Baza (Granada)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Baza (España)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Baza
Municipio de España
Escudo de Baza (Granada).svg
Escudo
Baza
Baza
Ubicación de Baza en España.
Baza
Baza
Ubicación de Baza en la provincia de Granada.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Andalucía.svg Andalucía
• Provincia Bandera de la provincia de Granada (España).svg Granada
• Comarca Baza
• Partido judicial Baza
• Mancomunidad Baza
Ubicación 37°29′20″N 2°46′16″O / 37.4888637, -2.7709805Coordenadas: 37°29′20″N 2°46′16″O / 37.4888637, -2.7709805
• Altitud 844 msnm
• Distancias 109 km a Granada
183 km a Murcia
Superficie 545 km²
Población 20 644 hab. (2014)
• Densidad 37,88 hab./km²
Gentilicio bastetano, na
Código postal 18800 (Baza y Benacebada)
18860 (Baúl)
18891 (La Jámula)
18819 (Río de Baza)
Alcalde (2011) Pedro Fernández Peñalver (PSOE)[1]
Patrón San Máximo
Patrona Santa Bárbara
Sitio web www.ayuntamientodebaza.es
[1]por mayoría absoluta
[editar datos en Wikidata]

Baza es una ciudad y municipio español situado al noreste de la provincia de Granada, en la comunidad autónoma de Andalucía. Se trata del término municipal más extenso de la provincia de Granada con una extensión de 546 km². Baza es también la capital de la comarca de Baza —o de la Hoya de Baza—, formada por ocho municipios, así como de todo el Altiplano Granadino.

Toponimia[editar]

Baza proviene del nombre que le pusieron los romanos a la ciudad, Basti, al parecer continuación del nombre con que era conocida en época ibérica, ya que era capital de la región antigua llamada "Bastetania" o "Bastitania". En la Hispania visigoda fue sede episcopal de la iglesia católica, sufragánea de la Archidiócesis de Toledo que comprendía la antigua provincia romana de Carthaginense en la Diócesis de Hispania.

Los árabes transformaron el nombre en medina Bastha o Batza como lo escribió Abd-el-Aziz al incluir Basti entre las ciudades conquistadas.

Clima[editar]

El clima es mediterráneo de matiz continental, con una temperatura media anual, en torno a los 13,9 °C, que presenta grandes oscilaciones y diferencias térmicas entre el día y la noche.

El clima bastetano tiene un invierno largo, frío y seco, con abundantes heladas, así como con un verano caluroso y seco. En los meses fríos suelen ser altos los grados bajo cero, que han llegado a alcanzar en algunas ocasiones los 16 °C bajo cero, lo que hace que sea relativamente fácil ver la nieve en el paisaje bastetano.

En cuanto a la primavera y el otoño, se puede decir que son de corta duración y donde más suelen aparecer las lluvias, aunque no son muy abundantes. A finales del verano, a partir del 15 de agosto, suelen aparecer las famosas tormentas de verano.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Baza en el periodo 1961-2010 WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura máxima media (°C) 10.4 11.6 15.1 17.7 21.8 27.5 32 31.7 27.1 20.6 14.7 11.1 20.1
Temperatura media (°C) 5.4 6.2 9 11.7 15.8 20.7 24.1 24 20.5 15.1 9.3 6.1 13.9
Temperatura mínima media (°C) 0.4 0.7 2.8 5.6 9.7 13.8 16.1 16.3 13.9 9.5 3.8 1 7.8
Precipitación total (mm) 44 37 39 46 41 18 7 9 24 42 37 38 382
Fuente: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Datos de precipitación para el periodo 1961-2010 y de temperatura para el periodo 1961-2010 en Baza (4178).[1]

ORÍGENES DE BAZA

Desde hace cinco millones de años hasta hoy, las Hoyas de Guadix y Baza han sido cuencas alojadas entre montañas, con uno o dos lagos centrales y atrapadas entre las cumbres de las sierras que las rodean. En su evolución, han ido subsistiendo respecto de las elevaciones circundantes pero, a su vez, se han elevado sobre el nivel del mar, viviendo un proceso de relleno de esos lagos, en los que se han ido depositando sedimentos y enterrado muchos fósiles e industrias líticas. En el Pleistoceno superior, entre hace 100.000 y 17.000 años, se produjo la captura de las aguas del lago de Baza por el río Guadalquivir, a través de su afluente, el Guadiana Menor, quedando a la vista la erosión producida por las aguas la cual permite ver, en las laderas de las cañadas y de los barrancos, importantes afloramientos paleontológicos y arqueológicos que han venido siendo objeto de diversas investigaciones.


En trabajos arqueológicos realizados en los yacimientos de Baza, Barranco León y Fuentenueva, fueron hallados una mandíbula, un cráneo y varios colmillos de annancus, elephas y mamuthus ("bisabuelos” de los elefantes actuales), con una edad de unos cuatro millones de años, así como también restos fósiles de bóvidos, cérvidos y caballos, junto a restos de un cráneo de hipopótamo, si bien, desde el punto de vista de poblamiento, lo más interesante son unas 50 piezas líticas, que hubieron de ser fabricadas por seres humanos, con una antigüedad de unos 1,8 millones de años, lo que se puede asociar con la época de aparición de los primeros homínidos europeos. En cuanto al momento preciso en que fue creada la ciudad y como quiera que, a donde no llega la ciencia aparecen la sabiduría y las leyendas populares, mezcladas con las ciencias más puras, se cuenta como son varias las teorías que hablan del origen de Baza. Una de ellas precisa, con total exactitud, su fundación por Beto, descendiente de Jafet, allá por el 1810 a.C. Otra de esas leyendas la relaciona con Testa, personaje fantástico, provinente de una importante dinastía africana. También es africano el origen que le dan quienes relacionan el nacimiento de Baza con el de la ciudad cartaginesa de Baste. Otra teoría relaciona la fundación  de Baza con la también africana Cartago, apoyándose para ello en la denominación fenicia de Batzi (zona pantanosa), pues no en vano se ha de olvidar que las actuales llanuras fueron, como queda dicho, el fondo de un inmenso lago salado, que aún conserva conchas de animales, como testigos de ese pasado marino.

En el terreno de lo cierto, se cuenta con innumerables vestigios arqueológicos repartidos por la región bastetana, que permiten afirmar que hubo presencia humana, en estas tierras, en el periodo conocido como Paleolítico. Se trataba de una población cazadora que, allá por el siglo VI a.C., que acabó transformándose, según las nuevas corrientes neolíticas, en pobladores dedicados al cultivo de la tierra y a la ganadería. Modernas investigaciones y excavaciones, como las de la vecina localidad de Orce, sitúan a estos pobladores de la especie humana, llegados por el sur, como los primeros pobladores españoles.


 

BAZA IBÉRICA

Pasa el tiempo y la altiplanicie bastetana sigue siendo lugar escogido como asentamiento por varias culturas, si bien de la que más se habla por motivos obvios, es de la del pueblo íbero, allá por el siglo IV a. C., quienes solían asentarse en rutas establecidas con anterioridad por los fenicios.


La gran cantidad y valor de los restos hallados, pertenecientes a esta época, confirman la importancia que la Baza ibérica debió tener, pudiéndose afirmar también, que tuvieron que tener relaciones con otros pueblos colonizadores, tan importantes como los griegos, debido a la presencia de abundantes cráteras italiotas usadas como urnas cinerarias. Los Íberos-bastetanos de la época, fueron evolucionando y se empezaron a diferenciar en grupos según las actividades que realizaban: de una parte, los agricultores y ganaderos y, de otra, los que explotaban los minerales de la zona, utilizando fundamentalmente el cobre que extraían de la Sierra de Baza.

Estos grupos llegaron a tener modos de vida bastante diferenciados y se habla incluso, según Ptolomeo, de que el pueblo ibérico de los bastetanos, que debió ser el heredero de los mastienos o bastienos de la época tartésica,  se dividía, en dos ramificaciones: los bástulos, al oeste y los bastetanos propiamente dichos, al este. Ambos ocupaban una gran parte del sureste español, en la que se incluía la actual provincia de Almería, la casi totalidad de la provincia granadina y amplias zonas colindantes de las provincias de Málaga, Jaén Albacete y Murcia.  El paraje de la zona del Cerro Cepero, próximo al Río de Baza y lugar de aparición de la Dama de Baza y del Torso del Guerrero de Baza, debió ser la necrópolis del asentamiento ibérico, uno de los más antiguos de España, el cual desempeñó un importante papel en el control de las rutas que comunicaban el sureste murciano con la Alta Andalucía y las ricas minas de Cástulo (Linares), aunque su economía predominante se basaba en el cultivo de los cereales de secano. BAZA ROMANA

Los romanos ocuparon la Península Ibérica en el siglo II a.C., concretamente en la década comprendida entre 190-180 a.C. y, junto a las altiplanicies orientales, englobaron nuestra ciudad en la provincia Tarraconense del Imperio, que estaba dividida a su vez en siete “conventos jurídicos”, en uno de los cuales, el cartaginense, ubicaron a las comarcas bastetanas.

Ello trajo cambios muy importantes, no sólo en el modo de vida de la población, sino en la política territorial que aplicaron los conquistadores, que para Basti supuso pasar a ser considerada ciudad estipendiaria, sometida por tanto al pago de innumerables impuestos, mientras que a Acci (Guadix) se la consideró colonia, con lo que gozó de más privilegios, tal vez por tener más población romana entre sus habitantes. En cualquier caso, las ciudades romanas de Baza y Guadix, fueron entonces más importantes que la actual Granada.

A pesar de no tener mucha población romana, Baza tuvo un aceptable nivel de poblamiento, basando su economía no ya sólo en la agricultura, que ese vio afectada por la centuración o parcelación agraria que los romanos aplicaron en la zona, sino también en la extracción de oro y plomo (galena) de la Sierra bastetana.

En cuanto a la ubicación concreta de la ciudad romana, poco se sabe, si bien sí hay datos del descubrimiento de diversos restos que incluyen una placa de mármol con un relieve de Mercurio, dedicada a Cornelio Materno, aparte de la cita de Magaña relativa a una colección de 76 monedas de plata y 250 de bronce.

Recientemente, en agosto de 1992, el equipo del Profesor Nicolás Marín, realizó el hallazgo de diversos restos romanos en el paraje del cerro Cepero, los cuales parecen venir a confirmar que fue este lugar el elegido para el asentamiento de la romana Basti.

En cualquier caso, la Baza romana nos dejó pruebas de su importancia, ya que mereció la atención de personajes de la talla del general cartaginés Amílcar quien, según relato de Tito Livio, murió en su huida hacia Basti, al ser derrotado por el caudillo hispano Orisón en el año 230 a.C. Años después, durante las Guerras Púnicas, Publio Cornelio Escipión, que conquistó Cartago Nova el 1 de abril del 209 a.C., para controlar el levante e intentar, por segunda vez, la conquista del valle del Guadalquivir, encargó a su propio hermano, Lucio, la ocupación de la Bastetania, operación que acabó con una gran batalla en Auringuis (Jaén).

Otros datos que hablan de la importancia de la Baza romana fue el haber sido una de las ciudades aspirantes a  la creación de la sede de San Tesifón, uno de los siete varones apostólicos y también el hecho de que al Concilio de Elvira (siglo IV) asistió el obispo bastetano Eutiquiano.

Por último, a modo de curiosidad, comentar que según la Xeografia de Estrabón (63 a.C. – 24 a.C.), famoso geógrafo e historiador griego, también destacaban los bastetanos en otra cosa, en que “[...] en la Bastetania, las mujeres bailan mezcladas con los hombres y lo hacen cogiéndose de las manos” (Str. III.3.7)

 

BAZA VISIGODA

A principios del siglo V, el Imperio Romano, empezó a sufrir la invasión de Ostrogodos, Sajones, Francos, Alemanes, Burgundios, Cuados, Visigodos, Vándalos y otros pueblos bárbaros, que llevaron al pueblo visigodo a dominar toda la Península, dominación que duró hasta que, en el año 712, el califa Muza Ben-Nozair se apoderó de casi toda el territorio peninsular.

 

La Bastitania pasó a ser una de las nueve provincias peninsulares, llamada Oróspeda, bajo una organización visigoda, con un rey al frente, quien nombraba un duque para dirigir cada provincia, el cual nombraba a su vez, a los condes que controlaban cada distrito en que estaban divididas las provincias.


Alrededor del año 550, el visigodo Atanagildo, descontento con el rey Argila, pidió ayuda a Justiniano, emperador bizantino para combatirle y este acabó apoderándose de lo que hoy es Andalucía e implantando aquí la cultura bizantina. Mientras tanto, se desarrollaron continuas batallas entre arrianos y cristianos, que en la zona de Baza tuvieron lugar por el año 570 y durante dos años, para acabar favoreciendo al rey Leovigildo, el cual expulsó a los bizantinos y acabó retomando el poder en toda la Península. Después, su hijo Recaredo, convertido al cristianismo, impuso esta doctrina en todo su reino, a pesar de los vanos intentos de los arrianos por destronarlo. En cuanto a otros hechos concretos relacionados con Baza, podemos hablar de la presencia del Obispo bastetano en el tercer Concilio de Toledo, pero poco más, y es que a pesar de haberse hallado cerámica ordinaria de esta época en algunos yacimientos, los datos que se tienen son más escasos que los de épocas anteriores  

BAZA ÁRABE

Los visigodos se vieron inmersos en un periodo de crisis internas, que les llevó a guerras con las que pretendían acumular más poder pero que sólo les ocasionaban, cada vez más, crisis internas. Ello fue aprovechado por  los musulmanes que, en apenas cuatro años, conquistaron la Península Ibérica. Así, en el año 713 los árabes estaban ya instalados en Baza, ciudad que recibió el nombre de Madinata Bastha y que estuvo bajo su dominio hasta el 4 de diciembre de 1489. Muchos siglos de estancia, pues,  hicieron que la huella árabe quedase marcada en todos y cada uno de los rasgos bastetanos. Lo cierto, en todo caso, es que aún hoy pueden apreciarse en Baza las calles estrechas y abrigadas del calor, hechas sin lógica alguna, así como los adarves o callejones sin salida (Poyo Gato, el Corralazo,...), que sólo servían para dar paso a un grupo de vecinos, algo muy propio de las ciudades árabes, pueblo que también nos dejó muchos de los nombres de lugares y palabras de nuestro vocabulario más común. La vida va transcurriendo así, hasta que, en el siglo XI, surgen los llamados Reinos de Taifas, ante las disputas y revueltas que había en los distintos territorios del ya desaparecido califato cordobés, dando lugar a un desmembramiento y una disgregación del imperio musulmán, que fue aprovechado por las tropas cristianas para avanzar, ante la debilidad de estos reinos, que llegaron a ser hasta veintiseis, muchos de los cuales acabaron pagando tributos (parias) a los cristianos por el simple hecho de permitir su existencia , mientras peleaban y conspiraban entre sí.

Esta situación provocó la llegada de más invasiones musulmanas,  y tras la de los almorávides en 1086, tuvieron lugar la de los almohades en 1145 y la de los benimarines en 1224, todos ellos con la intención de ayudar a recuperar las tierras perdidas ante los cristianos. Fue precisamente la llegada almohade a Baza la que acabó con el Reino Taifa que se había formado aquí, junto con Guadix, y que duró de 1145 a 1156, teniendo a su frente, en primer lugar, a Abu Al-Hasan Ben Nasr, a quien siguió Ahmad Ben Muhammad que, a su vez dejó paso,  en 1151 a Muhammad Ben Abd Allah que permaneció en el poder hasta la ya citada llegada almohade en 1156 y que supuso, además la incorporación de ambas ciudades al Reino Nazarí granadino Allá por el siglo XII, Baza era una ciudad que debía tener algún tipo de muralla, aunque de poca consistencia, sobre todo en la Almedina, y que incluso podría haber sido simples tapias en algunos de sus arrabales.

Sin embargo, este aspecto defensivo, debió ser corregido por los primeros árabes ya que, en el siglo XV, el cronista de los Reyes Católicos hablaba de un muro, muy fuerte, en torno a la ciudad, con cuatro puertas (Arco de la Magdalena, calle Mesto, Cuesta Aduana y plaza San Francisco) y algún otro tipo de construcción más débil para proteger los arrabales, que quedaban en el exterior de la muralla principal, aunque también con sus puertas correspondientes. En sitio predominante y de difícil acceso, seguramente la actual Alcazaba, estaba el alcázar, dotado de altas torres y fuertes muros.  En la confluencia de las calles Dolores o Cava Baja y Zapatería se puede ver hoy uno de los escasos restos del muro principal de la ciudad. Los últimos años árabe-andalusíes estuvieron salpicados de varias contiendas que garantizabanuna constante actividad bélica. En 1232, Muhammad [I] Ibn al-Ahmar, conocido como El Rojo, se proclamó emir de Arjona, Jaén, Guadix y Baza para, cinco años más tarde, ser reconocido emir en Granada, acabando con el dominio almohade, proclamándose rey y dando lugar a la formación del reino nazarita, momento a partir del cual, Baza empiezó a incrementar su importancia, que alcanzaría su máximo desarrollo entre los años 1350 y 1406, después que Abu Valid recuperase la ciudad en el 1325, en una contienda en la que los árabes ensayaron la utilización de la artillería, por primera vez en Europa. Por aquella época, Baza respondía perfectamente a la estructura usual en la construcción de las ciudades árabes en las que, a pesar del desorden aparente, el mundo islámico las dotaba de unos cánones estructurales muy concretos, formados por tres elementos básicos: el alcázar, la almedina y los arrabales, que se corresponden con otras tantas zonas de la actualidad. La Alcazaba corresponde al primero de ellos, mientras que la almedina estaba formada por las zonas comercial, religiosa y administrativa, siendo la Mezquita (la Iglesia Mayor en el caso de Baza), el eje neurálgico de la población en cuya alcaicería se comerciaba con seda, se hilaban tejidos y estaban las tiendas y las oficinas de los cambistas y es que Baza, que ya fue un importante centro comercial durante la época romana, alcanzó con los árabes su época de mayor esplendor. En cuanto a los barrios periféricos o arrabales bastetanos, eran los de Marzuela o Marasuela (Santiago), Calacajar (entre Dolores y Calle Ancha), Churra o Churriana (zona de la Merced, barrio cristiano al que se le permitió construir una iglesia), Algedid (San Juan), Al-Rabal-Hédar (Rabalía) y los llamados “otros barrios de arriba”  en el Libro del Repartimento (Razalov, Chorrillo, etc.).

Y como buena ciudad árabe, otro de los elementos característicos de la Baza de esta época eran los jardines y huertos, repletos de árboles, flores, frutas y verduras, y las casas con albercas o surtidores, tan propios de la cultura islámica, todo ello rodeado de una notable cantidad de huertas y cultivos, favorecidos por la presencia de innumerables arroyos, rodeando la ciudad. Por cierto   que el autor de la "Descripción del Reino de Granada", Ibn al-Jathib, comenta en su obra la abundante producción de miel de las tierras granadinas, de entre las que destacaba la calidad de la miel bastetana.  

En cuanto a población, a finales del siglo XV,  el censo hablaba de más de 10.000 pobladores, a los que había que unir la guarnición militar y las gentes de la huerta y alrededores.

Por esta época hay datos de la muerte en tierras bastetanas del noble García Lasso de la Vega, escudero de D. Rodrigo Manrique, padre del famoso poeta, a consecuencia de una flecha musulmana envenenada que se le clavó en la garganta durante el asedio a nuestra ciudad, en el año l456. Años más tarde, fue el propio Jorge Manrique quien resultó hecho prisionero en otra refriega, aunque salió mejor parado que su hermano Rodrigo, que murió en uno de los primeros combates de la toma de la ciudad.

El siglo XV comenzó también con un periodo de mucha inestabilidad, llegándose así hasta 1489 año en el que, tras seis meses de un asedio constante, el ejército cristiano,  formado por más de 50.000 hombres bien armados y pertrechados, entra en la ciudad, por la puerta de la Magdalena, el día 4 de diciembre, imponiendo los Reyes Católicos a su defensor, Cid-Hiaya, el deber de recibir el bautismo, tras lo que pasó engrosar las huestes cristianas con el nombre de D. Pedro de Granada.

Dato importante del asedio a la ciudad es el hecho de que, para que resultase más fácil, se encargó a Guitierre de Cárdenas la tala de innumerables árboles de las afueras de la ciudad, con la ayuda de 2000 hombres de a caballo, 5000 peones y 4000 hombres más que asolaron y  destrozaron la vega bastetana, durante cuarenta días, utilizándose la madera talada en la fabricación de empalizadas y otras construcciones para el asalto a la ciudad.

A partir de aquí empieza una época de fuerte decadencia que acaba con todo el esplendor e importancia de la ciudad.

 

BAZA EN EL REINO DE CASTILLA


La conquista por las tropas cristianas supuso para Baza la vuelta a nuevos y profundos cambios. Para empezar, los Reyes Católicos dotaron a la ciudad de un fuero específico que establecía todo lo referente a organización y gobierno de una población en la que se quedaron a vivir muchos de los soldados que participaron en la contienda que llevó a la incorporación de Baza a la Corona de los Reyes Isabel y Fernando.

El plano de la ciudad siguió básicamente igual, aunque fueron derribadas 300 de las 1577 casas con que contaba, mientras se construyeron algunos palacios y casas nobles. Uno de los primeros debió ser la Casa del Infantado, en la placeta de la confluencia de las calles Monjas y Jesús Domínguez, que data del 1493


Por otro lado, las tres mezquitas que había, la Mayor, Santiago y San Juan, pasaron a ser iglesias cristianas y se construyeron algunas ermitas como las de San Sebastián y el Espíritu Santo. También se construyó el convento de los Franciscanos y el Palacio de los Enríquez, con el anexo del monasterio de los Jerónimos, obra dispuesta por D. Enrique Enríquez, tío del rey Fernando y primer Gobernador de la ciudad. También por esta época se levantó la Iglesia de la Merced, fundada por el caballero cristiano D. Luis de Acuña, cuya obra empezó en 1490 y duró dos años, dándose la circunstancia del encuentro, por parte de un obrero accitano, de la imagen de la Virgen de la Piedad, que debió haber permanecido enterrada allí desde la invasión almohade, por haber sido aquel el sitio donde estuvo la iglesia mozárabe.

Como dato curioso de esta época, vuelve a existir documentación sobre la producción de miel de estas tierras, a la que aludíamos en el apartado dedicado a la Baza Árabe, y es esta vez el Libro  de Propios del Ayuntamiento, del  año 1564, el que  deja constancia de como se cobraba herbaje por las colmenas que había en la zona de la Sierra de Baza, productoras de una  exquisita miel de romero.

 

BAZA EN EL SIGLO XVI

Baza siguió siendo, tras la conquista, una fuerte plaza militar, con su alcázar  en plena utilización y en buen uso, ya que permitió dar refugio a las autoridades bastetanas con sus familias, durante la causa comunera, a la que se unió el pueblo bastetano, y que ocasionó el derribo de diversas zonas de la muralla, las cuales fueron reparadas después, con la confiscación de bienes a los derrotados.

En el aspecto organizativo, las pragmáticas reales de Segovia (1496) y Tortosa (1503) establecieron disposiciones sobre los sistemas de reclutamiento, clasificación del personal militar, contabilidad y organización de la intendencia e, incluso, un esbozo de un código penal militar. Por aquellas mismas fechas se crearon en Baza y Medina del Campo parques de artillería para la fabricación de armas de fuego y para la formación de especialistas, entre los cuales destacaron los nombres de Diego de Vera y Pedro Navarro.

Otro de los episodios que volvió a dejar constancia de la fortaleza de la Alcazaba bastetana, fue la revolución morisca en la que los bastíes se unieron al movimiento musulmán encabezado por Aben Abóo y el Malech, aunque acabaron siendo derrotados y sometidos al destierro, junto a un numeroso grupo de moriscos, lo cual ocasionó el consiguiente descenso de población. Aben Aboo, llamado Diego López de cristiano, el cual era primo de Aben Humeya, quien consiguió reunir diez mil moriscos con los que llegó incluso cerca de Granada, si bien no acabaron de sumarse a la rebelión, por temor a las represalias que podían recibir y que les llevarían a perder lo poco que tenían.

Otro hecho que influyó decisivamente en la población bastetana fue la sucesión de tres fuertes terremotos en los años 1520, 1522 y 1531, con los consiguientes destrozos, que sobre todo con el último de ellos fueron bastante notables, quedando afectados edificios importantes como la Alcazaba, la Iglesia Mayor que quedó casi destruida, y el Monasterio de Santa Clara, en la calle de las Parras, cuya reconstrucción fue trasladada a lo que hoy es el Colegio de La Presentación, en la calle de las Monjas y callejón del Almendro. Pero lo peor de todo fue la pérdida de la vida de un millar de habitantes, a los que hubo que unir los muchos que se quedaron sin casa y se vieron obligados a marchar de una ciudad cuya sola contemplación resultaba desoladora.

Pero como todo no debió de ser malo, entre el segundo y tercer terremoto se dictó una Célula Real en 1523, un año después del segundo de los terremotos, que permitió el reparto de la Sierra de Baza entre los residentes en la ciudad, para lo que se hizo un padrón por parroquias que arrojó un resultado de 3.600 bastetanos, a los que había que unir los extranjeros y moriscos que aún quedaban. De esta forma el pueblo accede a estas tierras, lo cual le había sido  negado en el reparto que se hizo de las huertas, casas, cercados y demás propiedades de la ciudad, tras la conquista cristiana.

Fue también este siglo época de construcciones en Baza, ya que se  levantaron nuevos edificios como el Hospital de Santiago, el convento de Santo Domingo, la reconstrucción, en varias ocasiones, de la Iglesia Mayor que, a causa de los terremotos, vio derribarse lo ya hecho; el convento del Espíritu Santo, el Hospital de la Trinidad, la Casa Consistorial y la cárcel, que coinciden con los actuales Museo Municipal y Ayuntamiento, y el edificio de las Carnicerías, entre otros, todo lo cual revalorizó las zonas de la pequeña Plaza Mayor, Santo Domingo y la Merced.

Comentar, por último, la visita a Baza del autor del Quijote, Miguel de Cervantes, que llegó el 9 de Septiembre de 1594, procedente de Guadix, en misión oficial como Juez Ejecutor de la Real Hacienda a fin de realizar diversas recaudaciones.

"† Muy P.º Señor: Escribi a V. Mg.d los dias pasados lo q' haui hecho en la cobrança q' Por mandado de V. Mg.d viene a hazer de las fincas de las tercias y alcabalas de algunos lugares deste Reyno de granada y acuse que dos Partidas contenidas en mi Comision q' fueron la de la casa de la moneda de granada y la de Motril y Salobreña y almuñecar hauian salido muertas Porque estauan ya Pagadas de las demas q' son Baça gudix Aguela de granada y loxa e cobrado y el din.º dellas excepto dos mil Reales e embiado en polizas seguras a esa corte Remitidas A Alonso Perez de Tapia criado del licenciado laguna despues aca estado en velez malaga y por estar la tierra apretada y los Receptores no poder cobrar de los aRendadores me e contentado de tomar cedulas del din.º para Seuj.ª que me lo daran dentro de ocho dias no me queda Por cobrar mas de la Partida de Ronda q' son 400Umrs. aseme acabado el termino V. Mg.d sea seruido de que se me den 20 dias mas en el qual abre acabado con todo y yre a entregar el din.º donde se me mande Puedeseme enbiar el despacho a Malaga donde quedo esperandole. Nv.e 17. † Miguel de Cervantes Saauedra.  

BAZA EN EL SIGLO XVII

Siglo este de escasa actividad, en el que lo más destacable de cuanto aconteció fue el haber tenido lugar la expulsión de muchos moriscos bastetanos, la cual supuso el final de la convivencia entre las tres culturas que hasta entonces formaban la población: musulmanes, judíos y cristianos.

El consiguiente abandono de las viviendas que habitaban los expulsados, hizo innecesaria la construcción de otras nuevas, a pesar de lo cual, se levantaron algunos edificios importantes como el Oratorio de San Felipe Neri, hoy Iglesia de los Dolores, aunque no se acabó hasta el siglo siguiente. También se acometió la ampliación y transformación de la antigua y muy pequeña plaza árabe, en lo que hoy es la Plaza Mayor, para lo cual se precisó de la expropiación de diversas viviendas. Por último dejar constancia de que también en esta época se inició lo que, con modificaciones posteriores, acabaría siendo el actual Parque de la Alameda.

 

BAZA EN EL SIGLO XVIII

En el 1702 se acabó el Oratorio de la Cava Baja, hoy Iglesia de los Dolores, si bien no se contó con las columnas salomónicas de su entrada hasta casi cuarenta años más tarde. Pero, al contrario que en épocas precedentes, lo que más destacó fue una demolición: la del Alcázar bastetano o Alcazaba, por una Real Célula dictada por Felipe V en 1714, disponiéndose a continuación, que los soldados se tenían que alojar en casas particulares. Aún en esas condiciones, en 1746 se creó el Regimiento Baza, para el que la Historia tenía reservado ser protagonista de importantes episodios.


La Historia también nos recuerda que Baza es zona de una intensa actividad sísmica y, nuevamente, en 1755, hubo otro importante terremoto que, otra vez más, ocasionó importantes destrozos y cuarteó la torre de la Iglesia Mayor, datando de entonces la torre actual con seis cuerpos y 48 metros de altura.

Estamos en época de vacas flacas y, para colmo, se produce un notable descenso de población, bajando hasta los 1.500 habitantes, según el Catastro de Ensenada, de los que unos 200 vivían fuera de la ciudad. Una ciudad que estaba muy degradada, con tapias de tierra medio caídas y algunas casas en estado ruinoso, hasta que por una disposición de Carlos III se allanaron y empedraron algunas calles, a la par que se reedificaron algunas casas y se hicieron alcantarillados.

 

BAZA EN EL SIGLO XIX

La primera noticia que tenemos de la Baza de este siglo, datada en 1800, nos habla de descubrimientos y saqueos de la necrópolis ibérica de Cerro Largo, a cargo del maestro-escuela Pedro Álvarez Gutiérrez, deán de la Catedral de Baza,quien había conseguido un permiso oficial para excavar allí, aunque parece ser que las piezas halladas, que fueron calificadas de romanas, las enviaba a Carlos IV. Lógicamente, estas piezas y la documentación relativa a las mismas, se hallan en paradero desconocido.


A comienzos del XIX, llega una nueva contienda y justo en el año de 1808 se forma el  Batallón de Cazadores Baza, que tiene su origen en el segundo Batallón de Voluntarios de Granada y del que fue su primer jefe el Teniente Coronel D. Miguel de Haro. Este Regimiento pasó a llamarse, en 1812, Regimiento de Infantería Baza nº 31, numeración que pasó a ser nº 35 dos años más tarde. 

En 1847 cambió su denominación por la de Batallón Provisional nº 12 y, ese mismo año, por la de Batallón de Cazadores Baza, añadiendo en 1895 los términos de [...] Peninsular nº 6 de Cuba, hasta que fue disuelto en 1899.


Los Hechos de Armas más destacados  fueron su participación en la Guerra de la Independencia (1808-14), en los sucesos políticos de Madrid (1848-54), Aragón (1854) y Burgos (1855). Estuvieron también con la expedición a Italia y los Estados Pontificios (1849-50), para ir más tarde a la Guerra de África (1859-60) y a la Guerra de Cuba (1869-80 y 1895-98).   Volviendo a la historia de la ciudad, entramos en la llamada Guerra de la Independencia, esta vez contra el ejército francés que, desde un principio, contó con la oposición de un pueblo bastetano que se echó  la calle, para oponerse a sus huestes, si bien estos acabaron imponiendo su fuerza e instalando su cuartel en, otra vez, el Monasterio de los Jerónimos, aunque no por mucho tiempo. La permanencia francesa en Baza estuvo ligada al control del corredor hacia Lorca, a través de la comarca de los Vélez, lo cual determinaba también la obediencia de los poderes locales de la zona, a las autoridades invasoras o a las españolas, según circunstancias. En mayo de 1812, los franceses abandonaban Baza pero, para colmo, la ciudad seguía viviendo tiempos de desgracias, esta vez en forma de epidemias. La primera ya la habían padecido el mismo 1800 y fue de fiebre amarilla y ahora, en los años de 1834 y 1855, hubo otras dos de cólera. Esto influyó notablemente en una población que, a pesar de todo, siguió creciendo, de modo que en 1826 era de algo menos de diez mil habitantes y que pasó a tener un millar más a mediados de siglo y otro millar más desde entonces al 1887, siendo destacable el hecho de que más de mil de esos habitantes pertenecían ya a la zona de las Cuevas, barrio que empezará aquí una expansión característica, en cuanto al tipo de sus edificaciones, que no parará en los próximos ciento cincuenta años.

Y, hablando de desgracias, dicen que nunca vienen solas. Y así fue. En 1833, Baza vio como se perdía una de esas oportunidades que podían haber cambiado su rumbo: tuvo la posibilidad de ser capital de provincia, pero vio como ese rango se fue a parar a la ciudad de Almería. La antigua provincia de Granada fue dividida en tres subprefecturas: Granada, Baza y Almería, siguiendo las normas dadas por José I, a imitacion de la organización territorial francesa. A la subprefectura bastetana se le asignaban los territorios de lo que hoy es el norte provincial, hasta los límites de Huéscar, que pertenecía a Murcia y pasaba a Baza, más las jurisdiciones de los Filabres, el Almanzora y los Vélez. Al final, fue el motrileño Francisco Javier de Burgos, autor de la nueva organización territorial, como Ministro de Fomento, quien dio la capitalidad a los almerienses, cuando el Gobierno de Cea Bermúdez estableció las actuales provincias españolas, el 30 de noviembre de 1833, mediante un Real Decreto firmado por la Regente María Cristina que eliminaba, además, las afrancesadas prefecturas. Pero no todo iba mal. Una de las actividades que tuvo bastante importancia en esta época bastetana fue la de la minería, hasta el punto de que, sólo en el término municipal de Baza, había registradas más de veinte sociedades propietarias de minas, la mayoría con capital bastetano, que trabajaban en la obtención y explotación, de piritas, sulfuro, cinabrio, galena y plata hasta el definitivo cierre de las minas, en 1968, en que quedarona abandonadas todas las instalaciones.  El cierre no fue debido a la escasez de mineral, que lo seguía habiendo y de buena calidad, sino a problemas de rentabilidad, por la subida de salarios y los costes del transporte, y a problemas técnicos que impedían una mecanización a gran escala. De todas formas, Baza seguía siendo, fundamentalmente, una ciudad agrícola que, aunque de otra manera, iba avanzando a la vez que iba modificando sus cultivos, introduciendo el del el olivar y, después, casi a finales de siglo, la remolacha, el lino, el cáñamo y el esparto, hasta el punto de producirse una cierta mejora en el empleo, en el comercio y en la artesanía, que hasta llevó a la creación del Banco Agrícola Hipotecario y también a una cierta mejora de la ciudad, que en 1844 vivió una época de reformas viarias, rotulándose y numerándose las calles, reparándose fachadas, publicándose normas de limpieza y ampliando y mejorando el alumbrado público, con la instalación de 25 nuevos faroles.

En cuanto a obras de consideración, fue en 1825 cuando se acometió el cubrimiento de los Alamillos, aunque la decisión más trascendente llegó con la desamortización de Mendizábal, con la que muchos de los edificios singulares, tanto de la Iglesia como de entidades civiles, fueron requeridos para otras actividades, tras lo que se acabó con la desaparición de más de uno y, aunque otras construcciones volvieron a sus usos normales, hubo muchos edificios que cambiaron para siempre.

Fue entonces cuando el Convento de San Francisco se convirtió en parador (antigua posada y estación de autobuses de los Maestras, ya desaparecida también); San Antón pasó a ser almacén y viviendas, pudiendo verse aún hoy ese cierre-balcón sobre su entrada; Santo Domingo pasó a ser bodega, cine y almacén; San Jerónimo, otro almacén más; parte de San Felipe Neri pasó a ser vivienda convencional, Santa Clara se vendió al Ayuntamiento, para poner allí un asilo, y menos mal que, al final, acabó convirtiéndose en el actual Colegio de la Presentación y... lo que es peor, miremos hoy como están muchos de esos edificios, sobre todo los que perdieron la funcionalidad que tenían, y... ojalá los podamos seguir mirando porque, insistimos una vez más, sensibilización no falta en ninguno de los estamentos bastetanos, pero las acciones no se concretan y muchas de las edificaciones más significativas de la ciudad están en un a situación peligrosa. En esta época se fundó también el Asilo de Ancianos y empezó a tomar forma la Alameda, que ya tenía una fuente de mármol en el centro. Por cierto que, por aquella zona, se cree que en la Cava Alta, estaba la anterior plaza de toros, puesto que Baza tenía una importante tradición taurina y celebraba importantes festejos antes de contar con la actual y ya centenaria Plaza de Toros de la Carretera Vieja de Granada.  

BAZA EN EL SIGLO XX

En los comienzos de esta centuria, destacan la fundación del Colegio de la Presentación, en 1904: la instalación del nuevo alumbrado público, en 1909; la organización de La Alameda como parque, en 1927; la instalación de varias fuentes públicas en diversas calles; la aprobación en 1929 de la Casa Cuartel y la Cárcel que se instaló frente a este, en el edificio que hoy es sede de la Guardia Urbana. En este año, Baza contaba con 16,919 residentes, que pasaron a ser 20.935 el 1933. Algo más tarde, se construyó la fábrica de electricidad y el edificio de los juzgados. La cárcel antigua, actual Ayuntamiento, pasó a ser Instituto de Enseñanza Media en 1936, para lo que se le añadió la última planta y, también, se hizo la escalinata de la calle Aduana, antiguo y difícil acceso a la Alcazaba. El primer gran acontecimiento vino con los avatares políticos que acabaron en la Guerra Civil, la cual destrozó bienes y familias y ocasionó una posguerra de miseria y penuria que, aún hoy, nos la siguen recordando las personas que la vivieron o padecieron sus consecuencias. Por cierto que, siguiendo la tónica anterior, San Jerónimo fue convertido en Parque de Artillería durante la contienda. Llama la atención la escasa información escrita que hay de este episodio  de nuestra historia local y tampoco este es el fuero oportuno para adentrarnos más en ello. Sí nos parece oportuno dejar constancia del carácter fatricida de una guerra que, causó grandes estragos  en el patrimonio de la ciudad y, lo que es peor, en sus propias gentes. Como ilustración de todo ello, basten unos versos de Pedro García Cabrera, pertenecientes a su obra Entre la guerra y tú, escritos durante su estancia en la cárcel de Baza:

                         “Aquí todo habla el lenguaje de ira del clavel escarlata,
                                      de marmitas que hierven, 
                                      de bocas que mascan frenos irrompibles.
                                      Y el tiempo salta, 
                                      tiene relinchos de potro salvaje
                                      y se retuerce como una raíz.
                         Todo sucede a puñetazos, a desgarrones, a patadas, a gritos”.

Así, hasta llegados los años 50 no se empieza a levantar cabeza en la zona y es, a partir de aquí, cuando ello se refleja en ciertos cambios en la ciudad, que parece empezar un mínimo proceso industrializador (La Orujera y la Fábrica Cerámica de los Curaderos levantaron sus chimeneas). Se ve crecer la ciudad con la aparición de nuevos barrios (S. José de Calasanz, Barrio del Cisne, Santa Adela, La Tamasca, Barrio de Cáritas y Plan Social, Barrios del Carmen y la Paz...). Se cuenta ya con unas cuantas instalaciones hoteleras y se afrontan obras como la del Matadero y el recinto para el Mercado de ganados. En definitiva, parece que vuelve a “haber más vida”, hasta el punto de que también se pone freno a la excavación de nuevas cuevas, cambiando ese tipo de obra por la construcción de nuevas dependencias delante de las mismas cuevas, sobre ellas o en edificios que ya no horadaban el terreno.

Por el contrario, se pone definitivamente fin a la actividad minera de la zona, al cerrarse en 1968 la última de las instalaciones mineras, cuando sólo unos años antes, en 1961, en las minas de la zona de Serón-Bacares había 1160 trabajadores, que tampoco se acercaba a los casi tres mil obreros que había en torno al año 1930.

Llegado el último cuarto de siglo se produce la puesta en marcha de dos obras fundamentales para Baza: la construcción y puesta en marcha del Hospital Comarcal y la puesta en servicio de la Autovía A-92. El primero supone la mejora muy notable en la asistencia sanitaria de la zona, al  contar con unas instalaciones y una dotación de facultativos de distintas especialidades que jamás habíamos tenido. Por su parte, la Autovía A-92, mejora notablemente las comunicaciones y, si bien al principio se tomó con cierto recelo por parte de aquellos que tenían negocios a pie de carretera, al final ha servido para favorecer el crecimiento bastetano que ha llevado también a la construcción de diversos Polígonos Industriales en los que hoy se ubican un buen número de pequeñas y medianas empresas. Durante esta etapa se puso también en marcha el Centro Asociado de la UNED, para el que se habilitaron las naves de los Talleres del antiguo Instituto Técnico, que permitirá a muchos habitantes de la zona un acceso a bastantes de los estudios universitarios que, de otra forma, les hubiera resultado difícil, como también lo hubieran tenido difícil el numeroso grupo de personas que conforman los Cursos de Mayores que imparte esta Institución..

Y como siempre, bueno y malo se alternan, llegando otra de las tristes decisiones que perjudicarán a nuestra ciudad: la supresión de la línea férrea que pasaba por la ciudad, bajo pretexto de su escasa rentabilidad, y que privó a muchas de las comarcas de su paso  de un elemento vital en sus comunicaciones, en su desarrollo y en su economía, cuando pasó el último tren aquel 31 de diciembre de 1984.

  ALCALDES DE BAZA EN EL SIGLO XX (1ª parte: 1900-1913)

Nos quejábamos, tan solo unos párrafos más arriba, de la poca información que hemos podido logar, recapitulada, de forma fehaciente y seria, sobre los últimos años de la historia de Baza. Pues bien, con la puesta en marcha de la versión 2 de nuestra web, nos llega un buen trabajo de Sebastián Manuel Gallego Morales, quien ha dedicado muchas horas a la realización de un estudio detallado de las Actas Capitulares, a fin de recopilar la información sobre quienes fueron, a lo largo de todo el siglo XX, las primeras autoridades municipales de nuestra ciudad, estudio que nosotros reproducimos aquí, en su primera parte, mientras esperamos la finalización del mismo, para insertarla a continuación.


  El dia 1º de enero de 1,900, es Regidor de esta ciudad .D. FRANCISCO DE PAULA MORCILLO Y FERNANDEZ, quien ya venía desempeñando el cargo desde hacia varios años.. Es curiosa la lectura del acta numero 38 de fecha 12 de septiembre de 1,905 en la que, entre otras cosas, dice: /(acta extractada): Se nombran médicos titulares para ejercitar entre las familias pobres y como el censo de población está equivocado, no podían estar clasificados en primera categoría, ya que para ello era necesario un censo de 18.000 habitantes y Baza sólo tenía entonces 12.770 censados. Se expone que no atendían a domicilio, sino que se limitaban a recibir y recetar en sus casas [...] y sólo emitían los certificados de defunción. No tenían ,pues, los requisitos de la disposición segunda de la Real Orden del Ministerio de la Gobernación.

El sueldo que les asignaba por esta orden era de 2.000 pts anuales, pero dicho sueldo no era susceptible de poderlo dar, por la escasez de recursos municipales. Por ello se acuerda: Que aunque deben de atender a las familias pobres en sus domicilios, este sueldo (por los errores de Censo de población y otros detallados) sea solo de 999 pesetas anuales por ser de 3ª categoria.

Pero el acta más interesante de este mandato es la siguiente:

Sesión extraordinaria de 6 de Marzo de 1,907.

Se procede a la lectura de la siguiente comunicación: Gobierno Civil de la Provincia de Granada - Secretaría - Negociado 1º.numero 144. “El Sr.Juéz de Instrucción de Guadix me comunica con fecha 28 de febrero-próximo- pasado- que en la causa que se instruye por MALVERSACION DE FONDOS a ese Ayuntamiento, ha dictado AUTO de PROCESAMIENTO y suspensión del Alcalde y concejales que forman esa corporación Municipal rogándome se lleve a efecto la suspensión acordada, que lo ponga en su conocimiento para que conste en el proceso- En su consecuencia y en virtud de lo dispuesto por la citada autoridad judicial, he acordado el cese inmediatamente en sus cargos los señores Alcalde y Concejales que a continuación se expresan. D FRANCISCO DE PAULA MORCILLO FERNANDEZ ... y sigue la lista de los concejales de la Corporación.

Y en la misma Sesión: Se nombra a D. MANUEL CAMACHO GONZALEZ . como nuevo alcalde y a otros señores como Concejales, usando la facultad del Art.46 de la Ley Municipal..

Para curiosidad, transcribo la siguiente acta de fecha 14 de Mayo de1,907.acta numero 24, bajo la presidencia de D.MANUEL CAMACHO GONZALEZ.

[...] Se expone por el Sr.Secretario el hecho de haber aparecido el expediente que se buscaba, respecto a los callejones del Salitre; de cuyo expediente entregado por D.Francisco de Paula Morcillo, resulta que los callejones que se expresan, no están vendidos, y son propiedad del municipio. El ayuntamiento acordó que se averiguara por qué una parte de dichos callejones forman hoy parcela de un huerto contiguo, para lo cual procedía llamar al dueño de dicho huerto, para que sostuviere su derecho, o renunciara a dicho callejón.

Para muestra un botón basta: expedientes desaparecidos, que aparecen en manos del Sr.Alcalde.

El dia 30 de mayo del año 1,907 se realizan votaciones. Se va a constituir un nuevo ayuntamiento y, por ausencia de la localidad, no comparece el cabeza de lista. Se constituye, según Ley, el Ayuntamiento y toma posesión del mismo D.NICOLÁS LOPEZ DE HIERRO Y MARTIN MONTIJANO, esto es el día 30 de Junio de 1,907.

Pero el dia 3 de Julio de 1,907, en su acta numero 33. Se dice: [...] Se posesionó el concejal D.ANTONIO SANTAOLALLA TAUSTE, que no había asistido a la sesión anterior. Se procede con arreglo al art. 53 de la Ley Municipal, a la elección de Alcalde. Hay 17 papeletas saliendo 16 con el nombre de D.ANTONIO SANTAOLALLA TAUSTE, y una papeleta en blanco y, en su virtud, el Ayuntamiento, por boca de su presidente, proclamó alcalde a .D.ANTONIO SANTAOLALLA TAUSTE, que ocupó su sitial y recibió la insignia de su cargo.

Es decir que desde el 30 de Julio del año 1,907, es Alcalde D.ANTONIO SANTAOLALLA TAUSTE.

En el acta de la Sesión de 1º de Octubre de 1,907 (Expediente general de responsabilidades), se toma el siguiente acuerdo [...] Resultando que de los certificados que aparecen en dicho expediente a los folios tres y quince al treinta y uno, y cuarenta y cinco al cuarenta y siete resulta un descubierto total de pesetas UN MILLON QUINIENTAS SESENTA Y SIETE MIL SETENTA Y SIETE CON CUARENTA Y OCHO CENTIMOS, se hará responsable a la anterior Corporación y se comunica al Exmo Sr.Gobernador Civil,al Exmo Sr.Presidente de la Diputación y al Iltrmo Sr.Delegado de Hacienda, para que esta Corporación actual quede exenta de responsabilidad.

Es curioso observar el ejemplar funcionamiento de los Secretarios de Administración ya que, en numerosas actas, les indican a la Corporación su obligación de recabar el cobro o reintegro de la cantidad defraudada y el miedo, o temor de esta a los defraudadores, les indican como están incurriendo en responsabilidad.

En este mismo acta citada, dimite D.ANTONIO SANTAOLALLA TAUSTE.

En acta numero 50, sesión extraordinaria de fecha 4 de Octubre de 1,909, vuelve a ocupar la presidencia D. NICOLAS LOPEZ DE HIERRO Y MARTIN MONTIJANO.

Y es en el acta de 30 de octubre de 1,907, cuando se da lectura a la Real Orden, nombrando Alcalde de esta ciudad a D.JOSE FUNES YAGÜE.

De su mandato, transcribo, el acta de la sesión ordinaria celebrada el dia 4 de Julio de 1,908, como la más curiosa y representativa: [...] Se dá lectura a una comunicaciòn del Exmo Sr.Gobernador Civil, registrada al número 941 de 23-JUNIO del actual, la cual transcribe la Resolución recaída en el expediente instruido para la concesión de un crédito suplementario a favor de D.JOSÉ FUNES YAGÜEZ, de diez y seis mil seiscientas setenta y tres pesetas con trece céntimos que, en Diciembre último, anticipó de su propio peculio a la Caja Municipal. Se manda reintegrar en la resolución indicada.

Se le devuelven diez mil seiscientas setenta y tres pesetas con trece céntimos y la corporación le sigue adeudando seis mil pesetas...... ¡¡ Cómo estaban las arcas.municipales!!

Comunicaciones[editar]

Baza formó parte de la primera vía construida por los romanos en España en el siglo I a. C., la Vía Hercúlea, por la que se unían Antequera y Cartagena, pasando por Baza para, al llegar a Guadix, poderse desviar hacia la Vía Augusta, que llevaba a Jaén, Sevilla y Cádiz. El trazado de la antigua vía romana coincide aproximadamente con el actual de la autovía A-92.

Todavía en construcción está la Autovía del Almanzora, A-334, que conectará la A-92 desde Baza con la Autovía del Mediterráneo —A-7— en Huércal-Overa. Tal autovía está en los planes prioritarios de la comunidad y de la Unión Europea y se encuentra ejecutada en parte entre Purchena y Huércal-Overa, mientras que el tramo Baza - Purchena se halla todavía en estudio de viabilidad.

Por la ciudad discurría el ferrocarril del Almanzora cerrado al tráfico ferroviario en 1985 por la Junta de Andalucía, que conectaba las ciudades de Granada con Murcia atravesando transversalmente el valle del Almanzora, y acabando así con las comunicaciones ferroviarias entre Andalucía Oriental y el Levante. Existe un estudio de reapertura pendiente de ser aprobado por la administración desde el año 2006. En 2012 se presentó la posibilidad de incluir un ramal al Corredor del Mediterráneo que recorriera el Valle del Almanzora y conectara con Guadix, pasando por Baza. Pero debido a la Crisis Económica el Gobierno Central rechazó incluir este ramal en los planes de Fomento, al menos hasta 2020. Pero este hecho llevó a recuperar el dormido anhelo por el ferrocarril de la población, de tal manera que está en aumento un movimiento que congrega a la mayoría de los partidos políticos del norte de la provincia de Granada, Almería y este de Jaén en post de recuperar tal línea, cuyo motor central es el Ayuntamiento de Baza, con apoyo de la FERRMED.

El hospital comarcal cuenta con un helipuerto que permite atender los servicios sanitarios que requieran ese transporte.

Economía[editar]

La economía bastetana se basa en su mayoría en el sector servicios con 1.468 establecimientos (2004), de los que destacan sus tiendas de ropa, y tabernas o bares. Los miércoles se celebra el mercado semanal, que se cuenta entre los principales de la provincia de Granada.

Ayuntamiento de Baza.

Otro pilar de la economía bastetana es la agricultura. Los principales cultivos son la cebada y el almendro. Recientemente se ha empezado a implantar una incipiente red de medianas empresas dedicadas a las industrias cárnicas, que llegan a poseer pequeños volúmenes de producción dedicadas a la exportación. Entre productos de estas industrias están las "Roscas de Baza" (roscas de pan y embutido cortado, envasadas), los jamones curados de bodega y demás productos derivados del cerdo.

En los últimos años se ha querido hacer del turismo rural y de interior otro pilar más de la econimía de la ciudad. Cuenta para ello con 318 plazas repartidas en hostales y pensiones. La ciudad carece por el momento de infraestructura hotelera de mayor calidad. Es de mencionar también la puesta en valor que ha venido haciendo de casas - cueva para su adecuación a las exigencias del turismo rural. En cuanto a la gastronomía, la ciudad cuenta con unos 26 restaurantes.

Demografía[editar]

Evolución demográfica de 1787 a 2005
1787 1842 1860 1877 1887 1897 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1991 1996 2001 2004 2005
7740 10433 13625 12973 11918 11914 12749 15988 15933 17506 20588 23642 20686 20199 20896 20519 20685 21808 21600 21000

Durante el siglo XX, casi llegó a doblarse la población bastetana, que empezó siendo de 12.749 personas. En los años 50, 60 y 70, muchos emigraron a regiones como Cataluña y Levante principalmente, mientras otros hacían trabajos temporales en Francia, Alemania y Suiza, lugares en los que algunos acabaron quedándose.

La población del municipio se encuentra distribuida de la siguiente forma (2007):

Panorámica de Baza desde la Alcazaba.
Unidad poblacional Hab.

Baúl

Baza

La Jámula

Río de Baza

Benacebada

181

20.287

37

100

16

Patrimonio[editar]

Lugares de interés[editar]

* Parque Natural de la Sierra de Baza: declarado Parque Natural en 1989, ocupa casi la mitad de la extensión del término municipal. Su orografía es muy escarpada y su altitud media bastante elevada, con varias cimas por encima de los 2.000 metros, siendo el Calar de Santa Bárbara su pico más elevado, con 2.271 metros sobre el nivel del mar.

  • El Museo Arqueológico de Baza: antiguo ayuntamiento de la ciudad, que alberga una copia exacta de la Dama de Baza y otras obras de valor arqueológico. Tras ser restaurado, se han juntado un antiguo edificio y el antiguo museo.
  • El Centro de interpretación de los yacimientos arqueológicos de Baza "CIYAB": situado en el cerro Cepero, se ha planteado como un centro para la divulgación, la investigación y la mejor comprensión de los procesos sociales, culturales, económicos y religiosos de la cultura íbera desde el origen del asentamiento de Basti hasta su abandono, con un vídeo en 3D, y realidad virtual.
  • La Ciudad Iberorromana de Basti: apenas a tres kilómetros de la Baza actual se encuentra cerro Cepero, el emplazamiento de la ciudad iberorromana de Basti. Esta fue una de las principales ciudades fortificadas ibéricas de todo el país, hasta el punto de darle nombre a una extensa región, la Bastetania. En ella se encontró en 1971 la conocidísima Dama de Baza, uno de los mejores ejemplos de la estatuaria funeraria ibérica y arte íbero.
  • La Alcazaba de Baza: aunque en la actualidad sólo se conservan algunos tramos de muralla y restos de varias torres, la alcazaba de Baza fue en su tiempo una fortaleza casi inexpugnable. Sus murallas presentan tres fases constructivas: una primera de siglos XI-XII, otra nazarí y una última, ya cristiana del siglo XVI. Se encuentra en el corazón del centro histórico de la ciudad, dominando la antigua medina. Está en proceso de restauración.
  • Los Baños de la Judería o baños árabes: este ejemplo de baño urbano es uno de los más antiguos de la península.[cita requerida] Se descubrieron a finales del siglo XIX en el semisótano de una vivienda junto a la Puerta de Salomón. Se cree que estaban relacionados con una mezquita próxima que debió de estar situada en el emplazamiento actual de la iglesia de Santiago. La primera mención a este baño la hizo Gómez Moreno en 1891, pero se dio por desaparecido hasta su 'redescubrimiento' en 1975, cuando fue declarado Monumento Nacional y restaurado. Tras varios años de restauración, se inauguró en 2008, recibiendo el Premio Nacional de Arqueología.
  • El conjunto monumental de la plaza Mayor: donde podemos encontrar la Iglesia Mayor de Baza, que ocupa el lugar de la antigua mezquita y data del siglo XVI. Situamos también el edificio de la antigua cárcel, del siglo XVIII, hoy sede del ayuntamiento. Junto a éste se encuentra un edificio del siglo XVII que fue antiguo seminario menor y también antiguo colegio del Divino Maestro, casa fundacional de la orden religiosa del mismo nombre, que muestra muchos elementos típicos de la época mudéjar. En la plaza Mayor es destacable también el Museo Municipal, anteriormente sede del ayuntamiento, un edificio construido entre 1530 y 1590 al que se accede por un pórtico de tres arcos de medio punto, dos columnas de orden compuesto y dos pilastras toscanas, donde se hallan cuatro de las bombardas utilizadas durante el sitio de Baza por los Reyes Católicos. Completa el conjunto el edificio del Casino Bastetano, construido a finales del siglo XIX con un aspecto arquitectónico que encaja perfectamente en el conjunto de la plaza Mayor. Cercano, en la calle que lleva su nombre, se encuentra el edificio de la Alhóndiga, construido en el siglo XVI, en el que destaca su patio porticado, a la espera de ser anexionado al Museo Municipal, para ampliar las dependencias de éste y de la oficina de turismo.
Entrada Refugio Antiaéreo, Guerra Civil 1937.
  • El Arco de la Magdalena: plaza ubicada a escasos metros de la plaza Mayor, cuyo nombre le viene de estar junto a la entrada de la Magdalena, una de las poseía la muralla que rodeaba a la antigua ciudad medieval. En la actualidad alberga varios edificios singulares: el antiguo Casino de Artesanos, edificio de estilo neoclásico con elementos mudéjares, hoy dedicado a Casa de la Cultura, y justo enfrente, el edificio de la antigua Audiencia dedicado gran parte de los últimos años, de su época más reciente, a las tareas de ambulatorio, hoy se dedica a albergar a la delegación bastetana de la Asociación Española de la Lucha contra el Cáncer y próximamente la gerencia de urbanismo y empresa pública de suelo. También encontramos el edificio Cervantes, que actualmente alberga la Oficina Municipal de Rehabilitación.
  • El Palacio de los Enríquez: palacio renacentista concebido como villa de campo al modo italiano, lo que lo convierte en un ejemplo único en Granada. Fue mandado construir por Enrique Enríquez de Guzmán (tío carnal del rey Fernando el Católico) y su esposa María de Luna. Desde su construcción inicial en 1506, sufrió varias modificaciones hasta su estado actual, en estado casi ruinoso aunque ha estado habitado hasta nuestros días. En su interior guarda alfarjes mudéjares profusamente decorados con motivos renacentistas.
  • Los Caños Dorados: se tata de un pilón con cuatro caños situado junto a la antigua puerta de la medina llamada Puerta del Peso y cuando fue construida en el siglo XVII servía de abrevadero para los viajeros que transitaban la ruta de Granada a Murcia, donde se encuentra.
  • Las Balconadas de Palo: situados en dos casas mudéjares, construidas en el siglo XVI en los límites del arrabal de Algedid que pasó a ser conocido como la Morería tras la conquista cristiana. Son balcones corridos de madera sobre canes con pies derechos y celosías.
  • La Casa de las antiguas Carnicerías: es un ejemplo de arquitectura mudéjar, conservándose como elementos más significativos de la misma una balconada de madera con galería de pies derechos sobre canes y una algorfa volada sobre la calle sustentada por una columna de mármol y un pie derecho.
  • La Casa-palacio del Infantado: aunque se la conoce con ese nombre, no se tiene constancia de que el Ducado del Infantado haya tenido relación alguna con ella. Presenta una fachada de sillares con pocos vano lo que le confiere un aspecto muy masivo, destacando en ella su decoración plateresca y la heráldica del propietario.
  • El Cine Ideal: el único elemento de la construcción original es su fachada, con elementos modernistas, que data de principios del siglo pasado.
  • El Teatro Dengra: es uno de los teatros históricos de la provincia de Granada. Actualmente en restauración.
  • El Real Pósito: se construyó en 1762, durante el reinado de Carlos III. Conserva un hermoso patio con galerías.
  • La Plaza de Toros: se inauguró en 1903 y posee la singularidad de que la mayor parte de su graderío y su ruedo se asientan en una ladera artificial de un cerro parcialmente desmontado, a modo de teatro griego.
  • La placeta de los moriscos o de "las tetas": singular plaza del barrio de San Juan, con una composición casi triangular, donde está el edificio conocido popularmente como Casa de las Tetas, casa de estilo mudéjar cuya fachada posee unos curisos elementos decorativos que recuerdan la figura de pechos femeninos.
  • Casas-Cueva: viviendas trogloditas excavadas en la tierra. En ellas se mantiene durante todo el año la misma temperatura (18-20 °C). Baza cuenta con varios complejos de alojamientos de este tipo destinados al turismo rural para lo que se les ha dotado de todo tipo de comodidades. Pueden ofrecer además otros servicios como baños árabes, tetería, cocina regional e internacional, deportes de aventura, etc.
  • La Granja: palacio del siglo XVI, situado en el entorno del embalse del Negratín. Fue propiedad del monasterio de San Jerónimo, junto a los baños de Zújar o baños de Benzalema. También se conoce como "casa de la Pródiga", en referencia a la novela homónima de Pedro Antonio de Alarcón, cuya acción parece situarse en este lugar. En la actualidad pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y está siendo rehabilitado como Centro de Interpretación del Agua para dar a conocer el territorio que conforma la cuenca del Guadiana Menor.
  • El Cerro del Puntal: situado junto a los baños de Zújar y justo en el límite entre los términos municipales de Baza y Zújar, se trata de un asentamiento prehistórico formado por cuevas. Se pueden observar formaciones geológicas de travertinos.

Arquitectura religiosa[editar]

Iglesia Mayor de la Encarnación
  • Iglesia Mayor de la Encarnación. Posee rango de concatedral de la diócesis de Guadix-Baza. Se construyó como colegiata sobre los restos de la mezquita aljama musulmana. En 1529 se inicia su construcción en estilo gótico pero un terrible terremoto que asoló la ciudad en 1531 la derribó en su mayor parte, reconstruyéndose las partes dañadas con proyecto renacentista de Alonso de Covarrubias. Consta de tres plantas cubiertas por bóvedas de crucería y girola. La torre campanario se compone de cuatro cuerpos de planta cuadrada, saldo los dos últimos, dedicados a campanario. Estos cuerpos son de ladrillo y datan de del siglo XVII y se trata de una reconstrucción debido que la parte superior de la torre fue arrasada por otro terremoto.
  • Claustro del antiguo convento de San Francisco. Parte del claustro del convento de San Francisco (siglo XVI), actualmente desaparecido se trasladó, a principios de los años ochenta del siglo pasado, a su actual emplazamiento en el recinto de la alcazaba.
  • Ermita de San Marcos o del Humilladero. Es una de las pocas ermitas que se conservan de las varias construidas tras la conquista cristiana aunque fuertemente modificada. De estilo barroco, resalta por las dos cúpulas de media naranja de su cubierta.
  • Ermita de Santa Rita.
  • Ermita de San Sebastián.
  • Iglesia y convento de Santo Domingo. Aunque muy transformados y en parte destruidos, tanto la iglesia como el convento tras su desamortización, aún se conservan importantes elementos de este conjunto conventual levantado a principios del siglo XVII (la iglesia se construye entre 1608 y 1617). De todo el conjunto destaca su claustro con dos órdenes de arcadas sobre columnas toscanas. También son destacables la escalera monumental desde la que se accede al interior del antiguo convento, cubierta por una cúpula, y la portada y el alfarje del sotocoro de la iglesia.
  • Iglesia y convento de San Antón. Se construyó sobre una antigua ermita fundada por los Reyes Católicos. Estaba terminada en 1663, formando parte del convento de franciscanos recoletos que se estableció en el mismo lugar desde 1609. Es de tres naves, cubierta con bóveda de cañón y coro alto en los pies. Se conservan restos de policromía en su interior. De propiedad privada, se encuentra cerrada al culto.
  • Iglesia y convento de la Merced. La iglesia se construyó en los inicios del siglo XVI, probablemente sobre una ermita mozárabe destruida en época almohade. Su planta es de tres naves con capilla mayor cubierta por bóveda de crucería y coro alto a los pies, donde se abre su portada construida a finales del siglo XVIII en mármol gris. En su cabecera alberga un camarín barroco en donde se custodia la imagen de la Virgen de la Piedad, copatrona de Baza. El convento siguió ocupado por una congregación franciscana hasta septiembre de 2008.
  • Iglesia y convento de la Presentación. Entre sus aspectos más llamativos, destaca un artesonado de madera, decorado con policromía en una de sus dependencias y el claustro anexo a su iglesia.
Pórtico de entrada a la iglesia de los Dolores.
  • Iglesia de los Dolores (antiguo oratorio de San Felipe Neri). Es la única iglesia puramente barroca de la ciudad. Construida en 1702, tiene adosado el palacio episcopal levantado en 1775. Es de planta de cruz latina con bóveda de media naranja en el crucero y tres naves, mayor la central con bóveda de medio cañón y lunetos. Su portada está conformada por dos cuerpos, con columnas salomónicas el inferior y semicolumnas corintias el superior. En su cabecera se encuentra un camarín rococó de talla en madera cubierto por bóveda de yeserías.
  • Iglesia de San Juan. Construida sobre la mezquita que se levantaba en este mismo lugar, junto a la puerta de Armesto, en el siglo XVI, responde al modelo mudéjar tan frecuente en la ciudad y comarca. Posee tres naves, la central de mayor altura.
  • Iglesia de Santiago. Construida sobre la mezquita del arrabal de Marzuela en los inicios del XVI, aunque con importantes reformas en el XVII, es el mejor ejemplo de iglesia mudéjar de Baza. Es de tres naves y coro alto a los pies.
  • Monasterio de Nuestra Señora de la Piedad. Perteneciente a los jerónimos, fue construido a instancias y bajo el patrocinio de la familia Enríquez-Luna junto a su palacio, desde el que podían asistir a los oficios religiosos a través de una algorfa o pasadizo elevado que accedía directamente a la capilla mayor. La iglesia se concluyó en 1690 si bien las primeras obras tanto en ella como en el monasterio se iniciaron en 1502. Del monasterio, que tuvo gran importancia en toda la comarca entre los siglos XVI y XIX, se conservan pocos restos integrados en una vivienda privada.
  • Iglesia del Santo Ángel Esta zona de la ciudad de Baza pertenecía a la parroquia de San Juan. Había un límite físico correspondiente a la línea férrea de tren Guadix-Almendricos. Por tanto se vio la necesidad de crear una nueva parroquia de la vía de tren hacia arriba. Se edificó en el año 1968, agrandándose todo lo posible, según la economía de quienes participaron en el proyecto. Se construyó en el terreno de una ladera, con la ayuda de una escuela taller en la que estuvieron aprendiendo los diferentes oficios de las cooperativas que se crearon en el Plan Social Baza. Es una nave de 900 metros cuadrados, con el tejado de uralita y vigas de hierro vistas, con numerosas cristaleras y donde podemos encontrar la talla del Cristo de la Caridad.

Parques y fuentes[editar]

Parque de la Alameda.
  • Fuente del Alcrebite.
  • Fuente de los Caños Dorados.
  • Fuente de San Juan.
  • Fuente de la Teja.
  • Parque de la Alcazaba.
  • Parque de la Alameda.
  • Parque de la Cruz de los Caídos
  • Parque de la Constitución.
  • Parque Los Prados.
  • Parque Razalof.
  • Parque San Pedro Mártir.
  • Parque Teresa Díaz Hernández.
  • Paraje de las Siete Fuentes.
  • Parque Plaza San Marcos.

Museo Municipal[editar]

El Museo de Baza fue creado por el ayuntamiento en sesión de Pleno el 4 de noviembre de 1988, pero no fue incluido en la Red Andaluza de Museos hasta el 12 de junio de 1997 con la denominación específica de Museo Municipal de Baza. La mayor parte de los fondos que lo integran son de carácter arqueológico, si bien en él también están presentes objetos y elementos del pasado reciente de la ciudad de Baza, dado que pretende cumplir principalmente la función de “Museo de la Ciudad”, desde los orígenes de ésta y su comarca hasta el momento presente, como reflejo de su devenir histórico entendido como un proceso continuo y complejo. En el momento presente, a la espera de la necesaria ampliación de sus instalaciones con el edificio contiguo de la antigua Alhóndiga (s. XVI), el museo cuenta con cuatro salas de exposición permanente, que se han estructurado en cuatro grandes periodos cronológico culturales: sala 1, Prehistoria; sala 2, Cultura ibérica; sala 3, Época romana, y sala 4, Épocas medieval y moderna.

Centros de enseñanza[editar]

  • Centro infantil Santo Ángel (0 a 3)
  • Escuela Municipal Infantil Dama de Baza (0 a 3)
  • Colegio Los Solares (hasta 2º de primaria).
  • Colegio La Presentación (hasta 4º ESO).
  • Colegio Divino Maestro (hasta 4º ESO).
  • Colegio Ciudad de Baza.
  • Colegio San José de Calassanz.
  • Colegio Jabalcón.
  • Colegio Francisco de Velasco.
  • Colegio de Educación de María de Luna.
  • Conservatorio Profesional de Música José Salinas.
  • Escuela Oficial de Idiomas
  • IES Alcrebite (ESO y Bachiller)
  • IES José de Mora.
  • IES Pedro Jiménez Montoya.
  • Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Gastronomía[editar]

La gastronomía bastetana destaca por sus platos de gran poder calórico, entre los cuales cabe señalar las "gachas tortas", la "gurupina" (realizada a base de harina, bacalao, patatas, pimiento seco, cebolla y setas de chopo o bien "níscalos" de la zona), el "testuz" (a base de habas secas cocidas, judías blancas, tocino, morcilla, careta, oreja de cerdo, patatas, ajo, pimiento seco y tomate), los "gurullos" con perdiz o liebre, la "babolla" y las migas serranas. Al ser un clima continental, la calidad de sus embutidos y jamones es inmejorable, y en repostería resaltan el "bienmesabe" y los dulces navideños. También destacan bastante las migas, comida única en el norte de Granada.

Fiestas y eventos[editar]

  • enero
    • Fiesta de Año Nuevo
    • Cabalgata de los Reyes Magos, en la tarde-noche del 5 de enero, con un recorrido establecido por las calles más importantes de la ciudad concluyendo en la Plaza Mayor, donde suben al museo a saludar a niños y niñas en esa noche tan especial para ellos y ellas.
  • febrero
    • Fiestas de Carnaval,en fechas que dependen del calendario. Son típicos los Concursos de disfraces, coros, chirigotas, cuartetos y el Gran Baile de Carnaval.
  • marzo o abril
  • mayo
    • Cruces días 1, 2 y 3 de mayo, fiesta en la que diversos grupos y asociaciones visten una cruz y adornan el lugar donde esta es instalada. Hay establecido un concurso a nivel municipal que premia a las mejores.
  • junio y julio
    • Día de San Juan, 24 de junio, se hacen hogueras en la Fuente de San Juan la noche del 23 de junio.
    • junio-agosto, comienzan en los barrios sus fiestas o semanas culturales de las cuales podemos destacar los barrios de Santiago, Salazar y Ángel
    • Fiesta del Bastetano Ausente: En el mes de agosto. Dedicadas a recordar a los bastetanos emigrantes. Semana cultural dedicada a la Dama de Baza, donde podemos encontrar el Festival Internacional de Coros y Danzas.
    • Campeonato de Andalucía Oriental de Caballos P.R.E. “Ciudad de Baza”. Último fin de semana de agosto.
  • septiembre
    • Feria Grande: Celebrada entre los días 6 al 15 de septiembre, que comienza con la aparición del Cascamorras, una costumbre de varios siglos de antigüedad, fiesta del cascamorras catalogada de Interés Turístico internacional. El Cascamorras sale de Guadix para intentar llevarse la Virgen de la Piedad (que se encuentra en el bastetano convento de La Merced), y durante todo el camino se le arrojan pinturas y tintes para evitar que llegue limpio y pueda llevarse la imagen.
  • octubre y * noviembre
    • Día de todos los Santos
    • Halloween
  • diciembre
    • Santa Bárbara: Se celebra el día 4 de diciembre, esta fiesta conmemora la entrada en la ciudad de los Reyes Católicos y la expulsión de los moros. Desde el balcón del Ayuntamiento se exhibe el Pendón Real con el tradicional "Bazaqué". Durante los días próximos a esta fecha, con motivo de esta festividad de la copatrona de la ciudad, se organizan una serie de actos entre los que destacamos el Mercado de las Culturas y la Cata de vinos del País.
    • Día de Santa Lucía, se hacen hogueras entre la noche del 12 al 13 de diciembre.
    • Encendido del alumbrado de Navidad a mediados de diciembre.

Anejos de Baza[editar]

El término municipal de Baza, cuenta con cuatro anejos: Baúl, Baíco, Jamula y Salazar. También tiene algunos núcleos de población pertenecientes al término municipal bastetano, pero la mayoría han ido perdiendo muchos habitantes. Se pueden citar lugares como Bailén, Benacebada, El Tesorero, La Molinera, Las Balsillas, Tablas, Los Mellizos, Los Rodeos..., muchos de ellos en terrenos de la Sierra de Baza.

Barrios de Baza[editar]

  • Barrio de la Huerta del Pino (cuevas)
  • Barrio Miguel de Cervantes (cuevas)
  • Barrio de las Cuevas barrio de calles empinadas (hasta 15 por ciento) en la zona alta de la ciudad.
  • Barrio Francisco de Velasco. (cuevas)
  • Barrio de Pablo Picasso: popularmente conocido como las Malvinas, junto al convento de las Dominicas.
  • Barrio de Rabalía: barrio árabe construido extramuros de la ciudad medieval. Sus casas encaladas levantadas en estrechas callejuelas son uno de los mejores ejemplos del caserío
  • Barrio de la Merced: donde se levanta el convento e iglesia del mismo nombre donde se custodia la imagen de la Virgen de la Piedad, copatrona de la ciudad junto a Santa Bárbara.
  • Barrio de La Tamasca: zona de expansión en los años 70.
  • Barrio de San José de Calasanz: Zona de expansión en los años 50.
  • Barrio del Carmen: zona de expansión en los años 50.
  • Barrio de San Juan: con su Iglesia de San Juan.
  • Barrio de Santiago: antiguo arrabal de Marzuela, donde las calles son estrechas y está muy presente aún la huella judía.
  • Barrio Juan Ramón Jiménez.
  • Barrio de Los Solares.
  • Barrio de las sierras.
  • Barrio del Cisne.
  • Barrio de Los Ángeles.
  • Barrio de Jidalmeni (parque de la constitución) zona muy concurrida.
  • Barrio del Alcrebite, zona de expansión y nuevas construcciones entre la Carretera de Murcia y la de Benamaurel donde se encuentra el Parque de los Prados.
  • Barrio Romero Alpuente.
  • Barrio Razalof.
  • Barrio de la Paz (cuevas)
  • Barrio del Ángel (cuevas) Donde se encuentra la iglesia del Santo Ángel en el centro del barrio.

Deportes[editar]

El deporte rey en Baza, aparte del fútbol, es el atletismo ya que hay y ha habido importantes atletas de nivel internacional. Destaca José Luis Martínez (4 veces récord de España indoor, el primer español en pasar la barrera mítica de los 18 metros, 4 veces campeón de España, medalla de bronce en los Juegos Iberoamericanos de 1998, 20 veces internacional con la selección española absoluta). Su marca personal de 19.31 m (Salamanca, 28 de septiembre de 1995) continua hoy como cuarta mejor marca española de todos los tiempos.[2] El siguiente mejor atleta bastetano de todos los tiempos es Cecillo Maestra Mañas, campeón de España absoluto de 60 metros lisos (6.67 segundos) en 2002 y varias veces subcampeón tanto en 60m como en 100 m (donde su marca es de 10.33 segundos, 10ª mejor marca española de todos los tiempos). Cecilio fue 5º en 4X100m con la selección Española en la Copa del Mundo de Atletismo 2002. La lista de Campeones de España bastetanos en atletismo es larga.

Otro deporte practicado en Baza es el fútbol. El equipo más importante de la ciudad es el Club Deportivo Baza. Ascendió a 2ºB por primera vez en la temporada 2004-2005, quedando primero en el grupo 9 de tercera división con 85 puntos y enfrentándose en las eliminatorias de ascenso al Talavera primero y después al Villanovense frente al que finalmente ascendió. En la temporada 2005-2006 entró a jugar por primera vez en Segunda División B, descendiendo en la temporada 2007-2008. En la temporada 2010-2011, tras salvarse en el último partido, descendió 15 días después por una decisión federativa. Actualmente permanece en el grupo IV de la Primera División Andaluza.

Otro de los deportes de más relevancia en Baza es el baloncesto. En la temporada 2008-2009 se creó el equipo senior de baloncesto, el CB Baza que en la temporada 2009-2010 pasó a denominarse SDI Baloncesto Baza. Esta temporada llegó a disputar la final four en Motril cayendo derrotado en las semifinales. En la temporada 2010-2011, tras quedar 3º en la clasificación regular y disputar la final four en Baza, el SDI Baloncesto Baza ascendió a la 1ª Nacional.

En el año 2011 se ha creado también el equipo senior de fútbol sala.

En Baza hay un estadio de atletismo, varios club de tenis, dos piscinas municipales (una de ellas cubierta) junto a un pabellón cubierto para practicar fútbol sala, voleibol y baloncesto. Y también encontramos varios campos de fútbol, destacando el municipal Constantino Navarro, el campo del C.D.BAZA, y el campo de fútbol La Alameda, de césped artificial, donde juegan las categorías inferiores del Baza.

Cultura[editar]

  • Baza alberga una plaza de toros construida en 1903 en el Barrio de la Cuevas, la corrida de toros más importante llega en la feria, normalmente el día 12 de septiembre con toreros de primera categoría, a la que le acompaña en días posteriores de una novillada desde hace pocos años.
  • Musicalmente destaca la Banda Municipal de Música de Baza, una de las más importantes de la provincia, la Orquesta Ciudad de Baza, de reciente creación, el coro Juan Hernándaz y el Coro Alcazaba.

Alcaldes de Baza[editar]

Por orden cronológico, sólo del siglo XX y XXI:

Estatua de la Dama de Baza situada en la rotonda de la Carretera de Murcia, en Baza.

Restauración borbónica

  • Francisco de Paula Morcillo Fernández (?-1907)
  • Manuel Camacho González (1907)
  • Nicolás López de Hierro y Martín Montijano (1907)
  • Antonio Santaolalla Tauste (1907)
  • Nicolás López de Hierro y Martín Montijano (1907)
  • José Funes Yagües (1907-1909)
  • Manuel Santaolalla Tauste (1909-1910)
  • Juan Pedro Morcillo Fernández (1910)
  • Manuel Santaolalla Tauste (1910-1913)
  • Luis Morcillo Fernández (1913)
  • Luis Grisolía Barroeta (1913-1914)
  • Nicolás López de Hierro y Martín Montijano (1914)
  • Antonio Martínez Bonillo (1914-1915)
  • Luis Grisolía Barroeta (1915-1916)
  • Manuel García García (1916-1917)
  • Vicente Alcón Nomdedeu (1917)
  • Manuel García García (1917-1919)
  • Nicolás López de Hierro y Martín Montijano (1919-1923)
  • Alonso García García (1923-1923)

Dictadura de Primo de Rivera

'Crisis de la Restauración borbónica '

  • Francisco Laiglesia Santaolalla (1930-1931)

Segunda República

Guerra Civil

  • Francisco Alcón Camacho (antes y después del 22 de enero de 1936)
  • Antonio Montoro Mariño (febrero-marzo 1936)
  • Manuel Ramos Esteban (marzo-diciembre 1936)
  • Sebastián Pérez Fernández (desde diciembre del 1936 a octubre del 1937)
  • José Caparrós Torres (19371938)
  • Ramón Yeste Valenzuela (abril-septiembre 1938)
  • Tesifón Romero Cáceres (septiembre-noviembre 1938)
  • Máximino Sánchez Belmonte (noviembre de 1938 a marzo de 1939)

Franquismo

Transición

Monarquía Parlamentaria

  • Diego Hurtado Gallardo PSOE (1979-1985)
  • Antonio Martínez Martínez PSOE (1985-1987)
  • Diego Hurtado Gallardo PSOE(1987-1995)
  • Manuel Urquiza Maldonado PP (1995-1999)
  • Antonio Martínez Martínez PSOE (1999-2007)
  • Pedro Fernández Peñalver PSOE (Desde 2007-)

Bastetanos célebres[editar]

Hermanamiento[editar]

Referencias[editar]

  1. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. (ed.). «Programa SIGA. Promedios climáticos en la estación 4178 de Baza». Consultado el 28 de diciembre de 2012. 
  2. http://www.rfea.es/ranking/altt/rankingaltth.pdf Listas de todos los tiempos en la RFEA

Bibliografía[editar]

  • Fernández Conde, Javier; Bango Torviso, Isidro; Faci Lacasta, Javier; Gonzálvez, Ramón; Linage Conde, Antonio; Mansilla Reoyo, Demetrio; Oliver, Antonio; (1982). Historia de la Iglesia en España. Tomo II-2º (1ª edición). Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos. ISBN 84-220-1033-X. 

Enlaces externos[editar]