Vega de San Mateo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vega de San Mateo
Municipio de España
Bandera de Vega de San Mateo
Bandera
Escudo de Vega de San Mateo
Escudo
Vega de san mateo gran canaria.jpg
Vista de Vega de San Mateo.
Vega de San Mateo
Vega de San Mateo
Ubicación de Vega de San Mateo en España.
Vega de San Mateo
Vega de San Mateo
Ubicación de Vega de San Mateo en la provincia de Las Palmas.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Canary Islands.svg Islas Canarias
• Provincia Provincia de Las Palmas - Bandera.svg Las Palmas
• Isla Gran Canaria
• Partido judicial Las Palmas de Gran Canaria
• Mancomunidad Mancomunidad de Municipios de las Medianías de Gran Canaria, Mancomunidad de Municipios de Montaña No Costeros de Canarias, Mancomunidad de Municipios de Gran Canaria para la Potenciación de las Energías Renovables, la Investigación y el Desarrollo (I+D)
Ubicación 28°00′38″N 15°31′57″O / 28.010555555556, -15.5325Coordenadas: 28°00′38″N 15°31′57″O / 28.010555555556, -15.5325
• Altitud 850 msnm
(mín.:800, máx.:1.950, Pico de las Nieves)
• Distancia 22 km a Las Palmas de Gran Canaria
Superficie 37,89 km²
Núcleos de
población
Aríñez, La Bodeguilla, Camaretas, Cueva Grande, Hoya del Gamonal, Las Lagunetas, La Lechucilla, La Lechuza, Risco Prieto, Utiaca, Vega de San Mateo (capital municipal), La Yedra, Cruz de Tejeda, Cruz del Herrero, Cruz del Saucillo, Galas, El Gallego, Lomo Carbonero, La Solana.
Fundación 1824
Población 7774 hab. (2013)
• Densidad 205,17 hab./km²
Gentilicio Veguero, ra
Código postal 35320/35329
Alcalde (2011) Antonio Jesús Ortega Rodríguez (Asamblea de Vecinos de San Mateo-AVESAN)
Presupuesto 5.777.931,93 (año 2006)
Patrón San Mateo Apóstol
Código ISTAC 35 30 033
Sitio web vegadesanmateo.es
[editar datos en Wikidata]

La Vega de San Mateo (o, simplemente, San Mateo) es un municipio español perteneciente a la isla de Gran Canaria (Canarias). Está situado sobre una amplia y fértil vega agrícola del tramo medio-alto del barranco Guiniguada, en las medianías del centro-norte de la isla de Gran Canaria, a 22 kilómetros al suroeste de la capital insular, Las Palmas de Gran Canaria.

Etimología[editar]

Hasta bien entrado el siglo XVIII, los canarios llamaban Tinamar a la comarca que más tarde recibiría el nombre de Vega de Matos por su propietario, Juan de Matos, quien fundaría el mayorazgo, dando su apellido a la zona. Vega de San Mateo fue antiguamente un barrio (la Vega Alta) del vecino municipio de Santa Brígida (la Vega Baja), segregado de éste a principios del siglo XIX. Con la independencia administrativa, el nuevo municipio pasaría a denominarse con el nombre de San Mateo, debido a que la parroquia local estaba bajo la advocación de Mateo el Apóstol.

Historia[editar]

El valle de San Mateo es un lugar adorable. El agua baja de las montañas en hilillos por los diversos valles que lo rodean, formando cascadas y arroyos y cañadas de belleza exquisita (...) podría pertener al país de las hadas.

Olivia Stone, Londres, 1887

San Mateo se encuentra enclavado en la zona de medianías de la isla, en un valle fértil y de abundantes lluvias. Tanto era así que contaba con corrientes de agua casi permanentes en cada uno de sus barrancos, llamados ríos tras la conquista.

En una zona donde la propiedad del agua es más importante que la misma propiedad de la tierra, los manantiales de la Vega fueron objeto de centenarios pleitos sobre su tenencia y disfrute. Esa pugna se desató a partir del siglo siglo XIV, apareciendo entonces una serie de aguatenientes que alegaban ante la Corona de Castilla toda clase de éxitos o servicios con la finalidad de conseguir privilegios sobre fuentes y cauces de barrancos, sin duda porque, en aquellos tiempos, por ellos corría el agua con mucha mayor abundacia que hoy día. Por todo ello, a partir de 1797 se empezaría a designar un alcalde de aguas, que hacía de mediador en estos conflictos para frenar la ambición de estos aguatenientes, quienes trataban de acaparar el agua para estancarla y poder venderla a precios exorbitados en períodos de sequía.

La devoción del pueblo por su patrono San Mateo, se remonta al año 1736, con la llegada de los colonos que se asentaron en la zona. Ya para entonces se tenían noticias de la existencia una ermita levantada por los lugareños a finales del siglo XVII, que se puso bajo la advocación de San Mateo Apóstol, íntimamente relacionado con las faenas agrícolas, actividad principal de la Vega. A él se le ofrecían misas y novenarios para pedir que lloviese o se alejaran las plagas de langosta de los cultivos.

Hoy, la iglesia cuenta con una campana donada por emigrantes del pueblo residentes en Cuba, que, además de comprar y embarcar la campana hacia Gran Canaria, también enviaron dinero suficiente como para construir el campanario que la aloja.

El núcleo urbano de Vega de San Mateo fue uno de los centros agropecuarios más importantes de Gran Canaria. Hasta mediados del siglo XX, aún disponía de varios talleres artesanales (herrerías, latonerías, zapaterías, moliendas de gofio, etc.) y era punto de enlace comercial entre la zona baja y los caseríos de medianías.[1]

Independencia municipal[editar]

Vista de San Mateo al finalizar el siglo XIX.

Entrado el siglo XIX, el 25 de octubre de 1800, la ermita de San Mateo pasaría a convertirse en parroquia por decreto del obispo Verdugo. Las razones esgrimidas en su momento eran que la ermita ya atendía a una cantidad de fieles lo suficientemente numerosa como para disponer de parroquia propia sin tener que depender de la de Santa Brígida, además de que la distancia existente entre ambos pagos y el estado de los caminos, dificultaban a los feligreses de San Mateo acudir a la parroquia satauteña a cumplir con el precepto.

Como en tantos otros municipios de la isla, conseguir la independencia de la parroquia significaba dar el primer paso para alcanzar la autonomía municipal. Por ello, una vez lograda la segregación religiosa, los vecinos de San Mateo reclamaron la independencia total de la vecina Santa Brígida. Así, el 22 de diciembre de 1800, inician el correspondiente expediente ante la Real Audiencia, en el cual se solicitaba el nombramiento de empleos públicos (alcalde real, diputados, personero y fiel de hechos). La audiencia, tras consultar los informes del Alcalde Mayor de la isla, del alcalde de la Vega y del fiscal, acuerda el 16 de diciembre de 1801 separar el pago de San Mateo de la jurisdicción de Santa Brígida, otorgándole así la independencia administrativa.[2]

Historia heráldica[editar]

Escudo vega san mateo.png Bandera vega san mateo.png
Escudo y bandera de Vega de San Mateo

El escudo municipal de la Vega de San Mateo es partido en vertical y semicortado. La mitad de la izquierda presenta un querubín en argén sobre fondo de sable, rodeado por bordura en azur en la que se encuentran 16 espadas cruzadas de dos en dos, provenientes del escudo de Las Palmas de Gran Canaria (que se usaba antiguamente para toda la isla), ya que este honor fue concedido a esa ciudad por la reina Juana I la Loca. La mitad derecha se divide, a su vez, en dos cuarteles horizontales. En el de arriba un castillo almenado en color oro sobre sinople. En el cuartel inferior, la Cruz del Saucillo flanqueada por cuatro flechas en gules. Sobre el escudo una corona marquesal y bajo él, una divisa en blanco con la leyenda "Tinamar", que recuerda el primitivo nombre de San Mateo.

La bandera que utiliza el municipio es la que representan los colores naranja y azul sobre dos triángulos rectángulos dispuestos en diagonal, quedando el de color naranja hacia el asta y el azul hacia batiente. Tiene una proporción de 2 x 3, es decir, una vez y media más larga que ancha, y no lleva escudo de armas. El diseño de esta bandera tiene un carácter oficioso, ya que se adoptaron los mismos colores que lucía el equipo de Lucha canaria del municipio en su vestimenta desde los años setenta.[3]

Lugareños ilustres[editar]

Si el pueblo de San Mateo siempre ha sido reconocido por sus ferias de ganado, por su queso tierno y sus vinos; no lo es menos por sus gentes. Algunos personajes destacados de la Vega son:

Política y gobierno[editar]

Alcaldes de Vega de San Mateo
Mandato Nombre
1987-1991
1991-1995 Francisco Ojeda Martel
1995-2006 Miguel Hidalgo Sánchez (ASM)
2006-2007 Gregorio González Vega (ASM)
2007-2011 Gregorio González Vega (ASM)
2011--* Antonio J. Ortega Rodríguez (AVESAN)

El Ayuntamiento de Vega de San Mateo ha sido gobernado desde las primeras elecciones democráticas por distintas fuerzas políticas independientes de carácter local. Salvo en el año 1995, el gobierno municipal ha estado integrado por un solo grupo de independientes. Ese año, el voto se repartió entre varios de estos grupos y obligó a las fuerzas políticas a alcanzar un pacto de gobierno. Fruto este pacto se proclamó como alcalde a Miguel Hidalgo Sánchez del grupo político Alternativa por San Mateo (ASM) que gobernó el municipio hasta que en marzo de 2006 cesó por motivos particulares y cedió el bastón de mando a Gregorio González Vega quien se hizo cargo de la alcaldía hasta el año 2011.

El 22 de mayo de 2011, Antonio Jesús Ortega Rodríguez, del partido político Asamblea de Vecinos de San Mateo (AVESAN) fue elegido alcalde del municipio, contando con el voto de 2130 personas, obteniendo su partido mayoría absoluta con 7 concejales. Avesan hizo entonces historia, convirtiéndose en el primer partido político español que, partiendo de cero (se había creado sólo tres meses antes de las elecciones) conseguía mayoría absoluta para gobernar.

Vega de San Mateo está integrada en las mancomunidades Mancomunidad de Municipios de Montaña No Costeros de Canarias, Mancomunidad de Municipios de Gran Canaria para la Potenciación de las Energías Renovables, la Investigación y el Desarrollo (I+D) y en la Mancomunidad de Municipios de las Medianías de Gran Canaria; todas ellas con su sede fijada en el municipio. Además es miembro de la Federación Canaria de Municipios.

Medio físico[editar]

Plano de la Vega de San Mateo (1896).

Ubicación[editar]

San Mateo es uno de los municipios de la isla de Gran Canaria sin salida al mar, enclavado en la zona de medianías del centro-este de la isla. Se encuentra recorrido por los barrancos de Castillejos y Mireles que vienen a confluir en el barranco de La Mina, el cual atraviesa el noreste de la isla hasta la costa, recibiendo aguas abajo el nombre de barranco Guiniguada.

Relieve[editar]

Desde la Cruz de Tejeda, el paisaje desciende hacia la hondonada de Las Lagunetas que es atravesada por el Barranco de la Mina. Al norte del municipio encontramos sus zonas más escrapadas, como el caserío de Las Lagunetas y, por encima de este, Aríñez y su presa. Al otro lado, al sur, el pago de Cueva Grande. El resto de la superficie municipal presenta un relieve más plano socavado por barrancos y pequeños valles cuya orografía no es muy acusada. El verdor de los valles y laderas de la Vega es casi permanente, y sus tierras están explotadas con diversos cultivos y árboles frutales. El municipio se eleva desde los 800 metros de altura, dentro de la medianías, hasta la zona de cumbres del Macizo Central, donde se dan las mayores elevaciones de la isla, el Pico de las Nieves (1.949,96 m), Los Pechos (1.951 m) y Roque Redondo (1.921 m).

Hidrografía[editar]

Precipitaciones

Precipitaciones Vega de San Mateo 1997 -2010
Precipitaciones 1997 - 2010
Año/Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Total
1997 18 8,2 49,6 9,4 16,5 12,6 3,1 0 0 0 51,9 90,6 259,9
1998 55,3 19,8 12,6 69,4 2,5 0 0 0 0 0 17,4 128,2 305,2
1999 239 19,6 46,7 8,5 0 0 0 11 5,5 70,5 131,1 82,2 614,2
2000 59,2 20,2 0 41,7 0 0 0 0 0 73 41,7 58,6 294,4
2001 29,7 0 54,3 76,9 0 0 0 5,7 0 42 188,7 55,5 452,8
2002 65,4 14,6 30,8 62,9 24 13 8,1 0 0 18,3 133 218,9 589
2003 130 84,1 10,4 22,8 7,5 0 0 0 0 87 107,3 65,3 514,2
2004 51,2 72,75 92,8 49 18 0 0 0 18,8 24,5 54,6 225,2 606,85
2005 46,4 304,8 59,4 16,3 0 0 0 8,5 0 39,5 151,5 75,8 702,2
2006 150 94,15 48,7 56 0 0 0 0 37,8 37,5 112 66,5 602,55
2007 269 0 42 14,5 28,5 0 0 0 0 15 63,3 43,5 475,31
2008 29,3 39,5 45 11 14,2 3,8 0 5 52,5 208 51 167,9 626,9
2009 77,3 103 84,2 41 0 0 0 0 21 1,1 52,5 109,8 489,9
2010 21,2 234,6 0 0 25,2 12,5 0 0 7 34 158,5 52,5 545,5

Límites geográficos[editar]

El término municipal de Vega de San Mateo limita con los siguientes municipios: al norte con Teror y Santa Brígida, al este con Valsequillo de Gran Canaria, al sur con San Bartolomé de Tirajana y con Tejeda, y al oeste con Valleseco. El perímetro municipal tiene una longitud de 28,46 km.[4]

Norte: Teror Noreste: Santa Brígida
Oeste: Valleseco Vega de San Mateo Este: Valsequillo
Suroeste: Tejeda Sur: San Bartolomé de Tirajana

Clima[editar]

Nevada en Alto del Pozo (2002).

La Vega de San Mateo es el municipio más alto de la isla de Gran Canaria, pues dentro de su territorio se alcanzan las mayores cotas de altitud, siendo la máxima la del Pico de las Nieves con 1.949'96 msnm. Además, su orientación al norte y su distribución entre las cotas de 800 y 1.950 metros, dentro de lo que se conoce como zona de medianías, propicia un ambiente muy húmedo con grandes contrastes térmicos. Ello provoca veranos calurosos y fríos inviernos con eventuales heladas nocturnas y abundantes precipitaciones que, en algunas ocasiones, han llegado ha ser en forma de granizo y/o nieve. Dichas precipitaciones oscilan entre los 1.000 mm de máxima y los 600 mm de media anual a los que habría que añadir unos 300 mm que se obtienen indirectamente por condensación del mar de nubes.

La orientación hacia el norte en la zona de medianías favorece la formación del mar de nubes, nubes de convección orográfica que forman los vientos alisios, húmedos y frescos provenientes del Atlántico, al chocar contra el relieve y condensarse el aire. Acompañando a este fenómeno, habitualmente al atardecer suele darse el llamado efecto Foehn con las nubes subiendo ladera arriba y bajando por la vertiente opuesta. Así, el mar de nubes se estanca entre las cotas de 800 y 1.500 metros de altura, refrescando el clima, alcanzándose unas temperaturas medias no inferiores a 22 grados centígrados en verano y alrededor de 13 grados en invierno.

Flora y fauna[editar]

Los pinares empiezan a aparecer a partir de los mil metros conforme nos acercamos a la cumbre, en la que el Pico de las Nieves, atalaya privilegiada del mar de nubes que se forma en medianías, y altura máxima del municipio, lo es también de la isla con sus 1.949,96 metros.

Urbanismo[editar]

El cambio de modelo económico que se viene experimentando en Vega de San Mateo en las últimas décadas, ha propiciado el decaimiento de la agricultura tradicional en favor de otras actividades económicas que se dan fuera del municipio. Tales actividades, vinculadas principalmente al turismo y al sector servicios, suponen la ocupación de la franja costera sureste de la isla y el abandono poblacional de las áreas centro y norte con especial incidencia en los municipios de medianías. De esta forma se produce en San Mateo un descenso de la población de hecho y, simultáneamente, un significativo incremento de la edificación residencial, dándose el fenómeno de la segunda residencia que eleva el nivel edificatorio sin modificar el poblacional.

La dispersión es la característica más generalizada y relevante de la forma de asentamiento en el término municipal, con las escasas excepciones de algunas zonas del casco urbano y los pequeños núcleos de Las Lagunetas y San Francisco. Incluso en los núcleos históricos es difícil encontrar concentraciones de la edificación que superen la mera agregación de casas a lo largo de una vía.

Uno de los problemas más graves del territorio de San Mateo es la progresiva ocupación del suelo rústico por edificaciones y, en especial, del suelo potencialmente agrícola. Esta ocupación se produce mediante ampliaciones, al margen de la legalidad, de edificaciones rústicas existentes o con obra nueva completamente ilegal. La ausencia de planeamiento municipal, la escasa cultura urbanística y la falta de disciplina urbanística parecen estar en la base de este fenómeno.

El documento de Adaptación Básica del Plan General de Ordenación de la Vega de San Mateo del año 2005 clasifica como suelos urbanos los del casco de San Mateo, La Lechuza, Las Lagunetas, La Solana de Utiaca y Utiaca y el resto como suelo rústico de asentamiento rural y suelo rústico no edificable.

Barrios y pagos[editar]

Cultivos en bancales en Las Lagunetas (año 1900).
San Mateo casco
Es el pago que reúne a más de la mitad de la población de municipio (3.395 habitantes censados)[5] por ser la capital municipal y donde se concentran los servicios esenciales. A su vez se divide administrativamente en los barrios de Cantillo, El Chorrillo, Cuatro Caminos, Hoya Viciosa, El Retiro y La Veguetilla.
La Lechuza
Situado[5] a 1.050 msnm y a 2,1 kilómetros de San Mateo casco, es el núcleo poblacional más habitado a extramuros de la capital, contando con 744 habitantes. Es un pequeño núcleo urbano en zona rústica.
Las Lagunetas
Se trata de un caserío de montaña situado a 1.100 metros de altitud, suelo urbano en su núcleo principal y resto asentamiento rural, en cuya parte alta sus 587 moradores han sabido aprovechar el terreno abrupto para cultivar allí donde por la pendiente del barranco no era posible. Sus cultivos aterrazados en bancales son una muestra del ingenio y del saber hacer campesino. En el pago de Las Lagunetas siempre han recibido a sus vecinos emigrantes con ambiente festivo. Allí celebran la fiesta de Los Indianos, cuyo origen parece remontarse a 1909. El barrio dista 5,5 kilómetros del casco urbano.
Utiaca
En parte suelo urbano y en parte asentamiento rural, Utiaca es una pintoresca aldea localizada en el norte del municipio a 4 kilómetros del casco y a 850 metros de altitud, poblado por 573 personas. Su molino y los lavederos son piezas de alto valor etnográfico. Con el paso del tiempo, sus campesinos han sabido ir convirtiendo, paulatinamente, la dureza del terreno en la despensa de nuestros mercados.
Lomo Carbonero
Esta población se encuentra en la carretera general hacia Teror, una vez pasado el barrio de Utiaca.
La Solana
Ariñez
Situado sobre los 1.300 metros sobre el nivel del mar. Se trata del barrio más alto de todo el término municipal. Dista tan sólo 6,5 kilómetros del casco y tiene censadas aproximadamente 250 personas. Su característica principal es su gran valor paisajístico.
Cruz del Herrero
Pequeño asentamiento poblacional, situado en las cercanías de la conocida Presa de Aríñez, en su parte nororiental, mientras que por la suroccidental se encuentra el barrio de La Yedra. Cruce de caminos entre Las Lagunetas, La Yedra y Utiaca e incluso Teror, es un punto transitado por senderistas y visitantes. La población se ha visto reducida con el paso del tiempo pero posee buenos ejemplos de arquitectura tradicional canaria además de terrenos de cultivo en activo.
La Yedra
Es un barrio situado en una de las laderas del Barranco de La Mina, a caballo entre Las Lagunetas en la zona superior y Utiaca en la inferior. Posee una variedad de casas cueva (excavadas o naturales) y por la diseminación de sus casas. Los terrenos de cultivo se presentan de forma escalonada como consecuencia de la orografía del lugar. Su ermita es una cueva y está dedicada San Antonio de Padua.
Cueva Grande
La Bodeguilla
El Gallego
Camaretas
Cruz de Tejeda
En este caserío de 52 habitantes se levanta el Parador de Cruz de Tejeda y la cruz de piedra que da nombre al pago, por ello es muy visitado por turistas y gentes de la isla. Dista 8 kilómetros del casco y se encuentra a una altitud de 1.400 metros.
Galaz
El nombre de este asentamiento rural suele figurar en las estadísticas como Galas. Se trata de un caserío en el que habitan 33 personas al que separa un kilómetro de Cruz de Tejeda, situándose en su misma cota de altitud. Es el barrio que se encuentra más distante del casco, a 9 kilómetros del centro.
Hoya del Gamonal
Cruz del Saucillo
Risco Prieto
Es un caserío deshabitado distanciado del casco 6,4 kilómetros y a una altitud de 1.320 m.


Infraestructuras[editar]

Medios de comunicación[editar]

Estaciones radioeléctricas en Pico de la Gorra (1.930 msnm), junto al Pozo de las Nieves.

Desde el municipio tienen sus estudios y emiten Radio Tinamar y [Radio San Mateo][7] que lo hacen en la frecuencia modulada y pueden escucharse también en municipios aledaños. En el monte de Mesas de Galaz, cerca de la Cruz de Tejeda se encuentra el centro emisor de Radio Nacional de España para la banda de onda media con cobertura regional. En Pozo de Las Nieves se encuentra un repetidor de televisión que cubre toda la isla y sirve de enlace con la isla de Tenerife y Madrid y en las inmediaciones, en Roque Redondo, el radioenlace de Telefónica.

Medios de transporte[editar]

La ausencia de infraestructuras ferroviarias en las Islas Canarias, debido a lo marcado de su orografía, ha hecho posible el gran desarrollo de las carreteras como fórmula de comunicación interior en las islas. Éstas infraestructuras permiten a los habitantes de San Mateo y a sus visitantes, llegar hasta puertos y aeropuerto, emplazados en municipios limítrofes, en poco menos de una hora. Sobre estas carreteras, discurre una bien vertebrada red de transporte público en autobús cuyas expediciones llegan hasta los más pequeños pagos del municipio. Existe, además, una helisuperficie permanente para emergencias, ubicada en las inmediaciones del Pico de las Nieves.

Carreteras[editar]

Dentro del término municipal no existen autopistas ni autovías por lo que la comunicación entre sus distintos pagos se hace mediante carreteras de primer orden, secundarias y algunas pistas agrícolas. Algunas de esta vías son:[6]

Red principal (pertenecen a la Red Insular de Carreteras)
  • GC-15, cruza el municipio de noreste a oeste para acabar en Tejeda pasando antes por la Cruz de Tejeda. Es la conocida como carretera del centro, la vía más importante de la comarca y la que vertebra sus comunicaciones, puesto que enlaza con la capital de la isla, Las Palmas de Gran Canaria, pasando por Santa Brígida. En los 20 kilómetros que transcurren dentro del término municipal, da acceso a importantes pagos y lugares como La Lechuza, Las Lagunetas, barranco de la Mina y Cruz de Tejeda. Esta vía, al entrar en el casco, se convierte en la Avenida Tinamar.
  • GC-41, la salida hacia el este por la conocida como carretera de Tenteniguada, acerca la capital municipal a Valsequillo y Telde y de ahí por la autopista hasta el aeropuerto de Gran Canaria. Por el municipio transcurren sus primeros 4 kilómetros y el tramo que discurre dentro del casco recibe el nombre de Calle del Agua.
  • GC-42, constituye la vía de entrada al municipio desde el norte. Une Teror con San Mateo por Lomo Carbonero y Utiaca. Casi la mitad de su trazado discurre dentro del municipio.
Red complementaria (son ramales de la red principal que parten de la vía que indica su primer dígito, con características diferenciadas, proporcionan acceso a pequeños núcleos de población)
  • GC-130, desde Llanos de la Pez y Pargana hasta La Calderilla.
  • GC-150, parte desde Cruz Tejeda para llegar hasta Pinos de Gáldar.
  • GC-230, llega hasta Valleseco por Cueva Corcho.
  • GC-400, es un desvío de la GC-42 que une la presa de Aríñez y el barrio de Aríñez con la carretera GC-230.
  • GC-600, desde Las Rosas a La Cruz de los Llanos por Cueva Grande y Las Mesas, donde se encuentra la zona recreativa, recorre los pinares de Llanos de la Pez para terminar en Ayacata (Tejeda). Un poco antes de llegar, desde una curva de la carretera, arranca el camino al Roque Nublo.
Red local (son ramales de la red principal y de la complementaria que parten de la vía que indican su dos primeros digitos, con la misma finalidad que las de la red complementaria)
  • GC-134, termina en el Pico de las Nieves en la linde municipal con Tejeda y San Bartolomé de Tirajana.
  • GC-135, hasta Pico de la Gorra por las Emisoras, al borde de la Caldera de Tirajana.
  • GC-151, va desde Santa Brígida hasta Lomo Carbonero por Lomo Espino y La Solana bordeando el Barranco de la Mina.
  • GC-153, llega hasta Montaña la Bodeguilla (846 msnm), en el linde con Santa Brígida.
  • GC-154, parte desde la las instalaciones vitivinícolas de la Bodega Insular para enlazar el centro hípico y el mirador de Montaña Cabreja.
  • GC-155, baja hasta Las Lagunetas.
  • GC-414, va hasta La Lechucilla bordeando el barranco de la Higuera o de la Lechucilla.
  • GC-421, llega hasta La Yedra y Cruz del Herrero
  • GC-422, une los barrios de Utiaca.
  • GC-423, sirve de acceso a la Cruz del Herrero.

Transporte público[editar]

Antigua Estación de Guaguas.
Guagua
El municipio no cuenta con líneas urbanas propias ni que enlacen los distintos barrios entre sí y con la capital municipal. Este servicio es prestado por la empresa Global, quien tiene la concesión del transporte interurbano mediante guaguas en toda la isla. Varias líneas llegan hasta la nueva Parada Preferente, ubicada en los aledaños del Mercado Agrícola, y parten desde ahí hacia otras localidades. La Estación de Guaguas fue cerrada para la posterior puesta en marcha de zonas de aparcamientos y el proyecto de remodelación de la plaza situada en el plano superior. A continuación se enumeran las líneas de transporte:[7]
  • 13: Telde - San Mateo
  • 214: Teror - San Mateo
  • 303: Las Palmas de Gran Canaria - San Mateo (comunica el municipio con la capital de la isla)
  • 305: Tejeda - San Mateo
  • 306: San Mateo - Instituto San Mateo (comunica varios barrios del municipio con su capital y con el IES Vega de San Mateo)
  • 307: San Mateo - Aríñez - Las Lagunetas - San Mateo (línea circular que comunica varios barrios)
  • 308: Santa Brígida - San Mateo (comunica el casco con los barrios de El Retiro, Lomo Caballo, La Yedra, Utiaca, Lomo Carbonero y La Solana, entre otros; y con el municipio de Santa Brígida)
Taxi
Como en el resto de municipios de la isla, Vega de San Mateo dispone de un servicio público de taxis que pueden tomarse directamente parándolos en la calle o acudiendo a la parada cercana a la estación de guaguas. También puden solicitarse llamando por teléfono a la parada. Los taxis de San Mateo disponen de taxímetro y están pintados de color blanco con una reproducción del escudo municipal en las puertas delanteras.

Demografía y población[editar]

Año Población Densidad
1991 6.153 -
1996 7.316 -
2001 6.979 183,65/km²
2002 7.575 -
2003 7.610 200,85/km²
2004 7.617 199,66/km²
2006 7.661 202,40/km²
2007 7.611 200,87/km²

Economía[editar]

La economía del municipio se ha centrado tradicionalmente en el sector primario. La ganadería y, fundamentalmente, la agricultura son los pilares del desarrollo municipal, donde se dan cultivos de medianías (frutales, hortalizas de consumo interno y papas) con una importante producción hortofrutícola, en la que destaca la papa como cultivo principal, cuya cosecha supone un alto coste por el consumo de agua que conlleva. No en vano el municipio es conocido como la Vega por la feracidad de sus tierras y buena muestra de ello son las importantes extensiones de terreno dedicadas al cultivo del calabacín, el melocotón, la acelga, la ciruela, la calabaza y la pera, entre otros.[4]

Fuera del ámbito agropecuario, ya desde el siglo XIX el municipio celebraba una muy concurrida feria de ganado, relacionado con las labores en el campo. Sin embargo, la actividad ganadera ha experimentado un franco retroseso en las últimas décadas con la implantación de la maquinaria agrícola, y hoy se considera una actividad complementaria a la agricultura. Se utiliza la mano de obra familiar para rentabilizar la explotación y se considera importante la tradición para la elaboración de quesos artesanos.[8] El censo ganadero arrojaba en el año 2001[4] una importante cantidad de cabezas de ganado caprino (1.117), seguido del ovino con 509 cabezas y del bovino con 494.

En los últimos años, en el municipio ha experimentado un moderado crecimiento el sector servicios. De hecho el 60% de la población ocupada del municipio se dedica a diferentes tareas dentro de este sector terciario, entre las que destacan el comercio (15%), la educación (7,65%) y la hostelería y restauración (7,24%), rama ésta última que está experimentando un cierto crecimiento gracias a la gran cantidad de restaurantes que pueden encontrarse en el municipio y a la creciente oferta alojativa en turismo rural.[8]

La capital municipal es lugar de paso para los que van y vienen de la cumbre de la isla. Celebra los fines de semana un mercadillo agrícola y artesanal muy concurrido, visitado por más de 5.000 personas, siendo uno de los más frecuentados de Canarias.[8] En este mercadillo se puede encontrar una buena muestra de los productos de la Vega. También es muy popular la feria de ganado que se celebra, principalmente, con motivo de las fiestas patronales, pero hoy día ya con valor más simbólico que económico.

Turismo[editar]

El turismo está poco desarrollado en el municipio, pese a tener un patrimonio etnográfico y varios lugares de interés. Sin embargo, con el auge del turismo rural, una pequeña oferta de casas y hoteles rurales va creciendo en número y en calidad. Además, el municipio se encuentra enclavado en entorno que merece muchos paseos y para ello dispone de una amplia red de itinerarios peatonales, antiguos caminos Reales, de gran interés turístico, histórico y etnográfico.

Lugares de interés[editar]

La antigua Tinamar es por sí misma una amalgama de colores, un derroche de perfumes, donde los sentidos se saturan de belleza en cada rincón del municipio.

Casco antiguo[editar]

Presenta una muestra de estilos muy diversos que van desde el neoclásico, eclecticismo, posguerra y neocanario. De la trasera de las casas consitoriales parte la calle Caldereta, vía peatonal que recuerda cómo eran las calles de antaño, y en la que podemos encontrar una pequeña muestra de casas de estilo arquitectónico canario, tejadas y cubiertas con musgos. Entre los conjuntos arquitectónicos más emblemáticos del casco se pueden destacar la iglesia parroquial, la ermita de Lourdes, la alameda de Santa Ana y el molino de fuego (donde se molía gofio).

Iglesia parroquial de San Mateo Apóstol[editar]

Iglesia Parroquial de Vega de San Mateo (1800).

Consagrada a San Mateo Apóstol, es un edificio levantado a lo largo del siglo XIX. Su estructura muestra una disposición poco frecuente en este tipo de edificaciones, conformada originariamente por una nave rectangular que data de 1800 a la que se le anexó en su lado norte otra, que se concluyó en 1895, de la misma altura pero más estrecha, lo que causa una disimetría espacial en su interior.

La fachada principal, enmarcada por pilastras de cantería en sus extremos y rematada con una cornisa, está coronada con una espadaña grande en cuya base se encuentra el reloj y en la parte superior el cuerpo para tres campanas, todo ello proyectado por José Luján Pérez.

En el interior hay una talla de San Mateo que se le atribuye a Luján.

Esta iglesia, en su conjunto, muestra una fusión de varios estilos arquitectónicos donde sobresalen el clasicismo, el academicismo y el mudéjar.

Alameda de Santa Ana[editar]

Alameda y casas consistoriales.

Situada junto a la iglesia, fue construida en 1943. Para ello el Ayuntamiento adquirió solares en el lugar que ocupaba una antigua panadería, cuyo horno estaba situado en el lugar que hoy ocupa el quiosco de la música. Actualmente conforma, junto a las casas consistoriales y la iglesia, un conjunto de estilo neocanario muy depurado.

La Cantonera[editar]

Es un conjunto separado de edificaciones levantadas en la segunda mitad del siglo XVIII compuesto por viviendas entre fachadas medianeras y edificaciones aisladas de antiguas fincas, que con el paso del tiempo, han quedado en pleno centro del casco del pueblo entre otras construcciones más recientes.

Las casas tienen dos alturas y están rematadas con techumbres a dos aguas con cubiertas de tejas. De las fachadas sobresalen varios balcones o corredores en las plantas superiores, sostenidos con pies derechos, todo ello en madera.

El conjunto fue rehabilitado en 1999, siguiendo un proyecto del arquitecto José Sacanelles, para darle nuevos usos como hotel rural y restaurante, y también como centro cultural, aunque actualmente se encuentra cerrado y sin uso.

El museo mostraba en sus salas una exhaustiva recopilación de objetos relacionados con las actividades económicas tradicionales que lo convirtieron en uno de los museos de éstas características más notables de cuantos hay en Canarias. Sus fondos abarcaban una colección de más de 12.000 piezas de mobiliario, cerámica, artesanía, útiles de cocina, objetos de culto o aparejos de labranza, de uso por ganaderos, alfareros, tejedores, herreros, etc., que conformaban un buen recuerdo de la actividad agropecuaria que predominaba en el municipio. En 2012, después de permanecer un lustro cerrado, fue adquirido por el Ayuntamiento de Vega de San Mateo, y en la actualidad permanece cerrado.

El molino de fuego[editar]

Molino de fuego de San Mateo.

Éste fue uno de los quince molinos que llegaron a funcionar en San Mateo dedicados principalmente a la molienda de millo para obtener el gofio. Su particularidad residía en el propulsor diésel que fue instalado en el año 1927 por su propietario Dionisio Jiménez, y que hacía funcionar todo el molino.

La maquinaria está formada por un motor térmico Ruston de 25 CV que servía para accionar la maquinaria de molienda y una dinamo de 15 kW que se empleó para suministrar electricidad por primera vez al pueblo, hasta que en 1943 se entregó la concesión a Unelco. La molienda se realizaba con molino harinero, de la misma marca que el motor, con dos juegos de piedra y armazón de hierro.

Durante los 75 años que estuvo en funcionamiento este molino, fue un punto de encuentro muy popular de San Mateo, lugar habitual de tertulias y noticiero del pueblo, llegando a celebrarse en sus instalaciones algunos mítines políticos durante la II República. Se encuentra ubicado dentro de un edificio de 190 m² de la calle del Agua, en la salida del casco urbano hacia Valsequillo, con parte de su maquinaria en buen estado, que hoy día sigue en funcionamiento apoyada en métodos más modernos.

Mercado Agrícola y Artesanal[editar]

Es de gran tradición (fue regulado como tal a partir de 1890)[9] y muy frecuentado por gentes de toda la isla. Se celebra todos los sábados y domingos. Las instalaciones donde se emplaza fueron construidas entre los años1979 y 1983 por iniciativa de un grupo de agricultores y se compone de dos naves principales una destinada a los productos agrícolas y golosinas, mientras que la otra nave es destinada a la venta de productos artesanales y géneros diversos, a modo de rastrillo.

En este mercado pueden encontrarse cada fin de semana frutas, verduras y hortalizas, repostería, pan, miel, queso, hierbas medicinales, artesanías, y otros productos de la zona que pueden adquirirse en los numerosos puestos de este tradicional mercado.

Centro Astronómico Roque Saucillo[editar]

El Centro Astronómico Roque Saucillo es una instalación pionera en Canarias. Se trata del primer observatorio astronómico urbano permanente orientado a la divulgación, turismo e investigación amateur. Proyecto avalado por AstroEduca.com en colaboración con el Ayuntamiento de la Vega de San Mateo, desarrolla de forma permanente actividades a colegios, colectivos, turistas, particulares, etc, con las últimas tecnologías observacionales, aprovechando las excelentes condiciones que tiene el municipio de la Vega de San Mateo para el desarrollo de esta disciplina científica. Las instalaciones están situadas en la planta alta de la escuela municipal de música, en el casco antiguo de la Vega con espectaculares vistas hacia la cumbre de Gran Canaria.

Montaña Cabrejas[editar]

Mercado de San Mateo.

Saliendo de San Mateo hacia la cumbre nos encontramos una desviación hasta Montaña Cabrejas (1.000 msnm) lugar desde el que se contempla una bella panorámica del centro-norte de la isla de Gran Canaria, desde la cumbre hasta Las Palmas de Gran Canaria, y donde se ha instalado un restaurante mirador que fue explotado por el carnicero de san mateo hasta 1995. Aquí existe desde 1995 un observatorio astronómico amateur, validado por la Unión Astronómica Internacional (IAU) con el código MPC J45, que lo habilita para trabajos oficiales de investigación astronómica, además de las actividades de divulgación que realiza. Actualmente el espacio se encuentra cerrado hasta su nueva apertura, funcionando solamente como centro de observación astronómica.

Bancales de Las Lagunetas[editar]

Los bancales representan una estrategia singular de aprovechamiento de terrenos para cultivos en las escarpadas laderas de los valles y espacios montañosos con escaso suelo llano. Aunque en Gran Canaria hay otras zonas que presentan un alto número de bancales, es en la parte alta de la Vega, en la zona de Las Lagunetas donde mayor densidad de ellos existen. Conforman un singular plegamiento a las curvas de nivel, en un terreno muy cubierto por vegetación y comprendido entre los 850 y los 1.450 metros de altura. Los bancales más antiguos datan del siglo XVI y se emplazaron cerca de los manantiales de agua que abundaban en la zona, para luego seguir extendiéndose por las laderas conforme se generalizó el uso de canalizaciones. Más recientemente, al secarse alguna de estas fuentes, comenzó la explotación del acuífero mediante la apertura de pozos. Los estanques para almacenar el agua de riego son excavados en la roca en media ladera y el resto aprovechado por la agricultura, dando lugar a un paisaje agrario muy singular, integrado en el entorno, y constituye una muestra del ingenio y de la ingente labor constructiva de los maestros pedreros.

Barranco de la Mina[editar]

Éste es uno de los pocos barrancos de Gran Canaria por los que fluye agua de manera permanente. Nace en San Mateo y discurre por el noreste de la isla para venir a desembocar, aguas abajo, como Barranco de Guiniguada. Recibe su nombre debido a una galería oradada en la roca (mina) que trasvasa aguas desde la cuenca de Tejeda a la de Guiniguada. Esta humedad permanente, permite conservar vestigios de la vegetación de laurisilva y de la antigua infraestructura de aprovechamiento hidráulico, existentes en la zona.

Cruz de Tejeda[editar]

La Cruz de Tejeda, por su ubicación en el centro geográfico de la isla, antaño fue una encrucijada de caminos. Todavía a finales de los años treinta no era una entidad consolidada, aunque en sus inmediaciones existían algunas parcelas de cultivo abandonadas y una cruz. También era zona encuentro de rebaños de ovejas y cabras que pastoreaban en la zona en los meses estivales. Pero después de 1938, cuando se contruye el albergue de montaña diseñado por el artista grancanario Néstor Martín Fernández de la Torrey su hermano , este enclave pasa a convertirse en un punto de referencia turística para toda la isla.

Acceso principal al Parador.
Tempestad petrificada: Roque Bentayga desde la Cruz de Tejeda.
Pozo de nieve Los Canónigos (1699).

Hoy llegan hasta este lugar carreteras desde San Mateo, Tejeda y Artenara, y desde él parten una buena red de senderos, antiguos caminos Reales rehabilitados, que tenían la misión de comunicar los pagos que hoy nos acercan cómodamente las carreteras. Se sitúa a 1.509 msnm en la Degollada de Constantino, al pie de la montaña del mismo nombre.

El lugar recibe el nombre por la cruz labrada en piedra verde que viene a señalar el epicentro de la isla. Alrededor de ella encontramos un hotel rural, varios restaurantes y diversos puestos de venta de productos locales entre los que destacan las traperas, el bienmesabe y el mazapán de Tejeda.

Junto a la cruz, se levanta el Parador de Cruz de Tejeda, cuyo lado norte ocupa parte del suelo del municipio de San Mateo, mientras que la parte sur hace lo propio con el de Tejeda. El edificio, antiguo albergue de montaña, fue levantado en 1937 por el Cabildo Insularapertura 1954, siguiendo el diseño de Néstor, transformándolo más tarde, en 1968, en Parador Nacional hasta el año 1980 que perdería tal condición para pasar a ser hostería manteniendo en funcionamiento únicamente el restaurante y la terraza-mirador. Tras su reforma, se reincorporó a la red española de Paradores Nacionales.

Tempestad petrificada[editar]

La tempestad petrificada que bautizara Miguel de Unamuno, surge de una caldera hundida, labrada por las aguas e inundada por lavas volcánicas. En este paisaje, destacan los roques que vinieron a taponar los cráteres, entre los destacan el Roque Nublo (1.700 msnm), símbolo de Gran Canaria, el Fraile o el Bentayga.

Pico de las Nieves[editar]

Desde el pico de las Nieves (1.950 msnm), perfectemente reconocible por el edificio que presenta una gran bola mimetizada, perteneciente a una estación militar de vigilancia aérea, se obtienen unas espléndidas vistas de toda la zona cumbrera. También conocido como Pozo de las Nieves, debe este lugar su nombre al canónigo de la Catedral José de Leive que ideó la construcción de varios pozos en el siglo XVII para conservar la nieve que caía esporádicamente algunos años, aun así con más frecuencia que en la actualidad, para su posterior traslado a Las Palmas. Descubiertos en 1998 y terminados de restaurar en 2003, hoy se conservan el pozo de Los Canónigos, que data de 1699 y el cercano pozo Grande, primer pozo de nieve que se excavó en Canarias (en 1694).[10]

En este lugar, tras las instalaciones militares, podremos encontrar una atalaya, levantada sobre el cañadón del Jierro, con una visión de la caldera de Tirajana y las playas del sur. Volviéndonos, podremos ver el Roque Nublo y el pico del Teide, en la vecina isla de Tenerife.

Hostelería[editar]

El municipio cuenta una oferta de alojamientos en el medio rural distribuida principalmente en casas y hoteles rurales. También en el término municipal se encuentra el Parador de Cruz de Tejeda que entrará de nuevo en servicio en verano de 2007.

Establecimientos hosteleros en Cruz de Tejeda.

En Vega de San Mateo existen dos hoteles rurales:

  • Hotel Rural El Refugio, en la Cruz de Tejeda
  • Hotel Rural Las Calas, en La Lechuza

Existen varias casas rurales que están gestionadas, bien por centrales de reserva, o directamente por sus propietarios.

Además, para colectivos y asociaciones se encuentra disponible el Albergue Camaretas, aula en la naturaleza ubicada cerca de la Hoya del Gamonal, de propiedad municipal y gestión privada, con capacidad para 30 personas y la posibilidad de organizar diversas actividades en la naturaleza.

Cultura[editar]

La principal oferta cultural del municipio se programa en la sala de exposiciones La Caldereta, alojada dentro de un inmueble del casco con más de un siglo de antigüedad que ha sido rehabilitado para fines culturales y expositivos. Anexo a este edificio se encuentra la Escuela de dibujo y pintura Luján Pérez. Otros espacios socioculturales del municipio son la Casa de la Juventud y la Música, la biblioteca, dotada de sala de estudios y sala multimedia, el archivo histórico municipal, la escuela municipal de música, el local sociocultural multiusos y el albergue-aula en la naturaleza de Camaretas. La vida cultural del pueblo se dinamiza por medio de diferentes asociaciones y colectivos sociales, vecinales, culturales y musicales.

Artesanía[editar]

Homenaje a los artesanos herreros.

En la Vega encontraremos varios talleres de artesanos de los más variados oficios y una buena muestra de su trabajo cada fin de semana expuesta en el mercadillo. Las famosas ferias y exposiciones de ganado, que aún siguen convocándose en el municipio con ocasión de festividades populares o religiosas, son otra muestra de artesanía elaborada por los propios campesinos, donde los animales, en mutua competencia, lucen artísticos cencerros, originales sillas de montar y otros útiles aperos de labranza. Son igualmente destacables la confección de traperas y otras prendas hechas con lana y cuero (en Las Lagunetas y en la Cruz de Tejeda), la cuchillería con mangos engastados en hueso y cuerno (los tradicionales naifes o cuchillos canarios), el mobiliario de madera tallada y las labores de cestería realizadas con mimbre y caña.

Tradiciones y fiestas populares[editar]

Las fiestas locales se vinculan con su actividad agrícola, destacando las patronales en honor de San Mateo Apóstol (21 de septiembre) cuyos festejos se desarrollan durante todo el mes de septiembre, entre los que destacan diversas manifestaciones costumbristas como una típica romería-ofrenda al patrono, carreras de caballos y una feria de ganado. Ha tomado relevancia la Bajada del Vino, festejo que promociona los vinos locales haciendo un recorrido por áreas vitivinícolas y llegando a la localidad. También relacionada con las costumbres y faenas campesinas, se celebra el primer fin de semana de julio la Fiesta del Agricultor, donde tienen lugar diversas actividades tradicionales como la trilla con ganado.

Durante la primera quincena de mayo, las fiestas en honor de la Virgen de Fátima (13 de mayo), cubren de alfombras multicolores, durante una semana, las calles del casco. También son dignas de reseñar las fiestas de Santa Ana que se celebran el 26 de julio de cada año y la fiesta de los finados, que se celebra por difuntos el 1 de noviembre, y en la que se hace un popular tostadero de castañas en las calles del pueblo.

Las Fiestas de los Indianos se celebran el segundo fin de semana del mes de julio en el barrio de Las Lagunetas y festejan el retorno de la gran colonia veguera que emigró a Cuba en el siglo XVIII, conocidos desde entonces como indianos.

Educación[editar]

La oferta educativa pública de Vega de San Mateo[12] cuenta con seis colegios de enseñanza infantil y primaria (hasta 12 años) y un instituto de educación secundaria (el antiguo Instituto Bivalente Vega de San Mateo) en el que se cursan los niveles de E.S.O., bachillerato LOGSE y ciclos formativos de formación profesional. Además existe una escuela municipal de música en donde se imparten el primer ciclo de enseñanzas artísticas, rama de música, además de otras enseñanazas y actividades extra académicas. No existen centros privados en el ámbito municipal y su población universitaria ha de desplazarse a los diferentes campus de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en otros municipios. El más cercano y principal, el Campus de Tafira en Las Palmas de Gran Canaria, dista del casco de San Mateo 16 kilómetros.

Gastronomía[editar]

Por lo general no difiere mucho de la del resto de la isla. Como especialidad gastronómica local, el municipio destaca por la elaboración de quesos, en sus variedades tierno (la más demandada), curado y semi curado o semi tierno; realizados únicamente con leche de vaca, oveja y cabra o con una mezcla de ellas. La Vega cuenta con numerosos restaurantes en los que degustar sus quesos y los vinos de la comarca. En ellos podemos encontrar platos elaborados con productos frescos de San Mateo como los potajes de berros o de jaramagos, la carne preparada en todos sus variedades o la repostería típica como el bienmesabe y las dulcería en general.

Vitivinicultura[editar]

En las inmediaciones de Montaña Cabreja, la bodega Insular recibe la producción de vid de pequeños agricultores de toda la isla para la obtención del vino y su embotellado. No en vano, San Mateo se ha convertido en 2006 en el mayor productor de uva de la Denominación de Origen Gran Canaria con una producción total de 87.007 kilogramos, el 13% de la de toda la denominación de origen, sólo superado por el municipio vecino de Santa Brígida.[13]

Hay censados 57 viticultores con parcelas registradas en la Vega, en cuyas tierras se extienden 38,83 hectáreas cultivadas de viñedos, siendo la uva listán negro el tipo de vid más usual, que concentra casi el 60% de la producción del municipio. En San Mateo se ubican cinco bodegas y existen cuatro más en otras localidades que elaboran vino con uva de la Vega.

Compras[editar]

Mercado agrícola.
Inicio de sendero.

Ocio[editar]

Para el disfrute de lugareños y visitantes, San Mateo dispone de una variada oferta de ocio.

Paseos ecuestres
Existen dos centros hípicos (en Montaña Cabreja y en Llanos de Ana López) donde organizan paseos a caballo por diferentes zonas del municipio.
Merenderos y barbacoas
Bajo la sombra de las numerosas arboledas y pinares que jalonan el municipio, se extienden varias áreas recreativas provistas de mesas y barbacoas, como las de El Calero (La Lechucilla) o las de Llanos de Ana López (en Cueva Grande), con capacidad para 500 visitantes y dotada de aparcamientos, barbacoas, mesas con asientos, agua potable, aseos, kiosco-bar y zona de juegos infantiles.
Senderismo
San Mateo ha sido siempre lugar de paso y buena prueba de ello son los senderos y caminos Reales que discurren por el municipio. Desde La Cruz de Tejeda parte una red radial de antiguos caminos Reales recientemente recuperados. Gran parte de los que recorren el término municipal lo hacen dentro del Paisaje Protegido de Las Cumbres, en un entorno armónico de carácter rural y forestal.
Astronomía
El municipio posee uno de los mejores cielos de Gran Canaria para la observación astronómica. Desde las inmediaciones del Pico de las Nieves y en muchos de los barrios cumbreros de San Mateo, las condiciones de visibilidad son adecuadas para la contemplación del firmamento con medios aficionados. En el casco urbano se encuentra el Centro Astronómico Roque Saucillo, primer observatorio urbano de Canarias orientado a la divulgación, turismo e investigación amateur. Un ambicioso proyecto avalado por AstroEduca.com en colaboración con el ayuntamiento de la Vega de San Mateo donde se ofrecen semanalmente actividades divulgación astronómica, observacional y visitas guiadas entre otras. Apenas a un kilómetro del casco urbano, en Montaña Cabreja, se encuentra uno de los observatorios no profesionales más activos de España, desde el cual se llevan a cabo, desde su apertura en 1995, diferentes observaciones didácticas y labores de investigación bajo el código J45 del Minor Planet Center. En la cabecera del barranco de la Avejerilla, entre La Calderilla y Los Pechos, está instalado desde el verano del año 2000 el observatorio aficionado de la Agrupación Astronómica de Gran Canaria, que ha sido el primero en Canarias en obtener el código Minor Planet Center para la observación de asteroides y cometas.
Acampada
En la cumbre, se encuentran habilitadas algunas áreas de acampada reducida enmarcadas en un entorno de pinar canario con rodales de pinos foráneos, en las que se permite acampar en pequeños grupos previamente autorizados por el departamento de Medio Ambiente del Cabildo Insular. En la carretera que se dirige al Pico de las Nieves encontramos la zona de acampada de Alto del Pozo y en las inmediaciones de Cueva Grande, la de Llanos del Salado.

Deportes[editar]

El deporte estrella en Vega de San Mateo es el fútbol. El equipo local es el Club de Fútbol Panadería Pulido San Mateo con filiales que militan en distintas categorías. De esta cantera han salido jugadores como Pedro Vega Rodríguez, que llegó a estar en plantilla de la Unión Deportiva Las Palmas. Otros deportes populares son el baloncesto, el ciclismo y los deportes de motor, contando con una gran afición. La subida ciclista al Pico de las Nieves, por la dureza de sus rampas, es practicada por ciclistas profesionales y aficionados provenientes de toda Europa en sus entrenamientos de pretemporada, aprovechando la benignidad del clima de la isla.

En cuanto a instalaciones deportivas, San Mateo cuenta con un campo de fútbol de césped artificial, un polideportivo, dos canchas de fútbol sala (una de ellas de césped artificial), un terrero de lucha canaria, dos pistas de pádel, y una piscina municipal en la que hay una escuela de natación y se cuenta con un extenso programa de actividades polideportivas. Fuera del casco se dispone de instalaciones deportivas en los barrios de La Solana, Las Lagunetas, La Lechuza, Utiaca, Aríñez y Cueva Grande.[14]

Lucha canaria[editar]

El Club de Lucha Canaria Tinamar, es el máximo exponente de la gran afición por la lucha canaria que hay en la Vega. Los orígenes de esta afición son inciertos, pero ya en la primera mitad del siglo XX los aficionados a este deporte acudían a municipios vecinos para disfrutar de las agarragadas. En la década de los cuarenta se forma el equipo Saucillo, precursor del actual Tinamar que, al no contar con instalaciones adecuadas, entrenaba en locales particulares y en la propia calle, mientras que las luchadas se celebraban en donde hoy está ubicado el mercado agrícola y en la alameda de Santa Ana. Más tarde se construiría el terrero municipal frente al molino de gofio del pueblo, en la calle Canónigo Tomás Ventura.

En sus comienzos, la equipación de los luchadores era completamente blanca para posteriormente pasar a usar una indumentaria compuesta por camisola amarila y calzón azul oscuro. A principios de los setenta del siglo XX comienza a defender los colores actuales, camisa naranja y pantalón azul, combinación de colores que terminaría adoptando el ayuntamiento para la bandera del municipio.[8]

En 1978 el Tinamar consigue ascender por primera vez en su historia a categoría preferente. En 1986 se alcanza la máxima categoría regional, siendo uno de los pocos clubes del archipiélago que aún la mantiene. En 1991 obtiene el máximo título regional al proclamarse campeón de la Liga de Preferente Coronas y durante los últimos años ha llegado a ser subcampeón de la Liga Regional Gobierno de Canarias durante varias temporadas consecutivas. Gracias a estos éxitos, el club consigiuó que los aficionados abarrotasen terreros y pabellones deportivos, siendo uno de los clubes que ha hecho de la lucha canaria un deporte de masas.[8]

Sanidad[editar]

En Vega de San Mateo no hay hospitales, por lo que sólo se proporciona la atención primaria a través de los servicios del Centro de salud ubicado en el casco del pueblo, teniendo los pacientes que trasladarse hasta Las Palmas de Gran Canaria para recibir atención especializada ambulatoria o servicios hospitalarios. Para los pacientes perífericos, existen consultorios locales en Las Lagunetas, Utiaca y Aríñez que atienden de forma rotatoria uno o dos días a la semana. El Centro de Salud dispone de un servicio de urgencias operativo las 24 horas. El servicio de farmacia cuenta con tres dispensarios situados en el casco.

Vistas panorámicas[editar]

Paisaje sonoro en San Mateo
Cedido por El Cloquido, fonoteca de las Islas Canarias

Panorámica de la cumbre grancanaria. De izquierda a derecha El Montañón, Pargana, los Llanos de la Pez, Morro de la Salvia, Moriscos y parte del Monte Constantino. En segundo plano, el Roque Nublo y, un poco más abajo, el Bentayga emergen de la Caldera de Tejeda. En el horizonte, la silueta nevada del Pico Teide, en la vecina isla de Tenerife, despunta en el horizonte del mar de nubes. Fotografía tomada desde el Pico de las Nieves.
Paisaje nevado del monte de Alto del Pozo, junto a la zona de acampada y próxima al Pico de las Nieves, en febrero de 2005. El granizo y las nieves son ocasionales pero frecuentes en los últimos años. Cuando caen, nos dejan estampas como esta imagen tomada cerca del punto más alto del San Mateo y de la isla. Cerca de él, el Pozo de las Nieves, topónimo escogido por que en esta zona se encontraban una serie de neveros o pozos de nieve en los que se recogía el hielo para luego trasladarlo hasta la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria para su comercialización.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Naranjo Santana, op.cit.
  2. Suárez Grimón, op. cit.
  3. Símbolos de Canarias, banderas y escudos de las islas, sitio web de José Manuel Erbez.
  4. a b c Estadísticas municipales. 2007. Vega de San Mateo. ISTAC. [1]
  5. a b Las cifras de población son las de la revisión anual del Padrón Municipal de 2006, comunicadas al Instituto Nacional de Estadística (INE); relación de entidades de población extraída del nomenclátor nacional publicado por el INE; la información sobre cotas de altitud y distancias proviene del Instituto Geográfico Nacional (IGN).
  6. Mapa Oficial de Carreteras de Gran Canaria. Cabildo de Gran Canaria, febrero de 2006.
  7. Global Salcai Utinsa, líneas y horarios 2007. [2]
  8. a b c d e Ayuntamiento de Vega de San Mateo, 2007. [3]
  9. Suárez Moreno, op.cit.
  10. Miranda Calderín, op.cit.
  11. Paradores Nacionales, Paradores de Turismo de España, S.A. 2007. [4]
  12. Gobierno de Canarias, Consejerís de Educación. Directorio de Centros.[5]
  13. Según el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Gran Canaria, Laureano Roca, en el acto de descorche de la primera botella de la cosecha de 2006.
  14. Ayuntamiento de Vega de San Mateo. Agenda deportiva 2007.

Bibliografía[editar]

  • [VV.AA.] (2000). Canarias: isla a isla. [Tenerife]: Centro de la Cultura Popular Canaria. ISBN 84-7926-357-1. 
  • [VV.AA.] (1982). Nuestras islas: Gran Canaria-Fuerteventura-Lanzarote. Santa Cruz de Tenerife: Caja Insular de Ahorros. ISBN 84-7231-737-4. 
  • Cabildo Insular de Gran Canaria, [VV.AA.] (2006). «Sitio web de información municipal».
  • Concepción Francisco, José Luis (2001). Diccionario enciclopédico de Canarias pueblo a pueblo. Tenerife: Asociación Cultural de las Islas Canarias. ISBN 84-89692-00-9. 
  • Hernández Hernández, Pedro [dir. y coord.] (1986). Natura y cultura de las Islas Canarias. Santa Cruz de Tenerife: Litografía A. Romero. ISBN 84-400-5294-4 (rúst.). 
  • Instituto Canario de Estadística (2001). Nomenclátor cartográfico de entidades y núcleos de población de Canarias 2000. Las Palmas de Gran Canaria: Istac. ISBN 84-88283-52-0 (o.c.). 
  • Marcial Moreno, Ruyman Zebenzuy... [et al.] (2004). Vega de San Mateo: pasado vivo. Santa Brígida (Las Palmas): Cam-PDS. ISBN 84-609-1730-4. 
  • Miranda Calderín, Salvador (2005). Los pozos de nieve de Gran Canaria: estudio histórico y geográfico de la explotación de la nieve en la isla de Gran Canaria: siglos XVII, XVIII y XIX. Las Palmas de Gran Canaria: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Servicio de Publicaciones: Cabildo de Gran Canaria. ISBN 84-96502-19-8. 
  • Mora Morales, Manuel (1996). Gran Canaria paso a paso. Arinaga (Gran Canaria): Globo. ISBN 84-8101-441-9. 
  • Naranjo Monzón, Domitila (2003). San Mateo: vivencias de un pueblo. [s.l.]: [s.n.] ISBN 84-607-8213-1. 
  • Naranjo Santana, Mª Carmen (2002). Aproximación a la historia económica de un área rural: la vega de San Mateo, Gran Canaria. : [s.n.], (Las Palmas de Gran Canaria: Imp. Pérez Galdós). ISBN 84-607-6110-5. 
  • Suárez Grimón, Vicente de Jesús (1993). «Los orígenes de los municipios en Gran Canaria». Vegueta: Anuario de la Facultad de Geografía e Historia: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (1). p. 127-143 [8]. ISSN 1133-598X.. 
  • Suárez Moreno, Francisco (2005). Guía del patrimonio etnográfico de Gran Canaria. Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria. ISBN 84-8103-418-5. 
  • VV.AA. (2005). La voz de las medianías y cumbres: revista de la Asociación Insular de Desarrollo Rural de Gran Canaria. San Mateo, Gran Canaria: AIDER. 

Enlaces externos[editar]