Iglesia católica maronita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Iglesia católica maronita
Coat of Arms of the Maronite Patriarchate.svg
Escudo patriarcal
Fundador(es) Juan Marón
Fundación 685
Autocefalía/Autonomía Iglesia patriarcal católica sui iuris autónoma
Primado actual Patriarca Béchara Boutros Raï
Sede Bkerké, Líbano Bandera de Líbano
Territorio principal Bandera de Líbano Líbano
Bandera de Siria Siria
Bandera de Chipre Chipre
Bandera de Egipto Egipto
Bandera de Jordania Jordania
Bandera de Israel Israel
Bandera de Palestina Palestina
Bandera de Sudán Sudán
Bandera de Sudán del Sur Sudán del Sur
Rito Antioqueno
Lenguas litúrgicas Siríaco y árabe libanés
Calendario Gregoriano
Número de seguidores En diócesis maronitas: 3 498 707 fieles (fines de 2016)[1]
Sitio web Sitio oficial
Otros nombres ܥܕܬܐ ܣܘܪܝܝܬܐ ܡܪܘܢܝܬܐ ܕܐܢܛܝܘܟܝܐ ʿīṯo suryoiṯo morunoiṯo d'anṭiokia (Iglesia siriaca maronita de Antioquia)
الكنيسة المارونية الكاثوليكية al-kanīsa al-mārūniyya al-kāthūlīkiyya (Iglesia maronita católica)
Diócesis fuera del territorio propio:
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de México México
Bandera de Brasil Brasil
Bandera de Canadá Canadá
Bandera de Colombia Colombia
Bandera de Australia Australia
Bandera de Argentina Argentina
Bandera de Nigeria Nigeria
Bandera de Francia Francia
San Marón, fundador de la Iglesia maronita. Ícono ortodoxo ruso.
Sede del patriarcado maronita en Bkerké, Líbano.
Béchara Boutros Raï, patriarca maronita desde 2011.

La Iglesia católica maronita o Iglesia siríaca maronita de Antioquía (en latín, Ecclesia Syrorum Maronitarum, en siríaco: ܥܕܬܐ ܣܘܪܝܝܬܐ ܡܪܘܢܝܬܐ ܕܐܢܛܝܘܟܝܐ, en árabe, الكنيسة الأنطاكية السريانية المارونية y en el Anuario Pontificio: Chiesa Maronita) es una de las 24 Iglesias sui iuris integrantes de la Iglesia católica. Es una Iglesia oriental católica que sigue la tradición litúrgica antioquena (o siria occidental) en la que utiliza como lenguaje litúrgico el siríaco occidental y como lengua auxiliar el árabe libanés. Está organizada como Iglesia patriarcal de acuerdo a la forma prescripta por el título 4 del Código de los cánones de las Iglesias orientales,[2]​ bajo supervisión de la Congregación para las Iglesias Orientales. Está presidida por el patriarca de Antioquía de los maronitas, cuya sede se encuentra en Bkerké, en el distrito de Keserwan de la gobernación del Monte Líbano en el Líbano.

Particularidades[editar]

La Iglesia católica maronita está en plena comunión con la Santa Sede, sin renunciar por ello a sus estructuras y rituales propios. La Iglesia católica proviene de dos raíces principales: la oriental y la latina, llamada también occidental. En la historia de la raíz oriental existen cuatro importantes sedes de patriarcas: Jerusalén, Alejandría, Constantinopla y Antioquía. Dentro del mismo grupo de Iglesias que arrancaron de Antioquía, existen dos subgrupos: sirio-occidental y sirio-oriental. La Iglesia maronita forma parte del grupo sirio-occidental.

La Iglesia maronita ha permanecido en comunión con el papa, a pesar de los embates que sufrió a través de los siglos por parte de los monofisitas, bizantinos, árabes, druzos, mongoles, otomanos y mamelucos.

El sínodo patriarcal de la Iglesia maronita en 2003-2004 ha identificado cinco elementos distintivos de la esta Iglesia:

Además de san Marón la Iglesia maronita cuenta con otros santos surgidos de sus filas: Juan Marón, Nemetala Al-Hardini, Chárbel Makhlouf y Rebeca de Himlaia (o Rafka).

Historia[editar]

Cristianos maronitas construyendo una iglesia en Monte Líbano, en los años 1920.
El patriarca Elias Pedro Hoayek (1898-1931)(centro, a la izquierda) y obispos maronitas, en Roma.
Catedral maronita de Alepo, Siria.
Catedral maronita de la Ciudad de México.

San Marón[editar]

La Iglesia maronita toma el nombre del fundador de un movimiento espiritual y monástico que le dio origen, Marón († 410), un asceta sirio sacerdote de Antioquía, discípulo del ermitaño Zebinas. En tiempos de Marón la Iglesia estaba dividida por cuestiones teológicas referidas a la naturaleza de Cristo: unos afirmaban que Jesús era Dios, otros sólo reconocían su humanidad; unos veían en él dos voluntades, otros sólo una. La división atravesaba las ciudades, las aldeas y las familias. Marón quiso mantenerse al margen de la polémica y se fue a vivir a una montaña de Siria, que comúnmente se cree que es el lugar conocido como Kafr Nebo en la montaña de Ol-Yambos de los montes Tauro, en la región al sur de Ciro (Cyrrhus) entre Alepo y Antioquía. Allí Marón trascurrió su existencia y tras un tiempo de meditación, predicando y atrayendo a un cierto número de personas que deseaban vivir bajo su guía espiritual, formó una comunidad de fieles cristianos en torno suyo que tras su muerte en tomaron el nombre de maronitas.[4]​ La fuente más antigua conocida sobre la existencia de Marón se debe al arzobispo de Constantinopla, Juan Crisóstomo, que lo menciona en una epístola en 404.[5]​ Otra fuente son los escritos del obispo Teodoreto de Ciro (393-466), algunas décadas luego de la muerte de Marón, quien lo llamó "Marón el divino" porque mediante oraciones sanaba a los que acudían a él con enfermedades físicas o mentales.[6]

Traslado de la comunidad maronita al Líbano[editar]

El movimiento maronita llegó al Líbano cuando el primer discípulo de Marón, Abraham de Ciro (350-422), que fue llamado el apóstol del Líbano, se propuso convertir a los fenicios paganos del Monte Líbano y se dirigió allí hacia el 402. Abraham fundó una comunidad maronita en Aqura, cerca del río Adonis.

En cuanto a las controversias teológicas, los maronitas hicieron radicalmente suya la doctrina del Concilio de Calcedonia (451), que sostenía que Cristo era a la vez Dios y hombre que tenía dos voluntades, humana y divina. Los enemigos de esta doctrina -entre ellos los monofisitas- pasaron a ser entonces enemigos de los maronitas. Los discípulos de Marón lo enterraron en las cercanías de Apamea, a orillas del río Orontes y construyeron allí una iglesia. Cerca del sepulcro, probablemente en el lugar llamado Qalaaat al Modeeq, construyeron un monasterio llamado Beth Marón (San Marón) que tenía 400 monjes en 445. Según Abu al-Fida el emperador Marciano buscando reforzar la posición doctrinal del Concilio de Calcedonia agrandó el monasterio y permitió que se estableciera un gran número de monjes griegos.[7]​ El nombre maronita se hizo conocido debido al monasterio y a un cierto número de monasterios afiliados en la región.

Probablemente para evitar la persecución de los monofisitas, la comunidad maronita asentada en torno a Apamea remontó el río Orontes hacia el sur llegando a sus fuentes en lo que hoy es el Líbano, llevando con ellos los restos de Marón y reuniéndose con sus correligionarios ya asentados allí. En 452 fundaron el monasterio de San Marón en una caverna en Ain ez Zarqa.[8]​ Otros grupos se dispersaron por Siria y Mesopotamia.

Los monofisitas persiguieron y asesinaron en gran número a los partidarios del Concilio de Calcedonia, por lo que la emigración maronita hacia el Líbano se aceleró. En una carta dirigida al papa de Roma Hormisdas en 517 (durante el cisma acaciano) los monjes del monasterio de Beth-Marón le informaban de los ataques que recibían y de que sus apelaciones al emperador bizantino no eran escuchadas. El papa les respondió consolándolos en una carta de 10 de febrero de 518. Desde el principio la comunidad maronita dependió del patriarca de Antioquía, pero algunos patriarcas de esa sede habían adherido al monofisismo y la comunidad maronita estuvo en conflicto con ellos. Los monofisitas de Antioquía mataron a 350 monjes y quemaron el monasterio de San Simón Estilita en 517. En Antioquía se sucedieron patriarcas calcedonianos y anticalcedonianos hasta que se formalizó el cisma en 544 que dio origen a la Iglesia ortodoxa siria,[9]​ existiendo desde entonces patriarcas ortodoxos y jacobitas (monofisitas).

Entre 635 y 637 se produjo la conquista árabe-musulmana del Líbano por el califato omeya, por lo que los maronitas de las áreas costeras y valles se refugiaron en las montañas, a dónde no llegó la invasión musulmana. Allí resistieron y fueron conocidos como maraditas (rebeldes) por los árabes. El patriarcado calcedoniano de Antioquía estaba vacante desde 628 y en 637 el califato ortodoxo conquistó la ciudad, por lo que desde 639 Constantinopla comenzó a nombrar una serie de patriarcas titulares residentes en la capital bizantina. Los maronitas de las montañas del Líbano perdieron todo contacto con esos patriarcas designados por voluntad imperial.

Fundación de la Iglesia maronita[editar]

En 649 el papa Martín I convocó a un Concilio de Letrán que condenó la herejía monotelita del emperador bizantino Constante II y excomulgó al patriarca de Constantinopla. Martín I designó a Juan, obispo de Filadelfia en Arabia (actual Amán), como su vicario en Oriente con plena potestad,[10]​ quien en 676 consagró a Juan Marón como obispo de Batroun (Botrys) en el Líbano. Juan -que adoptó el apellido Marón- había estudiado en Constantinopla y fue monje del monasterio de San Marón en Barad, Siria. Juan Marón fue el primer maronita que recibió la dignidad episcopal y fue un activo luchador contra el monotelismo, que había sido adoptado por lo monjes de Beth-Marón. En 677 los maraditas liberaron el Líbano de los califas musulmanes, llegando a recibir tributo del califato omeya por 40 años.

Comenzó un período de autonomía con los monasterios elevados a sedes episcopales. Cuando las autoridades musulmanas permitieron el establecimiento de un patriarca calcedoniano en Antioquía, fue elegido Teófanes Bar Qanbara en 681 y el califa Murwan II ordenó a los calcedonianos reconocerlo. El patriarca persiguió a los monjes maronitas y en 685 se produjo un cisma, en presencia de un legado papal Juan Marón fue elegido patriarca de Antioquía y todo el Oriente, siendo el primer maronita que alcanzó esa posición. Si bien esta instalación de un patriarca fue vista como una usurpación por parte de la jerarquía dependiente de Bizancio, Juan recibió la aprobación del papa Sergio I y viajó a Roma a recibir la confirmación como patriarca y el palio.[11]

El emperador de Oriente Justiniano II, acostumbrado a tener bajo su control los asuntos de la Iglesia a través de los patriarcas, a quienes designaba, no toleró la independencia maronita y mandó a su ejército a atacarlos en 694 cuando luchaba contra los musulmanes, expulsándolos de Armenia y de Siria. En un intento fallido de capturar al patriarca, su ejército destruyó el monasterio de Beth-Marón y ejecutó a 500 monjes, dirigiéndose luego hacia Trípoli. El patriarca se puso al frente de los maraditas y el ejército bizantino chocó con ellos en Amiún y en Semar-Jbeil cerca de Batroun. El ejército maradita triunfó, por lo que el patriarcado maronita se consolidó en el Líbano. Juan Marón instaló la sede patriarcal en las montañas, en Kfarhay (Kefar-Hay), en donde construyó un nuevo monasterio en el que depositó la reliquia más valiosa para los maronitas: el cráneo de san Marón. De eso deriva el nombre del monasterio: Ras Marón (cráneo de Marón). El patriarca Juan Marón murió en 707, siendo sucedido por Cyrrus, continuando la serie de patriarcas maronitas católicos.

En 759 el califato abásida derrotó al ejército maradita en Baalbeck y los reprimió severamente. En 938 el monasterio de Ras Marón fue destruido por los árabes y el patriarca Juan II se vio obligado a refugiarse en las montañas del Líbano y se estableció en la zona de Aakoura, cerca de Biblos (o Jibail). En esta región la sede patriarcal permaneció hasta 1440, asentada sucesivamente en Yanuh (cerca de Mayfuq), Lehfed, Habil, Yanuh nuevamente, Kfifan, Kfarhay, Kafre, otra vez Yanuh, Hardine, y finalmente regresó a Mayfuq y tras 14 traslados se estableció en Qannoubin en 1440. A partir de 1017 sufrieron la persecución de los druzos.[12]

Restablecimiento del contacto con Occidente[editar]

Seguros en sus fortalezas de montaña los maronitas permanecieron aislados en el Líbano bajo la dominación musulmana y fueron redescubiertos en las montañas cerca de Trípoli, Líbano, por Raimundo IV de Tolosa en su camino a conquistar Jerusalén en la Cruzada de 1096-1099. Los cruzados se sorprendieron al encontrar a los maronitas, incluso la Santa Sede los daba por extinguidos. Los maronitas se unieron así a los cruzados y los acompañaron a Jerusalén. Raimundo más tarde regresó a sitiar Trípoli (1102-1109) después de la conquista de Jerusalén en 1099, y las relaciones entre los maronitas y el cristianismo occidental se restablecieron. Aunque algunas fuentes afirman que entonces los maronitas eran monotelitas (dos naturalezas pero solo la voluntad divina en Cristo, doctrina condenada en el Concilio de Constantinopla en 681 sin mencionar a los maronitas entre los anatemas), esto siempre ha sido negado por la Iglesia maronita y no hay evidencias concretas. Para conmemorar su comunión, el patriarca maronita Youseff Al Jirjisi recibió la corona, marcando su autoridad patriarcal, del papa Pascual II en 1100 AD. En 1131, el patriarca maronita Gregorios Al-Halati recibió cartas del papa Inocencio II en las que el papado reconocía la autoridad del patriarcado de Antioquía. Los maronitas afirmaron su afiliación con la Santa Sede de Roma en 1182[13]​ y adoptaron algunas prácticas latinas. Los prelados maronitas comenzaron a usar anillo, mitra y cruz como los latinos y las iglesias empezaron a tener campanarios.

El patriarca Jeremias II Al-Amshitti (1199-1230) se convirtió en el primer patriarca maronita en visitar Roma en 1213 y asistió al IV Concilio de Letrán en 1215. Los cruzados fueron derrotados en 1291 y según Teodoro de Hama ningún monasterio, iglesia o fuerte se salvó de la destrucción de los musulmanes en venganza contra los cristianos. Algunos maronitas siguieron a los cruzados a Chipre, en donde se conoce obispos maronitas desde 1340, mientras que otros se dirigieron a Rodas. Entre 1260 y 1303 sufrieron las invasiones mongolas que en 1267 destruyeron las iglesias del norte del Líbano, y entre 1302 y 1308 la devastación de los mamelucos, que dejaron el Líbano en ruinas. El patriarcado maronita de Antioquía también estuvo representado en el Concilio de Ferrara en 1438 por el delegado patriarcal Fra Juan -superior franciscano de Beirut-, quien regresó al Líbano portando el palio enviado por el papa Eugenio IV. Temiendo que estuvieran planeando una cruzada, el gobernador musulmán de Trípoli arrestó a Fra Juan, quien fue liberado bajo promesa. Al huir de regreso a Roma desató la furia del gobernador, quien destruyó el monasterio de Mayfuk, obligando al patriarca a escapar a las montañas. Finalmente se estableció la sede patriarcal en Nuestra Señora de Kannoubine en el valle de Qadisha, en donde permaneció hasta 1823. En 1444 la Santa Sede creó un comisionado apostólico para los maronitas, drusos y melquitas. A partir de 1516 los otomanos del sultán Selim I derrotaron a los mamelucos y ocuparon Siria y el Líbano.

En 1580 fue realizado un sínodo maronita bajo el patriarca Miguel Rizzi que adoptó una serie de prácticas y creencias latinas, entre ellas no suministrar la eucaristía a niños, reservar la administración de la confirmación a los obispos, la existencia del purgatorio y el uso del pan sin levadura en la Eucaristía. El 5 de julio de 1584 el papa Gregorio inauguró el Colegio Maronita de Roma. En 1606 el patriarca José el-Ruzzi adoptó el calendario gregoriano. En 1626 los capuchinos llegaron al Líbano, seguidos por los carmelitas en 1635 y los jesuitas en 1656, todos los cuales interactuaron con los maronitas. Entre 1770 y 1780 los maronitas tuvieron su primer emir cristiano en las montañas del Líbano.

Sínodo de 1736 y posterior[editar]

Hasta principios del siglo XVIII la Iglesia maronita no estaba dividida en diócesis. Según el jesuita Giovanni Battista Eliano, enviado del papa Gregorio XIII ante el patriarca maronita en 1578, los obispos no tenían una sede ni un territorio con fronteras claras ni independencia financiera y administrativa. Había 3 obispos asistentes del patriarca, uno de los cuales tenía a su cargo los asuntos administrativos y los otros dos visitaban áreas a donde no llegaba el patriarca. Otros 3 obispos estaban destacados en Alepo, Damasco y a la isla de Chipre, pero lo hacían como representantes del patriarca. La autoridad del patriarca era absoluta sobre los feligreses, obispos, sacerdotes y órdenes monásticas.

En 1736 la Iglesia maronita realizó el sínodo del Monte Líbano en el monasterio de Nuestra Señora en Louaizeh, Keserwan -al que asistió como legado papal el sacerdote maronita José Assemani- en el cual bajo la presidencia del patriarca José Dergham El Khazen se decidió siguiendo las decisiones del Concilio de Trento (1545-1563) la creación canónica de 8 diócesis con límites definidos, cada una con un obispo residente y con autoridad:[14][15]

  • La eparquía de Damasco. Era la eparquía patriarcal, bajo la administración directa del patriarca, incluía: Keserwan, Biblos, Bisharri, Zgharta, Koura y Deir el Ahmar. Un obispo auxiliar basado en Keserwan asistía a Damasco.
  • La archieparquía de Beirut, que además incluía Aley, Baabda y el sector norte del distrito del Chouf desde la ciudad costera de Damour a Khaldah.
  • La eparquía de Sidón y Tiro, extendida desde el Chouf hasta Haifa.
  • La eparquía de Batroun, sobre esa ciudad.
  • La eparquía de Latakia, con sede en Trípoli, extendida entre esas dos ciudades e incluyendo a Homs y a Hama.
  • La eparquía de Alepo, sobre esa ciudad.
  • La eparquía de Chipre, que además de esa isla incluía el distrito de Metn en el Líbano.
  • La eparquía de Baalbek, que incluía también Zahlé y el valle de la Becá.

Además habría 5 obispos auxiliares del patriarca con títulos honorarios de: Baniyas en Siria, Sarepta, Acre, Arqa y Biblos.

El sínodo sesionó entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre de 1736 y preparó la ley particular de la Iglesia maronita, definió los poderes del patriarca, estableció el sínodo patriarcal que debía reunirse cada 3 años, otorgó poderes a los obispos en sus diócesis y adoptó otras medidas que luego fueron aprobadas por el papa Benedicto XIV en 1741. Como la Iglesia maronita tenía 18 obispos,[16]​ el sínodo acordó que las diócesis no serían asignadas hasta que el número de obispos se redujera hasta su número, pero no se puso en práctica hasta el patriarcado de Juan Hobaish (1823-1845). La bula Apostolica praedecessorum del 14 de febrero de 1742, confirmó le decisión sinodal de subdividir el patriarcado en eparquías, su número y su extensión territorial.[17]

A la muerte del patriarca José Dergham El Khazen se produjo un cisma temporal en la Iglesia maronita cuando el 14 de mayo 1742 los obispos presentes en el funeral del patriarca designaron uno nuevo sin esperar a los obispos de Tiro y de Chipre. Estos, con la ayuda de un obispo sirio consagraron dos obispos y reunidos en sínodo designaron otro patriarca. Ambos contendientes recurrieron a Roma para obtener la confirmación papal, pero el papa Benedicto XIV[18]​dispuso el 13 de marzo 1743 la deposición de ambos patriarcas y el nombramiento excepcional del archieparca de Damasco, Semaan Awwad, como nuevo patriarca maronita. La decisión fue aceptada el 7 de octubre de 1743 por los dos bandos y el cisma finalizó. El patriarca Tobías El-khazen, elegido en 1756, estableció su residencia en Keserwan, pero después de su muerte en 1766 el patriarca José Esteban llevó su residencia a Ghosta. El patriarca Juan el-Helou (1809-1823) trasladó su residencia en el antiguo monasterio patriarcal de Qannoubin, que reconstruyó y restauró y convirtió el monasterio de Juan Maron de Kfarhai en un seminario.

Entre 1789 y 1840 el emir del Líbano Bashir II fue públicamente cristiano, lo que fue posible por la ocupación egipcia del Líbano (1831-1840). Al relajarse la opresión otomana, en 1823 la sede patriarcal fue transferida por el patriarca Hobaich a Dimane (más accesible que Qannoubin) en verano y a Bkerké en invierno. Durante la Primera Guerra Mundial los turcos abolieron el Gobierno libanés en 1915 y los cristianos acusados de simpatizar con los franceses fueron ejecutados. El deterioro de las condiciones de vida por la hambruna y la opresión militar llevó a la muerte a entre 100 000 y 150 000 libaneses. El 8 de octubre de 1918 los franceses ocuparon Beirut y al año siguiente el patriarca Hoyek encabezó las conversaciones de paz en busca de un mandato francés sobre el Líbano, que fue proclamado el 1 de septiembre de 1920. El 23 de mayo de 1926 el Líbano fue declarado república y logró la independencia en 1943.

La canonización de san Chárbel Makhlouf en la basílica de San Pedro en Roma tubo lugar el 9 de octubre de 1977 y la beatificación de Rebeca de Himlaia el 17 de noviembre de 1985.

Controversias[editar]

Los maronitas defienden fuertemente que su Iglesia nunca ha estado separada de la comunión con la Iglesia de Roma y que nunca adoptaron la doctrina monotelita. Sin embargo, estas posiciones son y han sido cuestionadas sobre la base de algunas fuentes históricas también cuestionables, entre ellas los musulmanes del siglo X Al-Masudi y al-Qadi Abd al-Jabbar. Algunos autores creen que luego de que el Concilio de Constantinopla III (680-681) condenara al monotelismo como herejía, el patriarca calcedoniano de Antioquía inició una persecución de los maronitas debido a que eran monotelitas, lo que provocó que estos crearan un patriarcado propio, algo que los maronitas consideran sin fundamento.[19]​ Esos autores creen que permanecieron monotelitas durante el tiempo que en Occidente se los creó extinguidos y que luego de tomar contacto con los cruzados en 1182 renunciaron formalmente al monotelismo adoptando la doctrina de la Iglesia de Roma. En cuanto a la comunión con el papa, muchos autores consideran que durante tres siglos los maronitas se comportaron como una Iglesia autocéfala que no estaba en comunión con ninguna otra, pero los maronitas y católicos en general defienden que durante ese tiempo la comunicación estuvo impedida, pero los maronitas se mantuvieron católicos.

Estadísticas[editar]

De acuerdo al Anuario Pontificio 2017 a fines de 2016 la Iglesia maronita tenía: 3 498 707 fieles, 43 obispos, 1011 parroquias, 912 sacerdotes seculares, 471 sacerdotes religiosos, 600 religiosos, 1261 religiosas, 69 diáconos permanentes y 184 seminaristas.[20]​ A esos números deben agregarse los fieles y el clero maronita en áreas en donde no ha sido constituida una diócesis maronita y hacen parte de una diócesis latina.

Jurisdicciones[editar]

Dentro del territorio propio del patriarcado[editar]

El territorio propio de la Iglesia maronita conforma el patriarcado de Antioquía de los maronitas (Patriarchatus Antiochenus Maronitarum), que comprende los territorios de Líbano, Siria, la isla de Chipre, Egipto, Jordania, Israel, los Territorios Palestinos, Sudán y Sudán del Sur. La Iglesia maronita no tiene provincias eclesiásticas dentro del territorio propio del patriarcado, por lo que las archieparquías y eparquías están inmediatamente sujetas al patriarca.

En el Líbano
  • Eparquía de Jebbeh, Sarba y Joünié (Eparchia Ioubbensis, Sarbensis et Iuniensis Maronitarum). Es la eparquía propia del patriarca y está formada por dos secciones separadas, divididas cada una en dos vicariatos patriarcales: la sección sur está compuesta por el vicariato de Sarba (en el distrito de Keserwan) y el de Joünié (parte del Gran Beirut); la sección norte está compuesta por el vicariato de Jebbeh (en Hadath El Jebbeh, distrito de Bsharri) y por el de Zgharta. Esta diócesis comenzó en el monasterio de San Juan Bautista en Harash (distrito de Keserwan) establecido por el patriarca Yousuf Halib al-Akouri en 1642 y fue trasladada a Ashqout (en el mismo distrito) por el obispo Pablo Massaad, arzobispo de Hama y obispo de Damasco el 12 de junio de 1892.[21]​ La eparquía de Sarba fue creada el 12 de diciembre de 1959 con la parte libanesa de la eparquía de Damasco mediante la bula Orientalis Ecclesiae del papa Juan XXIII,[22]​ y la de Jebbeh fue creada el 2 de mayo de 1986. Fueron fusionadas el 9 de junio de 1990 como Jebbeh-Sarba y unidas a la eparquía patriarcal de Batroun (sin Biblos). Renombrada a Jebbeh, Sarba y Joünié (eparquía patriarcal) el 5 de junio de 1999 cuando fue unida a la suprimida eparquía de Joünié[23]​ (creada el 4 de agosto de 1977) y perdió un sector con el que se creó la eparquía de Batroun. En Harissa (cerca de Joünié) se encuentra el santuario de Nuestra Señora del Líbano, en Bkerké la sede invernal del patriarcado y Dimane en el valle de Qadisha del distrito de Bsharri, la sede de verano. Comprende los distritos de Keserwan, Bsharri, Zgharta y parte de Biblos. Cuenta con 125 parroquias.
  • Archieparquía de Antelias (Anteliensis Maronitarum). El sínodo de 1736 anexó a la eparquía de Chipre el sector que comprendía Bikfaya, Beit Chabab y sus granjas, y el resto de las aldeas de Metn hasta el puente de Beirut. Fue separada de la archieparquía de Chipre el 11 de junio de 1988, comprendiendo todas las parroquias de los distritos de Metn y Baabda que pertenecían a esa eparquía. Catedral de San Elías en Antelias.[24]​ Cuenta con 95 parroquias.
  • Archieparquía de Trípoli (Tripolitanus Maronitarum). Existe con obispo desde el siglo XVII. La archieparquía fue creada canónicamente por el sínodo de 1736 comprendiendo la costa del mar Mediterráneo desde Trípoli hasta Latakia y el sector de Siria que incluye a Homs y a Hama. En 1840 recibió parte del territorio de la eparquía de Biblos y Batroun. El 16 de abril de 1954 cedió la parte siria de su territorio para la creación de la administración apostólica de Latakia. Catedral de San Miguel en Trípoli. Comprende los distritos de Trípoli, Akkar y Miniyeh-Danniyeh. Cuenta con 126 parroquias.
  • Archieparquía maronita de Tiro (Tyrensis Maronitarum). Con obispo desde 1600. Fue creada canónicamente por el sínodo de 1736 como eparquía con el patriarca como su presidente y que se volvió eparquía patriarcal en 1819. En 1837 tuvo un obispo propio y recibió el nombre de Tiro y Sidón, dejando de ser la eparquía patriarcal. El 10 de febrero de 1900 fue renombrada a Tiro al separarse la eparquía de Sidón. En 1906 su territorio fue limitado hasta la frontera libanesa por el papa Pío X, pero a continuación lo extendió a Palestina y tomó el nombre de Tiro y Tierra Santa, incluyendo en el sur del Líbano: Al-Kharj, Aalma ech Chaab, Qaouzah, Ain Ebel, Rmaich, Debel, Al-Adawiya, Al-Hajja y sus dependencias (Muselih y Najjariyya), Kafru, Kfour, Nabatiyeh, Hamra, Al-Ishaia y sus dependencias, Jarmak y Qatrani. En Palestina: Jerusalén, Nazaret, Haifa, Acre, Asfiya, Al-Jash, Jaffa, Belén, Kefarmam y Mansoura. En 1965 fue promovida a archieparquía y el 8 de junio de 1996 fue limitada al Líbano separándosele la eparquía de Haifa y Tierra Santa. Comprende los distritos de Tiro, Hasbaya, Nabatiye, Maryayún y la parte sur de Chouf. Catedral Nuestra Señora de los Mares en Tiro. Cuenta con 22 parroquias.
  • Eparquía de Baalbek-Deir el Ahmar (Eparchia Helipolitanus-Rubrimonasteriensis Maronitarum). Monasterio de Baalbek con obispo desde 1671, fue creada canónicamente en el sínodo de 1736 como Baalbek. Baalbek y Zahlé fueron unidas el 4 de agosto de 1977 con parte de la eparquía de Sarba y renombrada a Baalbek-Deir el Ahmar el 9 de junio de 1990 cuando se le separó territorio para crear la eparquía de Zahlé y se le incorporó el área de Deir el Ahmar de la eparquía patriarcal. Catedral de San Jorge en Deir el Ahmar. Comprende los distritos de Baalbek y de Hermel.[26]​ Cuenta con 34 parroquias.
  • Eparquía de Batroun (Eparchia Botryensis Maronitarum). Existe desde el siglo XVII y fue unida a Biblos en 1678. Fue creada canónicamente por el sínodo de 1736 como archieparquía de Biblos y Batroun. El 25 de mayo 1837 fue suprimida e incorporada a la eparquía patriarcal, transformándose en eparquía patriarcal en 1848. El 9 de junio de 1990 fue separada de Biblos y unida a la eparquía de Jebbeh-Sarba. Fue restablecida como eparquía de Batroun el 5 de junio de 1999. Catedral de San Esteban en Kafrhi, Batroun.[27]​ Comprende el distrito de Batroun.[28]​ Cuenta con 66 parroquias.
  • Eparquía de Biblos (o Jbeil, Eparchia Bybliensis Maronitarum). Existe con obispo desde el 12 de junio de 1673. Fue creada canónicamente por el sínodo de 1736 como archieparquía de Biblos y Batroun. El 25 de mayo 1837 fue suprimida y transformada en eparquía patriarcal en lugar de Tiro y Sidón, y administrada como vicariato patriarcal de Biblos. Fue restablecida como eparquía de Biblos el 5 de junio de 1990. Catedral de San Juan Marcos en Biblos (Jbeil). Comprende parte del distrito de Biblos.[29]​ Cuenta con 68 parroquias.
  • Eparquía maronita de Sidón (Eparchia Sidoniensis Maronitarum). Fue creada canónicamente por el sínodo de 1736 como eparquía de Tiro bajo administración del patriarca. En 1838 tuvo un obispo propio y recibió el nombre de Tiro y Sidón. El 18 de febrero de 1900 fue dividida y creada la eparquía de Sidón. Comprende los distritos de Sidón y Bint Jbeil. Catedral de San Elías en Sidón. Cuenta con 98 parroquias.
  • Eparquía de Zahlé (Eparchia Mariamnensis Maronitarum). Antes de 1837 Zahlé, Wadi Larache, Qâa er Rîm y otras ciudades pertenecían a la eparquía de Sidón y Tiro, que también comprendía Chouf, Wadi al-Taym, Galilea y Jerusalén. En 1837 Wadi Larache y Qâa er Rîm pasaron a la eparquía de Damasco, lo mismo que Zahlé en 1872. El 11 de diciembre de 1959, la eparquía de Damasco fue renombrada Sarba, incluyendo a Zahlé y ciudades vecinas. El 4 de agosto de 1977 fue creada la eparquía de Baalbek y Zahlé, incluyendo los distritos de Baalbek, Zahlé, Beqaa occidental y Rashaya, sin Deir al-Ahmar ni la región de Hermel. El 9 de junio de 1990 fue dividida entre la eparquía de Baalbek-Deir el Ahmar (distritos de Baalbek y de Hermel) y la eparquía de Zahlé (distritos de Zahlé, Beqaa occidental y Rashaya). Catedral de San Marón en Zahlé.[30]​ Cuenta con 33 parroquias.
En Siria
  • Eparquía maronita de Latakia (Eparchia Laodicenus Maronitarum). Fue creada el 16 de abril de 1954 como administración apostólica de Latakia (por el archieparca de Alepo) con parte de la archieparquía de Trípoli y el 4 de agosto de 1977 promovida a eparquía, suprimiéndose la sede titular existente. Catedral de Nuestra Señora de Latakia, en Latakia. Comprende las gobernaciones de Tartus, Latakia, Hama y Homs.[31]​ Cuenta con 30 parroquias.
En otros países

Fuera del territorio propio[editar]

Inmediatamente sujetas a la Santa Sede

Existen además parroquias aisladas bajo dependencias de diócesis latinas:

Sedes titulares maronitas[editar]

La Iglesia católica conserva el recuerdo de antiguas diócesis suprimidas que otorga a obispos no diocesanos. En la Iglesia maronita existe la archieparquía titular de Nísibis y en el pasado existieron las de Ciro, Laodicea en Siria y Nazaret. También existen las eparquías titulares de Apamea en Siria, Arqa en Fenicia, Callinicum, Ptolemais en Fenicia, Sarepta y Tarso.[40]​ Existieron también las de Arca en Armenia, Epifania en Siria y Emesa, hoy suprimidas.

Órdenes religiosas[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fuente: The Eastern Catholic Churches (CNEWA). Anuario Pontificio 2017
  2. Código de los cánones de las Iglesias orientales
  3. «Maronite Church». Consultado el 16 de junio de 2016. 
  4. The Life of Saint Maron. By Monsignor Peter Karam on February 5, 2011
  5. The Maronites, along with the Byzantine/Melkites & the Syriacs, as well as other Eastern Christians, are living repositories of culture of the peoples of the Middle East. Phoenician Canaanite Encyclopedia. Compilad, & designed by Salim George Khalaf
  6. Saint Maron and the Maronites. EPARCHY SAINT-MARON CANADA
  7. Aspects of Maronite History (Part Two). By Chorbishop Seely Beggiani
  8. al-Fakih, Rakan, Mar Maroun monastery restoration undeterred, The Daily Star (Lebanon), 2012-01-11.
  9. ÉGLISE GRECQUE-MELKITE CATHOLIQUE
  10. Catholic Encyclopedia
  11. Life of St. John Maron
  12. The Maronites and Lebanon
  13. «CNEWA - The Maronite Catholic Church». Consultado el 16 de junio de 2016. 
  14. Bkerki
  15. Aspects of Maronite History (Part Eight). The 18th Century. By Chorbishop Seely Beggiani
  16. History of the Maronites by Fr. John H. Nahal
  17. Iuris pontificii, vol. III, pp. 48-53.
  18. Iuris pontificii de propaganda fide, vol. III, pp. 96-98.
  19. A House of Many Mansions: The History of Lebanon Reconsidered, pp. 87. Autor: Kamal S. Salibi. Editor: I.B.Tauris, 2003. ISBN 1860649122, 9781860649127
  20. Fuente: The Eastern Catholic Churches (CNEWA). Anuario Pontificio 2017
  21. Diócesis Patriarcal Maronita
  22. Orientalis Ecclesiae AAS-52-1960, pp. 746
  23. V - EREZIONE DI CIRCOSCRIZIONI ECCLESIASTICHE ANNO 1999
  24. Archieparquía de Antelias
  25. Archieparquía maronita de Beirut
  26. Historical overview of Baalbek - Deir El Ahmar Maronite Eparchy
  27. Diócesis maronita de Batroun
  28. Diocese Batroun
  29. Jbeil Eparchy
  30. Diócesis maronita de Zahlé
  31. Testimony of A New Bishop in Syria
  32. Maronite Archeparchy of Haifa and the Holy Land
  33. Maronite Patriarchal Exarchate of Jerusalem, Jordan and Palestine
  34. Maronitiska kyrkan
  35. Genesis for Life
  36. Misión Libanesa Maronita
  37. Rahi Inaugurates 1st Maronite Church in Eastern Europe, Rejects Unilateralism. Por Naharnet Newsdesk
  38. Our Lady Of Lebanon Maronite Catholic Church- UK
  39. Pastorale maronite
  40. GCatholic. Maronite Church
  41. Congregación de los Misioneros Maronitas Libaneses
Referencias digitales

Enlaces externos[editar]