Pop

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pop
Orígenes musicales Música ligera, rock and roll, jazz, doo wop, música folk, rhythm and blues,
Orígenes culturales Mediados de la década de 1960, en el Reino Unido y en los Estados Unidos
Instrumentos comunes Voz, guitarra eléctrica, bajo, batería, teclados, guitarra acústica, sintetizador, caja de ritmos, secuenciador, sampler
Popularidad Muy alta en todo el mundo, desde los años 1960
Subgéneros
Naked Pop, Pop barroco, power pop, indie pop, noise pop, dance pop, pop punk, electropop, synth pop, pop rock, teen pop, pop latino, europop, bubblegum pop, tropipop, tecno-pop, country pop, dream pop, sunshine pop, jangle pop, pop psicodélico, J-Pop, K-Pop, pop metal

La música pop (del inglés pop music, contracción de popular music) es un género de música popular que tuvo su origen a finales de los años 50 como una derivación del rock and roll, en combinación con otros géneros musicales que estaban en boga en aquel momento.[1] [2] Los términos música pop y música popular se usan a menudo de manera indistinta, aunque el segundo tiene un sentido más amplio al dar cabida a otros géneros distintos del pop que se consideren populares.

Como género, la música pop es muy ecléctica, tomando prestados a menudo elementos de otros estilos como el dance, el rock, la música latina, el rhythm and blues o el folk. Con todo, hay elementos esenciales que definen al pop, como son las canciones de corta a media duración, escritas en un formato básico (a menudo la estructura estrofa-estribillo), así como el uso habitual de estribillos repetidos y de temas melódicos y pegadizos. La instrumentación se compone habitualmente de batería, bajo, guitarra eléctrica, voz y teclado.[3]

Definición[editar]

Michael Jackson, uno de los cantantes pop con mayores ventas de todos los tiempos, apodado «El Rey del Pop».[4]

El Diccionario de la lengua española define «pop» como «un cierto tipo de música ligera y popular derivado de estilos musicales negros y de la música folclórica británica», siendo el término procedente del inglés pop, un acortamiento de popular (popular).[5]

Los autores y estudiosos de música David Hatch y Stephen Millward definieron la música pop como: «un cuerpo de la música, el cual es distinguible de la música popular, el jazz y la música folk».[6]

El término canción pop se registró por primera vez en 1926, usado en el sentido de una pieza musical «que tenga atractivo popular».[7] A partir de la década de 1950, el término «música pop» se ha utilizado para describir un género distinto, destinado a un mercado joven, a menudo caracterizado como una alternativa suave al rock and roll.[8] [9] Según el musicólogo T. Warner, "a raíz del auge de los artistas británicos de la conocida como invasión británica, alrededor de 1967, el término fue utilizado cada vez más en oposición al concepto de música rock, para describir una forma musical más comercial, efímera y accesible".[10]

Aunque la música pop es a menudo vista como orientada a las listas de ventas de sencillos, como género no consiste simplemente en la suma de todos los éxitos musicales, que ha contenido siempre canciones procedentes de una variedad de fuentes, entre ellas la música clásica, el jazz o el rock, sino que configura un género con una existencia y desarrollo separados.[11]

Influencias y desarrollo[editar]

A lo largo de su existencia, la música pop ha absorbido influencias de la mayoría de los otros géneros de música popular. El pop de los comienzos se inspiró en la balada sentimental para tomar su forma, tomó del góspel y el soul su uso de las harmonías vocales, del jazz, el country y el rock su instrumentación, de la música clásica su orquestación, del dance su tempo, de la música electrónica su acompañamiento, del hip hop elementos rítmicos, y recientemente ha incorporado también los pasajes hablados del rap.[8]

Asimismo, ha sacado partido de las innovaciones tecnológicas. En los años 1940 un mejorado diseño del micrófono hizo posible un estilo de canto más íntimo, [12] y diez o veinte años más tarde los discos de 45 r.p.m. -baratos y más duraderos- «revolucionaron la manera en que se diseminó el pop» y ayudaron a conducir a la música pop a «un star system de disco/radio/cine».[12] Otro cambio tecnológico fue la amplia disponibilidad de la televisión en los años 1950; con las actuaciones televisadas, «las estrellas del pop tenían que tener una presencia visual».[12] En la década de los 60, la introducción de receptores de radio baratos y portátiles significó que los adolescentes podían oír música fuera de casa.[12] La grabación multipista (de los 60) y el sampling digital (de los 80) han sido usados también como medios para la creación y elaboración de música pop.[8] A comienzos de los 80, la promoción de la música pop se había nutrido del auge de los programas y canales musicales de televisión, como la MTV, que «favorecieron a aquellos artistas como Michael Jackson y Madonna que poseían un fuerte atractivo visual».[12]

La música pop ha estado dominada por la industria musical norteamericana y británica, cuya influencia ha hecho de la música pop una especie de monocultura internacional, pero la mayoría de las regiones y de los países tienen su propia forma de pop, a veces produciendo versiones locales de tendencias más amplias y prestándoles características locales.[13] Alguna de estas tendencias (por ejemplo el europop) han tenido un significativo impacto en el desarrollo del género.[8]

De acuerdo con Grove Music Online, «los estilos occidentales de pop, ya sea coexistiendo o marginalizando a los géneros de carácter local, se han expandido por el mundo y han llegado a constituir unos denominadores estilísticos comunes en las culturas globales de música comercial».[14] Algunos países no occidentales, como Japón, han desarrollado una industria próspera de música pop, la mayoría de la cual se enfoca al pop de estilo occidental, y ha producido durante varios años una cantidad de música mayor que cualquier otro país excepto Estados Unidos.[14] La expansión de la música pop de estilo occidental ha sido interpretada de manera variada como la representación de procesos de americanización, homogeneización, modernización, apropiación creativa, imperialismo cultural, y/o un proceso más genérico de globalización.[14]

Características[editar]

Los musicólogos suelen identificar una serie de características como típicas del género de música pop: un enfoque en canciones individuales o sencillos (singles), en lugar de en obras extensas o álbumes; el objetivo de atraer a un público general, en lugar de dirigirse a una sub-cultura o ideología; una preferencia por la artesanía por encima de cualidades formales artísticas; cierto énfasis en la grabación, producción y tecnología, antes que la actuación en vivo; y una tendencia a reflejar las tendencias existentes en lugar de a los desarrollos progresivos.[8] [9] [10] [15]

El principal elemento de la música pop es la canción, a menudo de entre tres y cinco minutos de duración, generalmente marcada por un elemento rítmico constante y notable, un estilo afín a la corriente dominante, y una estructura tradicional y simple.[16] Las variantes más comunes son la estrofa-estribillo y la forma de treinta y dos compases, con una especial atención a las melodías pegadizas y un estribillo que contrasta melódica, rítmica y armónicamente con la estrofa.[17] El ritmo y las melodías tienden a ser sencillos, con un acompañamiento armónico limitado.[18] Las letras de las canciones pop modernas se centran típicamente en temas sentimentales o de la vida cotidiana, particularmente las relaciones amorosas, las experiencias personales y los temas sociales, entre otros.[8]

La armonía de la música pop coincide con la de la tonalidad europea clásica, utilizando a menudo los ciclos de subdominante-dominante-tónica, aunque también con influencias frecuentes de la escala de blues.[19]

Críticas[editar]

El pop, al tiempo que es el género musical con mayor difusión y popularidad, es también blanco de diversas críticas. Según la opinión del crítico de rock y sociólogo británico Simon Frith, la música pop se produce «como una cuestión de empresa, no de arte… está diseñado para atraer a todo el mundo» y «no proviene de ningún lugar en particular o marca ningún gusto particular». No está «conducida por ninguna ambición significativa, excepto el lucro y la recompensa comercial... y en términos musicales, es esencialmente conservadora». Es «provista siempre desde lo alto (por las compañías discográficas, programadores de radio y promotores de conciertos) en lugar de estar hecha desde abajo... El pop no es una música “hecha por uno mismo”, sino que es profesionalmente producida y envasada».[20]

Por otro lado, algunos críticos musicales,[21] comentaristas sociales[22] [23] e investigadores de la industria de la música[24] indican que la música pop contemporánea sufre de un declive en calidad. Este declive puede reflejarse en el descenso de las ventas,[25] la opinión pública cada vez más desfavorable,[26] [27] estudios históricos[28] y el descenso en la audiencia de los conciertos.[29] Además las investigaciones demuestran que las canciones pop cada vez son más similares entre sí, además de que su composición se ha vuelto mucho más minimalista, como consecuencia del descenso del interés por parte de los compositores en incorporar novedades en sus producciones, optando en su lugar por imitar a sus predecesores y contemporáneos.[30]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Evolución del pop». Centros 4. Consultado el 18-08-2010.
  2. «Historia de la música Pop». pianored. Consultado el 18-08-2010.
  3. Bill Lamb, "What Is Pop Music? A Definition", About.com, retrieved 8 March 2012.
  4. allmichaeljackson.com, CNN, CBS, umsingers.com
  5. Pop en el Diccionario de la Lengua Española.
  6. D. Hatch and S. Millward, From Blues to Rock: an Analytical History of Pop Music (Manchester: Manchester University Press, 1987), ISBN 0-7190-1489-1, p. 1.
  7. J. Simpson and E. Weiner, Oxford English Dictionary (Oxford: Oxford University Press, 1989), cf pop.
  8. a b c d e f S. Frith, "Pop Music" en S. Frith, W. Stray and J. Street, The Cambridge Companion to Pop and Rock (Cambridge University Press, 2001), pp. 93–108.
  9. a b «Early Pop/Rock». Allmusic. Consultado el 07-08-2009.
  10. a b T. Warner, Pop music: technology and creativity: Trevor Horn and the digital revolution (Aldershot: Ashgate, 2003), p. 3.
  11. R. Serge Denisoff, and William L. Schurk. Tarnished gold: the record industry revisited (Transaction Publishers, 3rd edn., 1986), ISBN 0-88738-618-0, pp. 2–3.
  12. a b c d e D. Buckley, "Pop" "II. Implications of technology", Grove Music Online, retrieved 15 March 2010.
  13. J. Kun, Audiotopia: Music, Race, and America (Berkeley, CA: University of California Press, 2005), ISBN 0-520-24424-9, p. 201.
  14. a b c P. Manuel, "Pop. Non-Western cultures 1. Global dissemination", Grove Music Online, retrieved 14 March 2010.
  15. R. Shuker, Understanding popular music (London: Routledge, 2nd edn., 2001), pp. 8–10.
  16. W. Everett, Expression in Pop-rock Music: A Collection of Critical and Analytical Essays (London: Taylor & Francis, 2000), p. 272.
  17. J. Shepherd, Continuum Encyclopedia of Popular Music of the World: Performance and production (Continuum, 2003), p. 508.
  18. V. Kramarz, The Pop Formulas: Hamonic Tools of the Hit Makers (Mel Bay Publications, 2007), p. 61.
  19. Winkler, Peter (1978). "Toward a theory of pop harmony", In Theory Only, 4, pp. 3-26.
  20. Frith (2001), pp. 95–6.
  21. Washington (2012). «The Quality Of Popular Music Has Declined». starpulse.com. 
  22. Steyn, Mark (2011). «A Tale of Two Declines». National Review Online. 
  23. Cisneros, Makayla (2012). «As industry dies, music declines». Clarion. 
  24. «Foo Fighters’ Dave Grohl Blames Declining Sales On Lack Of Talent». live4ever. 2011. 
  25. Mulligan, Mark (2013). «The Decline and Fall of the Top 10». USC Annenberg. 
  26. Register, Larry (2011). «Best decade for music?». Poll Position. 
  27. Hazel, Cheers (2010). «80's Music is Top of the Pops!». Daily Star (UK). 
  28. Loken, John (2011). «The Death of Pop Music?». brands+music. 
  29. Cohan, Jillian (2008). «The Show Must Go On». The American. 
  30. «Science Proves: Pop Music Has Actually Gotten Worse». SmartNews. 2012. 

Enlaces externos[editar]