Quirinus Quirrell

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El profesor Quirinus Quirrell (n. 26 de septiembre entre los 50 y los 60 - m. 4 de junio de 1992) fue el profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras de Hogwarts. Era un joven pálido y nervioso que tartamudea mucho.

Quirinus Quirrell es un personaje de la serie de libros Harry Potter, de la escritora británica J.K. Rowling. Es uno de los profesores en Harry Potter y la piedra filosofal, siendo siervo de Lord Voldemort, y consigue el puesto de profesor de Defensa Contra Las Artes Oscuras en el colegio Hogwarts. Antiguamente era profesor de estudios muggles. Gracias a Pottermore sabemos que es de la Casa Ravenclaw

Descripción[editar]

El profesor Quirrell era un mago tartamudo de mediana estatura que siempre llevaba turbante. Alrededor del profesor siempre existía un fuerte olor a ajo, rumorénadose que era para espantar a un vampiro que conoció en uno de sus tantos viajes de juventud. Quirrel aparece en el primer libro de la saga, Harry Potter y la piedra filosofal, ocupando el puesto de profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras en Hogwarts. Sus clases eran descritas como aburridas.

Vida de Quirinus Quirrell[editar]

1991-1992[editar]

El primer profesor de Harry de la asignatura de defensa contra las artes oscuras es un inteligente joven mago que hizo un gran viaje alrededor del mundo antes de empezar a enseñar en Hogwarts. Cuando Harry conoce a Quirrell por primera vez, este lleva ya turbante todos los días. Sus nervios, que son más obvios a causa de su tartamudeo, son tan pronunciados que se rumorea que lleva el turbante lleno de ajo para ahuyentar a los vampiros.

Quirrell fue a buscar deliberadamente lo que quedaba del mago Oscuro, en parte por curiosidad y en parte por aquel deseo oculto de sentirse importante. Fantaseaba que lo peor que podría pasar es llegar a ser el hombre que encontró a Voldemort, y lo mejor que podría pasar es que aprendería trucos de Voldemort que le ayudarían a asegurarse de que nadie se volviera a reir de él.

Aunque Hagrid tenía razón al decir que Quirrell contaba con una "mente brillante", el profesor de Hogwarts era ingenuo y arrogante al pensar que sería capaz de controlar un encuentro con Voldemort, incluso en el estado debilitado en que se encontraba el mago Oscuro. Cuando Voldemort se dio cuenta de que el joven tenía plaza en Hogwarts, le poseyó inmediatamente, lo que Quirrell fue incapaz de resistir.

Aunque Quirrell no perdió su alma, sí que quedó inmediatamente subyugado por Voldemort, que causó una mutación horrorosa en el cuerpo de Quirrell: ahora Voldemort tenía ojos en la nuca de Quirrell y podía dirigir sus movimientos e incluso forzarle a cometer un asesinato. Quirrell intentó resistirse débilmente en ocasiones, pero Voldemort era demasiado fuerte para él.

Efectivamente, Voldemort convirtió a Quirrell en un Horrocrux temporal. Sus energías se ven mermadas en gran medida debido al esfuerzo físico de tener que luchar con la malvada alma en su interior que es de una fuerza muy superior a la suya. En el cuerpo de Quirrell aparecen quemaduras y ampollas durante la lucha con Harry, debido al poder protector que le dejó a Harry su madre cuando murió por él. Cuando el cuerpo que Voldemort y Quirrell comparten queda horriblemente quemado debido a su contacto con Harry, este primero huye justo a tiempo de salvarse, abandonando al herido y debilitado Quirrell que cae al suelo y muere. En el libro se menciona que el contacto fisico entre él y Harry se da con un apretón de manos en el caldero chorriante y al final menciona que éste no puede tocar a Potter es debido al momento en que es descubierta la parte parásita de Voldemort en la cabeza de Quirrel.

Durante la novela, se muestra que Severus Snape intentaba persuadirle para que le confesase algo que ocultaba, aunque no lo logra. Sólo al final de la obra se revela que Quirrell había permitido que Lord Voldemort se alojara en su cuerpo como parásito. La cara del mago oscuro sobresalía en la nuca de Quirrell, motivo por el cual llevaba permanentemente el turbante. Para permitir que Voldemort se mantuviera con vida, Quirrell había estado matando a los unicornios del bosque prohibido y bebiendo su sangre. Además, había estado intentando conseguir la Piedra filosofal de Nicolas Flamel, oculta bajo el colegio.

En las películas es encarnado por Ian Hart.

Cuando Harry Potter llegó ante el espejo de Oesed, Quirrell ya estaba allí, aunque no podía conseguir la piedra. Harry pudo superar el encantamiento sobre el espejo y conseguirla, tras lo cual Quirrell intentó arrebatársela. Debido a la magia antigua que protegía a Harry debido a que su madre, Lily se había sacrificado por él, Voldemort no podía tocar a Harry sin sufrir un inmenso dolor. Esto provocó que el cuerpo de Quirrell quedase reducido a cenizas. El espíritu de Voldemort se vio obligado a huir de nuevo.

El quiere conseguir la piedra filosofal para Voldemort. Sin embargo, por la apariencia que tiene, Harry y sus amigos Ronald Weasley y Hermione Jane Granger no se dan cuenta que el que en realidad quiere la piedra es él y no Snape. Sin embargo creen que ha sido Snape el que quiere la piedra, pero el culpable era Quirrel que necesitaba la piedra filosofal para Lord Voldemort. Quirrell, fue seducido por Lord Voldemort durante un viaje a Albania, en el que quería estudiar a las criaturas oscuras. Le dice a sus alumnos que se protege con ajos por culpa de un vampiro.Su primera aparición ocurre cuando Harry entra al Caldero Chorreante, la taberna de el Callejón Diagon, junto con Hagrid. Su primera impresión es de un hombre temeroso de cualquier cosa, cobarde, incapaz de enfrentarse a alguien, que siempre lleva un turbante puesto y que cuando alguien le pregunta el por qué del turbante, este cambia de tema inmediatamente. Pero su gran secreto, es que tiene a Lord Voldemort al otro lado de su cabeza, el cual lo maneja como a un muñeco y lo domina. El objetivo de este personaje es obedecer el deseo de Voldemort: matar a Harry Potter, y casi lo consigue al final del primer libro, cuando Harry y éste se enfrentan cara a cara frente al espejo de Oesed y pelean por conseguir la piedra filosofal de Nicholas Flamel. Al final, este personaje muere gracias a la maldad de Voldemort que lo poseyó, pero casi mata a Harry en la pelea por la piedra filosofal, pero afortunadamente llega Dumbledore a salvarlo. Aunque nunca se ha dicho su nombre en las novelas, la autora ha dicho que su nombre es Quirinus Quirrel.


Predecesor:
Desconocido
Profesor de Estudios Muggles
ca. 1985-1991
Sucesor:
Charity Burbage
Predecesor:
Galatea Merrythought
Profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras
1991-1992
Sucesor:
Gilderoy Lockhart