Bajo Cauca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bajo Cauca
Subregión de Colombia
Antioquia - Bajo Cauca.png
Ciudad más poblada Caucasia
Entidad Subregión
 • País Bandera de Colombia Colombia
 • Departamento Flag of Antioquia Department.svg Antioquia
Subdivisiones 6 municipios
Superficie  
 • Total 8485 km²
Población  
 • Total 246 189 hab.
 • Densidad 29,2 hab/km²
[Editar datos en Wikidata]

El Bajo 'Cauca antioqueño', Provincia de Rodas es una subregión territorial situada en el Nororiente del departamento de Antioquia, en las estribaciones de la Cordillera Central antioqueña.[1]

La subregión del Bajo Cauca Antioqueño es una de las nueve en las que se divide Antioquia. Ocupa una extensión de 8.485 km2, tiene una población de 246.189 habitantes (2005) y la componen seis municipios: Caucasia, El Bagre, Nechí, Tarazá, Caceres y Zaragoza; los dos últimos hacen parte del grupo de los municipios más antiguos de Antioquia, fundados por Gaspar de Rodas en 1576 y 1581, respectivamente.

Esta subregión se ubica en las ultimas estribaciones de la cordillera Central, entre las serranías de Ayapel y San Lucas, sobre la cuenca de los ríos Cauca y Nechí. La minería puede considerarse el renglón más importante de la economía de esta subregión, de hecho la historia argumenta que la región sufrió procesos de poblamiento gracias a ésta práctica. Otras actividades son la producción piscícola, la agricultura y la ganadería.

Generalidades[editar]

Geografía[editar]

La región es atravesada por dos arterias fluviales (los ríos Cauca y Nechí),posee cuatro zonas de vida, variando desde el húmedo hasta el pluvial y caracterizados en sus dos únicos pisos climáticos altitudinales (basal y premontano) que la definen como húmeda a muy húmeda (IGAC, 2007a, p.72). El 97.8 % del territorio es de pisos térmicos cálidos y el 2% de pisos medios. Prácticamente no posee pisos térmicos fríos y carece de páramos.

Localización El Valle Bajo del Cauca es una región del norte Departamento de Antioquia ; situado en la extremidad nororiental de Antioquia. Integra el grupo de subregiones de la región Andina de Colombia con el 3.00% de su superficie y el 13.5 % del total departamental y con extensión territorial de 8.485 km² , ocupando el puesto 3º de superficie departamental.

Limites Regionales

Noroeste: Alto San Jorge Norte: Alto San Jorge Noreste: Mojana bolivarense
Oeste: Norte antioqueño Rosa de los vientos.svg Este: Departamento de Bolívar
Suroeste Norte antioqueño Sur: Norte antioqueño y Nordeste antioqueño Sureste: Nordeste antioqueño

Los amantes del turismo ecológico, de los paisajes de climas cálidos y templados, del agroturismo, no pueden dejar de conocer y recorrer la región del valle bajo del Cauca antioqueño.

Producción lechera y de carnicos agradable sensación campestre y continuos paisajes naturales engalanan esta zona, donde 6 municipios esperan para ofrecer lo mejor de cada uno.

Esta región se posa sobre un valle que entrelaza paisajes, arquitectura, gente amable y acogedores hoteles para quienes quieran gozar de una estancia prolongada.

División administrativa[editar]

Municipio Alcalde 2012-2015 Ubicación cabecera municipal Altitud Temperatura
Flag of Cáceres.svg Cáceres Ubaldo Pacheco Julio 07°35′N 75°19′O / 7.583, -75.317 100 msnm 27 °C
Flag of Caucasia.svg Caucasia José Nadin Arabia Abisaad 07°59′N 75°12′O / 7.983, -75.200 53 msnm 28 °C
Flag of El Bagre.svg El Bagre Harold Alonso Echeverri Avendaño 07°35′N 74°48′O / 7.583, -74.800 50 msnm 27 °C
Flag of Nechí (Antioquia).svg Nechí Eduardo Enrique Cabrera Urbiña 08°05′N 74°46′O / 8.083, -74.767 30 msnm 28 °C
Flag of Tarazá.svg Tarazá Hector Leonidas Giraldo Arango 07°35′N 75°24′O / 7.583, -75.400 125 msnm 26 °C
Flag of Zaragoza, Antioquia.svg Zaragoza Camilo Mena Serna 07°29′N 74°52′O / 7.483, -74.867 52 msnm 27 °C

Turismo[editar]

Así opina la fundación Viztaz de Medellín sobre esta región: "Es la Ruta del Oro, El Ganado y La Pesca en Antioquia".

Hasta allí confluyen las poblaciones de municipios aledaños al Norte. Adelante se encuentra un verdadero páramo de nieblas y lluvias, el sitio al que se le de denomina "Ventanas". En un rápido descenso se pasa por poblados de vieja data, caseríos y por dos puentes, uno imponente y otro antiguo y nostálgico.

Esta es una zona con atractivos naturales como baños, saltos y ciénagas, entre otros. La zona es minera, sus tierras ceban gran parte del ganado de la Feria de Medellín, alimentan al sur de los estados unidos a gran parte de empresas necesitadas de materia prima del ganado vacuno, labor realizada por el frigorífico del Bajo Cauca, Por la ruta Troncal del Occidente se puede seguir hacia Urabá, y por la troncal de la paz, acceder al nordeste antioqueño y comunicarnos via Yondo-Barranca a los santanderes colombianos.

Rumbo al futuro[editar]

Aunque durante el siglo XVI el Bajo Cauca se perfiló como el gran centro minero de Antioquia, sólo es durante la historia reciente cuando esta región ha presentado un desarrollo real, apoyado en grandes perspectivas en infraestructura vial, educación y desarrollo sostenible.

Actualmente y hacia el futuro, el Bajo Cauca pretende desarrollar más su actividad económica a través de la diversificación y tecnificación en las actividades ganadera, piscícola y maderera, el aprovechamiento de su infraestructura vial, el potencial turístico y la creación de nuevos centros de educación superior.

Sociedad y conflicto en el Bajo Cauca[editar]

Mediante un ejercicio de construcción de línea de tiempo en el marco del proyecto "Reconstrucción del Capital Social y Ciudadano" realizado entre julio de 2009 y julio de 2010 y financiado por la Asesoría de Paz de la Gobernación de Antioquia, la Alta Consejería para Reintegración y la Unión Europea y Operado por la Fundación Oleoductos de Colombia, las comunidades del Bajo Cauca establecen los siguientes antecedentes históricos.los conflictos de esta los los peores ya que paresen, por los conflictos niños sin familia sin hogar.

Desde la década de 1980, se da en la región un auge de la explotación del oro, que trajo consigo una serie de cambios en el relacionamiento social que es nombrado por sus habitantes como “descomposición social”, la cual describen con hechos como el abuso del alcohol y la prostitución. Además se dan cambios en el ambiente como la degradación y contaminación de la tierra y las aguas, el desplazamiento de los propietarios de tierras y la venta de las mismas a bajos precios, situaciones que favorecen principalmente a los dueños de los negocios de explotación minera y agropecuaria. Estas condiciones de vida y encarecimiento de las tierras, provoca también un encarecimiento de alimentos.

Posteriormente en los 90, llegan a la región dinámicas propias del narcotráfico: el cultivo, la venta y el consumo de sustancias ilícitas, actividad de la cual Caucasia se convierte en el centro. Con éste elemento de lo ilícito se establecen también unas formas de vida en las cuales ya toman fuerte protagonismo los grupos armados ilegales, distribuidos como guerrilla en las zonas rurales y paramilitarismo en las zonas urbanas. La presencia de éstos actores complejiza las formas y relaciones sociales y económicas de la región, inmersas desde ese momento en formas productivas a partir de cultivos ilícitos, especialmente la marihuana.

Estos cultivos, y la creciente explotación del oro en la minería son motivantes de una ola de migraciones desde la Guajira, con la cuales comenzaban a habitar la región personas con mentalidad explotadora que se motivaban por su posibilidad de ganancia individual y no se arraigaban al territorio, a las costumbres y formas de vida de la población, generando unas modalidades de apropiación de los territorios que resultaban perjudiciales para los habitantes del Bajo Cauca, en cuanto engrosaban sus corredores de pobreza e indigencia, pero por su parte estos migrantes sólo se concibían a si mismos dentro de sus intereses de explotación y generación de ganancias, para luego regresar a sus lugares de origen, plan que no se concretó en la mayoría de los casos y entró a ser parte de las problemáticas internas de la región. Esta difícil situación con nuevos actores migrantes desarraigados grupos armados, también visibilizó un fuerte incremento de problemas como el aumento de la mortalidad, la prostitución de menores y la violencia intrafamiliar. Además de las situaciones problemáticas ya enumeradas, se da la inmersión a la zona de empresas como Postobon, Ecopetrol, Pavicol, algunas instituciones representantes de la Banca, Empresas de Transporte: Transportes Unidos Caucasia, Transcauca y Cotraflucan.

Con el incremento e intensificación de la explotación minera se da la llegada de la maquinaria pesada para la explotación del oro, con lo cual se agrava la erosión de la tierra. Además de convertirse en “centro del oro”, Caucasia también es calificada como “centro de la coca” los cultivos ilícitos ya mencionados se suman las grandes plantaciones de coca y con ella, en los escenarios locales comienza el protagonismo de los grandes narcotraficantes. El comercio de la coca agudiza el conflicto y la confrontación entre los grupos armados presentes en la zona, desatando las prácticas de desaparición forzada, extorsión y toda una serie de eventos violentos originados e intensificados por el ciclo productivo y comercial y el negocio de la coca.

Como respuesta de la sociedad civil, y forma de oposición a la compleja situación de orden público, también se da en los 90 un auge de las organizaciones de la sociedad civil como JAC, Mujeres, Discapacitados, Desplazados, Veedurías Ciudadanas que son alentadas y comienzan un proceso de formación animado por las Instituciones de Educación Superior y la nueva forma de hacer política que sigue a la descentralización del Estado. En infraestructura ésta década también es significativa para las personas, pues resaltan la construcción del puente Carlos Lleras, se construye la Clínica Pajonal en Caucasia y llegan empresas como Telecom, el Oleoducto central y su Fundación Oleoductos de Colombia, la Subasta Ganadera, el frigorífico del cauca, almacenes éxito, olímpica y la construcción de la terminal de transportes en Caucasia convirtiéndose en el nodo regional

En la actualidad y el panorama si bien aún contempla situaciones conflictivas, hechos violentos y “degradación social”, también comienza a ceder protagonismo a la movilización y capacidad organizativa de la sociedad, que encuentra respuesta en programas, políticas y proyectos Estatales, de los que se destacan los COMPOS, y de actores privados que también son vistos como elementos característicos de las dinámicas sociales de la región. Entre estas iniciativas se destacan los procesos de desmovilización y atención a la población en situación de desplazamiento.

La llegada de instituciones como la Universidad de Antioquia, el SENA, la Universidad Remington, y el Censa hacen que se vea al municipio de Caucasia como un referente de la educación y del acceso a la formación técnica, tecnológica y profesional, dando otro matiz a las intenciones y formas de comportamiento y vida de las personas migrantes que ahora bajo una mirada más positiva permite que los lugareños perciban la multiculturalidad como pilar de su identidad.

El transporte público es transformado completamente con la aparición del moto-taxismo. Llegan grandes empresas y almacenes de cadena, se fortalece la presencia del sector de la banca.

Acciones estatales como la erradicación de cultivos en la región y zonas aledañas genera un desplazamiento a gran escala y en ocasiones las lógicas desatadas por la política de seguridad democrática y la negación del conflicto han endurecido un clima de intolerancia, una alta tasa de homicidios y de reclutamiento forzado.

Dentro de las políticas públicas aplicadas se fortalece entonces la gestión de los planes de desarrollo locales del lado del fortalecimiento de la organización y participación ciudadana. Estos ritmos paradójicos de las formas sociales atraen a la región la mirada de actores de cooperación internacional y especial énfasis en poblaciones afectadas por temas de salud pública como las madres adolescentes, los embarazos no deseados y el SIDA.

Actualmente en consecuencia de oportunidades de inclusion, el bajo cauca antioqueño gesta desde sus hijos, grupos juveniles, culturales, y deportivos que mejoran la calidad de vida en esta region golpeada y fracturada, brindando alternativamente educación para vivir, tal es el caso del laboratorio de emprendimiento y liderazgo juvenil, (@JovenEmprende1) quien adelanta espacios de socialización de temas juveniles en todo el territorio regional y gestiona ante entidades de educación superior presencia en la zona que dia a dia exporta a nuestro talento humano hacia otras regiones, abogando por políticas de inclusion, el bajo cauca antioqueño surge como el ave fénix.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]