Partido Comunista Colombiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Comunista Colombiano
Secretario/a general Jaime Caycedo
Fundación 17 de julio de 1930 (84 años)
Ideología política Comunismo, Marxismo-Leninismo, Bolivarianismo
Posición en el espectro Izquierda revolucionaria
Sede Bogotá, Colombia
Organización juvenil Juventud Comunista Colombiana
Afiliación internacional Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO)
Sitio web www.pacocol.org

El Partido Comunista Colombiano es un partido político marxista-leninista de Colombia, fundado el 17 de julio de 1930 como sección de la Internacional Comunista. Su inicial denominación fue Partido Comunista de Colombia, que cambió en 1979.

El PCC es heredero de las luchas sociales que obreros y campesinos habían iniciado desde 1919 con la fundación del otrora Partido Socialista, y el posterior e inexistente en la actualidad Partido Socialista Revolucionario de María Cano, Tomás Uribe Márquez e Ignacio Torres Giraldo.

El PCC se define como un partido obrero y campesino y de todo el pueblo colombiano, y se guía por el marxismo-leninismo y el pensamiento bolivariano y latinoamericanista. Durante su existencia ha sido uno de los más importantes actores de la izquierda colombiana, y actualmente hace parte de la Marcha Patriótica (movimiento político).

Historia[editar]

El Partido Comunista de Colombia se fundó a partir de la convergencia de grupos intelectuales cercanos a la Revolución de Octubre y de la mayor parte de los militantes obreros del antiguo Partido Socialista Revolucionario de la década del 20. La falta de una línea unificada en el PSR (había un sector putchista y otro abiertamente liberal) llevó a que el ala más radical (donde figuraban los gremios de artesanos, las federaciones de obreros portuarios y del transporte, y las nacientes ligas agrarias e indígenas) aceptara las 21 condiciones de ingreso a la Internacional Comunista.

El proceso de construcción del PCC se vio marcado por el paso de destacados obreros comunistas al Partido Liberal Colombiano, (incluyendo su primer secretario general, Guillermo Hernández Rodríguez). Para 1934 el PCC se presenta a elecciones presidenciales con Eutiquio Timoté como candidato. El triunfo del liberal progresista Alfonso López Pumarejo y de su programa de “Revolución en marcha” se ve acompañado del crecimiento de los ataques de sectores radicales del conservatismo a las reformas. El PCC orienta entonces la conformación de un "Frente Popular Antifascista" junto con los obreros liberales, agremiados todos en la joven Central de Trabajadores de Colombia, CTC.

En el III Congreso del PCC en 1938, es nombrado secretario general el líder portuario Augusto Durán quien, afín al browderismo, orienta el cambio de nombre del partido a 'Partido Socialista Democrático'. El PSD se caracterizará por una línea política reformista acompañada por una manifiesta oposición al ingreso de intelectuales al Partido. Se vuelven entonces públicas las contradicciones entre Durán y Gilberto Vieira White. El enfrentamiento lleva al famoso V Congreso (1947), conocido también como Congreso de Bucaramanga o Congreso de la Reconstrucción Leninista. En éste es nombrado secretario general Gilberto Vieira White y recuperado el nombre de Partido Comunista de Colombia, al tiempo que caen rechazadas por las mayorías del Congreso las tesis del browderismo. El grupo de Durán (en el que se encuentran dirigentes obreros como Joaquín Moreno Díaz y Luis Morantes “Jacobo Arenas”) se desvincula del PCC y funda un fugaz Partido Comunista Obrero de Colombia. Esta ruptura disminuirá la influencia del PCC en la CTC y en el movimiento obrero en general, llevando al fortalecimiento del trabajo agrario en zonas de colonización campesina (Sumapaz, Viotá, Chaparral, Natagaima, Villarrica (Tolima))

El V Congreso lleva al PCC a corregir la caracterización fascista que le atribuía el PSD al movimiento gaitanista (que le había llevado a apoyar a Gabriel Turbay, y no a Jorge Eliécer Gaitán, en las elecciones presidenciales del 1946). A partir de este momento, los comunistas orientarán un trabajo unitario con los gaitanistas, como lo demuestran las acciones conjuntas que se llevaron a cabo en los levantamientos de masas originados por el asesinato de Gaitán en 1948, especialmente en Bogotá y Barrancabermeja (el famoso “soviet de Barranca”).

En la época de “La Violencia” (1948 - 1953) los grupos paramilitares del conservatismo inician una persecución contra los campesinos liberales y comunistas. El PCC orienta la conformación de “autodefensas de masas” en las zonas comunistas de Sumapaz, el Tolima y el Cauca. De Chaparral a Rioblanco parte la comunista Columna Móvil Luís Carlos Prestes (comandada por Isauro Yosa, “Mayor Líster”), que converge en Rioblanco con las guerrillas liberales de los Loayza y los Marín (entre ellos Pedro Antonio Marín). Ante la amnistía del gobierno de Rojas Pinilla (que ilegalizó al PCC) para las guerrillas en 1953, los comunistas deciden no entregarse y replegarse manteniéndose vigilantes, orientación también seguida por líderes campesinos liberales como Pedro Antonio Marín y Jacobo Prías Alape “Charro Negro”. Guerrilleros liberales amnistiados inician el señalamiento contra el campesinado comunista, ante lo cual deben reactivarse las “autodefensas de masas”. Para 1955 el gobierno lanza sucesivos operativos militares contra Villarrica tolima, municipio considerado de amplia influencia comunista, generando la reactivación de las guerrillas móviles.

Para 1961 se realiza en la clandestinidad el IX Congreso del PCC donde comienza a esbozarse la famosa tesis de la “combinación de todas las formas de lucha ” como vía estratégica para la liberación nacional. El endurecimiento de la represión oficial contra los grupos campesinos del Sur del Tolima, lleva a que el Partido destaque cuadros políticos para la región. Los más destacados son Luis Morantes “Jacobo Arenas”, miembro del Comité Central del PCC; y Hernando González Acosta, del Comité Central de la Juventud Comunista. En mayo de 1964 inicia la Operación Marquetalia, en al que cerca de 16.000 efectivos del Ejército cercan al movimiento campesino del sur del Tolima en la llamada “república independiente” de Marquetalia. Los campesinos, comandados por Pedro Antonio Marín (que ya había tomado el nombre de combate de “Manuel Marulanda Vélez”, en memoria de un líder sindical, de zapateros de manizales) y por “Charro Negro”, logran romper el cerco y realizan la II Conferencia del Frente Guerrillero Sur donde declaran fundada a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El XXVI Pleno del Comité Central de 1964 expulsa importante cuadros del Partido como Pedro Vásquez Rendón y Francisco Garnica por su adscripción maoísta. El conflicto chino-soviético llevará a que importantes sectores de la militancia se desvinculen y funden el Partido Comunista de Colombia – Marxista Leninista pro-Chino en 1965. En 1966 y en la clandestinidad que imponía el Frente Nacional, se lleva a cabo en Viotá ( Cundinamarca) el X Congreso del PCC. En este Congreso es expone finalmente la tesis de la combinación de todas las formas de lucha, que sostenía que en Colombia la vía revolucionaria pasaba por la combinación de toda una gama de luchas de masas que iban desde las reivindicaciones cívicas (como el acceso al deporte y la cultura) hasta la lucha armada, pasando por la participación en elecciones. De esta manera el PCC destacó varios cuadros de la Juventud Comunista al movimiento armado (Jaime Bateman Cayón, Carlos Pizarro Leongómez, Iván Marino Ospina, Álvaro Fayad) y participó al tiempo en las elecciones estableciendo una alianza táctica con el Movimiento Revolucionario Liberal, bajo cuya lista se presentaban los candidatos comunistas.

En la década de 1970, el Partido Comunista participó activamente en la conformación de la Unión Nacional de Oposición, junto al Movimiento Amplio Colombiano, MAC, (escisión de la Anapo) y el maoísta Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario, MOIR. En las listas de la UNO los comunistas lograron una presencia nacional logrando participar en numerosos concejos y asambleas, especialmente en Bogotá, Viotá, Sumapaz, Cabrera, Cimitarra y el sur del Tolima. El PCC orientaba la Central Sindical de los Trabajadores de Colombia (CSTC), filial colombiana de la Federación Sindical Mundial, y logró ser la vanguardia del movimiento por el acceso a la vivienda en Colombia a través de la Central Nacional Provivienda (CENAPROV); bajo la influencia de CENAPROV surgieron numerosos barrios populares en todas las ciudades del país (Salvador Allende, Nuevo Chile y Policarpa Salavarrieta en Bogotá; Ciudadela Cuba y Leningrado en Pereira; Julio Rincón y El Rodeo en Cali; María Cano e Ignacio Torres Giraldo en Palmira; La Libertad en Neiva; Manuela Beltran en Bucaramanga etc.). Las divergencias con el MOIR terminaron disolviendo la UNO para finales de la década, ante lo cual el Partido lanzó el Frente Democrático, como frente de unidad de la izquierda en torno a la candidatura presidencial del socialista liberal Gerardo Molina, sin lograr mayores éxitos.

Para 1980, el XIII Congreso del PCC proclama la posibilidad de una verdadera apertura democrática contra el proceso de lo que llamaban "fascistización" que conllevaba el gobierno de Julio César Turbay Ayala.[cita requerida] Por tanto en la línea política de los comunistas debían ser prioritarias las acciones de masas y específicamente las luchas sindicales, agrarias, estudiantiles y electorales. Esta postura, acompañada de las conclusiones de la VII Conferencia de las FARC (que cambiaban este nombre por el de FARC – Ejército del Pueblo, al considerar que las condiciones del país daban para un nuevo estadio de la lucha armada, ahora con tintes insurreccionales), lleva a divergencias programáticas entre el PCC y el movimiento guerrillero que serán confirmadas por el XVI Congreso Extraordinario del Partido en 1991 (donde se concluye que el papel principal del PCC frente al conflicto armado es la lucha por la solución política negociada entre las partes) y por el VIII Conferencia de las FARC-EP en 1993 (donde orientan la creación de todo un cuerpo de milicias urbanas y de trabajo clandestino, y se desvinculan de toda opción electoral).

En 1985 el PCC integró la desaparecida Unión Patriótica, movimiento político amplio y democrático al que pertenecían también las FARC-EP (en proceso de paz con el gobierno de Belisario Betancur), y distintos grupos políticos de izquierda. La UP era un frente electoral amplio orientado a la conquista de una serie de reformas mínimas para la apertura democrática (reforma agraria, reforma urbana, democratización de las fuerzas militares, fin de la doctrina de seguridad nacional, respeto a los derechos humanos). Contra la UP se desarrolló una operación de exterminio por parte de grupos narcotraficantes y paramilitares, así como por organismos de seguridad del estado colombiano como el DAS y el F-2. Para el PCC esto representó un saldo de cerca de 3.000 militantes asesinados (entre ellos los candidatos presidenciales Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa; el ex-secretario de la Juventud Comunista Colombiana José Antequera; y dirigentes como Teófilo Forero y Manuel Cepeda Vargas).

Para 1986, la central obrera comunista (CSTC), la liberal Unión de Trabajadores de Colombia (UTC) y el llamado sindicalismo independiente, forman la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, donde los comunistas mantenían alta influencia.

La caída del “socialismo real” y el genocidio contra la UP (que representó la práctica eliminación física de los regionales comunistas de Urabá, Sucre, Cesar, Guaviare y Meta), sume al PCC en una aguda crisis representada por el marcado descenso de la militancia y la pérdida de la anterior influencia sindical y de masas. El XVI Congreso Extraordinario de 1991 cambia el nombre de la organización por el de Partido Comunista Colombiano a petición de Gilberto Vieira White, quien a su vez abandona la secretaría general que es asumida por Álvaro Vásquez del Real; al tiempo, el XVI Congreso hace visible la crisis orgánica del Partido ante la salida de importantes cuadros de la organización hacia la socialdemocracia y el liberalismo y la pérdida de casi toda la militancia de la Juventud Comunista. En 1993 se perpetra el crimen del secretario nacional de organización, Miller Chacón, y al año siguiente es asesinado el por ese entonces secretario general, Manuel Cepeda Vargas, último senador de la UP. Con la pérdida de la curul del concejal comunista de Bogotá, Mario Upegui, en 1998, la UP pierde la personería jurídica y prácticamente deja de existir.

Actualidad[editar]

El Partido Comunista Colombiano fue integrante fundador del Frente Social y Político que más tarde hizo parte de la coalición Alternativa Democrática que se disolvió, dando paso a la participción como tendencia en el Polo Democrático Alternativo. Las políticas unitarias del PCC vienen dictadas por las conclusiones de su XIX Congreso "Unidad por un gobierno democrático", realizado en 2005. Su más reciente Congreso, el XXI, celebrado en julio de 2012, reafirmó su vocación unitaria (bajo la consigna "¡Juntemos las Rebeldías!"), manteniéndose en el PDA, a la vez que participa y acompaña al nuevo movimiento político y social 'Marcha Patriótica', surgido al calor de la celebración y conmemoración de los 200 años de la declaración de Independencia. De igual manera, en este último Congreso se actualizó la línea política y se reformaron los estatutos y el programa del Partido.

El Partido Comunista edita el semanario Voz, el periódico de izquierda más antiguo del país, fundado en 1957, que es dirigido por Carlos Lozano Guillén, de la misma forma el PCC se encarga de la publicación de teoría marxista Taller. El actual secretario general del PCC es el intelectual Jaime Caycedo Turriago. En el actual Congreso de Colombia participan dos militantes del PCC: Gloria Inés Ramírez en el Senado, y Hernando Hernández Tapasco en la Cámara por la circunscripción indígena.

En el 2012 el PCC fue expulsado del Polo Democrático Alternativo ya que este argumentaba que el PCC hacía doble militancia, por ser partícipes del movimiento social y político Marcha Patriótica, el PCC decidió en su XXI congreso fortalecer el movimientos social y político Marcha Patriótica como apuesta en busca de la paz,la soberanía y la segunda y definitiva independencia, tras su expulsión del PDA, partidos cercanos los cuales también hacían parte de la coalición PDA se retiran de esta colectividad, tras la arbitrariedad de las directivas del POLO, encabezadas por la socialdemocracia y el MOIR.

En el 2013 se recupera la personería jurídica del unión patrioticaUP de pues que se la habían quitado impunemente y como una parte de la supuestas dignificación por el genocidio que este partido sufrió en los años 80, en el se hace el V congreso de la UP que se realizo el en noviembre del año 2013, en el cual el PCC y otros movimientos sociales y políticos se encargaran de reconstruir la UP y la unión de jóvenes patriotita UJP en todo el país.

Militantes[editar]

Entre los militantes históricos del PCC se encuentran: los poetas Luis Vidales secretario del partido 1932-1934 y Luis Tejada; Ignacio Torres Giraldo organizador sindical y secretario del partido entre 1934 a 1938, Gilberto Vieira White, secretario general de 1947-1991; el artista Pedro Nel Gomez;Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, candidatos presidenciales asesinados; Eutiquio Timoté, dirigente indígena y candidato presidencial; dirigentes agrarios como Manuel Marulanda Vélez, Tirso Vélez quien fuera asesinado en San José de Cúcuta por fuerzas paraestatales cuando se aprestaba a participar en las elecciones a la Gobernación de Norte de Santander, y Orlando Higuita; comandantes guerrilleros como Jacobo Arenas; intelectuales como Alfonso Conde Cotes, Álvaro Vásquez de Real y Jaime Caycedo; periodistas comunistas como Manuel Cepeda Vargas, Yira Castro, Edgar Caicedo y Hernando Hurtado; dirigentes populares como Julio Rincón, Leonardo Posada, Joaquín Moreno Díaz, Henry Millán González, Israel Ortigoza, Mario Upegui y Miller Chacón; alcaldes comunistas como Julio Cañón , María Mercedes Méndez y la primera alcaldesa por voto popular de la Montañita Caquetá Ana Carlina Bohorquez Triana ; dirigentes obreros como Miguel Ángel Díaz, Pastor Pérez, Teófilo Forero, Henry Cuenca; dirigentes del Movimiento LGBT como León Zuleta; y líderes juveniles como Hernando González Acosta, José Antequera, Jesús García, Pablo Caicedo, Jesús Santrich y Norma Patricia Galeano.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]