Aislamiento (sanidad)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta ilustración de una sala de tuberculosis del OSHA, muestra varios aspectos de control de infección y aislamiento hospitalario: controles de ingeniería (conductos de aire acondicionado dedicados), PPE (respiradores N95), señales de advertencia y etiquetas (entrada controlada), contenedor de eliminación dedicado, y realización de prácticas de limpieza.

En instalaciones de cuidado de la salud, el aislamiento representa una de las distintas medidas que se pueden adoptar en la implementación del control de infecciones: la prevención de enfermedades comunicables de ser transmitidas desde un paciente a otro, a trabajadores sanitarios y a visitantes, o de personas externas a un paciente particular (aislamiento inverso). Existen varias formas de aislamiento, en algunas de las cuales se modifican los procedimientos de contacto, y otros en que el paciente se mantiene apartado de todas las demás personas. En un sistema ingeniado, y periódicamente revisado, por los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de EE.UU. (CDC), los distintos niveles de aislamiento de pacientes comprenden la aplicación de uno o más "precaución" descrita formalmente.

El aislamiento es más generalmente utilizado cuándo se sabe que un paciente tiene una enfermedad viral o bacteriana contagiosa (transmissible de persona-a-persona) .[1]​ Se utiliza equipamiento especial para la gestión de pacientes en las diversas formas de aislamiento. Los más comunes incluyen elementos de equipamiento protector personal (batas, mascarillas, y guantes) y controles de ingeniería (habitaciones de presión positiva, habitaciones de presión negativa, equipamiento de flujo laminar de aire, y varias barreras mecánicas y estructurales).[2]​ Las salas de aislamiento dedicado puede estar pre-construidos en los hospitales o se pueden crear unidades de aislamiento designadas temporalmente en instalaciones en mitad de una emergencia de epidemia.

El aislamiento no tiene que confundirse con cuarentena o biocontención. La cuarentena es la separación obligatoria y confinamiento, con restricción de movimiento, de personas o grupos que han sido potencialmente expuestos a un microorganismo contagioso, a fin de impedir posteriores infecciones. Biocontención se refiere a bioseguridad de laboratorio en laboratorios de microbiología en que se lleva a cabo la contención física (BSL-3, BSL-4) de organismos altamente patógenos, a través de controles de ingeniería integrados.[3]

Cuándo el aislamiento se aplica a una comunidad o una área geográfica, se conoce como cordón sanitario o confinamiento. El aislamiento inverso de una comunidad, para proteger a sus habitantes de venideros contactos con una enfermedad contagiosa, se conoce como secuestración protectora.[4]

Tipos de precauciones[editar]

Los Centros de EE.UU. para Control y Prevención de Enfermedades (CDC) crearon varios niveles de aislamiento de por enfermedad (también descrita como "precaución"). Estas precauciones son también revisadas por el CDC.[5]

Auto-aislamiento o aislamiento domiciliario[editar]

Señal de tráfico en Carolina del Sur que anima a la personas a estar en casa' durante la pandemia de COVID-19.

El auto-aislamiento, reclusión o aislamiento domiciliario es el acto de cuarentenarse uno mismo para impedir el contagio a uno mismo o a otros, tanto si es voluntario, como para cumplir con guías o regulaciones pertinentes.[6][7]​ La práctica deveno notable durante la pandemia de COVID-19.[8][9]​ Las características claves son:

  • Quedarse en casa.
  • Separarse de otras personas,  por ejemplo, no estando en la misma habitación con otras personas al mismo tiempo.
  • Encargar a amigos, familiares o servicios de reparto que lleven a cabo recados, como traer víveres, medicinas u otra compra.
  • Solcitar a conductores de entregas que dejen los productos fuera de la casa, para así recogerlos posteriormente .[10][11]

El Ejecutivo del Servicio de Salud irlandés recomienda regularmente controlar los síntomas y no colocar basura hasta que no concluya el autoislamiento, advirtiendo también que el "auto-aislamiento puede puede ser aburrido o frustrante.[12]​ Puede afectar a su humor y sentimientos. Puede sentirse bajo, preocupado o tener problemas para dormir. Puede encontrar que ayuda el estar en contacto con amigos o parientes por teléfono o en las redes sociales."

El Gobierno de Reino Unido declaró que cualquiera que este autoaislado no "no tendría que ir a trabajar, a la escuela, o a áreas públicas, y no utilizar taxis o transporte público. Nadie tendría que salir incluso para comprar alimentos u otros productos esenciales, y cualquier ejercicio debe llevarse a cabo dentro de su casa".[13]​ (cinta, bicicleta estática, yoga...) En marzo de 2020, los empresarios de Reino Unido pudieron proporcionar paga de enfermedad para apoyar el auto-aislamiento. El Consejo de Ciudadanos indicó que las personas con contratos de cero horas también pueden recibir la paga de enfermedad.[14]​ Para los propósitos de personas que han viajado al Reino Unido, "auto-aislar" y "auto-aislamiento" son términos definidos legalmente y su significado está recogido en las Regulaciones de 2020 de Protección de la Salud (Coronavirus, Viaje Internacional) (Inglaterra).[15]

Referencias[editar]

  1. Lawrence J; May D (2003). Infection control in the community. Elsevier Health Sciences. p. 136. ISBN 978-0-443-06406-7. 
  2. Uys LR (1999). Fundamental nursing. Pearson South Africa. p. 249. ISBN 978-0-636-04208-7. 
  3. «Quarantine and Isolation | Quarantine |». Centers for Disease Control and Prevention. 3 de octubre de 2018. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  4. Rachel Kaplan Hoffmann and Keith Hoffmann, "Ethical Considerations in the Use of Cordons Sanitaires," Clinical Correlations, February 19, 2015.
  5. «Standard Precautions for All Patient Care | Basics | Infection Control». www.cdc.gov – CDC (en inglés estadounidense). 25 de marzo de 2019. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  6. «Advice for home isolation». GOV.UK (en inglés). Consultado el 29 de febrero de 2020. 
  7. «Self-Isolation Information | Yale Health». yalehealth.yale.edu. Archivado desde el original el 29 de febrero de 2020. Consultado el 29 de febrero de 2020. 
  8. «COVID-19 (novel coronavirus) – Self-isolation». Ministry of Health NZ (en inglés). Consultado el 29 de febrero de 2020. 
  9. «FAQ: Self-isolation for the 2019 novel coronavirus (COVID-19) | MIT Medical». medical.mit.edu. Consultado el 29 de febrero de 2020. 
  10. Editor, Sarah Boseley Health (28 de febrero de 2020). «Coronavirus quarantine and self-isolation: your questions answered» (en inglés británico). ISSN 0261-3077. Consultado el 29 de febrero de 2020. 
  11. «Self-isolation advice». nhs.uk (en inglés). 28 de febrero de 2020. Consultado el 7 de marzo de 2020. 
  12. «Restricted movements and self-isolation». www2.hse.ie (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  13. Public Health England, Stay at home: guidance for households with possible or confirmed coronavirus (COVID-19) infection, updated 18 June 2020, accessed 5 July 2020
  14. Lee, Joseph (6 de marzo de 2020). «Should I self-isolate and how do I do it?» (en inglés británico). Consultado el 9 de marzo de 2020. 
  15. UK Legislation, Health Protection (Coronavirus, International Travel) (England) Regulations 2020, SI 2020/568, Regulation 4(2), made 2 June 2020, accessed 5 July 2020