Buñuelo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Buñuelo de calabaza

El buñuelo es una masa de harina que se fríe en abundante aceite. La masa de harina puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura. Pueden llevar un relleno que puede ser dulce o salado, por ejemplo manzana o pescado.

Introducción[editar]

Es una preparación muy antigua de la comida mediterránea. Catón el Viejo incluyó una receta de buñuelos, con el nombre latino de "globos", en su libro De Agri Cultura, escrito en el segundo siglo antes de Cristo. En esta receta, se mezclan harina y queso, se hacen bolas que se fríen y se untan con miel y semillas de amapola para servirlos.[1]

En algunos países de América Latina, como Colombia, Cuba, Ecuador y México, los buñuelos forman parte de la cena de Navidad, junto a las natillas. En Colombia, por ejemplo, se suele juntar una medida de queso fresco molido, huevos, almidón de maíz (o maicena) con un poco de almidón de yuca y azúcar. Todos estos ingredientes se mezclan y se fríen, hasta dorarlos. En Cuba es costumbre confeccionarlos con la masa de la yuca. Son dulces típicos en celebraciones señaladas, como el Día de Todos los Santos, Pascua o las Fallas de Valencia (España).

Hay un tipo de buñuelos, en forma de bola y especialmente ligeros, que se llaman buñuelos de viento, por su ligereza y porque suelen tener grandes burbujas de aire en su interior. Es habitual aprovechar el hueco interior para rellenarlos de crema, en cuyo caso se llaman buñuelos de crema. Otros buñuelos sin crema son, por ejemplo, los buñuelos del Ampurdán, que tienen forma de anillo. En Cataluña, en Valencia y en las islas Baleares hay muchos tipos de buñuelos dulces asociados a diferentes fiestas; algunos pueden incluir en su masa patata (papa), boniato (batata), queso, higos secos, etcétera. En otras regiones españolas se hacen porras y churros, además de buñuelos. Otra pasta frita típica de Pascua en España son las flores.

Además de estos buñuelos dulces, en la península ibérica es muy frecuente hacer buñuelos salados; los más frecuentes son los buñuelos de bacalao, aunque se pueden hacer de gambas u otros pescados, y los de verduras, generalmente de berenjena, de calabacín o de otros ingredientes. En Guaranda, Ecuador, se preparan como una especie de pan, hechos con la yemas de huevos se sirven fríos acompañados de miel hecha con panela proveniente de la caña de azúcar.

Origen histórico[editar]

La primera sociedad, después de la romana, que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, gente de medios humildes, que habitaban los territorios del Sur de la península ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría, desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos. En Sevilla y Granada, eran postre típico los buñuelos fritos en aceite cubiertos de miel. Por otro lado, esta especialidad fue adoptada por los gitanos tras la expulsión morisca y perpetuada hasta la actualidad.

En algunos países americanos, como Colombia y México, los buñuelos se sirven en Navidad; en Colombia es habitual prepararlos con una mezcla de huevos, queso molido, harina de maíz y azúcar; en México es muy común encontrarlos en todas las ferias populares. En Estados Unidos se conocen como "orejas/lóbulos de elefante".

España[editar]

Los buñuelos son un postre típico en muchas comunidades autónomas y, sobre todo, durante sus fiestas regionales. Cada territorio incorpora sus propios ingredientes y su propia tradición. Uno de los más conocidos es el buñuelo de viento, especie de fruta de sartén.

Buñuelos con chocolate.

En Cataluña, se consumen sobre todo durante la Cuaresma. Los más famosos son los de viento, los de crema y los del Ampurdàn. Se suelen comer como merienda o para acompañar el café después de comer. En Valencia se concentra su mayor consumo en fiestas como las Fallas de Valencia, donde se elaboran los buñuelos de calabaza. En las islas Baleares, hay buñuelos dulces para diferentes fiestas del año (las Vírgenes, Todos los Santos, Cuaresma, etc.) y, según la ocasión, pueden contener patata o boniato, queso de Mahón, higos secos, etc.

En Madrid y Andalucía, se consumen con especial asiduidad durante la Semana Santa, durante la cual es costumbre que las mujeres los preparen en las casas y los vendan o regalen a los vecinos, sobre todo en los pueblos o pedanías.

No obstante, en algunas regiones de España, los buñuelos encuentran un fuerte competidor en los churros, cada vez más extendidos en fiestas normalmente asociadas a los buñuelos. En cambio en Cataluña los churros casi sólo son consumidos por turistas, prefiriendo los catalanes a los xuixos o chuchos en churrerías o a los buñuelos en sus múltiples formas en pastelerías, panaderías o en las casas.

Argentina[editar]

En Argentina, los buñuelos son frutos de sartén, generalmente de forma redonda , que además de ser hechos con harina pueden ser hechos con añadidos (por ejemplo coliflor rebozada con harina y frita, o trozos de manzana, etc). En Argentina los buñuelos pueden ser parte del plato principal de un almuerzo o de una cena o pueden ser como postres en desayuno para -como las tortas fritas- acompañar un mate.

Colombia[editar]

Buñuelos de maíz tierno de la Costa Caribe de Colombia.

En Colombia existen distintas variedades de buñuelos. En la zona andina no son dulces, la mezcla para su preparación incluye queso fresco molido, huevos, almidón de maíz (o maicena) con un poco de almidón de yuca, se forman bolas con la mezcla y se fríen en abundante aceite caliente. Estos buñuelos se comen al desayuno, como comida rápida, y hacen parte de un tradicional plato navideño junto a la natilla y el chocolate caliente.

En la Costa Caribe también existen buñuelos fritos de fríjol cabecita negra y de maíz tierno, estos últimos de sabor dulce y opcionalmente acompañados con queso costeño.

Croacia[editar]

El fritule es un pastel de fiesta croata similar a los buñuelos, que se hacen especialmente para Navidad. Tiene mucha similitud con el zeppole italiano, pero suelen aromatizarse con brandy y cáscara de cítrico, incluir pasas en la masa y espolvorearse con azúcar glas.

Italia[editar]

El Zeppole (en italiano zeppola, plural zeppole; en algunos dialectos italianos del sur zeppoli o zippuli) es un dulce típico tradicional de la cocina napolitana, suele ser frecuente en las pastelerías con la celebración de la onomástica del santo San Giuseppe (19 de marzo que corresponde con San José). En algunos lugares de Italia se puede encontrar con el nombre de sfinge y en Roma Bignè di S. Giuseppe. Puede encontrarse fácilmente en estas celebraciones en casi toda la península italiana.

Se trata de una especie de rosquilla (puede tener otras formas) elaborada con una masa (Pasta choux) que posteriormente se fríe en aceite de oliva y se cubre con azúcar glaseada. En algunas regiones se rellena con alguna mermelada, o se le proporciona un aspecto similar al cannolo siciliano. Existen variantes saladas con anchoas.

México[editar]

Buñuelo típico de las fiestas y ferias mexicanas (Noche Mexicana, Navidad, festividades religiosas diversas, etc.)

Los buñuelos tradicionales también se pueden encontrar en la gastronomía de México, donde su preparación incluye el uso de miel de piloncillo y canela. Por lo general, los buñuelos son favorecidos para la merienda. Los buñuelos azucarados comúnmente se ofrecen en Navidad, y también en muchísimas festividades típicas mexicanas, como las ferias con motivos religiosos.

En México se pueden encontrar además de los tradicionales, buñuelos comerciales que ya han sido preempaquetados (cuatro por bolsita) para su venta en tiendas y supermercados; son mucho más pequeños que los buñuelos tradicionales, que son de aproximadamente 7 cm en diámetro, y tienen también una forma diferente, pues cada uno ha sido formado en molde y tiene la apariencia de una rueda. También son azucarados.

Panamá[editar]

En Panamá a los buñuelos se les llaman "torrejas" o "torrejitas" (dependiendo de su tamaño) y son generalmente hechas de maíz nuevo, se pueden comer fritas y normalmente se consumen más como un desayuno o un bocadillo. Culturalmente son muy populares y consumidas en fiestas patronales o ferias en el interior del país.

Perú[editar]

En algunos departamentos es una costumbre en la fiesta de Navidad el buñuelo frito bañado con miel. El buñuelo tenía la gracia de ser considerado en los villancicos navideños como preferido del infante divino: “Niño Manuelito, ¿qué querís comer?” dizque le preguntaban los cantores, y éste respondía: “Buñuelitos fritos envueltos en miel.”

Un tipo de buñuelo, muy consumido en la ciudad de Lima, se le conoce como picarones.

Venezuela[editar]

En Venezuela se usan una variedad de componentes en su elaboración, siendo los más comunes los buñuelos de apio (arracacha), batata, yuca y calabaza o auyama (zapallo). Se hierven los ingredientes hasta que ablanden, se le puede agregar harina para mayor consistencia, huevos dependiendo de la cantidad de verdura, sal al gusto, se forman bolitas de unos 4 a 5 cm y se fríen en abundante aceite. En paralelo se prepara un melado de azúcar o preferiblemente de papelón, pero la mayoría lo acompañan con miel.

También consisten en una pasta de harina mezclada con huevo, leche y levadura, que se fríe en abundante aceite y puede ir acompañada de otros ingredientes. Hay distintas clases de buñuelos: de viento (sin ingredientes adicionales, con tan solo la masa), de bacalao, calabaza, manzana, piña, queso, yuca.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Despúes de la de Catón, la primera receta conocida de una masa para buñuelos parece ser la recogida por Apicio, en su obra De re coquinaria, en el siglo primero de la era cristiana.

Enlaces externos[editar]

Wikilibros

Wikilibros