Nacionalbolchevismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Nacional-bolchevismo»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El nacionalbolchevismo (ruso: Национал-большевизм, alemán: Nationalbolschewismus), cuyos partidarios son conocidos como bolcheviques nacionales (ruso: Национал-большевики), NatBols o NazBols (ruso: Нацболы),[1]​ es un movimiento político que combina elementos del fascismo y del bolchevismo.[2][3]

Entre los más notables defensores del nacional-bolchevismo en Alemania destacan Ernst Niekisch (1889-1967), Heinrich Laufenberg (1872-1932) y Karl Otto Paetel (1906-1975). En Rusia utilizaban este término, Nikolay Ustryalov (1890-1937) y sus seguidores, los llamados Smenovekhovtsy.

Entre los defensores modernos del movimiento destacan Aleksandr Dugin y Eduard Limonov, que dirigieron el Partido Nacional Bolchevique (PNB), no registrado y prohibido en la Federación Rusa.[4]

El nacional-bolchevismo alemán[editar]

Símbolo de Widerstand, un movimiento surgido en los años 20 en Alemania considerado precursor del nacional-bolchevismo actual.

El término nacionalbolchevismo se utilizó por primera vez para describir una corriente del Partido Comunista de Alemania (KPD) y luego del Partido Comunista Obrero de Alemania (KAPD) que quería aliar el movimiento comunista insurgente con los grupos nacionalistas disidentes del ejército alemán que rechazaban el Tratado de Versalles.[5]​ Estaban dirigidos por Heinrich Laufenberg y Fritz Wolffheim y tenían su sede en Hamburgo. Su expulsión del KAPD fue una de las condiciones que Karl Radek explicó que era necesaria para que el KAPD fuera acogido en el III Congreso de la Tercera Internacional. Sin embargo, la exigencia de que se retiraran del KAPD se habría producido probablemente de todos modos. Radek los había calificado de bolcheviques nacionales, el primer uso registrado de este término en un contexto alemán.[6]

Posteriormente, Radek cortejó a algunos de los nacionalistas radicales que había conocido en la cárcel para que se unieran a los bolcheviques en nombre del nacionalbolchevismo. Veía en un resurgimiento del nacionalbolchevismo una forma de "eliminar el aislamiento capitalista" de la Unión Soviética.[2]

Durante la década de 1920, una serie de intelectuales alemanes iniciaron un diálogo que creó una síntesis entre el nacionalismo radical (normalmente referido como Prusianismo) y el bolchevismo tal como existía en la Unión Soviética. La figura principal fue Ernst Niekisch, del Viejo Partido Socialdemócrata de Alemania, que dirigía la revista Widerstand.[7]

También existía una tendencia nacional bolchevique con el Movimiento Juvenil Alemán, dirigido por Karl Otto Paetel. Paetel había sido partidario del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP), pero se desilusionó con ellos al considerar que no estaban verdaderamente comprometidos con la actividad revolucionaria o la economía socialista. Su movimiento formado en 1930, el Grupo de Nacionalistas Socialmente Revolucionarios, trató de forjar una tercera vía entre el NSDAP y el KPD, haciendo hincapié en el nacionalismo y la economía socialista.[8]​ Fue especialmente activo en un intento, en gran medida infructuoso, de ganar para su causa a un sector de las Juventudes Hitlerianas.[9]

Aunque los miembros del NSDAP bajo el mando de Adolf Hitler no participaron en el proyecto nacional bolchevique de Niekisch y solían presentar el bolchevismo en términos exclusivamente negativos, como una conspiración judía, a principios de la década de 1930 existía una tendencia paralela dentro del NSDAP que defendía opiniones similares. Esta tendencia estaba representada por lo que se conoce como Strasserismo. Un grupo liderado por Hermann Ehrhardt, Otto Strasser y Walther Stennes se separó en 1930 para fundar la Liga de Combate de los Nacionalsocialistas Revolucionarios, comúnmente conocida como el Frente Negro.[10]

Luego de la Segunda Guerra Mundial, se creó el Partido Socialista del Reich, que combinaba la ideología neonazi con una política exterior crítica con Estados Unidos y de apoyo a la Unión Soviética, que financiaba el partido.[11][12]

El nacional-bolchevismo ruso[editar]

Guerra civil rusa[editar]

A medida que la guerra civil rusa se prolongaba, varios blancos destacados se pasaron al bando bolchevique porque lo veían como la única esperanza para devolver la grandeza a Rusia. Entre ellos se encontraba el profesor Nikolai Ustrialo, inicialmente anticomunista, que llegó a creer que el bolchevismo podía modificarse para servir a fines nacionalistas. Sus seguidores, los Smenovekhovtsy, llamados así por una serie de artículos que publicó en 1921 conocidos como Smena vekh (en ruso: cambio de hitos), llegaron a considerarse bolcheviques nacionales, tomando prestado el término de Niekisch.[13]

Ideas similares fueron expresadas por el partido Evraziitsi y el pro-monárquico Mladorossi. La idea de Iósif Stalin de un Socialismo en un solo país fue interpretada como una victoria por los bolcheviques nacionales. Vladimir Lenin, que no utilizó el término Bolchevismo Nacional, identificó a los Smenovekhovtsy como una tendencia del antiguo Partido Democrático Constitucional que veía el comunismo ruso como una simple evolución en el proceso de engrandecimiento de Rusia. Añadió además que eran un enemigo de clase y advirtió contra los comunistas que los creían aliados.[13][14]

Cooptación del nacional-bolchevismo[editar]

Ustrialov y otros simpatizantes de la causa smenovekhovtsy, como Aleksey Nikolayevich Tolstoy e Ilya Ehrenburg, pudieron finalmente regresar a la Unión Soviética y, tras la cooptación de aspectos del nacionalismo por parte de Stalin y su ideólogo Andrei Zhdanov, disfrutaron de la pertenencia a la élite intelectual bajo la denominación de bolcheviques sin partido.[15][16]​ Del mismo modo, la escuela historiográfica Nacional Bolchevique de B. D. Grekov, un blanco de críticas frecuente bajo Lenin, fue reconocida oficialmente e incluso promovida bajo Stalin, aunque después de aceptar los principales principios del estalinismo.[17]​ De hecho, se ha afirmado que el nacionalbolchevismo fue el principal impulsor del resurgimiento del patriotismo como parte oficial de la ideología estatal en la década de 1930.[18][19]

Aleksandr Solzhenitsyn vs. Eduard Limonov[editar]

El término nacionalbolchevismo se ha aplicado a veces a Aleksandr Solzhenitsyn y a su anticomunismo. Sin embargo, Geoffrey Hosking argumenta en su libro Historia de la Unión Soviética que Solzhenitsyn no puede ser etiquetado como un bolchevique nacional, ya que era completamente antiestalinista y deseaba un renacimiento de la cultura rusa que viera un mayor papel de la Iglesia Ortodoxa Rusa, una retirada de Rusia de su papel en el extranjero y un estado de aislacionismo internacional.[20]​ Solzhenitsyn y sus seguidores, conocidos como vozrozhdentsy (revivalistas), se diferenciaban de los bolcheviques nacionales, que no tenían un tono religioso (aunque no eran completamente hostiles a la religión) y que consideraban que la participación en el extranjero era importante para el prestigio y el poder de Rusia.[21]

Había una hostilidad abierta entre Solzhenitsyn y Eduard Limonov, el jefe del Partido Nacional Bolchevique de Rusia. Solzhenitsyn había descrito a Limonov como "un pequeño insecto que escribe pornografía" y Limonov describió a Solzhenitsyn como un traidor a su patria que contribuyó a la caída de la Unión Soviética. En su libro El roble y el becerro, Solzhenitsyn atacó abiertamente la idea de que los rusos eran "los más nobles del mundo" y que "el zarismo y el bolchevismo [...] [eran] igualmente irreprochables", definiendo esto como el núcleo del nacional-bolchevismo al que se oponía.[22]

Participantes en una manifestación nacional-bolchevique en Rusia en 2006.

Partido Nacional Bolchevique[editar]

El actual Partido Nacional Bolchevique (PNB) se fundó en 1992 como Frente Nacional Bolchevique, una amalgama de seis grupos menores.[23]​ El partido siempre ha estado dirigido por Eduard Limonov. Limonov y Dugin trataron de unir a los radicales de extrema izquierda y extrema derecha en una misma plataforma.[24]​ Dugin consideraba a los nacional-bolcheviques como un punto intermedio entre comunistas y fascistas, y se veía obligado a actuar en la periferia de cada grupo. Las primeras políticas y acciones del grupo muestran cierta alineación y simpatía con los grupos nacionalistas radicales, aunque todavía manteniendo los principios de una forma de marxismo que Dugin definió como "Marx menos Feuerbach, es decir, menos evolucionismo y, a veces, apareciendo el humanismo inercial", pero en la década de 2000 se produjo una escisión que cambió esto hasta cierto punto. Esto hizo que el partido se moviera más a la izquierda en el espectro político ruso, y llevó a los miembros del partido a denunciar a Dugin y su grupo como fascistas. Posteriormente, Dugin desarrolló estrechos vínculos con el Kremlin y fue asesor del alto funcionario ruso Sergey Naryshkin.[25][26][27]

Inicialmente opuesto a Vladimir Putin, Limonov al principio liberalizó un poco el PNB y unió fuerzas con grupos de izquierda y liberales en el Frente Cívico Unido de Garry Kasparov para luchar contra Putin.[28]​ Sin embargo, posteriormente expresó opiniones más favorables a Putin tras los protestas prorrusas en Ucrania de 2014.[29][30][31]

Otros países[editar]

El Parti Communautaire National-Européen franco-belga comparte el deseo del nacional-bolchevismo de crear una Europa unida, así como muchas de las ideas económicas del PNB. La figura política francesa Christian Bouchet también se ha visto influenciada por esta idea.[32]

En 1944, el líder nacionalista indio Subhas Chandra Bose pidió "una síntesis entre el nacionalsocialismo y el comunismo" para India.[33]​ Ese mismo año, la nueva dirección de la organización paramilitar israelí Lehi declaró su apoyo al nacional-bolchevismo, una ruptura con la perspectiva fascista del grupo bajo su anterior líder, Avraham Stern.[34]

Algunos analistas han calificado al Partido Radical Serbio, al partido búlgaro Unión Nacional Ataque, al Partido Nacional Esloveno y al Partido de la Gran Rumanía de "nacionalbolcheviques" por mezclar gran parte de la retórica de extrema derecha de sus respectivos países con posturas tradicionales de izquierda como la economía socializada, el antiimperialismo y la defensa del régimen comunista histórico. El Partido Radical Serbio, en particular, ha apoyado a líderes como Muammar Gaddafi,[35]Saddam Hussein[36]​ y el actual presidente venezolano Nicolás Maduro.[37]​ El Partido de la Gran Rumanía, por su parte, fue fundado por Corneliu Vadim Tudor, descrito como el "poeta de la corte de Nicolae Ceaușescu", y ha sido considerado como una continuación de la ideología de este último con un barniz de derecha.[38]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Russian Nationalism, Foreign Policy and Identity Debates in Putin's Russia: New Ideological Patterns after the Orange Revolution. Columbia University Press. 2014. p. 147. ISBN 9783838263250. Consultado el 25 March 2018. 
  2. a b Von Klemperer, Klemens (1951). «Towards a Fourth Reich? The History of National Bolshevism in Germany». Review of Politics 13 (2): 191-210. JSTOR 1404764. doi:10.1017/S0034670500047422. 
  3. Van Ree, Erik (4 August 2010). «The concept of 'National Bolshevism': An interpretative essay». Journal of Political Ideologies 6 (3): 289-307. S2CID 216092681. doi:10.1080/13569310120083017. 
  4. "Court Upholds Registration Ban Against National Bolshevik Party"
  5. Pierre Broué, Ian Birchall, Eric D. Weitz, John Archer, The German Revolution, 1917–1923, Haymarket Books, 2006, pp. 325–326.
  6. Timothy S. Brown, Weimar Radicals: Nazis and Communists Between Authenticity and Performance, Berghahn Books, 2009, p. 95.
  7. Martin A. Lee, The Beast Reawakens, Warner Books, 1998, p. 315.
  8. Brown, Weimar Radicals, pp. 31-32
  9. Brown, Weimar Radicals, p. 134.
  10. Robert Lewis Koehl, The SS: A History 1919–1945, Tempus Publishing, 2004, pp. 61–63.
  11. T. H. Tetens, The New Germany and the Old Nazis (London: Secker & Warburg, 1962), p. 78.
  12. "Encyclopedia of modern worldwide extremists and extremist groups", Stephen E. Atkins. Greenwood Publishing Group, 2004. ISBN 0-313-32485-9, ISBN 978-0-313-32485-7. pp. 273-274
  13. a b Lee, The Beast Reawakens, p. 316.
  14. Speech by Vladimir Lenin on 27 March 1922 in V. Lenin, On the Intelligentsia, Moscow: Progress Publishers, 1983, pp. 296–299.
  15. S. V. Utechin, Russian Political Thought: A Concise and Comprehensive History, JM Dent & Sons, 1964, pp. 254–255
  16. Krausz, Tamas (3 April 2008). «National bolshevism ‐ past and present». Contemporary Politics 1 (2): 114-120. doi:10.1080/13569779508449884. 
  17. Utechin, Russian Political Thought, p. 255.
  18. Utechin, Russian Political Thought, p. 241.
  19. Brandenberger, David (2002). «National Bolshevism: Stalinist Mass Culture and the Formation of Modern Russian National Identity, 1931-1956». Bookshelf (Cambridge, MA: Harvard University Press). ISBN 9780674009066. 
  20. G. Hosking, A History of the Soviet Union, London: Fontana, 1990, pp. 421–2
  21. G. Hosking, A History of the Soviet Union, London: Fontana, 1990, pp. 421–2
  22. A. Solzhenitsyn, The Oak and the Calf, 1975, pp. 119–129.
  23. M. A. Lee, The Beast Reawakens, 1997, p. 314.
  24. Rogatchevski, Andrei; Steinholt, Yngvar (21 October 2015). «Pussy Riot's Musical Precursors? The National Bolshevik Party Bands, 1994–2007». Popular Music and Society 39 (4): 448-464. S2CID 192339798. doi:10.1080/03007766.2015.1088287. 
  25. Yasmann, Victor (29 April 2005). «Russia: National Bolsheviks, The Party Of 'Direct Action'». Radio Free Europe Radio Liberty. Consultado el 15 November 2018. «For this mobilization, the NBP used a bizarre mixture of totalitarian and fascist symbols, geopolitical dogma, leftist ideas, and national-patriotic demagoguery.» 
  26. John Dunlop (January 2004). «Aleksandr Dugin's Foundations of Geopolitics». Demokratizatsiya 12 (1): 41. Archivado desde el original el 11 de mayo de 2014. 
  27. Shaun Walker (23 March 2014). «Ukraine and Crimea: what is Putin thinking?». The Guardian. 
  28. Remnick, David (1 October 2007). «The Tsar's Opponent». The New Yorker. Consultado el 15 September 2015. 
  29. Kravtsova, Yekaterina (10 March 2014). «Ukraine crisis: Crimea is just the first step, say Moscow's pro-Putin demonstrators». Consultado el 2 December 2016. 
  30. «Famous Kremlin Critic Changes Course, Says Putin Not a Monster (Limonov)». 12 October 2015. Consultado el 2 December 2016. 
  31. Bershidsky, Leonid (30 December 2014). «Putin Goes Medieval on the Russian Opposition». Bloomberg.com. Consultado el 2 December 2016 – via www.bloomberg.com. 
  32. G. Atkinson (August 2002). "Nazi shooter targets Chirac". Searchlight.
  33. Shanker Kapoor, Ravi (2017), «There is No Such Thing As Hate Speech», Bloomsbury Publishing .
  34. Robert S. Wistrich, David Ohana. The Shaping of Israeli Identity: Myth, Memory, and Trauma, Issue 3. London, England, UK; Portland, Oregon, USA: Frank Cass & Co. Ltd., 1995. Pp. 88.
  35. «SRS holds rally in support of Gaddafi». B92.net. 10 April 2011. Consultado el 29 March 2019. 
  36. http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2007/01/24/AR2007012401340.html
  37. (21 February 2019) "Venezuela strengthens relations of solidarity and cooperation with the Republic of Serbia"
  38. «Corneliu Vadim Tudor: Court poet to Nicolae Ceausescu who became an extreme nationalist figure after the fall of communism in Romania». The Independent. 17 September 2015. Consultado el 29 March 2019.