Judaísmo ortodoxo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Judío ortodoxo provisto de Kipá, Talit gadol y tefilín (filacterias), preparándose para un servicio en una sinagoga.

El judaísmo ortodoxo es una de las grandes ramas de la religión judía en la actualidad, junto con el judaísmo conservador o masortí y el judaísmo reformista. Se distingue de ellas por su adhesión rigurosa a la Halajá. Carece de una autoridad doctrinal central permitiendo cierta variación en la práctica.

De acuerdo a su actitud hacia la cultura contemporánea, el judaísmo ortodoxo se divide informalmente en judaísmo ortodoxo moderno, que busca adecuar hasta algún punto sus prácticas y estudios a la situación social contemporánea, aunque es firme con respecto a la halajá, el sionismo religioso que liga el judaísmo ortodoxo con el sionismo y el judaísmo haredí, que rechaza toda innovación que sus líderes consideren contraria al espíritu de la Torá.

Las divisiones doctrinales en este sentido no se fijaron hasta alrededor del siglo XVIII, en que bajo el influjo de la Ilustración ciertos sectores de la comunidad judía rechazaron la segregación impuesta por las prácticas religiosas convencionales y buscaron integrarse —pese al entonces dominante antisemitismo— en las comunidades nacionales, replanteando en términos muchas veces racionalistas las tradiciones y creencias religiosas. El rechazo a este movimiento definió la ortodoxia.[1] La ortodoxia es un movimiento creado en el siglo XIX en contra de los rabinos y dirigentes que ensayaban modos de combinar judaísmo y modernidad.

Creencias[editar]

El judaísmo ortodoxo basa sus creencias en los 13 principios de fe de Moisés Maimónides:

  • La existencia de Dios
  • La singularidad y unidad de Dios
  • La naturaleza espiritual y abstracta de Dios
  • La eternidad de Dios
  • La revelación por sus profetas
  • Moisés es el mayor y principal profeta
  • Dios entregó la Ley en el monte Sinaí
  • Esta Ley no puede ser cambiada
  • Dios conoce los futuros actos humanos
  • Dios recompensa la bondad y castiga la maldad
  • Dios mandará a un Mesías
  • Dios resucitará a los muertos

Práctica[editar]

El judaísmo ortodoxo se guía principalmente por la Halajá o ley judía especificada en el Talmud y codificada en el Shulján Aruj. Estos a su vez se basan en la Torá,[2] la ley del Pentateuco. El judaismo Ortodoxo es el que más sigue de todas las corrientes del judaísmo las leyes de la tradición oral, ya que esta fue entregada por Dios [cita requerida], y de ella salen todas las leyes judías.

La mujer en el judaísmo ortodoxo cumple un rol muy importante, ya que según esta corriente, el hombre necesita a la mujer (y no al revés), la mujer se conecta constantemente con Dios mientras que el hombre tiene que rezar con 10 personas para llegar al mismo nivel.

Pueblo judío[editar]

Se considera que de los 13 millones de judíos actuales son sefardíes el 10%, mizrajíes el 30% y askenazíes el 53%, pero en la práctica existen diferentes formas de judaísmo, tales como judaísmo ortodoxo, conservador, progresista, reconstruccionista y reformista, cuya antigüedad puede ser la mayor de todas.

Referencias[editar]

  1. Judaísmo ortodoxo. MediterráneoSur.com
  2. Judaísmo ortodoxo. Sefardíes.es

Véase también[editar]