Ciencias de la comunicación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las ciencias de la comunicación son aquellas disciplinas que estudian, analizan o discuten los fenómenos sociales relacionados con la comunicación, así como los medios que se emplean y el conjunto semiótico que construyen, generando sus propios métodos de estudio y herramientas analíticas.

El objeto de estudio de las ciencias de la comunicación –los procesos y fenómenos de comunicación-, con frecuencia es también abordado por otras disciplinas, entre las que es posible mencionar la sociolingüística, la sociología, la antropología social, la cibernética y la psicología social, entre otras.


Aunque es posible hablar de comunicación masiva desde que la invención de la imprenta por Gutenberg, no fue sino hasta la década de 1920 cuando se realizaron los primeros estudios sobre la influencia de la propaganda en el contexto de la Europa de la Segunda Guerra Mundial, con el ascenso de los regímenes fascistas de Alemania e Italia. Si bien los clásicos griegos como Aristóteles, Gorgias y Sócrates, hablaron de la persuasión como un modo para llevar a cabo el proceso de la comunicación; estos autores se quedaron en el nivel lógico-semántico de la cuestión y no planteron el asunto desde el punto de vista de una sociedad completa.

Aunque la retórica fue elaborada por Aristóteles hace ya más de 2300 años, se basó en la observación empírica y esto fue el cimiento de la gran infraestructura de la comunicación. Cabe destacar que más que nada se enfocaba en el orador. La retórica tuvo mucho menos interés en lo que había más allá del orador, en los que escuchaban (el público), ni tampoco en la retroalimentación que en algún momento se podía dar. En la antigüedad, la retórica tuvo un enorme prestigio como disciplina, y fue vista como un modelo en el cual una sola persona podía convencer a todo un público. Sin embargo este enfoque tiene un interés limitado desde el punto de vista más descriptivo de la ciencia moderna. El enfoque científico de la comunicación exigía un análisis empírico de los efectos medibles u observables de la comunicación. Lo que diferencia a la comunicación de lo que comúnmente se denominan ciencias sociales, es el trabajo con un enfoque metodológico para el estudio de una determinada "realidad". Se debe de estudiar la comunicación desde una perspectiva más crítica,[cita requerida] de una manera más científica basada en modelos verificables y susceptibles de ser mejorados, perfecccionados o generalizados. El campo de estudio de las ciencias de la comunicación es muy extenso y, por esta razón, es muy complicado abordar todos los aspectos relevantes y cada unos de sus "rincones".

Aspectos generales de la comunicación[editar]

La comunicación es un sistema de intercambio de información que altera el estado de conocimiento del receptor de la misma. Se supone que el estado de conocimiento afecta a las opiniones, preferencias y conductas de los individuos, el receptor de una información puede re-evaluar sus opiniones, cambiar sus preferencias o adaptar sus conductas en función de la información recibida (sea ésta veraz o no).

En la comunicación de las sociedades humanas se consideran importantes los fenómenos estudiados por la psicología social, así como los procesos organizativos y los nuevos fenómenos sociales emergentes. Es más, la altísima especialización existente en las sociedades humanas modernas requiere que los individuos u organizaciones que tienen acceso a determinados conocimientos transmitan dicho conocimiento a individuos cuya especialización no les permitiría acceder directamente a ellos. Las ciencias de la comunicación analizan cómo es ese proceso de comunicación desde los individuos con conocimientos más específicos a otros menos especializados, así como el efecto recíproco de un grupo sobre otro. En muchas sociedades, gran parte de la información se difunde a través de periodistas y expertos que son personas dedicadas a la recopilación, análisis y difusión de informaciones específicas que pueden resultar importantes para individuos especializados en otras tareas y que por tanto no disponen de tiempo, medios u oportunidad de acceder por si mismos a ciertos hechos o realidades.

Tipos de comunicación[editar]

En términos generales existen diferentes tipos de comunicación, el cual se refiere a las formas o maneras de comunicación:

  • Comunicación interpersonal: Es la comunicación del individuo con las personas a su alrededor, mediante la cual puede reconocer sus fortalezas y debilidades; además de conocer la capacidad para comunicarse. Permite de alguna forma negociar con los demás y descubrir las maneras efectivas de tomar decisiones. Es imposible no tener este tipo de comunicación, pues siempre se está comunicando algo: en conversaciones escritas o habladas, con la mirada, con gestos, ilustraciones, apariencia, etc.
  • Comunicación mediática: Es la comunicación hecha por organizaciones especializadas en la recopilación, análisis y elaboración de documentos informativos, para su uso general por parte de grupos que compran dicha información o el público general que accede a las informaciones elaboradas por las organizaciones especializadas.

La comunicación intrapersonal se refiere a las conversaciones que sueles mantener continuamente en tu propia mente.

  • Comunicación intercultural: Es la comunicación entre personas de diferentes culturas. No significa que las personas sean de diferentes lugares o muy distantes, pueden estar dentro de una misma sociedad o un mismo espacio geográfico. La edad, género, religión, orientación sexual, lugares geográficos, todo esto es parte de diferencias culturales y disminuye de manera significativa la comunicación.
  • Comunicación intragrupal: Donde el grupo tiene el mismo objetivo y buscan cumplir con un mismo fin; el tipo de respuesta que puede tener es directa, inmediata y simultanea.
  • Comunicación intergrupal: Se lleva a cabo con diferentes representantes de grupo, su respuesta sería directa, simultanea e inmediata.

Comunicación organizacional[editar]

La información organizacional se refiere al análisis del flujo de informaciones relativas a los objetivos y medios de una organización entre los individuos de dicha organización. Frecuentemente dicha comunicación tiene al director de la misma como emisor y a los subordinados como receptores y el mensaje tiene que ver con la obtención de un resultado laboral asertivo, aunque existen otras posibles combinaciones de emisor, receptor y mensaje.

Si en la comunicación organizacional no hay un mensaje adecuado que sea recibido por el receptor, el resultado será una comunicación fallida que no modificará el estado de conocimiento del receptor en el sentido adecuado. Por el contrario si el mensaje es recibido de manera correcta y el receptor tiene la capacitación adecuada para extraer las consecuencias correctas el proceso de comunicación resultará satisfactorio.

Cuando el emisor es el director de la organización es importante verificar que no exista ruido (distorsión del mensaje) dentro del canal para enviar el mensaje, ya que siendo director o subdirector depende gran parte del trabajo de los receptores subordinados la existencia de ruido tiene grandes posibilidades de acabar en comunición fallida,

Estructura de la información[editar]

Es muy difícil dar una definición concreta de qué constituye una información, dado que los estados de conocimiento de los individuos son en gran parte abstracciones no directamente accesibles. Informalmente, la información está asociada a mensajes propiamente lingüísticos, conductas sociales ampliamente difundidas y patrones de conducta o esquemas que están culturalmente determinados. El proceso de aculturación de un niño consiste no sólo en aprender la lengua o lenguas de su comunidad sino en deducir qué conductas son adecuadas y qué patrones de conducta son pertinentes en cada caso. Si bien la comunicación se transmite de manera preferentemente lingüística es evidente que los símbolos y las conductas socialmente admitidas son fuente de información. De hecho el choque cultural puede producirse cuando un individuo que desconoce algún aspecto simbólico o conducta de una sociedad diferente a la que se aculturuó interfiere con su manera de actuar.

Este sentido amplio de información es complicado de formalizar. Por eso la teoría de la información toma un enfoque menos holístico y más reduccionista. Propiamente, en teoría de la información un mensaje es cualquier secuencia de un conjunto finito de signos. En la mayor parte de actos comunicativos esos signos pueden representar entidades de tipo lingüístico aunque no estrictamente, ya que en la teoría de la información los signos no necesariamente tienen por qué representar palabras, letras o fonemas. El conjunto de tales signos se llama alfabeto por analogía con el caso lingüístico aunque aquí alfabeto es sólo un conjunto finito de signos distinguibles que se combinan de acuerdo a cierta combinatoria. Las probabilidades de aparición de ciertas secuencias de signos son objeto de estudio de la teoría de la información, de hecho la cantidad total de información en una secuencia de cierto tipo viene dada por:

\mathrm{Inf} = -M\cdot \sum_{i=1}^N p_i \log_2 p_i

donde:

M\, el número de signos que compone la secuencia.
N\, el número total de signos de los que consta el alfabeto.
p_i\, la probabilidad de aparición del signo i-ésimo del alfabeto.
\log_2\, el logaritmo en base 2.

El número anterior es la cantidad de información esperada en una secuencia de M caracteres expresada en bits.

A un nivel más general la información consta de proposiciones complejas que describen hechos y de proposiciones que describen objetivos o intenciones. La decodificación adecuada de las informaciones requiere que emisor y receptor estén de acuerdo sobre los términos usados y que el receptor tenga conocimientos suficientes para interpretar el significado correcto de los mensajes. Actualmente no existe una teoría cuantitativa del significado, por lo que en teoría de la información una secuencia de letras inteligibles puede tener la misma cantidad de bits que un discurso psicológicamente motivado. Esto es así, porque la teoría de la información no trata sobre el contenido proposicional del los mensajes o la significación psicológica de los mismos, sino simplemente de la complejidad de los algoritmos necesarios para generar dicha secuencia de signos.

Subespecialidades y otras disciplinas[editar]

La comunicación abarca una gran variedad de especialidades, entre las que destacan: la comunicación social, la comunicación institucional, la comunicación organizacional, las redes, las telecomunicaciones, el periodismo, la publicidad, las relaciones públicas, la psicología organizacional y la comunicación audiovisual.

El objeto de estudio de las ciencias de la comunicación –los procesos y fenómenos de comunicación– también es abordado con frecuencia por otras disciplinas, entre las cuales es posible mencionar a la lingüística, la sociología, la ciencia política, la cibernética y la psicología. También se incluye la educación, que a su vez abarca la pedagogía y la andragogía.

En resumen: La carrera de Ciencias de la Comunicación trata sobre el estudio de los procesos de comunicación, desde la escritura hasta el habla, desde la vestimenta hasta la música, ayudan a sostener o romper formas de autoridad y control. También estudia como los mensajes son diseñados para comunicar, para apoyar relaciones de poder o para cuestionarlas. Las Ciencias de la Comunicación son hoy en día una herramienta básica para comprender la naturaleza de las sociedades, así como la comunicación diaria entre personas o grupo de personas, sea en su dimensión institucional o comunitaria.

Bibliografía[editar]

  • Wood, J. (2004). Communication Theories in Action. Belmont: Wadsworth.
  • Defleur, M. (1989). Theories of Mass Communication. White Plains, NY: Longman.