Sipacapa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sipacapa
Entidad subnacional
Otros nombres: Sipakapa
Sipacapa ubicada en Guatemala
Sipacapa
Sipacapa
Sipacapa ubicada en San Marcos (Guatemala)
Sipacapa
Sipacapa
Localización de Sipacapa en San Marcos
Coordenadas 15°12′46″N 91°38′03″O / 15.21277778, -91.63416667Coordenadas: 15°12′46″N 91°38′03″O / 15.21277778, -91.63416667
Idioma oficial Español
Sipacapense
Maya
Entidad Municipio de Guatemala
 • País Guatemala
Dirigentes  
 • Alcalde (2016-2020) Carlos Domingo[1]
Eventos históricos  
 • Fundación 1707-1713
Superficie  
 • Total 152 km²
Altitud  
 • Media 1970 msnm
Distancia 85 km a San Marcos
Población (Censo de Población 2002)[2]  
 • Total 17 549 hab.
 • Densidad 115,45 hab/km²
Gentilicio Sipacapense
Huso horario UTC−6
Prefijo telefónico 502
Fiestas mayores 24 de agosto
Patrono(a) Bartolomé el Apóstol
[editar datos en Wikidata]

Sipacapa es un municipio del departamento de San Marcos de la región sur-occidente de la República de Guatemala.[3]

Toponimia[editar]

Una versión muy extendida entre sus habitantes es que el municipio adoptó el topónimo «Sipacapa» en honor al nombre de la antigua gobernante llamada «Sipaca».[cita requerida]

Nombre en castellano[editar]

Muchos de los nombres de los municipios y poblados de Guatemala constan de dos partes: el nombre del santo católico que se venera el día en que fueron fundados y una descripción con raíz náhuatl; esto se debe a que las tropas que invadieron la región en la década de 1520 al mando de Pedro de Alvarado estaban compuestas por soldados españoles y por indígenas tlaxcaltecas y cholultecas.[4]

Así pues, el poblado se llamón «San Bartolomé» en honor a San Bartolomé Apóstol, mientras que el topónimo «Sipacapa» se deviraría del término «Sipaktlypan» de origen náhuatl, el cual a su vez proviene de los términos Sipaklli y Apan (español: el primer día de los meses en el calendario azteca).[cita requerida]

Nombre en k'ach'iquel[editar]

Otra versión es que el topónimo proviene del k'ach'iquel, específicamente de los términos «Sipak» (español: «Tiburón») y «apan» (español: «río»), y significaría «Río de Tiburones».[cita requerida]

Geografía física[editar]

Clima[editar]

La cabecera municipal de Sipacapa tiene clima templado (Köppen: Cwb).

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Sipacapa WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temp. máx. media (°C) 21.6 22.5 24.3 24.9 24.4 23.0 22.9 23.4 22.8 22.2 22.1 21.4 23
Temp. media (°C) 14.6 15.1 16.8 17.8 18.2 17.7 17.4 17.4 17.2 16.7 15.8 14.8 16.6
Temp. mín. media (°C) 7.6 7.8 9.4 10.8 12.1 12.5 11.9 11.4 11.7 11.3 9.5 8.3 10.4
Precipitación total (mm) 7 9 25 56 146 270 183 181 256 177 34 10 1354
Fuente: Climate-Data.org[5]

Ubicación geográfica[editar]

El municipio de Sipacapa se encuentra a una distancia de 85 km de la cabecera departamental San Marcos; colinda al norte con Malacatancito, municipio del departamento de Huehuetenango; al este con San Carlos Sija, municipio del departamento de Quetzaltenango; al oeste con Tejutla y San Miguel Ixtahuacan, del departamento de San Marcos, y al sur con Comitancillo, también de San Marcos.[6]

Compass rose pale.svg Malacatancito, municipio del departamento de Huehuetenango Compass rose pale.svg
Tejutla y San Miguel Ixtahuacan, municipios del departamento de San Marcos Norte San Carlos Sija, municipio del departamento de Quetzaltenango[6]
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Comitancillo, municipio del departamento de San Marcos[6]

Gobierno municipal[editar]

Los municipios se encuentran regulados en diversas leyes de la República, que establecen su forma de organización, lo relativo a la conformación de sus órganos administrativos, tributos destinados para los mismos; esta legislación se encuentra dispersa en diversos niveles. Ahora bien, que exista legislación específica para los municipios no significa que a estos no les sean aplicables las normas contenidas en otros cuerpos normativos, pues aunque se trata de entidades autónomas, las mismas se encuentran sujetas, al igual que todas las entidades de tal naturaleza, a la legislación nacional.

Específicamente, las principales leyes que rigen a los municipios en Guatemala desde 1985 son:

Principales leyes que rigen a los municipios de Guatemala
No. Ley Descripción
1 Constitución Política de la República de Guatemala Le son aplicables diversos artículos generales de la misma, y además tiene una regulación legal específica en los artículos 253 al 262, que constituyen su base constitucional.
2 Ley Electoral y de Partidos Políticos Ley de carácter constitucional creada por la Asamblea Nacional Constituyente que aplicable a los municipios en diversos aspectos pero fundamentalmente en el tema de la conformación de sus autoridades electas, puesto que regula la manera en que se eligen y conforman.
3 Código Municipal Decreto 12-2002 del Congreso de la República de Guatemala. Tiene la categoría de ley ordinaria y contiene preceptos generales aplicables a todos los municipios, e inclusive contiene legislación referente a la creación de los municipios.
4 Ley de Servicio Municipal Decreto 1-87 del Congreso de la República de Guatemala. Regula las relaciones entra la municipalidad y los servidores públicos en materia laboral. Tiene su base constitucional en el artículo 262 de la constitución que ordena la emisión de la misma.
5 Ley General de Descentralización Decreto 14-2002 del Congreso de la República de Guatemala. Regula el deber constitucional del Estado, y por ende del municipio, de promover y aplicar la descentralización y desconcentración económica y administrativa.

El gobierno de los municipios de Guatemala está a cargo de un Concejo Municipal, de conformidad con el artículo 254 de la Constitución Política de la República de Guatemala, que establece que «el gobierno municipal será ejercido por un concejo municipal».[7] A su vez, el código municipal —que tiene carácter de ley ordinaria y contiene disposiciones que se aplican a todos los municipios de Guatemala— establece en su artículo 9 que «el concejo municipal es el órgano colegiado superior de deliberación y de decisión de los asuntos municipales […] y tiene su sede en la circunscripción de la cabecera municipal». Por último, el artículo 33 del mencionado código establece que «[le] corresponde con exclusividad al concejo municipal el ejercicio del gobierno del municipio».[8]

El concejo municipal se integra de conformidad con lo que establece la Constitución en su artículo 254, es decir «se integra con el alcalde, los síndicos y concejales, electos directamente por sufragio universal y secreto para un período de cuatro años, pudiendo ser reelectos».[7] Al respecto, el código municipal en el artículo 9 establece «que se integra por el alcalde, los síndicos y los concejales, todos electos directa y popularmente en cada municipio de conformidad con la ley de la materia».[8]

Historia[editar]

Época colonial[editar]

En 1540, el obispo de Guatemala Francisco Marroquín dividió la administración eclesiástica del valle central de Guatemala entre las tres órdenes regulares principales: dominicos, franciscanos y mercedarios; estos últimos cambiaron sus curatos del valle por los dominicos tenían en la Sierra de Huehuetenango y que incluían a Tejutla.[9]

En 1690 Tejutla comprendía los modernos municipios de: Comitancillo, Ixchiguán, Concepción Tutuapa, Sipacapa, Sibinal, Tajumulco, Tacaná y parte de San Miguel Ixtahuacán. Según los escritos históricos de la Recordación Florida de Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán, Tejutla pertenecía a la jurisdicción de Quetzaltenango y era «una tierra de bonanza y riqueza de climas y bosques agradables con suficiente agua».[10]

La corona española se enfocó en la catequización de los indígenas; las congregaciones fundadas por los misioneros reales en el Nuevo Mundo fueron llamadas «doctrinas de indios» o simplemente «doctrinas».[11] Originalmente, los frailes tenían únicamente una misión temporal: enseñarle la fe católica a los indígenas, para luego dar paso a parroquias seculares como las establecidas en España; con este fin, los frailes debían haber enseñado los evangelios y el idioma español a los nativos.[11] Ya cuando los indígenas estuvieran catequizados y hablaran español, podrían empezar a vivir en parroquias y a contribuir con el diezmo, como hacían los peninsulares.[12] .

Rey Carlos III de España, promotor de las reformas borbónicas.

Pero este plan nunca se llevó a cabo, principalmente porque la corona perdió el control de las órdenes regulares tan pronto como los miembros de éstas se embarcaron para América; además, los indígenas nunca llegaron a entender el catolicismo correctamente porque los frailes no pudieron traducirlo apropiadamente a los complejos lenguajes indígenas.[13] Por otra parte, protegidos por sus privilegios apostólicos para ayudar a la conversión de los indígenas, los misionares solamente atendieron a la autoridad de sus priores y provinciales, y no a la de las autoridades españolas ni a las de los obispos. Los provinciales de las órdenes, a su vez, únicamente rendían cuentas a los líderes de su orden y no a la corona; una vez habían establecido una doctrina, protegían sus intereses en ella, incluso en contra de los intereses del rey y de esta forma las doctrinas pasaron a ser pueblos de indios que se quedaron establecidos para todo el resto de la colonia.[12]

Según la relación del obispo Juan de las Cabezas en 1613[14] y las actas de visita pastoral del arzobispo Pedro Cortés y Larraz en 1770,[15] los frailes mercedarios tenían a su cargo nueve doctrinas, y sus muchos anexos, que eran: Santa Ana de Malacatán, Concepción de Huehuetenango, San Pedro de Solomá, Nuestra Señora de la Purificación de Jacaltenango, Nuestra Señora de la Candelaria de Chiantla, San Andrés de Cuilco, Santiago de Tejutla, San Pedro de Zacatepeques, y San Juan de Ostuncalco.[16]

En 1754, en virtud de una Real Cédula parte de las Reformas Borbónicas, todos los curatos de las órdenes regulares fueron traspasados al clero secular. [17] En 1765 se publicaron las reformas borbónicas de la Corona española, que pretendían recuperar el poder real sobre las colonias y aumentar la recaudación fiscal.[18] [19] Con estas reformas se crearon los estancos para controlar la producción de las bebidas embriagantes, el tabaco, la pólvora, los naipes y el patio de gallos. La real hacienda subastaba el estanco anualmente y un particular lo compraba, convirtiéndose así en el dueño del monopolio de cierto producto.[20]

Terremoto del Cerro Quemado[editar]

Además de esta redistribución administrativa, la corona española estableció una política tendiende a disminuir el poder de la Iglesia Católica,[21] el cual hasta ese momento era prácticamente absoluto sobre los vasallos españoles. La política de disminución de poder de la iglesia se basaba en la Ilustración y tenía seis puntos principales, entre los que destacaba una crítica al papel de la Iglesia dentro de la sociedad y de sus organismos derivados, sobre todo de las cofradías y hermandades.[22] Los mercedarios de Guatemala entregaron sus doctrinas al clero secular, con casi treinta y tres mil indios de la sierra, todos bautizados e instruidos en la fe católica.[23] El 24 de octubre de 1765 se produjo una fuerte erupción del Volcán de Cerro Quemado que provocó fuertes sismos en la región de Tejutla y Quetzaltenango y destruyó el poblado de Sipacapa.[24]

Tras la Independencia de Centroamérica[editar]

En la Constitución Política de la Provincias Unidas del Centro de América, decretada el 11 de octubre de 1821, el área de Tejutla apareció por primera vez adscrita a la moderna cabecera departamental de San Marcos. Posteriormente, cuando el Estado de Guatemala fue creado oficialmente, Tejutla fue uno de los distritos originales del mismo; en ese entonces, pertenecía al departamento de Quetzaltenango/Soconusco.[25]

El efímero Estado de Los Altos[editar]

Escudo del Estado de los Altos

A partir del 3 de abril de 1838, Sipacapa fue parte de la región que formó el efímero Estado de Los Altos y que forzó a que el Estado de Guatemala se reorganizara en siete departamentos y dos distritos independientes el 12 de septiembre de 1839:

La región occidental de la actual Guatemala había mostrado intenciones de obtener mayor autonomía con respecto a las autoridades de la ciudad de Guatemala desde la época colonial, pues los criollos de la localidad consideraban que los criollos capitalinos que tenían el monopolio comercial con España no les daban un trato justo.[27] [28] Pero este intento de secesión fue aplasatado por el general Rafael Carrera, quien reintegró al Estado de Los Altos al Estado de Guatemala en 1840.[27] [28]

Restructuración administrativa durante el gobierno de Jorge Ubico[editar]

Durante el gobierno liberal del general Jorge Ubico (1931-1944), el poblado de Sipacapa cambió de categoría varias veces; el 5 de marzo de 1936 el municipio fue eliminado de la lista de municipios del país, pero el 16 de abril del mismo año fue establecido nuevamente. Posteriormente, se convirtió en una aldea del municipio de Tejutla el 9 de diciembre de 1937. El 4 de diciembre de 1945 el gobierno del Dr. Juan José Arévalo lo categorizó nuevamente como municipio y así ha permanecido desde entonces.

Recursos naturales[editar]

Sipacapa es actualmente el centro de una disputa entre los residentes locales, que principalmente se identifican como maya (Sipakapense), y Goldcorp, empresa canadiense que opera una mina de oro a cielo abierto afectando a todo el municipio vecino de San Miguel Ixtahuacán, pero parcialmente en Sipacapa. Esta disputa ha sido documentada en la producción documental Sipakapa No Se Vende.[29] [30]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]