Francisco de Cubas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Francisco de Cubas
Francisco de Cubas, en La Ilustración Católica.jpg
Retrato de Francisco de Cubas, publicado en 1886 en La Ilustración Católica.

Alcalde de Madrid
6 de noviembre de 1892-1 de diciembre de 1892
Predecesor Alberto Bosch y Fustegueras
Sucesor Nicolás de Peñalver y Zamora

Datos personales
Nacimiento 13 de abril de 1826
Madrid, España
Fallecimiento 2 de enero de 1899
(72 años)
Madrid, España
Cónyuge Matilde de Urice y Urquijo
Alma máter Escuela Superior de Arquitectura de Madrid
[editar datos en Wikidata ]

Francisco de Cubas y González-Montes (Madrid, 13 de abril de 1826[a] - ibídem, 2 de enero de 1899)[3] [4] fue un arquitecto y político español del siglo XIX, también conocido como el marqués de Cubas por su título nobiliario, el marquesado pontificio de Cubas. Fue también desde 1893 marqués de Fontalba.[5] Su obra más destacada es el proyecto para la catedral de la Almudena,[6] en estilo neogótico, que sin embargo tras la muerte de Cubas vería modificadas su líneas originales. Ha sido considerado por Pedro Navascués «el arquitecto [madrileño] más característico y representativo del último tercio de siglo».[7] En el plano político fue diputado, senador y alcalde de Madrid.

Biografía[editar]

Se formó en la Escuela de Arquitectura de la ciudad y obtuvo sendas pensiones para completar sus estudios en Roma[1] y Grecia.[8] Obtuvo el título de arquitecto el 17 de diciembre de 1855 y durante sus primeros años aprendió del arquitecto Antonio Zabaleta, en cuyo estudio trabajó.[8]

Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde el 27 de noviembre de 1870,[1] compaginó sus trabajos de arquitectura con su carrera política, que le llevaría a ser diputado entre 1891 y 1982,[3] alcalde de Madrid con la Unión Conservadora de Francisco Silvela,[9] del 6 de noviembre al 1 de diciembre de aquel año, y senador por la provincia de Ávila desde 1896 hasta su muerte.[10]

En el ámbito personal era aficionado a la arqueología y contaba con una colección de antigüedades en su domicilio, constituida en buena parte por arte cristiano medieval[8] y orfebrería.[11] Estuvo casado con Matilde de Erice y Urquijo, ambos enterrados en una capilla de la cripta de la catedral de la Almudena, su gran proyecto como arquitecto.[12]

Obra arquitectónica[editar]

Proyecto original de Cubas para la catedral de la Almudena.

Es uno de los más notables representantes de la arquitectura decimonónica madrileña. Su obra experimentó una evolución desde un estilo inicial denominado como «italianizante» y con «tendencias clasicistas»[13] a una etapa de madurez en la que cultivó una arquitectura caracterizada por un goticismo neomedieval y el historicismo.[14] [15] Entre sus realizaciones destacan la Universidad de Deusto en Bilbao,[16] el Museo Nacional de Antropología (1873-1875),[b] el asilo de huérfanos del Sagrado Corazón de Jesús (1880-1886), el convento de las Siervas de María (1883),[6] el palacio de Arenzana —actual embajada de Francia—[19] o la iglesia de la Santa Cruz.[c]

También participó en la reforma del palacio de Alcañices, la construcción de escuelas de niños y niñas en Llodio y Murga[8] y de las casas Salabert de Madrid, así como de varios palacetes del paseo de Recoletos.[d] También proyectó varios panteones y capillas sepulcrales en los cementerios madrileños de San Isidro y San Justo.[8] Algunos autores le atribuyen el proyecto del Seminario Conciliar de Madrid,[22] sin embargo Navascués Palacio lo pone en duda, apuntando que la autoría podría corresponder a Miguel de Olabarría, discípulo de Cubas.[20]

Denominado por Navascués Palacio «el arquitecto "oficial" de la aristocracia madrileña»,[23] también construyó diversas viviendas particulares para las clases altas de la ciudad,[24] además de realizar trabajos para la Compañía de Jesús.[25]

Con todo, su obra más recordada es la catedral de la Almudena de Madrid,[22] cuya construcción comenzó en 1883 con la primera piedra de la cripta.[12] Tras un anteproyecto del propio Cubas, del que algunos de sus elementos han sido calificados como «anodinos» o «poco afortunados», terminó proponiendo un diseño con una «mejor asimilación de la arquitectura gótica» y «mayor rigor histórico», según Navascués Palacio,[26] que se correspondía con el de una «magnífica» catedral neogótica según la moda imperante en Europa, influenciado por el arquitecto francés Viollet-le-Duc.[6] [27] [28] Dicho proyecto resultaría luego muy modificado: las obras se fueron alargando por problemas económicos[12] y finalmente se prosiguieron según líneas del neoclasicismo, más acordes con el vecino Palacio Real.[28] También se encargó de la construcción del castillo de Butrón —sobre una fortificación previa completamente en ruinas— en la localidad vizcaína de Gatica.[9] [e]

Notas[editar]

Castillo de Butrón, en Vizcaya.
  1. Los artículos necrólogicos de Cabello y Lapiedra en Arquitectura y Construcción[1] y de Repullés Vargas en Resumen de arquitectura, Revista de la Sociedad Central de Arquitectos[2] citan el 13 de abril de 1826 como fecha de nacimiento de Francisco de Cubas, sin embargo en la web del Congreso de los Diputados aparece en su lugar el 23 de abril.[3]
  2. En origen conocido como «Museo Anatómico del Dr. Velasco»,[8] fue inaugurado el 29 de abril de 1875.[17] La construcción comenzó el 16 de abril de 1873 y finalizó el 17 de marzo de 1875, con la colocación de una estatua del médico renacentista Francisco Vallés.[18]
  3. Navascués Palacio propone que el diseño de la torre, con elementos neomudéjares, estuvo influido por la obra de Emilio Rodríguez Ayuso y Juan Bautista Lázaro de Diego.[20]
  4. Números 13, 15, 17, 27 y 29.[21]
  5. El castillo fue construido entre las décadas de 1870 y 1880.[29]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Cripta de la catedral de la Almudena, única parte del templo que Cubas llegó a ver construida.

Enlaces externos[editar]