Plutarco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Plutarco
Plutarch.gif
Vidas paralelas, traducción de Amyot, 1565
Nombre de nacimiento Lucius Mestrius Plutarchus (Μέστριος Πλούταρχος)
Nacimiento c. 46 o 50
Queronea, Beocia
Defunción c. 120
Delfos, Fócida
Nacionalidad Romana (etnia griega)
Seudónimo Plutarco
Ocupación Historiador, biógrafo, ensayista, sacerdote, embajador, magistrado
Período Platonismo medio
Género Biografía, varios
Movimientos Literatura helenística
Obras notables Vidas paralelas, Moralia

Mestrio Plutarco (Πλούταρχος Ploútarkhos, Queronea, hoy desaparecida, actual Grecia, h. 46 o 50 - id., h. 120) fue un historiador, biógrafo y ensayista griego.

Plutarco nace en la región griega de Beocia, probablemente durante el gobierno del emperador romano Claudio. Realizó muchos viajes por el mundo mediterráneo, incluyendo uno a Egipto y dos viajes a Roma. Gracias a la capacidad económica de sus padres, Plutarco estudió filosofía, retórica y matemáticas en la Academia de Atenas sobre el año 67. Uno de sus maestros, citado a menudo en sus obras, fue Amonio.

Algunos de sus amigos fueron muy influyentes, incluyendo a Soscio Senecio y a Fundano, ambos importantes senadores y a los cuales dedicó algunos de sus últimos escritos. La mayor parte de su vida la pasó en Queronea, donde fue iniciado en los misterios del dios griego Apolo. Sin embargo, sus obligaciones como el mayor de los dos sacerdotes de Apolo en el Oráculo de Delfos (donde era el responsable de interpretar los augurios de la o las pitonisas del oráculo) ocupaban aparentemente una parte pequeña de su tiempo. Llevó una vida social y cívica muy activa, además de producir una gran cantidad de escritos, parte de los cuales aún existen.

Más moralista que filósofo e historiador, fue uno de los últimos grandes representantes del helenismo durante la segunda sofística, cuando ya tocaba a su fin, y uno de los grandes de la literatura helénica de todos los tiempos.

Magistrado y embajador[editar]

Además de sus deberes como sacerdote del templo de Delfos, Plutarco fue también magistrado en Queronea (en Beocia) y representó a su pueblo en varias misiones a países extranjeros durante sus primeros años en la vida pública. Su amigo Lucio Mestrio Floro (de quien tomó su nombre latino: Lucio Mestrio Plutarco), cónsul romano, patrocinó a Plutarco para conseguir la ciudadanía romana, y de acuerdo con el historiador del siglo X George Sincellus, el emperador Adriano le nombró, ya en la vejez del escritor, procurador de Acaya (provincia romana de la península del Peloponeso). Este cargo le permitió portar las vestiduras y ornamentos propios de un cónsul.

Viajó a Sardes, a Alejandría y probablemente un par de veces (o más) a Roma. Sus amistades pertenecían a las altas esferas socio-políticas, como el senador Julio Antíoco Filopapo (nieto del último rey de Comágene), el ya mencionado senador Lucio Mestrio Floro y Quinto Sosio Seneción. Pese a estos contactos políticos en el Imperio Romano, Plutarco decidió siempre vivir en la pequeña población de Queronea al igual que todos sus antepasados.[1] La enciclopedia Suda dice que el predecesor del emperador Adriano, Trajano, hizo a Plutarco procurador de Iliria, aunque muchos historiadores consideran esto como poco probable, ya que Iliria no era una provincia procuratorial, y Plutarco seguramente tampoco hablaba el idioma.

Vidas paralelas[editar]

Edición de las Vidas paralelas de Plutarco de Ulrich Han, 1470.

Su trabajo más conocido son las Vidas paralelas, una serie de biografías de griegos y romanos famosos, elaborada en forma de parejas con el fin de comparar sus virtudes y defectos comunes. Las Vidas supervivientes contienen veintitrés pares de biografías, donde cada par comprende una vida griega y una vida romana, así como cuatro vidas desparejadas. Como él mismo explica en el primer párrafo de su Vida de Alejandro, Plutarco no pretendía tanto escribir historias como explorar la influencia del carácter (fuera bueno o malo) sobre las vidas y los destinos de los hombres famosos. Algunas de las más interesantes vidas, como, por ejemplo, la que habla sobre Heracles y Filipo II de Macedonia, ya no existen, y de muchas de las restantes no se dispone de la totalidad del texto, de forma que existen importantes lagunas, deturpaciones e interpolaciones de escritores posteriores.

Vida de Alejandro[editar]

Su Vida de Alejandro es una de las cinco fuentes terciarias supervivientes sobre el conquistador macedonio, e incluye anécdotas y descripciones de incidentes que no aparecen en otras fuentes. Asimismo, su retrato de Numa Pompilio, uno de los reyes romanos, también contiene información única sobre el calendario romano inicial.

Otras obras[editar]

Los Moralia[editar]

Estatua de filósofo, quizás Plutarco. Museo arqueológico de Delfos, Grecia.

Los restos supervivientes de su trabajo se recopilan bajo el título de Moralia (traducidos como Obras morales y de costumbres). El título no se lo dio el propio Plutarco, sino el monje bizantino Máximo Planudes, que recogió en el siglo XIII diversos trabajos dispersos del autor, e incluso otros considerados hoy espurios, bajo este rótulo. Es ésta una colección ecléctica de setenta y ocho opúsculos sobre ética (De virtute morali, De virtute et vitio, De laude ipsius, De garrulitate, De vitando aere alieno, De adulatore et amico, De amicorum multitudine, la fragmentaria Epístola sobre la amistad, Amatorius, Praecepta coniugalia, Consolatio ad uxorem, De fraterno amore); política, considerada de forma realista y en que se contrastan superioridad intelectual de los griegos y superioridad política de los romanos (Praecepta gerendae rei publicae, Ad principem indoctum, An seni res publica gerenda sit); sobre Filosofía y Ciencia (Platonicae quaestiones, De anima- o de la erudición aristotélica -De facie in orbe lunae, De primo frigido-, rechazando el Estoicismo extremo -De Stoicorum repugnantibus, De communibus notitiis adversus Stoicos- y el Epicureísmo -Non posse suaviter vivi secundum Epicurum, De latenter vivendo-); sobre Teología (De E apud delphos, De Pythiae oraculis, De defectu oraculorum, De sera numinis vindicta, De Iside et Osiride, De Daedalis Plataeensibus, conservado en fragmentos); sobre Zoología (Bruta animalia ratione uti, De sollertia animalium De esu carnium I-II); sobre Pedagogía (Plutarco sostiene que el fundamento de la educación es la lectura y la escritura y la comprensión del mundo infantil (De audiendis poetis, De audiendo)); sobre crítica y erudición (Commentarii in Hesiodum, Quaestiones in Arati signis, conservadas de forma fragmentaria, De comparatione Aristophanis et Menandri epitome, De Herodoti malignitate, De mulierum virtute, colección de anécdotas históricas, Aetia Romana, Aetia Graeca); de tipo declamatorio (An virtus doceri possit, De fortuna); sobre Historia (De Alexandri Magni fortuna aut virtute, De fortuna Romanorum, De gloria Atheniensium) y de temática miscelánea (Quaestiones Conviviales, en nueve libros, la más amplia obra plutarquea, concebida como un banquete sobre los temas más diversos; Septem Sapientium Convivium, un imaginario convite de tradición gnómica entre los antiguos Siete Sabios que discuten y enuncian sus célebres máximas).

Diálogo Sobre la música de Plutarco, 1735.

La forma de estos opúsculos es también variable y vacila entre el diálogo, la diatriba estoico-cínica, el tratado o el discurso epidíctico, lo que llamaríamos modernamente ensayo. Uno de los más importantes es Sobre Isis y Osiris, pues es el principal documento extenso sobre el culto de Osiris e Isis y además es posiblemente la última obra de Plutarco, por lo que de alguna manera sintetiza su pensamiento. Bajo el nombre de Diálogos píticos se agrupan tres de estos opúsculos: La E de Delfos, Los oráculos de la Pitia y La desaparición de los oráculos fueron compuestos seguramente mientras se hallaba al servicio del templo de Apolo en Delfos. La temática de estos diálogos se relaciona con este mundo mágico y oscuro: la evolución de las respuestas oraculares, el rito y el ornato monumental y la decadencia de las sedes oraculares. Sobre la Fortuna o las Virtudes de Alejandro el Grande es una fuente importante sobre la vida del gran conquistador. Sobre la Malicia de Heródoto podría constituir, como las oraciones sobre los hechos de Alejandro, un ejercicio retórico y critica lo que él ve como el desvío sistemático en el trabajo de Heródoto. Hay también tratados de sesgo más filosófico como el ya citado Sobre la Decadencia de los Oráculos, Sobre el retraso de la divina venganza o Sobre la paz de la mente. Además, su legado incluye obras más ligeras como Odiseo y Grilio, un diálogo humorístico entre el Odiseo de Homero y uno de los cerdos encantados de Circe. Los Moralia fueron compuestos en primer lugar, mientras que la escritura de las Vidas ocupó la mayor parte de las dos últimas décadas de la vida de Plutarco.

Algunas ediciones de los Moralia incluyen muchos trabajos que hoy en día son reconocidos como apócrifos. Entre estos se encuentran las Vidas de los Diez Oradores (biografías de los diez mejores oradores de la antigua Atenas, basadas en Cecilius de Calacte), Las doctrinas de los filósofos y Sobre la música. Se atribuye estas obras a un «pseudo-Plutarco», aunque la autoría real es, por supuesto, desconocida. Aunque las opiniones y el pensamiento registrado en estas obras no parecen pertenecer a Plutarco y pueden proceder de una época posterior, son asimismo textos de origen clásico con valor histórico.

Cuestiones[editar]

Existen un par de trabajos menores compilados en las Cuestiones, uno sobre oscuros detalles de las costumbres y el culto romano y otro sobre el mismo tema en Grecia.

Plutarco en las literaturas hispánicas[editar]

La primera traducción a una lengua vernácula europea de la obra de Plutarco es la debida al Gran Maestre de la Orden de San Juan de Jerusalén Juan Fernández de Heredia (h. 1310 - 1396) que mandó traducir al idioma aragonés en 1389 la gran mayoría de las Vidas desde una versión intermedia que Demetrio Talodique hizo al griego bizantino; esta versión fue pronto vertida al italiano y circuló entre los ávidos humanistas itálicos del siglo XV. Después Alfonso de Palencia tradujo todas las Vidas paralelas en 1491. El humanista protestante español Francisco de Encinas o de Enzinas tradujo parte de ellas y las dedicó a Carlos V en 1551. Diego Gracián de Alderete tradujo las dos que faltaban a Enzinas y además los Moralia, cuya versión impresa apareció en 1548. Ya antes fray Antonio de Guevara había saqueado las obras del Queronense sin piedad y sin precisión en las citas. Quevedo hizo una traducción glosada de la Vida de Marco Bruto que es una de sus mejores obras y un monumento de prosa conceptista. En el siglo XIX se hizo célebre la traducción de las Vidas de Antonio Ranz Romanillos, que se ha reimpreso hasta la actualidad.

Plutarco en la literatura francesa[editar]

La traducción francesa de las Vidas paralelas por Amyot (1559) tuvo una importancia capital para el humanismo europeo, dando una extraordinaria popularidad al Queronense, tanto que se puede decir que sin ella Montaigne no habría podido escribir sus Essais. Ya en el siglo XVIII Jean-Jacques Rousseau estudió de niño no sólo las Vidas, que se aprendió de memoria, sino los Tratados morales, y sacó de ellos notas y extractos. Admiraba especialmente la descripción de las leyes y las virtudes de Esparta y ansió una reforma política que empezara por una reforma moral según los añejos valores cívicos espartanos; durante los años de la Revolución francesa ningún autor hubo más popular que Plutarco, y se escribían tragedias inspiradas en sus héroes..

Plutarco en la literatura anglosajona[editar]

Los escritos de Plutarco tuvieron una enorme influencia sobre la literatura inglesa. Shakespeare parafrasea en muchas de sus obras partes de la traducción de las Vidas paralelas que Thomas North hizo desde la famosa traducción al francés de Amyot en 1579, y Julio César, Coriolano, Antonio y Cleopatra y Timón de Atenas lo corroboran. Ralph Waldo Emerson y los trascendentalistas estuvieron muy influenciados por los Moralia (Emerson escribió una muy brillante introducción al quinto volumen en su edición del siglo XIX de los Moralia). Boswell cita los comentarios sobre la escritura de las Vidas de Plutarco en la introducción de su propia Vida de Samuel Johnson. Su lista de admiradores incluye a Ben Jonson, John Dryden, Alexander Hamilton, John Milton y Sir Francis Bacon, así como figuras tan dispares como Cotton Mather y Robert Browning.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  1. Volumen I: Teseo & Rómulo; Licurgo & Numa. 1985. ISBN 978-84-249-0985-7. 
  2. Volumen II: Solón & Publícola; Temístocles & Camilo; Pericles & Fabio Máximo. 1996. ISBN 978-84-249-1796-8. 
  3. Volumen III: Coriolano & Alcibíades; Paulo Emilio & Timoleón; Pelópidas & Marcelo. 2006. ISBN 978-84-249-2860-5. 
  4. Volumen IV: Arístides & Catón; Filopemen & Flaminino; Pirro & Mario. 2007. ISBN 978-84-249-2867-4. 
  5. Volumen V: Lisandro & Sila; Cimón & Lúculo; Nicias & Craso. 2007. ISBN 978-84-249-2870-4. 
  6. Volumen VI: Alejandro & César; Agesilao & Pompeyo; Sertorio & Eumenes. 2007. ISBN 978-84-249-2881-0. 
  7. Volumen VII: Demetrio & Antonio; Arato & Artajerjes; Galba & Otón; Dión & Bruto. 2009. ISBN 978-84-249-3597-9. 
  8. Volumen VIII: Foción & Catón el Joven; Demóstenes & Cicerón; Agis & Cleómenes; Tiberio & Gayo Graco. 2010. ISBN 978-84-249-0865-2. 
  1. Volumen I: Sobre la educación de los hijos; Cómo debe el joven escuchar poesía; Sobre cómo se debe escuchar; Cómo distinguir a un adulador de un amigo; Cómo percibir los propios progresos en la virtud; Cómo sacar provecho de los enemigos; Sobre la abundancia de amigos. 1992. ISBN 978-84-249-0973-4. 
  2. Volumen II: Sobre la fortuna; Sobre la virtud y el vicio; Escrito de consolación a Apolonio; Consejos para conservar la salud; Deberes del matrimonio; Banquete de los siete sabios; Sobre la superstición. 1986. ISBN 978-84-249-1069-3. 
  3. Volumen III: Máximas de reyes y generales; Máximas de romanos; Máximas de espartanos; Antiguas costumbres de los espartanos; Máximas de mujeres espartanas; Virtudes de mujeres. 1987. ISBN 978-84-249-1232-1. 
  4. Volumen IV: Charlas de sobremesa. 1987. ISBN 978-84-249-1253-6. 
  5. Volumen V: Las cuestiones romanas y las cuestiones griegas; Sobre la fortuna de los romanos; Sobre la fortuna de Alejandro; Sobre la fama de los atenienses; ¿Fueron los atenienses más ilustres en guerra o en sabiduría?. 1989. ISBN 978-84-249-1404-2. 
  6. Volumen VI: Isis y Osiris; Diálogos píticos: «La E de Delfos», «Los oráculos de la Pitia» y «La desaparición de los oráculos». 1995. ISBN 978-84-249-1791-3. 
  7. Volumen VII: Si la virtud puede enseñarse; Sobre la virtud moral; Sobre el refrenamiento de la ira; Sobre la paz de alma. 1995. ISBN 978-84-249-1789-0. 
  8. Volumen VIII: Sobre el amor a la riqueza; Sobre la falsa vergüenza; Sobre la envidia y el odio; De cómo alabarse sin despertar envidia; De la tardanza de la divinidad en castigar; Sobre el hado; Sobre el demon de Sócrates; Sobre el destierro; Escrito de consolación a su mujer. 1996. ISBN 978-84-249-1804-0. 
  9. Volumen IX: Sobre la malevolencia de Heródoto; Cuestiones sobre la naturaleza; Sobre la cara visible de la luna; Sobre el principio del frío; Sobre si es más útil el agua o el fuego; Sobre la inteligencia de los animales; «Los animales son racionales» o «Grilo»; Sobre comer carne. 2002. ISBN 978-84-249-2322-8. 
  10. Volumen X: Erótico; Narraciones de amor; Seis tratados políticos: «Sobre la necesidad de que el filósofo converse con los gobernantes», «A un gobernante falto de instrucción», «Sobre si el anciano debe intervenir en política», «Consejos políticos», «La inconveniencia de contraer deudas», etc.; Vidas de los diez oradores; Comparación de Aristófanes y Menandro. 2003. ISBN 978-84-249-2381-5. 
  11. Volumen XI: Tratados platónicos: «Cuestiones platónicas», «Sobre la generación del alma en el “Timeo”» y «Epítome a ‘Sobre la generación del alma en el “Timeo”’»; Tratados antiestoicos: «Las contradicciones de los estoicos», «Los estoicos dicen más disparates que los poetas» y «Sobre las nociones comunes, contra los estoicos». 2004. ISBN 978-84-249-2715-8. 
  12. Volumen XII: Tratados antiepicúreos: «Contra Colotes», «Sobre la imposibilidad de vivir placenteramente según Epicuro» y «De si está bien dicho lo de “vive ocultamente”». 2004. ISBN 978-84-249-2714-1. 
  13. Volumen XIII: Sobre la música; Fragmentos. 2004. ISBN 978-84-249-2719-6. 

Sobre Plutarco[editar]

Referencias[editar]

  1. Millar, Fergus (1992). El Imperio Romano y sus pueblos limítrofes. Siglo Veintiuno Editores. p. 324. 

Enlaces externos[editar]