Wéstern

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Western»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen tomada de la película El gran robo del tren.

El wéstern[1] es un género cinematográfico típico del cine estadounidense que se ambienta en el viejo Oeste estadounidense. La palabra western, originariamente un adjetivo derivado de west («oeste», en inglés), se sustantivó para hacer referencia fundamentalmente a obras cinematográficas, aunque también existen en la literatura (novela del Oeste). En castellano, wéstern es un anglicismo aceptado por el Diccionario de la Real Academia Española y aunque el término esté aceptado la Real Academia lo escribe todavía en cursiva, como se hace con todo extranjerismo. Las traducciones más habituales son película del Oeste y película de vaqueros.

Género[editar]

En principio una película se incluiría en este género simplemente por estar situada su acción en un contexto determinado: la exploración y el desarrollo del territorio occidental de los Estados Unidos durante el siglo XIX. Sin embargo con el tiempo las características de dicho contexto histórico se fueron extendiendo a los personajes de esas historias, condicionando su modo de vida y definiendo su idiosincrasia.

Muchas veces, las películas del Oeste están ambientadas en territorios inexplorados o indómitos, bajo la amenaza latente del ataque de los indios, o en ciudades sin ley en las que los bandidos campaban a sus anchas. Por ello, el género se fue enfocando hacia la confrontación de los diversos personajes, adquiriendo un carácter cada vez más psicológico. Lo habitual es también que algunos de esos personajes representasen el bien sin ambages, aquella gente que viajaba esperanzada a esas tierras con la utopía de forjar un hogar y vivir en paz y en libertad, y otros representasen por el contrario el lado malvado, aquellos que se aprovechaban de los indefensos para hacer su propia vida más fácil. Es por toda esta serie de temas fundamentales y rasgos comunes que no se considera necesario que una película esté ambientada en el Oeste estadounidense para poder calificarla de western, aunque ello pueda ser siempre una apreciación algo sui generis.

El western ha sido usado a menudo por el cine estadounidense para escribir la épica de su propio país, una narración legendaria del proceso de fundación de los Estados Unidos protagonizada por héroes que encarnan algunos de los valores más arraigados de su cultura, siempre bajo la inspiración del destino manifiesto y con una iconografía característica (sombrero tejano, pistolas, chalecos, caballos, desierto, ciudades-calle, saloon, ranchos, diligencias, indios...).

Dentro del western es habitual diferenciar diversas tendencias o subgéneros, tales como el llamado western crepuscular o "revisionista" (Arthur Penn y Pequeño gran hombre; Sam Peckinpah y Mayor Dundee; Clint Eastwood y Unforgiven o Lawrence Kasdan y Silverado), el spaghetti western, cuyo más señalado director fue Sergio Leone (El bueno, el feo y el malo, Once Upon a Time in the West, etc.) o el chili western realizado en México en locaciones de Durango y Zacatecas.

Algunos directores y actores se especializaron en el género hasta el punto de convertirse en iconos modernos de este tipo de cine, como por ejemplo John Ford, Randolph Scott o John Wayne.

Historia[editar]

Origen[editar]

El padre del western cinematográfico fue Edwin S. Porter, quien, en 1903 realizó Asalto y robo de un tren.

En 1903, estrena Asalto y robo de un tren (The great train robbery), película que inició el género del western. Puede ser considerada como la primera obra importante, con argumento de ficción, del cine americano. La película emplea de forma algo rudimentaria el montaje paralelo y aunque la acción suele transcurrir de cara al espectador, se observa un uso narrativo de la profundidad. Su última escena, un primer plano de un pistolero disparando sus armas hacia el espectador, causó una impresión parecida a la que pudo hacer en su día el tren de los hermanos Lumiére. La película fue un gran éxito.

Edad de oro[editar]

John Wayne en The Searchers.

Se considera que la época dorada (y clásica) del western corresponde fundamentalmente al cine estadounidense de los años 50 y anteriores. El director más reconocido del género es John Ford, autor de películas como La Diligencia, El hombre que mató a Liberty Valance, Pasión de los fuertes o The Searchers (Más corazón que odio o Centauros del desierto). Otros títulos y autores de especial relevancia son Howard Hawks con sus ríos (Río Rojo, Río Bravo...); William Wellman (Caravana de mujeres); Budd Boetticher (Los cautivos); Anthony Mann (Winchester 73), así como directores que se acercaron ocasionalmente al género, como Raoul Walsh (Murieron con las botas puestas); Fred Zinnemann, con Solo ante el peligro (High Noon, 1952); Nicholas Ray (Johnny Guitar); Delmer Daves (Flecha rota); King Vidor (Duelo al sol); George Stevens (Raíces profundas); Robert Aldrich (Veracruz) etcétera.

Decadencia[editar]

Coincidiendo con una sensación progresiva de pérdida de interés por parte del público, se fueron desarrollando nuevas vertientes, a veces dentro del conjunto de los directores más clásicos (por ejemplo el western crepuscular, que suele hablar con nostalgia y romanticismo sobre el fin de esa época, contraponiéndola casi siempre a la llegada de una civilización personificada en la locomotora) y otras veces «desde fuera», ya fuese desde otros países (Italia: el spaghetti western, que se centraba en el aspecto más elegíaco y autoparódico) o desde la visión de una generación más joven, que introdujo nuevos elementos en el género.

Actualidad[editar]

Cabe también agregar que el western como género novelístico adquirió especiales características durante la llamada Guerra silenciosa.[2] Durante ésta, por ejemplo, los caracteres se manifiestan de formas más marcadamente dicotómicas.

En cuanto al cine, el número de westerns ha ido descendiendo con el paso de los años, hasta el punto de ser uno de los géneros del cine clásico estadounidense que casi ha desaparecido (al igual que los musicales, por ejemplo). Aun así, en los últimos años ha habido esporádicos intentos de resucitar el género, ya fuese tratando de recuperar las raíces clásicas (Sin perdón, Open Range) como aproximándose a formas narrativas y/o visuales experimentales (Dead Man, Blueberry). Además, el legado del western se considera de gran importancia y no es difícil ver sus huellas en el cine contemporáneo (por ejemplo en películas como Una historia de violencia, No Country for Old Men o Los tres entierros de Melquiades Estrada, aunque los ejemplos son incontables).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Voz tomada del inglés western, ‘género cinematográfico ambientado en la época de la conquista y colonización del Lejano Oeste’ y ‘película perteneciente a este género’. Se pronuncia [guéstern (→ w, 2) y su plural es wésterns] Diccionario panhispánico de dudas
  2. Schmidt-Welle, Friedlhelm: The Good and the Bad Guys: El intertexto del western en la guerra silenciosa, en: Armas y letras 59: 93-99.

Enlaces externos[editar]