Virgen de la Almudena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Virgen de la Almudena
Virgin de la Almudena - Catedral de la Almudena.JPG
Virgen de la Almudena.
Venerada en Iglesia católica
Templo Catedral de la Almudena
Festividad 9 de noviembre
Patrona de la ciudad de Madrid y de la Archidiócesis de Madrid
Fecha de la imagen c. 1500
(Atribuida a Diego Copín de Holanda)

La Virgen de la Almudena, o Nuestra Señora de la Almudena, es una advocación mariana de la Virgen María. Es la patrona de la ciudad de Madrid y de la Archidiócesis de Madrid, siendo venerada en la Catedral de Santa María de la Almudena. Su festividad se celebra el 9 de noviembre.

Origen y leyendas[editar]

El nombre es de claro origen árabe, y tradicionalmente se había considerado que provenía de la palabra "al-mudy" (almudín), que significa "depósito de cereales";[1] pero arabistas e historiadores especializados[2] [3] coinciden hoy en que el nombre procede de la palabra "al-mudayna", o sea, "ciudadela", el antiguo recinto militar amurallado que ocupaba la antigua colina donde hoy se asientan la Catedral y el Palacio Real de Madrid.

La imagen de Santa María de la Real de la Almudena, que anteriormente había sido denominada como "Santa María la Mayor", fue encontrada en el año 1085 durante la conquista de la ciudad de Madrid por el rey Alfonso VI de León en uno de los cubos o torreones adosados a la dicha muralla árabe, cerca de la Puerta de la Vega.[4]

A pesar de no existir datos exactos sobre la antigüedad de la talla como del culto, existen documentos que indican que al menos tres siglos antes de ser encontrada fue ocultada por decreto del arzobispo Raimundo de Toledo.[4]

Existen varias tradiciones acerca del origen del nombre y la imagen. La primera cuenta que en el 712, antes de una supuesta toma de Madrid por los árabes, los habitantes de la Villa tapiaron una imagen de la Virgen en los muros de la muralla, para esconderla de los árabes. Con la reconquista de la ciudad en el siglo XI por el rey Alfonso VI, se propusieron encontrar la imagen oculta. Después de días de plegarias, y mientras una procesión pasaba por la Cuesta de la Vega, el fragmento de muralla donde se encontraba cayó derruido, mostrando la imagen, que permanecía intacta y con las dos velas con las que había sido tapiada aún encendidas a pesar de los siglos transcurridos.[5]

Otra tradición cuenta que al héroe castellano Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, se le habría aparecido la Virgen, pidiéndole que tomase la fortaleza de Mayrīt (مجريط). Al acercarse El Cid y sus acompañantes a la villa, se habría desprendido el fragmento de muralla donde se hallaba la figura, y así habrían podido entrar y tomar la ciudad.

Parece más probable por tanto que la imagen primitiva fuese tallada en la Baja Edad Media, durante la repoblación cristiana de la ciudad, para ser colocada en el altar de la antigua mezquita mayor, ahora reconvertida en iglesia mayor de la ciudad (antigua iglesia de Santa María de la Almudena). En aquella época era muy común la titulación de los principales templos cristianos con advocaciones genéricas de la Virgen, Cristo y los santos, por lo que aquella iglesia se llamaría de Santa María. Probablemente, para diferenciarla de otras iglesias que fueron surgiendo en los arrabales de la primitiva ciudad islámica, se conocería al templo como Santa María de la Almudena, porque en árabe Al-mudayna quiere decir "la ciudadela", por estar encerrada en el primer perímetro amurallado de origen árabe, que a modo de ciudadela, quedaba encerrado en la muralla cristiana posterior. Es decir, se le pondría este nombre para distinguirla de las demás iglesias madrileñas dedicadas a la Virgen María.[6]

La imagen[editar]

La imagen que se conserva actualmente en la catedral de Madrid es de estilo Gótico tardío, realizada posiblemente entre los siglos XV y XVI. Representa a María como reina con túnica rojiza y rico manto recamado, con vuelta en color azul, que cubre sus hombros y cae en pliegues tubulares por delante. Sostiene al Niño, desnudo, con ambas manos. Es una talla de buena calidad artística, en madera dorada y policromada; se ha atribuido su realización al círculo de Sebastián de Almonacid o bien a Diego Copín de Holanda, ambos escultores activos en Toledo a finales del siglo XV.

La imagen de la Virgen reposa en un trono de plata, de estilo Barroco, que fue regalado por la Villa de Madrid en el año 1640, reinando Felipe IV; a su lado, dos grandes ciriales, asimismo de plata, de la misma fecha.[7] Rodea la figura un recargado resplandor, con ráfagas y ángeles adoradores, y una media luna, símbolo inmaculista, a los pies; todo ello data del siglo XIX.

La talla de la Virgen se encuentra en el brazo derecho del crucero de la catedral, enmarcada por un retablo de tablas pintadas, gótico del siglo XIV, realizado por Juan de Borgoña, procedente de Oropesa (Toledo), y regalado por el cardenal Ángel Suquía. El retablo, colocado en alto, es accesible mediante unas escalinatas que bordean un arco escarzano, donde se encuentra la capilla funeraria de la reina María de las Mercedes de Orleáns, esposa de Alfonso XII, gran devota de la Virgen.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Federico Corriente, Diccionario de arabismos y voces afines en iberorromance, Madrid, Gredos, 1999, ISBN 84-249-2243-3, pág. 197
  2. Jaime Oliver Asín, Historia del nombre de Madrid, 1958
  3. Manuel Montero Vallejo, El Madrid medieval Madrid 1987, ISBN 84-86280-28-1
  4. a b Jesús Junquera Prats. «S. M. de la Almudena Única Patrona de Madrid». Consultado el 10 de enero de 2012.
  5. Para las leyendas, ver: La catedral y la Virgen de la Almudena por JIMÉNEZ RODRIGO, S. Madrid, Cabildo catedral, 1994.
  6. CHRISTIAN, William A. Religiosidad local en la España de Felipe II (traducido por Javier Calzada y José Luis Gil Aristu). Ed. Nerea. Madrid, 1991.
  7. Ver ref nº 5, págs. 104 y ss.