Gabriel García Moreno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gabriel García Moreno
Gabriel García Moreno.jpg

Escudo del Ecuador de 1845.svg
Presidente Constitucional de la República del Ecuador
02 de abril de 1861-30 de agosto de 1865[1]
Vicepresidente   Mariano Cueva (1861 -1863)
Antonio Borrero (1863 - 1864)
Rafael Carvajal (1864 - 1865)
Predecesor Gobiernos de la Crisis
Sucesor Rafael Carvajal

10 de agosto de 1869-06 de agosto de 1875
Vicepresidente   Francisco Javier León
Predecesor Manuel de Ascásubi
Sucesor Francisco Javier León

Escudo del Ecuador de 1845.svg
Presidente Interino de la República del Ecuador
17 de enero de 1861-02 de abril de 1861

17 de enero de 1869-16 de mayo de 1869
Predecesor Juan Javier Espinosa
Sucesor Manuel de Ascásubi

Datos personales
Nacimiento 24 de diciembre de 1821
Bandera de Guayaquil Guayaquil, Provincia Libre de Guayaquil
Fallecimiento 6 de agosto de 1875 (53 años)
Bandera de Ecuador Quito, Ecuador
Partido Partido Conservador
Cónyuge Rosa Ascázubi y Matheu
Hijos Gabriel García del Alcázar
Profesión Abogado
Ocupación Político
Alma máter U. Central del Ecuador
Tratamiento Su Excelencia
Religión Iglesia católica
Residencia Casa de los Alcaldes

Firma de Gabriel García Moreno.svg
Firma de Gabriel García Moreno

[editar datos en Wikidata]

Gabriel García Moreno (Guayaquil, 24 de diciembre de 1821 - Quito, 6 de agosto de 1875)[2] fue un estadista, abogado, político, periodista y escritor ecuatoriano, dos veces presidente constitucional de la República del Ecuador.[3]

Tuvo una influencia política y cultural que ejerció en el Ecuador desde 1858 hasta 1875.[4] Asumió el poder en el año 1859 tras la separación del Estado en jefaturas supremas establecidas en localidades del Ecuador, denominadas 'Gobiernos de la Crisis'.[5]

Defendió la soberanía de su país y despreció al militarismo dictatorial.[6] Bajo su gobierno, realizó obras culturales y educativas, además del trabajo en las obras públicas.[7] Estableció las bases legales, económicas, administrativas, técnicas y educativas, además de forjar identidad nacional y dar personalidad internacional al Ecuador.[8] [9]

Fue asesinado, por un grupo de liberales radicales, cuando había sido reelegido de manera popular para una tercera presidencia.[10] [11]

Biografía[editar]

Infancia y juventud[editar]

Gabriel García Moreno fue el último[12] de 8 hermanos y el quinto varón.[13] Hijo de Gabriel García Gómez, originario de Villaverde, cerca de Ponferrada, en el Reino de León;[14] se distinguió con excelencia en los estudios realizados en Cádiz, lo que le permitió trabajar en la oficina de uno de sus tíos (Martínez de Aparicio, que fue secretario de Carlos III de España). Hacia finales de 1793 decidió buscar fortuna en las Américas y se embarcó en la fragata "Nuestra Señora de las Nieves". Se estableció en Guayaquil, siendo Procurador del Síndico de la ciudad,[15] y se caso con Mercedes Moreno, que era hija de Manuel Ignacio Moreno, Caballero de la Orden de Carlos III y regidor perpetuo del ayuntamiento de Guayaquil.

La familia García Moreno se distinguió como realista,[15] y en tiempos de la revolución García Gómez y su familia de acuerdo a la mayoría de los biógrafos había caído en desgracia.[16] Dadas las circunstancias Mercedes Moreno decidió hacerse cargo de la educación de su hijo, quien además mostraba una inteligencia precoz pudiendo leer y escribir a la edad de siete años.[12] De acuerdo al biógrafo Augusto Berthe Garcia Moreno se mostró en su infancia como un chico tímido y de acuerdo a este autor, su padre curó su cobardía a la oscuridad y a las tormentas,[17] este autor además asegura que en una ocasión cuando durante una noche que yacía un cadáver en medio de una sala solitaria, su padre le ordenó que fuera allí a encender una bujía; el niño Gabriel, muerto de miedo, obedeció.[17] También, dado a que el antiguo convento de Nuestra Señora de la Merced quedaba cerca de su casa dentro de la Iglesia de la Concepción en Guayaquil,[18] uno de los frailes mercedarios, el padre Betancourt, se hizo cargo de su educación. Con este, Gabriel llegó a dominar el latín. Además mostró una gran facilidad para el aprendizaje de las diferentes asignaturas.[19]

Estudios[editar]

A los catorce años de edad, Gabriel Garcia Moreno se muda a la ciudad de Quito para proseguir sus estudios.[20] Pudo hacerlo gracias a dos hermanas del padre Betancourt, que vivían en la capital y que generosamente le dieron alojamiento.[21] Cursó la secundaria en el Colegio Nacional San Fernando gracias a una beca otorgada por el gobierno del presidente Vicente Rocafuerte. El alumno Gabriel García disfrutaba de su beca no de modo plenamente gratuito, sino encargándose de la enseñanza de la gramática de los cursos inferiores.[22] Hacia los dieciocho años de edad se sintió llamado al sacerdocio y recibió las órdenes menores, pero se inclinó a una vida política en lugar de una carrera eclesiástica. Ingresó a estudiar jurisprudencia en la Universidad de Quito.[23] Aprendió por su cuenta francés, inglés e italiano.[24] A los veinticinco años García Moreno obtiene el doctorado en jurisprudencia.[25]

Exploró científicamente los cráteres de los volcanes Pichincha y Sangay.[26] Emprendió dos viajes a Europa en donde logró estudiar y mejorar su conocimiento, siendo específicamente en la ciudad de París donde obtuvo su formación, tanto espiritual como científica. Profundizó sus estudios en la química, además de las ciencias exactas y la historia de la Iglesia católica.[27]

Periodista y escritor[editar]

Editó varias publicaciones para usarlas en contra de sus enemigos políticos. Para ello fundó los periódicos El Zurriago, El Vengador, El Diablo, La Nación, El Primero de Mayo y La Unión Nacional.[28]

Entre sus escritos más destacados constan: Epístola a Fabio y La Verdad a mis Calumniadores.[29] Dejó además varios miles de cartas y discursos, especialmente correspondencia de asuntos personales, de gobierno y de política.[30] [31]

Matrimonios y descendencia[editar]

El 4 de agosto de 1846 contrajo matrimonio con Rosa Ascásubi; Gabriel contaba con 25 años de edad y acababa de doctorarse en Derecho, mientras Rosa Ascásubi tenía 37 años.[32] Rosita, como la sabía llamar García Moreno, falleció el 18 de octubre de 1865.[33] La pareja tuvo cuatro hijos, de los cuales ninguno logró sobrevivir, probablemente debido a una enfermedad congénita heredada por vía paterna:[33]

  • Un niño del que se desconoce el nombre y las fechas de nacimiento y muerte, quizá porque fue antes de su bautismo.
  • María del Rosario García y Ascázubi, nacida en Quito el 12 de febrero de 1849. Falleció el 17 de mayo del mismo año sin que su padre puediera conocerla, pues se encontraba escondido en Guayaquil para evitar el proceso criminal que se le siguió después de haber abofeteado al Ministro del Interior, Manuel Bustamante.
  • María del Rosario Rosa García y Ascázubi, nacida en Quito el 30 de julio de 1850. También falleció sin que su padre la conozca, pues entonces se encontraba en Europa.
  • Un aborto natural de un niño con alrededor de cuatro meses de gestación, ocurrido el 26 de noviembre de 1856.

Seis meses después de enviudar, García Moreno contrajo segundas nupcias con una sobrina de su primera esposa, Mariana del Alcázar, de 29 años de edad.[34] Este segundo enlace produciría tres hijas mujeres que también murieron a temprana edad como los anteriores, y un hijo varón, el único de todos los descendientes del presidente que alcanzaría la edad adulta:[35]

  • María Rosa García del Alcázar, nacida en Guaranda el 6 de diciembre de 1866, fallecida en Guápulo el 8 de febrero de 1868.
  • Juana García del Alcázar, nacida en Quito el 1 de octubre de 1867, fallecida en la misma ciudad el 1 de octubre de 1867.
  • Gabriel María García del Alcázar, nacido en Quito el 10 de enero de 1870, fallecido en la misma ciudad el 22 de agosto de 1931.
  • Mariana de Jesús García del Alcázar, nacida en Quito el 25 de junio de 1874, fallecida en la misma ciudad el 1 de julio de 1875.

Crisis Nacional de 1859-1860[editar]

Monumento a Gabriel García Moreno en el Parque de La Victoria

Desde 1857 se afianzó el caos en el Ecuador, teniendo sus puntos críticos entre los años 1859 y 1860. Las revoluciones internas ocasionaron que el país se dividiera en varios gobiernos. En la ciudad de Quito, se auto proclama un triunvirato "en el nombre del patriotismo y seguridad del Ecuador", siendo uno de sus miembros Gabriel García Moreno.[36]

Mientras tanto en Guayaquil, el auto-proclamado jefe supremo de esta ciudad, Guillermo Franco, entró en negociaciones con el Perú para que esta nación lo apoyara y colaborara en el mantenimiento de su poder en esa ciudad. Estas negociaciones culminaron en el Tratado Franco-Castilla o Tratado de Mapasingue, con el cual se reducía el territorio ecuatoriano al entregar la Amazonia al Perú.[37] [38]

En estos acontecimientos se da la acción de Gabriel García Moreno, siendo esta la lucha contra el invasor Ramón Castilla, presidente del Perú, y el general Guillermo Franco, jefe supremo de Guayaquil. García Moreno se alzó en armas, y rechazó totalmente aquel tratado. Finalmente el Ecuador recuperó la región oriental.[39] [40]

Para poder lograr la reunificación de la nación, se alió con el ex presidente Juan José Flores, antiguo enemigo suyo. De esta manera, ambos se reconciliaron, pues a opinión de ambos el deber patriótico por salvar al Ecuador valía más que cualquier rencor.[41] [42]

Una vez que logró la toma de Guayaquil el 24 de septiembre de 1860, al vencer a Franco, cambió la bandera bicolor celeste y blanca (impuesta en la Revolución marcista), por el tricolor amarillo, azul y rojo de la bandera grancolombiana, siendo desde aquel año el símbolo nacional que representa a la República del Ecuador.[43]

Al poco tiempo del triunfo de García Moreno y Flores sobre las tropas franquistas en Guayaquil, y la adhesión del resto del país al Gobierno Provisorio, se convocó a una Asamblea Constituyente.[44]

La Asamblea Constituyente de 1861[editar]

Se instaló en Quito el 10 de enero de 1861, convocada por García Moreno en su calidad de jefe supremo de la República del Ecuador[45] . En sus deliberaciones García Moreno no pudo intervenir debido a que tuvo que permanecer en Guayaquil ya que las necesidades políticas urgentes de organizar la provincia lo requerían.[46]

Considerándolo como el único capaz de mantener a salvo al país de las conspiraciones revolucionarias del ex presidente Urbina y de las posibles invasiones de los dos países vecinos, Perú y Colombia, la Asamblea Nacional lo nombró, por unanimidad de votos, Presidente Constitucional de la República del Ecuador.[47]

Primera Constitución Garciana[editar]

La Asamblea tomó como base la Constitución de 1852 para redactar una nueva. La ausencia de Gabriel García Moreno, favoreció a que se promulgue una Carta política democrática liberal. Tenía un espíritu de legalidad, la cual para las circunstancias de aquella época no era la más idónea, pues se convirtió en una traba para que el presidente García Moreno logre conciliar y establecer la unificación de un país que se hallaba divido en el caos después de la crisis 1859-1860. Gabriel García Moreno no permitió que esto se interponga en su labor gubernamental, la cual se ejecutó de manera enérgica.[48] [49] Sin embargo García Moreno logró hacer prevalecer algunos de sus criterios los cuales se traslucen en los siguientes artículos:

  • Para ser ciudadano se requiere ser casado o mayor de veintiún años y saber leer y escribir.

De esta forma se suprimió la necesidad de tener cuantiosas sumas económicas para poder ejercer la ciudadanía.

  • Habrá elecciones populares por sufragio directo y secreto.

Con esta la democracia se consolidó ya que finalmente el pueblo elegía mediante elecciones presidenciales a su gobernante gracias al sufragio universal.[50] [51]

Su acción política 1860-1875[editar]

Constituyó la creación del Estado Nación y del modelo económico que perduraría por más de medio siglo. Así, con una política económica basada en las obras públicas, en la tecnificación de la educación y en la reducción de gastos burocráticos y militares, pudo emprender la acción de modernizar al país. [52]

Para ampliar mercados y conseguir la comunicación entre la costa y sierra ecuatoriana, durante su gobierno construyó un sistema de carreteras que conectó al Ecuador entero.[53]

Con una base económica cuyo punto principal fue el correcto manejo de los fondos públicos, García Moreno pudo sacar del estancamiento comercial a su pueblo, pudiendo así pagar gran parte de las deudas que el Ecuador tenía y llevándola a un alto avance en la educación.[54]

Primera Presidencia Constitucional (1861-1865)[editar]

Retrato Presidencial Oficial de García Moreno

Visión general[editar]

Luchó contra lo que él consideraba el regalismo, el regionalismo, el militarismo, la anarquía, la incultura y el liberalismo ateo. Frenó la demagogia, incentivó la educación en todos los niveles de instrucción, construyó carreteras y reorganizó la hacienda pública.[55]

Suscribió un concordato con la Santa Sede en 1862, ratificado en 1863, comenzando de esta manera la reforma del clero.[56]

Dividió al Ecuador en provincias, lográndose así mejores resultados en los aspectos económicos, administrativos, judiciales y educacionales.[57]

Reprimió las revoluciones, incluso llegando a fusilar a varios conspiradores y anarquistas que buscaban hacerse con el poder o intentaban desestabilizar al gobierno. Varios historiadores consideran esta "dureza" como necesaria debido a que el país se encontraba en una situación apremiante después de la crisis que atravesó y por la característica política inestable que asolaba al Ecuador desde su fundación como república. Algunos autores consideran que abusó de su poder, pero también se resalta los varios indultos que él concedió.[58] [59] [60]

Obra pública[editar]

Desde el Arco de Santo Domingo ubicado en el Centro Histórico de Quito, inició la carretera que unió la Sierra con la Costa.

El plan vial de García Moreno, mediante el cual pretendía unir las regiones del Ecuador por sendas, carreteras y ferrocarriles que tenían a la ciudad de Quito como su centro, constituyó quizá una de sus más grandes aspiraciones personales en el campo de la obra pública.[61] Los trabajos en varios de estos caminos se iniciaron durante los años de su administración, pero algunos fueron descartados después de su muerte; e incluían, entre otras, las siguientes carreteras:[61]

  • Quito - Guayaquil, por vía de Riobamba, que aunque nunca descendió a la Costa, sí se convirtió en el precedente de la actual autopista Panamericana. Era conocida como la Carretera García Moreno.
  • Quito - Ibarra, por vía de Malchinguí, construida en un corto tramo.
  • Quito - Yaruquí, por vía de Tumbaco, cuyos trabajos no terminados dieron forma a la actual avenida Interoceánica.
  • Quito - Píntag, por vía de Sangolquí, que concluyó en su totalidad.
  • Quito - Bahía de Caráquez, por vía de Alóag, que apenas alcanzó a construirse hasta la localidad de Santo Domingo, y que hoy une la Sierra con la Costa.

La Carretera del Sur o Carretera Nacional, fue construida con el objetivo de unir la capital de la República con el puerto de Guayaquil. Esta ayudó al progreso del país y fue concluida durante su segundo mandato.[62] Posteriormente, por honor a la memoria del Mandatario, se la llamó Carretera García Moreno.[63]

Instrucción pública[editar]

Inició la reforma de la enseñanza primaria masculina.[64] Reformó también la enseñanza de la mujer. Fundó muchas escuelas para niñas, logrando de esta forma incentivar la educación femenina.[65] Realizó esfuerzos por la enseñanza secundaria.[66] En Quito se estableció el segundo Colegio Militar con el objetivo de formalizar la educación de los oficiales militares.[67]

Servicio postal[editar]

Primera serie de estampillas ecuatorianas emitidas bajo el impulso del presidente Gabriel García Moreno.

Durante su presidencia enmarcada dentro de un programa de modernización se reformó y mejoró las comunicaciones postales, lográndose así afianzar la identidad nacional gracias a la emisión de estampillas ecuatorianas, especies emitidas por la Oficina de Correos del Ecuador. A los sellos postales se los ilustró con el Escudo de Armas de la República. Las planchas fueron trabajadas por Emilia Rivadeneira. La primera serie de estampillas fueron impresas en Quito con un tiraje original de un millón y medio de especies las cuales entraron en circulación en enero de 1865, siendo usadas hasta el 31 de agosto de 1873 cuando fueron reemplazadas por una segunda serie impresa en Europa.[68]

Política internacional[editar]

Durante su ejercicio se anuló el Tratado Mosquera-Zelaya, firmado en secreto entre Nueva Granada y Perú con el que pretendían el reparto del territorio ecuatoriano.[69] Además, durante su mandato el Ecuador tuvo dos enfrentamientos armados con Nueva Granada, en las que resultó derrotado; perdiendo en la Batalla de Tulcán contra el general Julio Arboleda Pombo y en la Batalla de Cuaspud contra el general Tomás Cipriano de Mosquera.[70] Este último es considerado como un desastre militar en la historia ecuatoriana, ya que según Mosquera, tomó prisioneros a 300 oficiales y no menos de 3000 soldados ecuatorianos, que fueron liberados con la solemne promesa de no volver a combatir contra Colombia.[71] Tiempo después el mismo García Moreno firmó el Tratado de Pinsaquí, con el que se puso fin a las hostilidades entre ambas naciones.[72]

Pretendió convertir al Ecuador en un protectorado francés en dos ocasiones (1859 y 1861), debido al gran temor que existía en aquellos años por la invasión peruana y la crisis interna que vivía el país. El primer episodio es conocido como "cartas a Trinité", en alusión al nombre del Encargado de Negocios de Francia en Ecuador, y no culminó exitosamente debido que éste no notificó el pedido al Segundo Imperio francés, ya que una enfermedad le impedía cumplir sus labores. La segunda ocasión se entendió con el nuevo Encargado de Negocios en Quito, M. Fabre, aunque tampoco prosperó ya que en estas fechas Francia se hallaba en un conflicto internacional con México que culminó en el establecimiento del Segundo Imperio Mexicano. La idea de Gabriel García Moreno era conseguir un protectorado como el que tenía Gran Bretaña sobre Canadá en aquella época, pero con algunas modificaciones. Además, en ambas propuestas se debía contar con la aprobación de los ecuatorianos mediante una consulta popular.[73] [74]

En 1862, en un intento de congratulación con los británicos, obsequió a la reina Victoria del Reino Unido una corona prehispánica de oro con un aplique a modo de plumas, que había sido hallada durante una excavación arqueológica de 1854 en el cantón Chordeleg. Aunque su origen real aún se debate entre la cultura cañari o los conquistadores del Tahuantinsuyo, la joya es parte de la Colección Real Británica bajo el nombre de Corona Inca.[75]

La posición del Ecuador con respecto al conflicto peruano­-hispano de 1864 fue calificada de anti-americana por Perú, pues Ecuador se declaró neutral frente a la invasión de la escuadra española a las costas peruanas. Pero esa misma tendencia de neutralidad fue seguida por otras naciones sudamericanas como Chile y Bolivia. Posteriormente el Gobierno ecuatoriano impulso junto con el Gobierno chileno a la defensa del Perú mediante un Congreso Americano el cual fue integrado por Argentina, Guatemala, Bolivia, Perú, Venezuela, Ecuador, Chile y Colombia.[76]

Durante la invasión francesa a México y el establecimiento del Segundo Imperio Mexicano, cuya corona le fue ofrecida por católicos mexicanos al archiduque de Austria Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota de Bélgica, el apoyo de la Iglesia católica mexicana a los extranjeros motivó la expulsión de varios arzobispos y obispos del país. El Presidente mexicano Benito Juárez rompió relaciones con el Gobierno ecuatoriano y en enero de 1861 se ordenó la expulsión del Ministro Encargado de Negocios de Ecuador en México, Francisco de N. Pastor, debido a las simpatías que este parecía mostrar con la invasión francesa y la instauración de una monarquía en favor de Maximiliano I, aunque finalmente no se concretó la expulsión.[77]

El Gobierno ecuatoriano oficialmente se mantuvo en el mismo lineamiento que las demás naciones americanas durante este conflicto. Por ende el presidente García Moreno exhortó a su Encargado de Negocios en México para que no reconociera al Imperio de Maximiliano y además le quitó sus credenciales como representante del Ecuador en dicho país. Esto lo hizo a pesar de que apreciaba a Francia. En junio de 1867, Maximiliano fue derrotado y fusilado por el presidente Benito Juárez, quien restableció la República mexicana.[78]

Presidente Interino de la República (1869)[editar]

Gabriel García Moreno ante los pedidos tanto del pueblo como de su partido político acepta su candidatura a la presidencia. José María Urbina, al enterarse de aquella noticia, intentó impedir las elecciones presidenciales mediante una revolución, pues su candidato por el cual hacía propaganda electoral, Francisco Javier Aguirre, probablemente perdería en los comicios. El apoyo de los ecuatorianos para con García Moreno se hacía sentir en la República.[79]

Urbina y Franco, quienes se habían combatido una década atrás, se unieron para de esta forma tener mayor éxito en la revolución. El presidente Juan Javier Espinosa permaneció indiferente ante el eminente caos que estaba próximo a ocurrir. García Moreno, al notar la pasividad del Presidente, se vio en la necesidad de dar un golpe de estado en Quito.[80]

El cuartelazo fue apoyado por los militares y el pueblo quiteño, los cuales ofrecieron todo su respaldo al nuevo Presidente Interino. Inmediatamente las demás provincias del Ecuador empezaron a desconocer al gobierno de Espinosa y se unieron al de García Moreno. Posteriormente convocó una Asamblea Constituyente con el fin de instaurar el orden jurídico. Una vez restablecida la paz en el país, el Presidente renunció a su cargo. [81]

La Asamblea Constituyente de 1869[editar]

La Asamblea convocada por García Moreno es considerada como la más fructífera del siglo XIX en el Ecuador, ya que además de la nueva Constitución, se sancionó también el Código Civil, el Código de Procedimiento Civil y el Código Penal, se creó reglamentos y leyes para la destinación del erario público a la educación.[82]

Terminada su labor legislativa, la Asamblea nombró a Gabriel García Moreno presidente constitucional. Este a primera instancia rechazó su elección, pero finalmente aceptó el cargo.[83] Fue posesionado como Presidente de la República el 30 de julio de 1869 en la Catedral de Quito.[84]

Segunda Constitución Garciana[editar]

Se expidió la octava Constitución de la República del Ecuador, denominada también como «la carta negra»,[85] debido a que se aseguraba que la misma tenía una serie de disposiciones que atentaban contra los derechos civiles y políticos de la población ecuatoriana.[86] Cabe mencionar que esta logró un avance significativo en el constitucionalismo ecuatoriano.[87]

Las más novedosas disposiciones fueron:

  • Para ser ciudadano se requiere: Ser católico, saber leer y escribir, y ser casado o mayor de veintiún años.
  • El Presidente de la República será elegido por voto secreto y directo de los ciudadanos en ejercicio.
  • El Presidente de la República durará en sus funciones seis años. Podrá ser elegido para el período siguiente; mas para serlo por tercera vez, deberá mediar entre esta y la segunda elección el intervalo de un período.[88]

Miguel Ángel González Leal escribió al respecto:

En el proceso de consolidación de la identidad nacional, expresado en la relación entre los dos conceptos de ecuatorianidad y ciudadanía, se produjo una notable innovación al extender el acceso al estatus de ciudadano a otras capas sociales a través de la concesión del derecho al voto a todos los varones casados mayores de 21 años que supiesen leer y escribir. Comúnmente, la historiografía ha interpretado que este incremento del derecho al voto permitió a García Moreno y a los conservadores serranos mantener el poder político, merced a la mayor dimensión de la población serrana y al control ideológico que a través de la Iglesia se ejercía sobre ella [...]. No obstante, cabría contemplarlo también como una medida destinada a reforzar la identidad nacional y afirmar la legitimidad del estado, al amplir la base social susceptible de adquirir compromisos y responsabilidades con el país.[89]

Referéndum constitucional[editar]

García Moreno sometió a referéndum la Constitución creada por la Asamblea Constituyente (conformada por representantes electos de cada provincia) para el 18 de julio de 1869. Obtuvo una votación favorable con una amplia ventaja de 13.640 votos por el Sí contra 514 votos por el No.[90]

Segunda Presidencia Constitucional (1869-1875)[editar]

Visión general[editar]

Varios historiadores como Jorge Salvador Lara afirman que el verdadero progreso o salto a la modernidad del Ecuador comenzó durante su segundo mandato.[61] La honestidad y honradez en el manejo del erario público[Aclaración requerida] vuelve a ser mérito de su presidencia. Consolidó el poder público. Culminó varias obras emprendidas en su primera administración. Una de ellas fue la Carretera Nacional. Empezó nuevas obras públicas. Fomento la enseñanza gratuita. Niñas, niños, hombres y mujeres, sin importar su condición o clase social, recibían la instrucción en todos los niveles y ramos educativos que el Gobierno ofrecía. La especialización científica fue introducida en el país por primera vez.[91] [92]

Realizó la primera oficina de estadística en el país para la recopilación de datos demográficos y así lograr obtener el número de habitantes en el Ecuador.[93]

Obra pública[editar]

Estación ferroviaria de Sibambe, hasta donde llegaba el tren en la época de García Moreno.

Durante su administración se construyó el Ferrocarril de Yaguachi, construido entre Yaguachi (actual provincia del Guayas) y Sibambe (provincia de Chimborazo), Gracía Moreno inauguró en persona el servicio de varias locomotoras. Este tramo se conectaba directamente con la Carretera García Moreno, y desde allí permitía las comunicaciones con las ciudades de la Sierra central y norte. Se empezaron a colocar también los primeros postes del servicio de telégrafo. En homenaje póstumo al presidente, se cambió el nombre del mismo por Ferrocarril García Moreno.[94]

El Panóptico de Quito, construido durante la segunda presidencia de García Moreno.

Con el objetivo de centralizar el servicio penitenciario regional en un solo lugar, en 1868 se inició la construcción de la Penitenciaria de Quito, llamada también Panóptico debido a su modelo radial que permite una visión absoluta de las celdas desde una torre central. El edificio fue concebido con un diseño similar a la prisión de la Rue de la Santé, en París, y estuvo a cargo de los arquitectos europeos Thomas Reed y Francisco Schmidt, quienes entregaron la obra totalmente concluida en el año 1874.[95] Después de más de 140 años de funcionamiento ininterrumpido, el ex Penal García Moreno cesó en su servicio de acoger a los presos el 30 de abril del 2014.[96]

Frontispicio con el reloj público y campanario en el Palacio de Carondelet.

Continuó con la remodelación, ampliación y mejoramiento del Palacio de Carondelet iniciada en su primera presidencia. Construyó su frontispicio central en donde hizo colocar tres campanas y un reloj.[97]

Instrucción pública[editar]

Entre 1869 y 1876 la Escuela Politécnica funcionó en el actual CCM.

El 30 de agosto de 1869, y con el apoyo de la Compañía de Jesús, se fundó la Escuela Politécnica como el primer centro especializado para la formación de ingenieros civiles, arquitectos, maquinistas, ingenieros de minas y profesores de tecnología y ciencias.[98] La Escuela estaba equipada con lo más avanzado en equipos e instrumentos para el momento de su inauguración; las asignaturas eran dictadas por profesorado europeo capacitado en dictar las cátedras científicas.[99]

El Observatorio Astronómico de Quito fue estimado como uno de los más avanzados en su época.

En 1872 se inició la construcción del Observatorio Astronómico de Quito, que constituía el primero de su clase en el país y uno de los mejores de su tiempo en Sudamérica, y estaba equipado al mismo nivel que los observatorios más avanzados de Europa.[100] Fue levantado en el centro del parque La Alameda por los jesuitas alemanes Juan B. Menten y Luis Dressel, sobre planos atribuidos a los arquitectos europeos Thomas Reed y Francisco Schmidt. El edificio, que se basó en el Observatorio de la Universidad de Bonn, servía como complemento de la Escuela Politécnica que se había fundado apenas dos años antes. Aunque para 1876 el observatorio ya había entrado en parcial funcionamiento, debido a su continua implementación científica y decoración con elementos importados, fue inaugurado oficialmente en 1892, con motivo de la Exposición Nacional celebrada ese año.[101] [102]

Durante su ejercicio se fundó la Academia de Bellas Artes, en donde se enseñaba escultura, pintura y música. Sus profesores eran de los más destacados y galardonados de Europa. La música, en especial, fue cultivada con algo más de preferencia; por lo que se construyó un establecimiento aparte para esta enseñanza, fundándose así el Conservatorio Nacional de Música.[103]

Se creó una Escuela Normal para indígenas, lo que permitió su acceso a la educación formal por primera vez, financiando su alimentación, vestuario, útiles escolares, entre otras ayudas sociales.[104] Se fundó la Escuela femenina de Obstetricia, con lo cual se incrementó las oportunidades laborales de las mujeres y se redujo la muerte prematura de neonatos.[105]

En lo que respecta a la educación primaria y secundaria, fundó y construyó escuelas y colegios en todo el país.[106]

Restableció el Colegio Militar que había fundado en su primera presidencia, consiguiendo el impulso moral e intelectual de los jóvenes que se dedicaban al arte castrense.[107]

Política internacional[editar]

El gobierno ecuatoriano al ente la toma de los estados pontificios, presentó su protesta contra Víctor Manuel II, quien había logrado definitivamente desposeer al Papa de sus tierras en septiembre de 1870, consiguiendo así la Unificación de Italia. La República del Ecuador fue el único país en el mundo en hacer una protesta oficial. Con este acto consiguió un mayor contacto con el papa Pío IX. Muchas naciones felicitaron a García Moreno por este acto, pero también otras le criticaron.[108]

Fijación de los símbolos patrios[editar]

El 26 de septiembre de 1860 Gabriel García Moreno, mientras ejercía el cargo de primer triunviro en el Gobierno Provisorio, decretó el restablecimiento de la antigua bandera colombiana. Uno de los considerandos fue: "Que la bandera nacional del Ecuador es la gloriosa bandera tricolor, con la cual conquistó su independencia en los campos de batalla."[109]

En su segunda presidencia, el Himno Nacional fue cantado e instrumentado oficialmente el 10 de agosto de 1870 en la Plaza de la Independencia bajo la dirección de su compositor, el músico Antonio Neumane, quien ejercía el cargo de Director del Conservatorio Nacional de Música. El autor de su letra fue el poeta Juan León Mera.[110]

Relación con la Iglesia, educación y religiosidad[editar]

El proyecto de construcción del Estado del presidente García Moreno buscó articular religión, modernidad y nación. En ese proyecto, la Iglesia tenía por función constituirse en el cimiento de la integración nacional. Para eso, impulsó una reforma institucional profunda para convertir a la Iglesia en un instrumento del Estado, reduciendo su papel social, y concentrándola en lo que él consideraba la misión nacional específica de la Iglesia: la educación de las nuevas generaciones.[111]

Cuadro del Sagrado Corazón de Jesús, comisionado al pintor Rafael Salas por el presidente García Moreno para la consagración[112] [113]

Pensó que el clero era igual de indisciplinado que la mayor parte de instituciones, por lo que procuró su reforma en conjunto con la Santa Sede. Entre los cambios que impulsó García Moreno se cuentan la negociación de un concordato con la Santa Sede que posibilitó la organización territorial y administrativa de la Iglesia, la creación de nuevas diócesis y la promoción del trabajo misionero, con la colaboración de numerosas órdenes religiosas europeas.[111] Buscó transformar la nación a través de la educación pública universal, las mejoras de la infraestructura, la inmigración europea y la tecnología, para modernizar a Ecuador con un aporte científico que consideraba de calidad.[114] En 1869, centralizó el sistema educativo entregando su administración a esas órdenes religiosas.[111] Manuel Gálvez señaló el programa de García Moreno como un modelo para el nacionalismo argentino, al demostrar que el catolicismo podía ser fundacional para el renacimiento intelectual y moral de la nación.[115] En su libro Vida de Don Gabriel García Moreno, Gálvez consideró que llevar a Ecuador a los religiosos jesuitas expulsados de Alemania por Bismarck fue un acto brillante, que logró elevar la calidad educativa de Ecuador a niveles cercanos al de los países europeos.[115]

García Moreno fue defensor de la Compañía de Jesús, a la que confió varias tareas en el área de la educación. Durante un período de exilio para miembros de dicha congregación, asistió a un grupo de jesuitas desplazados a encontrar refugio en Ecuador. Los jesuitas alemanes reformaron la educación superior ecuatoriana, orientándola hacia carreras técnicas.[111] Por su parte, los jesuitas españoles asumieron la educación secundaria. Se promovió la educación indígena, y la educación primaria se volvió obligatoria. Así, el número de niños escolarizados en 1875 triplicó el de 1867.[111]

Durante su gobierno se promovió la renovación de las devociones religiosas tradicionales y se buscó la identificación de símbolos religiosos universales con la Nación. Se declaró patrona nacional a la Virgen de la Merced en 1861, y se consagró oficialmente la Nación como «República del Sagrado Corazón» en 1873.[111]

Elecciones de 1875[editar]

Las elecciones fueron convocadas en 1874 para la sucesión presidencial. Los seguidores de García Moreno insistieron en que buscara su reelección ya que la Constitución de 1869 le permitía un nuevo mandato. El presidente aceptó su candidatura con la condición de no participar en su candidatura y exigiendo ante todo elecciones honestas y libres.[116]

El liberal ecuatoriano Juan Montalvo empezó a criticar en su panfleto La Dictadura Perpetua la candidatura de García Moreno, acusándolo de quererse perpetuar en el poder.[117]

Las elecciones presidenciales tuvieron lugar del 3 al 5 de mayo de 1875. García Moreno es reelegido con el 99.1% de la votación, que representa 22.529 votos de 22.734.[118]

Otros cargos públicos[editar]

Fue nombrado Gobernador Interino de Guayaquil por el presidente Vicente Ramón Roca con el objetivo de que pacificara aquella ciudad, debido a que una revolución floreana había alterado el orden.[119]

Ejerciendo su cargo de senador de la República por Pichincha en el Congreso de 1858, luchó por la abolición del tributo de los indios.[120]

Como rector de la Universidad de Quito (actualmente lleva el nombre de Universidad Central del Ecuador), abrió diferentes facultades, ya que solo existían la de medicina y la de derecho. Incluso fue profesor de química.[121]

En la noche del 15 al 16 de agosto de 1868[122] [123] se produjo un terrible terremoto en la provincia de Imbabura dando como consecuencia la destrucción de las ciudades de Ibarra[124] , Otavalo y Cotacachi., el 22 de agosto de 1868 el presidente Juan Javier Espinosa nombró a García Moreno Jefe Civil y Militar de la provincia de Imababura[125] para que este ponga en orden a la devastada provincia. Atendió las necesidades más apremiantes (alimentación, salud, salubridad y vivienda) y posteriormente procedió a la liderar la reconstrucción de las ciudades.[126]

El asesinato[editar]

Era el 6 de agosto de 1875 cuando el Mandatario ingresaba al Palacio de Carondelet. Un grupo de opositores apostados entre las columnas procedió a atacarlo a tiros y machetazos en una emboscada. El grupo estaba conformado por el colombiano Faustino Lemus Rayo (ex militar que había servido al gobierno garciano), el cual lo atacó con un machete, además de Roberto Andrade, Manuel Cornejo, Abelardo Moncayo y Manuel Polanco. Estos últimos arremetieron a quemarropa con sus revólveres al presidente.[127]

Su edecán, el comandante Manuel Pallares, no pudo evitar el atentado ya que se encontraba desarmado, siendo él también víctima de algunos ataques. García Moreno, que si contaba con su revólver en el bolsillo, no hizo ningún intento por sacar el arma y disparar contra los sicarios (aseveración dada por varios testigos presenciales[¿quién?]). Algunos historiadores[¿quién?] aseveran que no lo hizo debido a su profunda fe religiosa.[128] Mientras otras versiones aseguran[¿quién?] que el ataque fue de tal violencia que el presidente nunca pudo recurrir al mismo.[cita requerida]

Falleció tiempo después al pie del Altar de Nuestra Señora de los Dolores de la vecina Catedral Metropolitana. Bajo dicho altar consta la placa que dice: "Homenaje del Cabildo Arquidiocesano de 1968 al Excmo. Sr. Presidente GABRIEL GARCÍA MORENO, quien expiró junto a este Altar de Nuestra Señora de los Dolores el 6 de agosto de 1875."

Altar de Nuestra Señora de los Dolores en donde expiró el presidente Gabriel García Moreno.
Cuerpo del presidente García Moreno, con sus ropas cubiertas en sangre después del atentado en su contra.

Una placa de piedra recuerda el lugar del crimen con la siguiente leyenda: "Dios no muere. Aquí cayó asesinado el presidente de la República, Dr. Gabriel García Moreno, el 6 de agosto de 1875". Llevaba en la mano un legajo de papeles y éstos quedaron ensangrentados tras el ataque. Los asesinos gritaban "libertad" y le acusaban de tirano. Alfredo Pareja Diezcanseco, y luego de él Raúl Vallejo, señalan que, moribundo, García Moreno «murmuró por última vez: "Dios no muere"»,[129] [130] en tanto que Aurelio Ordóñez Zamora desconsidera que eso haya sucedido.[131]

Faustino Lemus Rayo intentó escapar por la Plaza de la Independencia, pero cuatro soldados del cercano cuartel del Batallón Número 1, que se encontraba en los edificios que albergan al Centro Cultural Metropolitano de Quito en la actualidad, le dieron alcance y le hirieron con espadas. Lo arrestaron y lo conducían al cuartel cuando un cabo de raza negra, llamado Manuel López, le disparó con su fusil y lo mató.[132]

Así lo relató un testigo presencial:

"Mariano Carrión, Sargento del batallón No. 1º. -refiere ... que Rayo enderezó para la pila (fuente de agua que estaba en el centro de la Plaza) a donde le siguieron el testigo, el sargento Rodríguez y el Teniente Buitrón, quien daba la orden de matarlo, por lo que el exponente le flechó el espadil, y a pocos pasos de pasada la pila, ambos sargentos le flecharon nuevamente los espadiles, y cayó en tierra el asesino Rayo; que después que le condujeron con dirección al cuartel, y casi en media plaza, les encontró el Capitán Barragán, quien tomó del brazo a Rayo, y lo llevó para la esquina de la botica (esquina de la plaza y la calle del cuartel, actuales calles García Moreno y Espejo), pasada ésta se presentó el cabo Manuel López y diciendo: "Abranse", le disparó un tiro de rifle con el que cayó el expresado Rayo".[133]

El general Francisco Javier Salazar, ministro de Guerra de García Moreno, declaró sobre el día del crimen:

"Hallábame en el local del ministerio de guerra, tranquilamente ocupado de la redacción de uno de los proyectos que debía presentar al Congreso, cuando se oyó confusamente un tiro como por la plaza, al que siguieron a pocos momentos y en rápida sucesión otros y otros, que causaron cierto murmullo alarmante en la calle del cuartel. Sobresaltado con esto, dejo mi asiento, tomo mi bastón de estoque, única arma que tengo a la mano, salgo a la calle mencionada, oigo alboroto en la plaza, corro hacia ella, y apenas he dado unos doce pasos, resuenan las voces de "murió el presidente, mataron al Sr. García". Al instante se me ocurre la idea de que ese asesinato no podía ser sino el preliminar de un ataque al cuartel, o de una revolución de las tropas. Vuelvo, por lo mismo, sobre mis pasos, y voy a situarme en el punto probable de peligro: encuentro en la prevención soldados que tratan de salir en tropel armados de sus rifles; les ordeno que regresen al patio; y mando a los capitanes se pongan a la cabeza de sus compañías, y que los formen en batalla. Hecho esto con la rapidez del relámpago, anuncio a la tropa el feroz atentado que se acaba de cometer, y le exhorto a sostener con lealtad el orden constitucional y al representante de la República. Para probar el espíritu de los soldados, concluyo mi corta proclama con la voz de: Viva el Gobierno! El batallón repite estas palabras con entusiasmo. No vacilo entonces en mandar despejar hasta una cuadra en contorno los grupos de gente que se acercaban; éstos obedecen al instante y se retiran"[134]

En uno de los informes del proceso abierto tras el asesinato, David Grijalva señala como una de los testigos a la señora Francisca de Chiriboga y Valdivieso, esposa de José de Villacís que vivía en la casa de la esquina de las Conceptas, y que desde su balcón lanzaba gritos de espanto y terror mientras atacaban al mandatario.[135]

Placa en piedra que marca el lugar donde cayó el presidente García Moreno

Según los liberales, entre ellos Juan Montalvo, Salazar formó parte de la conspiración para asesinar al presidente, pues aspiraba a beneficiarse políticamente de su muerte, como en efecto intentó.

Cronología del 6 de agosto de 1875[editar]

  • El presidente Gabriel García Moreno salió de su casa con dirección a la vecina iglesia de Santo Domingo en donde comulgó.
  • Regresa a su aposento para culminar su Mensaje al Congreso.
  • Desde su hogar parte hacia la casa de su suegra.
  • Después de aquella visita ingresa a la Catedral para orar.
  • Sale de la iglesia y toma rumbo hacia el Palacio de Gobierno.
  • Sube por las escalinatas sur del Palacio y una vez en el atrio, Faustino Rayo se lanza y le propina machetazos.
  • Otros conjurados sacan sus revólveres y a quemarropa disparan al presidente.
  • Aprovechando Rayo que García Moreno se está apoyando en un pilar del atrio, lo empuja, y este cae hacia la Plaza.
  • Vuelven los asesinos sobre el Mandatario que yace en el piso, y le siguen propinando ataques de bala y de machete. En esta escena es cuando Gabriel García Moreno pronuncia la frase "Dios no muere".
  • Sale una tropa del cuartel cercano y se disponen a agarrar a los criminales.
  • Rayo es atrapado en la pileta de la Plaza y posteriormente es fusilado.
  • Los demás cómplices logran escapar.
  • García Moreno, que aún vive, es trasladado a la Catedral, lo recuestan en el Altar de Nuestra Señora de Dolores y perdona a sus asesinos.
  • Finalmente fallece el Dr. Gabriel García Moreno.[136]

Móviles del asesinato[editar]

Los historiadores Luis Robalino Dávila y Gabriel Cevallos García entre otros señalan que García Moreno fue asesinado por incitación de la masonería extranjera,[137] [138] [139] debido a que era el único gobernante que profesaba el catolicismo de tal manera que había prohibido las instituciones masónicas en territorio ecuatoriano. A diferencia de Perú, donde el anarquismo, el socialismo y el radicalismo moderno aparecieron juntamente con la presencia política activa de la masonería,[140] la instauración de la masonería en Ecuador fue un proceso mucho más lento y complejo: hasta 1878 solo se habían creado tres logias en Ecuador (dos en Guayaquil, en 1812 y 1843, y una en Quito en 1809), y ninguna durante el gobierno de García Moreno, en tanto que más tarde, durante la revolución liberal (1895-1912), se crearían 17 logias.[141] El 26 de septiembre de 1862, se firmó en Roma un concordato entre Ecuador y la Santa Sede que ratificó García Moreno en Quito el 17 de abril de 1863. Ese concordato no solo aseguraba en Ecuador el ejercicio exclusivo de la religión católica, sino que impedía la mera existencia de sociedades y sectas cuyas doctrinas fueran reprobadas por la Iglesia, incluyendo la masonería.[142] En 1869 García Moreno promulgó un decreto para que todo aquel denunciado como masón fuera llevado ante un consejo de guerra, con lo cual se convertía en enemigo de la masonería.[143] Gomezjurado, Berthe y Loor sugirieron la existencia de correspondencia entre la masonería europea y la peruana cuyos miembros tenían constante comunicación con los enemigos de García Moreno, siendo algunos de estos también masones.[144] [145] [146] [147]

La propia correspondencia de García Moreno registra los supuestos planes de logias masónicas de acabar con su vida, en carta a uno de sus amigos manifiesta lo siguiente:

Han escrito de Alemania a un Padre Redentorista que las logias de allá han ordenado a las de América hagan todo lo posible para derribar al Gobierno del Ecuador. Pudiera ser que el gran Maestre Bismarck tuviera parte en esto; pero Dios nos protege, y confiando en Él a nadie temo, a pesar de que nada somos, nada valemos, y de que nuestras fuerzas son iguales a cero, comparadas con las de aquel coloso de pies de barro.[148]

Una vez que fue reelecto para una tercera presidencia escribió la siguiente misiva al papa Pío IX:

Ahora que las logias de los países vecinos, instigadas por las de Alemania, vomitan contra mí toda especie de injurias atroces y de calumnias horribles, procurando sigilosamente los medios de asesinarme, necesito más que nunca de la protección Divina para vivir y morir en defensa de nuestra Religión santa, y de esta pequeña República, que Dios ha querido que siga yo gobernando.[149]

De los conjurados, dos fueron fusilados por su crimen: Manuel Cornejo y el mayor Gregorio Campuzano. Por su parte Manuel Polanco fue puesto en prisión mientras que Abelardo Moncayo junto con Roberto Andrade lograron fugarse y esconderse.[150]

Para los ecuatorianos y extranjeros conservadores y neo conservadores del tiempo de García Moreno y de varias épocas posteriores[¿quién?], e inclusive en la actualidad, su asesinato fue un hecho detestable e ignominioso, cometido por fanáticos y personajes con un odio patológico a los valores que García Moreno representaba. Para los liberales radicales[¿quién?], en cambio, fue un justificado tiranicidio, inspirado en el asesinato de Julio César, y en la frase sic semper tiranis, (así siempre a los tiranos) debido a los supuestos excesos represivos del garcianismo católico y a su rechazo manifiesto a todos los valores democráticos y republicanos.

No obstante, no pocos de sus enemigos llegaron posteriormente a desear que tal asesinato no se hubiese concretado. El mismo Juan Montalvo, adversario del presidente, lo afirma al decir en su obra el "Regenerador": A muchos enemigos de García Moreno he oído suspirar por García Moreno.[151]

Teoría sobre posible filiación masónica de Rayo[editar]

Existe la teoría de la filiación masónica de Faustino Rayo. Esta no se ha podido comprobar, por lo cual no se ha logrado asegurar que perteneció a alguna logia masónica, aunque si es comprobado que fue pagado por Luis Felipe Bueno y José María Estrada con aguardiente y una alta suma de dinero.[152] [153]

Entierro[editar]

Cuerpo embalsamado del presidente García Moreno.

Al día siguiente de su muerte, el 7 de agosto, el cadáver embalsamado del presidente Gabriel García Moreno; vestido con su uniforme de General en Jefe del Ejército, luciendo la banda presidencial en el pecho y un sombrero en la cabeza; fue expuesto en la Catedral Metropolitana de Quito. El 9 de agosto, en la misma iglesia, se celebraron las exequias en su honor y por la noche se realizó su entierro.[154]

Algunos canónigos y autoridades eclesiásticas, escondieron el cadáver de García Moreno durante la revolución liberal de Eloy Alfaro dada en el año de 1895, debido al temor de que la tumba sea profanada y así escapase de los estragos causados por los montoneros alfaristas en iglesias, conventos, y demás instituciones relacionadas con el clero.[155] El cuerpo permaneció escondido por largos años sin que se conociera su paradero. Su corazón fue conservado en una urna, encontrada un siglo después en el monasterio de las madres de El Buen Pastor.[156]

Descubrimiento de sus restos[editar]

Lugar donde descansan los restos mortales del presidente Gabriel García Moreno.

La búsqueda fue impulsada por la Revista Vistazo con el objetivo de conmemorar de la mejor manera el centenario de su muerte. Para ello se valió del historiador Severo Gomezjurado, siendo este quien investigó y aportó los datos necesarios para dar con el paradero de los restos. Finalmente el 16 de abril de 1975 se encontraron los restos mortales de Gabriel García Moreno en la Iglesia de Santa Catalina junto con documentos auténticos de la época que certificaban que estos pertenecían al presidente. El día 6 de agosto de 1975, la ataúd fue trasladada en medio de honores militares y civiles hacia la Catedral Metropolitana de Quito en donde permanecen hasta la actualidad junto a los restos del primer presidente del Ecuador general Juan José Flores.[157]

Homenajes y reconocimientos póstumos[editar]

Placa conmemorativa en la que se recuerda la encuesta realizada en París por la publicación Le Figaro, en la que García Moreno fue escogido como la persona más influyente del siglo.

El 30 de agosto de 1875, el Senado y la Cámara de Diputados del Ecuador le confirieron el título de "Ilustre Regenerador de la Patria y Mártir de la Civilización Católica".[158]

El 6 de agosto de 1876, el papa Pío IX eirigió un monumento a su memoria en el Colegio Pio Latinoamericano en Roma, donde se lo describe como "Integérrimo guardián de la religión."[159]

Sus dos grandes obras, el Ferrocarril de Yaguachi y la Carretera Nacional fueron renombradas respectivamente como Ferrocarril Gabriel García Moreno y Carretera Gabriel García Moreno.[160]

En una encuesta hecha en París en el año 1900, por la publicación "Le Figaró"[161] , se lo eligió como el mayor hombre del siglo XIX, superando a otros nombres en la encuesta como de Napoleón y Simón Bolívar.[162]

Estampilla con imagen del presidente Gabriel García Moreno emitida en la segunda presidencia del general Eloy Alfaro.

El presidente ecuatoriano Eloy Alfaro ordenó la emisión de una serie especial de sellos postales para recuerdo y festejo de la llegada de la primera locomotora del Ferrocarril Transandino a Quito, acontecimiento dado el 25 de junio de 1908. Alfaro quiso rendir homenaje a Gabriel García Moreno grabando su imagen en la estampilla de 2 centavos por ser él quien inició la construcción del ferrocarril.[163]

En 1939 la Iglesia católica en Ecuador abrió la causa de beatificación de García Moreno, con el fin de que sea elevado a los altares y así pueda ser honrado y glorificado como santo o mártir de la fe,[164] mas hasta la actualidad ningún resultado se ha obtenido del mismo.

En el Centro Histórico de Quito, la calle que circula frente al Palacio de Carondelet, sobre la cual cayó su cuerpo en el atentado que terminó con su vida, lleva el nombre de García Moreno.[165] Gran cantidad de calles en varias ciudades del ecuador como Sangolquí[166] , Ibarra[167] , Cuenca[168] , Guayaquil[169] , Latacunga[170] llevan su nombre.

Billete de 20 000 sucres con imagen del presidente Gabriel García Moreno.

En la Plaza de la Victoria, de la ciudad de Guayaquil, se levantó un monumento en su honor para la conmemoración y celebración de la Batalla de Guayaquil que tuvo lugar en 1860. La estatua fue construida en 1968 y fue elaborada por el escultor lojano Daniel Palacio.[171]

La Iglesia católica, tanto de América como Europa, le ha rendido varios homenajes e inclusive los mismos papas se han pronunciado para honrar su memoria.[172]

La orden monacal femenina de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor son las encargadas de elaborar la banda presidencial del Ecuador. Para la banda presidencial entregada al presidente Rafael Correa en su posesión en el año 2009, las religiosas bordaron el Escudo de Armas nacional en donde colocaron un pedazo de una camisa que Gabriel García Moreno solía usar debajo del bordaje. Esto se realizó por conmemorar la selección de los símbolos nacionales del Ecuador que se realizó durante el mandato de García Moreno.[173]

Estatua de García Moreno en la plaza que lleva su nombre. En la parte posterior la Basílica del Voto Nacional.

Durante el gobierno del arquitecto Sixto Durán Ballén se puso en circulación un nuevo billete con la denominación de 20.000 sucres en el que se hizo constar la imagen del Dr. Gabriel García Moreno.[174] El sucre ecuatoriano fue la moneda oficial del Ecuador que circuló hasta el año 2000, cuando fue reemplazado por el dolar estadounidense.[175]

En Quito se levantó un monumento de bronce de cuerpo entero en la Plaza García Moreno, que se encuentra frente a la Basílica del Voto Nacional, construida con ocasión de la consagración del Ecuador al Sagrado Corazón de Jesús, que tuvo lugar durante su segunda presidencia.[176]

En la Basílica del Voto nacional en la ciudad de Quito, en la nave izquierda se conserva el fémur de García Moreno en un mausoleo en su honor.[177]

Varias estatuas y bustos se han construido en muchas otras ciudades del Ecuador, plazas y entidades nacionales llevan su nombre.[178]

Condecoraciones[editar]

Consecuencias en el mundo de la literatura y el cine[editar]

Gabriel García Moreno fue objeto de muchas obras literarias en vida. La cantidad de las mismas se incrementó después de su muerte.[180]

La biografía García Moreno Vengador y Mártir del Derecho Cristiano publicada en 1887 por el francés Augusto Berthe, es resaltada por la descripción de la niñez, adolescencia y las anécdotas de García Moreno. El escritor logró conseguir aquella información gracias a que se la proporcionaron los amigos íntimos del presidente, entre ellos el poeta Juan León Mera. La historia narrada de su juventud, vida polifacética y de sus gobiernos, fue base para las biografías venideras y más que todo en las escritas en Europa.[181]

Las obras recopilatorias de las cartas epistolares y escritos de Gabriel García Moreno por parte de la Juventud Católica y del historiador Wilfrido Loor han sido destacadas por su gran valía, ya que son la fuente principal de las biografías. El jesuita Severo Amable Gomezjurado S. J. es el escritor que más obras le ha dedicado, siendo una de ellas Vida de García Moreno, con un total de trece tomos, en donde también se destacan cartas no incluidas en las obras antes mencionadas.[182]

Juan Montalvo fue el mayor opositor literario del presidente. Publicó varios folletos contra él, siendo los que más resaltan El Cosmopolita, La dictadura perpetua y El último de los tiranos.[183] Pero a pesar de todo esto, Montalvo no pudo dejar de expresarse sobre la muerte de García Moreno. Al respecto Luis Robalino Davila en su obra García Moreno dice:

Y Montalvo, el terrible enemigo, el que dijera al saber de los sucesos de Quito «mi pluma lo mató», años después, en la época aciaga de Veintimilla, pagó en el Desperezo del Regenerador este tributo póstumo al hombre extraordinario: «García Moreno ¡qué hombre!, este sí ¡qué hombre!, nacido para grande hombre sin el desvío lamentable de su naturaleza hacia lo malo, sujeto de grande inteligencia, tirano sabio, jayán de valor y arrojo increíbles; invencionero, ardidoso, rico en arbitrios y expedientes; imaginación socorrida, voluntad fuerte, ímpetu vencedor ¡qué lastima! García Moreno hubiera sido el primer hombre de Sud América, si sus poderosas facultades no hubieran estado dedicadas a una obra nefanda: la opresión, la tiranía. Para lo que ha sucedido en el Ecuador después de la muerte García Moreno, yo de buena gana le hubiera dejado la vida al gran tirano».[184]

El escritor socialista Benjamín Carrión, en su obra García Moreno, el Santo del patíbulo, mostró argumentos, que a juicio de él, desentrañaban la moral dudosa del Presidente, además de los presuntos crímenes que cometió antes y durante el ejercicio del poder político, los cuales no lo harían merecedor de la calidad de santo como lo propuso la Iglesia.[185]

En 1922 el escritor masónico cubano Jacinto López difundió la versión de que García Moreno había enviado a Faustino Lemus Rayo al Oriente (o Región amazónica del Ecuador) para tener relaciones maritales con su esposa.[186] [187] De lo que existe registro histórico es que el presidente impidió que Rayo fuese al Oriente en 1871 por petición de los misioneros de la Amazonía.[188] En 1958 Manuel Antonio Rayo Carpio, hijo de Faustino Lemos Rayo, oficial de policía se enteró de la versión de Jacinto López y dio testimonio en contra de la misma. Su declaración fue grabada en cinta magnetofónica y publicada en ese mismo año en el folleto titulado En defensa de la verdad.[189]

Algunas obras dedicadas a García Moreno[editar]

Año Obra Autor
1887-1888 Escritos y Discursos de Gabriel García Moreno (dos tomos) Sociedad de la Juventud Católica de Quito[190]
1887 García Moreno Président de L'Équateur Vengeur et Martyr du Droit Chrétien Augusto Berthe[191]
1904 García Moreno Juan León Mera
1914 Gabriel Garcia Moreno : regenerator of Ecuador Maxwell-Scott[192]
1921 Un gran americano Garcia Moreno Le Gouhir y José Rodas[193]
1941 Gabriel García Moreno y El Ecuador de su Tiempo Richard Pattee
1942 Vida de Don Gabriel García Moreno Manuel Gálvez[194]
1948 Orígenes del Ecuador de Hoy, García Moreno Luis Robalino Dávila
1953-1955 Cartas de Gabriel García Moreno (cuatro tomos) Wilfrido Loor
1954-1981 Vida de García Moreno (trece tomos) Severo Gomezjurado Erazo S.J.
1959 García Moreno, el Santo del patíbulo Benjamín Carrión[195]
2008 Gabriel García Moreno and Conservative State Formation in the Andes Peter Henderson[196]
2014 García Moreno Hernan Rodriguez Castelo[197] [198] [199]

Filmografía[editar]

Año Película Director Actor
2007 Sé que vienen a matarme Carl West Jaime Bonelli[200] [201] [202]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Acosta, Alberto (2006). BREVE HISTORIA ECONÓMICA DEL ECUADOR. Quito: CORPORACIÓN EDITORA NACIONAL. p. 344. 
  2. Berthe, Augusto (1892). García Moreno Presidente de la República del Ecuador, Vengador y Mártir del Derecho Cristiano tomo I (sexta edición). París: VICTOR RETAUX É HIJO, LIBREROS-EDITORES. p. 75. 
  3. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 649-650. 
  4. Pareja Diezcanseco, Alfredo (1986). ECUADOR Historia de la República tomo 11. Quito: El Conejo. p. 21. 
  5. «Los gobiernos de la crisis de 1859-1960». Diario La Hora. 14 de marzo de 2006. Consultado el 10 de julio de 2015. 
  6. Cevallos García, Gabriel (1978). Por un García Moreno de Cuerpo Entero. Cuenca: Don Bosco. p. 78 y 172. 
  7. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 626-629. 
  8. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 163. 
  9. Efren Reyes, Oscar (1931). HISTORIA DE LA REPÚBLICA. Quito: IMPRENTA NACIONAL. p. 196. 
  10. Ayala Mora, Enrique (1990). NUEVA HISTORIA DEL ECUADOR Época Republicana I El Ecuador: 1830-1895. Quito: Corporación Editora Nacional grijalbo. p. 212-213. 
  11. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del ECUADOR tomo 6. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S.A. p. 116. 
  12. a b Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y martir del derecho cristiano. Victor Retaux e Hijo. Consultado el 18 de agosto de 2015. 
  13. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (sexta edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 76-77. 
  14. Iraburu, J.Mª (2003). «V parte, cap. 4 Gabriel Gª Moreno, vencedor del liberalismo en el Ecuador». Hechos de los Apóstoles de América. p. 475. ISBN 9788487903366. 
  15. a b Iraburu, J.Mª (2003). «V parte, cap. 4 Gabrel Gª Moreno, vencedor del liberalismo en el Ecuador». Hechos... p. 476. ISBN 9788487903366. 
  16. Henderson, Peter V. N. Gabriel García Moreno and Conservative State Formation in the Andes. Consultado el 18-10-2015. 
  17. a b Berthe, Augusto (1892). «1». García Moreno: presidente de la Republica del Ecuador, vengador y martir del derecho cristiano 1. archive.org: Victor Retaux e Hijo. p. 78. OCLC 9039921. Consultado el 18-10-2015. 
  18. «Iglesia de la Merced (Patrimonial) | Bienvenidos a Guayaquil. Sitio web oficial turístico de la ciudad.». turismo.guayaquil.gob.ec. Consultado el 2015-08-20. 
  19. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 79-82. 
  20. Gomezjurado S. J., Severo (1954). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo I. Cuenca: EL TIEMPO. p. 77. 
  21. Gomezjurado S. J., Severo (1954). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo I. Cuenca: EL TIEMPO. p. 118. 
  22. Gomezjurado S. J., Severo (1954). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo I. Cuenca: EL TIEMPO. p. 124. 
  23. Pareja Diezcanseco, Alfredo (1986). ECUADOR Historia de la República tomo 11. Quito: El Conejo. p. 21. 
  24. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 92. 
  25. Pólit Laso, Manuel María, ed. (1923). Escritos y discursos de Gabriel García Moreno. vol. 1. Quito: Tipografía Salesiana. pp. 475–487. 
  26. Henderson, Peter V. N. (2008). Gabriel García Moreno and Conservative State Formation in the Andes (en inglés) (1ª edición). Austin, Texas: University of Texas Press. p. 14. ISBN 978-0-292-71903-3. Consultado el 21 de marzo de 2015. 
  27. Gálvez, Manuel (1945). VIDA DE DON GABRIEL GARCÍA MORENO. Madrid: Gráficas GONZALEZ.-Miguel Servet. p. 147. 
  28. Cevallos García, Gabriel (1978). Por un García Moreno de Cuerpo Entero. Cuenca: Don Bosco. p. 238. 
  29. Cevallos García, Gabriel (1978). Por un García Moreno de Cuerpo Entero. Cuenca: Don Bosco. p. 238. 
  30. Pólit Laso, Manuel María (1923). ESCRITOS Y DISCURSOS DE GABRIEL GARCÍA MORENO (segunda edición). Quito: SALESIANA. 
  31. Loor, Wilfrido (1953). CARTAS DE GABRIEL GARCÍA MORENO. Quito: La Prensa Católica. 
  32. «Gabriel García Moreno» (web). Biografías y Vidas, enciclopedia biográfica en línea. Consultado el 20 de agosto de 2015. 
  33. a b Loor, Wilfrido (1953). CARTAS DE GABRIEL GARCÍA MORENO. Quito: La Prensa Católica. p. 3-5. 
  34. Gomezjurado, Severo (1962). Vida de García Moreno, tomo V. Editorial La Unión. pp. 205–207. 
  35. Robles Chambers, Pedro (2008). «Mariana del Alcázar y Ascázubi» (web). Contribución para el estudio de la sociedad colonial de Guayaquil. Guayaquil: Editorial de la Biblioteca de la Ilustre Municipalidad de Guayaquil. Consultado el 20 de agosto de 2015. 
  36. Efren Reyes, Oscar (1934). Brevísima Historia General del Ecuador hasta 1933. Quito: AMÉRICA. p. 189-190. 
  37. Efren Reyes, Oscar (1970). BREVÍSIMA HISTORIA DEL ECUADOR. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 351. 
  38. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 172-201. 
  39. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 150-151. 
  40. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 313-322. 
  41. Efren Reyes, Oscar (1970). BREVÍSIMA HISTORIA DEL ECUADOR. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 351-352. 
  42. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 332-333. 
  43. Gomezjurado S. J., Severo (1957). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo III. Quito: La Prensa Católica. p. 229-231. 
  44. Efren Reyes, Oscar (1970). BREVÍSIMA HISTORIA DEL ECUADOR. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 353. 
  45. «La Constitución de 1861 : Noticias Tungurahua : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo». www.lahora.com.ec. Consultado el 2015-08-24. 
  46. Ayala Mora, Enrique (1990). NUEVA HISTORIA DEL ECUADOR Época Republicana I El Ecuador: 1830-1895. Quito: Corporación Editora Nacional grijalbo. p. 205. 
  47. Gomezjurado S. J., Severo (1957). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo III. Quito: La Prensa Católica. p. 241-260. 
  48. Ayala Mora, Enrique (1990). NUEVA HISTORIA DEL ECUADOR Época Republicana I El Ecuador: 1830-1895. Quito: Corporación Editora Nacional grijalba. p. 205-206. 
  49. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del ECUADOR tomo 6. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S. A. p. 82-84. 
  50. Noboa, Aurelio (1898). RECOPILACIÓN DE LEYES DEL ECUADOR CONSTITUCIONES. Quito: IMPRENTA NACIONAL. p. 337-339. 
  51. MANUAL DE DERECHO CONSTITUCIONAL. Quito: CORPORACIÓN DE ESTUDIOS Y PUBLICACIONES (CEP). 2009. p. 79. 
  52. Hurtado, Osvaldo (1977). EL PODER POLÍTICO EN EL ECUADOR (segunda edición). Quito: Artes Gráficas, Cía. Ltda. p. 78-79. 
  53. Ayala Mora, Enrique (1985). LUCHA POLÍTICA Y ORIGEN DE LOS PARTIDOS EN ECUADOR (tercera edición). Quito: CORPORACIÓN EDITORA NACIONAL. p. 134-135. 
  54. Ayala Mora, Enrique (1985). LUCHA POLÍTICA Y ORIGEN DE LOS PARTIDOS EN ECUADOR (tercera edición). Quito: CORPORACIÓN EDITORA NACIONAL. p. 129. 
  55. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 152. 
  56. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 159. 
  57. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del ECUADOR tomo 6. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S.A. p. 83. 
  58. Efren Reyes, Oscar (1931). HISTORIA DE LA REPÚBLICA 1822-1925. Quito: Imprenta Nacional. p. 217-218. 
  59. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 272-275. 
  60. Salvador Lara, Jorge (2012). Brevísima historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 152-153. 
  61. a b c Salvador Lara, Jorge (2009). Historia de Quito, "luz de América" - Bicentenario del 10 de agosto de 1809 (segunda edición). Quito: FONSAL. p. 186. ISBN 978-9978-366-18-9. 
  62. Gomezjurado S. J., Severo (1967). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo VIII. Quito: DON BOSCO. p. 237-248. 
  63. Gomezjurado S. J., Severo (1971). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo X. Quito: Fray Jodoco Ricke (Padres Franciscanos). p. 202-203. 
  64. Tobar Donoso, Julio (1940). García Moreno y la Instrucción Pública (segunda edición). Quito: Editorial Ecuatoriana. p. 127-141. 
  65. Tobar Donoso, Julio (1940). García Moreno y la Instrucción Pública (segunda edición). Quito: Editorial Ecuatoriana. p. 143-151. 
  66. Tobar Donoso, Julio (1940). García Moreno y la Instrucción Pública (segunda edición). Quito: Editorial Ecuatoriana. p. 153-165. 
  67. Tobar Donoso, Julio (1940). García Moreno y la Instrucción Pública (segunda edición). Quito: Editorial Ecuatoriana. p. 413-417. 
  68. «Las Estampillas Ecuatorianas Cumplen 150 años». Consultado el 4 de agosto de 2015. 
  69. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 150-151. 
  70. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del ECUADOR tomo 6. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S.A. p. 88-91. 
  71. Cordovez Moure, José María (Noviembre de 2006). Reminisencias de Santafé y Bogotá (Primera edición). Bogotá D.C.: Fundación Editorial Epígrafe. p. 1762. ISBN 978-958-97334-9-3. Consultado el 27 de julio de 2015. 
  72. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 486-501. 
  73. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 205-215. 
  74. Gomezjurado S. J., Severo (1957). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo III. Quito: La Prensa Católica. p. 84-90. 
  75. AFP Agency (15 de marzo de 2012). «Corona regalada por Ecuador, en muestra en honor a Isabel II». Diario El Universo. Consultado el 28 de julio de 2015. 
  76. Gomezjurado S. J., Severo (1959). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo IV. Quito: Tirso de Molina. p. 429-436. 
  77. De Zayaz Enríquez, Rafael. «Capítulo X». Benito Juárez, su vida - su obra. México DF: Biblioteca Tercer Milenio. 
  78. Gomezjurado S. J., Severo (1959). VIDA DE GARCÍA MORENO. Quito: Tirso de Molina. p. 426-429. 
  79. Gomezjurado S. J., Severo (1962). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo V. Quito: La Unión. p. 440-481. 
  80. Gomezjurado S. J., Severo (1962). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo V. Quito: La Unión. p. 461-481. 
  81. Gomezjurado S. J., Severo (1964). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo VI. Quito: Editorial Ecuatoriana. p. 9-26. 
  82. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del ECUADOR. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S.A. p. 106. 
  83. Ayala Mora, Enrique (1990). NUEVA HISTORIA DEL ECUADOR Época Republicana I El Ecuador: 1830-1895. Quito: Corporación Editora Nacional grijalbo. p. 211. 
  84. «Garcia Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano». Consultado el 28 de julio de 2015. 
  85. Acedo Castilla, José F. (1975). «García Moreno, en el centenario de su muerte violenta». Boletín de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras: Minervae baeticae (3): 93–112. Consultado el 13 de noviembre de 2013. 
  86. «La famosa ‘carta negra’ : Noticias Tungurahua : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo». www.lahora.com.ec. Consultado el 2015-07-10. 
  87. Manual de Derecho Constitucional. Quito: Corporación de Estudios y Publicaciones (CEP). 2009. p. 79. 
  88. Noboa, Aurelio (1898). RECOPILACIÓN DE LEYES DEL ECUADOR CONSTITUCIONES tomo I. Quito: IMPRENTA NACIONAL. p. 377-390. 
  89. González Leal, Miguel Ángel (2000). «Conformación nacional, identidad y regionalismo en Ecuador (1820-1930)». En García Jordán, Pilar, y otros. Estrategias de poder en América Latina. Barcelona: Universitat de Barcelona. p. 228. ISBN 84-475-2447-7. Consultado el 13 de noviembre de 2014. 
  90. http://www.puntoporpuntointernacional.com/portal/node/1476
  91. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del ECUADOR tomo 6. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S.A. p. 110. 
  92. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 347-356. 
  93. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 148. 
  94. Gomezjurado S. J, Severo (1967). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo VIII. Quito: DON BOSCO. p. 342-395. 
  95. Peralta, Evelia; Moya Tasquer, Rolando (Agosto de 2007). Guia Arquitectónica de Quito. Quito: Trama Ediciones. p. 234. ISBN 978-9978-300-77-0. 
  96. Diario El Comercio del 1 de mayo de 2014
  97. Gomezjurado S. J, Severo (1962). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo V. Quito: La Unión. p. 71. 
  98. Web oficial de la Escuela Politécnica Nacional. «Quiénes somos - Síntesis histórica». 
  99. Berthe, Augusto (1892). García Moreno Presidente de la República del Ecuador, Vengador y Mártir del Derecho Cristiano tomo II (sexta edición). París: VICTOR RETAUX É HIJO, LIBREROS-EDITORES. p. 218-221. 
  100. López, Ericcson (2005). 132 años de historia del Observatorio Astronómico de Quito. Quito: Escuela POlitécnica Nacional. p. 13. 
  101. Gomezjurado S. J, Severo (1967). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo VIII. Quito: DON BOSCO. p. 140-153. 
  102. Peralta, Evelia; Moya Tasquer, Rolando (Agosto de 2007). Guía Arquitectónica de Quito. Quito: Trama Ediciones. p. 201. ISBN 978-9978-300-77-0. 
  103. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo II (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 222. 
  104. Pattee, Ricardo (1944). GABRIEL GARCÍA MORENO Y EL ECUADOR DE SU TIEMPO (segunda edición). México: JUS. p. 497-498. 
  105. Gomezjurado S. J., Severo (1966). VIDA DE GARCÍA MORENO tomoVII. Quito: DON BOSCO. p. 144-148. 
  106. Pattee, Ricardo (1944). GABRIEL GARCÍA MORENO Y EL ECUADOR DE SU TIEMPO (segunda edición). México: JUS. p. 500-502. 
  107. Tobar Donoso, Julio (1940). García Moreno y la Instrucción Pública (segunda edición). Quito: Editorial Ecuatoriana. p. 413-417. 
  108. Gomezjurado S. J., Severo (1966). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo VII. Quito: DON BOSCO. p. 323-380. 
  109. Gomezjurado S. J., Severo (1957). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo III. Quito: La Prensa Católica. p. 229-231. 
  110. Orellana, J. Gonzalo (1930). EL ECUADOR EN CIEN AÑOS DE INDEPENDENCIA 1830-1930 tomo II. Quito: Imprenta de la Escuela de Artes y Oficios. p. 235. 
  111. a b c d e f Herrera, Gioconda (1999). «La Virgen de la Dolorosa y la lucha por el control de la socialización de las nuevas generaciones en el Ecuador del 1900». Bulletin de l'Institut Français d'Etudes Andines 28 (3): 387–400. Consultado el 13 de noviembre de 2014. 
  112. «Garcia Moreno: President of Ecuador 1821-1875». archive.org. Consultado el 2015-07-28. 
  113. Buriano Castro, Ana (julio-diciembre de 2014). «El "espíritu nacional" del Ecuador católico: política y religión» (PDF). Revista Procesos (Quito) (40): 78. Consultado el 6 de agosto de 2015. 
  114. Lauderbaugh, George (2012). The History of Ecuador. Santa Bárbara, California: ABC-CLIO. p. 64. ISBN 978-0-313-36250-7. Consultado el 13 de noviembre de 2014. 
  115. a b Gálvez, Manuel (1942). Vida de Don Gabriel García Moreno. 400 páginas. Difusión. 
  116. Henderson, Peter (2010). GABRIEL GARCÍA MORENO y la formación de un Estado conservador en los Andes. Quito: Ecuador Positivo. p. 272-274. ISBN 978-9978-393-45-1. 
  117. Henderson, Peter (2010). GABRIEL GARCÍA MORENO y la formación de un Estado conservador en los Andes. Quito: Ecuador Positivo. p. 273. ISBN 978-9978-393-45-1. 
  118. Vida de García Moreno:1873-1875, Editorial El Tiempo, (1954-71), pp. 260-261
  119. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 56. 
  120. Pareja Diezcanseco, Alfredo (1986). ECUADOR Historia de la República tomo 11. Quito: El Conejo. p. 21. 
  121. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (sexta edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 244. 
  122. Master, Web. «El Terremoto del 16 de Agosto de 1868». www.onlyforyoung.com. Consultado el 2015-08-31. 
  123. «1.4.2 El terremoto del 16 de agosto de 1868». Consultado el 2015-08-31. 
  124. Imbabura indefensa ante los terremotos : Noticias Imbabura : La Hora Noticias de Ecuador, sus provincias y el mundo. doi:1011046/-1/imbabura_indefensa_ante_los_terremotos.html#.vers5pl_oko |doi= incorrecto (ayuda). Consultado el 2015-08-31. 
  125. «1.4.3 Nómbrase al Dr. Gabriel García Moreno jefe civil y militar». Consultado el 2015-08-31. 
  126. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 375-383. 
  127. Gomezjurado S. J., Severo (1961). 14 machetazos y 6 balazos. Quito: La Prensa Católica. p. 96-101. 
  128. Loor, Wilfrido (1955). GARCÍA MORENO Y SUS ASESINOS (segunda edición). Quito: La Prensa Católica. p. 185-187. 
  129. Pareja Díezcanseco, Alfredo (1984). Ecuador. Historia de la República. Vol. 2. Quito: El Conejo. p. 37.  Alfredo Pareja Díezcanseco reproduce un pasaje del libro García Moreno (1982) de R.P.A. Berthe (París:Víctor Retaux a hijo, libreros-editores).
  130. Vallejo, Raúl (2001). «La palabra inflamada». Kipus, revista andina de letras (13): 19–26. 
  131. Ordóñez Zamora, Aurelio (1969). Gabriel García Moreno: estudio crítico-histórico. Cuenca. p. 433. «[...] la frase sacramental que tenía García Moreno: ¡Dios no muere!, y que quiere atribuírsele cuando estaba «a punto de expirar».» 
  132. Andrade, Roberto: El capitán Rayo y el Ministro de Guerra
  133. Andrade, Roberto: El capitán Rayo y el Ministro de Guerra
  134. Andrade, Roberto: El capitán Rayo y el Ministro de Guerra
  135. Jurado Noboa, Fernando (2008). Calles, casas y gente del Centro Histórico" (tomo 4). Quito: Fonsal. p. 353. ISBN 978-9978-366-01-1. 
  136. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 576-593. 
  137. Robalino Dávila, Luis (1948). Orígenes del Ecuador de hoy: García Moreno. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 583. 
  138. Cevallos García, Gabriel (1982). Historia del Ecuador, tomo 6. España: Salvat Editores Ecuatoriana, S. A. p. 116. 
  139. Gomezjurado S. J., Severo (1966). Vida de García Moreno, tomo VII. Quito: Don Bosco. 
  140. Saranyana, José Ignacio (dir.); Alejos-Grau, Carmen José (coord) (2002). Teología en América Latina. Vol. 3: El siglo de las teologías latinoamericanistas. Madrid: Iberoamericana. p. 172. ISBN 84-95107-47-3. Consultado el 31 de agosto de 2015. 
  141. Fichte, Fels (1926-1927). «Proceso histórico de la masonería en Ecuador». Anuario de la Gran Logia del Ecuador. pp. 101–114. 
  142. Saranyana, José Ignacio (dir.); Alejos-Grau, Carmen José (coord) (2002). Teología en América Latina. Vol. 3: El siglo de las teologías latinoamericanistas. Madrid: Iberoamericana. p. 182. ISBN 84-95107-47-3. Consultado el 31 de agosto de 2015. 
  143. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. Tomo 2. París: Victor Retaux e Hijo. p. 357. Consultado el 17 de agosto de 2015. 
  144. Gomezjurado, Severo (1970). Vida de García Moreno. Tomo IX. Quito: Don Bosco. pp. 266–327. 
  145. Berthe, Augusto (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. Tomo 2 (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, Libreros-editores. pp. 353–378. 
  146. Loor, Wilfrido (1955). García Moreno y sus asesinos (2ª edición). Quito: La Prensa Católica. pp. 148–165. 
  147. Z. de Cancio, D. Angel (1889). Vida del Excmo. Señor D. Gabriel García Moreno, restaurador y mártir de la tesis católica en el Ecuador. Madrid: Imprenta de JOSÉ GIL Y NAVARRO. p. 218-222. 
  148. Loor, Wilfrido (1955). GARCÍA MORENO Y SUS ASESINOS (segunda edición). Quito: La Prensa Católica. p. 162. 
  149. Pólit Laso, Manuel María (1923). ESCRITOS Y DISCURSOS DE GABRIEL GARCÍA MORENO tomo II (segunda edición). Quito: SALESIANA. p. 436. 
  150. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporáne del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 162-163. 
  151. Montalvo, Juan (1928). EL REGENERADOR tomo II. París: Garnier Hermanos. p. 120. 
  152. Andrade, Roberto. "El Seis de Agosto": 106-109
  153. Gomezjurado S. J., Severo (1967). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo VII. Quito: DON BOSCO. p. 469. 
  154. Gomezjurado S. J., Severo (1961). 14 machetazos y 6 balazos. Quito: La Prensa Católica. p. 112-113. 
  155. Loor, Wilfrido (1955). GARCÍA MORENO Y SUS ASESINOS (segunda edición). Quito: La Prensa Católica. p. 215. 
  156. Gomezjurado S. J., Severo (1975). VIDA DE GARCÍA MORENO. Quito: La Prensa Católica. p. Apéndice cuarto. 
  157. Gomezjurado S. J, Severo (1981). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo XIII. Quito. p. 67-92. 
  158. «Un gran americano Garcia Moreno». archive.org. Consultado el 2015-07-28. 
  159. Rojas, Rafael (2014). Los derechos del alma. Ensayos sobre la querella liberal-conservadora en Hispanoamérica (1830-1870). México: Penguin Random House Grupo Editorial. ISBN 9786071132062. Consultado el 12 de agosto de 2015. 
  160. Decreto del Senado y Cámara de Diputados del 30 de agosto de 1875.
  161. Gomezjurado, Severo (1986-01-01). Vida del hombre que honra al hombre. publisher not identified. Consultado el 2015-08-13. 
  162. Gomez Jurad, Severo (1975). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo XI. Quito: La Prensa Católica. 
  163. «Hasta Alfaro Honró a García Moreno». Consultado el 4 de agosto de 2015. 
  164. Gomezjurado S. J., Severo (1979). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo XII. Quito: IMPRENTA ARPI. p. 233-236. 
  165. Peralta, Evelia; Moya Tasquer, Rolando (2007). Guía Arquitectónica de Quito. Quito: Editorial Trama. p. 38. ISBN 978-9978-300-77-0. 
  166. «Google Maps». Google Maps. Consultado el 2015-08-07. 
  167. «Google Maps». Google Maps. Consultado el 2015-08-07. 
  168. «Google Maps». Google Maps. Consultado el 2015-08-07. 
  169. «Google Maps». Google Maps. Consultado el 2015-08-07. 
  170. «Google Maps». Google Maps. Consultado el 2015-08-07. 
  171. «Monumento a Gabriel García Moreno». Consultado el 17/07/2015. 
  172. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 164. 
  173. «La Banda Presidencial será 'Patrimonio Cívico'». Diario La Hora. 18 de julio de 2009. Consultado el 6 de agosto de 2015. 
  174. Hoyos, Melvin (1998). La Moneda Ecuatoriana a través de los tiempos. Quito: EL CONEJO. p. 152-153. 
  175. Acosta, Alberto (2006). BREVE HISTORIA ECONÓMICA DEL ECUADOR. Quito: CORPORACIÓN EDITORA NACIONAL. p. 342. 
  176. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 165. 
  177. «HOMENAJE DE RADIO CRISTIANDAD A GARCÍA MORENO, EN EL 140º ANIVERSARIO DE SU MARTIRIO». Consultado el 2015-08-06. 
  178. Salvador Lara, Jorge (2012). Breve historia contemporánea del ECUADOR (tercera edición). Colombia: Fondo de Cultura Económica. p. 165. 
  179. Buriano Castro, Ana (julio-diciembre de 2014). «El "espíritu nacional" del Ecuador católico: política y religión» (PDF). Revista Procesos (Quito) (40): 77. Consultado el 6 de agosto de 2015. 
  180. León Mera, Juan (1904). García Moreno. Quito: IMPRENTA DEL CLERO. p. 11. 
  181. Gomezjurado S. J., Severo (1975). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo XI. Quito: La Prensa Católica. p. 144-172. 
  182. Gomezjurado S. J., Severo (1975). VIDA DE GARCÍA MORENO tomo XII. Quito: La Prensa Católica. p. 80-90. 
  183. Efren Reyes, Oscar (1943). VIDA DE JUAN MONTALVO (segunda edición). Quito: TALLERES GRÁFICOS DE EDUCACIÓN. p. 153, 211 y 225. 
  184. Robalino Dávila, Luis (1948). ORÍGENES DEL ECUADOR DE HOY GARCÍA MORENO. Quito: Talleres Gráficos Nacionales. p. 603. 
  185. Carrión, Benjamín (1984). GARCÍA MORENO el santo del patíbulo. Colombia: EL CONEJO. p. 270. 
  186. López, Jacinto (1922). La muerte de García Moreno. De La Reforma Social de la Habana, Cuba, Tomo XXIII, N° 1. Quito: Imprenta de la Universidad Central. Consultado el 31 de agosto de 2015.  Jacinto López se expresó en los siguientes términos: «Rayo era militar, había servido en el ejército de García Moreno y lo odiaba porque había codiciado a su esposa y había recurrido al ardid de alejarlo con un cargo militar para preparar la ocasión que su lubricidad buscaba. La señora era fiel y sufrió, según parece, prisión por su virtud. No se halla en ninguna parte publicado el relato de este incidente del despotismo de García Moreno que tan estrecha y directa relación tuvo con su muerte, y yo lo conozco por narración verbal que de él me ha hecho Andrade, quien a su vez no lo conoció sino en 1914 por el testimonio del Sr. José de Lapierre, actual Ministro del Ecuador en Lima e hijo de un antiguo Ministro de Francia en Quito.»
  187. Loor, Wilfrido (1966). García Moreno y sus asesinos. Editorial Ecuatoriana. pp. 173–174. Consultado el 17 de enero de 2015. «[...] Rayo no regresó al Oriente [...] En 1922, otro escritor masónico, Jacinto López, de Cuba [...]». 
  188. Cartas de Mons. Vicente Pástor y del P. Justo Pérez, Archivo de los PP. Jesuitas, Quito. Pablo Herrera, Apuntes Biográficos, 90-91; Gomezjurado Tomo 7 Pags 454,458; "14 machetazos" Pag 79
  189. Pérez Moscoso, César (1958). En defensa de la verdad: entrevista al hijo de Faustino Lemos Rayo, publicada en el Diario "El Telégrafo" de Guayaquil el 20 de abril de 1958. 40 pp. Talleres Gráficos Royal Print. 
  190. «Escritos y discursos de Gabriel García Moreno : Gabriel García Moreno , Manuel María Pólit Laso : Free Download & Streaming». Internet Archive. Consultado el 2015-07-16. 
  191. Augusto, Berthe (1892). García Moreno: presidente de la República del Ecuador, vengador y mártir del derecho cristiano. tomo I (6ª edición). París: Victor Retaux e hijo, libreros-editores. p. 1. 
  192. «Gabriel Garcia Moreno : regenerator of Ecuador : Maxwell-Scott, Mary Monica, 1852-1920 : Free Download & Streaming». Internet Archive. Consultado el 2015-07-16. 
  193. «Un gran americano Garcia Moreno : [Le Gouhir y Rodas, José] : Free Download & Streaming». Internet Archive. Consultado el 2015-07-16. 
  194. Gálvez, Manuel (2012). VIDA DE DON GABRIEL GARCÍA MORENO. Quito: Talleres de la Fundación Jesús de la Misericordia. p. 1. 
  195. Carrión, Benjamín (1959). García Moreno, El Santo Del Patibulo. Fondo de Cultura Económica. Consultado el 2015-07-13. 
  196. «ISBN: 9978393455 - Gabriel García Moreno Y La Formación De Un Estado Conservador En Los Andes (Ecuador Positivo) - OPENISBN Project:Download Book Data». www.openisbn.com. Consultado el 2015-07-13. 
  197. «El fervor documental de García Moreno, trasladado a una biografía». Consultado el 12/07/2015. 
  198. «Hernán Rodríguez Castelo presenta biografía de García Moreno». Consultado el 2015-07-13. 
  199. «En mil páginas se recoge historia de García Moreno | Diario El Mercurio – Cuenca Ecuador Vía @mercurioec». www.elmercurio.com.ec. Consultado el 2015-07-13. 
  200. «Película narra las dualidades de García Moreno - JUL. 13, 2007 - Cine - Históricos - EL UNIVERSO». www.eluniverso.com. Consultado el 2015-07-13. 
  201. «'Sé que vienen a matarme', película sobre Gabriel García Moreno». Consultado el 2015-07-13. 
  202. Donoso, Xavier. «Sé que vienen a matarme». Consultado el 2015-07-13. 

Fuentes bibliográficas[editar]

  • Iraburu, José María (2003). Hechos de los apóstoles de América (en castellano) (3ª edición). Pamplona: Fundación Gratis Date. p. 558. ISBN 84-87903-36-3. 
  • Francisco Salazar Alvarado, Encuentro con la historia, Margarita Borja y Yanko Molina editores, Quito, 2005.
  • Severo Gomezjurado Erazo, S.J., Vida de García Moreno, Quito.
  • Alfredo Pareja Diezcanseco, Historia del Ecuador, Quito.
  • Enrique Ayala Mora, Gabriel García Moreno y la gestación del estado nacional en Ecuador, Editorial Siglo XXI, 1986.
  • Rodolfo Pérez Pimentel, Diccionario biográfico de Ecuador, Guayaquil.
  • "Gabriel García Moreno: el magnicidio que cambió la historia ecuatoriana", artículo en diario Opinión, Machala, 25 de abril de 2008.
  • "Muerte de Gabriel García Moreno", diario El Universo, Guayaquil, 6 de agosto de 2004.
  • Gabriel García Márquez, "La soledad de América Latina", discurso de aceptación del Premio Nobel, 1982.
  • Diccionarío enciclopédico Salvat, tomo 6, página 252 (hacen falta año y número de edición).
  • Julio Tobar Donoso y Alfredo Luna Tobar, Derecho territorial ecuatoriano, páginas 424-426, Imprenta del Ministerio de Relaciones Exteriores del Ecuador.
  • Almanaque Ecuador Total 1996.
  • Diego di Marco y Facundo Díaz Ríos, El autoritarismo católico de García Moreno.
  • Rafael Quintero López, El Estado terrateniente del Ecuador (1809-1895).
  • Jorge Salvador Lara, El palacio de Carondelet: la casa de los presidentes de Ecuador, páginas 39-40, Academia Nacional de Historia, 1996.
  • María Teresa Romero Palacios y Manuel Romero Palacios, Gobernantes del Ecuador, Romlacio Editor, Cuenca, 1994.
  • Enciclopedia Universitas, tomo 16, página 67.
  • Revista Vistazo, edición del 16 de agosto de 2007.
  • Enrique Ayala Mora, editor, Resumen de Historia del Ecuador, pp. 135-142, Corporación Editora Nacional, Quito, 1999.
  • Jorge Núñez Sánchez, El período de crisis 1859-1860.
  • Luis Zuñiga, De la historia a la ficción en el Ecuador: el caso de Gabriel García Moreno y Rayo, novela, C. Michael Waag – Murray State University.
  • "132 años del asesinato de Gabriel García Moreno", diario Los Andes, Riobamba, edición del 6 de agosto de 2007.
  • Roberto Andrade, El capitán Rayo y el ministro de Guerra.
  • Efraín López Pantoja, Páginas negras en la historia ecuatoriana.
  • Sonia Fernández Rueda, De la República católica hacia la Revolución Liberal (1860-1875), diario La Hora, Quito, 2003.
  • Carlos Calderón Chico, Boletín de historia y antigüedades, ISSN 0006-6303, vol. 86, nro. 805,, pags. 399-406, Guayaquil, 1999.
  • Julián Ruiz Rivera, Gabriel García Moreno, editorial Anaya, ISBN: 84-207-2953-1.
  • Vida de don Gabriel García Moreno - Autor: Manuel Gálvez - Editor: Fundación Jesús de la Misericordia : Edición, 2012.
  • Galo René Pérez, Remembranzas de la vida y obra de Juan Montalvo, Casa de la Cultura Ecuatoriana, ISBN 9978-92-249-0, 2003.
  • Bustos-Videla, César. "Church and State in Ecuador: a History of Politico-Ecclesiastical Relations during the Age of Gabriel García Moreno, 1860-1875." 1966. vii, 365 leaves. Thesis (Ph.D.)--Georgetown University.
  • Carbo, Pedro. La República i la Iglesia, y defensa de la exposición del Concejo Cantonal de Guayaquil sobre la inconstitucionalidad del concordato celebrado entre el Presidente del Ecuador y la Santa Sede: e informe del mismo Concejo Cantonal al Congreso sobre el mismo asunto. Guayaquil: Impr. de Murillo, 1863. 66 p.
  • King, William Martin. "Ecuadorian Church and State Relations Under García Moreno, 1859-1863." 1974. vi, 402 leaves. Thesis (Ph.D.)--University of Texas at Austin.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Francisco Robles
Escudo del Ecuador de 1845.svg
Presidente de la República del Ecuador
1861 a 1865
Sucesor:
Rafael Carvajal
Predecesor:
Juan Javier Espinosa
Escudo del Ecuador de 1845.svg
Presidente de la República del Ecuador
1861 a 1865
Sucesor:
Manuel de Ascásubi
Predecesor:
Manuel de Ascásubi
Escudo del Ecuador de 1845.svg
Presidente de la República del Ecuador
1869 a 1875
Sucesor:
Antonio Borrero y Cortázar