Septiembre Negro (historia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Septiembre Negro en Jordania
Parte de la Guerra Fría
Fecha 1970 - 1971
Lugar Jordania
Resultado Victoria militar jordana, acuerdos de El Cairo, la OLP es expulsada y enviada al Líbano.
Beligerantes
</noinclude> OLP
Bandera de Siria Siria
con el apoyo de:
Bandera de Argelia Argelia
Bandera de Jordania Jordania
Bandera de Pakistán Pakistán
con el apoyo de:
Bandera de los Estados Unidos EE.UU.
Flag of Iraq (1963-1991); Flag of Syria (1963-1972).svg Irak
Bandera de Israel Israel
Comandantes
</noinclude> Yasser Arafat
</noinclude> Khalil al-Wazir
</noinclude> Abu Ali Iyad
Bandera de Siria Mustafa Tlass
Bandera de Jordania Hussein I de Jordania
Bandera de Jordania Habis al Majali
Bandera de Jordania Zid bin Shaker
Bandera de Pakistán Muhammad Zia-ul-Haq
Fuerzas en combate
</noinclude> 30,000 - 40,000
Bandera de Siria 10,000
Bandera de Jordania 74,000
Bajas
</noinclude> 3,400 - 20,000 muertos
Bandera de Siria 600 muertos
Bandera de Jordania 82 muertos

Septiembre Negro (en árabe, أيلول الأسود aylūl al-aswad) es el nombre con el que se conoce el conflicto civil que tuvo lugar en Jordania en septiembre de 1970 entre la Organización para la Liberación de Palestina y Hussein de Jordania. Aunque la mayoría de los historiadores lo consideran el comienzo de la expulsión de la OLP de Jordania, hay que recordar que había constantes escaramuzas entre la OLP y las Fuerzas Armadas Reales de Jordania antes de septiembre de 1970 y el conflicto fue sólo la cristalización de las malas relaciones entre el reino y los militantes palestinos.

Los palestinos en Jordania[editar]

Tras finalizar el Mandato Británico de Palestina, los países árabes recomendaron a los palestinos la salida del país, previendo la Guerra árabe-israelí de 1948. A pesar de que, en principio, se les había asegurado la vuelta a su patria en un periodo muy corto de tiempo, los refugiados palestinos pasaron a vivir en campos en países limítrofes de Israel como Líbano, Siria, Egipto, y Jordania, para nunca poder regresar. De todos aquellos estados, solo el Reino de Jordania les dio ciudadanía, aunque en otros países como Egipto tuvieron una administración militar. Los palestinos en Cisjordania, por ejemplo, no hacían discriminación entre ellos y los árabes jordanos. Pero entre los palestinos había una fuerte desconfianza hacia el reino jordano, los radicales como el Jeque Haŷ Amín al-Husseini los llamaron traidores que querían hacer la paz con Israel. En 1951 el Rey Abd Allah ibn Husayn, el primer monarca de Jordania, fue asesinado en Jerusalén por un palestino en una conspiración misteriosa que implicó al Coronel Abd Alla Tel, un aliado del Jeque Al-Husseini. Le sucedieron primero su hijo Talal, y luego su nieto Hussein.

El rey Hussein y los palestinos[editar]

Durante los años 50 se formaron muchos grupos revolucionarios en el reino jordano, incluyendo el Partido Comunista Jordano, y los Hermanos Musulmanes quienes conspiraron para formar un estado en Jordania a imagen de sus ideas. En las décadas de los 50 y 60, Hussein acordó permitirle a grupos militantes llamados fedayun o fedayín, y luego grupos más organizados como al-Fatah, MNA, y la FPLP, construir bases cercanas a la frontera jordano-israelí. Los grupos trataron de atacar objetivos militares y civiles en Israel, fallando la mayoría de las ocasiones, pero causando numerosas pérdidas cuando tuvieron éxito. En junio de 1967 los estados árabes de Irak, Egipto, Siria, y Jordania participaron en la llamada Guerra de los Seis Días, la mayor pérdida en el conflicto por parte de los árabes, fue la península del Sinaí, los Altos del Golán, además de la importante Franja de Gaza y Cisjordania, que fueron anexionados a Israel. A causa de la derrota, una población de cientos de miles de palestinos huyeron a Jordania, y se sumaron a una población palestina antipática con el reino. Aunque su propio ejército de beduinos leales sufrió muchos muertos y heridos en la Guerra de los Seis Días, Hussein ha culpado de la derrota a los nuevos refugiados y veteranos en la orilla este.

Karamé[editar]

En 1968, para devolver los ataques palestinos contra autobuses israelíes en el sur de Israel, una fuerza especial de las Fuerzas Defensas de Israel asaltó al pueblo jordano y al campo de refugiados palestinos en Karamé, donde operaba una base militar del grupo armado Fatah. En la batalla que fracasó en cumplir sus objetivos, el asesinato o captura del jefe de Fatah Yasser Arafat, los israelíes terminaron embrollados en una asalto complicado que no terminó a la hora designada. Entonces los palestinos pudieron enfrentarse con los israelíes hasta que Hussein envió una columna de tanques a Karamé para repelerlos. El retroceso de los israelíes es considerado un triunfo tanto por los palestinos, que se felicitaron de sobrevivir al ataque, como los jordanos que necesitaban un éxito después de la derrota de 1967.

Hacia la guerra[editar]

Los militantes desde 1967 convirtieron gradualmente a la policía y al ejército jordano en fuerzas impotentes. Había muchos asesinatos de un lado y otro. Pero Hussein no contestó a las provocaciones porque quería mantener la paz entre sus leales y los palestinos, y también con los países árabes radicales como Argelia, Siria, e Irak.

La fortaleza de las bases palestinas era una gran amenaza para Hussein, y creaba una situación en que había dos leyes en Jordania, la de Hussein y la de los guerrilleros. Frecuentemente ciudadanos jordanos sufrían robos por parte de guerrilleros palestinos en los caminos entre ciudades, y en muchos pueblos jordanos no-palestinos había frecuentes pillajes. Aunque fueron muchas las respuestas similares por las fuerzas del reino contra los campos de refugiados palestinos, el rey trataba de mantener disciplina en su ejército.

Los acuerdos[editar]

Cuando los guerrilleros comenzaron a hacer "chequeos" para inspeccionar automóviles jordanos y recolectar impuestos, el rey actuó para detener tal situación, la cual consideró como desagradecida.

Para los palestinos parecía el comienzo de la revolución que daría el poder en Jordania a las organizaciones palestinas, y el triunfo contra Israel que haría un estado unido de Palestina y Jordania. Muchos líderes palestinos en 1968 declararon que "Jordania es Palestina; Palestina es Jordania".

Acuerdo de los Siete Puntos[editar]

En noviembre de 1968, ocho meses después de Karamé, la OLP y Hussein negociaron el Acuerdo de los Siete Puntos. Pues los guerrilleros de la OLP renegaron del acuerdo y siguieron funcionando como un estado independiente.

Desde la negociación del acuerdo y el término en 1969 sucedieron unas 500 escaramuzas entre la FARJ y guerrilleros palestinos, incluyendo un incidente en el que dijo el jefe de la corte suprema de Jordania Ziad al-Rifai que "los fedayun mataron un soldado jordano, lo decapitaron y jugaron al fútbol con su cabeza en la zona en la que vivía".

Cuando facciones en la OLP empezaron a extorsionar tiendas y negocios jordanos en Amán, invocando como razón la "causa palestina", la policía en la capital habitualmente les detenían y los devolvían a la frontera.

La paz entre ambos partidos se mantuvo temporalmente porque dichas fuerzas no entraron a la capital en números grandes. Pero la violencia en las calles era un fenómeno común en Amán, ya sea entre guerrilleros con civiles como entre guerrilleros y las autoridades jordanas.

Pero Hussein, además de soportar la lucha en su capital, ya bastante preocupado, tenía que enfrentarse a las represalias de Israel contra las FARJ y civiles jordanos por la campaña de terror que realizaban los palestinos.

Edicto de los Diez Puntos[editar]

En 1970, trece meses después del acuerdo de los Siete Puntos, Hussein viajó a los Estados Unidos para encontrarse con el Presidente Richard Nixon, y el de Egipto donde habló con el Presidente Gamal Abdel Nasser para consultarles sobre sus problemas domésticos. Decretó el Edicto de los Diez Puntos, un documento basado en el Acuerdo de los Siete Puntos. Su intención fue restaurar el orden en Amán y otras ciudades jordanas. Pero el 11 de febrero los guerrilleros palestinos y las autoridades lucharon en las calles de Amán. Las muertes se han estimado en trescientas personas. El rey declaró entonces "Todos nosotros somos los fedayeen", y despidió a su ministro de interior, pero su apaciguamiento no le ayudó. Los fedayeen siguieron construyendo ellos sólos una estado para los suyos, tomaron el control de secciones en la frontera jordano-israelí, y formaron servicios de aduanas, visas, y chequeos.

El Plan Rogers (1970) del Secretario de Estado estadounidense William P. Rogers, solo agrandó las diferencias entre ambos lados. El Plan establecía que Cisjordania estaba bajo la soberanía de Hussein, un detalle que enojaba a los grupos radicales palestinos de la FPLP y FDLP. Aquellos grupos empezaron a decir en sus declaraciones que "Jordania es Palestina; Palestina es Jordania". Cuando el presidente de Egipto, Nasser, aceptó al Plan, la FDLP y FPLP rompieron sus relaciones con el líder del movimento panarabe. En realidad, el desacuerdo entre Nasser y los grupos radicales fue una equivocación, porque el Plan Rogers no obligaba a ningún partido a cumplir sus capítulos, y tampoco lo aceptó Israel. Pero para el Dr. George Habash de la FPLP y su excompañero Dr. Naif Hawatmeh de la FDLP, el Plan fue un desacato al pueblo palestino, lo que a ellos les parecían una disminución en el plan por presiones de Hussein.

Para Hussein, su presión era lo que más molestaba a sus enemigos. Es anecdótico que durante un inspección de sus tropas, Hussein vio un corpiño colgado de la antena de un tanque, y preguntó el porqué, a lo que los soldados beduinos respondieron que si él les ordenaba ser mujeres, lo serían.

Los secuestros[editar]

En 1968 el jefe de la FPLP Dr. Jabash, comenzó una campaña de secuestros de vuelos internacionales en Europa y el Oriente Medio. Jabash usó rehenes occidentales para negociar la liberación de miembros del movimento encarcelados y lograr otros objetivos. Aunque otras organizaciones rechazaron involucrar a estados europeos en el conflicto, Jabash rápidamente hacía famosos en la prensa mundial, y dijo que el secuestro de una aeronave vale más que el asesinato de diez soldados israelíes porque dicho acto consigue que el extranjero preste atención a la guerra y la simpatía de europeos o norteamericanos.

Pero la campaña tuvo su costo: Muchos asaltos a los vuelos fallaron, y los otros grupos empezaron a copiar la táctica. En septiembre de 1970, Jabash decidió empezar una campaña acelerada: Guerreros de la FPLP trataron de asesinar al Rey varias veces el 1 de septiembre. Pero aquellos intentos fallaron. En el 6 de septiembre tres vuelos internacionales, uno de Swissair y uno de TWA a Zarqa, y uno de BOAC a El Cairo fueron secuestrados, y el 9 fue secuestrado un vuelo de British Airways a Ammán. Debajo la luz de las cámaras de la prensa mundial, la FPLP declaró la liberación de Irbid, y entonces detonó los aviones. Los secuestrados fueron liberados en los siguientes días.

Respuesta[editar]

La ley marcial fue declarada el 16 de septiembre, y al día siguiente tanques de FARJ asaltaron la jefatura de la OLP en Amán, y atacaron los campos en Irbid, Salt, Sweileh y Zarqa. El futuro presidente de Pakistán, Muhammed Zia ul-Haq, y algunas unidades iraquíes ayudaron al rey. En las primeras fases de la lucha, las divisiones armadas en Amán fueron rechazadas por la cercanía a un área urbana, pero rápidamente vencieron a los fedayun inexpertos. Críticos de Hussein dijeron que utilizó una fuerza excesiva, y no discriminaba entre civiles y militares, pero casi todas las fuentes afirman que los palestinos tampoco discriminaban entre enemigos y civiles atrapados en el fuego cruzado.

Intervención de Siria, EEUU e Israel[editar]

El Presidente baazista de Siria, Salah Yadid, vio el contra-ataque jordano como una amenaza, y el apoyo iraquí a Hussein como una interferencia en su dominio (baazismo sirio cree en la Siria Grande, con Siria moderna, Líbano, Palestino, y Jordania unidos). Envió una división del Ejército por la Liberación de Palestina (ELP), leal a Siria, a cruzar su frontera sur con Jordania y luchar contra las fuerzas de Hussein. Pero Nixon, que no quería perder a Hussein, su único aliado árabe en el Oriente Medio, pidó a la primera ministra de Israel Golda Meir que interviniera. La fuerza aérea israelí amenazó al ELP con vuelos rasantes sobre sus fuerzas, por lo que la intervención siria se abortó antes de empezar. El incidente humilló a Yadid, y aceleró su caída en la Revolución Correctiva del jefe militar sirio Hafez al-Assad. La Armada estadounidense envió al USS Guam y fuerzas especiales al Mar Mediterráneo para frenar a los sirios.

Acuerdos de El Cairo[editar]

Hussein y Arafat se reunieron el 27 de septiembre en El Cairo para acordar el fin de las matanzas. El Acuerdo de Cairo de 1970 reconoció ambos lados como iguales, que los grupos palestinos tuveron el derecho estar en Jordania, pero que sus actividades armadas deberán estar limitadas al frente del borde jordanés-israelí, y no en las ciudades de Jordania. Siguiente a los palestinos ha añadido un derrota más, Pres. Nasser murió por un infarto agudo de miocardio en el 28 de septiembre de 1970. Además de su importancia como el líder del mundo árabe, Nasser era el último aliado con autoridad por la OLP desde los estados árabes.

El número de bajas de Septiembre Negro no se conoce con exactitud, ya que la prensa mundial estaba atrapada en el Intercontinental Hotel en Amán durante la lucha. Hay fuentes, sobre todo israelíes, que afirman que fueron encontrados guerreros palestinos desesperados huyendo de la orilla oriente del Río Jordán en dirección a Israel, porque temían que el trato bajo los jordanos fuese peor que el que recibirían en dicho estado. Pero en la confusión de los hechos, no es posible saber cual cuenta de Septiembre Negra es la correcta: la palestina e israelí que dijo que era una genocidio o por lo menos la muerte de miles de guerreros o refugios palestinos después que capitularon o la jordana que dice que los palestinos estaban armados y usaron a los civiles como escudos.

Triunfo final[editar]

El 31 de octubre de 1968 Arafat aprobó una versión nueva del Acuerdo de los Siete Puntos que devolvió autoridad al Rey en Jordania. El Consejo Nacional Palestino, el cuerpo que goberna la OLP encontró al día siguiente, y la FDLP y FPLP rechazaron el acuerdo, y en su lugar llamaron a Jordania a unirse con el estado futuro de Palestina. El Primer Ministro Jordano Wasfi el-Tel, un oponente extremo de la OLP declaró en el 9 de noviembre que todas las armas ilegales serían confiscadas, y entonces se llegó a un acuerdo adicional entre Arafat y Hussein para el desarme de la OLP en Jordania, lo que quebró la OLP. Durante este periodo ambos lados siguieron librando pequeñas acciones, pero Jordania realizó las acciones decisivas, y lentamente las fuerzas palestinas fueron detenidas y controladas por las FARJ, especialmente después que un almacén de armas fue descubierto en Irbid en la primavera de 1971. Las fortalezas palestinas en Yerach y Alchoun cayeron también. Ambos lugares fueron excelentes para el empleo de métodos de guerrillas.

Éxitos[editar]

Septiembre Negro fue el fin del sueño de panarabismo para muchos árabes en todo el Oriente Medio. La guerra de hermanos contra hermanos (fueron palestinos que servieron por FARJ) y también de jordanos e iraquíes contra palestinos destruyó la visión de Nasser de un mundo árabe unido. Casi todos los historiadores opinan que los hechos de Septiembre Negro eran inevitables. La OLP no pudo aumentar su poder sin disponer del rey, lo que el mundo reconoció como el rey de los palestinos y tan Jordania, como que Plan Rogers probó. El rey sabía que si se continuaba restringiendo su autoridad disminuiría hasta que él controlaría solo su palacio, o los palestinos le asesinarían.

En la OLP, los eventos provocaron a los radicales en el grupo como la FDLP y FPLP a hacer ataques más espectaculares, y al mayor grupo, Fatah, a formar una organización terrorista pantalla llamado Septiembre Negro. Los guerrilleros de todos los grupos en la OLP huían de Jordania al sur del Líbano o a Siria. En Jordania Hussein comenzó una política llamada "Jordanización" del país, y la retrocedía del conflicto árabe-israelí. En la Guerra de Yom Kippur en 1973 el reino no tuvo parte. En Siria, la revolución baazista se movió a la derecha, con la caída de Yadid, y la subida de Hafez al-Assad, que dominará el país por treinta años. La participación de soldados iraquíes abría la rivalidad entre Siria e Irak, aunque ambos estados tenían gobiernos baazistas.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]