Tercera Guerra Carlista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tercera Guerra Carlista
Guerras Carlistas
Conflictos en la I República Española.svg
En rojo, zonas principales de conflicto.
Fecha 21 de abril de 187228 de febrero de 1876
Lugar Bandera de España España: Provincias Vascongadas, Navarra, Maestrazgo, Cataluña
Resultado Victoria de Alfonso XII
Beligerantes
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Reino de España
Flag of the First Spanish Republic.svg I República Española
Flag of Cross of Burgundy.svg España Carlista
Comandantes
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Amadeo I Armas de Amadeo I de Saboya.svg
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Alfonso XII Escudo de Carlos III de España Toisón y su Orden variante leones de gules.svg
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Martínez-Campos
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Manuel Pavía
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Francisco Serrano
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Ramón Blanco
Flag of Cross of Burgundy.svg Carlos VII Coat of Arms used by the supporters of the Carlist Claimants to the Spanish Throne (adopted c.1890).svg
Flag of Cross of Burgundy.svg Alfonso Carlos
Flag of Cross of Burgundy.svg Rafael Tristany
Flag of Cross of Burgundy.svg Pascual Cucala
Flag of Cross of Burgundy.svg Francesc Savalls
Flag of Cross of Burgundy.svg Manuel Santa Cruz

La Tercera Guerra Carlista se desarrolló en España entre 1872 y 1876 entre los partidarios de Carlos, duque de Madrid, pretendiente carlista con el nombre de Carlos VII, y los gobiernos de Amadeo I, de la I República y de Alfonso XII. En marzo de 1870 Ramón Cabrera presentó la dimisión como jefe político y militar del carlismo por creer que no se daban las "condiciones razonables de alcanzar el triunfo por las armas" y no querer exponer a España a una nueva guerra civil. El pretendiente, que llevaba meses preparando la insurrección desde el exilio estableció el 21 de abril de 1872 como la fecha para el comienzo de la sublevación.

Esta guerra carlista se desarrolló sobre todo en las Provincias Vascongadas y Navarra. La restauración de los Fueros por el pretendiente en julio de 1872, abolidos por los decretos de Nueva Planta por Felipe V, influyó en la fuerza del levantamiento en Cataluña y en menor medida en Valencia y Aragón y algunas partidas poco activas por Andalucía, así como el resto del territorio peninsular, especialmente en áreas montañosas donde practicaban el bandolerismo ante su marginalidad y escasa eficacia a la hora de establecer un vínculo con el pueblo que facilitara su actividad guerrillera.

La guerra provocó entre 7.000 y 50.000 bajas.[1]

Antecedentes[editar]

Tras la proclamación de la Primera República Española en febrero de 1873, muchos monárquicos isabelinos se pasaron al bando carlista, aumentando con la insurrección cantonalista. Por el contrario, el golpe de Pavía en enero de 1874 y el pronunciamiento de Arsenio Martínez Campos el 29 de diciembre de 1874, que condujo la restauración de la dinastía caída en 1868 en la persona de Alfonso XII, contribuyeron a restar fuerzas a los carlistas, así como el acercamiento al Vaticano del Gobierno español, y el reconocimiento de Alfonso XII por parte de Ramón Cabrera que publicó un manifiesto a la Nación y otro dirigido al Partido Carlista.

Frentes de combate[editar]

Provincias Vascongadas y Navarra[editar]

El pretendiente Carlos VII, en un dibujo de la revista Vanity Fair de 1876.
miniaturadeimagen

El pretendiente cruzó la frontera francesa en Navarra el 2 de mayo de 1872 y se puso al frente del alzamiento, pero el 4 de mayo el general gubernamental Domingo Moriones entró por sorpresa en el campamento carlista en Oroquieta, y el pretendiente tuvo que cruzar precipitadamente la frontera francesa, poniendo fin, momentáneamente, a la insurrección en las Provincias Vascongadas y Navarra tras la firma del Convenio de Amorebieta el 24 de mayo entre el presidente del gobierno de Amadeo I, Francisco Serrano, y los líderes carlistas de Vizcaya. Sin embargo, el convenio fue mal recibido por las Cortes y Serrano tuvo que dimitir. Tampoco se aceptó el convenio desde el bando carlista y el pretendiente consideró a los firmantes como traidores.

Tras el fracaso del primer levantamiento en las Provincias Vascongadas y Navarra, el pretendiente destituyó a la mayoría de los jefes militares y estableció el 18 de diciembre como fecha para la nueva sublevación. Entre las numerosas partidas que se levantaron destacó la del Cura Santa Cruz. Durante diciembre y los primeros meses de 1873 los carlistas volvieron a levantar numerosas partidas en la región. El 5 de mayo de 1873 se produjo una importante victoria en Eraul, Navarra, cuando las fuerzas de Dorregaray, Rada y otros líderes carlistas vencieron a las tropas de Navarro a las que produjeron numerosas bajas y prisioneros. Esta victoria junto a otras como la de Belabieta o Mañeru dio alas al carlismo en las Provincias Vascongadas.

El pretendiente volvió a entrar en julio de 1873 en España y en agosto los carlistas conquistaron Estella, que convirtieron en su capital, pero fracasaron en los intentos de conquistar Bilbao. En septiembre de 1874, los carlistas mantenían 24.000 hombres armados y ocupaban casi por completo las Provincias Vascongadas y Navarra, excepto las capitales. Se estableció así un verdadero Estado carlista que tenía su base en las diputaciones forales y en el que Carlos VII era el jefe de Estado y estaba al frente de un Gobierno compuesto por tres secretarías de Estado: Guerra, Negocios Extranjeros y Estado, y, Gracia, Justicia y Hacienda. El número de carteras aumentaría posteriormente hasta cinco. Existía también un Código Penal, Tribunal Supremo de Justicia, Aduanas, servicio de correos y en 1874 se estableció una universidad en Oñate.

Tras el fin de la guerra en Cataluña en noviembre de 1875, el ejército gubernamental se concentró en el frente del norte y en enero de 1876 comenzó una gran ofensiva que llevó a conquistar Estella en febrero, siendo forzado el pretendiente a cruzar la frontera el 28 de febrero de 1876, el día que Alfonso XII entraba en Pamplona.

Frente Este[editar]

En Cataluña, el levantamiento se realizó incluso antes de la fecha que había designado el pretendiente. Joan Castell, al frente de 70 hombres, se sublevó unos días antes. El pretendiente nombró a su hermano Alfonso Carlos como capitán general de Cataluña, aunque hasta fin de año no cruzó la frontera y fue Rafael Tristany quien asumió transitoriamente el puesto. Aunque se formaron partidas guerrilleras en casi todas las comarcas catalanas, no se llegó a organizar una estructura militar común. La revitalización de la insurrección en el frente norte y la llegada de Alfonso Carlos en diciembre de 1872 reactivaron las partidas carlistas en Cataluña, al tiempo que la partida de Pascual Cucala conseguía el apoyo popular en el Maestrazgo y se formaban otras hasta totalizar unos 3.000 hombres. En la provincia de Valencia, los carlistas mantenían 2.000 hombres armados en diversas partidas y en la provincia de Alicante unos 850.

El general Marco de Bello había organizado la división aragonesa y la administración civil y militar de la región. Pese a esta organización tenían serios problemas para pagar a los soldados y armarlos ya que se armaban con lo quitado al enemigo o compradas en el extranjero. Organizó varios batallones carlistas y las compañías del Pilar que eran soldados de preferencia dentro del ejército carlista del Centro. Perdió algunos combates como en Caspe pero pudo rechazar un ataque de los republicanos a Cantavieja. Las partidas en el Maestrazgo fueron aumentando y mezclándose con las de Aragón, Cataluña, Cuenca y Albacete. Así por ejemplo la partida de Cucala entraba y salía de Cataluña. En el 1874 el infante Alfonso envió los hombres de Vallés (carlistas de Tarragona) a reforzar los hombres del Maestrazgo. Los carlistas pudieron llegar a crear un miniestado con centro en Cantavieja que, después de ser asediada, tuvo que capitular. La movilización carlista se redujo en otras zonas a pequeñas partidas aisladas; destacaban unos 400 hombres en Extremadura y las partidas de Castilla la Nueva, sobre todo en la provincia de Ciudad Real.

También cabe destacar la conquista de la ciudad de Cuenca en el año 1874 por tropas carlistas al mando de Alfonso Carlos y su esposa María de las Nieves de Braganza. En marzo de ese año, las fuerzas carlistas, dirigidas por Francesc Savalls, pusieron sitio a Olot y, tras conquistarla, la convirtieron en su capital. En julio se establece en San Juan de las Abadesas la Diputación de Cataluña, que presidía Tristany, y que intentaba dotar de una organización político-administrativa a los territorios controlados por los carlistas catalanes.

En marzo de 1875, Martínez-Campos ocupó Olot y sometió a sitio Seo de Urgel. Su conquista por las tropas gubernamentales en agosto hizo que el 19 de noviembre finalizara la lucha en Cataluña.

Batallas[editar]

Filmografía[editar]

  • José María Tuduri (director) (1986). Crónica de la guerra carlista (1872-1876) (Largometraje). Zulia Films. Consultado el 18 de octubre de 2013. 
  • Santa Cruz, el cura guerrillero, José María Tuduri (1990).

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • José Indalecio Caso. "La Cuestión Cabrera" Madrid. 1875
  • Francisco Hernando. "La Campaña Carlista (1872 a 1876)" París. 1877
  • Bruno Ramos Martínez: Memorias y Diario de Carlos VII, Madrid 1957
  • Román Oyarzun Oyarzun. "Vida de Ramón Cabrera y las guerras carlistas", Barcelona 1961
  • José Extramiana: Historia de las guerras carlistas, San Sebastián 1978-1979
  • Melchor Ferrer: Historia del tradicionalismo español, Sevilla, 30 vol. 1941-1979
  • José María Jover(dir):Historia de España XXXIV. La era isabelina y el Sexenio Democrático (1834-1874), Madrid 1988
  • Joan Garrabou. "Gent Nostra. Cabrera", Barcelona 1989
  • Conxa Rodriguez Vives. "Ramón Cabrera a l'exili". Abadia de Montserrat 1989
  • Julio Montero: El Estado Carlista. Principios teóricos y práctica política (1872-1876), Madrid 1992
  • Robert Vallverdú: El tercer carlisme a les comarques meridionals de Catalunya (1872-1876), Barcelona 1997
  • Jordi Canal: El Carlismo, Madrid 2000
  • Urcelay Alonso, Javier. "Cabrera. El Tigre del Maestrazgo". Barcelona, Ariel, 2006. ISBN 84-344-5205-7

Enlaces externos[editar]