Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catedral de Santa María la Real de la Almudena
Catedral de la Almudena (Madrid) 25.jpg
Vista de la catedral desde el ángulo noreste
Localización
País Flag of Spain.svg España
División Flag of the Community of Madrid.svg Comunidad de Madrid
Municipio(s) Madrid
Ubicación Calle de Bailén, 10 (28013)
Información religiosa
Culto Iglesia católica
Diócesis Archidiócesis metropolitana de Madrid
Acceso público Libre
website www.catedraldelaalmudena.es

Uso Iglesia y museo
Estatus Catedral[1]
Advocación Virgen de la Almudena
Dedicación 15 de junio de 1993 (Juan Pablo II)

Arzobispo metropolitano Cardenal Antonio María Rouco Varela
Historia del edificio
Primera piedra 4 de abril de 1883 (rey Alfonso XII)
Construcción 1879-1993
Estilo Neoclásico (exterior), neogótico (interior ), neorrománico (cripta )
Arquitecto(s) Francisco de Cubas y Enrique María Repullés y Vargas (cripta), Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro (iglesia)
Datos arquitectónicos
Superficie 4800 m²

Torre(s) Dos 60 m (hasta la veleta) (altura)

Longitud • 102 m
Altura • 69 m
Nave principal


• 82 m
crucero, 68 m (longitud)
• 12,5 m
laterales, 6,0 m (anchura)


• 25,8 m (altura)
Cupúla
• 73 m (hasta la cruz) (altura exterior)
Mapa(s) de localización
Catedral de Santa María la Real de la Almudena
Catedral de Santa María la Real de la Almudena
Catedral de Santa María la Real de la Almudena (Madrid)
Geolocalización en Madrid




Coordenadas: 40°24′56.11″N 3°42′52.41″O / 40.4155861, -3.7145583

La Santa Iglesia Catedral de santa María la Real de la Almudena es la sede episcopal de la archidiócesis de Madrid, España.

Se trata de un edificio de 102 metros de longitud y 69 de altura, construido durante los siglos XIX y XX en una mezcla de diferentes estilos: neoclásico en el exterior, neogótico en el interior y neorrománico en la cripta.

Fue consagrada por Juan Pablo II en su cuarto viaje a España, el 15 de junio de 1993, siendo de este modo la única catedral española dedicada por un papa. El templo está dedicado a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de la Almudena, patrona de la ciudad de Madrid y de la Archidiócesis de Madrid.

La catedral está ubicada en el centro histórico de la ciudad. La fachada principal se encuentra frente al Palacio Real. La fachada del crucero mira hacia la calle de Bailén, y el acceso a la cripta se realiza por la cuesta de la Vega, al final de la calle Mayor. A diferencia de la mayoría de templos cristianos, de orientación este-oeste, la catedral tiene una orientación norte-sur, fruto de su concepción como parte integrante del conjunto del Palacio Real. Está construida en piedra de Novelda (Alicante) y granito de las canteras de Colmenar Viejo (Madrid).

Historia[editar]

Escultura de piedra de la Virgen de la Almudena, en una hornacina de la Cuesta de la Vega. Según la tradición, este fue el lugar donde fue encontrada milagrosamente la imagen, tras la invasión musulmana.

Los orígenes de la catedral de la Almudena pueden situarse en la pequeña iglesia de Santa María de la Almudena, de origen tardomedieval, que se emplazaba a pocos metros de la actual catedral. Durante siglos hubo intentos de dotar de mayor grandiosidad a la mencionada parroquia, intentos que fueron haciéndose más intensos con la progresiva importancia del imperio y de su capital. Según un informe de 1567:

Por el bien universal de la villa y su tierra, importa y tiene gran necesidad que se haga en ella una iglesia catedral y cabeza de Obispado.

Informe de 1567

Otra razón poderosa era la ausencia de obispado en Madrid —la capital pertenecía a la archidiócesis de Toledo— y el arzobispado de la ciudad imperial siempre se opuso a la segregación de la capital de la diócesis toledana. Así, se intentó ampliar y reformar la pequeña iglesia de Santa María hasta su desaparición en 1868, cuando finalmente se impuso la necesidad de construir una iglesia nueva que diera cabida al culto a la patrona de la ciudad. El día 4 de abril de 1883 el rey Alfonso XII puso la primera piedra del nuevo edificio, que sería la futura catedral de Madrid, en unos terrenos que, por mediación de la reina Mercedes, devota de la Virgen de la Almudena, fueron cedidos por el Patrimonio Real en 1879.

Espaldarazo definitivo para la construcción fue la creación de la diócesis de Madrid-Alcalá, mediante bula dada por León XIII, el 7 de marzo de 1885. Mientras se construía la catedral, la antigua iglesia jesuítica del Colegio Imperial, que en aquel momento tenía la consideración de colegiata, bajo la advocación de san Isidro, pasó a ser el templo catedralicio de la nueva diócesis. En 1964, Casimiro Morcillo recibió el título de arzobispo-obispo, pero dentro de la provincia metropolitana de Toledo. No sería hasta la muerte de éste, en 1971, cuando el Cardenal Tarancón abandonó la Sede de Toledo para ocupar la de Madrid-Alcalá, con rango de archidiócesis. Esta archidiócesis pasó a llamarse archidiócesis de Madrid en 1991, con la restauración de la diócesis de Alcalá de Henares.

El arquitecto Francisco de Cubas, a cargo del proyecto,[2] reformó su proyecto inicial como iglesia parroquial, proponiendo una imponente catedral neogótica que seguía la moda imperante en Europa por influencia de Viollet-le-Duc. Navascués ha calificado al proyecto catedralicio como «el proyecto neomedieval más importante de la arquitectura española del siglo XIX».[2] Los trabajos comenzaron por la cripta, construida en estilo Neorrománico, con acceso por la Cuesta de la Vega y que no se abrió al culto hasta 1911, una vez concluida por Enrique María Repullés y Vargas. En esa misma época se levantaron los primeros pilares, pero los trabajos quedaron prácticamente abandonados hasta 1950, año en el que Fernando Chueca Goitia y Carlos Sidro ganan el concurso convocado para la terminación de las obras. El aspecto del templo cambió entonces, puesto que, aunque se mantenía el estilo Gótico del proyecto primitivo para el interior de la catedral, el exterior sería ahora Neoclásico, siendo éste el aspecto que mantiene actualmente: de esta forma, la catedral se integraría mejor con el entorno del Palacio Real.

Las obras continuaron hasta su paralización en 1965, ante la falta de fondos y de apoyo del Ayuntamiento de Madrid. Transcurrieron casi veinte años hasta que, en 1984, se creó un patronato que consiguió el apoyo de instituciones públicas (que incluían al Ayuntamiento y el Gobierno de España, ambos en manos de políticos de izquierda) y privadas para finalizar las obras. La catedral fue consagrada por el papa Juan Pablo II el 15 de junio de 1993, tomando el relevo de la Colegiata de san Isidro, que había sido la catedral provisional de Madrid desde 1885.[3]

Desde su apertura, la Catedral ha estado muy unida a los actos de carácter religioso de la Familia Real española. El día 8 de noviembre de del año 2000, fue enterrada en una capilla funeraria, bajo el altar de la Virgen, la reina María de las Mercedes de Orleáns, primera esposa de Alfonso XII, cuyos restos mortales habían permanecido en el Monasterio de El Escorial hasta la terminación del templo catedralicio.[4] El 22 de mayo de 2004, el templo fue escenario de los esponsales del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, con Letizia Ortiz, siendo esta la primera boda en celebrarse en la Catedral.

En 2005 se inauguró una exposición sobre la Inmaculada y España, organizada por la Fundación Las Edades del Hombre.

El 20 de agosto de 2011, Benedicto XVI se convirtió en el segundo papa en visitar la catedral, donde presidió y celebró una misa con seminaristas, dentro de los actos programados en la XXVI Jornada Mundial de la Juventud.[5]

La catedral de la Almudena suele ser escenario de varias ceremonias de Estado. Además de los eventos citados, ha sido marco, entre otros muchos, de los funerales de Estado de los ex-presidentes Leopoldo Calvo-Sotelo y Bustelo y Adolfo Suárez González.[6] [7]

Descripción[editar]

Exterior[editar]

Vista de la fachada principal.

Quizá el elemento más llamativo al exterior de la catedral sea la cúpula, que es doble; gótica vista desde el interior, pero claramente barroca al exterior. Está recubierta con pizarra, y presenta un tambor octogonal en el que se abren cuatro grandes huecos termales y una pequeña linterna como remate. Cuenta con doce estatuas, que representan a los apóstoles: San Felipe, San Bartolomé, San Mateo, San Simón, Judas Tadeo, Santiago Alfeo, San Matías, San Bernabé, San Pedro, Santiago Apóstol, San Juan y San Andrés. Son obra del escultor Luis Sanguino.

Fachada principal[editar]

La fachada principal, hacia la plaza de la Armería, es la situada a los pies del templo, y mira hacia la cara sur del Palacio Real. Se compone de un gran pórtico de columnata doble, siendo el piso inferior de inspiración toscana y el superior jónico. Este conjunto, de aire neoclásico, fue rematado después de la consagración de la catedral por una hornacina barroca, cobijando una imagen de la Virgen de la Almudena. Se colocaron también cuatro estatuas, obra del escultor Ramón Chaparro, que representan a cuatro santos españoles: san Isidro Labrador, santa María de la Cabeza, santa Teresa de Jesús y san Fernando, realizadas en piedra blanca de Colmenar Viejo.

En el balcón, una vidriera de diez metros cuadrados que representa a la Virgen de Lis. Y cuatro estatuas que representan a los cuatro evangelistas, del escultor José Luis Parés.

Hay dos grandes escudos, ejecutados también por el escultor Parés. Ubicados en la parte inferior, están realizados en piedra: representan las armas plenas de la Casa Real Española y el escudo del papa que consagró la catedral, Juan Pablo II. En los extremos de la fachada, en dos hornacinas, están las estatuas de bronce de San Pedro y San Pablo, obra de Juan de Ávalos; rematando las hornacinas, dos relieves, la Entrega de las llaves a san Pedro y la Conversión de san Pablo.

Las puertas son de bronce. La central tiene adornos con el tema trinitario, conmemorando el Jubileo del año 2000; una de las laterales hace referencia a la monarquía de España, con efigies de los reyes de la Reconquista; la otra, está dedicada a Hispanoamérica. Son obra del escultor Sanguino.

De las dos torres de esta fachada, a la de la derecha se la conoce como "Mariana" o "De los gallegos", ya que las campanas fueron donadas por gallegos y cada una de ellas tiene una advocación mariana castiza: Santa María la Real de la Almudena; Santa María de la Paloma; Santa María de Atocha y Santa María de la Flor de Lis. En la torre de la izquierda, que da a la calle Bailén, está el carillón, fabricado en Saldaña (Palencia), al igual que las campanas Benedicta, Ancilla Domini, Magnificat y Gratia Plena.[8]

Fachada de Bailén[editar]

Entrada desde la calle de Bailén.
Puerta de bronce de la Catedral.

Esta fachada es la que se utiliza diariamente para el acceso a la catedral. Corresponde a la parte oriental del crucero del templo, dando vista a la calle Bailén. En el diseño de esta fachada se advierte cierto influjo escurialense en su monumentalidad y desnudez, solo rota por las monumentales puertas de bronce. Son estas obra, asimismo, del escultor Sanguino.

La lateral de la izquierda representa el hallazgo de la Virgen de la Almudena por el rey Alfonso VI de Castilla, en el año 1085; la central, recuerda el día de la consagración de la Catedral por el papa Juan Pablo II, el 15 de junio de 1993, con imágenes de los reyes Juan Carlos I y Sofía, doña María de la Mercedes, madre del Rey, y el entonces arzobispo de Madrid, Ángel Suquía; por último, la puerta lateral derecha ilustra la procesión de la Virgen de la Almudena el 9 de noviembre, día de su fiesta, por las calles de Madrid. En ella se ve al actual cardenal-arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La decoración se completa con dos estatuas de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María, colocadas en hornacinas en lo alto de la fachada; ambas obra de José Luis Parés.

Frente a esta fachada, una plaza le sirve de atrio amplio. Se conoce comúnmente como Plaza de Juan Pablo II por la estatua de más de tres metros que representa a este papa, realizada por el escultor Juan de Ávalos. La plaza está adornada, además, con cuatro fuentes y farolas de estilo fernandino. Se accede a ella por una escalera imperial y rampas laterales.

Todo el conjunto está cerrado por rejas, coronadas por las estatuas en bronce de san Antonio María Claret, san Ignacio de Loyola y san Juan de Ávila, obra de la escultora Consuelo Perea.

Interior[editar]

Interior de la catedral hacia el presbiterio.
Interior de la catedral hacia el órgano.

La catedral tiene planta de cruz latina, compuesta por una nave central y dos laterales, amplio crucero de tres naves; cabecera curva con girola y cinco capillas radiales. Contrasta el exterior de la catedral, de estilo ecléctico en el que predominan las líneas neoclásicas y barrocas, con el interior, que sigue los patrones del estilo neogótico, incluyendo vidrieras polícromas y triforio. Gran parte del mobiliario litúrgico sigue también este estilo. La mesa del altar mayor es de mármol verde, y se encuentra en el centro del crucero. A la derecha del mismo se encuentra la cátedra episcopal, de líneas gotizantes, tallada en nogal en 1885. Detrás del altar mayor, preside el presbiterio una escultura de Cristo crucificado, de estilo Barroco, obra del insigne imaginero cordobés Juan de Mesa (1583-1627), realizada en 1620 y que al igual que la sillería del coro, procede de la Colegiata de San Isidro, para la que fue encargado por el Colegio Imperial. Se trata de una obra clave del barroco escultórico español, a pesar de que tuvo que ser restaurada tras algunos destrozos sufridos durante la Guerra Civil española.

La Virgen de la Almudena, patrona de la ciudad, tiene su altar en el crucero de la nave derecha, frente a la entrada por la calle de Bailén. Es un altar elevado, al que se accede por dos escaleras laterales con barandilla de bronce. La escultura original, representando a la Virgen con el Niño en sus brazos, es una imagen de madera tallada y policromada, de estilo Gótico; está colocada en la hornacina central de un valioso retablo, realizado por Juan de Borgoña a finales del siglo XV. Lo forman dieciocho tablas representando escenas de la vida de Jesús y María. La imagen de la Virgen se halla elevada sobre un trono de plata del siglo XVII, con ciriales y resplandores del mismo material.

Bajo el arco rebajado formado por las escaleras, se halla la sepultura de la reina María de las Mercedes, esposa de Alfonso XII, fallecida en 1878. Sus restos fueron trasladados aquí en el año 2000, cumpliendo la voluntad de la soberana de ser enterrada a los pies de la Virgen, de la que era muy devota. En el espacio del crucero se puede contemplar también una excelente escultura representando la Caída de Jesús con la Cruz, conocida como Cristo de la Misericordia. Es una talla de vestir, barroca, de intenso realismo y veraz policromía, atribuida a Juan Martínez Montañés.

Al comienzo de la girola, se encuentra la Capilla del Santísimo, decorada con tapices y reservada a la adoración eucarística, que centra la atención de la capilla con un moderno sagrario-ostensorio. También recibe culto en esta capilla la talla de la Virgen del Monte, escultura medieval, gótica, del siglo XIII.

En la intersección con el crucero, cerca de aquélla, se expone un gran cuadro, que presidió durante algún tiempo el altar mayor de la catedral, representando Los preparativos para la Crucifixión. Procede del desaparecido convento madrileño de los Capuchinos de la Paciencia,[9] y es obra de Francisco Ricci (1651), siendo notables la atmósfera recargada, movida y tensa que describe el pintor, y la agilidad de la pincelada. Se trata, sin duda, de una obra clave del Barroco decorativo español y una de las obras señeras de cuantas guarda el templo.[10] A los pies de este lienzo, un excelente Cristo Yacente de Juan de Ávalos, de anatomía muy realista. En el brazo del crucero opuesto, se puede contemplar un retablo de tablas pintadas de estilo Gótico, obra de un taller castellano de los siglos XV-XVI.

La capilla central de la girola está dedicada a san Isidro Labrador y su esposa, santa María de la Cabeza, cuyas imágenes, tallas policromadas barrocas, atribuidas a Juan Villabrille y Ron (siglos XVII-XVIII), flanquean el arca funeraria, del siglo XIII, que durante un tiempo contuvo los restos incorruptos del santo (custodiados en la actualidad en la Colegiata de San Isidro). El arca es una obra singular de arte medieval, con diversas escenas pintadas representando pasajes de la vida del santo.

Nave central[editar]

Interior de la cúpula.

Las capillas laterales de la nave central están dedicadas a santos contemporáneos: san Josemaría Escrivá de Balaguer, decorada con relieves y escultura de Venancio Blanco; santa María Micaela del Santísimo Sacramento; beata Mariana de Jesús, mercedaria nacida en Madrid; santa Maravillas de Jesús, madrileña, carmelita descalza; santa Ángela de la Cruz; san Vicente de Paúl y santa Luisa de Marillac; san Pedro Poveda; santa María Soledad Torres Acosta y santa María Josefa del Corazón de Jesús. Todas ellas se organizan y decoran con imágenes y mobiliario de estilo contemporáneo.

La cubierta de la nave principal, a diferencia de las laterales que siguen los esquemas góticos (bóveda de crucería simple), se resuelve mediante una ingeniosa solución de hormigón alveolado, lo que permitió reducir costes y trabajo. La decoración pictórica de esta estructura es de carácter geométrico, obra del pintor José Luis Galicia, dentro de un estilo que recuerda los tradicionales artesonados mudéjares, sobre todo en la profusa utilización del pan de oro y gamas de colores contrastantes. La cúpula, pintada por el mismo artista, tiene como motivo los cuatro elementos (tierra, mar, fuego y aire) en sus cuatro vértices, que sostienen a la bóveda celeste.

El órgano de la catedral, situado en el coro alto, a los pies del templo, fue construido por el organero Gerhard Grenzing, y constituye una pieza excepcional. Consta de cuatro teclados, más un teclado de pedal, y tiene acoplamientos mecánicos y eléctricos: el teclado de las caderetas exteriores cuenta con dieciséis líneas de tubos, el mayor tiene once líneas; veintiuna líneas de tubos son para el teclado expresivo, nueve para la trompetería y el pedal suma trece líneas más.

Vidrieras y pinturas del ábside[editar]

El interior de la catedral iluminado por la luz coloreada por las vidrieras.

El 28 de abril de 2004, el cardenal Rouco Varela, arzobispo de Madrid, bendijo las pinturas y vidrieras que decoran el ábside de la catedral. El conjunto ha sido controvertido, dudándose del gusto estético y la originalidad y pertinencia del mismo.[11] [12]

Los murales representan (de izquierda a derecha): El Bautismo, La Transfiguración, La Crucifixión, Cristo Pantocrátor, La Resurrección, La Ascensión y La venida del Espíritu Santo en Pentecostés. En el centro de la composición, presidiendo toda la catedral, la imagen del Pantocrátor, representado como Jesús en su Segunda Venida. En el libro abierto que sostiene el Pantocrátor está escrito: Amad a vuestros enemigos. ¡Vengo pronto!. Estas pinturas recuerdan en su estilo general a los tradicionales iconos de las iglesias ortodoxas, apreciándose un matiz contemporáneo en los detalles.

Exterior de la cúpula.

Sobre las pinturas, hay dispuestas siete vidrieras dedicadas a la Palabra o Verbo de Dios, con su nombre en diferentes idiomas: latín (Verbum), griego (Logos), hebreo (Dabar), siríaco (Melaj), ruso (Slovo) y español (Palabra). En el centro, el nombre de MARÍA. Las vidrieras, no siendo figurativas, crean un equilibrio entre las figuras pintadas, el cromatismo de las vidrieras y el del techo, y todo ello enmarcado en una arquitectura neogótica, en una síntesis entre tradición y modernidad.

Horarios[editar]

La catedral no puede ser visitada por los turistas durante las celebraciones litúrgicas.

Catedral

  • Abierta de 10 a 19:30.
  • Horario de Misas:
  • Días laborables y vísperas: 19:00.
  • Domingos y festivos: 10:30, 12:00, 13:30 y 19:00.
  • Horario de confesiones: de 11:30 a 12:45; y de 17:00 a 19:30.
  • Nota: hay confesores para atender también en francés, inglés, alemán e italiano.

Cripta

  • Abierta de 10:00 a 20:00.
  • Horario de misas
  • Días laborables: 11:00 y 18:30.
  • Sábados: 19:00.
  • Domingos y festivos 11:30, 13:00 y 18:30.

Horario de despacho de lunes a viernes. Mañana: 10:00 a 12:30. Tarde: 18:00 a 19:00.

Dimensiones[editar]

Vista nocturna de la catedral.
  • Longitud total: 102 m
  • Longitud de la nave central: 82 m
  • Longitud del crucero: 68 m
  • Altura de la cúpula hasta la cruz: 73 m
  • Altura de las torres de la fachada hasta la veleta: 60 m
  • Altura de la nave principal: 25,8 m
  • Ancho de la nave principal: 12,5 m
  • Ancho de las naves laterales: 6 m
  • Ancho de las capillas: 6 m
  • Superficie total: 4800 m²

Órgano[editar]

El órgano se incorpora dentro de un moderno mueble con diseño inspirado en los retablos góticos.

I Caderetas exteriores
Flautado 8'
Tapado 8'
Quintatón 8'
Flauta Traves. 8'
Octava 4'
Tapadillo 4'
Nazardo 12a 2 2/3'
Quincena 2'
Flauta Silv. 2'
Nazardo 17a 1 3/5'
Nazardo 19a 1 1/3'
Churumbela II
Lleno IV
Címbala III
Serpenton 16'
Cromorno 8'
Tremolo
II Órgano mayor
Flautado Mayor 16'
Flautado 8'
Flauta Chim. 8'
Flauta Arm. 8'
Octava 4'
Docena 2 2/3'
Quincena 2'
Lleno VI
Címbala IV
Trompeta Mayor 16'
Trompeta Real 8'
III Expresivo
Violón Mayor 16'
Flautado Tapado 8'
Gamba 8'
Onda Marina 8'
Viola 8'
Octava 4'
Flauta Traves. 4'
17a Mayor 3 1/5'
Nazardo 12a 2 2/3'
Quincena 2'
Pífano 2'
Nazardo 17a 1 3/5'
Séptima 1 1/7'
Chiflete 1'
Lleno IV
Tercerilla III
Fagot 16'
Trompeta Arm. 8'
Oboe 8'
Voz Humana 8'
Clarín Campaña 4'
Tremolo
IV Trompetería
Trompeta Bat. 8'
Clarín T 8'
Bajoncillo B 4'
Trompeta Magna 16'
Violeta B 2'
Orlos 8'
Corneta VI
Violón 8'
Flauta Dulce 4'
Pedal
Grave 32'
Contras 16'
Subbajo 16'
Flautado 8'
Bajo Cónico 8'
Octava 4'
Corno 2'
Compuestas III
Lleno V
Contra Bomb. 32'
Bombarda 16'
Trompeta 8'
Clarín 4'
  • Acoplamientos (I): IV-II, I-II, III-II Bajos, III-II Tiples, III 16' - II (asistido)
  • Acoplamientos (II): III-I, I-Ped, II-Ped, III-Ped, III 4'-Ped, IV-Ped

Galería de imágenes[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Véase en la entrada «Catedral de Santa María la Real de la Almudena» del sitio GCatholic.org, disponible en: [1].
  2. a b Navascués Palacio, 1992, p. 168.
  3. Para más detalles sobre la historia de la catedral, consultar: Labordeta, A.: La catedral de la Almudena. Obra social de Ibercaja, 1999.
  4. http://elpais.com/diario/2000/11/09/madrid/973772672_850215.html
  5. Web de la Santa Sede: [2]
  6. Ver: [3]
  7. Ver noticia: [4]
  8. http://campaners.com/php/fonedor.php?numer=382
  9. Ver la obra de Antonio Ponz, Viaje de España, en este enlace [5]
  10. Sobre este cuadro, ver la obra de Pérez Sánchez, A.E.: Pintura Barroca en España 1600-1750. Madrid, Cátedra, 1992, págs. 283 y ss.
  11. Presentación de las pinturas [6]
  12. Artículo sobre las pinturas en ABC: [7]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]