Impacto financiero de la pandemia de COVID-19

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Movimiento del precio del WTI a partir de 2019. El 20 de abril de 2020 los precios cayeron por debajo de cero por primera vez en la historia.

La crisis financiera asociada con la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020 tiene un impacto amplio y severo en los mercados financieros, incluidos los mercados de acciones, bonos y materias primas (incluidos el petróleo crudo y el oro). Los principales eventos incluyeron una guerra de precios del petróleo descrita entre Rusia y Arabia Saudita después de no alcanzar un acuerdo con la OPEP+ que resultó en un colapso de los precios del petróleo crudo y el colapso del mercado de valores en marzo de 2020. Los efectos sobre los mercados son parte de la recesión del coronavirus y entre los muchos impactos socioeconómicos de la pandemia.

Riesgo financiero y riesgo por país[editar]

A medida que el coronavirus puso a Europa y Estados Unidos en aislamiento virtual, los economistas financieros, la calificación crediticia y los expertos del riesgo por país se han apresurado a reorganizar sus evaluaciones a la luz de los desafíos geoeconómicos sin precedentes que plantea la crisis. M. Nicolas Firzli, director del Consejo Previsional Mundial (WPC) y miembro de la junta asesora en el Fondo de Infraestructura Global del Banco Mundial, se refiere a ella como "la Gran Crisis Financiera" y dice que está sacando a la luz muchas finanzas acumuladas y disfunciones geopolíticas:

"Hasta ahora, los únicos países europeos obligados a establecer prohibiciones de venta corta son Italia, España y Francia: tres de las cuatro economías más grandes de la debilitada Unión Europea". Él cree que la vulnerabilidad financiera de Madrid, Milán y París se debe a una realidad geoeconómica que a menudo se pasa por alto, que podría aparecer en los próximos días. “Según los estándares de la OCDE, España, Italia y Francia tienen bases de activos de pensiones muy débiles. Su riqueza combinada en pensiones es más de 15 veces menor que la de jurisdicciones como el Reino Unido o Australia. En tiempos de crisis aguda, como hoy, carecen de compradores nacionales de efectivo como último recurso para los bonos y acciones negociados en sus mercados financieros. Como resultado, sus economías nacionales sufrirán y su soberanía política en sí misma puede verse severamente erosionada.”[1]

Sin embargo, a nivel internacional y nacional, como dijo Helmut Ettl, jefe de la autoridad del mercado financiero austríaco, no hay datos empíricos confiables para medir los efectos continuos de la enfermedad COVID-19 en la economía y el medio ambiente, ya que este tipo de crisis no tiene precedentes. Las compañías que ya eran financieramente débiles antes de la crisis ahora están más desestabilizadas. Todo lo que se sabe, dijo Ettl, es que la crisis será profunda.[2]

Respuesta de las empresas al riesgo para la salud[editar]

Como lo exige la regulación, los grandes bancos estadounidenses están revisando los planes de emergencia para garantizar que puedan continuar operando si las condiciones empeoran; Los planes de contingencia incluyen hacer que los empleados trabajen desde sus hogares, transferir personal a las oficinas de respaldo e incluso enviar personal a oficinas en otras ciudades.[3]Goldman Sachs canceló todos los viajes "no esenciales" y estableció restricciones específicas para viajar a China, Corea del Sur, Italia e Irán. Amazon, quien confirmó que un empleado en el área de Seattle dio positivo por COVID-19,[4]​ prohibió los viajes no esenciales de los empleados.

Las grandes compañías tecnológicas también han realizado cambios. Twitter "suspende todos los viajes de negocios y eventos no críticos". Facebook canceló su conferencia de desarrolladores F8. Algunas compañías, incluidas Microsoft, GitHub y Square, Inc., también han alentado a los empleados a trabajar desde casa.[5]

Otras grandes corporaciones han reducido su actividad comercial o modificado sus prácticas comerciales. Nike cerró su sede de Oregón y su sede europea en Ámsterdam "por precaución".[6]

Mercado de valores[editar]

Movimiento del Dow Jones Industrial Average entre diciembre de 2019 y marzo de 2020, que muestra el máximo histórico en febrero, y el desplome en febrero y marzo durante la pandemia del COVID-19.

El colapso del mercado de valores de 2020 es un colapso global del mercado de valores que comenzó en febrero de 2020 durante la pandemia de coronavirus de 2020.[7][8][9]​ El promedio industrial Dow Jones, el índice S&P 500 y el NASDAQ-100 cayeron en una corrección el 27 de febrero durante una de las peores semanas de negociación desde la crisis financiera de 2007-08.[10][11]​ Los mercados durante la semana siguiente (del 2 al 6 de marzo) se volvieron extremadamente volátiles, con oscilaciones del 3 % o más por sesión diaria (excepto el 6 de marzo).[12][13]​ El 9 de marzo, los tres índices de Wall Street cayeron más del 7 % y la mayoría de los mercados mundiales reportaron severas contracciones, principalmente en respuesta a la guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudí.[14][15]​ Esto se conoció coloquialmente como Lunes Negro (Black Monday en inglés), y fue la peor caída desde la Gran Recesión en 2008.[16][17]​ Tres días después del Black Monday hubo otra caída, Jueves Negro (Black Thursday en inglés), donde las acciones en Europa y América del Norte cayeron más del 9 %. Wall Street experimentó su mayor caída porcentual en un solo día desde el Lunes Negro de 1987, y el FTSE MIB cayó casi un 17 %, convirtiéndose en el mercado más afectado durante el Jueves Negro.[18][19][20]

A mitad de marzo la gravedad de la crisis obligó a intervenir a los gobiernos y a los Bancos Centrales a través de la política monetaria y la fiscal para evitar el colapso definitivo de la economía.[21][22]

9 de marzo de 2020[editar]

Movimiento del precio del WTI a partir de 2019, con los cambios del lunes negro resaltados en rojo.

Black Monday (conocido como el lunes negro en español) fue una caída de la Bolsa de Valores en el mercado global ocurrido el 9 de marzo de 2020, durante el colapso del mercado de valores de 2020.[23]​ Los mercados abrieron con el porcentaje más bajo, precedidas de dos semanas de considerables caídas. Los mercados bursátiles mundiales sufrieron la mayor caída desde 2008, durante la Gran Recesión.[24]​ Causas notables incluyeron una combinación del brote del COVID-19 y la guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita.[24][25]

En los Estados Unidos, se activó un interruptor automático después de que las acciones cayeran bruscamente, deteniendo el comercio durante quince minutos.[26]​ El Índice de FTSE 100 abrió 560 puntos (8.6%) a la baja a 5920.[23]​ Los índices en Asia, Europa continental y Estados Unidos también cayeron por varios porcentajes en el mismo día. El más afectado fue el MIB FTSE de Italia, abriendo un 11% más bajo.[27]​ Otros efectos en el mercado financiero incluyeron el apuro por la seguridad de los bonos del gobierno (los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años cayeron por debajo del 0.5% por primera vez) y la apreciación del yen japonés y el oro, que subió por encima de $ 1,700 / onza por primera vez en siete años.[28]

Precios del petróleo[editar]

Movimiento del precio del WTI a partir de 2019. El 20 de abril de 2020 los precios cayeron por debajo de cero por primera vez en la historia[29]​.

El 8 de marzo de 2020, Arabia Saudita inició una guerra de precios con Rusia, lo que provocó una caída importante en el precio del petróleo. El precio del petróleo de los Estados Unidos cayó un 34 %, el precio del crudo cayó un 26 % y el del petróleo Brent un 24 %.[30]​ La guerra de precios fue provocada por una ruptura en el diálogo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y Rusia sobre los recortes de producción de petróleo propuestos en medio de la pandemia de coronavirus 2019-20. Los precios del petróleo ya habían caído un 30 % desde el comienzo del año debido a una caída en la demanda.[31]​ La caída de los precios fue una de las causas del colapso del mercado de valores global el 9 de marzo de 2020, conocido coloquialmente como Lunes negro.

La reducción en la demanda de viajes y la falta de actividad fabril debido al brote impactaron significativamente la demanda de petróleo, haciendo que su precio cayera.[32]​ A mediados de febrero, la Agencia Internacional de Energía pronosticó que el crecimiento de la demanda de petróleo en 2020 sería el más pequeño desde 2011.[33]​ La caída de la demanda china resultó en una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para discutir un posible recorte en la producción para equilibrar el pérdida de demanda.[34]​ Inicialmente, el cartel llegó a un acuerdo tentativo para reducir la producción de petróleo en 1,5 millones de barriles por día después de una reunión en Viena el 5 de marzo de 2020, lo que llevaría los niveles de producción al nivel más bajo desde la guerra de Irak.[35]

El 8 de marzo de 2020, Arabia Saudita anunció inesperadamente que aumentaría la producción de petróleo crudo y lo vendería con un descuento (de $ 6 a 8 por barril) a clientes en Asia, Estados Unidos y Europa, luego del colapso de las negociaciones mientras Rusia se resistía la llamada a cortar la producción. Los mayores descuentos se dirigieron a clientes petroleros rusos en el noroeste de Europa.[36]​ Antes del anuncio, el precio del petróleo había bajado más de un 30 % desde el comienzo del año, y tras el anuncio de Arabia Saudita, cayó un 30% más, aunque luego se recuperó un poco.[37][38]​ Brent Crude, que solía cotizar dos tercios de los suministros mundiales de petróleo crudo, experimentó la mayor caída desde la Guerra del Golfo de 1991 en la noche del 8 de marzo. Además, el precio del West Texas Intermediate cayó a su nivel más bajo desde febrero de 2016.[39]​ El experto en energía Bob McNally señaló: «Esta es la primera vez desde 1930 y 1931 que un choque masivo de demanda negativa ha coincidido con un choque de oferta» en ese caso, fue la Ley de Aranceles Smoot-Hawley que precipitó un colapso en el comercio internacional durante la Gran Depresión, coincidiendo con el descubrimiento del Campo Petrolífero del Este de Texas durante el auge petrolero de Texas.[40]​ Los temores de la guerra de precios del petróleo entre Rusia y Arabia Saudita causaron una caída en las existencias estadounidenses y han tenido un impacto particular en los productores estadounidenses de petróleo de esquisto bituminoso.[41]

Mercado de bonos[editar]

Antes de la pandemia de enfermedad por coronavirus, una cantidad masiva de préstamos de empresas con calificaciones justo por encima de "basura", junto con el crecimiento de los préstamos apalancados, que se otorgan a empresas con una cantidad significativa de deudas, creó una vulnerabilidad en el sistema financiero. El colapso de esta burbuja de deuda corporativa podría poner en peligro la solvencia de las empresas, lo que podría empeorar la próxima recesión. En enero, la nueva deuda corporativa de EE. UU. cayó un 10% con respecto al año anterior, lo que podría indicar una mayor precaución de los inversores.[42]​ A medida que comenzó a sentirse el impacto económico del coronavirus, numerosas fuentes de noticias financieras advirtieron sobre la potencial cascada de impactos sobre los $10 billones de dólares en deuda corporativa.[43][44]​ Entre mediados de febrero y principios de marzo, los inversores aumentaron la prima, o rendimiento adicional, para mantener los bonos basura en cuatro veces la prima exigida a los prestamistas de crédito más altos, lo que indica un mayor recelo.[45]

Durante el colapso del mercado de valores de 2020 que comenzó la semana del 9 de marzo, los precios de los bonos se movieron inesperadamente en la misma dirección que los precios de las acciones. Los bonos generalmente se consideran más seguros que las acciones, por lo que los inversores confiados venderán bonos para comprar acciones y los inversores cautelosos venderán acciones para comprar bonos. Junto con el movimiento inesperado de bonos en concierto con acciones, las oficinas de bonos informaron que se había vuelto difícil negociar muchos tipos diferentes de bonos, incluidos bonos municipales, bonos corporativos e incluso bonos del Tesoro de EE. UU. The New York Times opinó que esto, junto con la caída futura del oro, indicaba que los principales inversores estaban experimentando una crisis de liquidez e intentaban vender cualquier activo que pudieran.[46]​ A medida que los grandes inversores buscaban vender, la diferencia entre los precios que los vendedores y los compradores querían se amplió. Como los bancos no pudieron vender los bonos que tenían, también dejaron de comprarlos. A medida que disminuía el número de operadores, los pocos intercambios que quedaban cambiaron enormemente los precios de los bonos. La profundidad del mercado en bonos del Tesoro, una medida de liquidez, cayó a su nivel más bajo desde la crisis de 2008.[47]

El 17 de marzo, el Fed anunció que utilizaría el Fondo de Financiación de Papel Comercial (CPFF). El CPFF se utilizó por primera vez en la crisis financiera de 2007-2008 para comprar alrededor de $350 mil millones de dólares de papel comercial, aumentando así la cantidad de efectivo en el mercado de papel comercial, utilizado por las empresas para pagar facturas y otras demandas a corto plazo. El papel comercial afecta más directamente a los mercados de préstamos hipotecarios y de automóviles, así como también el crédito a pequeñas y medianas empresas. El Departamento del Tesoro de los EE. UU. autorizó $10 mil millones de dólares para respaldar las pérdidas incurridas por el Fed utilizando el Fondo de Estabilización del Cambio del Tesoro. Los mercados bursátiles estadounidenses se recuperaron en las noticias.[48][49]

El 19 de marzo, el Banco Central Europeo anunció un programa de compra de bonos de €750 mil millones de euros ($820 mil millones de dólares), denominado "Programa de compra de emergencia pandémica", para mitigar la agitación del mercado. A diferencia de las compras anteriores de activos del BCE, se incluyeron los bonos del gobierno griego. Los mercados reaccionaron positivamente, con el rendimiento de los bonos del gobierno italiano cayendo a 1.542% de 2.5% del día anterior. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, declaró que: "Los tiempos extraordinarios requieren una acción extraordinaria. No hay límites para nuestro compromiso con el euro".[50][51]

Referencias[editar]

  1. «ECR risk experts contemplate another financial crisis». Euromoney (en inglés). Consultado el 10 de abril de 2020. 
  2. «FMA-Chef Ettl: "Den Absturz der Wirtschaft aufhalten" - derStandard.at». DER STANDARD (en alemán austríaco). Consultado el 10 de abril de 2020. 
  3. «Twitter, Amazon, Nike and more take emergency coronavirus precautions». finance.yahoo.com (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de abril de 2020. 
  4. «Amazon employee in Seattle has tested positive for illness caused by coronavirus». The Seattle Times (en inglés estadounidense). 3 de marzo de 2020. Consultado el 10 de abril de 2020. 
  5. «Coronavirus: Microsoft, Square, Twitter encourage employees to work from home». SFChronicle.com (en inglés estadounidense). 5 de marzo de 2020. Consultado el 10 de abril de 2020. 
  6. Deutsch, Anthony (2 de marzo de 2020). «UPDATE 2-Nike temporarily closes European HQ in the Netherlands due to coronavirus case». CNBC (en inglés). Consultado el 10 de abril de 2020. 
  7. Samuelson, Robert J. (12 de marzo de 2020). «What Crash of 2020 Means». The Washington Post (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  8. Wearden (earlier), Graeme; Jolly (now), Jasper (12 de marzo de 2020). «Wall Street and FTSE 100 plunge on worst day since 1987 – as it happened». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  9. Williams, Sean (10 de marzo de 2020). «Stock Market Crash 2020: Everything You Need to Know». The Motley Fool (en inglés). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  10. Menton, Jessica (27 de febrero de 2020). «Dow plunges 1,191 points, its biggest one-day point drop, as coronavirus fears escalate». USA TODAY (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  11. Peltz, James F. (27 de febrero de 2020). «Stock market enters a correction, down 10% from recent peak». Los Angeles Times (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de marzo de 2020. 
  12. Associated Press (4 de marzo de 2020). «Asian shares rise following stimulus-led surge on Wall St». MyNorthwest. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  13. DeCambre, Mark (7 de marzo de 2020). de marzo de 2020 «Wild stock-market swings are ‘emotionally and intellectually wearing’ on Wall Street». MarketWatch (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  14. Partington, Richard; Wearden, Graeme (9 de marzo de 2020). «Global stock markets post biggest falls since 2008 financial crisis». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 15 de marzo de 2020. 
  15. Business, Laura He, Clare Duffy and Julia Horowitz, CNN. «US stocks halted after falling 7%. Global stocks plunge as oil crashes and coronavirus fear spreads». CNN. Consultado el 15 de marzo de 2020. 
  16. Prynn, Jonathon; English, Simon; Murphy, Joe (9 de marzo de 2020). «Black Monday: Fourth biggest City fall as virus panic hits markets». Evening Standard (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  17. Partington, Richard; Wearden, Graeme (9 de marzo de 2020). «Global stock markets post biggest falls since 2008 financial crisis». The Guardian (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  18. «Milan bourse closes almost 17% down - English». ANSA.it (en inglés). 12 de marzo de 2020. Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  19. Lopez, Jonathan (12 de marzo de 2020). «Europe crude, petchems prices extend losses as stocks suffer 'Black Thursday'». Icis (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  20. Burch, Sean (12 de marzo de 2020). «Dow Suffers Biggest Point Drop Ever, as Disney and Apple Fall Hard». TheWrap (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de marzo de 2020. 
  21. La reacción de los gobiernos y bancos centrales evita otra sangría en el Ibex, El Confidencial (20/03/2020)
  22. Masivas ayudas de gobiernos y bancos centrales permitieron que mercados lograran cerrar en verde, BiobioChile (20 de marzo de 2020)
  23. a b Prynn, Jonathan, English, Simon, and Murphy, Joe."Black Monday: Fourth biggest City fall as coronavirus panic hits markets", Evening Standard, 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020.
  24. a b «Black Monday: Shares face biggest fall since financial crisis». BBC News. 9 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. «Analysts described the market reaction as "utter carnage".» 
  25. Li, Yun (8 de marzo de 2020). «Dow sinks 2,000 points in worst day since 2008, S&P 500 drops more than 7%». CNBC (en inglés). Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2020. 
  26. «Global shares plunge in worst day since financial crisis». BBC. 9 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2020. 
  27. «Oil and coronavirus fears spark 'Black Monday' for stock markets». finance.yahoo.com (en inglés estadounidense). Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2020. 
  28. «How market panic can feed back to the world economy». 9 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 10 de marzo de 2020. Consultado el 10 de marzo de 2020. 
  29. Sheppard, David; McCormick, Myles; Brower, Derek; Lockett, Hudson (20 de abril de 2020). «US oil price below zero for first time in history». Financial Times. Consultado el 20 de abril de 2020. 
  30. Business, Matt Egan, CNN. «Oil crashes by most since 1991 as Saudi Arabia launches price war». CNN. Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  31. «Oil Prices, Stocks Plunge After Saudi Arabia Stuns World With Massive Discounts». NPR.org (en inglés). Consultado el 16 de marzo de 2020. 
  32. «Oil prices fall as coronavirus spreads outside China». 29 de febrero de 2020. Archivado desde el original el 8 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  33. «Coronavirus set to knock oil demand growth to slowest since 2011». 13 de febrero de 2020. Archivado desde el original el 14 de febrero de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  34. Kollewe, Julia (4 de febrero de 2020). «Opec discusses coronavirus as Chinese oil demand slumps – as it happened». Archivado desde el original el 6 de febrero de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  35. Johnson, Keith (5 de marzo de 2020). «OPEC Tries to Forestall a Coronavirus Oil Collapse». Archivado desde el original el 7 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  36. «Saudi-Russian price war sends oil and stockmarkets crashing». 9 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  37. «Oil Prices, Stocks Plunge After Saudi Arabia Stuns World With Massive Discounts». 8 de marzo de 2020. Archivado desde el original el 10 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  38. Stevens, Pippa (8 de marzo de 2020). «Oil prices plunge as much as 30% after OPEC deal failure sparks price war» (en inglés). Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  39. Telford, Taylor. «U.S. markets crater with stocks down more than 5 percent as coronavirus spreads». Washington Post (en inglés). Archivado desde el original el 8 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  40. Mufson, Steven. «Oil price war threatens widespread collateral damage». Washington Post (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  41. Egan, Matt (9 de marzo de 2020). «Oil crashes by most since 1991 as Saudi Arabia launches price war». Archivado desde el original el 9 de marzo de 2020. Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  42. «"Fears of corporate debt bomb grow as coronavirus outbreak worsens"». The Washington Post. 10 de marzo de 2020. Consultado el 10 de abril de 2020. 
  43. «Corporate debt loads a rising risk as virus hits economy». AP NEWS. 11 de marzo de 2020. Consultado el 11 de abril de 2020. 
  44. «The £15trillion corporate debt time bomb: Global economy at risk from the bond market as virus spreads». www.msn.com. Consultado el 10 de abril de 2020. 
  45. «Fears of corporate debt bomb grow as coronavirus outbreak worsens». Washington Post (en inglés). Consultado el 10 de abril de 2020. 
  46. Irwin, Neil (12 de marzo de 2020). «Something Weird Is Happening on Wall Street, and Not Just the Stock Sell-Off». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 10 de abril de 2020. 
  47. Smialek, Jeanna (12 de marzo de 2020). «Troubles Percolate in the Plumbing of Wall Street». The New York Times (en inglés estadounidense). ISSN 0362-4331. Consultado el 10 de abril de 2020. 
  48. «Federal Reserve launches special fund to keep credit flowing in U.S. economy during coronavirus scare». Washington Post (en inglés). Consultado el 15 de abril de 2020. 
  49. «ECB announces €750 billion Pandemic Emergency Purchase Programme (PEPP)». European Central Bank (en inglés). 18 de marzo de 2020. Consultado el 15 de abril de 2020. 
  50. Amaro, Silvia (19 de marzo de 2020). «Italian borrowing costs fall sharply as ECB launches $820 billion coronavirus package». CNBC (en inglés). Consultado el 11 de abril de 2020. 
  51. Bank, European Central (18 de marzo de 2020). ECB announces €750 billion Pandemic Emergency Purchase Programme (PEPP) (en inglés). Consultado el 11 de abril de 2020.