Vietnam del Norte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Việt Nam Dân Chủ Cộng Hòa
República Democrática de Vietnam

Flag of Colonial Annam.svg
Flag of the Empire of Vietnam (1945).png

1945-1976

Flag of Vietnam.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Độc lập - Tự do - Hạnh phúc
(Vietnamita: Independencia, Libertad, Felicidad)
Himno nacional: Tiến Quân Ca
Ubicación de Vietnam del Norte
Capital Hanoi
21°2′N 105°51′E / 21.033, 105.850
Idioma oficial Vietnamita
Gobierno Estado socialista
Presidente
 • 1945-1969 Ho Chi Minh
 • 1969-1976 Tôn Đức Thắng
Primer Ministro
 • 1955-1976 Phạm Văn Đồng
Período histórico Guerra Fría
 • Independencia de Francia. 2 de septiembre de 1945
 • El EVN entra en Saigón. 30 de abril de 1975
 • Unificación de Vietnam. 2 de julio de 1976
Superficie
 • 1960 157 880 km²
Población
 • 1960 est. 15 916 955 
     Densidad 100,8 hab./km²
Moneda Dong
Gentilicio: norvietnamita

La República Democrática de Vietnam (en vietnamita: Việt Nam Dân Chủ Cộng Hòa), también conocida como Vietnam del Norte, fue un Estado socialista fundado por Ho Chi Minh en Hanoi el 2 de septiembre de 1945, con la retirada japonesa de la Indochina francesa.

Tras los acuerdos alcanzados en la Conferencia de Ginebra (1954), los franceses se retiraron de Indochina y Vietnam quedó dividido en dos estados: Uno al norte y otro al sur, la República de Vietnam. La tentativa comunista de unificar ambos estados bajo la hegemonía del Estado socialista llevaría a la intervención de los Estados Unidos en favor del sur, lo que llevaría a la Guerra de Vietnam. La Caída de Saigón y todo el sur en 1975 llevaría a la victoria comunista y unificación en la nueva República Socialista de Vietnam.

La China Comunista y la Unión Soviética influyeron desde el principio en el nuevo estado, en tanto que ambos estados buscaban convertir a Vietnam del Norte en su Estado satélite.[1]

Historia[editar]

Independencia de Francia[editar]

Durante la Segunda Guerra Mundial el Ejército Imperial Japonés ocupó la Indochina Francesa y cuando el 2 de septiembre de 1945 se produjo la rendición de Japón, la República Democrática de Vietnam fue proclamada en Hanoi por Ho Chi Minh y sus milicias del Vietminh.[2] Cuando se produjo el retorno de los franceses a su tradicional papel colonial, éstos se encontraron con la nueva situación producida tras la Guerra Mundial y su intento de restaurar la administración colonial llevaron al estallido de la Guerra de Indochina.

Los franceses tomaron conciencia de las simpatías que levantaba el Vietminh entre la población local como movimiento nacionalista de liberación colonial, por lo que en 1949 hicieron volver del exilio al antiguo Emperador Bảo Đại (como Jefe del Estado del Vietnam Unido) para formar un teórico gobierno de unidad nacional en el nuevo Estado de Vietnam; Así mismo, se concedieron algunas competencias a las nuevas autoridades.[3] Estas medidas no lograron revertir la situación, que a comienzos de la década de los 50 se encaminaba rápidamente hacia una derrota francesa.[4] A pesar del conflicto con Francia, en 1950 el nuevo estado vietnamita fue reconocido por la República Popular China y la Unión Soviética.

En ese momento hizo acto de presencia Estados Unidos, que rechazaba el poder colonial francés y abogaba por un Vietnam independiente pero anticomunista. En 1954, tras la derrota de Francia en la Batalla de Dien Bien Phu, los franceses reconocieron formalmente a esta nación y la Indochina francesa se disolvió con la aparición de 3 nuevos estados: Reino de Camboya, el Reino de Laos y Vietnam del Sur.

Guerra de Vietnam[editar]

Tras la división del país, siguió un éxodo masivo de los vietnamitas del Norte hacia el Sur, muchos de ellos católicos que señalaban que la política norvietnamita ejercía una persecución sobre ellos.[5] Otros tantos fueron vietcongs sucesores de los vietminhs promovidos por el gobierno del norte para liberar o desprender el sur del control de las potencias capitalistas. El gobierno de Hanói mantuvo fuertes lazos comerciales y diplomáticos con la Unión Soviética y la República Popular de China. Desde el mismo momento en que se produjo la división de Vietnam en dos estados, estalló el conflicto bélico entre ellos y motivó la intervención de Estados Unidos con un amplio despliegue de efectivos militares. La República Popular de China apoyó especialmente al gobierno durante la guerra, dado el peligro que suponía una victoria de los vietnamitas del sur y la posibilidad de que los Norteamericanos establecieran bases y tropas junto a su frontera.

Desde finales de 1974 el Ejército vietnamita acumuló efectivos y reservas en vistas de comenzar una nueva ofensiva contra el sur; Aprovechaban que el gobierno Nixon se hallaba en el ojo del huracán por el escándalo del Watergate, demasiado ocupado en el ámbito doméstico norteamericano como para preocuparse de los asuntos vietnamitas.[6] Ni los observadores internacionales más optimistas podían esperar que el sur cayera tan rápidamente, algo que solo podía explicarse por la ineficacia del cuerpo de oficiales sudvietnamitas (enormemente corrompidos) y unas tropas desmoralizadas sin motivación alguna, a lo que se unía el hartazgo de la guerra. Situación muy distinta se daba entre las tropas norvietnamitas, que después de tantos años seguían estando políticamente motivadas para el combate y con la posibilidad de la victoria final cada vez más cerca.[6]

Con la toma de Saigón por las fuerzas Norvietnamitas el 30 de abril de 1975, la autoridad política en Vietnam del Sur fue asumida en parte por el denominado Gobierno Revolucionario Provisional de la República de Vietnam del Sur. Este gobierno se fusionó con Vietnam del Norte el 2 de julio de 1976 y formaron una sola nación denominada la República Socialista de Vietnam.

Gobierno y política[editar]

Hồ Chí Minh, histórico líder vietnamita y Presidente de Vietnam del Norte hasta su muerte en 1969.

La capital de Vietman del Norte seguía estando en Hanói, cuyo gobierno mantuvo fuertes lazos comerciales y diplomáticos con la Unión Soviética y la República Popular de China. Los oficiales del Ejército y burócratas del gobierno de Hanói eran disciplinados militantes comunistas fieles a la línea de partido que venía marcándose desde los tiempos en que Ho Chi Minh dirigía las operaciones desde la jungla.[7] Su gobierno fue descrito como un régimen represivo y totalitario principalmente por los Estados Unidos de América. En sus primeros años, la nación quedó empobrecida ya que perdió los campos agrícolas del Sur debido a los conflictos. Entre 1955 y 1956, se llevaron a cabo varias reformas agrarias que eliminaron los últimos restos de la agricultura colonial.[8] En algunos casos, los repartos de tierra y cambios de estatus llevaron a la masacre de antiguos terratenientes.[9]

Las políticas agrarias llegaron a provocar en 1956 una rebelión abierta de los campesinos contra el gobierno comunista, lo que llevó a que éstas actuaran con mayor mesura y emprendieran una política agraria mucho más moderada.[7] Cuando en septiembre de 1969 murió Hồ Chí Minh tuvo lugar en Hanói una transición pacífica del poder, a partir de entonces dirigido por un triunvirato: el secretario del partido comunista, Lê Duẩn; el Primer Ministro, Phạm Văn Đồng; Y el Ministro de Defensa, Võ Nguyên Giáp.[10]

Política exterior[editar]

En enero de 1950 la República Democrática de Vietnam fue oficialmente reconocida por la Unión Soviética y la recién instaurada República Popular China, a la sazón aliado de los soviéticos.[4] Era la constatación del apoyo y las simpatías que venían recibiendo desde 1945. A partir de 1960 la escalada en la guerra de Vietnam obligó a Hanoi a depender cada vez del suministro de armamento soviético moderno; En 1965 el ministro soviético de asuntos exteriores firmaba en la capital norvietnamita un tratado de ayuda militar que preveía la entrega de armamento por valor de 2000 millones de dólares.[11] A continuación de este proceso continuó la influencia de la URSS sobre Vietnam del Norte en contraposición con la China comunista, hecho que se veía enmarcado en la Ruptura sino-soviética.[11] No obstante, la presencia del gigante chino disuadió a los norteamericanos de invadir u ocupar Vietnam del Norte por el temor de que éste enviara en masa tropas como respuesta y por temor chino a que la presencia de los norteamericanos pudiera significar alguna amenaza contra su territorio.[12]

Las matanzas de civiles vietnamitas a manos de tropas norteamericanas (como la famosa Masacre de My Lai) provocaron las simpatías internacionales hacia Vietnam del Norte.

Las políticas norteamericanas de bombardeos estratégicos contra los norvietnamitas o las matanzas perpetradas en Vietnam del Sur, como la tristemente famosa Masacre de My Lai, llevaron a la aparición de un amplio movimiento social contrario a la participación norteamericana y de simpatía hacia Hanoi. Argumentos como los del general LeMay (por la célebre frase de bombardear Vietnam hasta hacerlo volver a la Edad Piedra) ejemplificaban las denuncias que el gobierno norvietnamita hacía sobre la brutalidad de los Estados Unidos.[13] En países como Japón, donde el gobierno no reconocía a Vietnam del Norte, sí existía un importante porcentaje de la población con abiertas simpatías hacia los norvietnamitas, quiénes aparecían como luchadores por la independencia de su país y contra la ocupación extranjera.[14]

El gobierno norvietnamita, por otro lado, mantuvo tanto en Vietnam del Sur como en Laos y Camboya estrechos lazos con grupos comunistas que venían luchando contra los gobiernos locales desde los acuerdos de Ginebra de 1954.[10] En el caso de Laos, el Pathet Lao acabaría derrocando a la monarquía laosiana en 1975 y se convirtió en un títere de Hanói, mientras que los Jemeres Rojos camboyanos de Pol Pot acabarían entrando en conflicto abierto con el posteriormente reunificado Vietnam. De hecho, cuando Ho Chi Minh murió en septiembre de 1969, en su testamento dejó a sus sucesores la idea de crear una federación Indochina comunista con Laos y Camboya, bajo el liderazgo de Vietnam.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. William H. Thornton. Fire on the rim: the cultural dynamics of East/West power politics. Lanham, Maryland, USA: Rowan & Little field Publishers, Inc., 2002. pág. 161.
  2. The August Revolution and its historic significance
  3. Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 191
  4. a b Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 192
  5. Jacobs, Seth (2006). Cold War Mandarin: Ngo Dinh Diem and the Origins of America's War in Vietnam, 1950–1963. Lanham, Maryland: Rowman & Littlefield. ISBN 0-7425-4447-8. pág. 45
  6. a b Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 217
  7. a b Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 197
  8. Qiang Zhai, China and the Vietnam Wars, 1950-1975
  9. On the question of communist reprisals in Vietnam - Agosto de 1970
  10. a b c Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 210
  11. a b Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 211
  12. Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 205
  13. Wolfgang Benz & Hermann Graml (1984), El siglo XX - III. Problemas mundiales entre los dos bloques de poder, pág. 206
  14. W.G. Beasley (1995), Historia Contemporánea de Japón, pág. 347