Raj británico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «India Británica»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Raj británico
Imperio de la India

Imperio británico

Flag of the Mughal Empire.svg
Flag of the British East India Company (1801).svg
Flag of the Maratha Empire.svg

1858-1947

Flag of India.svg
Flag of Pakistan.svg
Flag of British Burma (1937).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Himno nacional: God Save The Queen
Ubicación de India
Imperio británico de la India en 1909.
Capital Calcuta (1858 - 1912)
Nueva Delhi (1912 - 1947)
Idioma principal Indostánico, Inglés y otros
Gobierno Monarquía
Emperador de la India
 • 1858-1901 Victoria I¹
 • 1901-1910 Eduardo VII
 • 1910-1936 Jorge V
 • 1936 Eduardo VIII
 • 1936-1947 Jorge VI
Gobernador General de la India
 • 1858-1862 Vizconde Canning
 • 1947 Vizconde Mountbatten de Birmania
Período histórico Nuevo imperialismo
 • Establecimiento 2 de agosto de 1858
 • Independencia 15 de agosto de 1947
Moneda Rupia
Bandera de la India Británica en la Marina Real India.

El término Raj (del hindi rāj /raːʒ/ 'gobierno, dominio') se refiere a la administración colonial británica de la región del Indostán, es decir, lo que hoy en día son las naciones de India, Pakistán, Bangladés y Birmania y Maldivas, así como algunas islas menores del océano Índico. Ceilán fue conquistada a los neerlandeses en 1796, y fue administrada temporalmente desde Madrás, pero a raíz de su anexión definitiva al Imperio británico en 1802, pasó a ser colonia de la corona (Crown Colony) independiente de la India británica.[1] A partir del año 1886 el Raj también incluyó Birmania, que permaneció bajo esta administración unificada hasta 1937. Esta administración duró desde 1858, cuando el gobierno de esta región fue transferido por la Compañía Británica de las Indias Orientales a la Corona, hasta 1947, cuando se dividió la región en dos países, India y Pakistán, a los cuales se otorgó la independencia.

Desde 1947, la colonia de la India británica se reduce a una serie de islas en mitad del océano Índico, denominadas actualmente Territorio Británico del Océano Índico, con capital en Diego García, una pequeña aldea que alberga una importante base militar.

Historia[editar]

La Primera Guerra de Independencia de India o el Motín de los cipayos

En mayo de 1857, soldados del ejército británico conocidos como cipayos, los cuales provenían principalmente de unidades musulmanas de Bengala, se amotinaron en la guarnición de Meerut, a 80 km al nordeste de Delhi. Los amotinados marcharon contra Delhi a ofrecer sus servicios al emperador mogol y poco después la mayor parte del norte y centro de la India estalló en una insurrección que duró un año.

Causas del motín[editar]

El motín representó el estallido de un resentimiento cada vez más fuerte de la población india contra el gobierno de los británicos. Antes de la rebelión, los británicos habían logrado apagar numerosas revueltas menores o tribales o aceptaron otorgar ciertas concesiones en algunas disputas. Sin embargo dos acontecimientos - uno, marcado por una tendencia y otro, un hecho aislado - prendieron la rebelión en 1857.

La tendencia se refiere a la política del gobernador General Lord Dalhousie de incorporar nuevos territorios al dominio inglés, usando lo que se denominó la "Doctrina del Lapso", mediante la cual aquellos territorios donde el regente fallecía sin un heredero masculino, el territorio era anexado a la Compañía. Esta política negaba el derecho a los regentes nativos a adoptar un heredero en estos casos, todo lo cual estaba contemplado en la religión hindú y en la tradición secular. Los estados anexados mediante esta práctica fueron Satara, Thanjavur, Sambhai, Jhansi, Jetpu, Udaipur y Baghat. Adicionalmente la compañía anexó sin pretexto alguno el rico reino de Sind en 1843 y Oudh en 1856, este último un opulento reino que generaba grandes ingresos y representaba el vestigio de la autoridad mogol. Este apetito por territorios originó un gran resentimiento por parte de la aristocracia reinante, la cual rápidamente se adhirió a la causa rebelde.

El hecho aislado fue un rumor muy convincente de que los cartuchos para el nuevo rifle Einfield eran engrasados con grasa de vaca o de cerdo, lo cual era ofensivo tanto a la religión hindú como a la musulmana. Los cipayos se negaron a utilizar dichos cartuchos y al ser obligados finalmente se rebelaron contra los británicos.

El curso del Motín[editar]

La rebelión envolvió la mayor parte del Norte de la India, incluyendo Oudh y varios estados que habían pasado de la regencia Maratha a la Compañía. Los británicos tomados por sorpresa quedaron aterrorizados e inclusive paralizados, sin reemplazos para las bajas en su ejército. La guerra civil provocó el caos en donde cada comunidad sufrió humillaciones y también triunfos en batalla, si bien al final fueron los británicos quienes resultaron victoriosos. El último contingente cipayo en rendirse fue el de Gwalior (Madhya Pradesh), uno de los principales focos de la rebelión, el 21 de junio de 1858. La batalla final se libró en Sirwa Pass el 21 de mayo de 1859. Los derrotados rebeldes huyeron a Nepal.

Si bien los cipayos lucharon con valentía, los británicos contaron con mayor organización y superior liderazgo. También debe mencionarse que una gran parte de los cipayos permanecieron leales a los británicos. La mayoría de los estados regidos por los príncipes nativos permanecieron neutrales y no fueron tocados por el motín. Punjab, por otra parte, fue una región que permaneció fiel a los británicos, siendo su participación decisiva en varias victorias de éstos. El sur de la India, por otra parte, permaneció fuera del conflicto a pesar de ser un bastión del poder británico.

Dependiendo de que punto de vista se enfoque esta rebelión, se puede considerar como un motín, como afirman los británicos, o la primera guerra de independencia, según la versión india.

Acontecimientos después de la Rebelión[editar]

La guerra civil fue un elemento determinante de cambio en la India. En mayo de 1858, los británicos exilaron al emperador Bahadur Shah Zafar (1837-1857) a Birmania, liquidando formalmente el Imperio mogol. Al mismo tiempo se abolió la Compañía Británica de la India Oriental y se reemplazó por la administración directa de la corona. Los británicos proclamaron que los príncipes, jefes y el pueblo de la India recibirían igual trato bajo las leyes británicas y la reina Victoria fue proclamada Emperatriz de India. Sin embargo, la semilla de la desconfianza quedó en el pueblo hindú como herencia de la rebelión de 1857.

Las políticas económicas y sociales posteriores a 1857 permanecieron virtualmente sin cambios, si bien se tomaron ciertas modificaciones administrativas, comenzando por la creación de un Ministerio del Estado de India. El Gobernador General, llamado Virrey cuando actuaba en representación de los estados nativos, se estableció en Calcuta y dirigía la administración del estado, asistido por un consejo ejecutivo y otro legislativo. Por debajo del Gobernador General se encontraban los gobernadores provinciales y bajo éstos estaban los oficiales de distrito. Durante varias décadas el Servicio Civil Indio solo admitía a los británicos, así como también eran el personal de mayor rango en profesiones como la abogacía y la medicina. Los administradores en la India recibían un buen salario, tenían un alto estatus y oportunidades de avanzar en sus carreras. No fue sino hasta 1910 que los británicos permitieron a unos pocos indios entrar a formar parte del Servicio Civil.

El Virrey de India anunció en 1858 que el gobierno respetaría los tratados anteriores a la rebelión con los regentes locales y que se descontinuaría la práctica de anexar territorios bajo la "doctrina de lapso". Aproximadamente el 40 % del territorio y el 25 % de la población permaneció bajo el control de 562 príncipes de diferentes religiones (islámica, hindú, sij, entre otras) y diversidad étnica. Su propensión a la pompa y ceremonia era notable, mientras que la transformación sociopolítica permanecía más atrasada que la llevada a cabo en la India controlada por los británicos.

Una reforma más profunda se llevó a cabo en la organización militar y en las finanzas. Sorprendidos por la solidaridad entre los soldados indios en la rebelión, el gobierno dividió el ejército en tres sectores.

La actitud de los británicos cambió profundamente después de la rebelión. La forma abierta con la que trataban a los indios se convirtió en aislamiento y xenofobia, aún con aquellos que habían demostrado lealtad. Los británicos se refugiaron en acantonamientos distanciados de la población. Los clubs privados donde los británicos se reunían eran símbolos de exclusividad y esnobismo que no llegó a desaparecer sino años después de la independencia. En 1883 el gobierno de la India intentó derrumbar las barreras sociales en los tribunales, dando poder a los jueces indios para enjuiciar a los europeos que hubiesen cometido ofensas criminales. Sin embargo, las protestas por parte de la población británica y los editoriales en la prensa, forzaron al Virrey George Robinson, 1.er Marqués de Ripon, quién sirvió desde 1880 a 1884, a capitular y modificar, esta medida drásticamente. Los intelectuales bengalíes aprendieron esta lección del "motín de los blancos", es decir, la efectividad de una bien orquestada demostración en las calles y la publicidad que éstas obtenían en los periódicos cuando se trataba de remediar un mal real o imaginario.

Las hambrunas[editar]

El periodo posterior a 1857 también se vio negativamente afectado por calamidades, entre ellas una serie de frecuentes y devastadoras hambrunas, las más catastróficas que la India conociera. Aproximadamente 25 brotes de hambruna se esparcieron por los estados de Tamil Ndu en el sur de India; Bihar en el norte y Bengala en el este, en las cuales murieron, a finales del siglo XIX, entre 30 y 40 millones de indios. La historia oficial afirmó siempre que las hambrunas fueron el resultado de problemas climatológicos con cambios en el régimen de lluvias que alternaban sequías con inundaciones. Pero el libro de Mike Davis Los holocaustos del fin de la era victoriana revisa más a fondo esa cuestión y presenta pruebas que afirman que las políticas administrativas de los británicos fueron las verdaderas responsables, por ejemplo cuando reemplazaron con té y algodón los cultivos de subsistencia tradicionales. También las restricciones en el comercio interno y los altos impuestos a que se veían sometidos los pobladores y la desastrosa guerra con Afganistán, ocasionaron gran inflación y una sustancial exportación de productos hacia Inglaterra. Algunos ciudadanos, tales como William Digby, abogaron por reformas legales y ayuda al problema de la hambruna, pero el Gobernador General en aquella época, Lord Lytton, se opuso a cualquier cambio. Las hambrunas siguieron ocurriendo hasta su independencia en 1948, siendo la "Hambruna de Bengala" en 1943-44, la más devastadora de todas (murieron de 3 a 4 millones de habitantes).

Comienzos del Gobierno Indio[editar]

Al final del siglo XIX se tomaron los primeros pasos para constituir un gobierno autónomo. Para ello se nombraron a varios consejeros a fin de ayudar al Virrey en el establecimiento de concejos provinciales constituidos por nativos. Posteriormente se extendió esta política a los concejos legislativos mediante la Ley de Concejo Indio de 1892.

La Ley del Gobierno de la India de 1909, conocida como la Reforma Morley-Minto (John Morley era el ministro de estado para la India y Gilber Ellito, cuarto vizconde (earl) de Minto, era el Virrey) dieron a los hindúes un rol limitado en las legislaturas provinciales, llamadas concejos legislativos. Si bien la mayoría de los miembros de este concejo eran nombrados por el gobierno central, algunos de ellos comenzaron a ser elegidos por votación. A nivel provincial los miembros elegidos, más los que no eran designados por el gobierno central, comenzaron a ser mayoría, si bien el Gobernador General o Virrey no estaba sujeto a las decisiones de estos concejos. Morley dejó bien sentado, cuando introdujo la ley ante el parlamento británico, que no contemplaba en forma alguna ningún tipo de gobierno autónomo para la India. Sin embargo, la Reforma Morely-Minto fue el inicio de los principios de la democracia.

Para los musulmanes era importante ganar su influencia en la política de la India y a su vez mantener su identidad musulmana, objetivos que requerían varias respuestas de acuerdo a las circunstancias, tal como lo ilustra el caso de Muhammed Ali Jinnah. Jinhhah, nacido en 1876 estudió leyes en Inglaterra y comenzó su carrera política en el Partido del Congreso al retornar a la India. En 1913 se unió a la Liga Musulmana y continuó siendo miembro del partido hasta 1919. Durante este periodo fue conocido como el líder del partido por la unidad Hindú-Musulmana.

La importante contribución de la India en la Primera Guerra Mundial propulsó la demanda de los hindúes para una mayor autonomía y también incrementó la favorable acogida de estas propuestas por parte de los británicos. El partido del Congreso y la Liga Musulmana, ambos creados a final del siglo XIX tuvieron su primera reunión en diciembre de 1916. Bajo el liderazgo de Pandit Motilal Nehru (padre de Jawaharlal Nehru) y de Muhammed Ali Jinnah, se proclamó la intención de la unidad entre ambos partidos y una propuesta de reforma constitucional que incluyera el concepto de electorados separados. Este Pacto fue un sincero intento de llegar a un acuerdo. El Partido del Congreso aceptó la demanda de la Liga Musulmana de mantener electorados separados y la Liga Musulmana aceptó unirse a Partido del Congreso al pedir la autonomía para la India.

En agosto de 1917, el gobierno británico anunció formalmente la política de incrementar la asociación de los indios en cada rama del gobierno y el desarrollo gradual de un programa para obtener la autonomía en vista de la responsabilidad del deseo de los ciudadanos del país en auto gobernarse, aun con dependencia del Imperio británico.

Las reformas de 1919[editar]

En 1919 el parlamento británico promulgó una ley Montagu-Chelmsford (Edwin Samuel Montagu era el ministro de estado para la India y el Vizconde Chelmsford era el Virrey) en la cual se establecía las máximas concesiones que los británicos estaban dispuestos a conceder a la autonomía india. Se incrementó la autoridad de los concejos legislativos centrales y provinciales, si bien en Virrey todavía seguía siendo responsable directamente de la corona británica.

Los cambios a nivel provincial fueron importantes, debido particularmente a que éstos estaban compuestos en su mayoría por miembros electos. En esta época actividades tales como la agricultura, educación y obras públicas fueron colocadas bajo la responsabilidad de ministros responsables ante los concejos legislativos. Los británicos, por su parte, administraban (si bien algunos ministros podrían ser indios) los asuntos referentes a finanzas, impuestos y asuntos internos, los cuales eran responsables ante el Virrey.

Primeros movimientos hacia la independencia[editar]

Sin embargo, las reformas de 1919 no fueron satisfactorias para los políticos indios. Los británicos habían represado la oposición e impuesto censura a la prensa. En abril de 1919 las estrictas medidas para evitar manifestaciones ocasionaron una masacre en Jalianwala Bagh en Amritsar. La tragedia sirvió para unir a políticos, tales como Jawaharlal Nehru (1889-1964) y Majatma Gandhi (1869-1948), quienes eficientemente comenzaron a movilizar a las masas.

El trato dado a Turquía por parte de los aliados al final de la Primera Guerra Mundial, también fue motivo de animadversión por parte de los musulmanes, quienes pensaban que las intenciones de los aliados eran acabar con el Califato Otomano. Tras la caída del Imperio mogol, el califato Otomano se había convertido en el símbolo de la autoridad islámica y de la unidad de los musulmanes sunitas. El movimiento denominado Movimiento Khilafat comenzó a extenderse por toda la India. Se trataba de un repudio masivo de la lealtad musulmana a los británicos. Los líderes de este movimiento utilizaban los símbolos islámicos para unir a los musulmanes indios y presentar un frente unido al Partido del Congreso de la India y a los británicos.

Entre 1920 y 1921 los líderes musulmanes de Deoband y Aligarh se unieron a Gandhi en la movilización que se caracterizó por la desobediencia civil y el desacato a las normas británicas en respuesta por la masacre de Amritsar. Al mismo tiempo Gandhi respaldaba el Movimiento Khilafat, haciendo que muchos hindúes respaldaran el movimiento islámico.

A pesar de haber tenido diversos logros, el Movimiento Khilafat terminó fracasando. Turquía rechazó el califato y se convirtió en una nación secular. Por otra parte el carácter marcadamente religioso del movimiento hizo que algunos líderes como Jinnah se apartaran de él. También influyó el hecho de que muchos musulmanes se sentían un tanto incómodos con el liderazgo de Gandhi. Finalmente el movimiento no logró la unidad de la población india y en realidad sirvió para profundizar las diferencias entre hindúes y musulmanes. La realidad es que a medida que la India se iba acercando a su independencia, las comunidades hindúes y musulmanas paulatinamente se iban apartando, buscando posiciones que les permitieran prevalecer sobre el otro al obtener la autonomía.

Reformas adicionales[editar]

El panorama político de la India no estaba claro cuando se venció el plazo de la revisión de la Ley de 1919, el cual tenía una duración de diez años. Los prospectos de una nueva reforma constitucional incrementaron la agitación y las exigencias de los grupos políticos. Una Comisión encabezada por Sir John Simon, recomendó cambios constitucionales adicionales, pero no fue sino en 1935 que se estableció un nuevo gobierno en la India. Durante el periodo 1931-1933 se llevaron a cabo en Londres varias reuniones con representantes indios para discutir la situación y los intereses de los diferentes grupos de la India. El mayor punto de desacuerdo era el mantenimiento de electorados separados, a lo que Gandhi y el Partido del Congreso se oponían radicalmente. Dada esta situación la decisión fue pasada al gobierno británico del primer ministro Ramsay MacDonald quien decidió mantener los electorados separados tanto a nivel de gobierno central como a nivel provincial.

La reforma más importante que se llevó a cabo fue la autonomía provincial. El sistema de diarquía fue discontinuado y se crearon ministerios que eran responsables ante las asambleas legislativas. La mayoría de los concejales eran elegidos por votación. Los ministros provinciales, sin embargo, tenía limitada autonomía. Sind fue separada de Bombay y se convirtió en una provincia. Baluchistán, sin embargo mantuvo un estatus especial, pues no tenía consejo legislativo y era gobernada por un agente del Gobernador General. Las reformas trataron de establecer un sistema federal que incluyera los territorios gobernados por los príncipes, pero estos se negaron a aceptar un sistema que les impusiera acatar las medidas emitidas por políticos elegidos por votación. Por esta la razón, la Ley de 1915 nunca llegó a ser implantada en su totalidad.

Distribución de la población de la India británica por religiones en el censo de 1921.

La Segunda Guerra Mundial[editar]

Al principio de la Segunda Guerra Mundial el gobierno británico y los líderes de los principales movimientos para la independencia de la India llegaron a un acuerdo informal que establecía que una vez lograda la victoria sobre los miembros del Eje (Alemania, Italia y Japón), el gobierno británico comenzaría las acciones para declarar a la India como estado independiente. A cambio, la India suministraría tropas para luchar contra el Eje. Fue así como millones de indios se alistaron en las fuerzas armadas aliadas conformando el ejército voluntario más grande del mundo. Estos militares indios combatieron principalmente en los frentes africano y asiático.

La Partición y la Independencia[editar]

Después de la guerra, y cumpliendo con lo acordado junto a los líderes indios, el primer ministro británico Clement Attlee nombró como último Virrey a Louis Mountbatten, quien en una gestión de aproximadamente cinco meses logró conciliar a todos los grupos políticos interesados en la independencia, para aceptar la partición de la India británica en dos estados: la Unión de la India y el Dominio del Pakistán dentro de la órbita del Commonwealth.

Birmania no fue considerada en la partición ya que su administración había sido separada del Imperio de la India en 1937 y se le había conferido un autogobierno. La independencia birmana sería promulgada en 1948.

Fue parte de la labor de Mountbatten como último virrey, y respondiendo a las decisiones adoptadas respecto a la partición del Raj, convencer a los líderes de los más de 560 estados principescos que coexistían con el Raj en el interior de la India (quienes eran asociados o vasallos de la corona británica) para que renunciaran a sus respectivas soberanías dentro del territorio y se integraran bien en la India o en el Pakistán. Sólo dos príncipes se negaron a hacerlo buscando obtener directamente la independencia: el nizam de Hyderabad y el majarás de Cachemira. Hyderabad sería posteriormente incorporada a la India mediante la Operación Polo en 1948 y Cachemira se vería fuertemente presionada tanto por la India como por Pakistán a incorporarse a alguna de las dos naciones, lo que daría lugar al aún no resuelto Conflicto de Cachemira en octubre de 1947, luego de la invasión de Pakistán a Cachemira.

En el lapso de dos meses y medio, inmediatamente después de alcanzar un acuerdo tanto con los líderes indios y musulmanes tanto como con los dirigentes políticos británicos, Mountbatten debió organizar la partición de todos los bienes, activos, créditos, ejércitos, personal y propiedades estatales, y preparar los actos de independencia formal de ambos estados.

El fin del Raj Británico[editar]

El 14 de agosto de 1947, Pakistán declaró su independencia, incluyendo el Pakistán Oriental; éste se independizaría con el nombre de Bangladés tras una violenta revolución en 1971. La India se declaró independiente al día siguiente, el 15 de agosto.

Luego de la declaración de independencia de la India y Pakistán, Cachemira aceptaría convertirse en parte de la India a fines de 1947, marcando así el comienzo del Conflicto de Cachemira, y Hyderabad sería asimilado por la India en una operación militar un año después, convirtiéndose en uno más de los estados federales indios.

El final del Raj británico no terminó con la independencia de ambas naciones, ya que la dependencia nominal respecto a la Corona británica se mantuvo hasta que ambas naciones adoptaron una constitución republicana y secular y el monarca británico dejó de ser el Jefe de Estado. Esto sucedió respectivamente en 1950 cuando se proclamó la República de la India y en 1956 con la creación de la República Islámica de Pakistán.

Economía[editar]

La guerra contra Napoleón y los consecuentes bloqueos de las rutas comerciales, produjeron una gran escasez de monedas en las economías de los territorios británicos y sus colonias. Para solucionar dicha falta los ingleses se vieron obligados a utilizar las monedas de 8 reales que circulaban en los territorios de las indias. Un ejemplo de esta práctica fueron las piezas contramarcadas en los estados indios de Madras y Calcuta, que acuñaron respectivamente ½ pagoda (1808 – 1815) y 2 rupias sobre reales de a ocho españoles (1808 – 1816). De esta segunda acuñación de la ceca de Madras, también existen piezas con fecha árabe (1172 – 1176 hégira). La tercera contramarca en forma de corazón y con sigla “V.E.C.I.” corresponde a la Compañía Británica de las Indias Orientales. En el territorio de Bombay también se utilizaron para el comercio las monedas de plata hispanoamericanas y otras piezas extranjeras (españolas, austriacas, francesas y brasileñas). Monedas que fueron contramarcadas con el nombre de “Bombay” en árabe dentro de dibujo geométrico.[2]

Referencias[editar]

  1. The New Encyclopaedia Britannica (en inglés). Encyclopaedia Britannica Inc. 1992. p. tomo 28 pag. 191. ISBN 0-85229-553-7. 
  2. José Antonio de la Fuente: "La plata de la Nao de China", Museo de Arte Oriental de Salamanca, imprenta comercial Segovia, 2008.