Semanario Voz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Semanario Voz
«La Verdad Del Pueblo»
«50 años rompiendo el silencio»
Tipo Semanal
País Bandera de Colombia Colombia
Sede Bogotá
Ámbito de distribución Nacional
Fundación 20 de julio de 1957
Fundador Manuel Cepeda Vargas
Género Noticioso, Opinión
Ideología política marxista (izquierda)
Idioma Español
Precio $2.000 (US$1.13)
Tirada 20.000 ejemplares todos los miércoles.
Circulación Nacional
Director Carlos Lozano Guillén
Consejo editorial Álvaro Vásquez, Nelson Fajardo, José Ramón Llanos, Arles Herrera, Alberto Acevedo y Juan Carlos Hurtado .
Sitio web [1]
[editar datos en Wikidata ]

El Semanario Voz es un periódico colombiano ideológicamente de izquierda dirigido desde 1994 por Carlos Lozano Guillén. El periódico fue fundado el 20 de julio de 1957 por el Partido Comunista Colombiano que en aquel entonces era una organización política declarada ilegal por la dictadura del general Gustavo Rojas Pinilla.

Historia[editar]

Fundado en 1957, el periódico circuló bajo el nombre de Voz de la Democracia y era dirigido por Manuel Cepeda Vargas. En 1964 el periódico fue cerrado por orden del presidente conservador Guillermo León Valencia y fue reabierto meses después bajo el nombre de Voz Proletaria, años más tarde cambiaría nuevamente su nombre a Voz.

En 1994 Cepeda Vargas deja el cargo de director a Carlos Lozano para él ocupar una curul en el Congreso de la República en representación de la Unión Patriótica, tiempo después Cepeda Vargas sería asesinado.

El periódico y quienes trabajan en él han sido víctimas de persecución por grupos radicales de extrema derecha, han sobrevivido a dos atentados con explosivos en sus instalaciones en Bogotá y dos de sus periodistas han sido asesinados y varios de ellos amenazados, también han tenido que superar múltiples dificultades económicas. Su director fue investigado y absuelto[1] por rebelión debido a supuestos correos encontrados en los computadores de Raúl Reyes, Lozano ha dicho que las comunicaciones que adelantaba con las FARC eran de completo conocimiento del gobierno y su comisionado de paz Luis Carlos Restrepo y que dichas comunicaciones consistían en gestiones de paz que ha adelantado tanto para ese como para otros gobiernos y que siempre han tenido el consentimiento oficial.[2]

Referencias[editar]

  • Artículo en el diario El Tiempo del 17 de agosto de 2007.

Enlaces externos[editar]