Partidos políticos de Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La historia partidaria en la Argentina comienza a distinguirse luego de la firma de la declaración de la independencia y tiene punto inicial en la Anarquía del Año XX. Sus pioneros fueron el Partido Federal y el Partido Unitario. Finalizadas las guerras civiles, el panorama político apareció dividido entre el Partido Nacional y el Partido Autonomista. Hacia 1880 se formó el PAN (Partido Autonomista Nacional), estableciendo de hecho un régimen de partido único que gobernó entre 1880 y 1916.[cita requerida] En los años 1890, se fundaron la Unión Cívica Radical y el Partido Socialista y en los años cuarenta se fundó el Partido Justicialista.

A partir de 1946 la vida política argentina estuvo polarizada entre radicales y justicialistas. Esa polarización estuvo afectada por golpes de estado militares sistemáticos que derrocaron a ambos partidos. A partir del 2001, el sistema de partidos políticos en Argentina comenzó a sufrir profundas transformaciones.[cita requerida]

Historia[editar]

En términos muy generales, puede decirse que a partir de 1945 la vida política argentina estuvo polarizada entre radicales y peronistas. El radicalismo se organiza en la Unión Cívica Radical, fundada en 1891, en tanto que el peronismo se organiza en el Partido Justicialista, fundado en 1946.

En un segundo plano, detrás de los dos actores del bipartidismo suelen competir electoral mente agrupaciones políticas más claramente alineadas con la izquierda (como ha sido el caso en diferentes momentos históricos del Partido Socialista, o del Frente Grande) y otras más inclinadas hacia la derecha liberal del arco político (UCeDé, Acción por la República, PRO).

En 1954 se fundó el Partido Demócrata Cristiano, que rehúsa encuadrarse dentro del espectro político de izquierdas o de derechas por afirman que responden a una concepción materialista; aunque ha sido calificada como de centro, de centroderecha o de centroizquierda en distintos momentos históricos.[1][2][3]

A su vez esta polarización se vio afectada por constantes golpes de estado y gobiernos militares que impidieron sistemáticamente gobernar a peronistas y radicales hasta 1983. Lograda la continuidad democrática a partir de 1983, la polarización entre peronistas y radicales se fue atenuando progresivamente. En 1989 asume el presidente Carlos Menem, proveniente del Partido Justicialista que lleva adelante un gobierno de corte neoliberal, contrario a las banderas históricas del partido. Esto hace que cierto sector progresista o de centro izquierda comience a tener un lugar en el escenario político nacional. En 1995, por primera vez en 100 años, el radicalismo no fue ninguna de las dos fuerzas mayoritarias en una elección presidencial libre, sin la proscripción del peronismo. Durante esa década ambos partidos sufrirán divisiones y fuertes fracturas internas, dando lugar a la formación de alianzas, desgajamientos y a la creación de nuevas fuerzas políticas.

En la gran crisis económica, social y política que Argentina sufrió a partir de 1999, y que hizo eclosión el 19 y 20 de diciembre de 2001 los partidos políticos cayeron en un desprestigio generalizado, que se manifestó emocionalmente en una consigna coreada constantemente por los manifestantes: «Que se vayan todos». En las elecciones de 2003, 2005, 2007 y 2015 se han registrado las siguientes tendencias:

Jurídicamente, los partidos reconocidos «de orden nacional», a la fecha de la última elección nacional, son 67.[6]​ No todos ellos conservarán su personería para la próxima ocasión, por la cantidad de votos obtenidos en los comicios de 2011. Asimismo cabe observar que si bien la afiliación de la mayoría de los partidos nacionales es consistente con la distribución de la población, hay excepciones notables, generalmente producidas porque algunos partidos alcanzaron su mayor desarrollo en determinada provincia a la cual han gobernado en el pasado. Es el caso del Partido Autonomista (65 % de sus 38 000 afiliados es de Corrientes, provincia que gobernó durante la década de 1990), el Partido Demócrata Progresista (60 % de sus 34 000 afiliados es de Santa Fe, donde ocupó la intendencia de Rosario durante varios años), o el Partido Socialista (con más afiliados en Santa Fe, provincia que actualmente gobierna, que en la de Buenos Aires).

En un informe de la Cámara Nacional Electoral[7]​se observa la siguiente distribución de afiliaciones entre los primeros quince partidos más numerosos:

1) Partido Justicialista (PJ), con 3.635.206 afiliados.

2) Unión Cívica Radical (UCR), con 2.051.140 afiliados.

3) Frente Grande, con 145.299 afiliados.

4) Partido Socialista (PS), con 122.010 afiliados.

5) Propuesta Republicana (PRO), con 115.481 afiliados.

6) Kolina, con 55.020 afiliados.

7) Coalición Cívica-(ARI), con 49.393 afiliados.

8) Libres del Sur, con 47.596 afiliados.

9) Partido FE, con 46.648 afiliados.

10) Partido de la Victoria, con 44.337 afiliados.

11) Partido Intransigente (PI), con 44.196 afiliados.

12) Compromiso Federal, con 42.480 afiliados.

13) Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), con 41.182 afiliados.

14) Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), con 39.507 afiliados.

15) Partido Demócrata Cristiano (PDC), con 37.547 afiliados.

En el puesto número 10 se encuentra el Partido de la Victoria, núcleo oficial del Frente para la Victoria, con 43.256 afiliados, que agrupa lo que se considera «kirchnerismo puro», es decir, seguidores de la expresidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Muchos de los partidos que figuran en los quince primeros puestos, como el Partido Intransigente, el Partido Demócrata Cristiano [cita requerida]o el Movimiento de Integración y Desarrollo, llevan décadas de resultados electorales que no se condicen con la cantidad de afiliados, o incluso no compiten ya de manera individual sino únicamente integrando frentes con otras agrupaciones.

Ocurre que las afiliaciones no caducan mientras el ciudadano viva, y hay quienes no quieren molestarse en hacer el trámite de desvinculación por lo cual siguen figurando como adherentes a partidos a los cuales ya no apoyan con su voto.

Reforma política de 2009[editar]

Tras la sanción de una ley de reforma política del 2009 impulsada por Cristina Fernández de Kirchner se restringió la libertad para el reconocimiento de partidos políticos en la Argentina, 150 partidos perdieron la personería en distintos distintos electorales (provincias).[8]​La mayoría tardó varios años en recuperarla a nivel nacional.[9]

Esta Ley modificó, entre otras, a la Ley Orgánica de los Partidos Políticos y a la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos. Además, se modificó la cantidad mínima de afiliados que debe tener un partido político para no perder la personería jurídica, y así, tener la posibilidad de presentarse a elecciones.[10]​ Desde ese momento todos los partidos chicos están en un proceso de recuperación de la personería partidaria en cada distinto electoral.

Listado de partidos políticos[editar]

Para consultar un listado de los partidos políticos, coaliciones y alianzas, actuales e históricos, de la Argentina, véase la lista de partidos políticos de Argentina.

Referencias[editar]

  1. Congreso Ideológico Nacional de La Democracia Cristiana, Huerta Grande-Cordoba- 5 y 6 de julio de 2014 (6 de julio de 2014). «Documento Final Congreso Ideológico 2014 “HACIA DONDE VA LA DEMOCRACIA CRISTIANA”.». Partido Demócrata Cristiano de la Argentina. Consultado el 24 de mayo de 2016. 
  2. Desde el año 2007 la Democracia Cristiana Argentina recuperó la iniciativa para retomar una postura de centro, Programa Regional – Políticas Sociales en América Latina (SOPLA) (7 de abril de 2015). «Economía Social de Mercado en América Latina. Realidad y Desafíos». Konrad Adenauer Stiftung. Consultado el 21 de junio de 2016. 
  3. «Significado del emblema del PDC». Consultado el 31 de marzo de 2017. 
  4. «Macri: líder de una nueva derecha que se afianza en la capital argentina». 31 de julio de 2011. Consultado el 13 de agosto de 2011. «Mauricio Macri, un ingeniero de 52 años heredero de un imperio familiar y líder de una nueva derecha argentina». 
  5. Los siguientes son los cuatro distritos electorales más importantes del país, según electores habilitados en 2007: Provincia de Buenos Aires (10 294 725), Ciudad de Buenos Aires (2 573 732), provincia de Córdoba (2 371 145), Provincia de Santa Fe (2 325 135). Fuente: Atlas Electoral de Andy Tow.
  6. http://www.pjn.gov.ar/cne/documentos/home/partidos_reconocidos.pdf
  7. http://www.electoral.gov.ar/pdf/afiliados_1er_semestre_2016.pdf
  8. Política, Partidos (25 de enero de 2011). «La reforma política dejó fuera de competencia a 149 partidos. Perdieron la personería en los distritos donde no reunieron la cantidad necesaria de afiliados». Diario Clarín. Consultado el 23 de junio de 2016. 
  9. Noticias, Provincia de Salta (2 de mayo de 2014). «La DC se reorganiza. Mañana llega a Salta Juan Brügge, el titular nacional de la fuerza.». El Tribuno. Consultado el 6 de julio de 2016. 
  10. http://www.electoral.gob.ar/pdf/cantidad_minima_de_afiliados_requeridos_2015.pdf

Enlaces externos[editar]