Huitán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Huitán
Entidad subnacional
Huitán ubicada en Guatemala
Huitán
Huitán
Localización de Huitán en Guatemala
Huitán ubicada en Quetzaltenango
Huitán
Huitán
Localización de Huitán en Quetzaltenango
Coordenadas 15°02′55″N 91°38′24″O / 15.048611111111, -91.64Coordenadas: 15°02′55″N 91°38′24″O / 15.048611111111, -91.64
Idioma oficial Español[1]
 • Otros idiomas Mam
Entidad Municipio de Guatemala
 • País Guatemala
 • Departamento Vlagquetzaltenango.gif Quetzaltenango
Eventos históricos  
 • Fundación 1886
Superficie  
 • Total 16 km² Ver y modificar los datos en Wikidata
Altitud  
 • Media 2600 m s. n. m.
Distancia 35 km a Quetzaltenango
Población (2002)  
 • Total 9769 hab.[2]
 • Densidad 610,56 hab/km²
Gentilicio huiteco/a
Huso horario UTC−6
Código postal 09015
Prefijo telefónico 502
Fiestas mayores 25 de diciembre
Patrono(a) Niño Jesús
Miembro de: Asociación Nacional de Municipalidades de Guatemala
[editar datos en Wikidata]

Huitán es un municipio del departamento de Quetzaltenango de la región sur-occidental de la República de Guatemala.[3]

Geografía física[editar]

Ubicación geográfica[editar]

Huitán colinda con dos departamentos dada su extensión territorial de 16 km²; se localiza en la parte norte del departamento de Quetzaltenango a una distancia de 35 km de la cabecera departamental, y a 235 km de la Ciudad de Guatemala[4]

Las colindancias del municipio son:

Compass rose pale.svg Cabrican Compass rose pale.svg
Palestina de Los Altos Norte Río Blanco
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
San Carlos Sija
Sibilia[4]

Gobierno municipal[editar]

Los municipios se encuentran regulados en diversas leyes de la República, que establecen su forma de organización, lo relativo a la conformación de sus órganos administrativos y los tributos destinados para los mismos. Aunque se trata de entidades autónomas, se encuentran sujetos a la legislación nacional y las principales leyes que los rigen desde 1985 son:

Principales leyes que rigen a los municipios de Guatemala
N.º Ley Descripción
1 Constitución Política de la República de Guatemala Tiene una regulación legal específica para los municipios en los artículos 253 al 262.
2 Ley Electoral y de Partidos Políticos Ley de carácter constitucional aplicable a los municipios en el tema de la conformación de sus autoridades electas.
3 Código Municipal Decreto 12-2002 del Congreso de la República de Guatemala. Tiene la categoría de ley ordinaria y contiene preceptos generales aplicables a todos los municipios, e inclusive contiene legislación referente a la creación de los municipios.
4 Ley de Servicio Municipal Decreto 1-87 del Congreso de la República de Guatemala. Regula las relaciones entra la municipalidad y los servidores públicos en materia laboral. Tiene su base constitucional en el artículo 262 de la constitución que ordena la emisión de la misma.
5 Ley General de Descentralización Decreto 14-2002 del Congreso de la República de Guatemala. Regula el deber constitucional del Estado, y por ende del municipio, de promover y aplicar la descentralización y desconcentración económica y administrativa.

El gobierno de los municipios está a cargo de un Concejo Municipal[1]​ mientras que el código municipal —ley ordinaria que contiene disposiciones que se aplican a todos los municipios— establece que «el concejo municipal es el órgano colegiado superior de deliberación y de decisión de los asuntos municipales […] y tiene su sede en la circunscripción de la cabecera municipal»; el artículo 33 del mencionado código establece que «[le] corresponde con exclusividad al concejo municipal el ejercicio del gobierno del municipio».[5]

El concejo municipal se integra con el alcalde, los síndicos y concejales, electos directamente por sufragio universal y secreto para un período de cuatro años, pudiendo ser reelectos.[1][5]

Existen también las Alcaldías Auxiliares, los Comités Comunitarios de Desarrollo (COCODE), el Comité Municipal del Desarrollo (COMUDE), las asociaciones culturales y las comisiones de trabajo. Los alcaldes auxiliares son elegidos por las comunidades de acuerdo a sus principios y tradiciones, y se reúnen con el alcalde municipal el primer domingo de cada mes, mientras que los Comités Comunitarios de Desarrollo y el Comité Municipal de Desarrollo organizan y facilitan la participación de las comunidades priorizando necesidades y problemas.

Los alcaldes que ha habido en el municipio son:

  • 2012-2016: Pedro Ramírez[6]

Historia[editar]

Anteriormente fue llamado «Tal-Much» que en idioma mam quiere decir «Pequeño». Sus primeros pobladores fueron procedentes del municipio de Cajolá, llegaron a un terreno llamado Paxoj que significa "Cueva de coyotes", llegaron con la intención de cortar los abundantes pastos para alimentar a sus ovejas, cabras y otros animales. Los pastores tenían muchas dificultades al trasladarse con sus animales desde Cajolá hasta Paxoj, y entonces decidieron quedarse durante todo el invierno para poder alimentar a sus rebaños. Comenzaron a construir sus casas y mientras transcurría el tiempo, los pastores decidieron quedarse en el lugar para cultivar sus tierras.

Los pobladores ladinos de los municipios de San Carlos Sija, del Valle de Écija, San Lorenzo y San Marcos se radicaron en el lugar a vivir formalmente, por las abundantes cosechas que se producían en Paxoj . Luego, hicieron los tramites correspondientes para fundar el municipio en 1886 poniendole el nombre de «Huitán» por tener un porcentaje muy alto de habitantes indígenas de origen Mam.[7]

Doctrina mercedaria[editar]

Escudo
mercedario.
Conventos de los Mercedarios durante la época colonial en Guatemala y área aproximada de las doctrinas que les pertenecían.

Luego de la conquista española en la década de 1520, en 1565 se creó la Provincia mercedaria de la Presentación de Guatemala; originalmente los mercedarios habían obtenido del obispo Francisco Marroquín varios curatos en el valle de Sacatepéquez y Chilmatenango, pero los cambiaron con los dominicos por el área de la Sierra de los Cuchumatanes.[8]​ Durante la primera parte del siglo xvii tenían a su cargo la evangelización de algunos pueblos alrededor de la ciudad de Santiago, que con el paso del tiempo pasaron a formar parte de la ciudad; dichos pueblos fueron Espíritu Santo, Santiago, San Jerónimo y San Anton —que funcionaba como la cabecera de su encomienda y vicaría y en donde estaba el convento que tenían los mercedarios y que asitía el comendador, cura y coadjudtor de la orden.[8]

La corona española se enfocó en la catequización de los indígenas. Las congregaciones fundadas por los misioneros reales en el Nuevo Mundo fueron llamadas «doctrinas de indios» o simplemente «doctrinas». Originalmente, los frailes tenían únicamente una misión temporal: enseñarle la fe católica a los indígenas, para luego dar paso a parroquias seculares como las establecidas en España; con este fin, los frailes debían haber enseñado los evangelios y el idioma español a los nativos. Ya cuando los indígenas estuvieran catequizados y hablaran español, podrían empezar a vivir en parroquias y a contribuir con el diezmo, como hacían los peninsulares.[9]​.

Pero este plan nunca se llevó a cabo, principalmente porque la corona perdió el control de las órdenes regulares tan pronto como los miembros de éstas se embarcaron para América. Protegidos por sus privilegios apostólicos para ayudar a la conversión de los indígenas, los misionares solamente atendieron a la autoridad de sus priores y provinciales, y no a la de las autoridades españolas ni a las de los obispos. Los provinciales de las órdenes, a su vez, únicamente rendían cuentas a los líderes de su orden y no a la corona. Una vez habían establecido una doctrina, protegían sus intereses en ella, incluso en contra de los intereses del rey y de esta forma las doctrinas pasaron a ser pueblos de indios que se quedaron establecidos para todo el resto de la colonia.

Las doctrinas fueron fundadas a discreción de los frailes, ya que tenían libertad completa para establecer comunidades para catequizar a los indígenas, con la esperanza de que estas comunidades pasaran con el tiempo a la jurisdicción de una parroquia secular a la que se le pagaría el diezmo. En realidad, lo que ocurrió fue que las doctrinas crecieron sin control y nunca pasaron al control de parroquias; se formaron alrededor de una cabecera en donde tenían su monasterio permanente los frailes y de dicha cabecera salían los frailes a catequizar o visitar las aldeas y caseríos que pertenecían a la doctrina, y que se conocían como anexos, visitas o pueblos de visita. Así pues, las doctrinas tenían tres características principales:

  1. eran independientes de controles externos (tanto civiles como eclesiásticos)
  2. eran administradas por un grupo de frailes
  3. tenían un número relativamente grande de anexos.[9]

La administración colectiva por parte del grupo de frailes eran la característica más importante de las doctrinas ya que garantizaba la continuación del sistema de la comunidad en caso falleciese uno de los dirigentes.[10]

Según la relación del obispo Juan de las Cabezas en 1613[11]​ y las actas de visita pastoral del arzobispo Pedro Cortés y Larraz en 1770,[12]​ los mercedarios llegaron a tener a su cargo nueve doctrinas, y sus muchos anexos, que eran: Santa Ana de Malacatán, Concepción de Huehuetenango, San Pedro de Solomá, Nuestra Señora de la Purificación de Jacaltenango, Nuestra Señora de la Candelaria de Chiantla, San Andrés de Cuilco, Santiago de Tejutla, San Pedro de Sacatepéquez, y San Juan de Ostuncalco.[13]

En 1754, debido a las reformas borbónicas impulsadas por la corona española, los mercedarios y el resto del clero regular tuvieron que transferir sus doctrinas y curatos al clero secular, por lo que la orden perdió su doctrina en San Juan Ostuncalco.[14]

Tras la Independencia de Centroamérica[editar]

La Asamblea Legislativa del recién creado Estado de Guatemala estableció los distritos para impartir justicia en su territorio en 1825, y Totonicapán fue sede del circuito del mismo nombre en el distrito N.° 9 (Totonicapán); a este circuito pertenecían también Salcajá, San Cristóbal, Shejul, Vobos (Sibilia), Sija y San Francisco.[15]

Economía[editar]

Las principales fuentes de comercio con que cuenta el municipio son la agricultura, la actividad precueria y las artesanías. Los pobladores practican mucho estas actividades, ya que gracias a ellas la economía del municipio es muy estable.

Agricultura[editar]

Los principales cultivos que se cosechan en el municipio son los granos básicos y frutas. Entre los cultivos más cosechados están:

  • Maíz
  • Frijol
  • Manzana
  • Durazno
  • matazano
  • ciruela

Actividad pecuaria[editar]

Existen muchos animales de corral que los pobladroes crían para extraer alimentos. La ganadería es la principal de todas las actividades pecuarias ya que existen muchos rebaños y producen muchos alimentos como leche y carne.

Artesanía[editar]

Los principales productos de artesanías que elaboran son los tejidos típicos, máscaras, escobas, cerería y jícaras.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]