Habib Burguiba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Habib Burguiba
الحبيب بورقيبة
Bourguiba 1960.jpg

Coat of arms of Tunisia.svg
Presidente de Túnez
25 de julio de 1957-7 de noviembre de 1987
Predecesor ninguno
Sucesor Zine El Abidine Ben Ali

Primer Ministro de Túnez
11 de abril de 1956-25 de julio de 1957
Predecesor Tahar Ben Ammar
Sucesor Bahi Ladgham

Datos personales
Nacimiento 3 de agosto de 1903
Monastir Flag of French Tunisia.svg Túnez
Fallecimiento 6 de abril de 2000 (96 años)
Ciudad de Túnez Bandera de Túnez Túnez
[editar datos en Wikidata ]

Habib Burguiba (en árabe, حبيب بورقيبة Ḥabīb Būrqība, también conocido por la transcripción francesa Habib Bourguiba) (Monastir, 3 de agosto de 1903 - id., 6 de abril de 2000). Político, fue Presidente de Túnez entre 1957 y 1987.

Carrera política[editar]

Burguiba pertenecía a una familia de clase media terrateniente de Monastir, y tras destacar en sus estudios en el liceo local, obtuvo su bachillerato francés en la ciudad de Túnez el año 1924. De inmediato partió a Francia a seguir estudios universitarios, graduándose de abogado en París en 1927. Se casó en Francia ese mismo año y al terminar sus estudios volvió a Túnez.

Una vez de retorno en su país, Burguiba se decantó pronto por el nacionalismo independentista, integrándose en el partido Destour, del cual pronto llegó a ser máximo dirigente, abogando por una mayor autonomía interna de Túnez como paso previo a la independencia plena. Burguiba rompió con la mayor parte de la dirigencia del Destour en 1933, en tanto los seguidores de Burguiba postulaban una orientación política más cercana al socialismo, más descentralizada para implantarse en todo el país, y desvinculada de las élites de la ciudad de Túnez que hasta entonces controlaban el movimiento, por lo cual la mayor parte del Destour formó un nuevo grupo: el Neo-Destour.

A su vez, Burguiba aceptaba la urgencia de una "independencia negociada" en tanto la desproporción de fuerzas entre Túnez y Francia hacían inviable el triunfo de una revuelta armada popular, mientras que se rechazaba también la opción de pedir ayuda de potencias rivales de Francia (como por ejemplo, Italia) en tanto ello sería arriesgarse a caer en manos de un nuevo imperialismo.

Al recrudecerse el activismo pro-independencia, Burguiba llamó la atención de las autoridades coloniales francesas, que le arrestaron en 1934 por un plazo de dos años. Tras ser liberado a mediados de 1936, Burguiba siguió abogando en la prensa en favor de la independencia de Túnez, y fue arrestado en abril de 1938 tras una serie de motines populares en pro de la independencia; al año siguiente quedaba detenido junto con casi toda la plana directiva del Destour, acusados de atetar contra la seguridad interna de Francia. El estallido de la Segunda Guerra Mundial causó que en mayo de 1940 el grupo de independentistas encarcelados fuera trasladado a la propia Francia, negándose el gobierno francés a permitir su encierro en Túnez. Burguiba quedó arrestado sucesivamente en cuarteles militares de Marsella, en Lyon, y en Ain.

A fines de 1942 Burguiba fue liberado por el Tercer Reich en cuanto las tropas de la Wehrmacht ocuparon todo el territorio metropolitano de Francia, en tanto los líderes nazis esperaban utilizar al Neo-Destour como "colaborador" en su lucha contra Gran Bretaña y los EE. UU. en el norte de África, y con tal fin la dirigencia del Neo-Destour fue instalada en Roma, bajo protección de la Italia fascista. Pese a que la colonia francesa de Túnez había estado a la ocupación militar ítaloalemana desde noviembre de 1942, Burguiba y sus colegas rechazaron emitir declaraciones públicas en favor del Eje, en tanto Burguiba temía que ello significase respaldar a un nuevo poder colonizador, además de estar convencido de la derrota final del Eje. Tras la retirada de Italia de la guerra y la recaptura de Túnez por los aliados, Burguiba volvió a su país y trató de llegar a nuevos acuerdos con las autoridades coloniales francesas reinstaladas, pero fracasó en su empeño.

Al renovarse la represión francesa contra el independentismo, Burguiba terminó por refugiarse en El Cairo en 1946 y después en Estados Unidos. Sus actividades no cesaron, mientras el Neo-Destour crecía en fuerza dentro de Túnez hasta lograr que el gobierno francés aceptara sus propuestas. En el año 1954 Burguiba fue nombrado para negociar finalmente los términos de la independencia con Francia, siendo que tras largas discusiones se aceptó la retirada de la administración francesa aunque permitiendo al gobierno de París mantener el control del puerto militar de Bizerta, que Francia exigía como "indispensable" en su lucha contra los independentistas argelinos del FLN; sin opciones reales de oponerse por la fuerza al reclamo francés, Burguiba aceptó esta condición.

Independencia de Túnez[editar]

Habib Bourguiba

El 3 de agosto de 1956, Burguiba fue nombrado Primer Ministro bajo tutela francesa, y tras la retirada de la administración colonial, en mayo de 1957 anuló los poderes políticos del bey y el 25 de julio del mismo años estableció finalmente la república tunecina, siendo Burguiba su primer Presidente tras surpimir los poderes del bey Muhammad VIII al-Amin. Su gobierno fue inicialmente un sostenedor de la causa de la independencia de Argelia, exigiendo la extinción completa de los vestigios de dominio francés (como la ocupación naval del puerto de Bizerta). No obstante, tras la independencia argelina su régimen trató de occidentalizar el país dentro del modelo del socialismo árabe, introduciendo reformas para reducir la influencia de los clérigos islámicos sobre la vida nacional.

Burguiba empezó a inicios de la década de 1960 un experimento de colectivización económica, estableciendo control estatal sobre la producción y comercio de alimentos. Copiando ideas marxistas de economía planificada, se inició un programa de nacionalización de tierras para constituir vastas cooperativas rurales y aumentar la producción agrícola. Dicho programa causó poco después un gran aumento de la burocracia estatal y no trajo resultados rápidos en beneficio de la producción agrícola sino una pérdida de recursos financieros y una acelerada inflación que el gobierno no podía controlar, que provocaron motines civiles desde 1968.

Ante el fracaso económico de las cooperativas, Burguiba destituyó a sus asesores más izquierdistas en el año 1970, y disolvió la mayoría de las cooperativas, aunque manteniendo el control estatal sobre precios de alimentos y suministro de bienes básicos con el fin de mantener el apoyo popular. Para dirigir una "liberalización" de la economía, Burguiba recurrió a su antiguo colaborador Hédi Nouira, a quien nombró primer ministro en noviembre de 1970. En 1975 el Parlamento lo eligió Presidente vitalicio.

En política externa, Burguiba se esforzó en que Túnez apoyase activamente la independencia de Argelia y se solidarizó con varias de sus políticas nacionalistas, pero a la vez trató de mantener buenas relaciones con Francia y los EEUU, mientras en simultáneo urgía a la Liga Arabe a reconocer la independencia de Israel en algún grado, considerando militarmente inviable la destrucción total del Estado judío. Ante estas tesis, en 1965 Túnez perdió su membresía en la Liga Árabe, pero la recuperó en 1978 cuando Burguiba rechazó públicamente los Acuerdos de Camp David al considerarlos como una "imposición" de los EEUU sobre Egipto.

Derrocamiento y muerte[editar]

Su avanzada edad y los constantes problemas de salud de Burguiba le incapacitaban frecuentemente para ejercer los mínimos deberes de gobierno desde aproximadamente 1980, siendo que Burguiba rechazaba continuamente intentos de delegar poder en otros funcionarios más jóvenes, e insistía en mantener un control centralizado sobre el gobierno, permitiendo sólo cambios nominales.

El declive de la salud de Burguiba, marcado por dolencias cardíacas y debilidad física, amenazaba con paralizar la administración, por lo cual desde 1980 hubo grandes decisiones políticas que no se le podían confiar. Esta situación resultó anómala y en la práctica Burguiba otorgó mayores poderes de decisión a Zine El Abidine Ben Ali, el jefe de la policía secreta tunecina. Aunque Burguiba nunca nombró un sucesor, Ben Alí fue designado Primer Ministro en 1985, lo cual le colocaba como segundo hombre más poderoso del país, hasta que 1987 el propio Ben Alí dirigió un golpe de estado palaciego con el pleno apoyo del ejército, derrocando a Bourguiba sin resistencia.

El depuesto "presidente vitalicio" fue recluido oficialmente en arresto domiciliario y alejado de la política, aunque bajo asistencia médica, mientras su salud seguía deteriorándose hasta su fallecimiento en el año 2000.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Ninguno
Coat of arms of Tunisia.svg
Presidente de Túnez

1956-1987
Sucesor:
Zine el Abidine Ben Alí