Tánger

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tanger»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Tánger

طنجة
Ciudad de Marruecos
Ciudad de Tánger.  Tánger
Ciudad de Tánger.
Tánger
Tánger
Bandera de Tánger طنجة
Bandera

Escudo de Tánger  طنجة
Escudo

Coordenadas: 35°47′05″N 5°48′45″O / 35.784722222222, -5.8125Coordenadas: 35°47′05″N 5°48′45″O / 35.784722222222, -5.8125
Idioma oficial árabe (oficial)
Entidad Ciudad
 • País Bandera de Marruecos Marruecos
Superficie  
 • Total 302 5 km²
Altitud  
 • Media 80 msnm
Población (2008)  
 • Total c, 700,000 hab.
 • Densidad 3356,82 hab/km²
Gentilicio tangerino, na, tingitano, na
Código postal 90000
[Editar datos en Wikidata]
Tánger.

Tánger (Tanja طنچة en bereber y árabe) es una ciudad situada en la zona oeste del Rif en el estrecho de Gibraltar. Es la capital de la región Tánger-Tetuán, en Marruecos, que ocupó la ciudad en 1960.

Con una superficie de 253,5 km², la ciudad limita al norte con el estrecho de Gibraltar, al este y sur con la provincia de Tetuán y al oeste con el océano Atlántico.

Historia[editar]

De la leyenda a la época romana[editar]

Según la tradición mitológica grecorromana, recogida por Plutarco (Sert., 9.7), Tingé era la esposa del gigante Anteo, rey líbico hijo de Poseidón y Gea, que fue vencido y muerto por Herakles, y la ciudad sería fundación de Yassinde Doudou el Lixuriense compañero de armas de el gran Oussy el numidio, enterrado cerca de ella. La leyenda pasó a la mitología bereber, según la cual Tánger fue construida por un hijo de Tingis llamado Syfax o Sufax, siendo Tingis la esposa del héroe bereber Anteo. De hecho, aún hoy, se puede visitar a 14 km al O. de Tánger la llamada "gruta de Hércules", una de las mayores atracciones turísticas regionales, donde se cuenta que Hércules durmió antes de la tarea de cobrar las manzanas del Jardín de las Hespérides. Por su parte, Pomponio Mela, posiblemente nativo de ella, añade (en Chorogr., 1.26) que en la ciudad se conservaba el enorme escudo de Anteo, de piel de elefante, que los habitantes veneraban mucho.[1]

Según lo documentado realmente, conserva indicios de ocupación prehistórica, y se constatan más tarde en ella algunos restos de presencia fenicia, posiblemente debidos a su excelente puerto. La ciudad misma es mencionada ya en el siglo VI a.C. por los navegantes jonios (según Hecateo de Mileto) como Thigge (pron. Thinge). Desde el siglo IV a.C. aparece como factoría comercial cartaginesa, acuñando moneda con la leyenda púnica TNG’. Es citada en dos fuentes helenísticas (Pseudo-Escílax, 112 y Periplo de Hannón, 2) como Thymiateria y Thymiaterion, una corrupción de los cuales puede ser el "Tingentera" que aparece en los manuscritos del citado geógrafo Pomponio Mela (Chorogr. 2, 5, 96) como su ciudad natal, aludiendo a una migración norteafricana en época púnica hacia la zona ibérica del mismo estrecho (probablemente la muy cercana Tarifa, o bien Algeciras).[2] El nombre de Tingi[3] (Tiggin, pron. "Tingin" en griego, en Estrab. 3.1.8) se estabiliza en época romana.

Hacia los años 40 a.C. es municipium romano (Cass. Dio XLVIII 45.3[2]). Según atestigua Tácito (Ann. suppl. IX, 29), durante el reinado de Calígula la antigua provincia de Mauretania es dividida en dos, Mauretania Caesariensis y Mauretania Tingitana, ambas imperiales y gobernadas por un procurador del orden ecuestre, pasando Tingi a ser capital de la segunda, a la que dio nombre. Poco después, de acuerdo con este nuevo papel, el emperador Claudio la eleva a colonia romana, con el probable nombre de Colonia Claudia Caesarea Tingi (cf. Ptol. IV, 1).[4] Varias ciudades de la Tingitana dependían administrativamente de la Bética, entre ellas Tingi. La ciudad suministraba especialmente a Roma pescado de conserva y púrpura.

Según la tradición, en el siglo III d.C. arraigó en ella el cristianismo, teniendo allí lugar el martirio de san Marcelo el 28-7-298. Durante el periodo tetrárquico, tras las reformas de Diocleciano en 296 d.C., toda la Mauretania Tingitana pasó a formar parte de la Diocesis Hispaniarum y por tanto a depender, como éstas, de la Prefectura de las Galias[3].

Dominios vándalo, bizantino y árabe[editar]

Tingi fue conquistada por los Vándalos de Genserico en el 429 d.C. Un siglo después, entre 534 y 682, forma parte del Imperio bizantino, hasta que Muza, con el apoyo de las tribus de Gomara, la pone bajo dominio árabe, e inicia desde allí la conquista de la península Ibérica.

Edad Media[editar]

El califa andalusí Abderramán III (912961) tuvo entre los territorios y ciudades bajo su dominio a Tánger, Céuta y Melilla. Siguiendo así las cosas durante el reinado de su nieto, el califa Hisham II, con Almanzor, y el hijo de éste, Abd al-Malik (9271009) los cordobeses tienen el dominio sobre el norte del actual Marruecos y el Magreb central, situación que seguirá durante el reinado de Hisham III.[5]

Tánger perteneció a la taifa de Málaga desde 1026, poco antes de que la junta de visires declarase en 1031 la disolución del Califato de Córdoba. Por esta época el historiador andalusí al-Bakrí la llama Ţanŷa al-Bayḑā’, «Tánger la Blanca».

En 1148 Tánger es ocupada por las fuerzas del califa almohade Abd al-Mumin y en 1196 por Abu Yaqub Yusuf al-Mansur.[6]

Durante el siglo XIII, el comienzo de la era de los Benimerines, la plaza de Tánger conocerá algunos años de independencia con el emir al-Hamdani. A su muerte, a manos de sus propios súbditos, le sucedió su hijo. Por aquellos años y ya bajo el reinado de Yaqub ben Abdelhalak, Tánger sufrió un tremendo asedio por tierra y por mar.

El explorador, escritor y geógrafo Ibn Battuta nace en Tánger en 1283. Siendo contemporáneo de Marco Polo, su imagen y su fama no fue nunca ensombrecida por éste. Viajero impenitente, dedicó su vida al estudio de la geografía.

En 1359 la ciudad es conquistada por Abu Salem, hermano de Abu Inam, que viniendo de la España conquistada ocupa el trono.

Emirato de Tánger 1421–1471[7]

Dominio portugués[editar]

En 1437 fracasa una expedición de Enrique el Navegante; Tánger es defendida por Salah ben Salah, señor de Tánger y Arcila. En 1464, bajo el reinado de Alfonso V de Portugal, la flota portuguesa al mando de Luiz Méndez de Vasconcellos intenta nuevamente la conquista.

Finalmente, el 28 de agosto de 1471, la ciudad es ocupada por las tropas de Alfonso V y don Juan, hijo del Duque de Braganza, quedando bajo el dominio de Portugal y España hasta 1661.[8]

Dominio británico[editar]

Con el fin de asegurar su alianza con Inglaterra, los portugueses negociaron la boda de la infanta Catalina de Braganza, hija de la reina madre Luisa de Braganza, con el rey Carlos II de Inglaterra, pasando Tánger a ser parte de la dote que aportó la infanta al casamiento (1661). El rey Carlos II declaraba en el Parlamento: «La adquisición de Tánger debe ser contemplada como una joya de incalculable valor para la corona británica».

Dominio de Marruecos[editar]

En 1679 el sultán Ismaíl de Marruecos intenta infructuosamente ocupar la ciudad, para ello pide la ayuda de las cábilas del Rif central "Jaysh d'Ahl al-Rif", de esta manera mantiene un largo bloqueo que finalmente lleva a la retirada británica el 6 de febrero de 1684. Antes de retirarse, los ingleses destruyen la ciudad y su puerto. El sultán realiza obras de reconstrucción, pero a pesar de ello la ciudad inicia un lento declive, hasta que a principios del siglo XIX la población no superaba los 5.000 habitantes.

Antigua embajada norteamericana.

En 1786 se convierte en la capital diplomática del reino de Marruecos, instalándose en ella los diplomáticos extranjeros, el consulado de España, y la primera delegación en el exterior de los EE. UU. (1797).

Siglo XIX[editar]

En 1818 una epidemia de peste redujo en un 20% la población, repitiéndose el flagelo en 1825.

En 1821 la embajada norteamericana en Tánger pasa a ser la primera propiedad extranjera adquirida por el gobierno de Estados Unidos, obsequio del sultán Sulaymán; fue bombardeada por los franceses en 1844.

En 1849 tropas italianas comandadas por Garibaldi se instalan en la ciudad por un corto período.

Siglo XX[editar]

La ubicación geográfica de Tánger la convierte a fines del siglo XIX y comienzos del XX en un centro para la diplomacia europea y para la actividad comercial de Marruecos. En 1905 el káiser alemán Guillermo II se pronuncia en Tánger por la continuidad de la independencia marroquí, desatando una crisis internacional.

El 24 de junio de 1925, Bélgica, España, Estados Unidos, Francia, Países Bajos, Portugal, el Reino Unido y la U.R.S.S. firmaron un acuerdo (Conferencia de Algeciras), por el que se establecía el condominio de estos países en lo que pasará a ser conocido como Zona Internacional de Tánger. Poco después (1928) se incorporaría también Italia. Desde el 14 de junio de 1940 (día de la entrada de las tropas del Tercer Reich en París), hasta 1945, fue ocupada por tropas españolas enviadas por Francisco Franco. Esta situación de hecho no fue aceptada como de derecho por ningún país, con la sola excepción del Tercer Reich, que envió un cónsul. Con el avance del ejército aliado el ejército español se retira y declara Tánger ciudad abierta, volviendo a ser un condominio.

Con la independencia de Marruecos, el 20 de octubre de 1956, se inicia un proceso político de desmantelamiento del gobierno internacional sobre la ciudad. El 18 de abril de 1960, tropas marroquíes entran en la ciudad y la incorporan a Marruecos.

En 1961 se edifica la Catedral de Tánger, simbolizando la presencia de España y de la misión franciscana en Marruecos.

Cultura[editar]

Campesina del Rif.

Enclave multicultural de comunidades musulmanas, judías y cristianas, Tánger ha atraído la atención de artistas como Paul Bowles, William Burroughs, Jack Kerouac, Tennessee Williams, Eduardo Haro, Brion Gysin y los Rolling Stones, todos los cuales vivieron o visitaron la ciudad.

Después de Delacroix, Tánger se convirtió en una parada obligada para los artistas que buscaban los colores y la luz que aquel mostró. Como por ejemplo Mariano Fortuny, autor, entre otras obras, de Zoco de Tánger que se conserva en la Hispanic Society of America de Nueva York, o Henri Matisse que residió varias temporadas en Tánger, siempre hospedándose en el hotel Villa de France. Todavía puede visitarse la habitación desde cuya ventana pintó su famoso paisaje, recordando su frase «encontré los paisajes de Marruecos exactamente como los describen las pinturas de Delacroix». El artista californiano Richard Diebenkorn fue directamente influenciado por los cautivadores colores y patrones rítmicos de las pinturas marroquíes de Matisse.

A finales del siglo XIX llega a Tánger el misionero franciscano Padre Lerchundi. Conocido arabista que revolucionará, con su gramática de lengua árabe dialectal marroquí, el modo de comprender el status de la lengua local. En esa época se crea así mismo, el que fuera teatro más grande de África[9]

La ciudad ha conocido también el éxito de autores nativos, como Mohammed Chukri, considerado uno de los escritores del norte de África más controvertidos y leídos. Paul Bowles colaboró estrechamente con Choukri en las traducciones, y escribió la introducción a su novela autobiográfica «Al-jubs Al-hafi», "pan solo". En la traducción inglesa publicada originalmente llevó por título For Bread Alone,[10] y que fue descrita descrita por Tennessee Williams como «un verdadero testimonio de la desesperación humana, destrozada por su impacto».

En las décadas de 1940 y 1950, mientras la ciudad era una zona internacional, sirvió como refugio para artistas, zona de juerga para millonarios excéntricos, lugar de encuentro para agentes secretos y todo tipo de timadores, una Meca para especuladores y estafadores, un El Dorado para los amantes de la buena vida. Las familias Bakkali, Morodo, Sebahi o Sbaai son alguna de las familias más populares y ricas de la ciudad.

Economía[editar]

Una de las puertas de entrada a la medina.

Tánger es el segundo centro industrial de Marruecos después de Casablanca. Los sectores están diversificados e incluyen industria textil, química, mecánica, metalúrgica y naval. La ciudad cuenta con cuatro parques industriales, dos de los cuales cuentan con el estatus de zona franca.

La economía se basa fuertemente en el turismo. Los hoteles y alojamientos cercanos a las playas han crecido notablemente a través de inversiones extranjeras. Las compañías constructoras y de bienes raíces han mejorado en gran escala la infraestructura turística. La bahía que delimita el centro de la ciudad se extiende por más de 7 km de costa.

Para el 2008 se prevé la terminación de grandes proyectos como el segundo puerto mediterráneo y sus parques industriales; un sitio de 45.000 plazas, comercios e instalaciones turísticas.

La agricultura regional es principalmente cerealera. La infraestructura urbana comprende un puerto marítimo de cargas y pasajeros, una marina, y un puerto pesquero.

El ferrocarril conecta a la ciudad con Rabat, Casablanca y Marrakech en el sur, y con Fez y Oujda en el norte.

La autopista Rabat-Tanger está disponible desde el verano de 2005, y conecta Tánger con Fez vía Rabat (250 km), y con Settat vía Casablanca (330 km).

El aeropuerto internacional Ibn Battuta se encuentra 15 km al sudoeste de la ciudad.

El mercado artesanal en la ciudad vieja se especializa en cuero, manufacturas de madera y plata además de calzado y vestimenta tradicional marroquí.

La ciudad ha sido centro del éxodo rural e la región, con una población cuadruplicada en las últimas dos décadas. Este fenómeno ha provocado la existencia de distritos periféricos habitados mayoritariamente por la primera y la segunda generación de emigrados rurales, de muy bajo nivel económico y cultural. En estos barrios se observa un importante déficit de infraestructura urbana básica.

Educación[editar]

Tánger ofrece cinco diferentes tipos de sistemas educativos: el marroquí, el británico, el español, el francés y el norteamericano. Cada uno de estos sistemas tiene cursos desde preescolar hasta el 12º año (bachillerato o high school diploma).

Escuelas primarias[editar]

Hay más de una docena de establecimientos distribuidos por la ciudad.

Escuelas primarias internacionales[editar]

  • Colegio español Ramón y Cajal
  • Colegio francés Adrien Berchet
  • American School of Tangier

Escuelas secundarias internacionales[editar]

Universidad[editar]

Varias instituciones académicas superiores se ubican dentro y fuera de la ciudad, como el Institut Superieur Internationale de Tourisme (ISIT) que ofrece carreras de grado desde administración de empresas hasta hostelería. El instituto está entre las más prestigiosas escuelas de turismo del país. La École Nationale de Commerce et de Gestion (ENCG) es una de las más grandes de Marruecos en la especialidad. De hecho, esta institución forma parte de la Universidad Abdelmalek Essaâdi, que a su vez alberga la facultad polidisciplinaria (Formación Profesional) y la de Ciencias Jurídicas, Sociales y Empresariales. También encontramos la Escuela Nacional de Ciencias Aplicadas, la Facultad de Ciencias y Tecnologías y la Escuela Superior Fahd de traducción, todas con sede en Tánger.

La Facultad de Ciencias y la de Filología y Humanidades están sin embargo en el campus de Tetuán (ciudad colindante).

Lugares de interés[editar]

Tánger es también una ciudad turística. A ella llegan turistas desde todas partes de Europa, especialmente desde Francia y España. Como lugares de interés no debemos perdernos su Medina, La Gran Mezquita y el Museo Dar El Mandoub; en sus alrededores podremos ver lugares de sumo interés como Las Grutas y Cabo Espartel.

Miscelánea[editar]

Imagen satelital de la NASA.

Ciudad de espías[editar]

Tánger ganó fama de plaza franca para las actividades internacionales de espionaje. Su posición durante la Guerra fría y otros periodos conflictivos de los siglos XIX y XX es legendaria. Adquirió reputación de centro de espionaje y contrabando y atrajo capitales extranjeros gracias a su neutralidad política y libertad comercial en la época de administración internacional.

La ciudad ha tenido protagonismo en varias obras de literatura y películas, especialmente en obras de ficción y espionaje.

Personalidades nativas de Tánger[editar]

Tánger en las canciones[editar]

  • Sarah BrightmanMysterious Days (en una estrofa menciona "Springtime In Tangier Sky is getting Wider"). En esta canción colabora la ya fallecida Ofra Haza.
  • En la canción "Hafa café" de Luis Eduardo Aute, se hace referencia a esta ciudad.
  • Bob DylanIf You See Her Say Hello (en la primera estrofa la menciona: "If you see her, say hello, she might be in Tangier"). La canción aparece en el disco Blood on the Tracks de 1975.

Tánger en la literatura[editar]

  • Jour de silence à Tanger, de Tahar Ben Jelloun.
  • Naked Lunch, de William S. Burroughs.
  • Le pain nu, de Mohamed Choukri.
  • Rosa Mystica, de Carlos Varo.
  • Interzone, de Burroughs – visión ficticia de Tánger.
  • The Loom of Youth, de Alec Waugh – una novela autobiográfica semi controversial.
  • Two Tickets to Tangier, por Francis Van Wyck Mason, novelista e historiador norteamericano.
  • Modesty Blaise – ficción cómica.
  • Carpenter's World Travels: From Tangier to Tripoli – guía turística por Frank G. Carpenter (1927).
  • Let It Come Down, de Paul Bowles (1952) – novela ambientada en los tiempos de la Ciudad Internacional.
  • La vida perra de Juanita Narboni, de Ángel Vázquez. Barcelona, Planeta, 1976. Bcn, Seix Barral, 1982.
  • Viajes por Marruecos, de Domingo Badía y Leblich, también conocido como "Alí Bey", viajero y espía nacido en Barcelona. Describe Tánger a principios del s. XIX.
  • El Jardín (Al Bustán), de Sonia García Soubriet. Ed. 451 Editores.
  • El Alquimista, de Paulo Coelho
  • El ciego de Sevilla, de Robert Wilson (RBA Editores)
  • El año que viene en Tánger, novela de Ramón Buenaventura, Editorial Debate, 1998.
  • Historia de Tánger, de Leopoldo Ceballos. Ed. Almuzara.
  • Tánger. La Ciudad Internacional, de Rocío Rojas Marcos, Ed. Almed, 2009.
  • El tiempo entre costuras, novela de María Dueñas. Editorial Temas de Hoy, 2009.
  • Tánger en Calcomanías, de Oliverio Girondo. Calpe, Madrid. 1925.
  • Último verano en el paraíso / Dos viejos lagartos –fundamentos 2009– de Jesús Carazo (http://www.jesuscarazo.com)
  • El Inmortal, de Jorge Luis Borges en el libro El Aleph de 1949: "Homero y yo nos separamos en las puertas del Tánger; creo que no nos dijimos adiós."

Tánger en el cine[editar]

Mercado extramuros en Tánger, pintura de Louis Comfort Tiffany.

Obras pictóricas[editar]

Terrazas de Tánger (1914) de Enrique Simonet

Hermanamientos[editar]

Referencias[editar]

  1. Sobre todo ello véase el excelente estudio de Fernando López Pardo "Tingentera, Tingi y el mito de Anteo", Mayurqa 30, 2005, págs. 565-575.
  2. La ciudad emitió moneda bajo Augusto, con las abreviaturas IVL TRAD y IVLIA TRAD, [cf. http://moneda-hispanica.com/latinas6.htm#tra].
  3. Plinio el viejo Historia Natural libro V - 2 [1].
  4. En Plinio el Viejo, Nat. Hist. V, 2 se la cita erróneamente como “Colonia Traducta Iulia”, confundiéndola quizá con la hispana del mismo nombre original, situada enfrente, al otro lado del Estrecho.
  5. Martin Malcolm Elbl, “Tangier's Qasba Before the Trace Italienne Citadel of 1558-1566: The 'Virtual' Archaeology of a Vanished Islamic and Portuguese Fortress,” Portuguese Studies Review 17 (2) (2009; publ. 2012): 29-35; Martin Malcolm Elbl, Portuguese Tangier (1471-1662): Colonial Urban Fabric as Cross-Cultural Skeleton (Toronto and Peterborough: Baywolf Press, 2013), 576-584.
  6. Martin Malcolm Elbl, “Tangier's Qasba Before the Trace Italienne Citadel of 1558-1566: The 'Virtual' Archaeology of a Vanished Islamic and Portuguese Fortress,” Portuguese Studies Review 17 (2) (2009; publ. 2012): 37-42; Martin Malcolm Elbl, Portuguese Tangier (1471-1662): Colonial Urban Fabric as Cross-Cultural Skeleton (Toronto and Peterborough: Baywolf Press, 2013), 584-588; http://books.google.ca/books?id=AeTBAgAAQBAJ&printsec=frontcover&source=gbs_ge_summary_r&cad=0 .
  7. Cities of the Middle East and North Africa: a historical encyclopedia, de Michael Dumper, Bruce E. Stanley, página 346
  8. Abundantes detalles arquitectónicos, con diagramas esquemáticos, para el periodo de la dominación colonial portuguesa y de la Unión Ibérica, se encuentran en Martin Malcolm Elbl, Portuguese Tangier (1471-1662): Colonial Urban Fabric as Cross Cultural Skeleton (Peterborough: Baywolf Press, 2013).
  9. Cervantes muere en Tánger
  10. Choukri, M. For Bread Alone (autobiografía), Telegram books, 2006, ISBN 1-84659-010-8.

Enlaces externos[editar]