Goldfinger (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Goldfinger (en España, James Bond contra Goldfinger; en Hispanoamérica, Goldfinger), de 1964, es la tercera película de James Bond y también la tercera de Sean Connery como el agente ficticio del MI6 James Bond. Está basada en la novela del mismo nombre de Ian Fleming. La película también está protagonizada por Honor Blackman como la chica Bond Pussy Galore y Gert Fröbe como Auric Goldfinger, junto a Shirley Eaton como la famosa chica Bond Jill Masterson. Goldfinger fue producida por Albert R. Broccoli y Harry Saltzman y fue la primera de cuatro películas Bond dirigida por Guy Hamilton.

La trama de la película tiene Bond investigando un contrabando de oro por el magnate del oro Auric Goldfinger y eventualmente descubriendo los planes de Goldfinger para atacar la reserva de oro de los Estados Unidos en Fort Knox. Goldfinger fue la primera superproducción Bond, con un presupuesto igual al de las dos películas anteriores combinadas. Fotografía principal tuvo lugar desde enero a julio de 1964 en el Reino Unido, Suiza y los estados de Kentucky y Florida.

Muchos de los elementos introducidos en la película aparecerían en muchas de siguientes películas de James Bond, como el uso extensivo de la tecnología y "gadgets" y una extensa secuencia de créditos previa que no era parte importante de la historia principal. Goldfinger fue la primera película Bond en ganar un premio Óscar y tuvo una recepción crítica ampliamente favorable. La película fue un éxito financiero, recuperando su presupuesto en sólo dos semanas, y es considerada una de las mejores películas de la serie.

Sinopsis[editar]

En la secuencia pre-créditos James Bond (Sean Connery) se infiltra en un complejo de drogas perteneciente a Ramírez, un narcotraficante y después entra en un cabaret donde espera a que la bomba instalada en el complejo estalle, donde habla con un agente que le pide viajar a Miami ya que lo pueden matar y se dirige al camerino donde pasa un efímero momento romántico con la bailarina Bonita (Nadja Regin), pero es atacado por un hombre llamado Capungo (Alf Joint) que lo intenta asesinar pero Bond lo mata en la bañera de la bailarina luego de arrojarle una lampara encendida.

Más tarde Felix Leiter (Cec Linder), agente de la CIA y amigo personal de James le dice que M le envió a Miami Beach para investigar al joyero internacional Auric Goldfinger (Gert Fröbe), sospechoso de realizar contrabando multitudinario de oro entre países de Europa. En el hotel donde estaba hospedado ve cómo Goldfinger hace trampa en un juego de Gin Rummy ayudado por su secuaz Jill Materson (Shirley Eaton). Bond la seduce, haciéndole a la vez perder a Goldfinger. Mientras Bond y Matterson consumaban su relación, en venganza, Goldfinger ordena a su sirviente Oddjob (Harold Sakata) asesinar a Jill cubriéndole y asfixiándole la piel con pintura dorada. Bond, quien asume su misión, decide vengar la muerte de Jill, pero M (Bernard Lee) le pide que no lo tome como algo personal porque de ser así enviaría a 008. Al rato Bond y M se reúnen con el Coronel Smithers (Richard Vernon), representante del Banco de Inglaterra que les advierte sobre las operaciones de Goldfinger quien vende su oro dependiendo del país y contrabandeando su oro desapercibidamente fundiéndolo y como carnada le pide a Bond que use un lingote de oro nazi, de varios que se habían perdido después de la guerra. Luego Bond llega al laboratorio de Q (Desmond Llewelyn) donde le da un Aston Martin DB5 con pantalla y vidrios antibalas, ametralladoras, cambiador de matriculas y dos localizadores, los cuales son seguidos desde un radar dentro del vehículo.

Obedeciendo instrucciones de M, Bond se desplaza a Ginebra para seguir la pista a Goldfinger. Consigue infiltrarse en el club de Golf que este posee haciéndose pasar por un reconocido jugador. Mediante la ayuda de un cebo, el lingote de oro de la Alemania Nazi, Bond consigue atraer la atención de Goldfinger haciendo que este acepte la invitación de apostarse el valor del lingote. Goldfinger pretende ganar aplicando juego sucio, pero Bond consigue salir airoso. Goldfinger aceptando a regañadientes su derrota le advierte que no se vuelvan a ver y para demostrárselo hace que Oddjob lanze su sombrero con ala de acero hacia una estatua del club cortándole la cabeza.

Mediante la ayuda del emisor proporcionado por Q, Bond consigue seguir la pista de Goldfinger aunque con una hermosa mujer estorbándole en el camino. Bond observa a Goldfinger haciendo una parada y la chica dispara fallidamente a Goldfinger con rifle de francotirador, al rato todavía siguiendo a Goldfinger la mujer aun sigue estorbando al agente, Bond disimuladamente pincha sus neumáticos, además de presentarse la lleva a una gasolinera para poder reparar el coche a escasos kilómetros de ahí. Bond aun así sigue a Goldfinger hasta una fabrica en Génova, Italia, donde este funde el oro que acaba en su poder, eliminando cualquier sello de identidad y siendo ayudado por un comunista chino llamado Sr. Ling (Burt Kwouk) con quien habla de una operación Gran Slam. Mientras Bond investiga la factoría desde la distancia, se encuentra con la chica, cuyo nombre es Tilly Matterson (Tania Mallet), hermana de Jill, a la que Goldfinger había asesinado en Miami. La impaciencia y precipitación de Tilly, hace que sean descubiertos, siendo Bond capturado y Tilly asesinada por Oddjob. Bond intenta escapar además de enfrentar a matones del villano pero estrella su coche contra un muro quedando inconsciente.

Goldfinger intenta asesinar a Bond cortándolo en dos mediante la ayuda de un rayo láser que había desarrollado para cortar oro. En el último momento, Bond, gracias a las investigaciones que había realizado en la factoría, consigue convencer a Goldfinger de que le será más útil vivo que muerto, ya que sus superiores conocían las informaciones que él conocía sobre su Operación "Gran Slam".

Bond al ser anestesiado despierta en el jet personal de Goldfinger donde se presenta su piloto personal Pussy Galore (Honor Blackman), quien se resiste a los encantos de Bond, éste se dispone a cambiarse de ropa aun bajo intentos de vigilancia de una de las azafatas. Mientras se arreglaba, Bond instala su segundo transmisor enviando así su localización a Leiter quien luego se la da a M. Bond llega más tarde a Baltimore donde conoce además a las acróbatas aéreas de Pussy y más tarde 007 llega a una pequeña finca de equitación perteneciente a Goldfinger y siendo encerrado en una celda. Mientras tanto Goldfinger se reúne con varios socios quienes le exigen pagarle varias deudas, Goldfinger convierte su mesa de billar en una consola para explicarles su proyecto "Gran Slam"; asaltar Fort Knox y dispersar un somnífero a los soldados que vigilan la reserva de oro para aparentemente robar todo el oro del interior de la fortaleza. Los presentes que están opuestos al plan de Goldfinger son asesinados con gas por Kish (Michael Mellinger), secuaz de Golfinger, mientras que el Sr. Solo (Martin Benson), otro socio también opuesto al proyecto y primero en abandonar la habitación es asesinado luego de que Oddjob aparentemente lo llevase al aeropuerto cuando en verdad lo mata de un disparo y deja el auto con Solo adentro en una trituradora de chatarra a la vez que Leiter le seguía el rastro el cual se perdió, ya que Bond puso en su bolsillo el otro transmisor y una nota sobre el plan de Goldfinger.

Siendo vigilado a distancia por Leiter, Bond le dice a Goldfinger la imposibilidad de robar Fort Knox dado que necesitaría 2 semanas, 200 camiones y 60 hombres para robar el oro de la reserva, pero Goldfinger confiesa a Bond su plan "Gran Slam": consiste en hacer estallar una bomba atómica gracias a Ling en las reservas de oro de Estados Unidos en Fort Knox; de esta forma, la radioactividad hará inutilizables las mismas durante varios años, multiplicando el valor de las que Goldfinger posee a la vez que el supuesto somnífero que seria disparado era un gas mortal. Bond y Pussy van a un pequeño granero donde luchan con judo pero las dotes seductoras de Bond hacen Pussy se arrepienta de su participación en la operación. De esta forma, Pussy entra en contacto con Leiter y consiguen repartir por las cercanías de Fort Knox, mediante la escuadrilla de aviones ligeros que Pussy tiene a su mando, gas sedante en lugar de gas letal, como había planeado Goldfinger. De esta forma, cuando Goldfinger ha conseguido hacerse con el control de las reservas de oro y poniendo en practica sus planes, introduciendo la bomba en su interior, todos lo militares acuartelados en las cercanías son de nuevo puestos en guardia, tirando por tierra los planes del villano. En la bóveda Bond es esposado a la bomba a la vez que Oddjob asesina a Kish estando los tres atrapados en la bóveda y Bond logra liberarse para desactivar la bomba y tras una difícil pelea con Oddjob y Bond le lanza barras de oro y lo golpea pero sin hacerle daño y aprovechando que Oddjob le había lanzado su sombrero cortando unos cables, Bond lanza su propia arma hacia él quedando entre unos barrotes luego de esquivarlo y Bond rápidamente lo electrocuta con los cables y ayudado por Leiter consigue desactivar la bomba siete segundos (007) antes de su explosión.

Goldfinger, que aún no conocía el motivo del fracaso de sus planes, ni por tanto, la traición de Pussy, consigue escapar disfrazado del comandante y asesinando a Ling y a algunos soldados con un revolver de oro, e intentará vengarse de Bond quien estaba en un charter con destino a Washington D. C. ya que había sido invitado a cenar por el Presidente por haber evitado los planes de Goldfinger. Sin embargo el villano pretende matar a Bond en el charter, donde había conseguido infiltrase junto con Pussy, para luego huir a Cuba pero cuando Bond lo ataca Goldfinger accidentalmente dispara a una de las ventanas acabando siendo lanzando al vacío por la despresurización del avión. Pussy y Bond consiguen saltar en paracaídas, protagonizando un final feliz.

Banda sonora[editar]

El tema principal Goldfinger es compuesto por John Barry, Leslie Bricusse y Anthony Newley e interpretado por Shirley Bassey, dicho tema logró desbancar a los Beatles de la lista de popularidad.

El compositor de la banda sonora es John Barry, quien en esta cinta logra consolidar el sonido musical por el que se guiarían la mayoría de las cintas del agente 007.

La composición presenta temas melodiosamente agresivos basados en los arreglos instrumentales de la canción principal, especialmente su conocido estribillo, todo esto acompañados de temas descriptivos de las regiones que visita Bond basados en arreglos jazzísticos.

  • 1. Goldfinger
  • 2. Into Miami
  • 3. Alpine Drive. Auric Factory
  • 4. Oddjob Pressing Engagement
  • 5. Bond Back in Action
  • 6. Teasing the Korean
  • 7. Gassing the Gangster
  • 8. Goldfinger (instrumental)
  • 9. Dawn Raid on Fort Knox
  • 10. The Arrival of the Bomb and Cowntdown
  • 11. The Death of Goldfinger. End Titles
  • 12. Golden Girl
  • 13. Death of Tilley
  • 14. The Laser Beam
  • 15. Pussy Galore's Flying Circus

El Oscar de 1964[editar]

Norman Warnsfall recibió un Oscar por su trabajo de efectos sonoros en la película; por ejemplo, se nota su gran trabajo en la escena del láser.

Enlaces externos[editar]