Altos Hornos de Vizcaya

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alto Horno de AHV, hoy en desuso y actualmente en rehabilitación.

Altos Hornos de Vizcaya (AHV) fue la mayor empresa de España durante gran parte del siglo XX surgida gracias a la fusión de varias empresas siderometalúrgicas de Vizcaya.[1]

Historia[editar]

Orígenes[editar]

Nace el 29 de abril de 1902 en Bilbao por la asociación de Juan Tomás Gandarias, en representación de la Sociedad Anónima de Metalurgia y Construcciones Vizcaya, José de Vilallonga y Tomás de Zubiría e Ybarra (Conde de Zubiría), actuando en nombre de la Sociedad de Altos Hornos y Fábricas de Hierro y Acero de Bilbao, y Víctor Chávarri Anduiza (hijo de Victor Chavarri) por parte de Compañía Anónima Iberia. Tomás de Zubiría fue el primer presidente de Altos Hornos de Vizcaya y se mantuvo al frente de la compañía durante casi treinta años.

La fusión de esas tres empresas siderometalúrgicas, cuya competitividad había ido en aumento durante toda la década anterior exportando hierro y acero vizcaíno a toda Europa, dio origen al nacimiento de "Altos Hornos de Vizcaya". Su emplazamiento se realizó en Sestao y Baracaldo y era la mayor empresa del país siendo a partir de entonces uno de los máximos exponentes de la economía industrial española,[1] (en dura competencia con la fábrica asturiana de La Felguera entre otras) su cercanía a los yacimientos de hierro, con puerto de mar y de alta tradición metalúrgica facilitaron el crecimiento.

La creación de AHV y la posterior sustitución del carbón mineral por coque de mayor poder calorífico, impulsaría el comercio: exportación de acero e importación de coque, estimulando la creación de barcos de acero y vapor. Como consecuencia se crearon nuevos astilleros (Astilleros del Nervión, Compañía Euskalduna).

AHV suministraba acero pero demandaba mineral, mano de obra, herramientas, y una vasta red ferroviaria lo que generó la intensa industrialización de Vizcaya y la diversificación de las empresas.

Crecimiento y hegemonía[editar]

Tras la guerra civil, al quedar la industria vasca casi intacta, sirve como destino atractivo para el éxodo rural y el desarrollo económico de la zona, convirtiendo el Gran Bilbao en uno de los mayores núcleos urbanos de España. Continuará su hegemonía en parte gracias a la construcción del tren de laminación entre los años 50 y 60.[2]

En la década de 1970 era la principal empresa de Vizcaya, dando trabajo directo a unas 13.000 personas. Desde 1975 A.H.V fue la operadora de las Minas de Magnetita de Cehegín a través de su empresa filial AGRUMINSA, cesando su actividad de explotación y transmitiendo las Concesiones Mineras en 1990 a la empresa Lorente y Pallarés, S.L., que había colaborado con ella en las operaciones de carga y transporte, quedando ésta última como titular de las 62 Concesiones de Explotación existentes, con una superficie de 1.030 Has, y resultando depositaria de todas las investigaciones realizadas por A.H.V. durante su etapa productiva.

Declive[editar]

Ya en el declive de la empresa y como consecuencia de la ejecución del "Plan de Competitividad Conjunto AHV - Ensidesa", en diciembre de 1994 tiene lugar la constitución del grupo CSI, ("Corporación de la Siderurgia Integral"), cuya reorganización da lugar en 1997 a la creación de Aceralia Corporación Siderúrgica, actualmente parte del grupo Arcelor.[3] Durante ese proceso, en julio de 1996, cierran definitivamente las últimas dependencias de lo que fue Altos Hornos de Vizcaya.[4]

Actualidad[editar]

Hoy en día, una pequeña parte de la fábrica de Sestao, después de una reconversión y cambió de nombre a "Acería Compacta de Bizkaia" (ACB), siguió produciendo acero mediante la tecnología CSP teniendo una capacidad cercana a los 2 millones de toneladas. A finales del 2007 cambió su nombre por ArcelorMittal Sestao, siguiendo la política de designación de plantas del grupo industrial al que pertenece. Esta fábrica junto a la de Echévarri (esta con un origen más moderno que la primera) son las únicas que quedan en Vizcaya de la extinta AHV.

Por su parte, en otros lugares, después de una descontaminación de los suelos, se han construido edificios. El más destacable está en el lugar donde se encontraba la fábrica de Ansio donde se construyó el BEC, la nueva feria de muestras de Bilbao.

Influencia[editar]

Acción de los Altos Hornos de Vizcaya del año 1948 de 500 pesetas.

Fue la base del desarrollo económico de muchos municipios de Vizcaya, entre ellos Baracaldo, Sestao, Portugalete, Ortuella y Abanto y Ciérvana.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b turismo.barakaldo.org (ed.): «Historia de Barakaldo». Consultado el 10 de mayo de 2009.
  2. minasderiosa.blogspot.com/ (ed.): «AHV - El Horno nº 5 y la Fábrica de Ansio». Consultado el 10 de mayo de 2009.
  3. euskomedia.org (ed.): «ALTOS HORNOS DE VIZCAYA». Consultado el 13 de febrero de 2009.
  4. eretza.com (3.Desarrollo industrial) (ed.): «[http://www.eretza.com/barakaldo_mirate/TextFrame_texto1.html Barakaldo que fue vega y fue campo. Barakaldo también del hierro y la industria. Y ahora Barakaldo, capital comercial y feria de toda Bizkaia. ¡Barakaldo, Jolín!]». Consultado el 10 de mayo de 2009.

Enlaces externos[editar]