Buñuelos de bacalao

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una tapa de buñuelos.
Una fuente de buñuelos de bacalao caseros.

Los buñuelos de bacalao son una especialidad gastronómica de los países del arco mediterráneo (entre ellos España, Italia, Francia y Portugal). Se trata de bolas fritas de pasta de bacalao desmigado y mezclado con otros ingredientes. Su preparación varía ligeramente según el país.

Características[editar]

En España y Portugal son muy populares, no contienen guindilla y que se suelen freír en aceite de oliva. En ambos lugares se hacen con bacalao desalado y desmigado (esqueixat) mezclado con una masa típica de buñuelos (Cataluña: agua o leche, harina, huevos; Portugal: patatas y huevos) y se suele especiar con ajo, perejil y a veces también cebolla picada. Se suelen comer como tapa, en platos de frituras variadas o como acompañamiento en platos combinados.

El origen histórico de los buñuelos de bacalao se remonta al siglo XIII en el sitio que hace el Rey Fernando III a la ciudad de Sevilla, durante el asedio escaseaba los alimentos. Dado el carácter de puerto fluvial de Sevilla, los sitiados echaron mano a unos cargamento de bacalao y harina almacenado en el mismo, el cual después de aderezarlo convenientemente y frito, alimentó durante algún tiempo a la población. el 22 de diciembre del año 1248 se termina el cerco con la entrada a la Ciudad del Rey Fernando III. El 30 de mayo de 1252, el Rey muere en Sevilla donde está enterrado en la Capilla Real de la Catedral de la Ciudad.[cita requerida]

Variantes[editar]

En Francia se consideran una receta de origen guadalupeño (en la lengua indígena de la isla son acras) y son ligeramente picantes.

Enlaces externos[editar]