San Carlos Sija

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Carlos Sija
Entidad subnacional

San Carlos Sija 1.jpg
Monumental «Torre Centenaria del Batallón Sijeño»

San Carlos Sija ubicada en Guatemala
San Carlos Sija
San Carlos Sija
Localización de San Carlos Sija en Guatemala
San Carlos Sija ubicada en Quetzaltenango
San Carlos Sija
San Carlos Sija
Localización de San Carlos Sija en Quetzaltenango
Coordenadas 14°59′00″N 91°33′00″O / 14.98333333, -91.55Coordenadas: 14°59′00″N 91°33′00″O / 14.98333333, -91.55
Idioma oficial Español
Entidad Municipio de Guatemala
 • País Guatemala
 • Departamento Vlagquetzaltenango.gif Quetzaltenango
Eventos históricos  
 • Fundación 1526 (Bernal Díaz del Castillo)
 • Creación 14 de diciembre
Superficie  
 • Total 148 km² Ver y modificar los datos en Wikidata
Altitud  
 • Media 2642 msnm
Distancia 23 km a Quetzaltenango
Clima templado, Cwb
Población (Censo de Población 2005)  
 • Total 30 659 hab.
 • Densidad 207,16 hab/km²
Gentilicio sijeño/a
Huso horario UTC−6
Código postal 09004
Prefijo telefónico 502
Fiestas mayores 7 al 15 de diciembre en honor a la Virgen de la Concepción y 1 al 4 de noviembre en honor a San Carlos de Borromeo
Patrono(a) Carlos Borromeo e Inmaculada Concepción
Sitio web oficial
Miembro de: Asociación Nacional de Municipalidades de Guatemala, Mancomunidad Metrópoli de los Altos
[editar datos en Wikidata]

San Carlos Sija («San Carlos»: en honor a San Carlos de Borromeo; «Sija»: en honor a la región española de «Écija») es un municipio del departamento de Quetzaltenango de la región sur-occidente de la República de Guatemala.[1]​ Forma parte de la Mancomunidad Metrópoli de los Altos.

Los primeros pobladores se establecieron en la parte alta de la montaña, al oriente de los que hoy es la Comunidad Agraria Candelaria Xolhuitz, denominándose a este lugar «El Campamento Monte María»

El poblado en sí fue fundado con el nombre de Écija en el «Nuevo Valle de Écija» en 1526 por los conquistadores españoles y funcionó como centro desde el cual partían pobladores a crear nuevos asentamientos que se fundaban en el territorio de la Capitanía General de Guatemala.[cita requerida] Hacia finales de la colonia española el batallón criollo del Nuevo Valle de Écija participó en el control de la rebelión k'iche' de la década de 1820 en Totonicapán, dirigida por Atanasio Tzul, que había comenzado en Santa María Chiquimula en contra de los tributos excesivos.

Tras la Independencia de Centroamérica en 1821, Sija estuvo en el departamento de Quetzaltenango/Soconusco.[2]​ Luego, en 1838, el Nuevo Valle de Écija fue parte de la región que formó el efímero Estado de Los Altos, el cual fue autorizado por el Congreso de la República Federal de Centro América el 25 de diciembre de ese año[3]​ pero este intento sececionista fue aplastado por el general conservador guatemalteco Rafael Carrera, quien impuso un régimen duro y hostil para los liberales altenses, pero bondadoso para los indígenas de la región —derogando el impuesto personal— y para los eclesiásticos restituyendo los privilegios de la religión católica.[4]

Tras la muerte del presidente vitalicio general Rafael Carrera en 1865, los liberales se reorganizaron y finalmente lograron derrotar al gobierno conservador en 1871; entonces, el gobierno de facto del presidente provisiorio Miguel García Granados dispuso crear el departamento de Quiché el 12 de agosto de 1872.[5]​ En esa fecha, San Carlos Sija pasó a formar parte del nuevo departamento de Totonicapán.[5]​ Durante esos años, la milicia de San Carlos Sija fueron la principal fuente de apoyo al presidente general Justo Rufino Barrios, jugando un papel central en la contención de un movimiento armado regional de oposición al nuevo régimen, al que se vincularon indígenas k’iche’s de Momostenango en 1876 y 77.[6]

En 1882, el presidente interino José María Orantes trasladó la jurisdicción de Sija Valle De Écija del departamento de Totonicapán al departamento de Quetzaltenago, para que la jurisdicción militar y administrativa del municipio estuvieran en el mismo deparatmento.[7]

El 11 de septiembre de 1897, los soldados revolucionarios del «Batallón Sijeño» participaron en la revolución contra el gobierno del general José María Reina Barrios,[8]​ y aunque proclamaron victoria el 15 de septiembre, las fuerzas leales al gobierno al mando del general de división Calixto Mendizábal, retomaron el control y dieron fin a la revolución el 4 de octubre.[9]

En 1902 la población fue azotada por el terremoto de San Perfecto el 18 de abril y la erupción del volcán Santa María el 24 de octubre, provocando la destrucción de la antigua provisional torre de madera y varios edificios coloniales[10]​ La región agrícola de San Carlos Sija quedó devastada, y todos los poblados del municipio tuvieron que ser reconstruidos totalmente. El 8 de abril de 1940, el poblado «Nuevo San Carlos Sija» pasó a ser jurisdicción del departamento de Retalhuleu, y adoptó el nombre de Nuevo San Carlos.

En la década de 2010 se incorporó voluntariamente a la Mancomunidad Metrópoli de los Altos, la que está conformada por varios municipios de los departamentos de Totonicapán y de Quetzaltenango y «promueve el desarrollo local, integral y sostenible de los municipios integrantes.

Índice

Toponimia[editar]

El topónimo «San Carlos Sija» es de origen castellano y está relacionado con la creación del poblado, el cual fue fundado en la época de la conquista española, el 14 de diciembre de 1526 por el historiador español Bernal Díaz del Castillo con el nombre de «Écija» según consulta hecha entre todos los soldados españoles que lo acompañaban y quienes por decisión unánime acordaron ponerle el nombre en honor a su lugar de procedencia: el municipio de Écija de la provincia de Sevilla en España, según consta en la escritura de propiedad del «Valle de Nueva Écija»

Uno de los numerosos campanarios de Écija.

Écija pertenecía al tribunal inquisitorial de Córdoba. Entre 1558 y 1730 hasta un total de ciento catorce personas, relacionadas con Écija, fueron sentenciadas por este tribunal.

En 1720 fue hipotecada al poblado de San Juan Ostuncalco, a pesar de que en los primeros años del siglo xviii, específicamente en 1714, los habitantes criollos que vivían en el Valle de Écija habían solicitaron a la Capitanía General de Guatemala la fundación de un ayuntamiento. No fue sino hasta el 8 de diciembre de 1776 que el valle fue reducido de categoría a poblado

Finalmente, un ayuntamiento fue establecido oficialmente con el nombre de «San Carlos» el 15 de diciembre de 1778 por el capitán general Martín de Mayorga en honor al rey Carlos III de España formando parte del corregimiento de Totonicapán.[11]​ Hasta entonces, San Carlos Sija había pertenecido a la provincia de Huehuetenango, a la que pertenecía también Totonicapán.

Carlos III con el hábito de la Orden de Carlos III, hacia 1783-1784. Óleo de Mariano Salvador Maella (Palacio Real).
Grandes armas de Carlos III con manto real, cimera real de Castilla y el lema A solis ortu usque ad occasum (Desde la salida del sol hasta el ocaso), origen de la frase atribuida a Felipe II: En mis dominios no se pone el sol, haciendo referencia a que el sol nunca se ponía en los territorios españoles, pues abarcaban los dos hemisferios. También se incluye la palabra Santiago, en referencia al Santo Patrón de España, Santiago el Mayor, y más concretamente al lema tradicional Santiago y cierra España. Fueron utilizadas por sus sucesores hasta 1931, aunque en el siglo xix cayó en desuso.

División política[editar]

El municipio cuenta con un total de veinte aldeas, setenta, ocho caseríos y una villa, en todo el Valle de Écija que son:

División política del Valle de Écija, San Carlos Sija[12]
Categoría Listado
Aldeas
  • Recuerdo A Barrios
  • San José Chicalquix
  • San Francisco Chuatuj
  • Panorama
  • Nuevo Panorama
  • El Progreso
  • Las Cruces
  • Chiquival Nuevo
  • Chiquival Viejo
  • Saquicol
  • Estancia de la Virgen
  • Calel
  • Esquipulas Seque
  • El Rodeo
  • Agua Caliente
  • Mogotillos
  • Pachuté
  • Barranca Grande
  • La Libertad
  • Nuevo San Antonio
Caseríos
  1. Los Cifuentes
  2. Santa Elena
  3. Paso Rojo
  4. Las Cerezas
  5. Buenos Aires La Laguna
  6. Llano Grande
  7. La Fuente
  8. Bella Vista
  9. Los Pérez (Barrio la Kalaka)
  10. Colinas de Carnaval
  11. Los Cerritos
  12. Chuvalcón
  13. La Unión
  14. Loma Linda
  15. El Paraíso
  16. Vista Hermosa
  17. Caquixa
  18. Cruz de Canáque
  19. Buena Vista
  20. El Encino
  21. Joya de Verano
  22. El Tesoro
  23. La Garita
  24. Joya de la Puerta
  25. Joya de Martín
  26. Joya de las Posas
  27. Leña Vieja
  28. Las Manzanas
  29. Las Flores
  30. El Tolupe
  31. Las Pozas
  32. Loma Grande
  33. Rancho Alegre
  34. El Matazano
  35. Los Leones
  36. El Naranjo
  37. Paso Hondo
  38. Xejayup
  39. Xolbolol
  40. Chiquixis
  41. Piedra Colorada
  42. Panima Corral
  43. Xolabaj
  44. Tzanjuyup
  45. Chuicorral
  46. Palenquej
  47. Xoljuyup
  48. Pamonjon
  49. Santa Julia
  50. Los Caballitos
  51. Cipreses
  52. Sector No. 1
  53. El Arenal
  54. Laguna Seca
  55. Yaglín
  56. Los Santos
  57. Buena Vista
  58. Las Fuentes
  59. Los Altos
  60. Buenos Aires
  61. Sector los Potreríos
  62. Buena Vista
  63. Xola
  64. Los Mosquitos (Sector Norte)
  65. Plan de los López
  66. El Molino de las Flores
  67. Buena Moza
  68. Buena Vista
  69. Tambor Abaj
  70. La Cumbre
  71. Buena Vista
  72. Los Sontayes
  73. La Esperanza
  74. La Ciénega
  75. La Cuchilla
  76. Chorro de Agua
  77. Chicoton
  78. Xetocache
Villa Écija

Geografía física[editar]

Todo el Valle de Écija tiene una extensión territorial de 148 km² y una gran variedad de accidentes geográficos e hidrográficos.[13]

Orografía[editar]

Orografía del Valle De Écija, San Carlos Sija[cita requerida]
Montañas Cerros
  1. Bolol
  2. Chucalté
  3. Colojites
  4. de Sija
  5. La Campana
  6. Mumús Paché
  7. Popabal
  8. Queseros
  9. San Antonio
  10. San Pedro
  11. Xetená
  12. Xolbol

Hidrografía[editar]

El Usumacinta, en la Reserva Ecológica Cañón del Usumacinta, en Tabasco.
Rafting en los rápidos de "Desempeño" y "San José", Tenosique, Tabasco.
El río Grijalva a su paso por la ciudad de Villahermosa.
  • Detalles:

Clima[editar]

Región de tundra situada en Svalbard.
Tundra en Alaska.

El Valle De Écija, San Carlos Sija posee el clima más frío de la República de Guatemala ya que se encuentra en una región montañosa y muy quebrado con una altitud de 2,642 msnm. El Valle posee climas que van desde templado como Las Aldeas De Agua Caliente y Chiquival. etc. hasta el frío húmedo similar al de tundra alpina en las partes más altas de las montañas, como en la aldeas de Recuerdo a Barrios, Pachuté, El Progreso, El Rodeo, San José y Las Cruces. etc.

Por su altura sobre el nivel del mar, presenta un clima de montaña frío lluvioso, con una temperatura media de 14.7°C, en los últimos días de primavera se alcanzan las temperaturas más altas, que en algunas ocasiones superan los 26°C, mientras que las más frías ocurren durante el invierno entre diciembre y febrero donde suelen bajar a -4°C en el centro histórico de la ciudad, a −6°C en zonas periféricas y a −8°C en las zonas más altas de la Ciudad, presentándose heladas en la zona urbana. Un récord de temperatura mínima se alcanzó en febrero de 2002, al descender hasta -12°C.

Estas condiciones ambientales producen frecuentes heladas, al encontrarse ubicada en un valle, por lo que el aire frío desciende y se concentra en la población, siempre que el viento no lo disperse.

El siguiente es un cuadro de las temperaturas medias de la cabecera municipal, la cual tiene clima templado (Clasificación de Köppen: Cwb):

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de el Valle De Écija, San Carlos Sija WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temp. máx. media (°C) 16.1 16.6 18.1 18.8 17.9 17.0 16.8 17.2 16.9 16.1 16.5 16.4 17
Temp. media (°C) 8.8 9.2 10.6 11.8 12.4 12.3 12.0 11.8 12.2 11.3 10.4 9.8 11.1
Temp. mín. media (°C) 1.6 1.9 3.1 4.9 7.0 7.6 7.3 6.5 7.5 6.6 4.3 3.3 5.1
Precipitación total (mm) 8 7 15 56 173 232 157 194 269 161 29 9 1310
Fuente: Climate-Data.org[18]

Ubicación geográfica[editar]

El Nuevo Valle de Écija colinda con cuatro departamentos dada su gran extensión territorial de 148 km², ocupando el quinto lugar a nivel departamental; se localiza en la región de Los Altos, en la parte norte del departamento de Quetzaltenango a una distancia de 23 km de la cabecera departamental, y a 223 km de la ciudad Capital de Guatemala [19]

Sus colindancias son:

Compass rose pale.svg Sipacapa
Río Blanco
Malacatancito
Compass rose pale.svg
San Francisco La Unión
San Juan Ostuncalco
Palestina de Los Altos
Cajolá
Sibilia
Cabricán
Huitán[19]
Norte Momostenango
San Francisco El Alto
San Cristóbal Totonicapán
San Bartolo Aguas Calientes
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
San Francisco La Unión
Cajolá

Gobierno municipal[editar]

Los municipios se encuentran regulados en diversas leyes de la República, que establecen su forma de organización, lo relativo a la conformación de sus órganos administrativos y los tributos destinados para los mismos. Aunque se trata de entidades autónomas, se encuentran sujetas a la legislación nacional. Las principales leyes que rigen a los municipios en Guatemala desde 1985 son:

Principales leyes que rigen a los municipios de Guatemala
N.º Ley Descripción
1 Constitución Política de la República de Guatemala Tiene una regulación legal específica para los municipios en los artículos 253 al 262.
2 Ley Electoral y de Partidos Políticos Ley de carácter constitucional aplicable a los municipios en el tema de la conformación de sus autoridades electas.
3 Código Municipal Decreto 12-2002 del Congreso de la República de Guatemala. Tiene la categoría de ley ordinaria y contiene preceptos generales aplicables a todos los municipios, e inclusive contiene legislación referente a la creación de los municipios.
4 Ley de Servicio Municipal Decreto 1-87 del Congreso de la República de Guatemala. Regula las relaciones entra la municipalidad y los servidores públicos en materia laboral. Tiene su base constitucional en el artículo 262 de la constitución que ordena la emisión de la misma.
5 Ley General de Descentralización Decreto 14-2002 del Congreso de la República de Guatemala. Regula el deber constitucional del Estado, y por ende del municipio, de promover y aplicar la descentralización y desconcentración económica y administrativa.

El gobierno de los municipios de Guatemala está a cargo de un Concejo Municipal[20]​ mientras que el código municipal —que tiene carácter de ley ordinaria y contiene disposiciones que se aplican a todos los municipios de Guatemala— establece que «el concejo municipal es el órgano colegiado superior de deliberación y de decisión de los asuntos municipales […] y tiene su sede en la circunscripción de la cabecera municipal». Por último, el artículo 33 del mencionado código establece que «[le] corresponde con exclusividad al concejo municipal el ejercicio del gobierno del municipio».[21]

El concejo municipal se integra con el alcalde, los síndicos y concejales, electos directamente por sufragio universal y secreto para un período de cuatro años, pudiendo ser reelectos».[20][21]

Historia[editar]

Época colonial[editar]

Los primeros pobladores se establecieron en la parte alta de la montaña, al oriente de los que hoy es la Comunidad Agraria Candelaria Xolhuitz, denominándose a este lugar «El Campamento Monte María».

Desde la creación del poblado de Écija en el Nuevo Valle de Écija en 1526, tuvo entre sus finalidades la seguridad, defensa y mantener el orden; para eso fueron creadas milicias. Siendo el primer poblado y punto de partida para la formación de nuevos asentamientos que se iban creando en el territorio de la Capitanía General de Guatemala.[cita requerida]

Algunos lugares fundados por pobladores criollos del Valle de Écija[editar]

Lugares poblados desde el Valle de Écija[12]
Nombre
Ciudad

Algunos ejemplos:

  • Los primeros pobladores del municipio de Santa Catarina Ixtahuacán llegaron procedentes del Nuevo Valle de Écija, San Carlos Sija; estos pobladores tuvieron que establecerse en varios lugares hasta que lo fundaron en 1600, aproximadamente. Posiblemente haya sido categorizada el 1 de marzo de 1777 formando parte del corregimiento de Totonicapán.
  • El municipio de Río Blanco, el cual se menciona por primera vez en 1820, cuando se estableció ya formalmente; en ese entonces se encontraba en donde está el moderno poblado de Pueblo Viejo. La población se incrementó en la década de 1830 con pobladores criollos procedentes del Valle de Écija, San Carlos Sija.
  • Creación del Municipio de San Francisco La Unión, "José Francisco Colomo Gonzáles" originario de Écija del Valle De Écija escogido por toda la ciudadanía como el primer secretario de la comunidad fue quien levanto el acta correspondiente para la creación del nuevo municipio, honor ganado, secundario a la organización que realizó con todos los vecinos para los tramimetes correspondientes y que tan anelado deseo se hiciera realidad, según consta en los archivos municipales y el acuerdo recibido de la presidencia de la República de Guatemala[22]
  • El municipio fue creado por acuerdo gubernativo del 7 de febrero de 1880 del gobierno del presidente Justo Rufino Barrios, el cual dice así:[7]
Tomando en consideración la solicitud de los vecinos de las comunidades de Chuistancia y Xeaj sobre erigirse en su solo pueblo con el nombre de La Unión, y atendiendo a que dichas aldeas poseen un territorio proporcionado a sus habitantes, y pueden pagar los gastos municipales obligatorios; y a que además, según lo informado por el Jefe Político del departamento de Quetzaltenango, han tenido hasta ahora una existencia jurídica verdaderamente anómala, por ser sus fundadores originarios de San Francisco El Alto en el  departamento de Totonicapán y pertenecer sus terrenos a la jurisdicción municipal de Olintepeque en el primero de los departamentos mencionados,

El Presidente de la República,

De conformidad con lo dispuestoen el artículo 4° de la ley de 30 de septiembre último,

Acuerda:

Acceder a lamencionada solicitud, y que el Jefe Político de Quetzaltenango dicte las providencias del caso, necesarias para la mejor organización de las autoridades locales del nuevo pueblo de La Unión.

Conforme a datos de la municipalidad, el título del municipio está registrado el 2 de junio de 1880 en el Segundo Registro de la Propiedad Inmueble de Quetzaltenango a folio 266, tomo 27, finca rústica 2095.[cita requerida]

El Batallón Criollo del Nuevo Valle De Écija en la Revuelta indígena de 1820[editar]

El batallón criollo del Nuevo Valle de Écija participó en el control de la rebelión k'iche' de la década de 1820 en Totonicapán, dirigida por Atanasio Tzul,[23]​ contra los tributos excesivos, que comenzó el 20 de febrero de 1820 en Santa María Chiquimula. Ante el interés del pueblo indígena por acabar con los impuestos eclesiásticos y el tributo, Atanasio Tzul y Lucas Aguilar lucharon en contra del poder de la Capitanía General de Guatemala representado por el Capitán General, el Arzobispo de Guatemala, Ramón Casaus y Torres, las órdenes regulares, la élite ladina local y los caciques de Totonicapán.[a]​ Los tributos reales habían sido suprimidos en 1811 por las cortes de Cádiz, pero fueron impuestos de nuevo por el rey Fernando VII.[24]

Durante la cuaresma de 1820, cuando se supo que Fernando VII había sido obligado a poner nuevamente en vigencia la Constitución absolutista, Aguilar y Tzul realizaron gestiones ante el Alcalde Mayor para verificar el hecho. El 12 de julio por la noche, los principales y los líderes de la revuelta reconocieron como reyes a Tzul y a su esposa, simbólicamente les impusieron las coronas de San José y Santa Cecilia.[25]​ Así, se dio paso al rechazo del tributo, la remoción del Alcalde Mayor, José Manuel Lara de Arrese y la imposición de un gobierno propio.[24]

Tzul fue azotado durante nueve días[24]​ y encarcelado más tarde en Quetzaltenango, después de que el movimiento sufriera una represión a manos de alrededor de mil milicianos Criollos, entre los que estuvo la milicia de San Carlos Sija.[26]​ El 25 de enero de 1821, él y otros dirigentes solicitaron la gracia del indulto, el cual les fue concedido el 1.° de marzo de 1821, después de una manifestación de individuos totonicapenses.[24]

Tras la Independencia de Centroamérica[editar]

Se denomina como Independencia de Centroamérica a la conmemoración —por parte de los actuales países de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica— de la firma del Acta de Independencia de América Central el 15 de septiembre de 1821. Tal Capitanía estaba conformada, en ese entonces, por la Provincia de Guatemala, Chiapas, Comayagua, San Salvador y la Provincia de Nicaragua y Costa Rica. La suscripción del documento trajo como consecuencia la independencia del Gobierno Español.

La Asamblea Legislativa del recién creado Estado de Guatemala estableció los distritos para impartir justicia en su territorio en 1825, y Totonicapán fue sede del circuito del mismo nombre en el distrito N.° 9 (Totonicapán); a este circuito pertenecían también Salcajá, San Cristóbal, Shejul, Vobos (Sibilia), Sija y San Francisco.[2]

El Batallón Sijeño en el efímero Estado de Los Altos[editar]

Escudo del Estado de los Altos

A partir del 3 de abril de 1838, el Nuevo Valle de Écija fue parte de la región que formó el efímero Estado de Los Altos, el cual fue autorizado por el Congreso de la República Federal de Centro América el 25 de diciembre de ese año[3]​ forzando a que el Estado de Guatemala se reorganizara en siete departamentos y dos distritos independientes el 12 de septiembre de 1839:

Las revueltas indígenas en el Estado de Los Altos fueron constantes y alcanzaron su punto crítico el 1 de octubre de 1839, en Santa Catarina Ixtahuacán, cuando tropas altenses reprimieron una sublevación y mataron a cuarenta vecinos. Encolerizados, los indígenas acudieron al caudillo conservador Rafael Carrera, en busca de protección. Por otra parte, en octubre de 1839 la tensión comercial entre Guatemala y Los Altos dio paso a movimientos militares; hubo rumores de que el general Agustín Guzmán, un militar mexicano que estaba al mando de las Fuerzas Armadas de Los Altos, estaba organizando un ejército en Sololá con la intención de invadir Guatemala, lo que puso a ésta en máxima alerta.[27]

Tras algunas escaramuzas, los ejércitos se enfrentaron en Sololá el 25 de enero de 1840; Carrera venció a las fuerzas del general Agustín Guzmán e incluso apresó a éste [28]​ mientras que el general Doroteo Monterrosa venció a las fuerzas altenses del coronel Antonio Corzo el 28 de enero.[28]​ El gobierno quetzalteco colapsó entonces, pues aparte de las derrotas militares, los poblados indígenas abrazaron la causa conservadora de inmediato; al entrar a Quetzaltenango al frente de dos mil hombres, Carrera fue recibido por una gran multitud que lo saludaba como su «libertador».[28]

Carrera impuso un régimen duro y hostil para los liberales altenses, pero bondadoso para los indígenas de la región —derogando el impuesto personal— y para los eclesiásticos restituyendo los privilegios de la religión católica.[29]​ El 26 de febrero de 1840 el gobierno de Guatemala colocó a Los Altos bajo su autoridad y el 13 de agosto nombró al corregidor de la región, el cual servía también como comandante general del ejército y superintendente.[30]​ En 1845, los miembros del Batallón Sijeño de la localidad se dedicaban a la vigilancia de trapiches y otras labores clandestinas en toda el área de los quichés y Mames, es decir, en el área de la región de Los Altos.

Durante la década de 1850 el juez preventivo y comandante militar criollo de San Carlos Sija, José María Rivas, ejercía cierta autoridad de intermediación en diferentes asuntos de todos los municipios k’iche’s como el comercio de trigo y algunas disputas territoriales.

El Batallón Sijeño Tras la Reforma Liberal[editar]

Se eleva de milicia a batallón con el nombre de «Batallón Sijeño»
—Presidente general Justo Rufino Barrios Auyón, el 17 de Marzo 1877

Tras la muerte del presidente vitalicio, general Rafael Carrera en 1865, los liberales se reorganizaron y finalmente lograron derrotar al gobierno conservador en 1871, en el movimiento conocido como la Revolución Liberal de 1871; entonces, el gobierno de facto del presidente provisiorio Miguel García Granados dispuso crear el departamento de Quiché para mejorar la administración territorial de la República dada la enorme extensión del territorio de los departamentos de Totonicapán/Huehuetenango y de Sololá/Suchitepéquez.[5]​ De esta cuenta, el 12 de agosto de 1872 el departamento de Sololá/Suchitepéquez perdió sus distritos de Suchitepéquez, de la Sierra y de Quiché y San Carlos Sija pasó a formar parte del nuevo departamento de Totonicapán, junto con Totonicapán, San Cristóbal, San Francisco El Alto, San Andrés Xecul, San Antonio Sija, San Bartolo Agua Caliente, Calel, Momostenango, Santa María Chiquimula, San Antonio Ilotenango, Nagualá y Santo Tomás Perdido, en la costa de Suchitepéquez.[5]

La milicia del Valle de Écija, fundada desde la conquista Española en el municipio de San Carlos Sija fue el principal fuerte Militar de apoyo al presidente General Justo Rufino Barrios, jugando un papel central en la contención de un movimiento armado regional de oposición al nuevo régimen, al que se vincularon indígenas k’iche’s de Momostenango en los años 1876 y 77.[6]

Motivado por el liderazgo militar de los Sijeños el presidente Barrios Auyón, estableció la principal base militar en el Nuevo Valle de Écija la que el día Sábado 17 de Marzo 1877 la elevó al grado de batallón, quedando fundado con el nombre de «Batallón Sijeño»; todos los altos mandos y los soldados regulares eran criollos, e incluso tres de los cuatro oficiales de más alta jerarquía eran miembros de una sola familia: los Calderón.[6]​. El coronel Florencio Calderón después de comandar al nuevo «Batallón Sijeño» para reducir al orden a los cantones rebeldes momostecos en 1877, fue nombrado jefe político de Totonicapán.[31]​ De hecho todos los principales agricultores y empresarios de San Carlos Sija eran criollos liberales que apoyaron la Reforma Liberal de 1871.

San Carlos Sija figura en la tabla para elecciones de diputados a la Asamblea Constituyente convocada por el decreto 225 del 9 de noviembre de 1878.[7]

Segregación de Nuevo San Carlos[editar]

El poblado de Nuevo San Carlos Sija fue creado por un Acuerdo Gubernativo del 29 de noviembre de 1879, firmado por el presidente Justo Rufino Barrios para favorecer a los milicianos miembros del «Batallón Sijeño» —originarios del Valle de Écija, San Carlos Sija, que carecían de tierras, haciéndoles la repartición de terrenos baldíos en el paraje denominado «Xolhuitz» (español: «entre montañas y volcanes»). Estos terrenos tenían un extensión de 30 caballerías con 260 cuerdas y 68 centésimos, siendo encomendado para dirigir y realizar las medidas, el ingeniero agrimensor José Carmen Escobar.

Posteriormente, San Carlos Sija fue segregado de la jurisdicción departamental de Totonicapán y pasó a la de Quetzaltenango por el acuerdo gubernativo del 26 de agosto de 1882 que textualmente dice:

José María Orantes, presidente interino de Guatemala del 23 de junio de 1882 al 5 de enero de 1883.

Considerando:

Que según el acuerdo de 19 de agosto último, en los asuntos civiles y criminales que procedan del pueblo de San Carlos Sija, debe conocer la Comandancia de Armas de Quetzaltenango; y que no es conveniente que un distrito municipal esté bajo la dependencia de las autoridades de dos departamentos distintos,
el general encargado de la Presidencia en uso de la facultad concedida al Gobierno en el artículo 5.° del decreto de 30 de septiembre de 1879, tiene a bien disponer:

  1. Que segregándose el expresado municipio del departamento de Totonicapán, forme parte del de Quetzaltenango tanto en lo judicial como en lo administrativo, observándose respecto del Nuevo San Carlos Sija, lo acordado con fecha 22 de junio próximo anterior.

Comuníquese

Donación de Tierras del Presidente Lisandro Barillas a los Milicianos del Batallón Sijeño en el Municipio de Santa Cruz Barillas[editar]

El poblado de la Aldea Nuevo Sija Santo Domingo fue creado por el presidente Manuel Lisandro Barillas para favorecer a los milicianos miembros del «Batallón Sijeño» originarios del Valle de Écija, San Carlos Sija, que carecían de tierras, haciéndoles la repartición de terrenos en lo que ahora es la Aldea Nuevo Sija Santo Domingo, del municipio de Santa Cruz Barillas, departamento de Huehuetenango.

El Batallón Sijeño y su participación en la Unión Centroamericana de 1883[editar]

Muerte del general Barrios en la Batalla de Chalchuapa el 2 de abril de 1885.
La Torre del Reformador fue inaugurada el 19 de julio de 1935 por el gobierno liberal del general Jorge Ubico Castañeda con motivo del centenario del nacimiento de Barrios.
Monumento erigido por el gobierno del general José María Reina Barrios al presidente Barrios. Estuvo originalmente en los jardines del Palacio y museo de La Reforma[32]​ y ha sido trasladado varias veces desde entonces, hasta su traslado final a la Plazuela Barrios en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala en 2010. Fotografía de La Ilustración Guatemalteca.[32]
Francisca Aparicio y Auyón, esposa de Justo Rufino Barrios. Tras la muerte de éste en 1885, se fue a vivir a Nueva York, en donde disfrutó de la herencia que dejara Barrios tras su largo gobierno.


Por allá de 1880, Guatemala era gobernada por el Presidente Justo Rufino Barrios Auyón, mismo que era apoyado por el gobierno de Estados Unidos. Barrios buscaba que México renunciara sus derechos del territorio del Soconusco, Chiapas. Estados Unidos buscó a toda costa ser mediador en el conflicto, buscando favorecer a su aliado. Porfirio Díaz, entonces presidente de México, respondió al gobierno guatemalteco que antes de aceptar la renuncia del Soconusco preferiría la guerra, sin embargo, el conflicto fue solucionado durante una convención en 1882. Barrios fracasaría en su primer intento de anexionar nuevos territorios.

Después de fracasar en varios intentos para lograr restablecer la unión regional por medio de negociaciones diplomáticas y varias Conferencias unionistas centroamericanas, el Presidente Barrios decidió emprender el restablecimiento de la unidad centroamericana por medio de la fuerza militar, en el convencimiento de que contaría con el respaldo de sus colegas de El Salvador Rafael Zaldívar y de Honduras Luis Bográn.

El 28 de febrero de 1885 Barrios emitió un decreto mediante el cual proclamaba la unión centroamericana, indicando que ese ideal se realizaría por la fuerza si era necesario. En el mismo decreto se arrogaba el carácter de "Supremo Jefe militar de Centroamérica" y disponía que el 1 de mayo siguiente se reuniese en Guatemala una constituyente con quince delegados por país, para emitir una Constitución, escoger una capital y elegir al Presidente. Se declaraba traidores a quienes adversáran el plan y se ofrecían ascensos a los militares que la apoyasen. La Asamblea de Guatemala aprobó enseguida el decreto. Por su parte, el Presidente salvadoreño Zaldívar envió el 6 de marzo un telegrama de felicitación a Barrios, cuyo plan fue también acogido con beneplácito por las autoridades de Honduras el 7 de marzo.

Las reacciones adversas y el tratado de Santa Ana[editar]

Primeras reacciones[editar]

Los gobiernos de Nicaragua y Costa Rica se opusieron rotundamente al decreto y manifestaron la decisión de defender su soberanía. Todo hacía presagiar un sangriento conflicto, a pesar de que el 10 de marzo el Secretario de Estado de los Estados Unidos Thomas F. Bayard anunció que su país no aprobarían el uso de la fuerza para restablecer la unión centroamericana.

Sorpresivamente, y contra todas las previsiones de Barrios, el Presidente de El Salvador Rafael Zaldívar emitió el 14 de marzo un manifiesto en el que se rechazaban los planes de Barrios. El 17 de marzo, el Senado de los Estados Unidos indicó que una invasión a Nicaragua o a Costa Rica sería percibida por los Estados Unidos como un acto de enemistad y de intervención hostil. El Gobierno de los Estados Unidos también despachó cinco barcos de guerra a las costas caribeñas centroamericanas, excusando tener el objeto de proteger a sus ciudadanos y sus propiedades.

Declaración de guerra a Guatemala[editar]

El 22 de marzo de 1885, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua firmaron en la ciudad salvadoreña de Santa Ana un convenio de alianza militar para oponerse a los planes del Presidente guatemalteco. Los países suscriptores del tratado de Santa Ana acreditaron conjuntamente como Ministro plenipotenciario en la capital mexicana al licenciado Ricardo Jiménez Oreamuno, quien inició negociaciones para concertar una alianza entre esos tres países y México. Los tres países buscaron el apoyo de México, que en ese entonces era gobernado por Porfirio Díaz, que no dudó en rechazar el plan de Barrios. Díaz movilizó 30,000 hombres en la frontera con Guatemala para desde ahí comenzar una invasión general que acabara rápidamente con el conflicto. Ante esta situación, el gobierno estadounidense envió efectivos a la frontera con México por lo que Díaz preparó a las tropas en caso de cualquier eventual ataque. Además, Nicaragua movilizó sus tropas hacia la frontera con Honduras, donde se les unieron 2000 soldados del ejército de Costa Rica.

La Batalla de Chalchuapa, fue un enfrentamiento armado que se dio en el territorio de El Salvador, el día 2 de abril de 1885. El origen de la batalla se puede encontrar en el deseo del entonces presidente de Guatemala, Justo Rufino Barrios de tener bajo su mando a los países centroamericanos, así como habían estado durante la época colonial como la Capitanía General de Guatemala. Así que trató por la vía diplomática de llegar a acuerdos, pero los presidentes de las otras naciones centroamericanas no deseaban integrarse al plan de Barrios.

Inicio de la guerra[editar]

Barrios al ver que no conseguía resultados de forma diplomática, Como Comandante y Jefe Supremo del Glorioso Ejercito de Guatemala el General Justo Rufino Barrios Auyón decidió hacer realidad sus planes a través de las armas, habiendo pensado recorrer Centroamérica y vencer toda oposición para hacer realidad sus objetivos.

Después de tener listo un ejército conformado por soldados guatemaltecos, se aventuró a la conquista, y la primera batalla que tuvo fue en El Salvador, en la localidad de Chalchuapa.

Con la participación de los siguientes Batallones:

En la guerra participaron el Coronel Florencio de León Herrera del Valle De Écija Comandante y Jefe del Batallón Sijeño y a los demás integrantes del heroico batallón, Coronel Teodoro Cifuentes y el Teniente Coronel Casimiro Arcángel Díaz Calderón,

En el fragor de la batalla, Barrios dirigía a su ejército desde su caballo, dando órdenes, pero desde su posición era un blanco ideal. Por ello, una bala salida de las trincheras del ejército salvadoreño impactó en su pecho, quitándole la vida, y también significando el fin de su ambición de ser Caudillo de toda Centroamérica.

Otros[editar]

La aldea Calel se segregó a San Francisco El Alto por acuerdo gubernativo del 27 de julio de 1886, pero volvió a San Carlos Sija el 15 de febrero de 1920, vista la solicitud de las municipalidades de San Carlos Sija, Olintepeque y Coatepeque; en esa misma fecha las aldeas Nuevo Chuatuj, La Felicidad, San Rafael y San Agustin Pacaya, así como Nuevo Olintepeque volvieron a la jurisdicción municipal de Coatepeque, a la que habían pertenecido con anterioridad.[cita requerida]

Colonización de los pueblos de la Costa Cuca por milicianos del "Batallón Sijeño"[editar]

Luego de la Indepedencia de Centroamérica en 1821, se dio una masiva colonización de la región de Flores Costa Cuca y lugares circonvecinos, con pobladores criollos del Valle de Écija, San Carlos Sija y de otros municipios como el de Sibilia, incrementadose la imigración después de que los miembros de las familias de los milicianos del Batallon Sijeño y los del Batallón Sibiliano, aprovecharon el regalo de tierras que habían recibido del Presidente Justo Rufino Barrios Auyón, los primeros se les dio este obsequio por no contar con bienes y colonizar lel lugar de Nuevo San Carlos Sija aldea del Municipio de San Carlos Sija y otros, y para los miembros del Batallón Sibiliano buscar nuevas oportunidades de trabajo aprovecharon la caída de las exportación del añil y el incremento en la producción de grana, la cual se cultivaba en esta región con mucho éxito y apogeo.

También hubo colonización por parte de los miembros del Batallón Sibiliano, ya que por la caída de la exportación del añil y de la grana, se introdujo el cultivo del café.

El Batallón Sijeño en la Revolución quetzalteca contra Reina Barrios[editar]

Juan José Aparicio Mérida, filántropo quetzalteco. Fotografía de La Ilustración del Pacífico.
Brigada del general García León en los campos de Totonicapán. Ejército leal al presidente Reina Barrios[33]

En diciembre de 1896, Enecón Mora, de La Ilustración Guatemalteca describió como se vivía en la región de Quetzaltenango; en esa época el comercio estaba muy desarrollado, y el lujo y la riqueza se iban acentuando entre los habitantes. El comercio al por menor estaba en manos de inmigrantes chinos y judíos, mientras que el alto comercio estaba representado por las casa de Ascoli, Meyer, Maegli, Stahl, Zadik y Vizcaíno, entre otras.[34]​ Ya existían el Banco de Occidente, y agencia del banco de Guatemala, del Agrícola Hipotecario y del Internacional. Por otra parte, toda la ciudad y muchos edificios públicos y particulares estaban alumbrados con luz eléctrica y la población contaba con doscientos cincuenta teléfonos; ambos servicios eran eficientes y habían sido introducidos por la casa de Juan Aparicio.[34]​ El Hospital de San Juan de Dios era, después del de la Ciudad de Guatemala, el mejor de la República por su amplitud.[35]

Pero esto no sirvió a la Revolución quetzalteca, fue un intento de golpe fallido de Quetzaltenango, al presidente Reina Barrios en 1897, luego de que éste anunciara que iba a extender su período presidencial por otros seis años; el 30 de agosto de 1897 el presidente anunció que extendió su período presidencial por medio de un decreto de una Asamblea Constituyente que el mismo había convocado.[36]​ En 1897 reinaba gran descontento en Guatemala debido a los problemas económicos derivados de los intentos del general Reina Barrios de promover el ferrocarril interoceánico mediante la fastuosa Exposición Centroamericana y el repentino colapso del precio internacional del café. Como el ferrocarril no fue concluido a tiempo para cuando se realizó la Exposición, todos los gastos fueron en vano y Reina Barrios se vio obligado incluso a tomar medidas drásticas de austeridad, que incluyeron cerrar las escuelas primarias en el país.[37]

Quetzaltenango luego de los combates. Obsérvense las perforaciones de bala en las paredes.

El 15 de septiembre los criollos liberales de la localidad desconocieron al gobierno del general Reina Barrios.[38]​ Los quetzaltecos se manifestaron en contra de la decisión del presidente José María Reina Barrios de extender su mandato pues esto violaba la Constitución de la República de ese entonces; además existía un descontento generalizado en el país por el despilfarro que el gobierno había hecho tratando de promocionar el ferrocarril interoceánico.[39]

Un grupo de revolucionarios, entre quienes estaba el ex ministro de Reina Barrios Próspero Morales, tomó las amas con el fin de apoderarse de varias instituciones y evitar que el gobernante siguiera en el poder. El 7 de septiembre, día en que estalló la revolución, los quetzaltecos avanzaron contra San Marcos, en donde tomaron el cuartel militar, la cárcel, las oficinas de rentas y las de telégrafos de esa ciudad. El 8 de septiembre, se registraron los primeros combates en San Juan Ostuncalco y varios revolucionarios mueren bajo las balas de los militares leales al presidente; ese día en Quetzaltenango los militares detienen a Sinforoso Aguilar y Juan Aparicio, quienes fueron delatados y traicionados por unos supuestos amigos.

Participación del «Batallón Sijeño» en la Gesta Revolucionaria[editar]

El 11 de septiembre de 1897, los soldados revolucionarios del «Batallón Sijeño» comandados por el coronel Florencio De León llegaron a San Mateo y pidieron al ejército serles leales y al pueblo unirse a la Revolución. Ese mismo día las fuerzas revolucionarias llegaron a la ciudad de Quetzaltenango por el ingreso principal de la ciudad, en donde dejaron los caballos que traían para atacar en puntos estratégicos a los leales al gobierno de Reina Barrios.[8]​ Otro grupo atacó desde el parque central a las fuerzas militares atrincheradas en La Pedrera y toman el antiguo edificio de rentas.

El 13 de septiembre, el presidente Reina Barrios, ordenó fusilar a los ex alcaldes quetzaltecos, Sinforoso Aguilar y Juan Aparicio, por liderar esta revolución. La sociedad quetzalteca mandó una petición urgente al presidente para que no se llevará a cabo la ejecución, a lo que éste accedió, pero su ministro de Gobernación, el licenciado quetzalteco Manuel Estrada Cabrera -quien tenía una problema personal con Aparicio por las concesiones de la empresa eléctrica de Quetzaltenango- demoró enviar el telegrama con el indulto a Quetzaltenango hasta después de la ejecución. Los ciudadanos fueron fusilados frente a la antigua Iglesia San Nicolás.[40]

El 15 de septiembre las fuerzas revolucionarias proclaman su victoria sobre las fuerzas militares y las autoridades quetzaltecas desconocen al gobierno del presidente José María Reina Barrios. Posteriormente los revolucionarios tomaron Ocós, Colomba Costa Cuca y Coatepeque. El 4 de octubre del mismo año el ejército, al mando del general de división Calixto Mendizábal, retomó el control y dio fin a la revolución.[9]

El Batallón Sijeño en la Primera guerra del Totoposte (1890)[editar]

La Guerra del Totoposte fue un conflicto centroaméricano que se dio en dos fases: la primera guerra del Totoposte ocurrió durante el gobierno del general Manuel Lisandro Barillas Bercián en Guatemala, tras el derrocamiento del presidente salvadoreño Francisco Menéndez por Carlos Ezeta en El Salvador que provocó el exilio de salvadoreños que se refugiaron en Guatemala y quienes solicitaron la ayuda al presidente Barillas para que detuviera a los ejércitos de Ezeta. La segunda fase del conflicto surgió tras la oposición de Manuel Estrada Cabrera a la integración de Guatemala con la República Mayor de Centroamérica, amparada por el presidente de México, general Porfirio Díaz, ya que Estrada Cabrera estaba más inclinado a trabajar con el gobierno de los Estados Unidos.[41]​ En ambas fases, el pueblo guatemalteco se refirió burlonamente a la guerra como la «Guerra del Totoposte», porque únicamente sirvió para que se consumieran grandes cantidades de este alimento a base de maíz, sin que se llegara a combatir realmente.[42]

General Manuel Lisandro Barillas Bercián presidente de Guatemala que dirigió las tropas guatemaltecas durante la primera fase de la guerra del totoposte, y luego combatió a las tropas del licenciado Manuel Estrada Cabrera durante la segunda. Murió asesinado en México por órdenes de Estrada Cabrera en 1907.

Tras el derrocamiento del presidente salvadoreño Francisco Menéndez Valdivieso por Carlos Ezeta en El Salvador, el primer designado a la presidencia salvadoreña, Camilo Álvarez, y numerosos enemigos del nuevo régimen se refugiaron en Guatemala y solicitaron ayuda al presidente Barillas para que detuviera a los ejércitos de Ezeta, aduciendo que éste pretendía invadir a Guatemala; sin embargo, la verdadera intención era recuperar el gobierno en su país valiéndose del ejército guatemalteco. Convencido por los rumores, Barillas dictó el siguiente decreto:

Manuel Lisandro Barillas, General de División y Presidente Constitucional de la República de Guatemala,

CONSIDERANDO: que a causa de los últimos sucesos acaecidos en El Salvador, el Gobierno de Guatemala tuvo que colocar una parte de su ejército en a frontera, con la única mira de velar por la paz y de guardar el orden público amenazado con motivo de aquellos sucesos; que a pesar de las protestas de paz de Guatemala y de haber agotado todos los medios posibles para conseguirla, la fuerza del vecino Estado ha invadido el territorio nacional y hecho, por diferentes medios, injustas provocaciones contra el pueblo de Guatemala; y que es el caso de que la Autoridad Suprema haga respetar la integridad del territorio y los sagrados derechos de la República, siendo obligación del Poder Ejecutivo defender la independencia y el honor de la Nación y la inviolabilidad de su suelo:

POR TANTO:

En Consejo de Ministros, decreto:

Artículo 1o.- Guatemala acepta la injusta guerra que se le ha provocado por el gobierno de hecho establecido en El Salvador, y declina la responsabilidad de las funestas consecuencias que en las personas y responsabilidades se ocasionen, en los individuos que han promovido la fratricida lucha que hoy existe entre ambos pueblos.
Artículo 2o.- El Ministro de la Guerra queda encargado del cumplimiento de este decreto y de dictar las medidas más enérgicas y convenientes a efecto de proveer a la defensa y de llevar a término las operaciones militares que el estado de guerra exige.

Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo: en Guatemala, a veintidós de julio de mil ochocientos noventa.

Manuel Lisandro Barillas

El Secretario de Estado en el Despacho de la Guerra: C. Mendizábal.
—Tomado de: Hernández de León, Federico (1930a). El libro de las efemérides Tomo III. Guatemala: Tipografía Sánchez y De Guise. [42]

Las tropas se movilizaron hasta la frontera, con Camilo Álvarez entre ellos, quien incluso había nombrado a sus ministros. Las tropas guatemaltecas compuestas por el Jefe de Jutiapa General. Manuel María Aguilar Santamaría, Jefe de Yupiltepeque, Coronel Marcos Calderón y al Coronel Florencio de León con sede en el Valle De Écija como Comandante y Jefe del Batallón Sijeño y a los demás integrantes del heroico batallón, Coronel Teodoro Cifuentes y el Teniente Coronel Casimiro Arcángel Díaz Calderón,

Batallones:

ya no siguieron avanzando. Incluso, el ejército de Ezeta se dio el lujo de regresar a la capital salvadoreña a sofocar un levantamiento. Ya de regreso a la frontera, Guatemala siguió sin mover sus tropas; y el asunto terminó con la intervención de los miembros del Cuerpo Diplomático, que firmaron un arreglo de paz, el 21 de agosto de 1890.[42]

Participación del Batallón Sijeño en la Guerra por la Unión Centro Americana en el Año 1906[editar]

Licenciado Manuel Estrada Cabrera, presidente de Guatemala durante la segunda fase de la Guerra del Totoposte. Rechazó a los invasores y se mantuvo en el poder hasta 1920.

En 1906 gobernaba Guatemala el Lic. Manuel Estrada Cabrera. En ese tiempo, un ex presidente de El Salvador el Dr. Rafael Zaldívar era un político que gozaba de la amistad del Presidente de México don Porfirio Díaz. En el Salvador brillaba la figura del General Tomas Regalado quien había destacado en la Campaña para derrocar una Dictadura de El Salvador; Regalado era considerado un héroe nacional y un militar valiente y distinguido. Zaldívar convenció al General, que era el líder indicado para emprender la guerra por la Unión Centroamericana y que el primer y más importante obstáculo a vencer era el Ejército de Guatemala y su Presidente Dictador Don Manuel Estrada Cabrera. Así fue que en Julio de 1906 atacaron la soberanía de la República de Guatemala.

En mayo de 1906 volvió a darse otro intento de invasión, producido por el descontento contra Estrada Cabrera en los países de la región y rivalidades entre liberales y conservadores. El Presidente de El Salvador era el General Tomás Regalado. Nuevamente Guatemala decretó un estado de Guerra. La tropa salvadoreña logró desplazarse hasta Asunción Mita y Jutiapa, y por el lado de México, Manuel Lisandro Barillas capturó Ayutla y Ocós. Sin embargo, el ejército guatemalteco obligó a los invasores a replegarse. Don Manuel Estrada Cabrera nombró Jefe del Teatro de Operaciones, con sede en Jutiapa al Comandante en jefe de la campaña el General de División Manuel Maximiliano María Aguilar Santamaría y Jefe del Área de operaciones, con sede en Yupiltepeque, al Coronel Marcos Calderón, el máximo héroe de esa guerra y al coordinador estratégico, Coronel Florencio de León del Valle De Écija Comandante y Jefe del Batallón Sijeño y a los demás integrantes del heroico batallón, Coronel Teodoro Cifuentes y el Teniente Coronel Casimiro Arcángel Díaz Calderón.

Con la participación de los siguientes Batallones:

Fueron batallas difíciles y de defensa heroica. Una Compañía de Jalapa mató al valiente General Regalado, lo que mermó la moral de los salvadoreños y se retiraron, firmándose la paz; con lo que se consolidó el gobierno de Manuel Estrada Cabrera y se frustraron los planes de don Porfirio Díaz de gobernar Centro América a través del Gral. Regalado.

Luego de casi dos meses de hostilidades, finalizó el conflicto gracias al armisticio firmado a bordo del barco de guerra estadounidense "Marblehead", luego de que las fuerzas guatemaltecas mataran al general Regalado, quien completamente borracho había ingresado al territorio guatemalteco.

Terremoto de San Perfecto[editar]

En 1902, el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera publicó la Demarcación Política de la República, y en ella se describe a San Carlos Sija así: «su cabecera es el pueblo del mismo nombre, a 20 km de Quezaltenango, ocupa un área de 262 caballerías. El clima es frío, y las principales producciones son: maíz y frijol. Está limitado: al Norte, por el departamento de Totonicapam; al Oriente, por el mismo departamento; al Sur, por San Cristóbal y La Unión y al Occidente, por Sibilia».[43]

En ese mismo año, la población del Valle de Écija, San Carlos Sija fue azotada por el terremoto de San Perfecto así como también la erupción del volcán Santa María el 24 de octubre, provocando la destrucción de la torre provisional de madera ya que de la primera torre colonial construida de piedra se habían caído los dos pisos superiores, quedando solo uno, reemplazando por madera los pisos caídos debido a una catástrofe natural previa. El edificio del Batallón Sijeño, sufrió daños menores, este estaba compuesto por dos patios empedrados cuadrados con sus pilas, fuentes y corredores de Terrazas y dos cárceles; una de Mujeres y otra para hombres, todo colonial, construido exclusivamente para uso del Batallón. Antes de ese año, el volcán había estado inactivo por al menos 500 años, pero su despertar fue claramente indicado por un enjambre sísmico en la región que comenzó en enero de 1902 y por el fuerte terremoto que destruyó la ciudad de Quetzaltenango el 18 de abril de 1902.[10]

Por Acdo. Gub. del 20 de agosto de 1902 se autorizó a la Intendencia de la municipalidad de San Carlos Sija para que extendiera escrituras de propiedad de los lotes en que se dividió el terreno comprado a Bartolo Mérida, con el objeto de ensanchar la población. El acuerdo del 18 de junio de 1922 autorizó a la Intendencia municipal extender a favor de los vecinos de su jurisdicción, constancias inscribibles de la posesión que tenían sobre los terrenos que tratasen de titular.[cita requerida]

Galería de fotos[editar]

El fotógrafo Julio Yaquier publicó fotografías de las ruinas provocadas por la catástrofe en Quetzaltenango. Aquí se muestran algunas:

Inauguración de la Reconstrucción de la Torre Monumental Centenaria del Batallón Sijeño y de los Edificios de la Casa Nueva[editar]

El 22 de noviembre de 1915, el presidente Manuel Estrada Cabrera con el comandante del Batallón Sijeño coronel Florencio De León Herrera y el Intendente Municipal coronel Benjamín Maldonado, inauguraron la reconstrucción de la torre y del edificio del Batallón en la plaza de Armas del Valle de Écija de San Carlos Sija; la torre era la entrada principal del batallón, también había una cárcel para hombres y otra para mujeres y en la parte oriental había oficinas y un salón grande de actos, para usó exclusivamente militar. La plaza central o de armas y todas las calles del centro del Valle de Écija estaban construidas con piedra tallada de dos vías, y en el centro de la plaza de armas o parque central había una fuente de agua con árboles ornamentales. Se le llamó al conjunto de reconstrucciones «La Casa Nueva». Todo el complejo era abastecido por su propio nacimiento de agua, que nace en el Cerro de Sija.

Cofradía de la Virgen de Concepción traída de España desde 1526 y la primera iglesia católica del Nuevo Valle de Écija[editar]

Presidente Carlos Herrera en un acto oficial.

Detrás del edificio del batallón Sijeño y la Calle Real se encuentra la casa de habitación del coronel Florencio De León Herrera, consistente en 24 ambientes; 17 en la casa principal y 7 en la caballeriza, detallados de la siguiente manera: dos capillas, una de la Virgencita de Concepción patrona del Nuevo Valle de Écija, San Carlos Sija, traída de España desde 1526 por las mujeres españolas que vinieron a poblar el Nuevo Valle de Écija, procedentes de Écija, España fundadoras de la Cofradía de la Virgen de Concepción que se celebra el 7, 13 y 14 de Diciembre de cada año, tradición que se ha heredado de generación en generación desde la fundación del poblado de Écija en el Nuevo Valle De Écija, correspondiéndole a la familia De León Herrera encargarse a finales del Siglo XIX para ser mas específicos a la Señora Luisa Elena Herrera Luna de De León hermana del Presidente Carlos Herrera Luna hijos de Manuel María Herrera y Delfina Luna Soto y esposa del General de División Nolberto De León, padres del Coronel Florencio De León Herrera, Comandante y jefe del Batallón Sijeño quienes le heredaron la tradición a su hija Maria Antonia De Léon Herrera De Colomo, esposa de José Francisco Colomo González, compartido con la Familia del Teniente Coronel Casimiro Arcángel Díaz Calderón y Erícelda Enriqueta Gramajo Cifuentes De Díaz quienes a su vez se la heredaron a Maria Antonieta Colomo De León De Díaz, esposa de Israel De Los Angeles Díaz Gramajo, heredándosela a su hija Floridalma Violeta Diaz Colomo De Maldonado, esposa de José Manuel Maldonado Calderón nieto del Intendente municipal de San Carlos Sija Coronel Benjamin Maldonado, quien a su vez se la heredaron a su hijo José Antonio Maldonado Díaz actual cofrade de la tradicional Cofradía de la Virgen de Concepción y la otra capilla pertenece a la Virgen de la Merced, una sala para conferencias tanto privadas como religiosos; siendo esta la primera iglesia que funcionó en el Valle de Écija, anterior a la construcción de la Iglesia Católica. Los demás ambientes para uso familiar, con dos patios cuadrados empedrados, con sus fuentes, pilas y corredores con piso de ladrillo, pilares en madera tallada y en el traspatio se encuentra la caballeriza de dos niveles; toda la construcción de tipo colonial, piedra y techo de teja a excepción de la caballeriza que es de madera.

Primer Edificio del Ayuntamiento Establecido Oficialmente con el nombre de «San Carlos» Écija el 15 de diciembre de 1778[editar]

El edificio de la Intendencia Municipal construido en la época colonial era de dos niveles, siendo el primero de piedra tallada y el segundo de madera con las oficinas en el centro y un corredor que las rodeaba con finos acabados. En el primer piso o nivel había un salón grande para actividades sociales y culturales de toda la población del Nuevo Valle de Écija y oficinas de la intendencia. Para su ingreso al segundo piso tenía gradas de madera. La localización del edificio estaba enfrente de la torre, después de la plaza y la calle real por lo que formaban un cuadrado perfecto.[cita requerida] Frente al salón del edificio del Batallón, pasando la Plaza de Armas, la fuente y la calle, se encontraba un lavadero público muy grande y unas bancas de concreto, donde se podía apreciar el parque central, con vista al Cerro de Sija. El mercado central estaba atrás del edificio de la intendencia municipal, construcción colonial circulado, con muy buena presentación y limpieza, muy cómodo para la época.

El General De División José Gabriel Reyes Rodas originario del Valle De Écija escogido por Washington para la Presidencia de la Republica de Guatemala[editar]

General cabrerista con sus soldados tras ser capturados en «La Palma» en abril de 1920. Nótese que los conscriptos estaban descalzos y sin uniforme.[44]
Gabinete presidencial de Herrera y Luna al ser ratificado como presidente de la República.
Construcción del puente de las Vacas en la entrada a la Ciudad de Guatemala en 1907.
Mapa de las línea férreas que existían en Guatemala en 1925.
General José María Orellana (derecha) y general Jorge Ubico (izquierda) -jefe de la policía secreta- luego del golpe de estado que derrocó a Herrera en 1921.
Terminal de la IRCA y de la Great White Fleet en el Puerto de San José, Escuintla en la década de 1940.
Edificio que albergó la sede central de la United Fruit Company en Nueva Orleans.

El General de División, José Gabriel Reyes Rodas, nació en el Valle De Écija, San Carlos Sija, departamento de Quetzaltenango, el 19 de marzo de 1858. A los 22 años de edad, inició su carrera en el Batallón Sijeño, luego continuo como soldado de línea en el Batallón Guardia de Honor de la Ciudad Capital. El 1 de enero de 1931, la Asamblea Nacional Legislativa lo nombró Segundo Designado a la Presidencia de la República y el 2 de enero del mismo año como Secretario de Estado en el Despacho de la Guerra.

El 8 de abril de 1920, Manuel Estrada Cabrera fue derrocado después de 8 días de lucha del pueblo dirigido por los conservadores. José Santos Chocano acompaño a Manuel Estrada Cabrera en su residencia La Palma hasta su rendición. El poeta engolaba la voz y lo invitaba a hundirse en un mar de sangre, como un tropical Nerón de petate. En el cementerio de Quetzaltenango, su ciudad natal, Estrada Cabrera está sepultado en un templo de Minerva.

Dibujo publicitario de la novela «Mamita Yunai» de Carlos Luis Fallas en el semanario comunista Trabajo, 1941
Chacón González en 1915.

A la caída de Manuel Estrada Cabrera, los conservadores y el Presidente Carlos Herrera entraron pronto en conflicto con los Estados Unidos, por cancelar dos contratos: el del traspaso de la Compañía alemana –que había sido dueña de la energía eléctrica- a la Electric Bond and Share y el contrato de la construcción de un ramal del ferrocarril hacia la frontera de El Salvador, con The International Railways of Central America. Cuatro ministros de los seis de del gobierno de Carlos Herrera, que duró veinte meses, pertenecían al régimen derrocado. El general José María Orellana (1921-1926) le dio vuelta al gobierno de Carlos Herrera, breve oasis carcomido de cabrerismo. Abiertamente, Washington salió pronto en auxilio de Orellana y declaró a Honduras y El Salvador -habían firmado en 1921 un tratado de federación con Guatemala, ratificado por las legislaturas de las tres naciones, y habían instituido el Congreso y el Consejo Federal en Tegucigalpa- que no toleraría acción militar alguna para restablecer el gobierno legitimo. La federación fue deshecha, Orellana reconocido por los Estados Unidos y las concesiones otorgadas.

El general José María Orellana murió en Antigua Guatemala, cuando iniciaba los preparativos de su segundo atraco. Lo sustituyo el general Lázaro Chacón, quien batió en las elecciones al general Jorge Ubico. Chacón dejo la presidencia en 1930 por mala salud. Lo sustituyo un señor llamado Baudilio Palma. Y luego, el cuartelazo de un general Manuel Orellana. ¡Cuánto general! Washington no reconoció al tal Manuel Orellana, basándose, esta vez, en un tratado de 1923 en contra de los regímenes surgidos por la violencia en Centroamérica. El Ministro Norteamericano Sheldon Whitehouse, arregló las cosas con 40,000 dólares para el presidente Orellana, un puente de hierro en el camino de su hacienda, parte de los fondos de la lotería nacional y un consulado para su hijo, Whitehouse deseó colocar como Presidente de la República de Guatemala al General José Reyes originario del Valle De Écija, San Carlos Sija, grotesca figura analfabeta y folklórica, que había propuesto, siendo Ministro de la Guerra, Fusilar al cuerpo diplomático, en los días de lucha armada para derrocar a Manuel Estrada Cabrera. Una comisión parlamentaria hablo con el ministro Whitehouse, para recordarle que los Estados Unidos negaban el boto a los Analfabetos y, por ello, resultaba absurda su exigencia de un presidente analfabeto para Guatemala. Whitehouse acepto el reclamo e impuso al general Jorge Ubico, dictador durante 14 años.

Jorge Ubico se halla a la altura de Manuel Estrada Cabrera como espécimen de la fauna dictatorial. Gano en una votación improvisada y asumió la presidencia el 14 de febrero de 1931, antes de lo señalado por la Constitución. La United Fruit Company. Obtuvo concesiones en el Pacífico. El terror, se abatió sobre el país como en los tiempos más sangrientos de Estrada Cabrera. Los maestros rurales ganaban 7 quetzales al mes. Creo una libreta para los jornaleros, en la cual se anotaban los días que habían trabajado en el año –un mínimo de 180, bajo amenaza de cárcel-, y creo la obligación, también esclavista, del trabajo en carreteras, con el llamado boleto de vialidad. Los salarios oscilaron entre de 3 y 10 centavos en el campo. Los asesinatos son incontables en toda la República. Por mencionar algunas cosas del régimen dictatorial ubiquista.

Se nombraron a los designados para Presidente de Guatemala[editar]

En una sesión celebrada el 31 de diciembre de 1930, la Asamblea Legislativa aceptó la renuncia del presidente Lázaro Chacón González, la que fue firmada por su esposa por el estado de salud de este, y también la de José María Orellana y se nombraron como designados del primero al tercero el licenciado José María Reina Andrade y los generales de división José Reyes Ministro de la Guerra y ex integrante del Batallón Sijeño y Rodrigo Solórzano. El primero asumió la presidencia interina para convocar a unas elecciones en las que Jorge Ubico no tuvo contrincante y al resultar ganador no esperó el 15 de marzo de 1931 para tomar posesión, sino que asumió el cargo el 14 de febrero.

Siglo XXI: Mancomunidad Metrópoli de Los Altos[editar]

Esta entidad se formó en el siglo xxi, cuenta con una extensión territorial de 871.06 km² y está compuesta por una población total de 364,258 habitantes. La Mancomunidad está conformada por los municipios de San Andrés Xecul y Totonicapán en el departamento de Totonicapán y por los municipios de San Carlos Sija, Sibilia, La Esperanza, San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, Zunil y Salcajá en el departamento de Quetzaltenango, los cuales se adhirieron a la entidad voluntariamente.[45]​ Los municipios son representados a través de sus Consejos Municipales y «promueve el desarrollo local, integral y sostenible de los municipios integrantes mediante la formulación de políticas públicas municipales, planes, programas y proyectos, la ejecución de obras y la prestación eficiente de los servicios de su competencia, en forma individual y conjunta».[45]

Vías de comunicación del Valle De Écija[editar]

Esquema de la Carretera Interamericana, 1933.

Las principales vías de comunicación del Valle de Écija son: la carretera Interamericana CA-1 que proviene de Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panama por el lado Sur y de Mexico por el lado Norte y la ruta nacional 9N, llamándose desde la conquista Española «Camino Real» siendo de mucha importancia por ser la primera vía de comunicación construida por los invasores Pedro de Alvarado y Hernán Cortés para las expediciones y el comercio entro el Reino de Guatemala con la Nueva España y los envios de los tributos a la Corona Española.[cita requerida] En el siglo XXI el antiguo Camino Real es parte de la Carretera Interamericana, que es la sección mexicana y centroamericana de la Carretera Panamericana.[46]

Demografía[editar]

Población[editar]

Distribución Geográfica de la Lengua Española
Países donde el español es considerada la lengua oficial de jure o de facto.

Según datos del censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística de Guatemala 2002 y sus proyecciones para el año 2010, la población del municipio de San Carlos Sija en el Valle De Écija asciende a un total de 34246 habitantes, de ellos 47.45% son hombres y 52.55% mujeres; el idioma materno del 99.99 % de la población es el idioma español tendencia que se ha mantenido desde su fundación por su origen Español.

En el año 2002, el Valle presentaba una población de 28389 habitantes, con una relación 47.44 % (13470) de hombres y 52.56 % (14919) de mujeres.

Población urbana y rural[editar]

La densidad de la población es de 228 habitantes/km2; comparado con el parámetro a nivel nacional de 103 hab/km2, el 17.03 % es población urbana y el 82.97 % población rural.

Es evidente que es un Valle densamente poblado, teniendo un promedio de cinco personas por familia.

Población por grupos de edad[editar]

Par el año 2002, existía una población de 28389 habitantes comprendidos entre los 0 y 29 años de edad, equivalente a un 67.29 %, lo cual refleja una población bastante joven.

Concentración y densidad poblacional[editar]

La mayor parte de la población se distribuye en el área rural, con un ritmo de crecimiento más rápido que en el área urbana. El Valle, entonces, tiende a acentuar sus características de ser rurales. Respecto a la densidad poblacional, tomando en cuenta que San Carlos Sija en el Valle De Écija tiene 33581 habitantes (Según proyección del Censo del 2002 del INE para el año 2009) y una extensión territorial de 148.00 Km2, la densidad de población es de 226 habitantes por kilómetro cuadrado.

Flujos migratorios[editar]

Las causas de la migración se evocan a la falta de oportunidades económicas que la mayoría de guatemaltecos padece. Lo que lleva a la idealización del “sueño americano”, es decir, el mejoramiento del estatus socioeconómico. Así a través de más y mejores oportunidades de empleo, mejores salarios, aunado a la difícil situación económica, política y social de Guatemala (crisis económica, desempleo, inseguridad, Corrupción política), es que los guatemaltecos deciden migrar a un país que les ofrece mejores oportunidades.

Países con más inmigrantes, 2010 (en millones). Fuente Naciones Unidas. Gráfico:elaboración propia

La dinámica migratoria se da hacia Estados Unidos, Canadá y países Europeos. La participación de las mujeres en las migraciones está presente a lo largo de toda la cadena migratoria, sin embargo la proporción de mujeres, es inferior a los hombres, cuyo propósito es la búsqueda de empleo y mejorar las condiciones de vida actuales. A pesar de ser una fuente de ingresos y de buscar un mejoramiento de la calidad de vida, se han generado problemas sociales, como la desintegración familiar y la pérdida de identidad.

Salud[editar]

Cobertura[editar]

  • El Valle De Écija cuenta con un Centro de Salud tipo “B”, ubicado en la cabecera municipal, seis Puestos de Salud ubicados en las comunidades de Calel, Chiquibal Nuevo, Agua Caliente, San José Chicalquix, San Francisco Chuatuj y Nuevo San Antonio. A esta infraestructura de salud se le suma una maternidad cantonal, una prestadora de servicios, 12 puestos de convergencia ubicados en los centros poblados (Aldea Calel, Aldea San Francisco Chuatuj, Aldea Esquipulas Seque, Aldea San José Chicalquix, Aldea Mogotillos, Aldea Saquicol, Aldea Las Cruces, Caserío La Fuente de San José, Caserío Bella Vista de San José, Caserío Las Delicias de Agua Caliente, Caserío Las Manzanas de Saquicol, Caserío Nuevo San Antonio de Recuerdo) (MSPAS, 2009)
  • La relación médico/habitante es de 1/17386, lo que significa que la población puede ser atendida, de acuerdo a la recomendación de Organización Mundial de la Salud (OMS), de 1 médico para 10000 habitantes. Además existe la incorporación de personal comunitario que realiza acciones de promoción de la salud, prevención y tratamiento de enfermedades comunes, con el apoyo y supervisión del facilitador institucional y el médico ambulatorio. Los facilitadores comunitarios asisten a una capacitación mensual y trabajan alrededor de cuatro horas diarias en el monitoreo de los vigilantes de salud y en la atención de personas enfermas referidas por los vigilantes. Son responsables de elaborar consolidados bimestrales de la información de salud de sus comunidades, presentar la sala situacional a la asamblea comunitaria y de programar los suministros del botiquín de medicamentos básicos, existen en el Valle de Écija 100 comadronas.
  • Los servicios básicos de salud a nivel de centro de salud y prestadora de servicios incluyen un paquete de medicamentos para atender las prioridades de salud. Los medicamentos son comprados por las prestadoras y administradoras con fondos que les transfiere el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala y son seleccionados de acuerdo a la matriz de prioridades de la población a atender. El grupo materno iinfantil recibe los medicamentos en forma gratuita durante la consulta médica, según las normas de atención. Los suplementos de hierro y ácido fólico son distribuidos por la comadrona tradicional a las mujeres embarazadas y en lactancia. El vigilante de salud suministra acetaminofén, sales de rehidratación oral y hace el seguimiento de los tratamientos prescritos por el médico ambulatorio y el facilitador institucional y comunitario.
  • El facilitador comunitario suministra 22 medicamentos básicos. Las organizaciones comunitarias asumen el control de inventarios de los botiquines de medicamentos básicos, con un sencillo sistema de entradas y salidas. De acuerdo al balance de las existencias y de la demanda, hacen los requerimientos trimestrales a la prestadora o administradora de servicios básicos de salud, a través del facilitador institucional.
  • Según la percepción, el servicio de salud no solamente es insuficiente, sino también la calidad del mismo no es satisfactoria. Esto se debe, a que la atención no es la adecuada y la falta de equipo y medicamentos, desmerecen y afectan la calidad del servicio prestado.

Servicio de Agua Potable[editar]

En lo que se refiere a los acueductos, el agua es conducida por gravedad y pozo mecánico, sin embargo no existe un tratamiento completo que permita un servicio de calidad, la cobertura del servicio es del 86.50 %, de un total de 5328 viviendas para el año 2009, cubriendo a un total de 34 comunidades, según datos del Centro de Salud, lo que representa que un 13.50 % de las viviendas del municipio del Valle De Écija no tengan acceso a este servicio, en este sentido la relevancia que esto tiene relación con los mayores impactos que, en especial para la población infantil, generan los factores externos (o ambientales) en la salud y consecuentemente en los patrones de morbi-mortalidad.

El acceso al agua y al saneamiento no se ha dado en las mismas proporciones para toda la población ya que estos índices se agravan en el área rural. El 80.70% 26 cuenta con servicio de agua potable. La Cabecera Municipal y la comunidad Estancia de La Virgen son los centros poblados con buena cobertura y calidad del servicio de agua potable, las otras comunidades cuentan con aproximadamente un 50% a 75% de este servicio, pero la comunidad de Recuerdo a Barrios es la menos favorecida en este aspecto; las comunidades que no cuentan con tanques de almacenamiento y de distribución de este vital líquido son Nuevo Panorama, El Progreso, Mogotillos, Barranca Grande y La Libertad.

Servicio sanitario (letrinización, drenajes y alcantarillado)[editar]

El alcantarillado tiene una cobertura alta pues alcanza el 85.32 % de la población del Valle De Écija, el cual es administrado por la municipalidad y no se realiza ningún cobro por la prestación. En el caso de las viviendas que no poseen este servicio hace que el sistema sea antihigiénico y altamente contaminante que básicamente se orienta al escurrimiento de las aguas negras hacia los solares vecinos o en su defecto a los drenajes naturales propios de la topografía del terreno. A esto hay que sumarle que las aguas residuales se descargan en la actualidad sin tratamiento en los ríos, arroyos, barrancos y otros lugares, sin la consideración que estos cuerpos de agua se están contaminando y que pueden servir de fuente para suministro de agua para consumo humano, uso recreativo, agrícola y para otros fines.

Al hacer una comparación con relación al tipo de servicio sanitario en el 2002, únicamente 5122 viviendas (99.35 % del total de viviendas), poseía este servicio en el hogar, sin embargo únicamente el 7.30 % estaba conectado a una red de drenaje, teniendo una mayor frecuencia en la cabecera municipal. Nueve años después, la tendencia no ha variado, lo que hace suponer que la inversión en saneamiento ambiental en el municipio ha sido mínima.

En la actualidad el 91.20 % no cuenta con sistema de disposición de excretas y de aguas servidas. En cuanto al servicio de drenajes, solamente en la cabecera municipal cubre la mayoría de las viviendas, le sigue San Francisco Chuatuj, pero en este caso se cubre a un 50% de las viviendas, y el resto de comunidades carecen de este servicio municipal y no se cuenta con planta de tratamiento de aguas residuales.

Desechos Sólidos[editar]

El Valle De Écija cuenta con servicio de recolección de basura deficiente, por lo que la mayoría de la población ha optado por tirar la basura en la vía pública, lo cual aumenta la contaminación al medio ambiente del municipio del Valle De Écija..

El tratamiento de la basura, corresponde a la forma que se maneja o tratamiento de esta corresponde a las áreas urbana y rural del municipio de San Carlos Sija, tal como se observa: Recolección municipal 550 (10.6%), La queman 2732 (52.7%), La entierran 1,566 (30.2%), La tiran 140 (2.7%), Otras formas 196 (3.8%).

El servicio de aseo urbano, como los servicios anteriores es deficiente. No hay un plan de manejo de los desechos sólidos que garantice su clasificación y manejo final, ya que en la actualidad no se ha establecido un lugar adecuado para la disposición final de los residuos, depositándose estos en una depresión natural, aprovechando las condiciones topográficas imperantes en el Valle, el cual es un espacio a campo abierto en donde no se realiza ningún tratamiento especial ni acción de elementos reciclables.

Servicio de Alumbrado[editar]

El servicio de energía eléctrica es suministrado y administrado por DEOCSA. El 95.01 % de la población tiene acceso a este servicio. Si se analiza la cobertura según su uso o destino económico se encuentra que el mayor número de suscriptores corresponde al sector residencial. También existen líneas de distribución trifásica que es utilizada en los pozos de agua potable. El servicio de alumbrado público, también es proporcionado por la misma empresa DEOCSA, y tiene una cobertura de aproximadamente 55 % en el casco urbano, 40 %, según la percepción de los habitantes del Municipio.

En cuanto a equipamiento para el alumbrado público, la Cabecera Municipal cuenta con la infraestructura básica, le sigue en importancia las comunidades de Recuerdo a Barrios y Calel, y por último se ubican; El Progreso, Las Cruces, Chiquibal Nuevo y Viejo, Saquicol, Estancia de La Virgen, El Rodeo, Agua Caliente, Mogotillos, La Libertad, Esquipulas Seque y Nuevo San Antonio. El resto no cuentan con este servicio.

Centro Comercial Municipal[editar]

Existe el mercado formal en la Cabecera Municipal, de reciente construcción, con treinta locales comerciales en su interior. El día domingo, es el día de plaza o de mercado. En las aldeas no existe mercado formal, aunque si tiene su propio día de plaza. El servicio es aceptable, funcionando todos los días y en especial el domingo. La cabecera municipal como centro primario, permite la confluencia de sus habitantes para la adquisición de servicios que presta la administración municipal, servicios básicos para la zona rural, la presencia de la plaza de mercado, el comercio formal e informal con actividades como farmacias, tiendas de granos básicos y abarrotes, papelerías, cafeterías, comedores, entre otras.

Rastro Municipal[editar]

El Rastro municipal se encuentra localizado en las afueras de la cabecera municipal del Valle de Écija, el cual opera en forma regular desde el año 1994. Al final del año 2005 presta el servicio a solicitud del interesado. No obstante la escasa utilización, los vecinos declararon que es un foco de contaminación y crea condiciones insalubres en el lugar, también existe este servicio en la Aldea de San Francisco Chuatuj.

El Cementerio General[editar]

El Valle De Écija cuenta con un cementerio en la Cabecera Municipal. Las Aldeas que no cuentan con cementerio son Chiquibal Nuevo, El Rodeo y Nuevo San Antonio, el resto si cuentan con dicho servicio.

Bibliotecas[editar]

El Valle De Écija tiene dos bibliotecas, una en el área urbana y la otra en el área rural en la aldea de Calel.

Museos[editar]

No se tiene ningún museo en el Valle De Écija.

Bomberos[editar]

El Valle tiene un cuerpo de bomberos.

Salon De Usos Multiples[editar]

En relación a salón de usos múltiples, las Aldeas que no cuentan con esta infraestructura son Nuevo Panorama, Barranca Grande y La Libertad el resto de comunidades si cuentan con este tipo de servicio.

Centros Deportivos y Recreativos[editar]

Se cuenta con centros deportivos y recreativos en todos los poblados del Valle De Écija, aunque en la mayoría de lugares no presentan las condiciones óptimas para la práctica del deporte.

Comunicaciones[editar]

  • Según TELGUA 2008. Reporto que en el Valle De Écija existían 1,136 líneas de teléfono fijo/100 habitantes. Se cuenta con servicio de internet, en la cabecera municipal y en menor cantidad en las comunidades de las aldeas de Recuerdo a Barrios, San José Chicalquix, San Francisco Chuatuj, Las Cruces, Calel y Nuevo San Antonio. No existen estaciones de radio y se cuenta con servicio de televisión por cable servicio que se presta en la Cabecera Municipal y algunos caseríos cercanos a ésta. El servicio de telefonía rural es nulo, actualmente se cuenta con cobertura de telefonía móvil de todas las empresas.
  • En el Valle De Écija se puede identificar tres tipos de vías: urbana, malla municipal y la intermunicipal que se constituyen en los canales de intercambio de bienes y servicios de la población y los sectores productivos. Las calles presentan un ancho aproximado de 4 a 6 metros con cotas de elevación muy tenues y un trazado irregular en términos generales y un buen porcentaje de las mismas se encuentran sin pavimentar. Las calles principales permiten el tránsito de vehículos de mediana capacidad en todo el año, no siendo lo mismo para las vías secundarias que en épocas de lluvias que se vuelven intransitables con tramos pantanosos por la consistencia del suelo.
  • Actualmente en todo El Valle De Écija existe un sistema de transporte colectivo que es prestado por buses, que funcionan de lunes a domingo realizando viajes de San Carlos Sija a Quetzaltenango y viceversa, y otros que realizan viajes de la cabecera municipal hacia las Aldeas, caseríos y Parajes. Así mismo, los pobladores hacen uso del servicio que presta el sistema de transporte del municipio de Cabricán que viaja a la Cabecera Departamental y viceversa por la ruta del Valle De Écija. De acuerdo al servicio de transporte extraurbano, se realiza su clasificación según la calidad, cobertura y frecuencia de las rutas de transporte en cada centro poblado, por lo que se agrupan en cuatro categorías, en la primera se encuentra la cabecera municipal, ya que esta cuenta con un sistema de transporte que según la población es aceptable; en segundo lugar quedan las comunidades de Recuerdo a Barrios, San Francisco Chuatuj, Chiquibal Nuevo y Viejo, Estancia de La Virgen, Calel, El Rodeo y Nuevo San Antonio; en tercer lugar se ubica San José Chicalquix, El Progreso, Las Cruces, Saquicol, Agua Caliente, Mogotillos, Pachute y Esquipulas seque, y por último se encuentran las aldeas Panorama, Nuevo Panorama, Barranca Grande y La Libertad, porque son las comunidades con menor calidad, cobertura y frecuencia en cuanto a sistemas de transporte. En cuanto a servicio de transporte interurbano no existe, básicamente se da por medio de pick ups o fleteros que realizan el servicio a diferentes comunidades del Valle. No se cuenta con terminales para el transporte extraurbano.

Servicio de Correo Postal[editar]

Los habitantes del Valle De Écija tienen a su disposición seis Oficinas Postales privadas de correspondencia en la cabecera municipal, remitida en la mayoría de casos hacia los Estados Unidos de Norteamérica, entre otros paises.

Administración judicial[editar]

Juzgado De Paz del Valle De Écija[editar]

Seguridad Ciudadana[editar]

Sub Estación de la Policía Nacional Civil del Valle De Écija, San Carlos Sija[editar]

  • Organización de la Sub estación de la Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC), esta no tiene sede propia, ocupa un edificio municipal, aunque se encuentran alquilando ya que está en proceso la construcción del nuevo edificio; la cual está integrada por 12 agentes en total, un sub inspector, un inspector, un oficial primero, un vehículo de cuatro ruedas y no cuentan con vehículos de dos ruedas; los agentes trabajan por turnos de 8 x 8 horas cada agente (trabajan ocho y descansan ocho horas), por lo que cada turno es cubierto por cinco a seis agentes; también hay agentes que están de vacaciones, un agente se encarga de atender la sub estación, y en ocasiones algunos agentes son suspendidos por el IGSS por accidentes o quebrantos de salud, por lo que policías activos para brindar seguridad en todo el Valle es el equivalente de un agente para cada 11,415 habitantes (supera la norma de 1 agente/300 habitantes), esta situación es considerada por las autoridades municipales y la población como deficiente para la prestación de servicios de seguridad ciudadana; existe poca capacidad de respuesta de los agentes para cumplir con sus responsabilidades, porque generalmente la PNC acude a un llamado de emergencia demasiado tarde, además existe temor de la población a denunciar, según la población existe corrupción en la PNC.

Hechos delictivos[editar]

  • En cuanto a la situación de la delincuencia en el municipio, los efectivos que operan en el territorio reportan que los casos más frecuentes y sobre los que es necesario actuar son: violencia intrafamiliar, falta de responsabilidad de los padres de familia hacia sus hijos, y acciones de pandillas juveniles o “maras”. Sin embargo, de acuerdo a las mismas fuentes, El Valle De Écija, San Carlos Sija, es considerado uno de los municipios más “tranquilos” del departamento. La sociedad está organizada para la mejora del nivel de vida del pueblo y, por ello, no cuenta con un índice alto de delincuencia en el sentido violento. Esta percepción coincide con el Informe Estadístico de la Violencia en Guatemala, presentado en el 2007 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD -, que indica que la Tasa de homicidios por cada 100000 habitantes (thpcmh) en aquellos municipios con población mayoritariamente indígena tiene niveles de violencia homicida significativamente bajos. Esta misma fuente considera al municipio de San Miguel en un rango de 0 a 10 homicidios por cada 100000 habitantes. Al relacionar la violencia y la extrema pobreza, permite establecer que a pesar que el municipio presenta niveles altos de extrema pobreza no es un territorio en donde se concentre los puntos indicativos de violencia homicida. La prevalencia de delitos contra la vida en el año 2008, presento resultados satisfactorios (cero delitos), en comparación a los ocurridos en la cabecera departamental que en este mismo periodo presento en total 46 delitos distribuidos en ataques con arma de fuego, arma blanca, arma contundente y estrangulación).
  • La percepción de inseguridad ciudadana reduce las actividades sociales de la población. El promedio mensual de hechos delictivos según la PNC es de 2 a 5, sin considerar las denuncias que se presentan al Ministerio Público en la cabecera departamental, teniendo para el 2008 dos personas fallecidas por acciones violentas reportadas. Según los pobladores estos índices delictivos se han incrementado en los últimos días. Así mismo no se cuantifican los hechos que no son denunciados por ejemplo la violencia intrafamiliar entre otros. Existen grupos organizados para resguardar la seguridad ciudadana en los centros poblados, estos coordinan actividades con la PNC, y alcaldes comunitarios. Esta organización permite que el índice delincuencial no se incremente.

Telefonos de Emergencia en el Valle De Écija[editar]

Los Vientos Fuertes Del Valle De Écija, San Carlos Sija[editar]

Esta amenaza es latente en todo el Valle De Écija; existe un modelo propuesto, el cual es caracterizado por tres factores: el primero de ellos la altura sobre el nivel del mar en la que se asienta el Valle, la orientación geográfica del terreno y por último la cobertura boscosa. Se conoce que los mayores vientos predominan en lugares altos, a ello se atribuye que, a más altitud es mayor el peligro. El Valle De Écija está considerado entre los ubicados a más altura en los Altos de la República de Guatemala en el departamento de Quetzaltenango, en ese sentido, conjugada la altura con los factores antes mencionados, caracterizan la alta exposición que tiene a ésta. Los vientos fuertes son percibidos en los meses de febrero, marzo y junio de cada año. Los principales problemas que ocasionan éstos, son el impacto mayor en los techos de las viviendas y en las paredes en menor manera. El efecto es superior en los techos de lámina, los que poseen poca inercia a tal fuerza ejercida y pueden desprenderse de las viviendas. La generación de polvo en el ambiente; otro de los problemas ocasionados por éste tipo de vientos, se convierte un problema recurrente en las distintas comunidades, debido en parte, a que los caminos comunales, incluso vías principales de acceso a las distintas localidades, son de terracería. El efecto del polvo en el ambiente es nocivo para la salud de los pobladores de todo el Valle, el cual puede generar enfermedades en los ojos y las relacionadas al tracto respiratorio de las personas.

Economía[editar]

Especies en peligro de extinción en el Valle de Écija[editar]

Se encuentra una diversidad particular de especies de flora y fauna en todo el Nuevo Valle De Écija, entre ellas se menciona que existe bosque de Pinabete (Abies guatemalensis), el cual ya casi es inexistente. Las especies vegetativas reinantes son escasas el 15% de estas están en peligro eminente de desaparecer a nivel de todo el Valle. Además se encuentran especies de fauna representativas en el área como conejos, zorros, coyotes, aves silvestres y ardillas, el 30% de estas especies han tenido que emigrar por los incendios forestales y si estos se incrementasen, se corre el riesgo de que se extingan del Valle De Écija. Se menciona que existía el venado (Odocoileus virginianus) que se extinguió del municipio.

Industria: principales actividades económicas en el Valle De Écija[editar]

En cuanto a la actividad iindustrial se tiene que el Valle De Écija cuenta con la producción en menor escala de telas, productos de cuero y cera. En la aldea Recuerdo a Barrios existe producción de velas de cera y parafina, La Libertad fabrica objetos de cuero y las aldeas Mogotillos, Esquipulas Seque, Recuerdo a Barrios y la Cabecera Municipal existe producción de telas. Así también se cuenta con talleres de corte y confección, de carpintería, mecánica automotriz, herrería, zapatería, panadería, fabricas de blocs, quienes tienen métodos actualizados de producción. Hasta la fecha no se realiza actividades relacionadas con la industria forestal, solo se realizan actividades forestales (Silvicultura) encaminadas a la venta en pie de árboles para reforestación, obtención de productos como madera, leña para consumo familiar, venta y uso en algunas carpinterías, concentrándose esta actividad en la parte Norte del Valle De Écija. En cuanto a la explotación minera, no se realiza ninguna actividad de este tipo. La actividad artesanal en el municipio es Incipiente. En la cabecera municipal como en las aldeas no pertenecientes a una etnia maya Kiché no existe tal producción, las aldeas de Calel, San José Chicalquix, San Francisco Chuatuj, Nuevo San Antonio y Esquipulas Seque existe pero no es significativa. Los productos que se realizan son básicamente la tejeduría de cortes típicos y güipiles, que se elaboran para uso y comercialización en el mercado local. Para esta actividad la forma de producción es a nivel familiar y no existe organización comunitaria o municipal para la producción o comercialización de sus productos.

Importaciones[editar]

Se basa en la importación de bienes de consumo final provenientes de la Ciudad Capital, la Cabecera Municipal y en un porcentaje significativo de otros departamentos como Sololá y Totonicapán. Entre los principales productos que ingresan al Valle de Écija se encuentran: ropa, zapatos, legumbres, frutas, carnes, comestibles enlatados y materiales de construcción y todo bien de consumo final, producido por las distintas industrias nacionales e internacionales.

Cabe mencionar que también se da la importación de vehículos procedentes de los Estados Unidos de Norteamérica, con sus respectivos complementos combustibles, lubricantes, repuestos, llantas, entre otros, tanto nuevos como usados.

A continuación se presenta la demanda de bienes importados por actividad productiva del Valle:

Exportaciones[editar]

Los productos que se ofrecen en el Valle De Écija, San Carlos Sija son de consumo final, derivados del sector primario de la economía y producido con un bajo nivel tecnológico. Sus principales demandantes se encuentran en la Cabecera Municipal, La Ciudad Capital y los departamentos de Retalhuleu y Suchitepéquez. A continuación se presenta la oferta de bienes por actividad productiva del Municipio:

Bancos en el Valle De Écija[editar]

En la cabecera municipal del Valle De Écija se localizan dos Bancos, el Banco de Desarrollo Rural –BANRURAL- y el Banco Reformador –BANCOR-. Bajo el concepto de instituciones financieras, también se puede mencionar la Fundación para el Desarrollo Integral de Programas Socioeconómicos –FUNDAP- que ofrece crédito a pequeños y medianos empresarios, aunque la tasa de interés que aplica es superior al de los otros bancos.

Turismo[editar]

En la actualidad el turismo es una de las actividades productivas menos importantes para la economía del hermoso Valle De Écija. Ello se ve reflejado en varios aspectos como la falta de dar a conocer sitios de interés turístico del Valle, cuya consecuencia es la escasa capacidad de producir encadenamientos. Así mismo el municipio no cuenta con una Oficina Municipal de Turismo, la cual debe promocionar al mismo como un importante destino turístico en el área rural. El Valle De Écija cuenta con un potencial de turismo cultural y ecoturismo, el cual ocupa un lugar privilegiado dentro del panorama internacional. El producto más importante del sistema es la “cultura viva”, y su mercado el “Aventurero Natural y Cultural”, que se caracteriza por ser la segunda área turística más visitada por el turismo internacional, a pesar de que el acceso a infraestructura hotelera en el Valle es mínima, su fortaleza es el acceso a la cabecera departamental. Lo anterior indica que el Valle De Écija es una región con alto potencial de desarrollo turístico, específicamente Ecoturismo.

La cabecera municipal es visitada por algunos turistas y Chiquibal que está reconocido como sitio arqueológico por el Instituto de Antropología e Historia, sin embargo esta actividad no requiere demanda laboral por no contar con equipo o servicios para el turismo, a pesar de la potencialidad existente, además existen las quebradas Agua Tibia, El Chorro, La Campana, La Estancia, Palo, Patucar, Papada y Xejuyup, Agua Caliente y Loma de la Guitarra a los cuales no se les da la importancia necesaria para realizar ecoturismo. Según el INGUAT el municipio de San Carlos Sija no cuenta con la Infraestructura adecuada para la vía del turismo y de que no está incluido en el paquete de turismo

Caza de Fauna en el área[editar]

Cuando existía el venado (Odocoileus virginianus), los pobladores del Valle De Écija subían a las montañas a cazar esta especie y otras características del Valle. En la actualidad existen conejos (Sylvilagus), ardillas (Sciurus) y una diversidad considerable de aves, aunque los índices de la caza han disminuido

  • La economía se basa en las diferentes actividades de alimentos. Las más realizadas son la agricultura, pecuaria, y molino de agua, esta última debido a sus extensos cultivos de trigo.

Agricultura[editar]

Los productos que se extraen en una mayor escala son:

Producción agrícola en el Valle De Écija, San Carlos Sija[47]
Variedad Listado
Cereales y granos básicos Maíz, frijol, trigo, haba, ayote, Mucuna, güicoy y Raíz proteoide, entre otros.
Verduras y legumbres Hortalizas y Papa
Frutas Manzana, durazno, mora, cerezo, guindas , etc.

Actividad Pecuaria[editar]

Existen grandes variedades de animales domésticos y gracias a la crianza de estos se produce lácteos, huevos, carnes, etc. Las variedades de animales domésticos incluyen: vacas, cerdos, caballos, mulas, bueyes, ovejas, cabras, pollos, patos, galliformes, y pavo doméstico.

Educación[editar]

Cobertura y Niveles de Educación de Párvulos, Primaria y Diversificado[editar]

El sistema oficial de educación del Valle De Écija a travez del Ministerio de Educación de Guatemala, (MINEDUC) cuenta con un total de 105 establecimientos Educativos Pre Universitarios siendo los siguientes:

Calidad y Movilidad Educativa[editar]

De acuerdo a la percepción de los habitantes del Valle De Écija, existe inconformidad en la calidad de la educación impartida en el Valle. Sin embargo la actual infraestructura resulta ser insuficiente, al número de estudiantes que ingresan al sistema educativo municipal. La calidad también se ve afectada por el número de alumnos que se le asignan a cada maestro. El nivel medio (educación básica), no es impartida en todos los centros poblados, lo que repercute en cierta manera que las tasas de escolarización sean bajas comparadas con las tasas obtenidas en la educación primaria

Analfabetismo[editar]

Según información del Ministerio de Educación de Guatemala para el año 2008, la población analfabeta representaba en promedio el 21.26 % de la población, representado en un 19.69 % de hombres y 22.57 % de mujeres, existiendo una relación de 0.98, esto quiere decir que de 10 hombres alfabetizados solo un promedio de 9 mujeres eran alfabetizadas. El índice de analfabetismo a nivel departamental. Quetzaltenango es de 19.58 %. Proyecciones de población 2008 con base en el Censo de Población 2002, INE y Registro de participantes en los Procesos de Alfabetización (MINEDUC, 2008).

Universidades[editar]

El municipio no cuenta con ninguna universidad, para este nivel de formación académica, la población estudiantil del Valle De Écija acude a la cabecera departamental, en los campus universitarios a 20 km de distancia, con muchas facilidades de trasporte tanto publico como privado, a toda hora, donde existen ocho universidades tanto la Universidad de San Carlos de Guatemala como las demás privadas que brindan diferentes Especializaciones o Doctorados, desde las principales que son Medicina y Derecho, hasta las mas recientes.

Visión De La Población Del Valle De Écija para el 2025[editar]

El Valle De Écija, San Carlos Sija al 2025, será un territorio organizado y con participación influyente en la toma de decisiones, ordenado, con equidad de género, conservador de su cultura e identidad, con calidad de vida ya que cuenta con infraestructura adecuada y prestación eficiente de servicios públicos. Mantiene un desarrollo económico constante y es competitivo en base a sus potencialidades, promueve el uso y manejo sostenible de los recursos naturales enfocado a mitigar riesgos y a la preservación del medio ambiente.

Partiendo de que la sociedad del municipio del Valle De Écija, San Carlos Sija está debidamente organizada y ejerce una participación activa e influyente en la toma de decisiones conjuntamente con instituciones públicas, privadas y gobierno local en espacios concertados con equidad de género y que su visión este orientada a generar cambios positivos en el ámbito social, económico, ambiental y político.

Con políticas públicas en base a orientar el crecimiento y expansión del municipio de forma ordenada, equitativa y justa. Conocedores de su cultura, derechos y obligaciones transformaran, mejorando y ampliado cualitativamente la educación básica y diversificada en la parte norte del Valle. La educación del nivel primario se mejorara y tecnificará para brindar educación de calidad; así mismo, se reducirán los índices de analfabetismo, de mortalidad infantil y materna, por medio de que existira una conectividad fluida entre comunidades de la parte norte y centro y los servicios de salud y saneamiento básico que se presten de forma eficaz y eficiente, experimentando de manera significativa la reducción de la inseguridad alimentaria, reflejada en la mejora de la nutrición alimentaria.

La actividad comercial se beneficiara por que exista un apoyo técnico y financiero a la micro, pequeña y mediana empresa para el aprovechamiento de las potencialidades y productividad del Valle De Écija, se deben implementar planes, programas y proyectos productivos diversos como la silvicultura, apicultura, producción de frutales, la tecnificación de la actividad agropecuaria con la Cooperativa de Lácteos en donde se debe brindar a los socios asesoría técnica, semillas mejoradas e instalaciones adecuadas para mejorar la calidad de sus productos estableciendo a este como el principal productor y comercializador a nivel regional y nacional de Queso de Sija y leche, realizando las negociaciones pertinentes para la apertura del mercado internacional. Con tales prácticas se orientara a reducir los índices de pobreza y hambre en el municipio y al fomento de desarrollo de las capacidades empresariales productivas de mujeres y hombres.

Otra actividad económica que mejoraría un incremento a las arcas municipales es la actividad turística y eco turística, por medio de la promoción y el mantenimiento que se le debe dar a las áreas con dicho potencial como el parque ecológico Xolá, sitios arqueológicos y sagrados, el balneario Agua Caliente y las distintas quebradas, incrementando la visita del turista nacional como internacional, que a la vez se establece como una fuente de empleo para la sociedad de todo el Valle De Écija.

El desarrollo ambiental se debe realizar de forma sostenible y sustentable enfocado a reducir riesgos, implementado los planes y políticas de manejo integrado del recurso hídrico, se cuente con un manejo de la sub cuenca del río Samalá (parte alta) y su área de influencia; así mismo, se debe recuperando áreas desfragmentadas por la tala inmoderada del recurso bosque, incendios forestales y otras causas y se debe brindar un manejo adecuado de este recurso favoreciendo el equilibrio hidrológico-forestal. Aprovechar los servicios ambientales que benefician la economía local, regulado la intensidad y uso del suelo y prestar un sistema eficaz y eficiente de saneamiento ambiental en pro de la preservación y cuidado del medio ambiente y reducir los índices de morbilidad y mortalidad en el Valle De Écija. Garantizar un ambiente sano para toda la sociedad del Valle De Écija, San Carlos Sija. (dr.madc.)

Ciudadanos distinguidos[editar]

  • Dr. Marco Antonio Díaz Colomo: para el primero de febrero de 1979, el municipio de San Bartolomé Jocotenango, en el departamento de Quiché, era considerado el más pobre de toda la República; la población se encontraba totalmente aislada del resto de República por falta de medios de comunicación y únicamente se podía arribar por helicóptero. De esta cuenta, se desconocían totalmente las necesidades de la población.[cita requerida]
Por iniciativa propia, el doctor Marco Antonio Díaz Colomo, originario del Valle De Écija, a través del programa de Ejercicio Profesional Supervisado de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala inauguró el primer centro asistencial gratuito con servicio las 24 horas.[cita requerida] Díaz Colomo fue el primer médico que llegó al municipio para dar asistencia médica general y logró que la comunidad se organizara para formar grupos de salud que incluyeron s, primeros auxilios y medicina preventiva, entre otros.[cita requerida]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Diferenciados del resto de la población indígena y con privilegios debido a su apoyo a la conquista europea

Referencias[editar]

  1. Escalante Herrera, 2007.
  2. a b c Pineda de Mont, 1869, p. 468.
  3. a b García Elgueta, 1897, p. 97.
  4. Woodward, 1993.
  5. a b c d Gobierno de Guatemala, 1881, p. 132.
  6. a b c Anónimo, 1995, pp. 134-37, 456.
  7. a b c d e Gobierno de Guatemala, 1881.
  8. a b La Ilustración del Pacífico, 1897.
  9. a b Revista Militar, 1 de agosto de 1899, p. 293.
  10. a b Aragón, 2013.
  11. Guatelog, s.f..
  12. a b CCEE, s.f., pp. 2-4.
  13. CCEE, s.f., pp. 2-5.
  14. INSIVUMEH. «Principales ríos de Guatemala». 
  15. a b INSIVUMEH. «Mapa de Cuencas y Ríos». 
  16. Jeffrey Rivera & Claudio Castañon (2008). «Studies of Climatic Change with adaptation emphasis: Guatemala» (PDF). Consultado el 14 de febrero de 2011. 
  17. INDE. «Historia». Archivado desde el original el 8 de noviembre de 2015. Consultado el 23 de diciembre de 2010. 
  18. «Climate: San Carlos Sija». Climate-Data.org. Consultado el 25 de febrero de 2017. 
  19. a b c SEGEPLAN, s.f.
  20. a b Asamblea Constituyente, 1985
  21. a b Congreso de Guatemala, 2012
  22. Guatelog.com, s.f..
  23. Democracia Multicultural, mayo de 2009.
  24. a b c d Mobil, 2002
  25. AFEHC, s.f.
  26. Democracia multicultural, mayo de 2009
  27. Woodward, 1993, p. 116.
  28. a b c Woodward, 1993, p. 117.
  29. Hernández de León, 1930.
  30. Woodward, 1993, p. 118.
  31. Anónimo, 1995, p. 138.
  32. a b La Ilustración Guatemalteca, 15 de mayo de 1896, p. 247
  33. La Ilustración del Pacífico, 15 de marzo de 1898, pp. 206-208
  34. a b Mora, 1897, p. 198.
  35. Mora, 1897, p. 197.
  36. Arévalo Martínez, 1945, p. 23.
  37. Arévalo Martínez, 1945, p. 24.
  38. Arévalo Martínez, 1945, p. 25.
  39. Arévalo Martínez, 1945, pp. 24-26.
  40. Arévalo Martínez, 1945, pp. 13-20
  41. Buchenau, 1996.
  42. a b c Hernández de León, 1930
  43. Dirección General de Estadística, 1902, p. 33.
  44. Unión Tipográfica, 1920, p. 2.
  45. a b Metrópoli de Los Altos, 2013
  46. http://rutasymapas.com/la-ruta-panamericana/
  47. CCEE, s.f., p. 8.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]