Unipartidismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Forms of government.svg
Sistemas de gobierno
Repúblicas

     Presidencialismo pleno      Presidencialismo con gobierno vinculado al Parlamento      Semipresidencialismo      Parlamentarismo      Unipartidismo

Monarquías

     Monarquías constitucionales o parlamentarias en las cuales el rey no posee ningún poder efectivo      Monarquías constitucionales o parlamentarias en las cuales el rey ejerce personalmente el poder ejecutivo en conjunto con un Parlamento débil.      Monarquías absolutas

Otros

     Suspensión de las garantías constitucionales (ejemplo Dictaduras militares).      Países que no se ajustan a ninguno de los sistemas anteriores.

Varios Estados se declaran constitucionalmente así mismos como repúblicas multipartidistas, mientras que exteriormente se les considera Estados autoritarios. Este mapa representa el sistema político de jure y no su grado de madurez democrática de facto.

El unipartidismo es un sistema de partidos políticos en el que existe un único partido político legal que pueda presentarse a los procesos electorales, o bien a aquel en el que, aún existiendo legalmente varios partidos políticos, las normas jurídicas establecen, o de facto se produce, el acaparamiento de la mayoría del poder político por un único partido. Si bien los sistemas unipartidistas se reivindican democráticos, varios cientistas políticos les niegan tal condición al no existir en ellos poliarquía.

La base en la que se legitiman los sistemas unipartidistas son en la celebración de elecciones libres, ya sea para elegir presidente, parlamento o cualquier otro órgano legislativo. No debe confundirse pues con una dictadura, pues en ésta, los líderes no son elegidos mediante elecciones democráticas. Además, en la teoría, un sistema unipartidista no recorta los derechos de los ciudadanos. Sin embargo, en ocasiones, una dictadura puede adoptar un sistema pseudo unipartidista, pero falsificando los procesos electorales para hacer creer una legitimación del sistema.

El unipartidismo ha sido el sistema de muchos países independizados tras ser una colonia administrativa, ya sea por la supremacía de un partido o por que solo hubiera uno legal. Los sistemas unipartidistas son, y han sido, en el mundo bastante heterogéneos, pudiendo encontrar fundamentalmente partidos únicos comunistas, fascistas y nacionalistas.

Unipartidismo marxista-leninista[editar]

En un Estado nominalmente socialista, de acuerdo con la experiencia histórica del socialismo en un solo país, propio de las doctrinas políticas del estalinismo, así como de otros modelos o movimientos políticos afines, el único partido que en la práctica puede ostentar el poder de facto es el Partido Comunista del país, tratándose, por tanto, de sistemas unipartidistas. Actualmente, cinco son los Estados que se rigen por este modelo: China, Corea del Norte, Cuba, Laos y Vietnam. En cuanto a Estados socialistas históricos, según este modelo, destaca por encima de todos la URSS. El Partido Comunista puede ser el único legal o no. Así, en China, existen otros ochos partidos políticos permitidos, aunque deben aceptar la autoridad del Partido Comunista Chino.[1]

En estos países, existen asambleas elegidas mediante sufragio universal y por regla general sus miembros no tienen por qué ser del partido gobernante. En cada país varían las competencias que tiene la asamblea. Como ejemplos, señalar la Asamblea Popular Nacional de la República Popular China, la Asamblea Nacional del Poder Popular cubana o el Soviet Supremo de la extinta Unión Soviética. Estas asambleas eligen, en la mayoría de los casos, al presidente y otros órganos ejecutivos. Además, en algunos de estos países los ciudadanos pueden elegir directamente a los líderes locales o participar libremente en asambleas populares locales.

Por último, señalar que en ocasiones el partido único en un sistema socialista puede ser una unión de varios partidos. Así ocurre, por ejemplo, en Corea del Norte donde existe el Frente Democrático para la Reunificación de la Patria o en la extinta República Democrática Alemana con el Frente Nacional de Alemania Democrática.

La teoría marxista justifica el unipartidismo de la siguiente forma: los partidos políticos son representantes de los intereses, la mayoría de los cuales, en un sistema liberal, responden al poder económico y forman parte del sistema (la superestructura) donde gane quien gane no existirán modificaciones sustanciales. Abolidas las diferencias de clases no hay lugar para la pugna de intereses económicos propia del pluripartidismo. Sin embargo, se hace necesaria una organización que sea capaz de formular políticas de Estado y manejar sus riendas para asegurar el desarrollo del socialismo. Esta organización es el Partido único por ser única la clase social existente y único el interés común de progreso.

Unipartidismo por predominio[editar]

Como se señala al principio del artículo, un sistema unipartidista es en el que existe un único partido legal, pero también aquel en que pese a existir más partidos, uno ejerce un predominio casi absoluto sobre la vida del país, marginando al resto. Ejemplos de esto puede verse en casos como los del PRI en México, el Partido Colorado en Paraguay, el Partido Liberal en Japón y Rusia Unida en la Federación Rusa.

El predominio, de todas maneras, no se considera un unipartidismo puro, ya que en el fondo es un sistema multipartidista dominado por un solo partido, pero que en cualquier momento puede sufrir una derrota electoral.

  • Unipartidismo hegemónico: Solo un partido se impone largamente sobre el resto debido a nivel organizativo, capacidad económica, inserción social, utilización del aparato estatal, u otros motivos.
  • Unipartidismo predominante: Se trata de un sistema en el que un partido tiene una influencia superior a la de otros partidos, pero a diferencia del unipartidismo hegemónico, en el unipartidismo predominante los partidos dominantes comparten el poder, pueden perder elecciones o necesitan de otras fuerzas para lograr coaliciones de gobierno en los Parlamentos.

Unipartidismo nazi[editar]

En la década de los años 30 surgió en Alemania un nuevo tipo de unipartidismo, dominado por el partido Nazi.

Luego de llegar al poder, Hitler logró que los centristas católicos y los nacionalistas lo apoyaran en la aprobación de la ley habilitante de 1933. Los nazis jamás lograron alcanzar la mayoría absoluta en el Reichstag, por lo que este apoyo era necesario. Una vez aprobada la ley, los nazis la utilizaron para hostigar a los otros partidos políticos, incluyendo a los centristas y nacionalistas. El Partido Comunista ya había sido neutralizado (véase Decreto del Incendio del Reichstag) y el Partido Socialdemócrata de Alemania fue disuelto el 22 de junio de 1933, luego de haber denunciado a compañeros suyos, críticos de Hitler, en un intento infructuoso de apaciguar a los nazis.

A inicios de julio de 1933, el Partido Popular de Baviera, el Partido Democrático Alemán, el Partido de Centro, el Partido Popular Alemán y el DNVP ya se habían disuelto voluntariamente, cediendo ante las presiones nazis. El 14 de julio todos los partidos, excepto el Nazi, fueron proscritos. Para esta fecha, todos los partidos importantes ya habían sido disueltos.

Desde entonces no se volvieron a celebrar elecciones, salvo algún referéndum, y poco a poco se fueron eliminando las garantías democráticas. El unipartidismo nazi pretendía la integración absoluta de los ciudadanos con el régimen, de modo que no tendrían sentido grupos opositores.

Otros tipos de unipartidismo[editar]

En la actualidad, solo existen un país que tiene un sistema de partido único puro sin ser un estado socialista: Eritrea con el Frente Popular por la Democracia y la Justicia. Este es un ejemplo de unipartidismo nacionalista.[2] Eritrea, se independizó de Etiopía en 1993 y aunque se anunció que el país se convertiría en multipartidista, no se han visto aún cambios significativos. En el pasado, sobre todo tras la independencia de las antiguas colonias, se crearon muchos sistemas unipartidistas, que a partir de la década de 1990, se convirtieron en multipartidistas.

Hacia mediados del siglo XX se crearon varios sistemas unipartidistas de carácter abiertamente fascista. El primer caso se dio en Italia con el Partido Nacional Fascista. Generalmente el fascismo se valió de sistemas multipartidistas para llegar al poder. Al igual que con el nazismo, los regímenes fascistas no solían respetar las garantías democráticas, degenerando rápidamente en dictaduras. En España, tras la Guerra Civil, se creó un sistema de partido único no democrático con la Falange de la JONS, que estaba totalmente supeditada a Franco. En los últimos años del franquismo se democratizaron algunos aspectos del régimen.

Otro tipo de unipartidismo es aquel donde se mezclan el nacionalismo y el socialismo. El más representativo fue el socialismo árabe cuyo máximo exponente es el Partido Baath Árabe Socialista. Hasta el año 2003 en Iraq existía solo podía operar dicho partido. En el año 2012, tras adoptar una nueva constitución aprobada por referéndum con el 89% de los votos, Siria se convirtió al multipartidismo; anteriormente el partido Baath formando parte de un frente único, denominado Frente Progresista Nacional, era el único partido legal en el país.

Otro tipo de unipartidismo nacionalista fue el del Partido Democrático de Turkmenistán. Hasta la creación del Partido de Industriales y Empresarios en el año 2013, el PDT era el único partido que se podía presentar a las elecciones, pero en teoría la Constitución establece que el presidente de Turkmenistán debe ser elegido democráticamente.

Críticas al unipartidismo[editar]

Algunos sistemas de partido único pueden degenerar hacia posiciones dictatoriales, donde los derechos de los ciudadanos no son respetados y se persigue a los opositores al régimen. Esto puede suceder por la falta de una oposición clara o porque el partido único vaya adoptando progresivamente un carácter más autoritario.

Otra crítica al unipartidismo es que puede dar lugar a una adoración extrema al líder, ya que, en algunos estados que se rigen por este sistema, se suelen elegir un presidentes vitalicios. Ocurría así, por ejemplo, en Turkmenistán con Saparmyrat Nyýazow.

Estados unipartidistas en la actualidad[editar]

La siguiente es una lista de países que oficialmente tienen un único partido político, excluyendo a aquellos que, por predominio de uno, también podrían considerarse unipartidistas.

Estado Partido
Bandera de la República Popular China China Partido Comunista de China
Flag of North Korea.svg Corea del Norte Partido del Trabajo de Corea
Flag of Cuba.svg Cuba Partido Comunista de Cuba
Bandera de Eritrea Eritrea Frente Popular por la Democracia y la Justicia
Flag of Laos.svg Laos Partido Popular Revolucionario
Bandera de Vietnam Vietnam Partido Comunista de Vietnam

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Sobre el unipartidismo nazi:
    • Hildenbrand, Klaus. El Tercer Reich. Cátedra, Madrid, 1988.
    • Brachez, Karl Dietrich. La dictadura alemana: génosis, estructura y consecuencias del nacionalsocialismo. Alianza, Madrid, 1973.

Referencias[editar]

  1. Los ocho partidos "no comunistas" chinos
  2. USA (PRD) International Business Publications (2013). «The spreading revolution» (en inglés). Eritrea Foreign Policy And Government Guide. Consultado el 23 de agosto de 2014.