Anexo:Magia en Harry Potter

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Anexo:Asignaturas de Hogwarts»)
Saltar a: navegación, búsqueda

En la serie Harry Potter creada por J.K. Rowling, la magia es representada como una fuerza sobrenatural que puede usarse para anular las leyes usuales de la naturaleza. Varias criaturas mágicas ficticias existen en la serie, mientras las criaturas ordinarias a veces exhiben nuevas propiedades mágicas en el mundo de la novela. Los objetos, también, pueden ser mejorados o impregnados con propiedades mágicas. El pequeño porcentaje de humanos que son capaces de hacer magia son referidos como brujas y magos, en contraste a los no mágicos muggles.

En humanos, la magia o la falta de ella es un atributo innato. Esto es hereditario, llevado en «genes resistentes dominantes». La magia es la norma en los hijos de parejas mágicas y menos común en aquellas de muggles. Las excepciones existen: aquellos nacidos de padres mágicos no capaces de hacer magia son conocidos como squibs, mientras una bruja o mago nacido de padres muggles es conocido como nacido de muggles, o por el peyorativo «sangre sucia». Mientras los nacidos de muggles son bastante comunes, los squibs son extremadamente raros.

Usando la magia[editar]

Para que la habilidad de hacer magia de una persona pueda ser de utilidad, se necesita mucho entrenamiento. Cuando es «salvaje», típicamente con niños jóvenes y sin entrenamiento, la magia seguirá manifestándose inconscientemente en momentos de fuerte aprensión, miedo o ira.[1] La magia también puede manifestarse en ocasiones de tristeza. Por ejemplo, Harry Potter una vez hizo que su cabello vuelva a crecer luego de un mal corte de pelo; puso una boa constrictora sobre su primo Dudley en el Zoológico de Londres; y, lleno de ira, hizo que la Tía Marge se infle hasta alcanzar un tamaño enorme. Mientras esta reacción normalmente es incontrolable, Tom Marvolo Riddle, más tarde conocido como Lord Voldemort, era capaz de «hacer que los objetos se muevan sin tocarlos... hacer que los animales hagan lo que [él] les pid[e], sin adiestrarlos...hacer que les pases cosas desagradables a los que [lo] molestan...hacerles daño si quier[e]» cuando era un niño pequeño, aparentemente de forma intencional. Además, Lily Potter era capaz de guiar y controlar el crecimiento de una flor a gusto. Casi toda la magia se hace con el uso de una herramienta o foco de apoyo, casi siempre una varita. Sobre el tema de la magia sin el uso de una varita, Rowling dice:[2]

«Puedes hacer magia sin enfoque y descontrolada sin una varita (por ejemplo, cuando Harry infla a Tía Marge) pero para de verdad hacer hechizos buenos, sí, necesitas una varita.»

Mark Williams, que interpretó a Arthur Weasley en las películas, comentó en el especial Los 50 momentos más geniales de Harry Potter, «¡Si sólo yo tuviera una varita, y pudiera MATAR gente!»[3]

Una bruja o mago solo está en todo su esplendor cuando utiliza su propia varita. A lo largo de la serie, es evidente que cuando se usa la varita de otro, los hechizos de uno no son tan fuertes como normalmente serían. La posesión de una varita puede transferirse de una persona a otra si el dueño original de la varita es desarmado por la fuerza (tanto de forma mágica como manual, como es evidente en el desarme mágico de Draco Malfoy a Dumbledore en el misterio del príncipe y el desarme manual de Harry a Draco en las Reliquias de la Muerte). Por otra parte, si una persona tiene la lealtad de más de una varita, y una de ellas se le quita por la fuerza, las otras varitas que respondan a esta persona también cambiarán su lealtad (al sacarle Harry la varita de espino a Draco en la Mansión Malfoy en las Reliquias de la Muerte, la Varita de Saúco también aceptó a Harry como su amo: «¿Sabe la varita que tienes en la mano que a su anterior amo lo desarmaron? Porque si lo sabe, yo soy el verdadero dueño de la Varita de Saúco.») En los libros, los detalles técnicos de la magia no están claros. De las lecciones de Harry, solo aquellas relacionadas con criaturas mágicas, pociones o adivinación son dadas con todo detalle.

Severus Snape una vez le dijo a Harry que «el tiempo y el espacio son factores que hay que tener en cuenta cuando se trata de hacer magia» durante la primera lección de Oclumancia de Harry en Harry Potter y la Orden del Fénix y Albus Dumbledore le dijo a Harry luego de encontrar el bote mágicamente oculto para llegar al guardapelo (un Horrocrux) que «la magia siempre deja rastros, a veces muy evidentes.»

Límites de la magia[editar]

Antes de publicar la primera novela de Harry Potter, Rowling pasó cinco años estableciendo las limitaciones de la magia— determinando qué podía y qué no podía hacer. «La cosa más importante de decidir cuando estás creando un mundo fantástico,» dijo ella en 2000, «es qué es lo que los personajes NO PUEDEN hacer.» Por ejemplo, si bien es posible conjurar cosas de la nada, es mucho más difícil crear algo que se adapte a una especificación exacta en lugar de una general; por otra parte, cualquier objeto conjurado así tiende a no durar.[4]

El estado de Harry como un huérfano desde el primer libro rápidamente establece que la resurrección de los muertos es imposible.[5] Mientras los cuerpos pueden ser transformados en Inferi obedientes al mando de un mago vivo, son poco más que zombies sin alma o voluntad propia. También es posible a través del efecto poco común Priori Incantatem para conversar con "sombras" de aspecto fantasmal de gente asesinada de forma mágica. La Piedra de la Resurrección también permite hablar con los muertos, pero aquellos regresados por la Piedra no son corpóreos, ni desean ser molestados en su pacífico descanso. A lo largo de la serie, este límite es continuamente mencionado, y los magos tratan de superarlo hasta la locura.

Igualmente, no es posible hacerse inmortal salvo que uno use un objeto místico de gran poder para sostener la vida (como la Piedra Filosofal creada por Nicolas Flamel o un Horrocrux, el último siendo usado por Voldemort). La leyenda dice que si uno poseyera las tres Reliquias de la Muerte, tendría las herramientas para convertirse en el «amo de la muerte». Sin embargo, se insinúa que para ser un verdadero amo de la muerte es estar dispuesto a aceptar que la muerte es inevitable. Convertirse en un fantasma también es una opción para brujas y magos; sin embargo, se dice que es una «una pobre imitación de la vida.» No se dice si los fantasmas tienen sentimientos o no. Sin embargo, Snape dice que un fantasma es meramente «la huella que deja un difunto en este mundo.»

El verdadero amor es casi imposible de crear por medio de magia, aunque la Amortentia, una poción de amor, puede crear un poderoso enamoramiento u obsesion.

Principales Excepciones de la Ley de Gamp sobre Transformaciones Elementales[editar]

Las Principales Excepciones de la Ley de Gamp sobre Transformaciones Elementales son una teoría mágica mencionada por Hermione y más tarde repetida por Ron en el último libro. Ella explica que la comida es una de ellas: brujas y magos pueden cocinar y preparar comida usando magia, pero no crearla. De las cinco excepciones, solo la comida es mencionada de manera explícita en la serie— aunque la especulación entre los fans propuso varias otras posibilidades.

Rowling misma dijo una vez en una entrevista que «el dinero» es algo que los magos no pueden simplemente materializar de la nada,[4] o el sistema económico del mundo mágico sería gravemente defectuoso. Mientras la Piedra Filosofal autoriza la alquimia, esto es retratado como un objeto extremadamente raro, incluso único, cuyo dueño no explota sus poderes.

Hay numerosos ejemplos en la serie de comida que parece ser conjurada de la nada, como la materialización repentina de ingredientes en la tetera de la cocina de Molly Weasley y cuando la profesora McGonagall crea un plato auto-recargable de sándwiches para Harry y Ron en la cámara secreta. En todos los casos, estos eventos pueden explicarse de un modo razonable como que la comida se está multiplicando —que está permitido bajo la Lay de Gamp, de acuerdo con Hermione— o transportada de algún otro lugar. Un ejemplo de esto es el banquete en Hogwarts —la comida es preparada por elfos domésticos en las cocinas y colocada en cuatro mesas de réplica, directamente debajo de las mesas de las casas verdaderas en el Gran Salón. La comida luego es mágicamente transportada a las mesas.

Magia y emociones[editar]

El estado emocional de una bruja o mago puede afectar sus habilidades inherentes. En el misterio del príncipe, Nymphadora Tonks temporalmente pierde su poder de metamorfomaga luego de su tristeza causada por la muerte de Sirius Black, y por su amor por Remus Lupin, que quería distanciarse de ella debido a su estado de hombre lobo. La forma de su Patronus cambió para reflejar su depresión. Como le contó Dumbledore a Harry, Merope Gaunt solo demostró alguna habilidad mágica cuando fue separada de la opresión de su padre, pero luego pareció perderla de nuevo cuando su esposo la abandonó. Varios otros ejemplos de magia influenciada por los sentimientos aparecen a lo largo de la serie, con Ariana Dumbledore, y el ataque de Harry a la Tía Marge en Harry Potter y el prisionero de Azkaban, siendo ejemplos principales. Varios hechizos cuentan con el uso de las emociones cuando se los lanza. El encantamiento Patronus, por ejemplo, requiere que el lanzador se concentre en un recuerdo feliz. La fuerza de voluntad bajo circunstancias extenuantes también ayuda al lanzar hechizos, y afecta la con la que estos son lanzados. Un ejemplo de esto es cuando Harry es capaz de conjurar un Patronus corpóreo cuando Sirius está en peligro de que se le de el beso del Dementor.

Magia y muerte[editar]

La magia es estudiada en detalle en una sala (llamada la Cámara de la Muerte) en el Departamento de Misterios que contiene el velo de la muerte. Sirius Black cae a través de este velo luego de ser golpeado por un maleficio de Bellatrix Lestrange. Se han usado numerosas técnicas mágicas para extender la vida. La Piedra Filosofal puede ser usada para preparar el elixir de la vida, que pospone la muerte por el resto de la eternidad, tanto tiempo como sea consumido de manera regular. Voldemort ha usado otros métodos, siendo uno de los pocos magos en alguna vez hacer un Horrocrux en su larga búsqueda de «vencer a la muerte», y se cree que es el único en hace más de dos Horrocruxes. Además, beber sangre de unicornio mantendrá a una persona viva incluso si su muerte es inminente, pero al terrible precio de estar maldito de por vida. Ser mágico puede contribuir a la longevidad de uno, ya que hay varios personajes en la serie que son bastante longevos (como Griselda Marchbanks, que fue una supervisora en durante los T.I.M.O.s de Albus Dumbledore).

Nick Casi Decapitado reveló en el quinto libro que todas las brujas y magos tienen la oportunidad de convertirse en fantasmas cuando fallecen. La alternativa es «seguir adelante». Nick dice que él se convirtió en un fantasma porque él era necio, «temía a la muerte.» Todos los directores de Hogwarts aparecen en un retrato cuando mueren, permitiendo que futuras generaciones les consulten cosas.

En Harry Potter y el cáliz de fuego, Dumbledore dice que no hay ningún hechizo que realmente pueda devolver a los muertos a la vida, sin embargo varios casos de gente muerte convirtiéndose en medio-vivos son conocidos. En el cáliz de fuego, debido a una conexión entre las varitas de Harry y Voldemort (Priori Incantatem), las imágenes de las víctimas recientes de Voldemort aparecen y ayudan a Harry a escapar. De acuerdo con Harry, se veían demasiado sólidos como para ser fantasmas.

En las Reliquias de la Muerte, se dice que la Piedra de la Resurrección tiene el poder de despertar a los muertos. De acuerdo a la leyenda de las Reliquias de la Muerte, sin embargo, la gente no sentían que pertenecían al mundo de los vivos y preferían quedarse en el de los muertos. Son meramente apariciones: imitaciones y sombras de quienes solían ser.

Magia y amor[editar]

En Harry Potter, el amor es tratado como una rama de la magia, aunque no parece ser algo fácil de controlar, aumentando espontáneamente a partir de la emoción misma. El sacrificio de Lily a favor de Harry, por ejemplo, llega al final de la serie para trabajar en las ventajas de Harry de manera imprevista. El amor es un tema importante en los libros, y se da a entender que es la incapacidad de Voldemort de entender el concepto lo que provoca su posterior caída. Ya que no entiende el amor contenido en el sacrificio de Lily, él no es capaz de predecir las consecuencias del sacrificio del propio Harry en el final de las Reliquias de la Muerte. Por lo tanto él no está preparado para el hecho de que los amigos de Harry estén protegidos de sus hechizos. Voldemort también involuntariamente asegura que Harry está atado a la vida mientras viva Voldemort, usando un poco su sangre con la esperanza de que podría obtener un poco de protección que permanece en Harry como resultado del sacrificio de Lily.

Se da a entender que la incapacidad de amar es lo que hace a Voldemort tan malvado como es. Severus Snape, que voluntariamente se unió a los Mortífagos dejando Hogwarts, se convierte en un espía para la Orden del Fénix cuando se da cuente de que la mujer que ama está siendo amenazada por Voldemort. De forma similar, el amor de Narcisa Malfoy por su hijo Draco finalmente la lleva a traicionar a Voldemort, permitiendo directamente la supervivencia de Harry —otro descuido de Voldemort—. Con estos ejemplos, el libro insinúa fuertemente que nadie con la capacidad de amar puede llegar tan lejos en el camino de la maldad como Voldemort ha hecho, y es su completa falta de compasión la que lo hace capaz de hacer lo que hace.

El autosacrificio es un concepto fuertemente ligado al amor en los libros. El sacrificio de la vida de uno por la gente que ama se ve en el caso de Harry como en el de Lily. Además, cuando confronta a Pettigrew sobre su traición a los Potter, Sirius le dice «¡Entonces deberías haber muerto!...¡Todos habríamos preferido la muerte a traicionarte a ti!»

Lanzamiento de hechizos[editar]

Los hechizos son las herramientas para todos los propósitos de las brujas y los magos; cortas explosiones de magia solían llevar a cabo tareas individuales especializadas como abrir cerraduras o crear fuego. El lanzamiento típico requiere un encantamiento, casi siempre de una forma modificada del latín (véase latín macarrónico), y hacer movimientos con una varita. Sin embargo, estos parecen ser solo asistentes de lo que se desea hacer; las varitas son requeridas en la mayoría de los casos, pero hay indicaciones de que las brujas y magos suficientemente avanzados pueden lanzar hechizos si ellas. Los hechizos también pueden lanzarse no verbalmente, por con una varita. Esta técnica se enseña en el sexto año de estudio en Hogwarts y requiere que el lanzador se concentre en el encantamiento. Algunos hechizos (por ejemplo Levicorpus) están aparentemente diseñados para ser usados no verbalmente. Mientras la mayoría de la magia mostrada en los libros requiere que el lanzador use su voz, algunos no (y esto puede depender del mago o bruja). Dumbledore era conocido por hacer impresionantes actos de magia sin hablar, como conjurar suficientes bolsas de dormir para acomodar a todos los estudiantes o durante su duelo con Voldemort cerca del final de la Orden del Fénix.

Evidentemente, también es posible usar una varita sin sostenerla. Harry mismo hace un Lumos para iluminar su varita cuando esta yace en el suelo en algún lugar cerca de él. Además, los animagos y los metamorfomagos no necesitan varitas para transformarse.

Los hechizos se dividen en dos categorías generales, como "encantamientos", "maleficios" o "embrujos". Aunque existen numerosos maleficios muy peligrosos, tres son considerados usados solo para grandes males, lo que les da la clasificación especial de Maleficios Imperdonables.

Habilidades mágicas[editar]

La siguiente es una lista de habilidades especiales que un mago o bruja en el universo Harry Potter podrían tener.

Transformación animaga[editar]

Un animago (acrónimo de animal y mago) es una bruja o mago que puede convertirse en un animal particular o una criatura mágica a voluntad. Esta capacidad no es innata: debe adquirirse de manera mágica. Todos los animagos deben registrarse en una autoridad central; es ilegal obtener esta habilidad sin registrarse, aunque de los cinco animagos descritos como tales en los libros (Minerva McGonagall, Rita Skeeter, James Potter, Sirius Black y Peter Pettigrew), solo McGonagall está registrada.

La transformación animaga es una de las pocas formas de magia que pueden llevarse a cabo deliberadamente y sin varita. Esto es ejemplificado cuando tanto Sirius como Peter se quedan sin varita por más de 10 años, ambos reteniendo la habilidad supuestamente sin efectos adversos. Cuando esta transformación se produce, el animal parece ser normal. Sin embargo, en Harry Potter y el prisionero de Azkaban, se nota que la rata mascota de Ron Scabbers (más tarde revelado como la forma animaga de Pettigrew) ha vivido por más de doce años cuando se supone que solo viva tres. Además, un animago en forma animal retiene la capacidad de pensar como humano, que es la diferencia principal entre ser un animago y transfigurarse en un animal. Las características de la forma humana de un animago pueden manifestarse en la transformación animal: la apariencia general tanto de Pettigrew como de Black, las marcas alrededor de los ojos de McGonagall que se asemejan a sus anteojos, la falta del dedo de una pata de Pettigrew para hacer juego con el dedo que él se cortó, etcétera.

Cada animago tiene una forma animal específica, y no puede transformarse en ningún otro animal. El animal no puede elegirse: únicamente está ligado a su personalidad individual, como el encantamiento Patronus, y en la mayoríaa de los casos el animago se transformará en el mismo animal usado en el Patronus de la persona —el Patronus de McGonagall es un gato, como su forma animaga; el de James Potter era un ciervo, que también era su forma animaga—. De manera similar, cuando un animago se transforma es siempre en el mismo anima (es decir mismas marcas, mismos colores, etc.). Cuando un animago se registra, ellos deben anotar todos los rasgos físicos definitorios de su forma animal así el Ministerio puede identificarlos.

En los libros, se hace un énfasis explícito en las diferencias entre los animagos y los hombres lobo. Las animagos tienen control total sobre sus transformaciones y retienen sus mentes, mientras las transformaciones de los hombres lobo son involuntarias e incluyen varios cambios en la personalidad. Luego de que la persona se ha transformado en un hombre lobo, ya no recuerda quién es; mataría a su mejor amigo si lo tuviera cerca de él. Un hombre lobo solo responde al llamado de los suyos. La única manera en que un hombre lobo puede retener su cordura, inteligencia y memoria mientras están transformados es usando la poción matalobos.

Rowling también lo aclara en Los cuentos de Beedle el Bardo que un animago no es lo mismo que un mago simplemente transfigurándose en un animal. La habilidad original, como se menciona anteriormente, le permite a la bruja o mago mantener su propia mente, sus poderes humanos de razonar y su memoria. La última, sin embargo, causaría que la persona obtenga el cerebro del animal en el que se transfiguraron. Esto daría lugar al obvio problema de que olvidaría que es un mago y estaría atrapado, sin saberlo, en esta forma por el resto del tiempo de vida de esa criatura salvo que sea transformado nuevamente por otro mago.

Metamorfomagia[editar]

Un metamorfomago (un acrónimo de metamorfo y mago) es una bruja o mango nacido con la habilidad innata de cambiar una parte o toda su apariencia a voluntad. Este talento no puede adquirirse; una bruja o mago que lo tiene debe nacer con él.

Nymphadora Tonks y su hijo, Teddy Lupin son actualmente los únicos metamorfomagos conocidos en la serie; es una habilidad muy extraña, posiblemente hereditaria. Tonks es conocida por cambiar el color y estilo de su cabello de acuerdo con su humor. En efecto, ella aún parece una mujer vieja en ocasiones. También puede cambiar la apariencia de su nariz, como hace cuando está comiendo con la familia Wrasley para entretener a Ginny y Hermione. Su hijo, Teddy Lupin, también heredó esta característica, ya que se menciona repetidamente que su cabello cambia de color.

El exento de estas habilidades de cambio de apariencia y los límites de ella no están del todo claros. De acuerdo con Rowling, un metamorfomago puede alterar su apariencia completamente, por ejemplo, de blanco a negro, joven a viejo, guapo a feo, etcétera.[6] En un ejemplo, Tonks cambia su apariencia facial «hinchando la nariz hasta convertirla en una protuberancia picuda que se parecía a la de Snape, la encogía hasta reducirla al tamaño de un champiñón pequeño y luego hacía que le saliera un montón de pelo por cada orificio nasal», esta última a Harry le recordaba a su primo Dudley. El estado emocional de un metamorfomago puede afectar sus habilidades.

Lengua pársel[editar]

La lengua pársel, el lenguaje de las serpientes, tiene asociaciones en la mente común con la magia oscura (aunque Dumbledore dijo que no es necesariamente una cualidad oscura). Aquellos que poseen la habilidad de hablarla son poco comunes. La gente aparentemente adquiere la habilidad a través del aprendizaje o un método de xenoglosia, como a través de herencia genética (o por el uso de magia oscura o peligrosa). Harry es un hablante de pársel: Harry Potter y la cámara secreta explica que esto se debe a que Voldemort le pasó algunas de sus habilidades a Harry la noche que trató de matarlo. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte revela que una parte del alma de Voldemort dentro de Harry le dio esta habilidad, el cual más tarde es destruido dejando a Harry sin la habilidad.[7]

Entre otros hablantes de pársel se encuentran Salazar Slytherin y sus descendientes, incluyendo a los Gaunt y Voldemort. Dumbledore también puede entender el pársel; sin embargo, lo aprendió y no tiene la capacidad naturalmente.[8]

Ron usa la lengua pársel en el último libro para reabrir la Cámara de los Secretos, pero él solo imita una frase que Harry usó antes en el libro.

Rowling tomó prestado el término de «una vieja palabra para alquien que tiene un problema con la boca, como un labio leporino.»[9]

El profesor Francis Nolan, Profesor de Fonética en la Universidad de Cambridge, diseño la versión de lengua pársel usada en las películas como una lengua ergativa con consonantes geminadas y un orden de palabras verbo sujeto objeto. Tiene una alta frecuencia de consonantes fricativas y faríngeas para aproximarse de manera acústica a la fisiología de una serpiente.

Vuelo[editar]

El vuelo sin la ayuda de una escoba u otro objeto es una habilidad relativamente rara. Los mortífagos y los miembros de la Orden del Fénix pueden volar sin ayuda. Parecen estar recubiertos de una especie velo blanco —los miembros de la Orden— o negro —los mortífagos— mientras vuelan de esta manera. Voldemort puede hacer esto sin la ayuda de una escoba o alfombra, como puede Snape.

Se pueden hechizar objetos para que vuelen. Sirius tenía una moto voladora que le prestó a Hagrid para llevar a Harry a la casa de los Dursley, y Arthur Weasley hechizó un Ford Anglia para que vuele. Los encantamientos lanzados a estas máquinas no afectan sus funciones y propósitos normales, excepto la habilidad de volar.

Videncia[editar]

Un vidente es una bruja o mago con la habilidad clarividente de predecir los eventos futuros. Las predicciones dadas a través de esta habilidad pueden ser a veces profecías autocumplidas, y Dumbledore dice en la Orden del Fénix que no todas ellas se hacen verdad, dependiendo de las elecciones hechas por aquellos mencionados. Esto indicaría que un vidente predice eventos posibles o probables, al menos en algunos casos. Se nota que Sybill Trelawney nunca recuerda que ha hecho una profecía que es una verdadera. Ella habla con una voz ronca y solo si un mago está presente alguien sabrá de esta.

En la Sala de Profecías en el Departamento de Misterios, miles de esferas de cristal están imbuidas de profecías hechas por videntes. Solo una persona mencionada en una profecía puede oírla de manera segura; cualquier otro que trate de hacerlo se volverá loco.

De acuerdo con McGonagall, los verdaderos videntes son extremadamente raros. Trelawney es la única vidente que aparece en los libros, aunque se menciona que la tatarabuela de Sybill, Cassandra Trelawney, era una renombrada vidente en sus tiempos. Trelawney es considerada una «vieja fraude» por sus estudiantes, y es despedida por Dolores Umbridge en el quinto libro por esto. Sin embargo, ella ha hecho profecías verdaderas dos veces (sin contar las predicciones menores como que Neville rompería una taza de té). No queda claro si las versiones de Trelawney de el Grim 'siguiendo' a Harry en su tercer año era Sirius Black en forma animaga o solo Trelawney siendo melodramática y prediciendo la muerte trágica de un estudiante como ha hecho cada año.

En un giro irónico, sin embargo, al revisar en retrospectiva, todas las predicciones de Trelawney (por ejemplo la predicción de la muerte de Harrry y Remus —aunque la primera fue solo a través de un tecnicismo) finalmente se hacen realidad.

Legeremancia y Oclumancia[editar]

La Legeremancia es la habilidad mágica de extraer los sentimientos y recuerdos de la mente de otra persona — una forma de 'telepatía' mágica (aunque Snape, un profesional en el arte, rechaza el término coloquial, "lectura de mente", como un simplismo drástico). También le permite a uno transmitirle visiones o recuerdos a otra persona, sean reales o imaginarias. Una bruja o mago que posee esta habilidad es llamado Legeremante, y puede, por ejemplo, detectar mentiras y engaños de otra persona, presenciar recuerdos en el pasado de otra persona, o 'sembrar' falsas visiones en la mente de otro.

La habilidad contraria a la Legeremancia es la Oclumancia (y su usuario, conocido como un Oclumante), por la cual uno puede compartimentar las emociones propias, o prevenir que un Legeremante descubra pensamientos o recuerdos que contradigan las acciones o palabras de uno. Una forma avanzada de la Oclumanicia es plantar recuerdos falsos temporales dentro de la cabeza del propio Oclumante mientras bloquea todos sus verdaderos recuerdos, así si un Legeremante, aún uno muy talentoso, intentara leer su mente encontraría solo falsos recuerdos y creería que todo estaba bien. Así es como Snape fue capaz de mentirle a Voldemort por años.

Voldemort, Snape y Dumbledore son conocidos por ser expertos en Legeremancia y Oclumancia. A lo largo de los libros, se dice repetidas veces que Snape es bastante experimentado en Oclumancia.[10] Snape dice que Voldemort es el amo de la Legeremancia, ya que él, en casi todos los casos, sabe inmediatamente durante las conversaciones si alguien le miente.

Estas habilidades son mencionadas por primera vez en la Orden del Fénix, (aunque Harry antes tiene la impresión de que Harry puede leer mentes) donde Dumbledore le instruye a Snape que le de a a Harry lecciones de Oclumancia. Sea un resultado de la negligencia en la instrucción de Snape o de la pobre aptitud por parte de Harry, él nunca progresó en esta habilidad, y como resultado él fue atraído por Voldemort a través de una visión cuidadosamente calculada que él erróneamente creyó real. Solo una vez Harry se las arregló para vencer a Snape usando la Oclumancia, en la Orden del Fénix. Parece que no todos son capaces de dominar la Oclumancia. Además, aunque parece ser una forma avanzada de la magia, un joven mago puede aprender a ser un Oclumante (Draco Malfoy fue capaz de bloquear el intento de Snape de usar la Legeremancia en él en su sexto año, luego de que Bellatrix Lestrange le enseñara Oclumancia). Cerca del final de la Orden del Fénix, Harry se entera a través de Dumbledore que su amor por Sirius es lo que causó que Voldemort dejase de poseer a Harry. Asqueado por el amor en Harry, Voldemort temía el uso excesivo de Legeremancia en él, apartándose de su conexión. Esto le permite a Harry ver y sentir libremente los pensamientos y emociones de Voldemort en los siguientes dos libros. En las Reliquias de la Muerte, Harry finalmente domina la Oclumancia —cerrando su mente a Voldemort— cuando Dobby muere. Él se da cuenta de que su dolor —o como Dumbledore lo llama, amor— es lo que puede bloquear al Señor Tenebroso.

Bellatrix Lestrange, Draco Malfoy, Narcisa Malfoy y Barty Crouch, Jr. también son habilidosos en Oclumancia, ya que se dice claramente que Bellatrix le enseñó a Draco a ocultar sus pensamientos de Snape. Nunca se dijo claramente que Narcisa fuera una Oclumante, pero ya que ella logra prevenir que Voldemort (el amo de la Legeremancia) detecte su mentira sobre la muerte de Harry, seguramente es una.

La Legeremancia y la Oclumancia no son parte del plan de estudios normal en Hogwarts, y la mayoría de los estudiantes se graduarían sin aprenderlas. Parecen considerarse una forma de la magia más avanzada.

Aparición y desaparición[editar]

La aparición es una forma mágica de teletransporte, a través del cual una bruja o mago puede desaparecer ('desaparecerse') de una localización y reaparecer ('aparecerse') en otra. A veces está acompañada por un crujido o estallido distintivo, aunque esto está asociado con ineptitud en vez de con éxito; los magos más experto pueden aparecerse «tan repentina y silenciosamente» que parecen haber «salido del suelo.» —por ejemplo, Dumbledore—. El acto también está acompañado por una desagradable sensación de compresión, como ser enviado a través de un tubo de goma apretado, de acuerdo con Harry.

El Ministerio de Magia autoriza la aparición. Una bruja o mago debe tener 17 años o más y tener una licencia para aparecerse como un medio de transporte casi del mismo modo en que los gobiernos del mundo real requieren que las personas tengan una licencia de conducir. Los estudiantes en Hogwarts deben asistir a lecciones de aparición administradas por el Ministerio durante su sexto año, y deben tomar sus exámenes una vez que cumplen diecisiete. Se muestra que aunque es posible aparecerse sin licencia, no ocurre usualmente (excepto en las lecciones) y es ilegal. En las Reliquias de la Muerte, Harry no posee una licencia, pero ya que su rastreador ya se le ha quitado, es probable que el Ministerio lo desconozca.

Aprender a aparecerse es difícil, y los estudiantes corren el riesgo de despartirse —quedar dividido físicamente entre el origen y el destino—, lo que requiere la asistencia del Equipo de Reversión de Accidentes Mágicos del Ministerio para deshacerlo apropiadamente, aunque la esencia de díctamo también puede remendar ciertas heridas. La despartición es bastante común durante las lecciones, y puede ser incómoda (y algunas veces más bien espantosa) dependiendo de las partes corporales despartidas, pero es finalmente inofensiva si se revierte apropiadamente. Se insinúa que aunque Ron puede aparecerse, no es muy talentoso en ello, viendo como se desparte al menos tres veces (una ve perdiendo media ceja, dos uñas y parte de su brazo); tanto Harry como Hermione adquieren la habilidad rápidamente en comparación. Como se explica en el misterio del príncipe, no hay un hechizo verbal para aparecerse y desaparecerse, pero el mago debe concentrarse en la localización en la cual debe aparecer, necesita estar completamente enfocado en el hechizo, y también debe 'sentirlo' a través de todo el cuerpo.

Se considera violento aparecerse directamente en un área privada, como una casa. Dumbledore dice en el misterio del príncipe que sería «tan descortés como tirar abajo la puerta.» Por esta razón, y por razones de seguridad, varios hogares también tienen hechizos anti-aparición que los protegen de intrusiones sin invitación. La manera aceptada de viajar a una casa es aparecerse en una localización cercana y continuar hacia el destino final a pie. La aparición se considera poco confiable en largas distancias, y aún usuarios expertos en la técnica a veces prefieren otros medios de transporte, como escobas. En efecto, aún el prodigiosamente talentoso Lord Voldemort elige volar de regreso a Inglaterra luego de visitar el extenso Nurmengard.

Por razones de seguridad, los jardines y construcciones de Hogwarts están protegidas por antiguos hechizos anti-aparición y anti-desaparición, que previenen que los humanos se aparezcan en los terrenos de la escuela. Esto no se extiende a criaturas mágicas como elfos domésticos o fénix, que pueden seguir usando su propia manera de aparecerse. También hay un hechizo que previene que los individuos se desaparezcan, el cual Dumbledore coloca en los Mortífagos capturados en el Ministerio en la Orden del Fénix; un hechizo hermano, que le permite a uno aparecerse en una localización pero previene que se desaparezcan de ahí, es lanzado por los Mortífagos en Hogsmeade en concordancia con el encantamiento maullido. Hasta el momento, Dumbledore es la única persona que puede tanto aparecerse como desaparecerse en los terrenos de la escuelo, ya que él es el director.

Como se indica anteriormente, algunas criaturas mágicas que pueden aparecerse y desaparecerse son gobernadas por un conjunto de leyes distinto que los que aplican a brujas y magos. Dobby, Kreacher y el resto de la población de elfos domésticos puede aparecerse dentro de los terrenos de Hogwarts, como se demuestra en múltiples ocasiones, más notablemente cuando Dobby visita a Harry en la enfermería en la cámara secreta, y cuando Dobby y Kreacher son llamados por Harry y asignados a seguir a Draco Malfoy (y más tarde regresar para informar de sus actividades). Kreacher también es capaz de desaparecerse desde una cueva encantada hacia el Número 12 de Grimmauld Place; Dobby es capaz de aparecerse dentro del calabozo en la Mansión Malfoy a pesar de los encantamientos protectores, y rescata a Luna Lovegood, Dean Thomas y Ollivander a través de la aparición conjunta. El fénix Fawkes se desaparece de la oficina del director en Hogwarts junto con Dumbledore cuando el último logra evadir el arresto en manos de los oficiales del Ministerio en la Orden del Fénix; aunque se cia en Animales fantásticos y dónde encontrarlos que los fénix y los diricawls pueden aparecerse, no está claro en esta situación si la intervención de Fawkes era absolutamente necesaria para sacar a Dumbledore fuera de la oficina.

Una bruja o mago puede usar la aparición conjunta para llevar a otros con él durante la aparición. Dumbledore transporta con éxito a Harry de este modo varias veces, y notablemente. El primer intento sin lección alguna de Harry en esta habilidad es la aparición conjunta con un Dumbledore debilitado cuando ellos regresan de la cueva encantada. A pesar de que este es un ejemplo de habilidad en un apuro, la capacidad de dominar de forma exitosa una aparición conjunta requeriría destreza más avanzada o al menos más concentración, ya que Hermione causa serios daños al brazo de Ron cuando se aparece conjuntamente con ambos muchachos en un momento de gran estrés. Las consecuencias de intentar aparecerse o aún aparecerse conjuntamente sin una varita no están claras pero se consideran en las Reliquias de la Muerte. Luego de su casi fallido escape del Ministerio, Ron se pregunta qué pasará con Reg y Mary Cattermole, ya que la varita del último fue confiscada de ella al anotarse en el Ministerio debido a su cuestionable estatus de sangre. Esta pregunta sin respuesta podría ser una insinuación de que los muggles no pueden participar siquiera en la aparición conjunta.

Otras formas de teletransporte[editar]

Se dan varias otras formas de viaje instantáneo, como habilidad de teletransportarse de un elfo doméstico o la habilidad de Fawkes de aparecer y desaparecer en una explosión de llamas —En Animales fantásticos y dónde encontrarlos, se dice que todos los fénix tienen esta habilidad—. En las novelas, Harry se refiere a esto como «aparición» pero esto puede ser por su inexperiencia y no el hecho. Esta teoría es aún más reforzada ya que ni Fawkes ni los elfos domésticos se ven restringidos por la magia anti-aparición. Fawkes también se desvanece silenciosamente y en una explosión de llamas, mientras la aparición de un mago está acompañada de un 'crujido' fuerte (o una leve 'explosión') sin efecto visible.

Algunos artefactos mágicos como los polvos flu, los trasladores y los armarios evanescentes también son formas de teletransporte mágico.

Encantamiento de la veela[editar]

Una habilidad atribuida a una veela y sus descendientes, como Fleur Delacour. Se usa para encantar a los machos, al igual que las sirenas en Odisea.

Harry parece más resistente a esto que Ron y la mayoría de los otros, aunque la primera vez que estuvo expuesto a esto su reacción fue similar a la de Ron. Los hombres que se ven expuestos a esto a través del tiempo se hacen más resistentes a él, aunque el encantamiento de la veela hace efecto del todo si la veela sorprende al hombre, como Ron nota en el misterio del príncipe.

Como se muestra en el cáliz de fuego, el pelo de veela puede usarse como núcleo para crear varitas. De acuerdo con el afamado fabricante de varitas Garrick Ollivander, estas varitas son un poco «temperamentales.»

Resistencia mágica[editar]

Esta "resistencia mágica" se refiere a un cierto grado de inmunidad contra embrujos y encantamientos encontrado en criaturas poderosas como trolls, dragones y gigantes. Hagrid es resistente a ciertos hechizos, como el encantamiento aturdidor, debido a su sangre de gigante. Este tipo de resistencia no es infranqueable; si suficientes encantamientos aturdidores, por ejemplo, son lanzados a una criaturas con resistencia mágica a la vez, la criatura podría llegar a quedar inconsciente. Además, las brujas y magos pueden resistir a ciertos hechizos con el poder de su pura voluntad propia, como Harry hizo en el cáliz de fuego, cuando Barty Crouch, Jr. disfrazado como Alastor Moody trató de controlar a Harry con el maleficio Imperius y Harry resistió.

Asignaturas de Hogwarts[editar]

En Hogwarts, los estudiantes deben estudiar un grupo esencial de asignaturas por los primeros dos años, luego de los cuales ellos deben elegir entre varias optativas. Durante sus últimos dos años, los estudiantes tienen permitido tomar más asignaturas especializada como Alquimia.

Transformaciones, Defensa contra las Artes Oscuras, Encantamientos, Pociones, Astronomía, Historia de la Magia, y Herbología son asignaturas obligatorias por los primeros cinco años, así como lecciones de vuelo. Al final de su segundo año, se les ordena a los estudiantes agregar al menos dos asignaturas optativas a su plan de estudios para el comienzo del tercer año. Las cinco posibilidades son Aritmancia, Estudios Muggle, Adivinación, Runas Antiguas y Cuidado de Criaturas Mágicas. Las asignaturas muy especializadas como la Alquimia a veces se ofrecen en los últimos dos años, si hay suficiente demanda. Hay un total de doce profesores nombrados en Hogwarts, cada uno especializándose en una de estas asignaturas.

Transformaciones[editar]

Transformaciones es esencialmente el arte de cambiar las propiedades de un objeto.[11] Transformaciones es una asignatura basada en teoría, que incluye temas como encantamientos permutadores (alterando solo una parte de algún objeto, como cuando Hagrid le puso a Dudley una cola de cerdo) y hechizos desvanecedores (que causan que un objeto desaparezca completamente). Es posible convertir objetos inanimados en animados y viceversa —Minerva McGonagall, la profesora de la clase, transforma su escritorio en un cerdo y lo vuelve a su forma original en la piedra filosofal.

Libro Profesor
I - VII Minerva Mcgonagall

Defensa contra las Artes Oscuras[editar]

Defensa contra las Artes Oscuras es la clase que le enseña a los estudiantes técnicas para defenderse contra las Artes Oscuras, y protegerse de criaturas oscuras. La asignatura tiene un extraordinariamente alto nivel de rotación de miembros del personal —a lo largo de la serie ningún profesor de Defensa contra las Artes Oscuras ha permanecido en el puesto por más de un año escolar. Harry es excepcionalmente talentoso en esta asignatura. Durante el periodo en que la historia toma lugar, la clase es dada por Quirinus Quirrell, Gilderoy Lockhart, Remus Lupin, Barty Crouch, Jr. disfrazado como Alastor Moody, Dolores Umbridge, Severus Snape, y Amycus Carrow; cada uno en un año distinto. Hagrid sugiere en Harry Potter y la cámara secreta que «da la impresión de que la asignatura está hechizada. Nadie ha durado mucho.» En el misterio del príncipe, Dumbledore sugiere que Voldemort maldijo el puesto ya que su solicitud por él fue rechazada. La existencia del embrujo fue finalmente confirmado por Rowling. La posición también había sido codiciada por Snape, pero se le fue denegada. Snape fue finalmente nombrado profesor de Defensa contra las Artes Oscuras en el misterio del príncipe. Rowling anunció en una entrevista que una vez que Voldemort había muerto, el embrujo que colocó en la oficina fue levantado y un profesor permanente había estado enseñando la asignatura entre el final de las Reliquias de la Muerte y el epílogo, establecido diecinueve años después. Además, ella imagina que Harry Potter a veces viene a la clase a dar lecturas en una asignatura.[12]

Libro Profesor
I Quirinus Quirrell
II Gilderoy Lockhart
III Remus Lupin
IV Alastor Moody
V Dolores Umbridge
VI Severus Snape
VII Amycus Carrow

Encantamientos[editar]

Encantamientos en la clase que enseña cómo elaborar encantamientos para los usos de la hechicería. Rowling describió al encantamiento como un tipo de hechizo mágico con el propósito de darle aun objeto propiedades nuevas e inesperadas. Varios de las secuencias de exposición en los libros se fijan en clases de Encantamientos, que son en el segundo piso de Hogwarts. La clase es dada por Filius Flitwick.

Libro Profesor
I - VII Filius Flitwick

Pociones[editar]

Pociones es descrita como el arte de crear mezclas con efectos mágicos. Requiere la mezcla correcta y la agitación de ingredientes al momento y temperatura correctos. En cuanto a la pregunta de si un muggle podría elaborar una poción, dados los ingredientes mágicos correctos, Rowling dijo, «Pociones parece, según las apariencas, ser la asignatura más fácil para muggles. Pero llega un punto en el que necesitas hacer más que revolver.»[13] Las lecciones de Snape son descritas como momentos de infelicidad y presión fijados en un calabozo sombrío en el sótano del castillo, mientras que las de Slughorn, quien reemplaza a Snape como maestro de Pociones, son mostradas como más alegres e incluso divertidas a veces.

Libro Profesor
I - V Severus Snape
VI-VII Horace Slughorn

Astronomía[editar]

Las clases de Astronomía toman lugar en la Torre Astronómica, la torre más alta de Hogwarts, y son dadas por la profesora Aurora Sinistra. Las lecciones incluyen observaciones de los cielos nocturnos con telescopios. No se muestran lecciones de Astronomía en los libros, pero se las nombra frecuentemente. Rowling describe uno de los exámenes de Astronomía de Harry en Harry Potter y la Orden del Fénix. Además, partes de la Torre Astronómica se pueden ver a lo largo de la serie de películas, como la segunda y la tercera, aparece en Harry Potter y el misterio del príncipe, como el lugar donde Dumbledore murió, y es vista en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Entre las tareas conocidas de los estudiantes se encuentran saber los nombres de las estrellas, constelaciones y planetas, y su localización, movimientos y entornos.

Libro Profesor
I - VII Aurora Sinistra

Historia de la Magia[editar]

Historia de la Magia es el estudio de la historia mágica. Las lecciones de Cuthbert Binns son descritas como una de las más aburridas en Hogwart. Solo hay lecturas, dadas sin pausas, sobre los eventos significantes en la historia mágica. Entre los temas se encuentran las rebeliones de los duendes, las guerras de gigantes, y los orígenes del secreto mágico. Esta es la única clase en Hogwarts que es dada por un fantasma, ya que el profesor nunca se dio cuenta de que había muerto y simplemente continuó enseñando como si nada hubiera cambiado.

Libro Profesor
I - VII Cuthbert Binns

Herbología[editar]

Herbología es el estudio de las plantas mágicas y cómo cuidar, utilizar y combatirlas. Hay al menos tres invernaderos descritos en los libros, con una variedad de plantas mágicas. Herbología es también la única asignatura en la que Neville se destaca. El epílogo de las Reliquias de la Muerte explica que él más tarde reemplaza a la profesora Sprout como maestra de Herbología.

Libro Profesor
I - VII Pomona Sprout
epílogo Neville Longbottom

Aritmancia[editar]

Aritmancia es una rama de la magia relacionada com las propiedades mágicas de los números. Ya que ni Harry ni Ron toman esta clase; no se sabe casi nada de ella. Es, sin embargo, una asignatura favorita de Hermione. Aritmancia es, según se dice, difícil, ya que requiere memorizar o trabajar con varios mapas. En la Orden del Fénix, se menciona que el estudio de la Aritmancia es requerido para convertirse en un experto en deshacer maldiciones para Gringotts. La asignatura es enseñada por la profesora Septima Vector.

Libro Profesor
I - VII Septima Vector

Runas Antiguas[editar]

Runas Antiguas es una asignatura generalmente teórica que estudia las escrituras rúnicas antiguas. Ya que solo Hermione la estudia, se sabe muy poco de esta asignatura, dada por la profesora Bathseda Babbling.[14] En las Reliquias de la Muerte Dumbledore le lega su copia de Los cuentos de Beedle el Bardo, que está escrito en runas antiguas, a Hermione.

Libro Profesor
I - VII Bathsheba Babbling

Adivinación[editar]

Adivinación es el arte de predecir el futuro. Se describen variados métodos, entre ellos hojas de té, presagios de fuego, bolas de cristal, quiromancia, cartomancia (incluyendo la lectura de barajas de cartas y las tarot), astrología e interpretación de los sueños. La adivinación es descrita por la profesora McGonagall como «una de las ramas más imprecisas de la magia.» Los partidarios de la asignatura claman que es una ciencia inexacta que requiere dones innatos como el 'Ojo Interior'. Aquellos que se oponen claman que la asignatura es irrelevante y fraudulenta. Adivinación es primero enseñada a Harry por la profesora Trelawney, y más tarde por Firenze luego de que Trelawney es despedida por Dolores Umbridge en el quinto año de Harry. En el sexto (y probablemente el séptimo) año, Firenze y Trelawney comparten las clases de Adivinación, divididos por nivel de grado.

Libro Profesor
I - IV Sybill Trelawney
V Firenze
VI - VII Sybill Trelawney y Firenze

Cuidado de Criaturas Mágicas[editar]

Cuidado de Criaturas Mágicas es la clase que instruye a los estudiantes sobre cómo cuidar de las criaturas mágicas. Las clases son dadas fuera del castillo. En los primeros dos años, la clase es dada por el profesor Silvanus Kettleburn, que luego se retira «para poder aprovechar en la intimidad los miembros que le quedan.» Dumbledore luego recluta al guardabosques Rubeus Hagrid para aceptar una posición de enseñanza junto con sus obligaciones de guardabosques. Aunque Hagrid es obviamente un experto, «[sus] ideas (...) sobre lo que podía resultar peligroso no eran muy normales», siendo un ejemplo que los estudiantes de Cuidado de Criaturas Mágicas debían comprar un libro de texto literalmente feroz llamado El monstruoso libro de los monstruos, y consistentemente calcula mal el riesgo que los animales que utiliza en sus lecciones representan para sus estudiantes, lo que a veces termina en caos. Cuando Hagrid está ausente, sus lecciones son dadas por la profesora Grubbly-Plank, una bruja y conocida de Dumbledore.

Book Professor
I - II Silvanus Kettleburn
III Rubeus Hagrid
IV - V Rubeus Hagrid y Wilhelmina Grubbly-Plank
VI - VII Rubeus Hagrid

Estudios Muggle[editar]

Estudios Muggle es la clase dada por Charity Burbage, que incluye el estudia de la cultura muggle (no mágica) «desde el punto de vista de los magos.» La única necesidad para brujas y magos de aprender sobre los medios y las maneras de los muggles, es asegurarse de que pueden mezclarse con muggles cuando necesiten hacerlo (por ejemplo, en el Campeonato Mundial de Quidditch de 1994). Ya que solo se menciona que la clase será tomada por Hermione, y solo por un año, se sabe muy poco sobre su plan de estudios. En el primer capítulo del último libro, Voldemort asesina a la profesora Charity Burbage ya que describe a los muggles de forma positiva y se opone a limitar la hechicería a solo gente con orígenes de sangre pura. Por el resto del año escolar cubierto por las Reliquias de la Muerte, el mortífago Alecto Carrow enseña Estudios Muggle. Sin embargo, sus lecciones (que son obligatorias) principalmente describen a los muggles y nacidos de muggles como infrahumanos que merecen ser perseguidos.

Libro Profesor
I - VI Charity Burbage
VII Alecto Carrow

Alquimia[editar]

Las clases de Alquimia no se mencionan en la serie Harry Potter; sin embargo, Rowling ha usado Alquimia como un ejemplo de una asignatura 'especializada' que se ofrece si hay suficiente demanda. La alquimia es una tradición filosófica buscando la Piedra Filosofal, la cual se dice que tiene el poder de convertir cualquier metal en oro y que contiene el elixir de la vida, que hace o mantiene al que la beba joven e inmortal. Como se menciona en Harry Potter y la piedra filosofal, Nicolas Flamel creó una Piedra Filosofal, pero fue destruida al final del primer año de Harry.

Vuelo[editar]

Vuelo es la clase que enseña el uso de escobas hechas para volar y es dada en Hogwarts solo a los de primer año por Rolanda Hooch. La asignatura es la única que requiere de esfuerzo físico. La única lección de vuelo representada en la serie Harry Potter es en Harry Potter y la piedra filosofal.

Libro Profesor
I - VII Rolanda Hooch

Aparición[editar]

Aparición es una clase opcional para aquellos de sexto y séptimo año que estén interesados en aprender la forma mágica de teletransporte en la serie Harry Potter. Las lecciones son dadas por Wilkie Twycross, un Instructor de Aparición del Ministerio de Magia, en el sexto año de Harry en Hogwarts. En el mundo mágico, llevar a cabo la aparición requiere una licencia y debe solo ser legalmente realizada por personas de más de diecisiete años de edad. La razón descrita por la restricción es que la aparición es peligrosa si se hace inadecuadamente: la concentración insuficiente podría conducir a que las partes corporales sean dejadas atrás en un desafortunado efecto secundario conocido como despartición; Twycross explica que esto ocurre cuando una bruja o mago no es suficientemente determinado. Los encantamientos mágicos en los terrenos de Hogwarts previenen la aparición y desaparición dentro del castillo; sin embargo se explica en el misterio del príncipe que estas protecciones son temporalmente sosegados dentro del Gran Salón por cortos períodos para permitirle practicar a los estudiantes. Los estudiantes están advertidos, sin embargo, de que no podrán aparecerse fuera del Gran Salón y que sería imprudente intentarlo.

Libro Profesor
I - VII Wilkie Twycross

Efectos sortílegos[editar]

Juramento Inquebrantable[editar]

El Juramento Inquebrantable es un acuerdo voluntario hecho entre dos brujas o magos. Debe realizarse con un testigo cerca, sosteniendo su varita en las manos enlazadas de las personas participantes del acuerdo para ligarlos con magia como una lengua de fuego. El Juramento no es literalmente 'inquebrantable' ya que la persona que lo acepta todavía puede fallar a su palabra, pero hacerlo causará la muerte instantánea. El Juramento Inquebrantable apareció por primera vez en el misterio del príncipe, en la cual Snape hizo la promesa a Narcisa Malfoy de proteger a Draco (con Bellatrix como testigo) ya que su hijo intentaba cumplir con la tarea del Señor Tenebroso, y de cumplir dicha tarea si algo evitara que Draco lo haga. Otro ejemplo en el misterio del príncipe se da cuando Ron le dice a Harry cómo trataron Fred y George de hacerlo comprometerse en un Juramento Inquebrantable, pero debido a la intervención de su padre, ellos no tuvieron éxito.

Priori Incantatem[editar]

Priori Incantatem, o el efecto de encantamiento invertido, es usado para detectar hechizos lanzados por una varita. Estos hechizos emergerán como réplicas fantasmales o humeantes en orden inverso, emergiendo el último hechizo primero. Ocurre por primera vez en el cáliz de fuego cuando la elfa doméstica Winky es encontrada sosteniendo la varita de Harry. El hechizo se usa para revelar que en realidad fue la varita de Harry la que invocó la Marca Tenebrosa. En Harry Potter y el misterio del príncipe, se revela que el Voldemort adolescente asesinó a su padre y abuelos usando la varita de su tío Morfin. Sabiendo eso, cuando sea examinada, la varita incriminaría a Morfin como el asesino. En las Reliquias de la Muerte, Harry temió que un hechizo Priori Incantatem fuera usado en la varita de Hermione luego de que los mortífagos la asieran. Esto revelaría que había roto accidentalmente la varita de Harry (con su varita) con un maleficio fallido y que ambos casi no escaparon de Voldemort antes. Como resultado, la protección de los núcleos compartidos se perdió y, peor aún, esto ahora sería sabido por Voldemort. Durante el duelo final entre Harry y Voldemort, el último menciona que sabe que la varita de Harry está destruida, insinuando que sí habían hecho el Priori Incantatem en la varita de Hermione, como ellos temían.

Forzar a dos varitas que comparten la fuente de sus núcleos a luchar puede también causar una forma más potente del Priori Incantatem. Las puntas de las dos varitas se conectarán, formando un 'hilo' de energía espeso y dorado, y los amos de las varitas se enfrentan en una batalla de voluntad. La varita del perdedor regurgitará sombras de hechizos que lanzó en orden inverso. Este fenómeno ocurrió durante el duelo entre Harry y Voldemot al final de el cáliz de fuego. Sus hechizos simultáneos (Harry lanzó un Expelliarmus, Voldemort un Avada Kedavra) provocaron los hilos, y como Voldemort perdió la batalla de voluntad, su varita regurgitó, en orden inverso, las sombras de los hechizos que había lanzado con ella —gritos de dolor de varias víctimas, ecos de la gente que su varita asesinó (Cedric Diggory, Frank Bryce y Bertha Jorkins), así como los padres de Harry)—. Harry fue previamente informado por Ollivander que la varita de acebo que 'eligió' a Harry era la 'hermana' de una varita de tejo que «le causó esa cicatriz», aunque el significado de esto no fue discutido más tarde. Dumbledore más tarde le reveló a Harry que tanto su varita como la de Voldemort contenían una pluma de la cola del fénix mascota de Dumbledore, Fawkes.

Artes Oscuras[editar]

Las Artes Oscuras son aquellos hechizos y prácitcas que usualmente son usados para propósitos maliciosos. Los practicantes de las Artes Oscuras son llamados brujas y magos tenebrosos u oscuros. El más prominente de estos en Voldemort, conocido por ellos como el Señor Tenebroso. Sus seguidores, conocido como mortífagos, practican las Artes Oscuras mientras cumplen sus órdenes.

El tipo de hechizos característicos de las Artes Oscuras son conocidas como maleficios,[15] que usualmente le causan daño al objetivo. Todos, a un cierto grado, son en algunas circunstancias justificables. La motivación del lanzador afecta el resultado de un maleficio. Esto es más notable en el caso del Cruciatus: cuando es lanzado por Harry, enojado por la muerte de su padrina en manos de Bellatrix y deseando castigarla, le causa un breve momento de dolor. Como Bellatrix misma comenta, la furia justificada no permite que el hechizo funcione por mucho tiempo. Cuando es lanzado por figuras como Voldemort, que desea infligir dolor solo por diversión, causa una intensa agonía que puede durar tanto como el mago o bruja tenebroso desee. El uso de la Magia Oscura pude corromper el alma y el cuerpo; Voldemort ha usado tal magia en su búsqueda de prolongar su vida y obtener gran poder. Las Artes Oscuras también causaron que Voldemort se vea deformado e inhumano, un efecto secundario de dividir su alma en Horrocruxes.

De acuerdo con Snape, las Artes Oscuras «son numerosas, variadas, cambiantes e ilimitadas... versátil, mudable e indestructible.» También parecen ser la forma de magia más común usada por criminales, mientras los hechizos peligrosos usados por otros en los libros son frecuentemente llamados Oscuros. En los duelos mágicos, por ejemplo, hay cualquier número de hechizos que pueden ser usados para atacar, inmovilizar o desarmar a un oponente sin causar dolor o daño duradero; sin embargo, hechizos como el maleficio Cruciatus o el Sectumsempra, juzgados como Oscuros por autoridades confiables, hieren o provocan serio dolor a la víctima de alguna manera.

En el mundo mágico, el uso de las Artes Oscuras es fuertemente estigmatizado e incluso ilegal; sin embargo, estos hechizos son tan frecuentes que aún antes del ascenso de Voldemort, varias escuelas, incluyendo Hogwarts, enseñan Defensa contra las Artes Oscuras como una asignatura obligatoria. Entre las técnicas se encuentran antiembrujos y hechizos simples para inhabilitar o desarmar atacantes o combatir ciertas criaturas. Algunas escuelas, como Durmstrang, enseñan Magia Oscura. Una clase de Artes Oscuras también fue enseñada en Hogwarts mientras estaba bajo control mortífago.

Maldiciones Imperdonables[editar]

Las Maldiciones Imperdonables son algunos de los más poderosos hechizos de las Artes Oscuras. Fueron clasificados por primera vez como imperdonables en 1717. Usados por los villanos de los libros, como Voldemort, los mortífagos y en algunos casos el Ministerio de Magia, su uso inspira terror y gran miedo entre los otros. Las maldiciones son llamados así porque su uso está —excepto por autorización del Ministerio— prohibido e imperdonable en el mundo mágico cuando se usan en otro humano o probablemente en cualquier ser vivo. El uso de cualquiera de estos hechizos en otro ser humano se castiga con una cadena perpetua en Azkaban. La única excepción es si se prueba que una persona los haya realizado bajo la influencia de la maldición Imperius. Estas maldiciones son así muy raramente usadas abiertamente. Sin embargo, en las Reliquias de la Muerte, las Maldiciones Imperdonables son usados libremente por personajes buenos, que van desde McGonagall con la maldición Imperius, hasta Harry usando efectivamente la maldición Cruciatus. Él también usa la maldición Imperius en un duende y un mortífago sospechoso durante su ataque encubierto a Gringotts. Sin embargo, en aquel entonces las Maldiciones Imperdonables se habían legalizado. Ya que los hechizos son muy poderosos, su uso requiere un fuerte deseo de causar los efectos, una voluntad dirigida, y gran talento.

Se nota que para realizar las Maldiciones, el lanzador debe «querer hacerlo.» Esto significa que necesita querer que los efectos duren un tiempo considerable. En la Orden del Fénix, Harry intentó usar la maldición Cruciatus en Bellatrix, pero solo estaba actuando debido a su furia justificada y no 'quería hacerlo' realmente. Bellatrix explicó que el lanzador debe querer realmente que su víctima sufra, y , por lo tanto, el hechizo de Harry le causó a ella dolor solo por un momento. No obstante, la fuerza pura de la maldición es suficiente como para hacer caer a Bellatrix.

El uso de las Maldiciones Imperdonables fue autorizado contra Voldemort y sus seguidores por Bartemius Crouch, durante la Primera Guerra Mágica. Poco tiempo después de su resurrección, Voldemort, nombra a dos mortífagos «asesinados por Aurores.»

Las Maldiciones Imperdonables:

  • Avada Kedavra, la maldición asesina. La maldición es usada para asesinar. Esta también es una de las maldiciones más poderosas. El hechizo no puede ser bloqueado o repelido directamente, pero puede ser evadido (tanto moviéndose como invocando a un objeto sólido que obstruya la maldición). El hechizo causa la muerte inmediata e indolora, y no puede revertirse. La maldición, cuando se conjura, se muestra como un chorro brillante de luz de color verde. Harry Potter es la única persona que alguna vez sobrevivió a esta maldición.
  • Crucio, la maldición Cruciatus o maldición torturadora. La maldición es usada para torturar a una persona. La fuerza de la maldición se determina por la persona que lo lanza. Si la persona lanza la maldición queriendo causar dolor solo porque sí, induce agonía insoportable en la víctima. La maldición es tan poderoso que puede torturar a una persona al punto de estar tan exhausta como para morir, o en un caso más sádico, le causa amnesia y locura permanente (el caso de los padres de Neville, que fueron torturados por Bellatrix Lestrange). La maldición, cuando se conjura, se muestra como una luz brillante descolorida de color azul. Cuando Hogwarts estaba bajo control mortífago, el maestro de Artes Oscuras forzaba a los estudiantes en su clase a usar el maleficio Cruciatus en estudiantes a los que se les había asignado detención.
  • Imperio, la maldición Imperius o maldición controladora. La maldición es usada para el control mental, y puede forzar a la víctima a hacer cosas que no desearía o sería capaz de hacer bajo circunstancias normales. La fuerza (y también la duración) del maleficio es determinado por la determinación de la persona que lo lanza, así como el nivel de resistencia de la víctima. La maldición, cuando se lo conjura, se muestra como una neblina brillante.

Marca Tenebrosa[editar]

Símbolo de la Marca Tenebrosa.

La Marca Tenebrosa es el símbolo de Voldemort y los mortífagos que aparece en el cielo cuando se lo conjura. Se ve como una calavera y una serpiente saliendo de su boca en lugar de una lengua. Como hechizo, es lanzado por un mortífago cada ve que ha matado a alguien. El hechizo usado por los mortífagos para invocar la Marca es Morsmordre. Aparece por primera vez en el cáliz de fuego y es descrita como «una calavera de tamaño colosal, compuesta de lo que parecían estrellas de color esmeralda y con una lengua en forma de serpiente que le salía de la boca.» Una vez en el cielo estaba «resplandeciendo en una bruma de humo verdoso.» Las Marcas Tenebrosas también están tatuadas en el antebrazo izquierdo de los seguidores más cercanos de Voldemort. La marca sirve como una conexión entre Voldemort y cada uno que la lleva; él puede invocarlos tocando su marca, causando que la suya y la de sus seguidores comiencen a arder y cambiar de color. Los mortífagos pueden invocar a Voldemort del mismo modo. Luego de la derrota final de Voldemort, las Marcas Tenebrosas de sus mortífagos se desvanecieron como una cicatriz 'similar' a lo que le pasó a Harry.[7] En los libros, la Marca Tenebrosa es descrita como verde; sin embargo, en las películas, solo era verde en el Campeonato Mundial de Quidditch. En todas las otras películas parece ser gris.

Inferius[editar]

Un Inferius (plural: Inferi) es un cadáver controlado a través de los hechizos de un mago tenebroso. Un Inferius no está vivo, pero ha sido embrujado para actuar como una marioneta de la bruja o mago; esto se manifiesta como una neblina blanca en los ojos del cadáver controlado. No pueden pensar por sí mismos: son creados para realizar un deber específico asignado por el mago tenebroso que los comanda, y como se ve en los Inferi que cuidan el Horrocrux de Voldemort en la cueva junto al mar, permanecen inactivos hasta que se pueda llevar a cabo su tarea. Esta tarea es luego llevada a cabo sin pensarlo, produzca o no algún resultado. Es difícil dañar a los Inferi con magia; sin embargo, pueden ser repelidos por el fuego o cualquier otra forma de calor o luz, ya que los Inferi en la cueva de Voldemort nunca estuvieron expuestos a algunos de estos elementos. Cuando son derrotados, regresan a su estado inactivo.

Los Inferi son considerados peligrosos y suficientemente terroríficos por el mundo mágico que imitar a un Inferius (como hace Mundungus Fletcher en el misterio del príncipe) es un delito que merece una pena en Azkaban.

El Ministerio de Magia teme que Voldemort está matando suficiente gente para hacer un ejército de Inferi: ya que están muertos, es muy difícil detenerlos. Cuando Voldemort estaba escondiendo uno de sus Horrocruxes en el pasado, llenó un lago en una cueva con varios Inferi, que estaban para atacar y ahogar a cualquiera excepto Voldemort que entre en la caverna y tome el guardapelo. Cuando Harry y Dumbledore tomaron en guardapelo, los Inferi atacaron a Harry; Dumbledore los repelió con fuego que salía de su varita. También se revela que los Inferi casi mataron a Kreacher luego de tomar de la vasija para ayudar a Voldemort a esconder sus Horrocruxes, pero ya que los elfos puedes desaparecerse cuando son invocados por su amo, él escapo cuando Regulus Black lo invocó, sin saber que Kreacher estaba siendo ahogado por Inferi. En su lugar, fue Regulus quien tomó y fue ahogado por los Inferi así Kreacher podría escapar por segunda vez.

En latín, la palabra inferius (plural: inferi) significa 'abajo', comúnmente refiriéndose en plural a 'los dioses del Infierno' (di inferi) o los espíritus de la muerte.[16] Inferius es una forma singular neutra de inferior, un adjetivo comparativo que significa 'más bajo'.[16] [17]

Horrocrux[editar]

Un Horrocrux es un objeto creado usando magia oscura para alcanzar la inmortalidad. El concepto aparece por primera vez en la sexta novela, Harry Potter y el misterio del príncipe, aunque los Horrocruxes están presentes en las novelas anteriores sin ser descritos como tales.

Un Horrocrux es creado cuando un fragmento del alma de un asesino es infundido en un objeto, el cual luego es escondido o de otra manera mantenido a salvo —cuando una persona comete homicidio, su alma queda traumatizada y se divide en más de una pieza. Un Horrocrux no es nada más que el objeto/fragmento de alma fusionado creado cuando la porción del alma del asesino que se dividió es infundida en algún objeto material—. El punto de crear un Horrocrux es prevenir el pasaje de un alma a la muerte anclando una porción del alma en el mundo material.

Ordinariamente, cuando el cuerpo de uno es asesinado, el alma va al otro mundo. Si, sin embargo, el cuerpo del dueño de un Horrocrux es asesinado, esa porción de su alma que había permanecido en su cuerpo no pasará al otro mundo, pero existirá en una forma no corpórea capaz de ser resucitado por otro mago, como en el misterio del príncipe y las Reliquias de la Muerte. Si todos los Horrocruxes de uno son destruidos, luego el único ancla de su alma en el mundo material sería su cuerpo, cuya destrucción causaría su muerte.

Retratos[editar]

En la serie Harry Potter los sujetos de los retratos mágicos (incluso aquellos de personajes que están muertos) pueden moverse, interactuar con observadores vivientes, hablar y demostrar aparentes emociones y personalidad. Algunos pueden incluso moverse a otros retratos para visitarse entre ellos, o para transmitir mensajes o (si más de una persona del sujeto existe) pueden moverse entre localizaciones separadas por medio de sus retratos. Varios retratos así se encuentran en las paredes de Hogwarts. No se sabe cómo los retratos llegan a serlo: si son producidos por un pintor o traídos a la existencia por otros medios. Las fotografías mágicas con propiedades similares pueden ser creadas revelando una película normal en una poción mágica.

Al menos tres retratos, aquellos de La Dama Gorda y Ariana Dumbledore, y el retrato de la Cocina de Hogwarts, pueden realizar al menos una acción con un efecto directo en el mundo fuera del marco de la pintura. El retrato de La Dama Gorda es la puerta que cubre la entrada a la sala común de Gryffindor, y ella puede abrir el retrato cuando se le da la contraseña correcta o cerrarlo para evitar la entrada. El de Ariana es capaz de abrirse revelando el pasaje secreto de Cabeza de Puerco a Hogwarts que fue creado por Neville Longbottom usando la Sala de Menesteres. El retrato de la Cocina de Hogwarts, una pintura de un gran tazón lleno de frutas, se abrirá luego de que se le hacen cosquillas a la pera y esta se ríe, para revelar una puerta escondida que va hacia las cocinas donde los elfos domésticos de Hogwarts trabajan.

Los retratos también pueden moverse entre las pinturas, yendo a donde quieran en el mismo edificio. Sin embargo, fuera del edificio, los retratos solo pueden moverse a otras pinturas de ellos mismos, por ejemplo, Phineas Nigellus Black, que tiene una pintura en la oficina del director y otra en el número 12 de Grimmauld Place. En Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Harry le pide a Phineas Nigellus que le traiga la pintura de Dumbledore desde Hogwarts a través de la copia de Grimmauld Place; aquí es cuando Black explica que las pinturas solo pueden moverse fuera de Hogwarts en otros retratos de ellos mismos.

En las Reliquias de la Muerte El retrato de Dumbledore instruye y aconseja a Snape; sugiriendo que los retratos retienen recuerdos y personalidad, o pueden hechizarse para que lo hagan. Dumbledore también llora en su retrato cuando se entera de que Harry fue exitoso derrotando a Voldemort, nuevamente sugiriendo que los retratos mantienen los recuerdos.

Las declaraciones de la autora en relación a los retratos fueron vagas. Rowling comentó en una entrevista que un retrato es algo como una vaga impresión de la persona en cuestión, imitando la actitud y patrones de pensamiento de la persona básicos. Por lo tanto, es completamente diferente a un fantasma, los cuales, como explicó Nick Casi Decapitado, son las almas de magos que temen dejar el mundo de los vivos. Los retratos existen completamente separados del alma de la persona, siendo solo una impresión de la persona ya muerta.[18] Rowling podría haberse inspirado en cuentos cortos del novelista francés Théophile Gautier (1811—1872). En La Cafeteiére (La cafetera, 1831) y en Omphale (1834) la gente en los retratos y tapices cobran viva, salen de la pared a la sala, toman café, bailan, hablan y besan al narrador.[19] .

Retratos en la oficina del director[editar]

Los retratos en la oficina del director representan a todos los ex-directores de Hogwarts, con la excepción de Dolores Umbridge. Los retratos actúan para aconsejar al director y están, según Armando Dippet, «moralmente obligados a prestar servicio al actual director de Hogwarts.» Entre ellos se encuentran:

  • Phineas Nigellus Black: Vinculado al número 12 de Grimmauld Place en Londres. De acuerdo con su tataranieto Sirius Black, Phineas fue el director menos popular que Hogwarts haya tenido. En las Reliquias de la Muerte, Hermione remueve el retrato del número 12 de Grimmauld Place y se lo lleva con el trío en su busca de Horrocruxes. Phineas está molesto por la falta de respeto con la que el trío lo trata, pero les proporciona información sobre los eventos en Hogwarts. Phineas también les proporciona información sobre cómo Dumbledore destruyó un Horrocrux y la historia de la espada de Godric Gryffindor, incluyendo que fue hecha por duendes y es capaz de destruir Horrocruxes. Se revela a través de los recuerdos de Snape que Phineas ha estado ayudando a Snape y Dumbledore a encontrar al trío. En la adaptación cinematográfica de la Orden del Fénix, él es interpretado por John Atterbury.
  • Armando Dippet: Predecesor de Dumbledore, mientras Tom Marvolo Riddle era un estudiante y el más tarde el que abrió la Cámara de los Secretos. También se menciona que el profesor Dippet prefiere a Tom Riddle y no es consciente de su verdadera naturaleza malvada. Dippet fue interpretado por Alfred Burke en la película Harry Potter y la cámara secreta.
  • Profesor Everard: Vinculado al Ministerio de Magia, particularmente al Departamento de Misterios, en Londres. En la Orden del Fénix, él fue interpretado por Sam Beazley.
  • Dexter Fortescue
  • Albus Dumbledore
  • Severus Snape: No estaba presente cuando Harry regresó a la oficina luego de la muerte de Voldemort, pero Rowling insinúa fuertemente que Harry recomendó, y fue exitoso en su esfuerzo, que sea colocado poco después.[20]

Dama gorda[editar]

El retrato de la dama gorda es la puerta a la torre de Gryffindor, que está escondida detrás de su pintura. Ella la abrirá (a veces a regañadientes) cuando se le dice la contraseña correcta. A veces se molesta luego de ser despertada, y a veces se la ve borracha con su mejor amiga, Violet. A la dama gorda no se la conoce por otro nombre, y no se sabe si se supone que representa a una persona real. En la piedra filosofal, ella deja su retrato en el medio de la noche, dejando a Harry, Ron, Hermione y Neville afuera de la torre de Gryffindor, forzándolo a correr a través de la escuela. Por suerte para ellos, cuando regresan, ella estaba de vuelta en su retrato, permitiéndoles escapar hacia la torre de Gryffindor. En el prisionero de Azkaban, Sirius Black rasga el retrato de la dama gorda cuando ella no lo deja entrar sin la contraseña y pasa un tiempo antes de que ella se atreve a proteger la torre de Gryffindor de nuevo. Luego de que su retrato es restaurado, ella pide protección en caso de que alguien tratara de atacar su retrato nuevamente. Así, fueron contratados dos trolls de seguridad. En el misterio del príncipe, ella se molesta tanto con el regreso tardío de Harry que finge que la contraseña cambió y trata de volver a llamarlo cuando él se dirige a hablar con Dumbledore. Cuando Harry más tarde confirma la muerte de Dumbledore, ella deja escapar un sollozo y, por única vez en la serie, abre la puerta sin la contraseña para Harry.

En la primera película la dama gorda es interpretada por Elizabeth Spriggs, y por Dawn French en la tercera.

Otros[editar]

  • Sir Cadogan —un retrato descrito por Ron en el prisionero de Azkaban como «loco». Cuando la Dama Gorda se fue (luego de que su pintura fue rasgada), él protegió la sala común de Gryffindor, habiéndo admitido que era el único lo suficientemente valiente (o posiblemente loco) para hacerlo luego del ataque. Él ganó una reputación por inventar contraseñas nuevas y difíciles para los estudiantes para entrar a la sala común y fue más tarde despedido luego de dejar entrar a Sirius Black a la sala común.
  • Violet, una amiga de la Dama Gorda.
  • Walburga Black en el número 12 de Grimmauld Place.
  • Ariana Dumbledore en Cabeza de Puerco.
  • El retrato de una sirena en el baño de prefectos.
  • El retrato de las cocinas de Hogwarts, que representa un gran tazón de frutas. La puerta escondida que lleva a las cocinas se hace visible luego de hacerle cosquillas a la pera del retrato.
  • Elfrida Cragg en el Ministerio de Magia.
  • Curandero medieval en las escaleras del Hospital San Mungo.
  • Un retrato mágico en la oficina del Primer Ministro muggle representa a «aquel hombrecito con aspecto de rana y larga peluca plateada», y es usado por el Ministerio para comunicarse con el Primer Ministro actual.
  • Ana Bolena en la escalinata (solo en la película de la piedra filosofal).
  • Gatitos movedizos pintados en platos de porcelana montados en la pared en la oficina de Dolores Umbridge en Hogwart y dentro del Ministerio.
  • El retrato de los frailes con una cuba de vino de 500 años, que es consumida por la Dama Gorda y Violet durante la Navidad de 1996.
  • El retrato de Dilys Derwent en el Hospital San Mungo de Enfermedades y Heridas Mágicas.
  • Barnabas el Loco intentando de enseñarle a los troll cómo bailar ballet fuera de la Sala de Menesteres. El 'retrato' de Barnabas el Loco es en realidad un tapiz, como se menciona en los libros de Harry Potter.

Fotografías[editar]

Las fotografías mágicas de las personas tienen propiedades similares a los retratos mágicos pintados: las figuras dentro se mueven y a veces salen del marco. Como con las las pinturas, las imágenes de la gente en las fotografías parecen no envejecer. Las fotografías de las cámaras muggle ordinarias pueden hacerse para parecer con vida. Colin Creevey menciona en la cámara secreta que un chico en su dormitorio que si él revela la película 'en la poción correcta', las fotos se moverán. Sin embargo, las figuras en las fotos mágicas no reflejan las emociones o acciones de sus equivalentes en el mundo real, y no pueden hablar. Las fotografías movedizas también aparecen en los periódicos mágicos y otros medios impresos, así como en las tarjetas de las ranas de chocolate. Esto se ejemplifica en el prisionero de Azkaban cuando las fotos de Sirius están impresas en el periódico El Profeta. La revista Corazón de bruja también contiene fotos de brujas sonriendo y parpadeando. Las imágenes de personas en las fotografías muestran poca sensibilidad. Los sujetos de algunas fotografías pueden dejar el marco, por no hubo indicación alguna de que sean capaces de visitar o comunicarse con otras fotografías o con las personas en el mundo real, como ocurre con sus equivalentes pintados. Sin embargo, parece que ellos tienen algún conocimiento de los eventos actuales, como ve Harry cuando va a la oficina del Sr. Weasley en la Orden del Fénix. La fotografía familiar en el escritorio de Arthur muestra a todos excepto a Percy que «al parecer, había salido de ella», ya que se había peleado con su familia durante el verano. También se menciona que en una foto (tomada por Colin Creevey) de Gilderoy Lockhart y Harry, la imagen de Harry se había ido y se resistía de todos los esfuerzos de Lockhart para traerlo de vuelta.

Referencias[editar]

  1. «Sitio oficial de J.K. Rowling». Consultado el 27 de febrero de 2008.
  2. «2001: Accio cita!, el archivo más grande de las entrevistas de J.K. Rowling en la web». Archivado desde el original el 21 de febrero de 2008. Consultado el 27 de febrero de 2008.
  3. [cita requerida]
  4. a b «Citas de JKR sobre "las reglas" del Mundo Mágico de Harry Potter:». Consultado el 27 de febrero de 2008.
  5. La magia y las normas de la misma:. 
  6. «Sitio oficial de J.K. Rowling, sección de rumores». Archivado desde el original el 2011. 
  7. a b «Transcripción del webchat de J.K. Rowling». 
  8. «Transcripción del webchat de J.K. Rowling — El futuro de Harry Potter». Archivado desde el original el 21 de febrero de 2008. Consultado el 27 de febrero de 2008.
  9. «J.K Rowling en el Royal Albert Hall el 26 de junio de 2003». Consultado el 27 de febrero de 2008.
  10. Prince, Alan (2011). The True Story of Severus Snape: An Essay About Harry Potter's Most Disputed Character, p. 52.
  11. quick-quote.quill.org (ed.): «1998: Accio Quote!, el archivo más grande de citas de J.K. Rowling en la web». Consultado el 8 de julio de 2014.
  12. Brown, Jen (24 de julio de 2007). NBC, ed. «¡Detén tu llanto! Más Potter por venir». TODAYshow.com. Consultado el 24 de julio de 2007. 
  13. quick-quote.quill.org (ed.): «2006: Accio Quote!, el archivo más grande de entrevistas de J.K. Rowling en la web». Consultado el 9 de julio de 2014.
  14. Steve Vander Ark. HP-lexicon.org (ed.): «HP-lexicon.org». Consultado el 16 de julio de 2011.
  15. «Sitio oficial de J.K. Rowling». Consultado el 11 de julio de 2014.
  16. a b Lewis, Charlton T.; Short, Charles (1879). «q.v., inferus, como sustantivo positivo I.B, como adjetivo comparativo II.A». En Clarendon Press. Un diccionario de latín. Oxford. 
  17. Morfología de inferius por The Perseus Project
  18. Sitio oficial de J.K. Rowling (ed.): «J.K. Rowling en el Festival del Libro de Edinburgo» (15 de agosto de 2004).
  19. Théophile Gautier y otros, Cuentos de lo fantástico, trad. Patricia Roseberry, Broadwater House, 2002 ISBN 1-903121-02-7
  20. «hp-lexicon.org».

Para más información[editar]

  • Highfield, Roger (2002). La ciencia de Harry Potter: cómo la magia funciona en realidad. Nueva York: Viking. ISBN 978-0-670-03153-5. 
  • Teare, Elizabeth (2002). «Harry Potter y la tecnología de la magia». En Whited, Lana A. La torre de marfil y Harry Potter: perspectivas de un fenómeno literario. Columbia, Missouri: University of Missouri Press. pp. 29–342. ISBN 978-0-8262-1549-9. 
  • Black, Sharon (2003). «La magia de Harry Potter: símbolos y héroes de la fantasía». Children's Literature in Education 34 (3):  pp. 237-247. doi:10.1023/A:1025314919836. 

Enlaces externos[editar]