Tercera posición

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Tercera posición o tercerposicionismo es el nombre que se aplica a las corrientes políticas que buscan enfatizar su posición contraria tanto al comunismo como al capitalismo, siendo antimarxistas y antiliberales, así como presentarse a sí mismos como más allá del espectro político que ubica a los partidos políticos en izquierda o derecha.

Varios de los movimientos que han reclamado esa calificación han sido identificados, bien por pertenencia o contrapropaganda de sectores opositores, con el fascismo.[1] Muchos promueven políticas de corte nacionalista o populista. También suelen promulgar una revolución que reivindica los valores tradicionales o valores populares que ven bajo amenaza o con motivo de crear una sociedad totalmente nueva.

El nacional-bolchevismo se considera una ideología principal de esta tercera posición, al ser una síntesis del bolchevismo más radical y un nacionalismo popular.[2]

Historia[editar]

Históricamente fue la postura que plantearon tanto el fascismo italiano como los movimientos políticos análogos del nacionalsocialismo alemán, la Falange Española, las JONS de Ramiro Ledesma, la Guardia de Hierro rumana, el rexismo belga, el Sinarquismo mexicano, etc.; estos surgieron en el período de entreguerras (1918-1939), tras la revolución bolchevique, y coincidiendo con la crisis del modelo liberal, tanto en política (era habitual tildar a la democracia liberal como decadente) como en economía (crisis de 1929). Se ha relacionado también con la doctrina social de la Iglesia y la encíclica Quadragesimo anno de Pío XI. También utilizó este término el Peronismo en Argentina.

En cambio, no se suele relacionar con otros movimientos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, como el tercermundismo.[3] Desde finales del siglo XX el término es reivindicado por distintos movimientos que etiquetados como alternativos o nacional-revolucionarios que suelen utilizar como símbolos la cruz celta y el wolfsangel (en Italia). La similitud en el nombre con el movimiento intelectual y político denominado tercera vía (de orientación socialdemócrata, preconizado por Anthony Giddens y Tony Blair en el Reino Unido), ha sido utilizado de forma despectiva por Ignacio Ramonet (periodista antiglobalización de Francia) para observar un paralelismo conceptual.[4]

Por países[editar]

Alemania[editar]

El Querfront ("frente cruz") era una coalición entre revolucionarios conservadores alemanes con la extrema izquierda durante la República de Weimar de la década de 1920. El término es también usado hoy día para el entrismo mutuo o cooperación entre grupos de izquierda y derecha. En la izquierda, la estrategia communista de fascismo social concentrado contra los socialdemócratas, resultando en un estancamiento e incidentes en la cooperación temporaria con fuerzas genuinamente fascistas y ultranacionalistas. Ernst Niekisch y otros intentaron combinar fuerzas communistas, nacionalistas y anti-capitalistas para derrocar al orden existente de la República de Weimar. Llamó a esta alianza "bolchevismo nacional". El canciller, el General Kurt von Schleicher, siguió una estrategia de separación de la izquierda del partido nazi como medio para conseguir el apoyo de Adolf Hitler para su gobierno.[5] La idea de Schleicher era amenazar la unión entre los nazis izquierdistas y los sindicatos como forma de forzar a Hitler a apoyar su gobierno, pero su plan falló.[6]

Argentina[editar]

El Peronismo fue la doctrina que siguió Argentina desde la década de 1940 con los mandatos de Juan Domingo Perón. Rechazaba las etiquetas de izquierda y derecha. En sus relaciones exteriores buscó tanto distanciarse del capitalismo de Washington D. C. como del marxismo-leninismo de Moscú, manteniendo buenas relaciones con el Movimiento de Países No Alineados.[7]

En la política social interior podemos observar que en las primeras presidencias (1946-1955) se lograron muchas conquistas proletarias, pero sin integrar a su ideología de base el concepto marxista de lucha de clases, por lo que era una síntesis entre el nacionalismo y el socialismo. Para algunos seguidores de Perón, esta época podría calificarse como una Revolución completa, sin embargo a ojos del mismo Perón, se debería incidir más en ella.[8] En el Congreso de la CGT de 1950 se decidió seguir profundizando en la socialización económica, exponiendo en el Preámbulo resultante:

El proceso de realización tiende hacia la gradual socialización de los medios de producción y en cambio impone al proletariado el deber de participar y gravitar desde el terreno sindical para afianzar las conquistas de la Revolución Peronista, para consolidarlas en el presente y ensancharlas en el futuro.[9]

Francia[editar]

La ideología de Tercera Posición ganó apoyo en Francia donde, en 1985, Jean-Gilles Malliarakis formó un partido político de Tercera Vía, Troisième Voie (TV). Considerando a Estados Unidos, el comunismo y el sionismo como sus principales enemigos, el grupo abocó por formas radicales para conseguir la revolución nacional. Asociado por un tiempo con el Groupe Union Défense, la TV estuvo en malos términos con el Front National hasta 1991, cuando Malliarakis decidió acercarse a ellos. Como resultado, el TV se desbandó y un grupo disidente radical dirigido por Christian Bouchet, Nouvelle Résistance, adoptó el bolchevismo nacional y luego visiones eurasianistas.

Italia[editar]

En Italia, la tercera posición fue desarrollada por Roberto Fiore, junto con Gabriele Adinolfi y Peppe Dimitri, dentro de la tradición neo-fascita italiana. La ideología de tercera posición se caracteriza por una formulación militarista, ultranacionalismo palingenetico mirando favorablemente a los movimientos de liberación nacional, apoyo al separatismo racial y adhesión al modo de vida del soldado político.

Para construir un trasfondo cultural para la ideología, Fiore se fijó en el ruralismo de Julius Evola y quiso combinarlo con el deseo de una revolución cultural-espiritual. Adoptó algunas posiciones de la extrema derecha contemporánea, en particular del etnopluralismo de Alain de Benoist y el estilo europeísta asociado con visiones talos como la campaña "Europa como nación" de Oswald Mosley (entre otros). Fiore fue uno de los fundadores del movimiento Terza Posizione en 1978. Las ideas de tercera posición son representadas ahora por Forza Nuova, dirigido por Fiore.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Davies, Peter; Lynch, Derek (2002). The Routledge companion to fascism and the far right (en inglés). Routledge. ISBN 9780415214940. 
  2. Griffin, Roger (1995). Fascism. Oxford University Press. ISBN 0-19-289249-5. 
  3. Alicia Poderti “Franquismo, fascismo y el léxico denostativo hacia el peronismo (1943-1955)”, Primer Congreso de Estudios sobre el Peronismo, 2008.
  4. Según Ignacio Ramonet ya en la década del ‘30, se hablaba del surgimiento de una “tercera vía”, el fascismo, alternativa a los dos mundos nuevos que surgieron tras la Primera guerra mundial., citado en Enrique Fernández M. Guidens, Blair y Lagos, la tercera vía
  5. Turner, Henry Ashby Hitler's Thirty Days to Power, New York: Addison-Wesley, 1996 pages 24-27.
  6. Turner, Henry Ashby Hitler's Thirty Days to Power, New York: Addison-Wesley, 1996 pages 24-29.
  7. Oscar Raúl Cardoso. «La "tercera posición": lejos de Washington y de Moscú». 
  8. Javier Iglesias. «Tercera Posición, la empresa para quien la trabaja». 
  9. Godo, Julio (1990). El Movimiento Obrero Argentino (1943-1955). Buenos Aires: Legasa. p. 211.