Mar Muerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mar Muerto
ים המלח - Yam Hamelaj
البحر الميت - al-Baḥr al-Mayyit
Aerial jordan.jpg
Fotografía satelital mostrando la situación del mar Muerto (al sur).
Localización geográfica / administrativa
Continente (sub) Oriente Próximo
Cordillera Antilibano

País(es) Flag of Israel.svg Israel
Bandera de Jordania Jordania
Flag of Palestine.svg Palestina
División(es) Distrito Meridional (ISR)
Gobernaciones de Karak, Madaba y Balqa' (JOR)
Gobernaciones de Belén, Jérico y Jerusalén (PAL )
Hidrografía
Tipo de lago Lago hipersalino
Origen Natural
Cuenca hidrográfica Endorreico
Afluente(s) Río Jordán y muchos oueds
Emisario(s) Evaporación
Características del lago
Altitud (msnm) − 422 m
Superficie 810 km²
Área drenada 41.650 km²
Longitud 67 km
Anchura 18 km
Volumen 147 km³
Profundidad media 118 m
Profundidad máxima 378 m
Longitud costa 135 km

Isla(s) interior(es) Ninguna
Otros datos
Cuasisalinidad 235–240 kg/m³
Mapa(s) de localización
Mar Muerto
Mar Muerto
Geolocalización en Israel
Coordenadas 31°20′N 35°30′E / 31.333, 35.500


Coordenadas: 31°20′N 35°30′E / 31.333, 35.500

El mar Muerto (en hebreo: יָם הַ‏‏מֶּ‏‏לַ‏ח, Yam Hamelaj; en árabe: البحر الميت, al-Baḥr al-Mayyit) un lago endorreico salado, situado en una profunda depresión, a 416,5 m bajo el nivel del mar entre Israel, Cisjordania y Jordania. Ocupa la parte más profunda de una depresión tectónica atravesada por el río Jordán y que también incluye el lago de Tiberíades. Los griegos de la Antigüedad lo llamaban lago Asfaltites, por los depósitos de asfalto que se encuentran en sus orillas, conocidos y explotados desde la Edad Antigua.[1] Tiene unos 80 km de largo y un ancho máximo de unos 16 km; su superficie es aproximadamente de 810 km². Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago, y el nivel de sus aguas es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación.

Características[editar]

Vista del Mar Muerto.
Turista flotando en las aguas del mar Muerto, consecuencia de la alta salinidad de este lago.
Vista de una playa con bañistas en el mar Muerto, sobre la costa de Israel.
Advertencias de seguridad para los bañistas en el mar Muerto, Israel.

Las aguas de este mar son relativamente ricas en calcio, magnesio, potasio y bromo, y relativamente pobres en sodio, sulfatos y carbonatos, una composición significativamente diferente de la del agua de mar. Estrictamente hablando, la definición usual de salinidad no es aplicable; se define su cuasi-salinidad[cita requerida] basándose en el apartamiento de la densidad del agua de 1000 kg/m³ a una temperatura de referencia de 25 °C. La cuasi-salinidad de sus aguas profundas es de 235 kg/m³, que corresponde a una salinidad del 28%, y crece a una tasa de 0,5 kg/m³/año en verano, y prácticamente no decrece en invierno. En la capa superficial puede llegar a un máximo de 238–240 kg/m³ coincidiendo con la máxima temperatura 34–35 °C. La salinidad varía con la profundidad, la estación del año y el régimen hidrológico del lago, que pasa por períodos holomíticos y meromíticos.[2] Como comparación, la salinidad promedio del agua de los océanos está entre 3,1–3,8%, es decir unas 9 veces menos. Ningún ser vivo habita en él, salvo las artemias. Tan elevada salinidad es lo que impide a un ser humano hundirse en sus aguas de forma natural, debido a que la elevada densidad de sus aguas (1 240 kg/m³) ejerce un empuje superior a la del mar (1 027 kg/m³), pudiéndose flotar sin ningún esfuerzo, característica que le ha hecho mundialmente popular. Con todo, no es el lago más salado de la Tierra, ya que lo superan el lago Assal en Yibuti y ciertos lagos antárticos.

Es rico en potasas, bromuro, yeso, sal y otros productos químicos que se extraen en gran cantidad y de manera muy económica. Las compañías israelíes y jordanas instaladas en la parte sur del mar Muerto, a ambos lados de la frontera, aprovechan dichos minerales para el desarrollo de una importante actividad económica. Para llevar a cabo el proceso de extracción de minerales, es necesario evaporar artificialmente agua del mar Muerto, proceso que contribuye al descenso de sus aguas, un hecho completamente evidente para todo aquel que visita la zona. Ambos países también utilizan las aguas del río Jordán, su principal tributario (y en la práctica, el único) para irrigar grandes extensiones de tierra agrícola.

Historia bíblica[editar]

Según la Biblia, las ciudades malditas de Gomorra, Sodoma, Zeboím y Asmad estaban en el sector sur a orillas del mar Muerto, cercano a la actual península de Lisán; pero hasta ahora no hay evidencias arqueológicas concluyentes al respecto.

En 1947 unos beduinos encontraron unos 3000 fragmentos de manuscritos del mar Muerto que datan de unos 2000 años en unas cuevas en el desierto de Judea. En el año 2010 fueron digitalizados para que cualquiera los pudiera consultar.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Asfalto». Etimología: el origen de las palabras. La Página del Idioma Español. Consultado el 7 de noviembre de 2009.
  2. I. Gertman; A. Hecht (2002). «The Dead Sea hydrography from 1992 to 2000». Journal of Marine Systems 35:  pp. 169–181. http://isramar.ocean.org.il/isramar2009/DeadSea/Gertman&Hecht_2002.pdf. 
  3. Imágenes de los pergaminos del mar Muerto.

Enlaces externos[editar]