País de Sham

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Gran Siria»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
بلاد الشام (Bilad ash-Sham)
(País de Sham o Ash-Sham, Siria o As-Suriya)
Modern Levant.PNG
«Gran Siria» o país de Sham.
Localización geográfica

País(es) SiriaBandera de Siria Siria
PalestinaBandera de Palestina Palestina
LíbanoBandera de Líbano Líbano
JordaniaBandera de Jordania Jordania
IsraelBandera de Israel Israel
y la provincia de Hatay, TurquíaBandera de Turquía Turquía
Características geográficas
Tipo región cultural y socio-política.

Límites geográficos Turquía al norte, el mar Mediterráneo al este, la península del Sinaí al sur y el Desierto del Sham al oeste.

Superficie ~270.000 km2
Altitud máxima Qurnat as Sawda' (3.088 msnm)

Población ~50 millones
Ciudad(es) Amman (4.007.526 hab.)
Beirut (2.200.000 hab.)
Gaza (1.850.000 hab.)
Aleppo (1.800.000 hab.)
Damasco (1.711.000 hab.)
Clima Varía de un clima mediterráneo en el litoral a un clima árido en el interior
Hechos y evolución histórica
 •  Finales del II milenio a. C. Periodo egipcio (Retenu)
Tierras conocidas como Canaan
 •  64 a. C. - 638 d. C. (batalla de Yarmuk) provincia romana de Siria (Imperio Romano)
 •  636-940 provincia de Bilad al-Sham (Califatos islámicos árabes)
 •  1516 - 1918 Eyalato de la Siria otomana (Imperio otomano)
 •  1918 - 1950 mandatos europeos (colonias francesas y británicas)
 •  1932 - actualidad Repúblicas independientes
Mapa(s)
El Levante mediterráneo
El Levante mediterráneo
Bilad al-Sham bajo al-Muqaddasi
Bilad al-Sham bajo al-Muqaddasi

El País del Sham (en árabe بلاد الشام Bilād ash-Shām o sólo الشام ash-Shām) también llamado región de Siria, Gran Siria o simplemente Siria (سوريا Sūriyā), es una región histórico-cultural de Oriente Medio que comprende, aproximadamente, los actuales estados de República Árabe Siria, la República Libanesa, el Reino Hachemita de Jordania, el Estado de Israel, al Estado de Palestina y a la provincia de Hatay, en Turquía, conocida en árabe como «Iscandarona» (الإسكندرون al-ʼIskandarūn, el antiguo Sanjacado de Alejandreta).

El país de Sham forma parte del Creciente Fértil, una de las cunas de la humanidad. Por ese motivo en la región han habitado innumerables pueblos, culturas y reinos: los antiguos egipcios, los cananeos, los israelitas, los asirios, los caldeos, los arameos, los fenicios, los persas, los antiguos macedonios, los romanos, bizantinos, los árabes, los turcos otomanos...

El país de Sham ocupa la costa más oriental del mar mediterráneo, por ello también es conocido como Levante mediterráneo. Sus fronteras actuales son fruto del Acuerdo de Sykes-Picot (1916) y la Conferencia de San Remo (1926) entre Francia y Reino Unido, que se dividieron la región (partición del Imperio otomano) tras ganar la Primera Guerra Mundial. Los diferentes mandatos consiguieron su independencia pocas décadas después. El 14 de mayo de 1948, el Estado de Israel declara su independencia, cambiando la suerte de la región para siempre. Desde entonces, las intenciones pan-arabistas de crear un verdadero Estado soberano de Sham han colapsado.

Las modernas fronteras de Ash-Sham, pues, son: al norte con el Kurdistán y con Turquía. Al sur, con las provincias saudíes de Al Yauf y Tabuk. Y al este, con Irak.

En ocasiones se excluye del concepto a la región siria de Al-Jazirah por diferencias culturales entre ambas regiones. En cambio, se incluye también la península del Sinaí, dado que desde tiempos ancestrales se han establecido allí tribus beduinas provenientes del País de Sham. De hecho, hasta hoy en día el dialecto árabe del Sinaí (el Árabe bedawi) forma parte del grupo de dialectos del idioma árabe que se habla en el Levante mediterráneo (Árabe levantino).

Terminología[editar]

Levante mediterráneo[editar]

Se podría usar la denominación Levante mediterráneo (del latín, Levans del verbo levare, haciendo referencia a oriente, por donde se levanta el sol) o simplemente el Levante, aunque ésta tiene un uso más geográfico que político o social. El término se empezó a usar en Europa en el siglo XVI, sobretodo tras crearse la Compañía de Levante en Francia (Compagnie du Levant) y su antecesora inglesa, la Levant Company. De este nombre derivan el mar Levantino, el árabe levantino o la cocina levantina.

En árabe existe Máshreq ( مَـشْـرِق‎, Al-Mashriq «por donde amanece») con el mismo significado que Levante, aunque hace referencia a Siria e Irak, y más extensamente a todo Oriente Medio.

Siria[editar]

La mención más antigua del nombre «Siria» es del siglo VIII a. C. en una inscripción bilingüe en jeroglífico luvita y lengua fenicia. En esta inscripción, la palabra luvita Sura/i se tradujo al fenicio como ʔšr («Asiria»).[1]​ Para Heródoto, en el siglo V a. C., Siria se extendió hacia el norte hasta el río Halys (el moderno río Kızılırmak) y por el sur hasta Arabia y Egipto.

«Siria» deriva de la antigua denominación griega para los sirios (en griego, Σύριοι Syrioi), que los griegos aplicaron sin distinción a los diferentes pueblos del Cercano Oriente que vivían bajo el gobierno de Asiria. Las investigaciones moderna confirman que la palabra griega se remonta a su cognado Ἀσσυρία, Asiria, en última instancia derivado de la palabra acadia Aššur.[2]

La pronunciación árabe clásica de Siria es Sūriya (a diferencia de la pronunciación árabe estándar moderna Sūrya). Esta denominación rara vez se usaba entre los musulmanes antes de finales del siglo XIX, pero sí entre los cristianos. Según la Iglesia ortodoxa siríaca, «sirio» quería decir «cristiano» en el cristianismo primitivo. En Europa, «sirio» hacía referencia a los Cristianos siriacos, como Efrén de Siria. Tras la declaración de la República de Siria en 1936, el término «sirio» pasó a designar a los ciudadanos de ese estado, independientemente de su origen étnico.

El adjetivo «siríaco» (en árabe: suryāni سُرْيَانِي ) ha sido usado desde entonces como etnónimo de los cristianos siriacos, para evitar la ambigüedad.

Actualmente, el término árabe Sūriya se refiere al estado moderno de Siria, a diferencia de la Siria histórica, pero esa distinción no fue tan clara hasta mediados del siglo XX. Los movimientos panarabistas que reivindican la unidad de la región la llaman Gran Siria o Siria-Palestina, haciendo referencia a la unión de estos dos países.

Templo de Baalshamin en Palmyra, en Siria. Algunos atribuyen al dios Baalshamin el nombre de Sham.

Sham[editar]

Algunos investigadores apuntan a que Sham proviene de Baalshamin (en arameo, Ba'al Šamem, lit. «Dios de los cielos»)[3][4]​ fue un dios de los semitas de Canaán o Fenicia y la antigua Palmira.[5][6]​ Aquí Sham se refiere al cielo (tanto al firmamento como a la providencia divina). En árabe, shams significa sol, y en hebreo, sham ( שָׁמַ) deriva del acadio šamû que significa «cielo».[7]​ Por ejemplo, la palabra hebrea para el sol esshemesh, donde «shem» de shamayim (acadio: šamû) significa «cielo» y esh (acadio: išātu) significa «fuego», es decir, fuego del cielo.

Otras fuentes indican que el término etimológicamente significa «tierra a mano izquierda», refiriéndose al hecho de que para alguien en el Hejaz (donde está La Meca) que mire hacia el este, el norte (Siria) está a la izquierda (Por ello también el nombre de Yemen (اَلْـيَـمَـن al-Yamān, la derecha).

Sham proviene de la raíz semítica Šīn - Hamza - Mīm (ش ء م). Ésta hace referencia a lo desafortunado o lo izquierdo, opuestamente a derecha o lo correcto. También se escribe alternativamente como شأم y شآم.

El nombre de Bilad al-Shām también hace referencia a su capital histórica, Damasco, conocida coloquialmente entre los árabes como ash-Shām.[8]​ El adjetivo derivado shāmī (m) - shāmiyya (f) alude a los habitantes tanto de Damasco como del país de Sham. Al empezar por una consonante solar, el artículo al- pasa a sonar como la consonante, en este caso Sh /ʃ/. Por ello, aunque se escriba como al-Sham, se debe leer /aʃʃam/.

«Siria, Mesopotamia y Asiria» (S. Butler, 1907)

Gran Siria[editar]

La denominación Gran Siria (en árabe: سُوِرِيَّة الْكُبْرَى‎, Sūriyyah al-Kubrá), también como Siria Natural (en árabe: سُوْرِيَّة الطَّبِيْعِيَّة‎, Sūriyyah aṭ-Ṭabī‘iyyah) es un concepto surgido desde el nacionalismo árabe o panarabismo a partir de la partición del imperio Otomano en 1918, cuando las clases intelectuales del mundo árabe buscaban la unidad y soberanía de todos los arabohablantes.

En este contexto, cogió fuerza la idea de crear una «Gran Siria» sobre la Administración del Territorio Enemigo Ocupado, gobernada por Francia y se declaró el efímero estado del Reino Árabe Unido de Siria (1919-1920) bajo el reinado del Hachemí Fáysal ibn Husáyn. El recién proclamado reino fue derrotado por los franceses en la Guerra Franco-Siria (en julio de 1920), abortando el estado árabe.

En consecuencia, el área se repartió entre Francia y Reino Unido creando los mandatos europeos (el Mandato francés de Siria, el Mandato francés del Líbano, el Mandato británico de Palestina y el Emirato de Transjordania). De aquí surgieron las actuales fronteras. Siria alcanzó su independencia en 1946.

Historia[editar]

Antigua Siria[editar]

Heródoto usa la palabra Συρία del griego antiguo para referirse al tramo de tierra del río Halys (río Kızılırmak), incluyendo a Capadocia (Historias, I.6) en la Turquía actual hasta el Monte Casio (actual Ras Kouroun), que Heródoto dice que se encuentra justo al sur del lago Serbonis (Historias, II.158 y III.5). Heródoto describe a Siria incluyendo todo el tramo de la línea costera fenicia, así como ciudades como Cadytis (Jerusalén).[9]

Siria helenística[editar]

En griego Syria y Assyria se usaban indistintamente, pero en el Imperio Romano, Syria y Assyria se acabaron usando para referirse a dos espacios geográficos diferentes. «Siria» en el período del Imperio Romano se refirió a aquellas partes del Imperio situadas entre Asia Minor y Ægyptus, es decir, el Levante, mientras que Assyria era parte del Imperio Persa que muy brevemente estuvo bajo el control romano (116–118 d.C. marcando el pico histórico de la expansión romana).

Provincia romana[editar]

En el 64 a. C., Siria se convirtió en una provincia del Imperio Romano, conquistada por Pompeyo. Tenía a Anatolia al norte, Judea al sur y estaba en constante lucha con los partos del este.

La provincia de Siria, con capital en Antioquía, abarcó el Levante norte. Plinio el Viejo consideró como parte de esta provincia los reinos de Comagena, Sofene y Adiabene, anteriormente conocidas como Asiria.[10]​ El nombre de Siria aparece escrito en el Nuevo Testamento.[11]​ En el 193 d. C., Siria-Palestina se dividió en Coele-Siria y Phoenice. En algún momento entre 330 y 350, se creó la provincia de Euphratensis a partir de territorio de Siria Coele y el antiguo reino de Comagena, con Hierápolis como capital.[12]

Imperio bizantino[editar]

Tras el 415, Siria Coele se subdividió en Siria I, con la capital restante en Antioquía, y Siria II o Salutaris, con capital en Apamea a orillas del río Orontes. En el 528, Justiniano I creó la pequeña provincia costera de Teodorias a partir de territorio de ambas provincias.[13]

Provincia árabe[editar]

La Hégira se produjo en el 622, naciendo con ella el Islam. La región se anexó al Califato Rashidun (también llamado Ortodoxo), tras la decisiva victoria musulmana sobre el Imperio Bizantino conocida como Batalla de Yarmouk (636). En ella, las tropas musulmanas, dirigidas por el legendario militar Jálid ibn al-Walid, vencieron a las tropas de Heraclio en el río Yarmuk (hoy entre Siria, Jordania e Israel), propiciando la decadencia del Imperio Bizantino. El territorio pasó a llamarse ash-Shām, quizá de الشمال al-Shamāl («el Norte»). Al-Sham se dividió en cinco distritos militares:

  • Jund Dimashq (para el área de Damasco),
  • Jund Ḥimṣ (para el área de Homs),
  • Jund Filasṭīn («Palestina»)
  • Jund al-Urdunn (para Jordania).
  • (posterior) Jund Qinnasrin.
Cúpula de la Roca, mandada a construir por el califa Abd al-Málik (Qubbat al-Sakhrah / Kippat ha-Sela).

Durante el reinado de Muawiya I (661-680, califa Omeya)[14][15]​, la capitalidad se traslada de Kufa a Damasco, a pesar de que esta ciudad era predominantemente cristiana aramea. Destaca también el califa Abd al-Málik, estratega político y militar que unificó la cultura árabe. Sobre las ruinas del Templo de Jerusalén mandó construir la Cúpula de la Roca, y su hijo mayor, Al-Walid, la Mezquita de los Omeyas o Gran Mezquita de Damasco (ا جامع الأموي, Djamia al-Umaui), originalmente una catedral a San Juan Bautista[16]​. La dinastía Omeya supuso una época de esplendor de la ciudad de Damasco. Fue la capital del Califato Islámico, hasta el ascenso del Califato Abasí.[17][18][19]

Provincia otomana[editar]

Colonización europea[editar]

El 6 de mayo de 1916, nacionalistas libaneses, jordanos y sirios fueron ejecutados en la Plaza Marjeh (Damasco) y en la Plaza Burj (Beirut) por Jamal Basha, ministro otomano de la marina. En recurdo, en estos países ese día se celebra el Día de los Mártires.

Geografía[editar]

Regiones históricas[editar]

  • El Sharat (ٱلشَّرَاة‎): región montañosa del sur de Jordania y noroeste de Arabia Saudí. Ciudades: Ma'an, Karak
  • El Filastín (فلسطين): ocupa los actuales Palestina (de donde procede el nombre) e Israel, pero sin incluir la Galilea. La capital histórica era Al-Quds (Jerusalén). Otras ciudades: Nablus (Shjem[20]​), Jaffa (Tel Aviv-Yafo), Aljalil (Ḥevron[21]​), Ramala o Gaza.
  • El Urdunn (الأردن): aludiendo al río Jordán (نهر الأردن Nahr Al-Urdūn) aunque este nombre hoy se refiera a Jordania, en origen hacia referencia aproximadamente los territorios de Galilea, alrededor del río Jordán y mar de Galilea.
  • El Ghuta (غوطة): gran oasís del río Barada donde se asienta Damasco y su área metropolitana.
  • El desierto de Sham (بادية الشام, bādiyat ash-shām): también conocido en Europa como desierto sirio. Es el límite oriental del Bilad. Tiene una baja densidad poblacional por su gran extensión comparada con su poca población, con una importante minoría de pueblos beduinos nómadas.
  • El Haurán (حوران) : antigua Auranitis, es una región que comprende todo el sur de la actual Siria. Algunas ciudades son: Bosra, Daraa, Irbid, Quneitra, Ramtha y As-Sueda. Su parte oriental se la denomina Yábal al-Druz, por la gran cantidad de Drusos que viven aquí. Su parte occidental se denomina Bashan o Nuqra[22]​ (antigua Batanea).
  • Los altos del Golán (هضبة الجولان)
  • El Qinnasrin (قنسرين). Ciudades: Alepo,
  • El 'Awasim (قنسرين). Ciudades: A'zaz, Al-Bab, Manbiy
  • El Ghab (سهل الغاب).
  • El Lajat (اللجاة).

Cultura[editar]

  • Música
  • Tradiciones
  • Gastronomía levantina
  • Patrimonio de la Humanidad

Lengua[editar]

Nacionalismo árabe[editar]

SadheeSYRIA-ar.jpg

Religión[editar]

Significancia religiosa[editar]

En la región se concentran múltiples lugares de significancia religiosa, en especial para las religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo y islam) y el bahaísmo.

Peregrinación:

Religiones en el país de Sham[editar]

Referencias[editar]

  1. Rollinger, Robert, 2006 | The terms "Assyria" and "Syria" Again 
  2. La primera propuesta fue de Theodor Nöldeke en 1881; cf. Harper, Douglas (November 2001). «Syria». Online Etymology Dictionary. Consultado el 22 de enero de 2013. .
  3. Teixidor, Javier (2015). The Pagan God: Popular Religion in the Greco-Roman Near East. Princeton University Press. p. 27. ISBN 9781400871391. Consultado el 14 de agosto de 2017. 
  4. Beattie, Andrew; Pepper, Timothy (2001). The Rough Guide to Syria. Rough Guides. p. 290. ISBN 9781858287188. Consultado el 14 de agosto de 2017. 
  5. Dirven, Lucinda (1999). The Palmyrenes of Dura-Europos: A Study of Religious Interaction in Roman Syria. BRILL. p. 76. ISBN 978-90-04-11589-7. Consultado el 17 de julio de 2012. 
  6. J.F. Healey (2001). The Religion of the Nabataeans: A Conspectus. BRILL. p. 126. ISBN 9789004301481. Consultado el 14 de agosto de 2017. 
  7. Caplice, Richard I.; Snell, Daniel C. (1988). Introduction to Akkadian. Gregorian Biblical BookShop. p. 6. ISBN 9788876535666. Consultado el 14 de agosto de 2017. 
  8. Tardif, P. (17 de septiembre de 2017). «'I won't give up': Syrian woman creates doll to help kids raised in conflict». CBC News. Consultado el 6 de marzo de 2018. 
  9. Herodotus. «Herodotus VII.63». Fordham University. «VII.63: The Assyrians went to war with helmets upon their heads made of brass, and plaited in a strange fashion which is not easy to describe. They carried shields, lances, and daggers very like the Egyptian; but in addition they had wooden clubs knotted with iron, and linen corselets. This people, whom the Hellenes call Syrians, are called Assyrians by the barbarians. The Chaldeans served in their ranks, and they had for commander Otaspes, the son of Artachaeus.» 
  10. Pliny (AD 77). «Book 5 Section 66». Natural History. University of Chicago. ISBN 84-249-1901-7. 
  11. [1] En la época helenística se comenzó a usar (...) como el nombre de toda la frontera oriental del Mediterráneo, y en el Nuevo Testamento se usa varias veces en ese sentido: Mt. 4:24, Lk. 2:2, Ac. 15:23,41, 18:18, 21:3 y Gal. 1:21".
  12. Kazhdan, Alexander (Ed.) (1991). Oxford Dictionary of Byzantium. Oxford University Press. p. 748. ISBN 978-0-19-504652-6. 
  13. Kazhdan, Alexander (Ed.) (1991). Oxford Dictionary of Byzantium. Oxford University Press. p. 1999. ISBN 978-0-19-504652-6. 
  14. En algunos libros de texto y consulta se le conoce también como Mu-Awiya, Muhawiya, o Moavia
  15. Encyclopedia Britannica: Muawiyah I
  16. Burns, Ross (2005). «Damascus: A History». Routledge. ISBN 978-0-415-27105-9.
  17. Le Strange, G. (1890). Palestine Under the Moslems: A Description of Syria and the Holy Land from A.D. 650 to 1500. London: Committee of the Palestine Exploration Fund. pp. 30-234. OCLC 1004386. 
  18. Blankinship, Khalid Yahya (1994). The End of the Jihâd State: The Reign of Hishām ibn ʻAbd al-Malik and the Collapse of the Umayyads. Albany, New York: State University of New York Press. pp. 47-50. ISBN 0-7914-1827-8. 
  19. Cobb, Paul M. (2001). White Banners: Contention in ‘Abbāsid Syria, 750–880. Albany, NY: State University of New York Press. pp. 12-182. ISBN 0-7914-4880-0. 
  20. En hebreo: שכם‎
  21. En hebreo חֶבְרוֹן
  22. F.E. Peters (1977). The Nabateans in the Hawran, Journal of the American Oriental Society, Vol. 97, No. 3, New York University, pp. 263, 265

Véase también[editar]