Césped artificial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Césped artificial es una superficie de fibra sintética fabricada para parecer como césped. Se usa mayoritariamente en campo de juego para deportes que normalmente se juegan sobre césped. También se usa en jardinería como substituto del material orgánico, tanto en interior como en exteriores.

La principal razón de su uso radica en su resistencia al desgaste y que no necesita riego ni segado. A cambio, tiene una duración limitada, necesita limpieza periódica con detergentes químicos, y preocupaciones sobre su seguridad.

Surge alrededor de los años 1960, con el hito de la construcción del Astrodome. El producto utilizado es AstroTurf, nombre con el que se conoce genéricamente al producto en USA.

La primera generación estaba fabricada con fibras cortas sin relleno, que evolucionaron hacia otras con relleno de grava. La tercera generación ofrece rellenos mezclados de arena y caucho sintético reciclado.

Su uso se extiende a deportes de estadio tales como béisbol, fútbol americano, hockey sobre césped, fútbol, tenis sobre hierba, golf, y otros. Sin embargo, parece producir más lesiones en la articulación de la rodilla, por lo que los jugadores se decantan por las superficies naturales. De hecho, tanto la FIFA como la UEFA no lo permiten. A cambio, numerosos estadios de ligas menores cuentan con ellos.

Otro importante uso es en jardinería: terraza de ático, porche de vivienda unifamiliar, jardín de interior, y zonas de alta resistencia.