Valle del Jordán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Valle del Jordán y la parte sur del Mar de Galilea.

El Valle del Jordán es el valle por el que discurre el río Jordán, en Oriente Medio. Esta región geográfica forma parte del gran Valle del Rift de Jordania. Tiene unos 105 kilómetros de largo y se extiende desde el mar de Galilea en el norte hasta la ribera norte del mar Muerto en el sur, donde desemboca el río Jordán. Los 155 kilómetros adicionales del rift al sur del Mar Muerto hasta Aqaba, un área también conocida como Wadi Arabah o valle de Arava, no pertenecen al valle del río Jordan. Dado que el río Jordán marca la frontera occidental de Jordania en la región, la ribera este del valle se encuentra en este país mientras que su ribera oeste se encuentra en Israel en su tramo norte, y en Cisjordania (Palestina) en su tramo central y meridional. Esta última región se incluye en el Área C de los Territorios Palestinos (exceptuando la ciudad de Jericó), bajo control de Israel que la considera un territorio en disputa.

Geografía[editar]

Mapa aéreo del valle del río Jordán, en el que se aprecian el mar Muerto al sur, y el mar de Galilea al norte.

El valle del Jordán se caracteriza por ser la región de menos altitud de la tierra: alcanza aproximadamente 400 metros bajo el nivel del mar en el Mar Muerto y se eleva progresivamente hacia el Mar de Galilea y el Valle de Jule, en el norte. Está limitado al este y al oeste por montes de entre 600 y 1.200 metros de altitud. Transversalmente, se compone de tres regiones geográficas. La mayor parte del valle, llamada ghor en árabe, es relativamente llana y fértil, y se ensancha hacia el sur al acercarse al Mar Muerto; su suelo consiste en terra rosa procedente de la erosión de las colinas. El curso del río propiamente dicho discurre en meandros hacia el sur en un estrecho valle secundario, llamado zor en árabe, excavado por las aguas entre colinas estériles y de poca altitud, las colinas Katar o Qattara, que se extienden entre el zor y el ghor. El zor tiene entre 5 y 25 metros de ancho dependiendo de las crecidas del río. Al ser el ghor más ancho en la ribera jordana del valle, ésta cuenta con más poblados modernos y yacimientos arqueológicos.[1] [2]

En el valle destacan dos grandes extensiones de agua: el Mar de Galilea, de agua dulce, y el Mar Muerto, de agua salada, conectados por el río Jordán. Se alimentan del agua de lluvia y de los pequeños ríos y uadis que bajan de las montañas cercanas. Estos arroyos bajan hacia el valle en sentido este-oeste y son más numerosos en el lado jordano. De norte a sur se encuentran el río Yarmuk, el-Arab, Ziqlab, el-Yabis, Kufranjeh, Rajib, ez-Zerqa, Shu'eib, Kefrein, Hesban y Azeimeh.[1]

El valle del Jordán sólo recibe lluvias de octubre a mayo, y es mucho más húmedo en su parte norte que en el sur, que es casi desértico. En el norte, las temperaturas medias son de 30,5ºC en verano y 14,4ºC en invierno, con temperaturas máximas de 41,5ºC en verano y mínimas de 5,3ºC en invierno. En el extremo sur las temperaturas se elevan en varios grados centígrados.[2]

Fauna[editar]

El valle del Jordán es una zona húmeda de importancia para la región, y es una de las rutas más importantes del mundo para aves migratorias. Se estima que cada año 500 millones de aves transitan por el valle, como la cigüeña blanca y negra, el pelícano común, el martín pescador, garzas, patos, aves de la familia scolopacidae como los archibebes, y francolines.[3]

Demografía[editar]

Según cifras de 2006, unos 47.000 palestinos viven en la parte del valle que se encuentra en Cisjordania, en una veintena de comunidades permanentes, entre ellos la ciudad de Jericó, y miles más, en gran parte beduinos, viven en comunidades temporales.[4] Alrededor de 11.000 israelíes viven en 17 asentamientos creados desde principios de la década de 1970 y que forman parte del Consejo Regional Valle del Jordán Norte (Emek Hayarden)[5] y del Consejo Regional Megilot Mar Muerto. 7500 más viven en veinte y seis asentamientos israelíes y cinco Nahal (campamentos brigada) que se han establecido desde la década de 1970 en la parte cisjordana del valle del Jordán.[4]

La población jordana del valle era de más de 85.000 personas en 1979,[6] en su mayoría agricultores, y el 80% de las granjas en la parte jordana del valle eran explotaciones familiares no mayores de 30 dunams (3 hectáreas) en el año 2000. Las pequeñas explotaciones familiares han disminuido para dejar sitio a empresas agrícolas de mayor tamaño y con mayores recursos tecnológicos, se han creado nuevos centros de población y se han mejorado las vías de comunicación.[7] En 2010, la población de la parte jordana del valle alcanzaba 400.000 personas.[1]

Características históricas[editar]

Valle del Jordán en Bethabara, Jordania, a la altura de la ciudad de Jericó.

Históricamente el valle del río Jordán siempre ha sido un lugar de encuentro y tránsito, tanto para las sociedades humanas como para la fauna y la flora. Numerosos restos arqueológicos a ambos lados del río muestran la existencia de intercambios comerciales y culturales entre las principales poblaciones del valle. Este desarrollo paralelo a lo largo de diversos períodos históricos –tipos similares de alfarería, mosáicos y herramientas de hierro— indica que las ciudades del valle del Jordán tenían el mismo tipo de populación desde un punto de vista antropológico.[3]

El valle tiene un alto valor simbólico para las tres grandes religiones monoteístas, lo que lo convierte en un importante destino turístico. El río Jordán es mencionado en varios pasajes de la Biblia, y allí fue bautizado Cristo. Aunque el lugar exacto es discutido, cientos de miles de turistas acuden cada año a sitios situados en ambas riveras del Jordán, en torno al supuesto lugar original. El valle es también venerado por los musulmanes, dado que muchos de los compañeros del profeta Mahoma fueron enterrados en las cercanías del río.[3]

Situación medioambiental[editar]

El desvío de 98% del agua del Jordán así como los importantes vertidos de aguas residuales sin depurar, amenazan con dañar el valle de manera irreversible. Israel, Siria y Jordania han realizado trasvases en su curso superior y mediano para uso doméstico y agrícola, reduciendo de manera drástica el aporte en agua dulce necesario para la conservación del ecosistema del valle. Desde la década de 1960, el caudal del río Jordán ha pasado de más de 1.300 a menos de 30 millones de metros cúbicos de agua, y el reducido caudal del río se mantiene principalmente gracias a los vertidos de aguas residuales.[3]

Referencias[editar]

  1. a b c Moawyiah M., Ibrahim (2010). «5. The Jordan Valley during the Early Bronze Age». En Eva Kaptijn & Lucas P. Petit. A Timeless Vale (en inglés). Amsterdam University Press - Archaeological Studies Leiden University Press. p. 81-95 |página= y |páginas= redundantes (ayuda). ISBN 9789087280765. Consultado el 9 de febrero de 2013. 
  2. a b Mo'Awyah, Ibrahim; Abbott Sauer, James; Khair, Yassine (abril de 1976). The East Jordan Valley Survey, 1975 (en inglés). Bulletin of the American Schools of Oriental Research - nº 222. pp. 41–66. Consultado el 9 de febrero de 2013. 
  3. a b c d Friends of the Earth Middle East (FoEME). «Jordan river: Introduction» (en inglés). Consultado el 17 de febrero de 2013.
  4. a b B'tselem (13 de febrero de 2006). 13 Feb. 2006: Israel has de facto annexed the Jordan Valley. 
  5. Sobre Emeka Hayarden RC
  6. Encyclopedia of the Nations (ed.). Jordan - population. Consultado el 2007-07 - 10. 
  7. Dana Charkasi (31 agost 2000). Jordan Times, ed. High tech may water Jordan Valley, but dry up family farming.