Unión Patriótica (Colombia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Unión Patriótica
UP.gif
Presidente Aída Avella
Fundación 1985-2002
Reaparición en 2013
Ideología política Socialismo democrático
Posición en el espectro Izquierda
Sede Bogotá, Colombia
País Flag of Colombia.svg Colombia
Sitio web http://unionpatrioticacolombia.com

La Unión Patriótica (UP) es un partido político colombiano de izquierda, fundado en 1985 como parte de una propuesta política legal de varios grupos guerrilleros, entre ellos el Movimiento de Autodefensa Obrera (ADO) y dos frentes desmovilizados (Simón Bolívar y Antonio Nariño) del Ejército de Liberación Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Su primer Consejo Directivo fue encabezado por el Secretariado de las FARC.[1]

Con el tiempo, el partido UP tomó distancia de los grupos insurgentes y llamó a negociar una paz democrática y duradera. El Partido Comunista Colombiano (PCC) también participó en la formación y organización de la UP.

Dos candidatos presidenciales, los abogados Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, 8 congresistas, 13 diputados, 70 concejales, 11 alcaldes y alrededor de 5.000 de sus militantes fueron sometidos a exterminio físico y sistemático por grupos paramilitares, miembros de las fuerzas de seguridad del estado (ejército, policía secreta, inteligencia y policía regular) y narcotraficantes.[2] Muchos de los sobrevivientes al exterminio abandonaron el país.[3]

En julio de 2013 el Consejo de Estado le devolvió la personería jurídica a la Unión Patriótica, la cual le había sido suprimida debido a que en las elecciones legislativas de 2002 no obtuvo representación en el Congreso; el fallo reconoció que las circunstancias de exterminio sistemático contra dirigentes y militantes del partido fue la causa para que no se presentaran a las elecciones y por tanto no obtuvieran la representación requerida.[4]

Su máximo órgano rector es la Junta Patriótica Nacional.[5]

Orígenes[editar]

De acuerdo con analistas, testigos y documentos internos de las FARC sobre la Séptima Conferencia Gerrillera del grupo en 1982, las FARC propusieron originalmente la creación de un grupo de células políticas clandestinas como una rama política para propósitos de reclutamiento y propaganda ideológica, mientras al tiempo mantenían su fuerza armada intacta, al menos inicialmente, como parta de la "combinación de todas las formas de lucha". Tn teoría, en la medida en la que las FARC desarrollaban unna nueva estructura armada (el "Ejercito del Pueblo" o EP) y feren capaces de eventualmente rodear a las coidades por medio de sus columnas armadas, el apoyo de células urbanas y movimientos masivos serían decisivos para tomar finalmente el poder.[6]

Historia[editar]

La UP nació en un proceso de paz que adelantó la guerrilla de las FARC con el presidente Belisario Betancur. Las guerrillas argumentaron, que al apoyar la creación de este partido buscaban hacer política sin armas y bajo los acuerdos de cese al fuego firmados por el comisionado del gobierno John Agudelo Ríos. El naciente movimiento enarboló una plataforma de 20 puntos que reivindicaban reformas políticas democráticas, sociales y económicas como una reforma agraria, nacionalización de los recursos naturales y un modelo económico nacional separado del capitalismo global. En 1986 su candidato Jaime Pardo Leal llegó a obtener el 4,6% de la votación, alcanzando el tercer lugar en las elecciones presidenciales.[7]

La UP logró su mayor votación en las regiones del Nordeste, Bajo Cauca, Magdalena Medio, Urabá, Chocó, Arauca y Área Metropolitana de Medellín. Durante las elecciones del 25 de mayo de 1986 la UP obtuvo 5 senadores, 9 representantes, 14 diputados, 351 concejales y 23 alcaldes.[cita requerida] El número de víctimas de la violencia política puede ser más escalofriante, pues datos independientes estiman que entre 1988 hasta 1991, murieron unos 14,000 colombianos.[8] Hacia 1994, datos calculados por organizaciones de derechos humanos sitúan la cantidad de muertes por violencia política en 20,000.[9]

El narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha inició una guerra particular en contra de la guerrilla de las FARC bajo la bandera de defenderse del secuestro y robo de ganado, con la cual impulsó el asesinato sistemático de los miembros de la Unión Patriótica, ya que los acusaba de ser el brazo político de dicho grupo armado.[cita requerida] Al comienzo utilizó la modalidad de masacres de campesinos o jornaleros que reclamaban mejoras laborales, para luego ordenar el asesinato selectivo de militantes de la UP en campos y ciudades.

En ese exterminio que impulsara Rodríguez Gacha inicialmente, luego de su muerte lo escalaron los grupos paramilitares de la extrema derecha -que en la próxima década se aglutinarían en las Autodefensas Unidas de Colombia AUC- bajo el mando de Carlos Castaño Gil, en muchas ocasiones en coordinación, alianza y colaboración con efectivos militares y de policía.[10] Algunas investigaciones señalan que una misión de militares estadounidenses recomienda la creación de grupos armados ilegales para luchar contra la guerrilla,[11] para lo cual encuentran apoyo en ganaderos, terratenientes y empresas trasnacionales. En algunos casos se denominaron "masetos" (Muerte a Secuestradores - MAS), "autodefensas" y en otros "cooperativas de seguridad" (Convivir). Estos contratan al militar y mercenario israelí Yair Klein para entrenar los primeros grupos.

Se desconoce la cifra total de militantes o simpatizantes de la Unión Patriótica que fueron asesinados, pero cálculos parciales estiman que pudieron ser unos 3,500 y un buen número de desaparecidos.[12]

Leonardo Posada representante a la Cámara fue el primer asesinado en 1986 en la ciudad de Barrancabermeja. En enero del mismo año asesinaron el concejal de Pereira Gildardo Castaño Orozco. En octubre de 1987 fue asesinado en presencia de su familia Jaime Pardo Leal, quien había sido candidato presidencial en las elecciones de 1986. El 22 de marzo de 1990 fue asesinado el también candidato presidencial Bernardo Jaramillo Ossa, en el aeropuerto de Bogotá. Luego del asesinato de Bernardo Jaramillo, la Unión Patriótica sufre un proceso de quiebre final cuando en marzo de 1990, su nuevo presidente Diego Montaña Cuéllar y once dirigentes más, presentan su renuncia colectiva en una reunión en Bogotá conocida como el X Pleno, cuando fallan en su intento de separar la UP de la ortodoxia de izquierda y de condenar irrevocablemente la lucha armada. Tiempo después, perdería su reconocimiento jurídico por la baja votación en unas elecciones generales.[13]

Con la escalada de violencia paramilitar en contra de la militancia de la UP, las FARC dejaron a su suerte al nuevo partido y sus voceros públicos se reintegraron a la lucha armada. Por varios años las Farc hicieron un doble juego de hablar públicamente de paz con el gobierno, cuando en realidad nunca renunciarion a sus planes de tomar el poder por las armas. Su estrategia consistía en llamar a negociaciones de paz, mientras buscaban extender su poder armado en lo que llamaban "acumulación de fuerzas". El detonante definitivo de la ruptura de las conversaciones entre la guerrilla y el gobierno, fue el asalto ordenado por el presidente César Gaviria al liderato guerrillero asentado en Casa Verde en el departamento del Meta, el 9 de diciembre de 1990.[14]

El senador Manuel Cepeda Vargas fue asesinado en 1994.[15]

Otros asesinatos[editar]

El viernes 14 de agosto de 1987, sicarios motorizados derribaron la puerta de la residencia del Senador Pedro Luis Valencia en Medellín y fue acribillado. Alejandro Cárdenas-Villa, quien fue alcalde de la UP en Mutatá, pasó luego a la gerencia de la Corporación de Vivienda y Desarrollo Social de Medellín [CORVIDE], y murió asesinado a plena luz del día en la Plaza de Ferias de Medellín. [cita requerida]Gabriel Jaime Santamaría, siendo presidente de la Asamblea de Antioquia, murió asesinado dentro de su oficina en La Alpujarra de Medellín, a pesar de las medidas de seguridad.[cita requerida]

El 18 de mayo de 1988 fue asesinado en Medellín Elkin Martínez, elegido para posesionarse en Remedios, Antioquia. Fue asesinado en una recepción de hotel mientras tomaba una foto turística. Su muerte desencadenó el paro del nordeste antioqueño en Segovia y Remedios, paro que duró cerca de tres semanas.[cita requerida]

El político César Pérez García, durante la segunda semana del paro del nordeste recibió un atentado en el Alto del Muerto al pasar por el corregimiento de La Cruzada, del cual salió ileso.[cita requerida]

Los paramilitares de Puerto Boyacá incursionaron en Segovia el 11 de noviembre de 1988 al mando de Alonso J. Vaquero Agudelo mejor conocido como el ‘Negro Vladimir’ bajo las ordenes de los hermanos Carlos Castaño y Fidel Castaño jefes de las ACCU y Henry Perez comandante de los paramilitares del magdalena medio. Entraron disparando y dejando a 48 muertos incluyendo niños, mujeres y ancianos. El ‘Negro Vladimir’ participó también en las masacres de 14 campesinos en Cimitarra, Santander, 19 comerciantes en Puerto Boyacá y 15 funcionarios de la Fiscalía en La Rochela, Santander.[16] Estos hechos se conocieron posteriormente como la Masacre de Segovia, Masacre de La Rochela y la Masacre de Cimitarra.

A Elkin Martínez lo reemplazó Carlos Rojo Uribe quien también murió asesinado en agosto 1 de 1997 por los alrededores del batallón Bomboná, junto con siete personas que fueron sacadas de sus casas en Remedios, Antioquia.[cita requerida]. La única líder política que logro sobrevivir fue la ex concejal de Bogotá Aída Avella a quien intentaron matar en 1995.

La muerte en Puerto Valdivia del concejal de Valdivia, Henry Montenegro, desató un paro en el Bajo Cauca antioqueño, que duró una semana hasta que se hiciera presente una comisión del gobierno. Henry Montenegro perdió la Alcaldía de Valdivia por 1 (un) voto en las elecciones de 1988.[cita requerida]

Henry Millán Gonzalez dirigente y fundador de la UP en el departamento del Caquetá , ex-miembro del comité central PCC, fue represente a la cámara del Caquetá por la UP, fue asesinado el 7 de diciembre de 1993 en la plaza de mercado de Florencia Caquetá con tres impactos de bala en la cabeza.

Octavio Sarmiento Bohorquez ex-dirigente de la UP de la que fue representante por Arauca fue asesinado por el grupo de Autodefensas Vencedores de Arauca, el 1 de octubre de 2001.

El consejo de estado le devolvió la personería jurídica en el 2013, reconociendo a su paso que lo que se cometió con la UP fue un genocidio político, a su paso la junta patriótica nacional decide que se efectué el V congreso Nacional de la Unión Patriótica los días 15, 16 y 17 de noviembre de 2013 en Bogotá, donde participaron los sobrevivientes del genocidio, el Partido Comunista Colombiano, la Juventud Comunista Colombiana, la corporación REINICIAR, Marcha Patriótica y otras organizaciones y movimientos del país. Allí se elige como candidata presidencial a la ex concejal de Bogotá Aida Abella refugiada en Suiza desde hace varios años.

Acusaciones a agentes del estado[editar]

Procesos judiciales[editar]

La gran mayoría de éstos homicidios no cuentan con condenas. En algunos casos puntuales se condenó a autores materiales, pero los autores intelectuales siguieron en la impunidad. Las víctimas sobrevivientes y sus familiares han aportado testimonios y pruebas de la participación de miembros de las fuerzas de seguridad del estado colombiano en varios de los hechos criminales. [cita requerida]

Un abogado defensor de las víctimas de la Unión Patriótica, Eduardo Umaña Mendoza, fue asesinado en los años 90 en su propia oficina de Bogotá.[17]

En 1993 se interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una demanda contra el estado colombiano por su responsabilidad y participación en los crímenes contra la UP.[18] Al aceptar la demanda, la comisión alegó que "los hechos alegados por los peticionarios exponen una situación que comparte muchas características con el fenómeno del genocidio y se podría entender que sí lo constituyen, interpretando este término de conformidad con su uso corriente. Sin embargo, la comisión ha llegado a la conclusión de que los hechos alegados por los peticionarios no caracterizan, como cuestión de derecho, que este caso se ajuste a la definición jurídica actual del delito de genocidio consignada en el derecho internacional. Por lo tanto, en el análisis de los méritos del caso, la Comisión no incluirá la alegación de genocidio."[18]

Esta sentencia constituía un triunfo parcial para el gobierno de Colombia, ya que no reconocía su responsabilidad en la planificación del exterminio brutal y sistemático de un grupo opositor con métodos ilegales, en alianza con reconocidos narcotraficantes y delincuentes comunes y la participación encubierta de altos oficiales y unidades completas del ejército, policía y estrados judiciales. Las evidencias acumuladas siempre han demostrado todo lo contrario.

En el 2006, la Corporación Reiniciar, la Comisión Colombiana de Juristas y los representantes de las víctimas argumentaron que el estado colombiano no ha logrado impedir las persistentes amenazas, asesinatos y acciones arbitrarias en su contra.[cita requerida]

El proceso ante la CIDH, una vez aceptada la demanda en 1997, continúa en curso después de que un intento de búsqueda de solución amistosa, iniciado en el 2000, llegó a su fin por decisión de la Corporación Reiniciar, la Comisión Colombiana de Juristas y y los representantes de las víctimas. Persiste el reto de que alguno de los diferentes gobiernos colombianos pueda romper el ciclo de impunidad que históricamente ha rodeado a éstos crímenes.

Documental[editar]

El documental "Memoria de los silenciados: El Baile Rojo" trata sobre los asesinatos de miembros de la Unión Patriótica e incluye las versiones de varios familiares de las víctimas.

Referencias[editar]

  1. "Un Pleno Ampliado del Estado Mayor, realizado en La Caucha, con delegados de todos los Frentes y con la presencia del partido, analizo la nueva situación generada en el país, con los acuerdos y trazó nuevos lineamientos que actualizaron las conclusiones en la 7ª Conferencia, con base en la estrategia proyectada. Este Pleno aprobó el lanzamiento de una plataforma y la creación de un nuevo movimiento político de carácter amplio, la Unión Patriótica, cuya dirección nacional sería ejercida inicialmente por el Secretariado de las FARC, mientras que en las ciudades capitales y en las poblaciones de los departamentos sus integrantes a ese nivel conformaban su propia dirección y le agregaban banderas regionales a la plataforma que guiaría la lucha nacional." http://www.testigodirecto.com/site/vernoticia.asp?ac=Contabilidad%20de%20las%20Farc%20-%20Primera%20parte%20&WPLACA=1021
  2. Editorial: Renace la Unión Patriótica El Tiempo, 10 de Julio de 2013
  3. Corporación para la defensa y promoción de los Derechos Humanos
  4. «La Unión Patriótica vuelve a la arena política». Semana (Colombia) (9 de julio de 2013). Consultado el 10 de julio de 2013.
  5. http://www.pacocol.org/index.php/eventos/5273-convocatoria-al-iv-pleno-de-la-junta-patriotica-nacional-de-la-union-patriotica
  6. Dudley, Steven. Walking Ghosts: Murder and Guerrilla Politics in Colombia. 256 pages. Routledge, January, 2004. ISBN 0-415-93303-X. pg. 47-56; 59-60.
  7. Tablas de elecciones presidenciales
  8. Political murder & reform in Colombia. The violence continues. Human Rights Watch. New York-USA, 1992.
  9. Political Violence in Colombia. Myth and Reality. Amnesty International. New York-USA, 1994.
  10. El terrorismo de estado en Colombia. Ediciones NCOS. Bruselas-Bélgica, 1992.
  11. Colombia's Killer Networks.The Military-Paramilitary Partnership and the United States. Human Rights Watch. New York-USA,1996.
  12. Tras los pasos perdidos de la guerra sucia. Paramilitarismo y operaciones encubiertas en Colombia. Ediciones NCOS. Bruselas-Bélgica, 1995.
  13. Bernardo Jaramillo Ossa. Es un soplo la vida. Napoleón Vanegas. Ediciones Foro Nacional por Colombia. Bogotá, 1991.
  14. Colombia Update Bulletin. Colombia Human Rights Committee. Washington DC, January -1991.
  15. Sentencia sobre el asesinato del Senador Manuel Cepeda Vargas. Consultado el 27 de mayo de 2008
  16. «La realidad sitiada: informe final de la Acción Humanitaria al nordeste antioqueño (24-29 de febrero de 2004)».
  17. http://www.amnesty.org/en/library/asset/AMR23/023/1998/en/7821382a-dabd-11dd-80bc-797022e51902/amr230231998fr.pdf
  18. a b INFORME Nº 5/97 - CASO 11.227 (Sobre Admisibilidad) COLOMBIA 12 de marzo de 1997

Bibliografía[editar]

  • Walking Ghosts (Murder and Guerrilla Politics in Colombia). Steven Dudley. Routledge. 253 páginas. New York, 2004'
  • More Terrible than Death (Violence, drugs, and America’s war in Colombia). Robin Kirk. PublicAffairs. 321 páginas. New York, 2004.

Enlaces externos[editar]