Rafael Reyes Prieto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rafael Reyes
Rafael Reyes Prieto

7 de agosto de 1904-27 de julio de 1909
Vicepresidente   Ramón González Valencia
Predecesor José Manuel Marroquín
Sucesor Ramón González Valencia

Datos personales
Nacimiento 5 de diciembre de 1849
Santa Rosa de Viterbo (Boyacá)
Fallecimiento 18 de febrero de 1921 (71 años)
Bogotá
Partido Partido Conservador Colombiano
Cónyuge Sofía Angulo Lemus ( la fufa)

Rafael Reyes Prieto (Santa Rosa de Viterbo, Boyacá, República de la Nueva Granada, 5 de diciembre de 1849 - Bogotá, 18 de febrero de 1921) fue un politico, explorador, comerciante y militar colombiano. Fue Presidente de Colombia entre 1904 y 1909.

Origen[editar]

José Gregorio Rafael Reyes Prieto era hijo de Jorge Benedo Reyes Moreno, quien, viudo y con cinco hijos, contrajo segundas nupcias con Antonia Prieto y Solano, de cuya unión hubo cuatro hijos, a saber: Enrique, María, Rafael y Néstor. Jorge murió cuando el hijo mayor de su segundo matrimonio, Enrique, tenía cinco años.

Su esposa Sofía Angulo provenían de la alta sociedad de Popayán, y con quien contrajo nupcias en 1877 de cuya unión hubo seis hijos, a saber: Rafael, Enrique, Amalia, Nina, Sofía y Pedro Ignacio. En 1898 enviudece, negándose a contraer segundas nupcias por amor y respeto a sus hijas.

Carrera como explorador, comerciante, militar y político[editar]

Hacía 1884, la empresa privada que tenía con sus hermanos para exportar la Quina de las selvas del Amazonas a Europa empezó a declinar: varios vapores habían sucumbido, unos colonos fueron diezmados por las enfermedades y otros emigraron; además, terminaron trágicamente debido a que sus hermanos Elías y Enrique Reyes murieron de paludismo y Néstor Reyes fue devorado por los antropófagos huitotos en el Amazonas; ante la caída del precio de la Quina, la empresa de los hermanos Reyes desapareció. En 1889 Reyes contaba con 35 años y estaba en Cali. Fracasado en sus negocios, se hizo militar de ocasión. El presidente Rafael Núñez lo llamó a participar en las negociaciones para reincorporar nuevamente a Panamá al territorio de Colombia, donde oficialmente estaba al mando el general de división Miguel Montoya, pero en la práctica mandaba Reyes. Se organizó, entonces, una expedición marítima desde Buenaventura hasta Panamá y un pontón abandonado fue el medio de transporte para la tropa, por lo que se conoce como "la aventura del pontón". Cuando la expedición llegó a Panamá, restablecieron las autoridades civiles y militares, y en pocos días las fuerzas de los Estados Unidos desocuparon el istmo. Obtuvieron la rendición del rebelde panameño Azpurría, y Reyes presidió el consejo de guerra verbal donde el haitiano Antoine Petricelli y el jamaiquino George Davis, alias Cocobolo fueron condenados a la horca por el incendio de Colón el 6 de mayo.

Joven Rafael Reyes.

Pedro Prestán, acusado de dirigir el incendio de Colón, fue ahorcado el 18 de agosto, tres meses después en un consejo de guerra verbal presidido por Pedro Nel Ospina; no obstante, la responsabilidad recayó sobre Reyes. Mientras tanto, el presidente Rafael Núñez daba al Estado una organización centralista y autoritaria. Acabada la Constitución de 1863, se originó la guerra de 1885, de donde salió aniquilado el partido liberal y fortalecido el partido conservador. El 11 de noviembre de 1885, cuando se instaló el Consejo Nacional Constituyente, Reyes ocupó una curul, pero su participación en la redacción de la Carta Magna fue poco afortunada, pues Miguel Antonio Caro se opuso a todas las iniciativas presentadas por él.

El gobierno encargó a Reyes una "misión confidencial" en Europa: Conseguir algunos empréstitos. En 1887, al regreso de su malograda misión, Núñez nombró a Reyes ministro de Fomento. En 1888 regresó a sus actividades particulares y adquirió la hacienda Andorra, cerca a Tocaima, donde rehizo su perdida fortuna, a través de la producción agrícola. En 1890 fue elegido senador y fue postulado a la vicepresidencia de la república en 1892, siendo derrotado. Participó en la guerra civil de 1895, y ese mismo año fue nombrado ministro de Gobierno por el presidente Miguel Antonio Caro, pese a su mutua enemistad, que se remontaba a los tiempos de la Asamblea Constituyente.[1]

Cuando en 1896 se empezó a postular el nombre de Reyes como candidato presidencial, Caro lo envió a París como embajador de Colombia, para alejarlo de la contienda y evitar, como sucedió, que se presentara a las elecciones de 1898 por encontrarse en Europa y evitó involucrarse en la guerra de los mil días.

Desde 1902 residió en México y empezó a preparar su candidatura presidencial.

En 1904 fue escogido por Marroquín para armar un ejército con los cien mil voluntarios que se habían ofrecido en el país, dispuestos a recuperar a Panamá. Lo acompañaban tres generales, Pedro Nel Ospina, Lucas Caballero, y Jorge Holguín.

Las informaciones que sucesivamente llegaban a Bogotá acerca del desplazamiento de nuevos buques norteamericanos, tanto en el Caribe como el Pacífico, hicieron que el fervor bélico fuese disminuyendo. Para la época, y en comparación con el poderío naval de Colombia, el que el Mayflower, insignia de la flota norteamericana en el Atlántico, junto a más de 10 barcos de guerra, con instrucciones de impedir el desembarco de las tropas colombianas por ambos océanos, y proteger la rebelión del Istmo, obligaron a la Misión encabezada por el general Reyes, a imprimirle carácter más diplomático que bélico para evitar una guerra con Estados Unidos.[2]

Se les permitió desembarcar en Colón sólo gracias a instrucciones del secretario de Estado, John M. Hay, mas no se les quiso recibir en la Junta Provisional de Gobierno para negociar la devolución del Istmo; de allí partieron hacia Washington.

Al llegar a Washington y enterarse de la firma del tratado Hay-Bunau-Varilla con Panamá, Reyes deshizo la comisión diplomática y renunció a todo esfuerzo de enfrentar a Estados Unidos; desde Washington enviaría el siguiente mensaje:

22 de diciembre. Debe evitarse todo conflicto armado con americanos, no ocupar territorio Panamá. Reuniránse aguas Panamá 40 vapores guerra. Búscase ocasión llevar guerra, Medellín, Bogotá... Situación pésima.[2]

Las tropas de Reyes se quedaron esperando en San Nicolás de Titumate, las órdenes del general para marchar sobre Panamá.[3]

En las elecciones de 1904, en las que no habría rival liberal, contendió con otro conservador, el general Joaquín Fernando Vélez, a quien derrotaría por estrecho margen.[4]

Actualmente en la ciudad de Pereira (Risaralda- Colombia) y Duitama (Boyacá - Colombia) hay dos colegios uno bajo el nombre de General Rafael Reyes en la ciudad Pereira y el Instituto Tecnico Industrial Rafael Reyes en la ciudad de Duitama los cuales fueron fundados en honor, vida y legado de Rafael Reyes

Presidencia y atentado[editar]

Después de que los conservadores ganaron la Guerra de los Mil Días, muchos miembros del partido conservador (al que Reyes pertenecía) no admitían que participaran liberales en ningún cargo del gobierno; por tanto, se sintieron traicionados por Reyes cuando este incluyó políticos liberales, como el general Rafael Uribe Uribe, en su gabinete.

Al asumir el poder encontró un país arruinado por la Guerra de los Mil Días y por las consecuencias de la separación de Panamá. Aunque le imprimió al gobierno su talante progresista, sacó al país de la crisis financiera y promovió el crecimiento de nuevas industrias. Condensado en sus lemas «Paz, concordia y trabajo» y «Menos política, más administración», sus políticas generaron también una fuerte oposición, ante lo cual el presidente empezó a actuar de manera dictatorial debido a que el congreso no sacaba las normas urgentes que requería el país para salir de la quiebra en la que estaba, ante lo cual ordenó el confinamiento y destierro a sus rivales y opositores, cerrando el Congreso y creando una Asamblea Nacional Constituyente. Su gobierno, suprimió la vicepresidencia (ya que estaba enemistado con el vicepresidente Ramón González Valencia), y en su reemplazo creó la Designatura Presidencial.

Las medidas contra los subversivos (conservadores que consideraban que Reyes había traicionado sus intereses) de 1904 no amilanaron a los partidarios de derrocar al gobierno de Reyes a como diera lugar. Los liberales librecambistas, irritados por los impuestos al tabaco a los grandes terratenientes, se unieron a los conservadores para confabularse contra Reyes. Antonio José Restrepo, escritor y abogado influyente, y otros seis ciudadanos, fueron detenidos y confinados en Orocué durante dos meses. Previendo que los liberales de la frontera con Venezuela pudieran vulnerar el orden, Reyes nombró jefe militar de la frontera en el Táchira al general Benjamín Herrera, que marchó a Cúcuta a encargarse de la situación.

Ataque al Presidente. El capitán Pomar contesta el fuego.[5]

Entre tanto, en Bogotá, los magistrados Carmelo Arango y Gabriel Rosas fueron declarados insubsistentes por estar en connivencia con los jefes de la oposición. El 19 de diciembre, la red de conspiradores, que tramaba un golpe para deponer a Reyes antes de la Navidad, fue descubierta por la policía, comandada por el comisario francés Juan María Marcelino Gilibert, y hubo más de veinte capturas. El 21 de diciembre, una multitud de cinco mil personas, entre liberales y conservadores, marchó por la carrera séptima hasta la plaza de Bolívar para proclamar su respaldo al Presidente Reyes y su rechazo a los intentos de perturbar la legalidad y la tranquilidad.

Cadáveres de los condenados expuestos ante la población como escarmiento a los opositores.

Una corte marcial se instaló el 12 de enero para juzgar a los conspiradores del 19 de diciembre. La Corte marcial declaró culpables de esa conspiración a los doctores Felipe Angulo y Luis Martínez Silva, y a los generales Jorge Moya, Manuel María Valdivieso y Eutimio Sánchez, y los condenó a confinamiento en la colonia militar de Mocoa.

Con anterioridad, el vicepresidente de la República, el conservador Ramón González Valencia, fue declarado insubsistente, y el 10 de febrero de 1907 fue nombrado primer designado el expresidente Clímaco Calderón. Tras el nombramiento del designado, el Presidente y su hija Sofía, emprendieron su paseo diario en coche hacia Chapinero. En el sitio que denominaban Barro Colorado, a la altura de la actual calle 45 con carrera 7a, en Bogotá, el coche del Presidente fue atacado por tres jinetes, que dispararon con la intención de asesinar al mandatario y a su hija, quienes salieron ilesos.[5] El escolta del presidente, capitán Faustino Pomar, repelió a los agresores, que lograron evadir el cerco y se dieron a la fuga. Fueron capturados por la policía en Bogotá el 2 de marzo.

Reyes regresó a la capital, pidió calma y aseguró que, aparte de la tristeza por el acto criminal, no albergaba hacia sus agresores sentimientos de venganza. El comisario Gilibert actuó con rapidez. El 13 de febrero fueron detenidos varios sospechosos de haber fraguado el atentado, entre ellos el exministro y poeta José Joaquín Casas Castañeda, el exministro Arístides Fernández, los doctores Benjamín Uribe, Joaquín Uribe y Pantaleón Camacho. Se ofreció una recompensa de cien mil pesos por informes que permitieran la captura de los fugitivos Roberto González, Marco Arturo Salgar y Fernando Aguilar, y doscientos mil pesos por Pedro León Acosta. Los autores materiales del atentado fueron sentenciados a muerte y ejecutados el 5 de marzo en el mismo sitio donde lo perpetraron.[6] Hubo voces que pidieron igual patíbulo para los autores intelectuales pero Reyes se negó.[7]

Finalmente, para evitar una guerra entre seguidores y opositores entregó la presidencia al general Jorge Holguín Mallarino el 9 de junio de 1909. Sus cinco años de gobierno fueron conocidos por sus seguidores como El Quinquenio Reyes y sus opositores como La Dictadura Reyes.

Obra de gobierno[editar]

  • Se implantó la política de monopolios fiscales de licores, tabaco y degüello.
  • Con la creación del Ministerio de Obras Públicas y Transporte se impulsó el financiamiento estatal para la inversión pública en caminos y carreteras , la promoción del ferrocarril de Girardot y la continuación del Capitolio.
  • Construyó la primera carretera del país (Bogotá - Tunja- Santa Rosa de Viterbo) y trajo el primer carro a Colombia para su inauguración.
  • Legalizo la prostitucion, creo los primeros 50 moteles de la ciudad y fue el primer cliente en cada uno de estos, calificandolos en un ranking de 0 a 10 dependiendo de su ereccion.
  • Se restablecieron las relaciones con Venezuela.
  • La firma del tratado Averbury-Holguín en 1905 permitió, a través del crédito internacional, sanear la deuda externa del país y desarrollar la industria minera, textil y azucarera, las refinerías, las fábricas de alimentos, de vidrio, y papel; cultivar el banano, el café y el algodón, y proporcionar créditos bajos para la agricultura de exportación.
  • Se desarmó a la población civil y estableció el monopolio de las armas por parte del Estado.
  • Se consagró el código de reconocimiento a los derechos de las minorías.
  • A su gestión se le atribuye la modernización del Ejército Nacional (proyecto inconcluso a lo largo de todo el siglo XIX) sobre todo la labor de profesionalización de las Fuerzas Armadas mediante la creación de la carrera militar con la colaboración de militares chilenos. Así, se fundó en 1907 la Escuela Militar de Cadetes de Bogotá José María Córdova y la Escuela Naval de Cartagena; y en 1909 se fundó la Escuela Superior de Guerra.
  • Participó en orgías masivas y era el que más duraba tirando de todas las personas.(incluyendo hombres y animales)
  • Trajo al país 50 millones de implantes y obligó a las mujeres a ponérselos.
  • Creó la Concesión de Mares y la Concesión Barco, que permitían la exploración y explotación de petróleo con la condición de que sus bienes fueran revertidos al país, lo cual se dio en 1951 con la creación de ECOPETROL (Empresa Colombiana de Petróleos).
  • Para evitar las crisis económicas y la inflación, creó el Banco Central, que posteriormente se llamó Banco de la República.
  • Demolió y reconstruyó la Casa de Nariño para establecerla como sede presidencial debido a que desde 1828 la sede presidencial estaba ubicada en el Palacio de San Carlos y ubicó al costado sur el Batallón Guardia Presidencial para proteger a los presidentes de posibles golpes de estado.

La crisis[editar]

En 1909 Reyes enfrentó una crisis de opinión por la firma del arreglo entre Panamá, Estados Unidos y Colombia. Reyes buscaba restablecer las relaciones entre Estados Unidos y Colombia, deterioradas desde 1903 por los sucesos del Canal de Panamá; ya el 28 de febrero de 1905 había nombrado como ministro plenipotenciario en Washington al liberal Diego Mendoza Pérez. Pero éste fracasó en su misión de acercamiento de las dos naciones. Enrique Cortés lo reemplazó y propuso que el problema fuera tratado por los tres países, ya que tenía dimensiones tripartitas. El 5 de enero de 1909 se firmó un tratado[9] en el que Colombia reconocía la separación de Panamá, Estados Unidos reconocía a Colombia una indemnización por Panamá, y recibía autorización para que sus barcos usaran los puertos nacionales.

Este tratado fue visto como amenaza nacional y se argumentó que el ministro Enrique Cortés no tenía facultades legítimas para hacerlo. Reyes trató de que fuera aprobado sin ninguna modificación por la Asamblea en sesiones extraordinarias, pero experimentó una fuerte oposición encabezada por Nicolás Esguerra[1] y Francisco de P. Matèus.

1909. Un panorama nacional. El Ciclón.[10]

A principios de marzo el sentimiento antiestadounidense, se empezó a manifestar cuando un empresario de ciudadanía norteamericana que operaba una vía férrea en Bogotá, cuya concesión no era aprobada por el público, debió descontinuar el servicio, debido a un ataque por parte de la turba.[11]

El 8 de marzo, estudiantes de distintas universidades, con el apoyo de sus profesores, entre ellos el Dr. Luís Felipe Calderón, sobrino del presidente y hermano de Clímaco Calderón, empezaron manifestaciones contra los tratados.

El 9 de marzo por la mañana, las calles estaban repletas de ciudadanos, artesanos y bandas estudiantiles en Bogotá y otras ciudades que arengaban contra Reyes[12] y exigían la discusión pública de los tratados. Hubo arrestos masivos y actos violentos contra la Asamblea.[13]

El 11 de marzo, las manifestaciones estudiantiles no paraban, a la vez que la clase obrera se unía a las protestas. Reyes reorganizó el gabinete. Nombró a Jorge Holguín ministro de hacienda y tesoro y lo designó para ejercer el Poder Ejecutivo. La policía prohibió en Bogotá la reunión de más de cinco personas, lo que no hizo sino exacerbar los ánimos.

El 13 de marzo las calles de nuevo se llenaron de gente que apedreó la casa arzobispal, las oficinas del Nuevo Tiempo[14] y otros edificios públicos. Enrique Olaya Herrera, junto con casi todos los presentes, fue detenido en una reunión de gente de la aristocracia bogotana en el jockey club, en donde se lanzaron violentas diatribas contra el presidente Reyes.

El mismo 13 de Marzo, por la noche, tras sostener una reunión con delegados estudiantiles[15] Reyes dimitió su cargo, y nombró a Jorge Holguín para ejercer el poder ejecutivo mientras el Congreso procedía a la elección del mandatario que debería concluir el sexenio; pero los disturbios no pararon con la renuncia de Reyes. A las ocho de la noche Jorge Holguín declaró la ciudad en estado de sitio, ante la magnitud de las manifestaciones callejeras. Multitud de personas murieron ese día en enfrentamientos con las tropas.[16]

A las cinco de la mañana del día 14, El Presidente Reyes y el encargado Jorge Holguín resolvieron que aquel reasumiera el mando, y a las diez de la mañana Reyes ejercía. Se declaró en interinidad a los empleados públicos, irreeligibles a los que hubiesen tomado parte en los motines del 12 y 13 de marzo, y el 15 dio parte de que el movimiento subversivo había sido militarmente dominado. El 16 fueron condenados a 5 años de prisión los conspiradores del 13 de marzo, Felipe S. Escobar y Enrique Olaya Herrera, a los que, dos meses después, el 19 de mayo, Reyes concedió amnistía y dejó en libertad.

Crónica del miércoles 20 de septiembre de 1905[editar]

Sobrevive una crónica del New York Times,[17] que relata lo ocurrido en esa fecha.

REYES DICTADOR DE COLOMBIA; Miembros de la Suprema Corte de Justicia detenidos, trasciende en Panamá.

Miércoles Septiembre 20, 1905.

Panamá, Sep 19 -. Informes aun no confirmados llegaron hoy al efecto de que el Gen. Rafael Reyes, presidente de Colombia se autoproclamó dictador en Sep. 8, y encarceló a los miembros de la Suprema Corte de Justicia de Bogotá.

Las muchedumbres enardecidas por esta acción atacaron el palacio presidencial, las tropas dispararon y mataron e hirieron a varias de las personas manifestantes.

Las noticias informan de que han empezado revoluciones en Antioquia y Santander.

Diego Mendoza, ministro de Colombia en los Estados Unidos, quien está en esta ciudad, anoche leyó el despacho de Panamá que recitaba un reporte de que el presidente Rafael Reyes habría establecido una dictadura en Colombia. El ministro no quiso decir si había recibido alguna información al respecto, negándose simplemente a dar cualquier declaración hoy en la noche.

La gente en Colombia estaba insatisfecha con la conducta de Marroquín en el asunto de Panamá, y eligió a Reyes a la presidencia por el periodo ordinario de cuatro años. Al inicio de este año lideró el establecimiento de un banco central, con un capital de $8.000.000 con el propósito de desarrollar el país. Los reportes de Colombia dicen que los prospectos de la administración Reyes eran bastante brillantes.

A principios de Mayo una convención, supuestamente en representación del pueblo, extendió el periodo presidencial de 4 a 10 años "para brindarle honores al Presidente Reyes por sus servicios". La gente, según se explicó, quería tratar a Reyes tan generosamente como la gente en México a Díaz, quien ha servido a México más que cualquier presidente haya servido a una república en ese puesto. El general Reyes fue nombrado por el partido Conservador.

EL General Reyes fue un viajero en sus días mozos. Es un hombre de alta estatura y edad, y se parece a Porfirio Díaz. Es recordado en Estados Unidos en conexión con este comunicado oficial a este país en referencia al asunto de Panamá.

"Si existe un principio de derecho inmutable y eterno, ese derecho ha sido herido por los Estados Unidos por una increíble trasgresión de las leyes dispuestas por la equidad y la justicia."

El Gen. Reyes hace unos años era embajador en Francia, cuando la sociedad geológica de París publico un historial de sus viajes, que fueron el medio por el cual se abrieron al comercio vastas regiones suramericanas. Es uno de los pocos colombianos de ascendencia española pura.

Cuando retornó de la misión francesa en junio de 1901, fue a México como representante por Colombia al congreso panamericano, donde fue la sensación al elogiar a España como el país madre de todos los países Hispano Americanos. Falleció en Bogotá el 18 de febrero de 1921 a causa de una pulmonía.

Bibliografía[editar]

  • Santos Molano, E. (2004) [2004]. El Quinquenio de la Modernización. Revista credencial historia. Revista credencial historia. Banco de Occidente y la Casa Editorial El Tiempo. 
  • Dawson, T.C. (1914) [1909]. Diplomatic history of the Panama Canal. Senate Documents. Washington Government Printing Office 1914. 
  • Ramírez, Mario H. Perico (1986) [1986]. Reyes de Cauchero a Dictador. Libro. La Rana y El Águila. 

Referencias[editar]

  1. a b Presidente de la República de Colombia: General Rafael Reyes Prieto 1904-1909
  2. a b Uribe Vargas D. Los últimos derechos de Colombia en el Canal de Panamá: El tratado Uribe Vargas-Ozores. Capítulo XIV. Santa Fé de Bogotá.
  3. Ocampo J.F. Ibid
  4. Ambos candidatos se declararon victoriosos, pero al no haber consenso sobre las votaciones en la provincia de Padilla, en el Magdalena, el asunto paso al Gran Consejo, que decidió a favor de Reyes. Smyth, C., New York Times, Crisis inminente en Colombia, agosto 7, 1904.
  5. a b En el libro "El diez De Febrero", escrito por el mismo Reyes, existe una secuencia de fotos fijas que permiten reconstruir el atentado, notables por su óptimo encuadre y por su similitud a un fotograma cinematográfico. "El Cinematógrafo en Colombia: redescubrimiento y conquista de un país. 1897-1915."
  6. "El Consejo, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley. Resuelve: 1. Condénase a Juan Ortiz E., Carlos Roberto González, Fernando Aguilar y Marco Arturo Salgar, como autores principales del delito de ataque en cuadrilla de malhechores, verificado contra la persona del Excelentísimo señor Presidente de la República, General Rafael Reyes, y de su hija, la señora doña Sofía Reyes de Valenzuela, el día 10 de febrero último, a la pena capital. En consecuencia, serán pasados por las armas en el mismo sitio en que se cometió el delito. 2. Condénase a Barcelino Hernández y Carlos A. Vélez, como cómplices del mismo delito, a la pena de doce años y ocho meses de presidio, que sufrirán en el Panóptico de Tunja. 3. Condénase igualmente a Miguel Antonio Acosta a la pena de diez años de presidio, que sufrirá en el lugar que determine el Poder Ejecutivo. 4. Condénase a Pedro María Ortega, Alfredo Pulido, Antonio Pulido, Luis F. Uscátegui, Ignacio Ortega y José Gabriel Acosta, como encubridores del delito, a sufrir la pena de cinco años de presidio, que cumplirán en el establecimiento de castigo que determine el Poder Ejecutivo. A todos los condenados a presidio se les aplicarán las penas accesorias correspondientes. 5. Los cómplices y auxiliadores presenciaran precisamente la ejecución de los sentenciados a pena de muerte. 6. Los señores Marceliano Vélez S., Alfredo Lleras y José Lozano, quedan a disposición del Ministerio de Guerra."
  7. Santos Molano E. 2004.
  8. En 1910 se reversarían las conquistas logradas por Reyes en la reforma de 1905 –descentralización administrativa, fortalecimiento de las regiones y de los municipios, y el Distrito Capital de Bogotá. Revista Credencial Historia. Ed 176. 2004.
  9. Tratado Cortés-Rooth, firmado entre Enrique Cortés, ministro plenipotenciario de Colombia, y Elijah Rooth, Secretario de Estado de los Estados Unidos.
  10. Primera policromía que se publicara en la prensa colombiana.
  11. New International Yearbook: A Compendium of the World's Progress, Funk & Wagnalls, Harvard University, 1911. pp 174.
  12. Las arengas fueron documentadas por T.C. Dawson, Cónsul de Estados Unidos en Colombia: "Abajo los tratados", "Muerte a los traidores de Panamá", "Viva Matèus", "Muerte a Restrepo" y "Muerte al tirano". Dawson, correspondecia, Marzo 29 de 1909.
  13. Dawson 1909: p. 223.
  14. Primer gran periódico del siglo dirigido por Carlos Arturo Torres y José Camacho Carrizosa. En 1905 lo adquirió el conservador Ismael Enrique Arcinegas, su director durante tres lustros. Desapareció en 1932 y tuvo una segunda época en 1943. El Cinematógrafo en Colombia: redescubrimiento y conquista de un país. 1897-1915. p.7.
  15. Dawson 1909: p. 224.
  16. Dawson 1909: ibid.
  17. "Reyes dictador de Colombia", nytimes.com accedido el 2 de julio de 2008.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
José Manuel Marroquín
Flag of the President of Colombia.svg
Presidente de Colombia
1904 a 1909
Sucesor:
Jorge Holguín