solucionar los problemas económicos familiares, se vuelven más vulnerables al matrimonio infantil y otras formas de violencia.[157]

En respuesta al cierre de escuelas, la UNESCO recomendó el uso de programas de aprendizaje a distancia y aplicaciones y plataformas educativas abiertas [158]​que las escuelas y los maestros pueden utilizar para llegar a los alumnos de forma remota y limitar la interrupción de la educación.[159]​ Algo menos de 100 países adoptaron alguna forma no presencial o digital a fin de no interrumpir totalmente la continuidad de los procesos de enseñanza - aprendizaje. Un número similar de países optaron por mantener el cierre de los establecimientos hasta que las tasas de propagación bajaran a límites no riesgosos.[160]

La pandemia de enfermedad por coronavirus puede profundizar la crisis de aprendizaje global,[161]​ e incrementar significativamente el número de estudiantes afectados por «pobreza educativa». Más del 50% de los niños de países de ingresos medios o bajos se encuentran en esa situación.[162]​ La desigualdad educativa ya existente puede incrementarse exponencialmente debido a las diferencias en el acceso a elementos básicos como un escritorio donde realizar las tareas o el instrumental tecnológico, sumada a las diferencias del nivel educativo alcanzado por los padres o cuidadores, responsables en esta instancia de apoyar el proceso de aprendizaje de los niños.[163]

En la aviación[editar]

Vuelo casi vacío de Pekín a Los Ángeles, 15 de marzo de 2020.
Desinfección de un avión, 6 de marzo de 2020.

La pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020 ha tenido un impacto significativo en la industria de la aviación debido a las restricciones de viaje resultantes así como por la reducción de la demanda de vuelos. Lo anterior ha ocasionado que los aviones vuelen vacíos entre aeropuertos, se hayan cancelado vuelos, se hayan cerrado aeropuertos y que la gran mayoría de aviones se encuentren en tierra. Las aerolíneas han jugado un papel directo en la forma en que la enfermedad COVID-19 se propagado alrededor del mundo.[164][165]

De acuerdo al cuarto informe de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo del 14 de abril de 2020, se estima una reducción de ingresos del 55 % a nivel global para el 2020 por venta de pasajes.[166]​Los fabricantes de aviones y los operadores de aeropuertos también han despedido empleados. Según algunos comentaristas[167]​, la crisis resultante es la peor jamás encontrada en la historia de la aviación.

Sinofobia y sentimiento antiasiático[editar]

#NoSoyUnVirus, versión en español de la campaña en redes sociales y plataformas digitales contra el sentimiento antichino que se originó a raíz de la epidemia de coronavirus.[168]
La sinofobia y sentimiento antiasiático por la pandemia de COVID-19 representa un aumento de prejuicio, xenofobia y racismo contra el pueblo chino, así como otros de Asia Oriental en varias partes del mundo, especialmente en Occidente y entre naciones asiáticas.[169][170][171][172]

Aplazamiento o cancelación de eventos deportivos, religiosos, políticos y culturales[editar]

Se ha dado la cancelación de todo tipo de eventos, por una razón fundamental e importante, y es que en estos eventos se da la aglomeración de gente que conllevaría al aumento de posibilidades de contraer esta enfermedad, entonces los estados de diferentes países están tomando esta como una medida más a la lista, para evitar la propagación del Covid-19.

Véase también[editar]

Voluntarios de protección civil realizan controles de salud en el Aeropuerto de Bolonia, Italia.

Referencias[editar]

  1. «Impacto económico del coronavirus». El Mundo. 6 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  2. «¿Qué tan grave es el “Gran Confinamiento”, según el FMI?». Cointelegraph. Consultado el 22 de abril de 2020. 
  3. «gran confinamiento, mayúsculas y minúsculas» (en inglés). Madrid: Fundéu BBVA. 20 de abril de 2020. Consultado el 11 de junio de 2020. 
  4. de 2020 13:15, Mundo8 de junio. «La pandemia provocará la crisis mundial más extendida desde 1870, advierte BM». www.lanacion.com.py. Consultado el 26 de junio de 2020. 
  5. «FDA anticipates disruptions, shortages as China outbreak plays out». FiercePharma (en inglés). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  6. Strumpf, Dan (31 de enero de 2020). «Tech Sector Fears Supply Delays as Effects of Virus Ripple Through China». Wall Street Journal (en inglés estadounidense). ISSN 0099-9660. Archivado desde el original el 31 de enero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  7. Shih, Willy. «COVID-19 And Global Supply Chains: Watch Out For Bullwhip Effects». Forbes (en inglés). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  8. Wong, Sue-Lin (7 de marzo de 2020). «China exports plummet by 17% as coronavirus takes its toll». Financial Times. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  9. «Bloomberg - Are you a robot?». www.bloomberg.com. Archivado desde el original el 25 de febrero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  10. «Viral hysteria: Hong Kong panic buying sparks run on toilet paper». CNA (en inglés). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  11. Rummler, Orion. «Household basics are scarce in Hong Kong under coronavirus lockdown». Axios (en inglés). Archivado desde el original el 26 de febrero de 2020. Consultado el 26 de febrero de 2020. 
  12. Noticias ONU (1 de abril de 2020). «El coronavirus puede disminuir la economía mundial en casi un 1% este año.». 
  13. Women, U. N. «How COVID-19 impacts women and girls». interactive.unwomen.org (en inglés). Consultado el 16 de abril de 2021. 
  14. Business, Rob McLean, Laura He and Anneken Tappe, CNN. «Dow plunges 1,000 points as coronavirus cases surge in South Korea and Italy». CNN. Archivado desde el original el 27 de febrero de 2020. Consultado el 27 de febrero de 2020. 
  15. «FTSE 100 plunges 3.7 per cent as Italy confirms sixth coronavirus death». CityAM. 24 de febrero de 2020. Archivado desde el original el 25 de febrero de 2020. Consultado el 27 de febrero de 2020. 
  16. Smith, Elliot (28 de febrero de 2020). «Global stocks head for worst week since the financial crisis amid fears of a possible pandemic». CNBC. Archivado desde el original el 28 de febrero de 2020. Consultado el 28 de febrero de 2020. 
  17. Imbert, Fred; Huang, Eustance (27 de febrero de 2020). «Dow falls 350 points Friday to cap the worst week for Wall Street since the financial crisis». CNBC. Archivado desde el original el 28 de febrero de 2020. Consultado el 28 de febrero de 2020. 
  18. Smith, Elliot (28 de febrero de 2020). «European stocks fall 12% on the week as coronavirus grips markets». CNBC. Archivado desde el original el 28 de febrero de 2020. Consultado el 28 de febrero de 2020. 
  19. El pánico hunde unas Bolsas en caída libre: el Ibex se desploma un 14,06%, el mayor batacazo de su historia, El País (12 de marzo de 2020)
  20. Avishai, Bernard. «The Pandemic Isn’t a Black Swan but a Portent of a More Fragile Global System». The New Yorker (en inglés estadounidense). Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  21. La reacción de los gobiernos y bancos centrales evita otra sangría en el Ibex, El Confidencial (20 de marzo de 2020).
  22. Masivas ayudas de gobiernos y bancos centrales permitieron que mercados lograran cerrar en verde, BiobioChile (20 de marzo de 2020)
  23. Klebnikov, Sergei. «S&P 500 Turns Positive, Fully Recovering Coronavirus Losses». Forbes (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  24. Fariza, Ignacio (7 de diciembre de 2020). «Los bancos centrales alertan de la asimetría entre Bolsas y PIB tras el noviembre récord en los mercados». EL PAÍS. Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  25. «El precio del oro alcanza un máximo histórico en medio de los temores sobre la economía». CNN. 27 de julio de 2020. Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  26. Sánchez, Álvaro (17 de diciembre de 2020). «El bitcoin pulveriza sus máximos históricos por encima de 23.000 dólares». EL PAÍS. Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  27. Aranda, José Luis (31 de diciembre de 2020). «El Ibex 35 cierre el peor año en una década, pese al récord para Wall Street y Fráncfort». EL PAÍS. Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  28. Aranda, Gorka R. Pérez, José Luis (31 de diciembre de 2020). «La pandemia dispara las fortunas de los más ricos del planeta». EL PAÍS. Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  29. «Archived copy». Archivado desde el original el 5 de marzo de 2020. Consultado el 3 de marzo de 2020. 
  30. Castellanos-Torres, Esther; Mateos, José Tomás; Chilet-Rosell, Elisa (3 de marzo de 2021). «COVID-19 en clave de género». Gaceta Sanitaria 34: 419-421. ISSN 0213-9111. doi:10.1016/j.gaceta.2020.04.007. Consultado el 13 de abril de 2021. 
  31. Román, Silvia (31 de enero de 2020). «Brexit: 1.317 días de desencuentros». El Mundo. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  32. a b Oliveras, Eliseo (1 de febrero de 2020). «Una nueva UE por reinventar». El Periódico. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  33. «Acuerdo post Brexit se convierte en ley en Reino Unido tras su aprobación en la Cámara Alta y la firma real». Nius Diario. Consultado el 1 de enero de 2021. 
  34. Franke, Ulrike Esther (28 de diciembre de 2020). «No hay Brexit que valga: por qué UK seguirá colaborando con la UE en temas de defensa». El Confidencial. Consultado el 31 de diciembre de 2020. 
  35. Qin, Amy (10 de enero de 2020). «China Reports First Death From New Virus». The New York Times. ISSN 0362-4331. Consultado el 23 de enero de 2020. 
  36. a b «Lockdowns rise as China tries to control virus». United Kingdom: BBC. 23 de enero de 2020. Consultado el 23 de enero de 2020. 
  37. www.ntdtv.com (en chinese). 23 de enero de 2020 https://www.ntdtv.com/gb/2020/01/23/a102758809.html |url= sin título (ayuda). Consultado el 23 de enero de 2020.  Parámetro desconocido |script-title= ignorado (ayuda)
  38. (en zh-Hant-TW). Taiwan: Liberty Times. 23 de enero de 2020 https://news.ltn.com.tw/news/world/breakingnews/3048974. Consultado el 23 de enero de 2020.  Falta el |título= (ayuda)
  39. Regan, Helen. «Wuhan virus spreads as China puts cities on lockdown and scraps New Year celebrations». CNN. Consultado el 23 de enero de 2020. 
  40. «武汉肺炎病毒持续扩散 湖北下令封15个城市 | DW | 24.01.2020» (en chinese). Germany: Deutsche Welle. Consultado el 25 de enero de 2020. 
  41. «Un estudio médico alerta de que la covid-19 circulaba por Europa ya en diciembre». elperiodico.com. Consultado el 20 de marzo de 2021. 
  42. Verdú, Daniel (19 de junio de 2020). «Un estudio de aguas residuales confirma que la covid-19 ya estaba en Italia en diciembre». EL PAÍS. Consultado el 20 de junio de 2020. 
  43. Así responden los países del mundo al brote de coronavirus. Publicado el 17 de marzo de 2020. Consultado el 18 de marzo de 2020.
  44. a b c «El Covid-19 dispara la brecha de género en el empleo hasta máximos desde el año 2007». Publicado el 1 de diciembre de 2020. 12 de abril de 2021. 
  45. «Coronavirus (Covid-19): una mirada desde la salud feminista». la diaria. 18 de marzo de 2020. Consultado el 26 de abril de 2021. 
  46. Los efectos inesperados de la cuarentena mundial: Emisiones de gases contaminantes caen a niveles históricos. Publicado el 17 de marzo de 2020. Consultado el 18 de marzo de 2020.
  47. Cuarentena desplomó consumo mundial de crudo en 1,8 millones de barriles diarios. Publicado el 17 de marzo de 2020. Consultado el 18 de marzo de 2020.
  48. Museos del Perú y el mundo abren sus puertas de manera virtual y gratuita durante la cuarentena. Publicado el 16 de marzo de 2020. Consultado el 18 de marzo de 2020.
  49. Discord sufre caída en medio de cuarentena por coronavirus. Publicado el 16 de marzo de 2020. Consultado el 18 de marzo de 2020.
  50. Sheppard, David; McCormick, Myles; Brower, Derek; Lockett, Hudson (20 de abril de 2020). «US oil price below zero for first time in history». Financial Times. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  51. Business, Matt Egan, CNN. «Oil crashes by most since 1991 as Saudi Arabia launches price war». CNN. Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  52. «Oil Prices, Stocks Plunge After Saudi Arabia Stuns World With Massive Discounts». NPR.org (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  53. «Oil prices fall as coronavirus spreads outside China». 29 de febrero de 2020. Archivado desde el original el 8 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  54. «Coronavirus set to knock oil demand growth to slowest since 2011». 13 de febrero de 2020. Archivado desde el original el 14 de febrero de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  55. Kollewe, Julia (4 de febrero de 2020). «Opec discusses coronavirus as Chinese oil demand slumps – as it happened». Archivado desde el original el 6 de febrero de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  56. Johnson, Keith (5 de marzo de 2020). «OPEC Tries to Forestall a Coronavirus Oil Collapse». Archivado desde el original el 7 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  57. «Saudi-Russian price war sends oil and stockmarkets crashing». 9 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  58. «Oil Prices, Stocks Plunge After Saudi Arabia Stuns World With Massive Discounts». 8 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 10 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  59. Stevens, Pippa (8 de marzo de 2020). «Oil prices plunge as much as 30% after OPEC deal failure sparks price war» (en inglés). Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  60. Telford, Taylor. «U.S. markets crater with stocks down more than 5 percent as coronavirus spreads». Washington Post (en inglés). Archivado desde el original el 8 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  61. Mufson, Steven. «Oil price war threatens widespread collateral damage». Washington Post (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  62. Egan, Matt (9 de marzo de 2020). «Oil crashes by most since 1991 as Saudi Arabia launches price war». Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  63. Samuelson, Robert J. (12 de marzo de 2020). «What Crash of 2020 Means». The Washington Post (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  64. Wearden (earlier), Graeme; Jolly (now), Jasper (12 de marzo de 2020). «Wall Street and FTSE 100 plunge on worst day since 1987 – as it happened». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  65. Williams, Sean (10 de marzo de 2020). «Stock Market Crash 2020: Everything You Need to Know». The Motley Fool (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  66. Menton, Jessica (27 de febrero de 2020). «Dow plunges 1,191 points, its biggest one-day point drop, as coronavirus fears escalate». USA TODAY (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  67. Peltz, James F. (27 de febrero de 2020). «Stock market enters a correction, down 10% from recent peak». Los Angeles Times (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  68. Associated Press (4 de marzo de 2020). «Asian shares rise following stimulus-led surge on Wall St». MyNorthwest. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  69. DeCambre, Mark (7 de marzo de 2020). de marzo de 2020 «Wild stock-market swings are ‘emotionally and intellectually wearing’ on Wall Street». MarketWatch (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  70. Partington, Richard; Wearden, Graeme (9 de marzo de 2020). «Global stock markets post biggest falls since 2008 financial crisis». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 15 de marzo de 2020. 
  71. Business, Laura He, Clare Duffy and Julia Horowitz, CNN. «US stocks halted after falling 7%. Global stocks plunge as oil crashes and coronavirus fear spreads». CNN. Consultado el 15 de marzo de 2020. 
  72. Prynn, Jonathon; English, Simon; Murphy, Joe (9 de marzo de 2020). «Black Monday: Fourth biggest City fall as virus panic hits markets». Evening Standard (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  73. Partington, Richard; Wearden, Graeme (9 de marzo de 2020). «Global stock markets post biggest falls since 2008 financial crisis». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  74. «Milan bourse closes almost 17% down - English». ANSA.it (en inglés). 12 de marzo de 2020. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  75. Lopez, Jonathan (12 de marzo de 2020). «Europe crude, petchems prices extend losses as stocks suffer 'Black Thursday'». Icis (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  76. Burch, Sean (12 de marzo de 2020). «Dow Suffers Biggest Point Drop Ever, as Disney and Apple Fall Hard». TheWrap (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  77. La reacción de los gobiernos y bancos centrales evita otra sangría en el Ibex, El Confidencial (20/03/2020)
  78. Masivas ayudas de gobiernos y bancos centrales permitieron que mercados lograran cerrar en verde, BiobioChile (20 de marzo de 2020)
  79. «El gobernador de la provincia china donde surgió el coronavirus denunció la falta de recursos: los médicos tienen que confeccionar sus propias mascarillas». Infobae. 31 de enero de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  80. «La OMS advierte de que el colapso sanitario por el coronavirus puede aumentar las muertes de enfermedades tratables». Infosalus. 24 de abril de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  81. «China ordenó que los cadáveres de las víctimas del coronavirus sean cremados inmediatamente y prohibió los entierros». Infobae. 2 de febrero de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  82. «Sistema sanitario de Europa podría colapsar por el coronavirus». El Nacional. 25 de marzo de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  83. «Comité Internacional de la Cruz Roja advierte posible colapso mundial de servicios funerarios a causa del coronavirus». El Universo. 22 de abril de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  84. «Morir en Wuhan: las fotos que exponen el drama en el epicentro del brote de coronavirus». Infobae. 31 de enero de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  85. «Cientos de cadáveres sobre el asfalto de las calles de Guayaquil: "Estamos llenos de muertos por coronavirus"». El Mundo. 2 de abril de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  86. «Coronavirus en EE.UU.: los entierros en una fosa común en Nueva York, la ciudad que tiene más casos de covid-19 que cualquier país del mundo». BBC. 10 de abril de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  87. «Brasil abre fosas comunes por el colapso de los cementerios por el coronavirus». El Comercio. 22 de abril de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  88. «Coronavirus: el drama de los entierros sin familia en Italia en medio de la pandemia del covid-19». BBC. 29 de marzo de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  89. «Coronavirus: Irán construye fosas comunes visibles desde el espacio para las víctimas». El Español. 16 de marzo de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  90. «Los casos de dengue en las Américas superaron los 3 millones en 2019». Paho. 12 de febrero de 2020. Consultado el 24 de abril de 2020. 
  91. CDC (11 de febrero de 2020). «Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)». Centers for Disease Control and Prevention (en inglés estadounidense). Consultado el 17 de mayo de 2020. 
  92. «OECD». read.oecd-ilibrary.org. Consultado el 7 de mayo de 2020. 
  93. «Coronavirus (Covid-19): una mirada desde la salud feminista». la diaria. 18 de marzo de 2020. Consultado el 26 de abril de 2021. 
  94. Castellanos-Torres, Esther; Mateos, José Tomás; Chilet-Rosell, Elisa (3 de marzo de 2021). «COVID-19 en clave de género». Gaceta Sanitaria 34: 419-421. ISSN 0213-9111. doi:10.1016/j.gaceta.2020.04.007. Consultado el 13 de abril de 2021. 
  95. «Conseil International des Infirmières enquête». 
  96. «COVID-19: A Gender Lens». www.unfpa.org (en inglés). Consultado el 7 de abril de 2020. 
  97. «Gender Equality and Addressing Gender-based Violence (GBV) and Coronavirus Disease (COVID-19) Prevention, Protection and Response.». www.unfpa.org (en inglés). Consultado el 7 de abril de 2020. 
  98. «UN chief calls for domestic violence 'ceasefire' amid 'horrifying global surge'». UN News (en inglés). 5 de abril de 2020. Consultado el 7 de abril de 2020. 
  99. «Gender-based violence spikes amid pandemic, shelters need support» (en inglés). Consultado el 7 de abril de 2020. 
  100. «Cross-post: An Intersectional Approach to a Pandemic? Gender Data, Disaggregation, and COVID-19». Digital Impact Alliance. Consultado el 7 de abril de 2020. 
  101. «How Coronavirus Is Affecting Victims of Domestic Violence» (en inglés). Consultado el 7 de abril de 2020. 
  102. «76% méér oproepen naar hulplijn 1712 | VRT.be» (en neerlandés). Consultado el 8 de abril de 2020. 
  103. a b c «La pandemia en la sombra: violencia contra las mujeres durante el confinamiento». ONU Mujeres. Consultado el 7 de abril de 2021. 
  104. Grown, C.; Bousquet, F. (9 de julio de 2020). «Les inégalités hommes-femmes exacerbent la crise due au coronavirus dans les situations de fragilité et de conflit» (en francés). 
  105. a b c «La pandémie de Covid-19 aggrave les inégalités femmes-hommes pour les femmes et les jeunes filles réfugiées - World». ReliefWeb (en inglés). Consultado el 14 de abril de 2021. 
  106. "#YOMEQUEDOENCASA": Diarios peruanos amanecieron con un mismo mensaje contra el coronavirus en sus portadas. Publicado el 12 de marzo de 2020. Consultado el 22 de marzo de 2020.
  107. Yo me quedo en casa: el mensaje de la gente para ayudar a frenar el coronavirus. Esta frase la escucharon mas de 7000 millones de personas!!! Publicado el 12 de marzo de 2020. Consultado el 22 de marzo de 2020.
  108. «El estado de alarma provoca un récord de consumo de internet en Madrid». abc. 17 de marzo de 2020. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  109. «Por qué el Gobierno pidió a los ciudadanos que limiten el uso de internet y redes sociales por el coronavirus». www.politicargentina.com (en inglés). Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  110. Aragón, Heraldo de. «Los operadores aconsejan un uso responsable para no saturar internet». heraldo.es. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  111. «Amazon Prime, Netflix y Youtube reducen la calidad ante la demanda por el covid19». Heraldo de Aragón. Consultado el 24 de marzo de 2020. 
  112. Burke, Daniel (14 de marzo de 2020). «What churches, mosques and temples are doing to fight the spread of coronavirus» (en inglés). CNN. Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  113. Parke, Caleb (13 de marzo de 2020). «Churches cancel Sunday service, move online amid coronavirus outbreak» (en inglés). Fox News. Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  114. «Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)» (en inglés). Evangelical Lutheran Church in America. 2019. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  115. «Amazon Adds Jobs and Megachurch Helps with Covid-19 Testing» (en inglés). Religious Freedom & Business Foundation. 19 de marzo de 2020. Consultado el 19 de marzo de 2020. 
  116. Sheva, Arutz (15 de febrero de 2020). «Thousands to pray at Western Wall for end to COVID-19 epidemic» (en inglés). Israel National News. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  117. Solovy, Alden (27 de febrero de 2020). «Coronavirus: A Prayer for Medical Scientists» (en inglés). Union for Reform Judaism. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  118. Donald Trump (14 de marzo de 2020). «Proclamation on the National Day of Prayer for all Americans Affected by the Coronavirus Pandemic and for our National Response Efforts» (en inglés). The White House. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  119. Casiano, Louis (13 de marzo de 2020). «Trump declares Sunday a National Day of Prayer amid coronavirus crisis» (en inglés). Fox News. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  120. Parke, Caleb (16 de marzo de 2020). «Trump, millions go to church online on National Day of Prayer amid coronavirus» (en inglés). Fox News. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  121. «Momento extraordinario de oración en tiempos de epidemia». La Santa Sede. 27 de marzo de 2020. 
  122. «Earth Observatory». Archivado desde el original el 2 de abril de 2020. Consultado el 9 de abril de 2020. 
  123. «La caída de la contaminación por el confinamiento se ve desde el espacio». Consultado el 4 de junio de 2020. 
  124. Team, The Visual and Data Journalism (28 de marzo de 2020). «Coronavirus: A visual guide to the pandemic». BBC News. Archivado desde el original el 27 de marzo de 2020. 
  125. McMahon, Jeff (16 de marzo de 2020). «Study: Coronavirus Lockdown Likely Saved 77,000 Lives In China Just By Reducing Pollution». Forbes. Archivado desde el original el 17 de marzo de 2020. Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  126. Myllyvirta, Lauri (19 de febrero de 2020). «Analysis: Coronavirus has temporarily reduced China's CO2 emissions by a quarter». CarbonBrief. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2020. Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  127. «Cop26 climate talks postponed to 2021 amid coronavirus pandemic». Climate Home News (en inglés). 1 de abril de 2020. Archivado desde el original el 4 de abril de 2020. Consultado el 2 de abril de 2020. 
  128. «Food Security and COVID-19». World Bank Group. 4 de mayo de 2020. 
  129. «El sistema de alimentos, desde el agricultor hasta el consumidor». Hablemos del Campo. 27 de julio de 2017. 
  130. «Coronavirus: FAO advierte una "crisis alimentaria inminente"». Agritotal. 26 de marzo de 2020. 
  131. Hanawat Tiensin; Agnes Kalibata; Martin Cole (8 de abril de 2020). «Ensuring Food Security in the Era of COVID-19». United Nations Sustainable Development (en inglés). 
  132. Cano, África Blades; Berrojo, Ada Duran; López, Ainhoa Concustell; Caride, Rebeca Pérez; Blanco, Flor de Maria Portilla (2 de julio de 2020). «La solidaritat i el voluntarisme durant la crisi de la COVID-19». Perifèria. Revista d'investigació i formació en Antropologia (en catalán) 25 (2): 115-129. ISSN 1885-8996. doi:10.5565/rev/periferia.790. Consultado el 26 de octubre de 2020. 
  133. «Declaración conjunta sobre el impacto de la COVID-19 en la seguridad alimentaria y la nutrición». Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 21 de abril de 2020. 
  134. «COVID-19 impact on education». Unesco (en inglés). Consultado el 25 de julio de 2021. 
  135. «Education in the time of COVID-19». Eclac-Unesco (en inglés). agosto de 2020. Consultado el 25 de julio de 2021. 
  136. «El reto de la educación a distancia». El Sol de México. 8 de agosto de 2020. Consultado el 25 de julio de 2021. 
  137. Ortega, Ariadna (24 de marzo de 2021). «COVID-19 incrementó el abandono escolar en México: 5.2 millones dejaron escuela». Expansión política. Consultado el 25 de julio de 2021. 
  138. «Interrupción educativa y respuesta al COVID-19». UNESCO. 3 de mayo de 2020. 
  139. «4.4.1 Proporción de jóvenes y adultos con conocimientos de tecnología de la información y las comunicaciones (TIC), desglosada por tipo de conocimiento técnico». ONU. 2019. 
  140. Puiggrós, Adriana (2020). «Balance del estado de educación en época de pandemia en América Latina : Caso Argentino». documento. Consultado el 2021. 
  141. Josh Mitchell; Joshua Jamerson (20 de marzo de 2020). «Student-Loan Debt Relief Offers Support to an Economy Battered by Coronavirus». The Wall Street Journal (en inglés). 
  142. «Distance learning solutions». UNESCO (en inglés). 30 de abril de 2020. 
  143. «'Clear as mud': schools ask for online learning help as coronavirus policy confusion persists». The Guardian. 24 de marzo de 2020. 
  144. Cory Turner; Anya Kamanetz (20 de marzo de 2020). «Schools Race To Feed Students Amid Coronavirus Closures». NPR. 
  145. Ben Sessons (23 de marzo de 2020). «Homeless students during the coronavirus pandemic: 'We have to make sure they're not forgotten'». Statesville.com (en inglés). 
  146. Esther Ngumbi (27 de marzo de 2020). «Coronavirus closings: Are colleges helping their foreign, homeless and poor students?». USA Today (en inglés). 
  147. William Feuer (20 de marzo de 2020). «WHO officials warn health systems are ‘collapsing’ under coronavirus: ‘This isn’t just a bad flu season’». CNBC (en inglés). 
  148. Robert Aderholt (22 de marzo de 2020). «Coronavirus outbreak shining an even brighter light on internet disparities in rural America». The Hill. 
  149. Elissa Nadworny; Anya Kamanetz (23 de marzo de 2020). «Education Dept. Says Disability Laws Shouldn't Get In The Way Of Online Learning». NPR (en inglés). 
  150. Women, U. N. «How COVID-19 impacts women and girls». interactive.unwomen.org (en inglés). Consultado el 16 de abril de 2021. 
  151. «Lanzaron "Juana Manso" la nueva plataforma federal de educación». Diario Pagina12. 2021. Consultado el 16/9/21. 
  152. «290 millones de estudiantes sin clases por el COVID-19: la UNESCO divulga las primeras cifras mundiales y se moviliza para dar respuesta a la crisis». UNESCO. 4 de marzo de 2020. 
  153. «Ante el cierre de escuelas, casi la mitad de países utilizan formatos digitales». Télam - Agencia Nacional de Noticias (Argentina). 14 de abril de 2020. 
  154. Pedro Cerdan (16 de abril de 2020). «En educación, la tarea de responder es de todos». Banco Mundial. 
  155. Jaime Saavedra (30 de marzo de 2020). «Educational challenges and opportunities of the COVID-19 pandemic» (en inglés). Banco Mundial. Archivado desde el original el 1 de abril de 2020. 
  156. Luis Felipe López-Calva. «Hey teachers, (don’t) leave the kids alone: Conectividad y desigualdades educativas en tiempos de COVID19». PNUD en América Latina y el Caribe. PNUD - Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. 
  157. Negroni, Christine (29 de abril de 2020). «Obstacles and Opportunities for the Aviation Industry». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  158. «Coronavirus is grounding the world’s airlines». The Economist. ISSN 0013-0613. Consultado el 11 de mayo de 2020. 
  159. Pearce, Brian (2020). COVID-19 Updated Impact Assessment (en inglés). Asociación Internacional de Transporte Aéreo. Consultado el 10 de mayo de 2020. 
  160. Como ejecutivos de la industria:y medios de comunicación:
  161. #NoSoyUnVirus, el hashtag contra la discriminación que se ha vuelto viral. Publicado el 6 de febrero de 2020. Consultado el 14 de febrero de 2020.
  162. The Wuhan coronavirus is causing increased reports of racism and xenophobia against Asian people at college, work, and supermarkets. Publicado el 2 de febrero de 2020. Consultado el 12 de febrero de 2020.
  163. A top European music school suspended students from East Asia over coronavirus concerns, amid rising discrimination. Publicado el 31 de enero de 2020. Consultado el 12 de febrero de 2020.
  164. The coronavirus is causing an outbreak in America—of anti-Asian racism. Publicado el 1 de febrero de 2020. Consultado el 12 de febrero de 2020.
  165. The coronavirus exposes the history of racism and “cleanliness”. Publicado el 7 de febrero de 2020. Consultado el 12 de febrero de 2020.

Enlaces externos[editar]