Toalla sanitaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una toalla sanitaria (también conocida como toalla femenina, compresa, toalla higiénica o pantiprotector) es un absorbente usado por mujeres durante el periodo menstrual, en casos de sangrado post parto o en cualquier situación durante la cual sea necesario absorber el fluido de sangre vaginal.

Toallas sanitarias, del tipo sin "alas" (izquierda) y del tipo "alada" (derecha).

Estas almohadillas no deben ser confundidas con los parches o pañales para incontinencia, los cuales son usados por hombres o mujeres invariablemente y cuya finalidad es la de retener flujo urinario. No obstante, aun cuando puedan guardar cierta similitud y menor absorbencia que éstos, algunas personas también usan las compresas para este propósito.

Historia[editar]

Las compresas han sido mencionadas desde tiempos remotos. En la enciclopedia Suda se cita que Hipatia aventó un "trapo femenino" a un admirador suyo en un intento de alejarlo. A través de los tiempos las mujeres han usado diferentes formas de protección menstrual. El Museum of menstruation muestra artículos y fotos sobre la formas primitivas de protección, incluyendo entre otras cosas, compresas, almohadillas tejidas y delantales menstruales. Con frecuencia utilizaban tiras dobladas de ropa vieja (trapos) para retener la sangre.
La toalla sanitaria desechable surge de forma comercial alrededor del año 1895 bajo la marca "Curads and Hartmann's". En su comienzo fueron usadas por enfermeras, quienes confeccionaban vendas de pulpa de madera para atrapar el fluido, creando así una compresa hecha de material fácil de obtener y bastante económico para poder desecharlo después de su uso.

Productos como "Johnson & Johnson Lister Towel" fracasaron debido a la falta de publicidad, ya que a diferencia de la actualidad el tema de la menstruación no era abiertamente discutido ni difundido. Una de las compañías solucionó esto implementando un procedimiento que permitía a las mujeres depositar dinero en una caja (así la mujer no tenía que hablar con el empleado) y tomar por sí mismas un paquete de toallas sanitarias del mostrador.

Hasta la aparición de las toallas sanitarias desechables, todas las mujeres usaban un tipo de ropa o compresa reusable. Aun cuando la disponibilidad comercial de las toallas higiénicas desechables era patente, tuvieron que transcurrir varios años hasta que se convirtieran en un artículo de uso común, convirtiéndose desde entonces en un producto usado ampliamente en la mayor parte del mundo industrializado. Sin embargo las compresas sanitarias reusables hicieron su reaparición alrededor de los años 70s con una popularidad creciente hacia los años 80s e incluso los 90s.

En los países subdesarrollados, todavía se utilizan almohadillas reutilizables o improvisadas para recoger la sangre menstrual.[1] Así como también trapos, tierra y lodo.[2]

Con el fin de satisfacer la necesidad de lograr una solución económica para hacer frente a las prácticas insalubres y falta de higiene en países como la India, Arunachalam Muruganantham del rural Coimbatore en el estado sureño de Tamil Nadu, India, desarrolló y patentó una máquina que puede fabricar compresas de bajo costo por menos de una tercera parte del costo.[3]

General[editar]

Uno de los usos de una toalla femenina es durante la menstruación para absorber el fluido. Se usa externamente, entre la vulva y la ropa interior femenina, a diferencia de los tampones que van alojados en la vagina. Las compresas menstruales se fabrican de diversos materiales, dependiendo del estilo, país y producto.

Se recomienda cambiar la toalla cada 4 a 8 horas, sin embargo una toalla puede ser usada por largo tiempo sin cambiarla, dependiendo de su absorbencia y del flujo de la mujer. para la comodidad equisde

Tipos de toallas sanitarias desechables[editar]

Existen diferentes tipos de toallas sanitarias desechables:

  • Pantiprotectores-Diseñados con características similares a la toalla convencional pero más delgados que ésta y con una capacidad de retención de flujo limitado. Se usa también como refuerzo de tampones.
  • Ultradelgada-Muy compacta, puede absorber lo que una toalla regular pero con menos volumen.
  • Regular-Con un rango medio de absorbencia.
  • Maxi/Super-De mayor absorbencia, de uso común al comienzo de la menstruación cuando el sangrado es más profuso.
  • Nocturna-De mayor absorbencia, con características de diseño para mayor protección durante la noche.
  • Materna-Es más grande que una Maxi/Super en cuanto a dimensión y capacidad de absorción, no obstante su uso no es común ya que está diseñada para retener los loquios (sangre, moco y tejido placentario) tras el parto.
  • Con alas- Las alas son unas prolongaciones laterales que sirven para fijar la toalla a la braga y que no se mueva.

Las dimensiones, absorbencia y forma pueden variar dependiendo del fabricante, aunque lo común es que las toallas que se usan durante el día sean más delgadas y pequeñas que aquellas que se usan durante la noche, además de las proporciones antropomórficas de cada mujer. Algunos fabricantes les han incorporado "alas" (extensiones de la misma toalla con velcro o algún adhesivo ligero) que facilitan la adherencia de la toalla a la ropa interior y por tanto el riesgo de que pierda su posición disminuye. En general todas las marcas les añaden desodorantes para evitar el olor y en algunas incluyen una fragancia suave.

Toalla sanitaria reutilizable[editar]

Toalla sanitaria reutilizable con dibujos.

También existen las toallas reutilizables, generalmente confeccionadas en franela de algodón. Están disponibles en varios estilos, con o sin alas, y varios tamaños que van desde pantiprotectores a nocturnas y en ocasiones incluso pueden econtrarse toallas especiales para el postparto. Estas toallas generalmente tienen una vida útil de varios años, lo cual evita contaminar el ambiente y constituye una alternativa ecónomica. Las toallas lavables son más cómodas que las desechables por ser de tela, son particularmente útiles para mujeres que presentan alergias recurrentes o infecciones por hongos. También son favorecidas por evitar el mal olor. Son consideradas más confortables especialmente durante el periodo post-parto, cuando la vulva puede estar muy sensible, su uso se ha popularizado en los últimos años, sobre todo entre ambientalistas.

LittleGumnut Cloth Pads CSP.jpg

Otro tipo (de papiro)[editar]

En Uganda se elabora un tipo de toalla sanitaria confeccionada con papiro cuyo uso se ha extendido en las comunidades de muy bajos recursos donde se reporta que es un 75% más económica que las toallas convencionales, siendo ésta su principal ventaja para la gente pobre de esas regiones. Desarrollada en el departamento de tecnologías de la Universidad de Makerere, en Uganda.

Uso de la toalla sanitaria desechable[editar]

Se utiliza durante el periodo menstrual para proteger la ropa. Cada una está envasada individualmente lo cual facilita el llevar discretamente en el bolso, además de ofrecer la posibilidad de reenvolverla después del uso para desecharla en el contenedor adecuado de los servicios públicos o el cubo de la basura en el hogar, ya que no es aconsejable depositarlas en el inodoro o W.C. para evacuarlas con el agua, puesto que se corre el riesgo de obstruir el drenaje.

La elección del producto a utilizar es muy personal y sólo dependerá de las necesidades de cada caso. Aunque hay algunas situaciones en las que será más cómodo el tampón higiénico, en otras situaciones es más cómodo utilizar compresas, por ejemplo por la noche. La higiene durante la menstruación debe ser cuidadosa, siendo recomendable cambiar la compresa cada 4 horas aproximadamente. Es importante utilizar los productos con el grado de absorción adecuado a la cantidad de flujo menstrual.[4]

Notas y referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]