Ismaíl de Marruecos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ismaíl de Marruecos.

Abdul Nasir Mulay Ismaíl As-Samin Ben Sharif –Sultán Mulay Ismaíl– (¿1635-1645? - 22 de marzo de 1727) fue el Sultán de Marruecos que reinó entre 1672 y su fallecimiento.

Biografía[editar]

Medio hermano de Mulay Al-Rashid, ascendió al trono tras la muerte de su hermano en un accidente de equitación. Heredaba un poder emergente sobre un territorio rebelde, que muy pronto comenzó a domar.

Traslado de la capital[editar]

Para comenzar, hizo trasladar su capital de Fez hacia Mequinez en 1675, ciudad donde comenzó la construcción de una inmensa muralla de 40 km de perímetro, y un palacio donde sólo las caballerizas podían alojar 12.000 monturas. También fue necesario hacer lugar para sus 550 esposas oficiales, y sus miles de concubinas (quizás hasta más de 4.000)[cita requerida]. No resulta así extraño que engendrase hasta 876 hijos varones (no así mujeres, que ordenaba estrangular al nacer). De éstos, sólo 32 se consideraron con derecho a ser llamados príncipes[cita requerida]. Sus mujeres tenían todas las procedencias posibles, incluso una dama irlandesa, Mrs. Shaw. Algunos no tuvieron la paciencia de esperar a la muerte de su longevo padre, y dirigieron rebeliones contra él, que jamás tuvieron resultados positivos para los impacientes príncipes.

Ejecución de esclavos[editar]

Otra de sus ocupaciones favoritas era ejecutar esclavos, en muchas ocasiones sólo por mero placer, quizás hasta más de 36.000. El embajador de Francia llegó a afirmar que en una ocasión se atrevió a recibirle sucio de sangre hasta los codos y sin dar ninguna importancia a su aspecto.

La verdad fue que decapitó dos becerros en su palacio, los cuales repartió entre los pobres, quedando de manifiesto su despojo ante su pueblo.

Enfrentamiento con los Otomanos[editar]

Para hacer frente a la rivalidad del poder Otomano, fuerte aún en Argelia, reclutó un ejército de esclavos que pudo superar los 150.000 efectivos, con una guardia negra de elite de 16.000, y combatió victoriosamente contra los turcos en varias campañas hasta 1696. No se contentó con esto, sino que recuperó Mamura –o Mamora– de los españoles en 1681 y Tánger de los ingleses (que la habían recibido de los portugueses) en 1684. Naturalmente, fue un excelente aliado de los franceses, enemigos de ambas naciones, llegando al atrevimiento de solicitarle a Luis XIV una de sus hijas como esposa en 1691. Si bien no recibió ninguna princesa de sangre, sí recibió a cambio ingenieros y militares franceses que le ayudaron a llevar a cabo plan de construcciones y a instruir a su ejército. También fue un teólogo de cierto renombre. Trató de convertir al rey inglés Jacobo II, y cuando su asedio de décadas sobre Ceuta fue denunciado por la corte española como violación de la tregua entre ambas naciones, repuso que un tratado con infieles no tenía por que ser respetado escrupulosamente[cita requerida].

Murió a una edad muy avanzada, dejando un semillero de futuras luchas civiles entre sus sucesores, 7 de los cuales se sucedieron en el trono durante las siguientes décadas.

Curiosidades[editar]

Ismaíl de Marruecos es considerado como el hombre más fértil de la historia, tras haber dejado una descendencia bastante amplia de 888 hijos.