Vía de ancho mixto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tercer carril en el nudo de Mollet.
Vía estuchada.

Una vía de ancho o trocha mixto es aquella que permite la circulación de trenes de al menos dos anchos de vía diferentes.

Tipos[editar]

Existen principalmente tres tipos de vías de ancho mixto:

  • Vía estuchada: Existen 4 carriles, dos de un ancho menor en el interior y dos de un ancho mayor en el exterior de los anteriores.
  • Triple carril: Cuando la diferencia de ancho entre los dos anchos de vía es tan pequeña que no permite una configuración de vías estuchadas se utiliza una configuración de triple carril, en la que ambos anchos comparten uno de los carriles, existiendo un carril diferente para cada ancho en el otro lado. No debe confundirse con el carril de alimentación.
  • Vía imbricada: Existen 4 carriles, dos para cada ancho, aunque a diferencia de la vía estuchada no están centrados en un mismo eje, sino que se alternan, situando un carril del otro ancho entre cada dos del mismo ancho.

Implicaciones técnicas[editar]

La idoneidad de cada uno de los métodos depende principalmente de la diferencia existente entre los anchos. Si la diferencia es grande, es posible realizar una vía estuchada. Cuando la diferencia es poca, no es posible situar dos vías en el interior debido a que entre entre los carriles debe haber suficiente espacio para los tirafondos y todo el sistema que une la vía a la traviesa, por lo que se utiliza la configuración de tercer carril. Cuando la diferencia es muy poca tampoco es suficiente una configuración en tercer carril, al no existir suficiente espacio para los tirafondos en los carriles no comunes, por lo que se hace necesaria la utilización de la vía imbricada.

Triple carril[editar]

La vía de triple carril permite evitar la necesidad de cambio de ancho, pero a cambio tiene un mayor coste. Son necesarias traviesas especiales y aparatos de vía más complejos. La transmisión de esfuerzos desde la traviesa al suelo se descentra, la catenaria también se encuentra descentrada respecto de uno de los anchos, y se produce un desgaste desigual del carril común, por lo que se requieren constantes labores de mantenimiento.

En una vía de triple carril, debido a la forma de los cambios de aguja, sólo se puede desviar la vía de mayor ancho a un lado y la de menor ancho al contrario. Si se necesita desviar ambos anchos a un mismo lado, o desviar un mismo ancho a ambos lados, es necesario invertir el triple carril pasando el carril común al lado contrario. Esto se realiza en unos dispositivos denominados cambiadores de hilo, que requieren que los trenes reduzcan su velocidad al pasar por ellos.

Utilización[editar]

El sistema se emplea en varios países que tienen redes de vía estrecha y vía ancha, o que tienen un ancho diferente al de sus países limítrofes. En el primer grupo se encuentran países como Japón o Alemania, mientras que en el segundo figuran países como República Checa o España.

España[editar]

España y Portugal utilizan un ancho de 1.668 mm, mientras que el resto de Europa usa 1.435 mm. Para permitir la conexión con el resto de la red europea, en los años 80 se decidió que las nuevas líneas de alta velocidad emplearían ancho europeo. En un principio, para conectar la red de alta velocidad y la convencional se utilizaron cambiadores de ancho. Progresivamente, en algunos tramos, se comienza a instalar el tercer carril para permitir la circulación de trenes de alta velocidad y convencionales sin cambiar de ancho.

El primer trazado experimental con tercer carril fue el tramo entre Olmedo y Medina del Campo, construido en 2002 para ser usado en diversos ensayos sobre este tipo de tecnología. El primer tramo con tercer carril en servicio comercial fue el de Tardienta-Huesca, de unos 20 km, para permitir la llegada de los trenes AVE a la ciudad aragonesa.

La dificultad para desarrollar trenes de mercancías con cambio de ancho ha llevado recientemente a considerar el triple carril como una opción para que los trenes de mercancías provenientes del resto de Europa puedan entrar en la red convencional española. En este contexto, se han ejecutado varios tramos con tercer carril para permitir que los trenes de mercancías que acceden por la línea de alta velocidad Perpiñán-Figueras puedan continuar hacia el sur por la vía convencional en aquellos tramos en los que la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera Francesa no está terminada o no admite circulaciones de mercancías. Actualmente, el tercer carril permite el acceso de los trenes provenientes de Europa hasta el puerto de Barcelona.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]