San Miguel (ciudad de El Salvador)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Miguel
San Miguel de la Frontera
Ciudad y Municipio de El Salvador
San Miguel El Salvador.png
Bandera de San Miguel (ciudad de El Salvador)
Bandera

Escudo de San Miguel (ciudad de El Salvador)
Escudo

Otros nombres: La sultana de oriente
San Miguel
San Miguel
Localización de San Miguel en El Salvador
Coordenadas: 13°29′00″N 88°11′00″O / 13.483333333333, -88.183333333333Coordenadas: 13°29′00″N 88°11′00″O / 13.483333333333, -88.183333333333
Entidad Ciudad y Municipio
 • País Flag of El Salvador.svg El Salvador
 • Departamento San Miguel
Alcalde Wilfredo Salgado
Eventos históricos  
 • Fundación 1530
 • Nombre San Miguel de la Frontera
Superficie  
 • Total 593,98 km²
Altitud  
 • Media 110 msnm
Población (estimado 2013)  
 • Total 247 119 hab.
 • Densidad 416,04 hab/km²
Gentilicio Migueleño
Huso horario GMT-6
Fiestas mayores 21 de noviembre
Patrona Nuestra Señora de la Paz
Sitio web oficial
[Editar datos en Wikidata]

San Miguel es una ciudad y municipio del departamento de San Miguel, El Salvador. Es la ciudad más importante de la zona oriental del país, y tiene una población estimada de 247 119 habitantes para el año 2013. Fue fundada en el año 1530, pero se trasladó a su actual ubicación en 1586. Desde la primera mitad del siglo XX tuvo un importante desarrollo económico, pero la Guerra Civil Salvadoreña alteró su economía y sociedad.

En esta localidad tiene lugar el Carnaval de San Miguel, la fiesta popular más importante de El Salvador que se desarrolla en el mes de noviembre durante las fiestas patronales.

Geografía[editar]

El municipio de San Miguel tiene un área de 593,98 km², y una altitud de 110 msnm. Se encuentra asentado en un valle al noreste del volcán de San Miguel, también conocido como «Chaparrastique». Riegan su territorio numerosos ríos y quebradas, entre los que destaca el río Grande de San Miguel, otros son: Las Cañas, Yamabal, Taisihuat, Las Lajas, Miraflores y Zamorán. Su hidrografía también cuenta con las lagunas de Aramuaca, San Juan, El Jocotal, parte de la laguna de Olomega, y laguneta El Coco.

Ubicación[editar]

San Miguel es la cabecera del departamento homónimo, ubicado en la zona oriental de El Salvador. Limita con los siguientes municipios:

Límites del municipio de San Miguel
Noroeste: Quelepa y Moncagua Norte: Chapeltique, Moncagua, Yamabal y San Carlos Noreste: Comacarán y El Divisadero
Oeste: San Rafael Oriente, El Tránsito, San Jorge, Chinameca y Moncagua Rosa de los vientos.svg Este: Uluazapa, Comacarán y Yayantique
Suroeste: Jucuarán y El Tránsito Sur: Chirilagua Sureste: El Carmen

Clima[editar]

En El Salvador existen dos estaciones y dos transiciones durante el año: la estación seca (14 de noviembre al 19 de abril) y la estación lluviosa (21 de mayo al 16 de octubre); y las transiciones seca-lluviosa (20 de abril al 20 de mayo) y lluviosa-seca (17 de octubre al 13 de noviembre).[1]

La ciudad de San Miguel se encuentra ubicada en la zona climática salvadoreña de sabana tropical caliente o tierra caliente, y se caracteriza por su clima cálido, propio de la altura a la que se encuentra y por el ecosistema alrededor de la ciudad. Se le considera una de las ciudades más calurosas del istmo centroaméricano, alcanzando temperaturas máximas extremas en los meses de marzo, abril y recientemente mayo se ha convertido en un mes muy caluroso. En cuanto a las precipitaciones, el mayor promedio mensual en milímetros ocurre durante los meses de junio y septiembre.[2] [3] A continuación el registro mensual de las temperaturas máximas y mínimas, y las precipitaciones totales en milímetros durante el año 2012.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de San Miguel WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura máxima absoluta (°C) 39 36 37 35 36 35 35 34 33 33 35 36 35
Temperatura mínima absoluta (°C) 18 19 19 19 23 22 22 21 22 19 18 18 20
Precipitación total (mm) 0 3 11 23 102 78 50 111 75 111 8 8 580
Fuente: AccuWeather[4]

Historia[editar]

La colonización española[editar]

La conquista del actual territorio salvadoreño inició en el año 1525, cuando las tropas de Pedro de Alvarado atravesaron el río Paz. Cuatro años después, Pedrarias Dávila —quien tenía bajo su control el territorio de Nicaragua— comisionó a Martín de Estete con fines de exploración y anexión del territorio ubicado al oriente del río Lempa. Aunque la misión de Estete fracasó, Alvarado decidió contrarrestar las pretensiones de Dávila, y por ello delegó a Luis de Moscoso para que fundase una villa.

Moscoso se trasladó con 120 soldados españoles y —probablemente el 8 de mayo de 1530, festividad del Arcángel Miguel— estableció la villa de San Miguel de la Frontera,[5] en las cercanías del poblado indígena de Usulután, en una región llamada por los naturales «Popocatépet». Sin embargo, se dice que Pedro de Alvarado contribuyó al despoblamiento del sitio, cuando embarcó a varios individuos para su expedición al Perú; por lo que se volvió a restablecer en 1535 por Cristóbal de la Cueva y bajo la advocación de Nuestra Señora de la Victoria. El acta fundacional de ese villorrio es la única existente para una ciudad fundada en la colonia española en El Salvador, y fue incluida en un juicio de residencia de De la Cueva.[6] [7] A finales del año 1536, el poblado sufrió el embate de huestes indígenas, en medio de un alzamiento lenca liderado por Lempira y a la que sobrevivió con el auxilio de las tropas de San Salvador.[6]

Para 1572, Juan López de Velasco describía a San Miguel como una «comarca más caliente que fría», de buena producción agrícola de maíz y cacao; así como contaba entre sus recursos a las minas de plata que eran difíciles de explotar por la escasez de agua. Tenía además «650 habitantes, pues residían en ella 130 vecinos españoles o jefes de familia, de los cuales 60 eran encomenderos». Según Jorge Lardé y Larín, adquirió el título de ciudad en 1574.[5]

A principios de 1586, la ciudad fue destruida por un incendio que redujo también a escombros el convento de San Francisco que había sido erigido en 1574. Por este motivo, los habitantes se trasladaron a su actual asiento, que para junio de aquel año tenía una población de 150 habitantes.[5]

Para el año 1682, las zonas del golfo de Fonseca y la bahía del Espíritu Santo eran asediadas por piratas. San Miguel tomó las providencias necesarias, y pese a que no sufrió ningún ataque, sí lo fueron poblados de la costa. Suceso notable de 1699 fue la erupción del volcán vecino, llamado en ese entonces «Poshotlán».

Para 1740, según Manuel de Gálvez, habitaban en San Miguel unos 1100 habitantes, y había en el poblado una iglesia parroquial y los conventos de San Francisco y La Merced, además de dos ermitas: la de San Sebastián y El Calvario. En 1770, de acuerdo a Pedro Cortés y Larraz, la población era de 3765 almas, y en su crónica resaltaba la ausencia de escuelas y la intensa actividad por el cultivo del añil, por el que incluso se descuidaban los demás cultivos.[5]

Con la creación de la Intendencia de San Salvador, se erigió el Partido de San Miguel, del que la ciudad pasó a convertirse en su cabecera. Para 1807, el intendente Antonio Gutiérrez y Ulloa dejó una descripción del sitio. Gutiérrez establecía su población en «566 españoles, 7696 ladinos y 5424 indios»; y la existencia de una iglesia parroquial, y dos conventos (San Francisco y La Merced). Sin embargo, señalaba Gutiérrez, a pesar del movimiento comercial San Miguel no parecía gozar de prosperidad alguna: una débil policía, malos caminos, consumo excesivo de alcohol, la ruina de edificios públicos, aguas insalubres y enfermedades, desmejoraban el poblado.[5]

Pocos años después ocurrió el alzamiento del 5 de noviembre de 1811 de San Salvador en contra de las autoridades coloniales, en la que los sublevados giraron invitación de los ayuntamientos vecinos para que nombrasen representantes para la formación de una provincia autónoma. La respuesta de San Miguel fue negativa y reiteró su fidelidad a Fernando VII. Por ello, el capitán general José de Bustamante y Guerra promovió que se le otorgase a San Miguel el título de «Muy noble y Muy leal», lo que se hizo efectivo el 11 de julio de 1812.

Época republicana[editar]

Con el nacimiento del estado de El Salvador, el 12 de junio de 1824 se creó el departamento de San Miguel, que tenía como cabecera al poblado del mismo nombre. Esa zona se dividió en dos departamentos en 1827: el mismo San Miguel y Chinameca. Durante los años de la República Federal de Centro América, la ciudad fue centro de los diversos disturbios políticos y militares de la época como principal núcleo poblacional que era de la zona oriental del país.

Para el año 1865 el departamento de San Miguel se extendía en toda la zona oriental, por lo que el presidente Francisco Dueñas, para una mejor administración política y militar, decidió dividirlo en tres: San Miguel, La Unión y Usulután; por medio de una ley emitida el 25 de junio. Diez años después, el 14 de julio de 1875, el departamento volvió a dividirse en dos circunscripciones: San Miguel y Gotera (posteriormente conocida como Morazán).

Para 1890, según descripción del geógrafo Guillermo Dawson, San Miguel ya mostraba prosperidad. Mencionaba que sus calles eran «anchas, rectas y bien empedradas», entre las que sobresalía la de «La Paz»; con casas de construcción «sólida y elegante», mientras que sus paseos más frecuentados eran la Plaza de Armas y la Colina de la Cueva. La economía se basaba todavía en el añil, además de «cereales, la crianza de ganados mayor y de cerda y el comercio extranjero». Calculaba su población en 23 800 habitantes.

Por otra parte, en la segunda mitad del siglo XIX, San Miguel entró en una fase de desarrollo con la instalación de los servicios de agua potable (1873), la línea telegráfica (1874), y el alumbrado público (1892).[8] Además, en 1865 se construyó el primer mercado.[9]

Vista nocturna de la ciudad desde el volcán de San Miguel.

Época contemporánea[editar]

En el siglo XX, San Miguel continuó transformándose en una ciudad de importancia económica para la zona oriental. En 1912 se instaló la línea férrea que la conectaba con la ciudad de La Unión, y a partir de los años 1930 tuvieron un notable desarrollo la ganadería, y especialmente la agricultura con el cultivo del café y el algodón; así como la industria generada por el henequén, que desde 1918 se había convertido en un importante producto de exportación de El Salvador. De hecho, cobró auge con la Segunda Guerra Mundial, y sus plantaciones cubrían los costados de la carretera Panamericana que cruza la misma ciudad.[10] [11]

Por otra parte, a partir de los años 1950 la ciudad comenzó a experimentar cambios en el crecimiento poblacional con el desplazamiento de personas desde la zona rural; así como en el diseño arquitectónico de sus barrios y centro histórico, y la aparición de nuevas colonias en su periferia.[12]

El estallido de la Guerra Civil de El Salvador, a principios de la década de los años 1980, derivó en profundos cambios en la sociedad migueleña. La migración a la ciudad desde las localidades golpeadas por el conflicto generó un crecimiento sin control de la urbe;[12] y en contraparte, los pobladores del departamento de San Miguel, así como los otros departamentos de la zona oriental, fueron los que en mayor número partieron fuera del país hacia nuevos destinos, principalmente a los Estados Unidos.[13] Dicha zona sufrió un daño general en infraestructura y cultivos.[8]

Con la finalización del conflicto y la implantación de un modelo neoliberal en el país, y siendo San Miguel una de las urbes más importantes, empezaron a establecerse empresas transnacionales con el consecuente auge del consumo, e inició un proceso de urbanización desordenado que incrementó la población de la ciudad. La circulación del dólar estadounidense a partir de los años 2000, también ha llamado la atención de los pobladores de los países vecinos de Honduras y Nicaragua que se han trasladado al oriente salvadoreño. Todos estos fenómenos han provocado nuevos retos para la ciudad, debido al incremento de zonas marginales, altos índices delincuenciales, y la escasez de empleo con los consecuentes problemas sociales.[12]

Demografía[editar]

La ciudad y el volcán de San Miguel en segundo plano.

La población estimada para el municipio de San Miguel en el año 2013, es de 247 119 habitantes, con una densidad de población de 457,6 habitantes por km².[14] En el censo oficial del 2007, ocupaba el cuarto lugar en población a nivel nacional. En ese mismo informe, de 218 410 personas, 181 869 se reconocían como mestiza, 35 536 de raza blanca, y 442 de otro grupo étnico, entre ellos 44 lencas; así como 238 de raza negra.[15]

Política[editar]

Gobierno municipal[editar]

El municipio de San Miguel es gobernado por el alcalde Wilfredo Salgado junto a su concejo municipal. En la estructura organizativa destacan el Cuerpo de Agentes Metropolitanos, la Gerencia Financiera, la Gerencia de Servicios Ciudadanos, la Gerencia de Participación Ciudadana y la Gerencia Administrativa. Dentro de sus dependencias existe el Comité de Festejos para el desarrollo de las fiestas patronales.[16] Por otra parte, el concejo municipal tiene a su cargo la entrega de la «Medalla al Mérito Capitán de Lanceros Luis de Moscoso» a personalidades de la ciudad que han sobresalido como ciudadanos ejemplares o por sus logros en diversas áreas como el arte, la educación, la cultura, los deportes y la literatura, así como clubes e instituciones de servicio que funcionan en San Miguel. El reconocimiento tiene lugar cada mes de mayo en ocasión del aniversario de fundación de la localidad, en el parque Eufrasio Guzmán.[17] [18]

Organización territorial[editar]

En San Miguel se encuentran 32 cantones: Altomiro; Anchico; Cerro Bonito; Concepción Corozal; El Havillal; El Jute; El Niño; El Papalón; El Progreso; El Sitio; El Tecomatal; El Volcán; El Zamorán; Hato Nuevo; Jalacatal; Los Canos; La Puerta; La Trinidad; Las Delicias; Las Lomitas; Miraflores; Monte Grande; San Andrés; San Antonio Chávez; San Antonio Silva; San Carlos; San Jacinto; Santa Inés; El Amate; El Brazo; El Delirio; y El Divisadero.

Economía[editar]

La avenida Roosevelt en San Miguel.

El envío de remesas desde los Estados Unidos, ha provocado un importante desarrollo en la actividad económica en la zona oriental del país, y principalmente en la ciudad de San Miguel, como el principal centro urbano de dicha región. Entre los sectores más beneficiados se encuentran el comercio y la construcción, pero también ha existido el aumento de obras de beneficio social. En contraste, la inyección de dinero ha provocado cierto abandono de trabajos no calificados como los servicios domésticos, y aun de mano de obra barata.[19]

Servicios públicos[editar]

Educación

De acuerdo a los datos del Ministerio de Educación correspondientes al año 2011, en el municipio de San Miguel se encontraban 132 centros escolares de carácter público, y 47 de carácter privado.[20] Las instituciones de educación superior son:

Salud

El municipio de San Miguel dispone de diez unidades de salud; y un hospital regional: el San Juan de Dios.[21] ´

El primer establecimiento del hospital San Juan de Dios se fundó el 11 de abril de 1824 por don Juan de Dios Pérez junto a otras personalidades, entre ellas el español Juan Camayuno. Se encontraba en el centro de la ciudad y era conocido como Hospital Migueleño. El primer director fue el general Joaquín Eufrasio Guzmán quien fue nombrado el 18 de noviembre de 1853, ya que antes de esa fecha había sido dirigido por una Junta de la Caridad. Para 1854 el hospital se trasladó fuera de la ciudad por cuestiones de salubridad.[22]

Para los años 1953 y 1954 se incorporaron las primeras enfermeras. Desde 1978 inició la creación de los diversos departamentos de la institución, y en 1985 el hospital se trasladó a la Colonia Ciudad Jardín. Sufrió graves daños por los terremotos del 2001, y su reconstrucción inició el 2004.

Cultura y sociedad[editar]

Teatro Nacional Francisco Gavidia

Por medio de decreto ejecutivo del año 1901, la Junta de Fomento de San Miguel dispuso la necesidad de erigir obras en favor del embellecimiento de la ciudad. Fue así que inició el levantamiento de un teatro cuyo diseño estuvo a cargo de Marcos Letona. Las obra inició el 1 de enero de 1903 y terminó el 31 de diciembre de 1909. Su estilo es neoclásico griego y en 1939 recibió el nombre del humanista Francisco Gavidia. Tras servir para una variedad de eventos culturales, el edificio cayó en abandono desde 1961. Ha sido sometido a remodelaciones desde 1988, y en 1991 fue declarado Monumento Nacional.[23] [24] [25]

Museo Regional de Oriente

En el año 1994 se fundó este museo ubicado en el edificio de una antigua fábrica de textiles. Pese a que sufrió daños por los terremotos del 2001, abrió sus puertas nuevamente en el 2007. Tiene cinco salas de exhibición en la que destacan objetos del área arqueológica de Quelepa, objetos comerciales de la empresa Charlaix que funcionó entre los años 1940 y 1980, la historia del henequén en la vida de la ciudad y los atuendos utilizados por la Virgen de la Paz.[26] [27]

Casino de San Miguel

Se le considera el «primer centro social de la república», ya que se fundó el 26 de marzo de 1868 por iniciativa de los señores Aureliano Matheu y Samuel Collinge. Tres días después se instaló la primera junta directiva. Junto a la Sociedad de Empleados de Comercio y el Club Águila, el casino migueleño albergaba los bailes de la élite local en las fiestas de noviembre, hasta que los festejos se expandieron a toda la población desde 1959. El centro se mantiene como importante punto de eventos culturales y sociales.[8] [28]

La Catedral de San Miguel y el parque Guzmán.

Patrimonio[editar]

Patrimonio histórico[editar]

Catedral de San Miguel

La construcción de la Catedral de San Miguel, o Catedral Basílica Santuario Nuestra Señora de la Paz, inició el año 1862 y culminó cien años después. En su interior se encuentra la imagen de Nuestra Señora de la Paz, patrona de la ciudad. Es la estructura más representativa de la urbe y tiene un estilo arquitectónico ecléctico. Su rasgo más distintivo son los dos campanarios que tienen una altura de 57 metros.[29]

Iglesia El Rosario

La iglesia de la parroquia El Rosario, también conocida como Santo Domingo, se erigió como una capilla a finales del siglo XVIII bajo el cuidado de los padres dominicos. Se dice que resguarda los documentos más antiguos de San Miguel; además contiene los restos mortales de religiosos y de otros ciudadanos los cuales cubren el periodo de 1857 a 1901.[30]

Iglesia El Señor del Calvario

La iglesia de la parroquia El Señor del Calvario se encuentra en el sitio donde estuvo una pequeña capilla del mismo nombre. La actual construcción inició en 1921 y terminó en 1952, con diseño del entonces obispo de San Miguel Juan Antonio Dueñas y Argumedo. Consiste de tres naves con altar de mármol y piedra, y además destacan su domo y las cúpulas doradas de estilo bizantino.[31]

Capilla de la Medalla Milagrosa.
Capilla de la Medalla Milagrosa

Las Hermanas de la caridad llegaron a San Miguel para trabajar en el hospital de la ciudad, a principios del siglo XX. Una de las religiosas era sor María Morín, quien tomó la iniciativa de construir una capilla para asistir a los visitantes de ese centro de salud. Fue así que en 1904 se inició el levantamiento del edificio cuyos planos fueron realizados por el coronel Ascensión Azucena, y en 1914 la capilla fue bendecida por Monseñor Juan Antonio Dueñas y Argumedo quien acababa de tomar posesión de la Diócesis de San Miguel. Pese a la mudanza del hospital en 1985, la estructura aún se encuentra en el lugar. La capilla es de estilo gótico, y destacan sus vitrales elaborados en Francia en 1913.[32] [33]

Parque Eufrasio Guzmán

Se encuentra ubicado al frente de la catedral, y fue bautizado en honor del militar salvadoreño Joaquín Eufrasio Guzmán (1801-1875), quien fue padre de David J. Guzmán y fungió como presidente de la república en dos periodos. En este lugar se encuentra una imagen del Arcángel Miguel que fue instalada el 15 de septiembre de 1874, para celebrar la introducción del agua potable a la ciudad. Se estima que el espacio que ocupa el parque ya existía como una plazuela a finales del siglo XVII.[34] [35]

El «parque Guzmán», como se le conoce popularmente, fue reinaugurado en el 2012 tras pasar varios años ocupado por el comercio informal. Se distingue, además de la emblemática figura del Arcángel Miguel y el busto de Alberto Masferrer, por siete murales que contienen lo más representativo de la historia de San Miguel, como un jaguar de piedra, las lagunas migueleñas, el volcán Chaparrastique o la leyenda de la Virgen de la Paz”; aparte de un quiosco, áreas verdes, y explanada.[36] [37]

Parque Rosales

En este parque se encuentra el monumento en honor al doctor Antonio Rosales quien fundó en San Miguel el primer colegio denominado «Santo Domingo», en 1865. Se estima que se construyó a inicios del siglo XX.[38]

Plaza del Obelisco

En conmemoración del 400 aniversario de la ciudad, el 8 de mayo de 1930 se erigió un obelisco con la asistencia del presidente de la república, Pío Romero Bosque. Ese mismo día se enterró una cápsula o recipiente de metal en forma de bala de cañón, que contiene papel moneda y billetes de diferentes denominaciones, el acta de la celebración del cuarto centenario, y periódicos y revistas de la época”, todo con el objetivo que se abriera cien años después. La estructura tiene 20 m de altura y en su frente resalta el Escudo de El Salvador. Se encuentra situada al costado sur del parque Rosales y se dice que el verdadero nombre del lugar es «Plaza Capitán Luis de Moscoso».[39]

Patrimonio cultural inmaterial[editar]

Fiestas patronales[editar]

De acuerdo a la tradición popular, en el año 1682 unos mercaderes encontraron tirada en la playa de la costa del Pacífico salvadoreño una caja de madera sellada, la cual decidieron transportar a San Miguel encima de un burro. Al llegar a la población, y frente a la iglesia parroquial y en plena plaza pública, el animal se negó a continuar, por lo que los pobladores decidieron abrir la caja en la que descubrieron la imagen de la Virgen María con un niño en brazos. Era el 21 de noviembre. Se dice que el precioso descubrimiento provocó que las riñas en la localidad se detuvieran, y desde entonces la imagen ostentó el título de «Nuestra Señora de la Paz»,[40] en cuyo nombre se realizaría una feria local.

Precisamente, en el informe del intentende Gutiérrez y Ulloa de 1807 se mencionaban las festividades de San Miguel:

« Se celebran dos ferias con títulos de la Paz y Ceniza, abiertas en sus respectivos días, sin otras dos pequeñas en el Domingo de Ramos y el día de la Aparición de San Miguel, sin objetos determinados. En la primera de aquéllas, se arregla el giro de añiles y pacto de habilitaciones sucesivas para su cultivo y beneficio, además de las compras y ventas de diversos efectos que intervienen entre los concurrentes de todo el Reino (de Guatemala). Y en la segunda, sólo se cruzan los demás frutos con algunos tejidos y manufacturas de dentro y fuera del Reino, interesándose bastante en el tráfico de ganados caballar y vacuno con sus esquilmos, a que concurren de las provincias de Comayagua, Segovia, Granada, León y Nicaragua».[5]

Al final del mismo siglo, el geógrafo Guillermo Dawson resaltaba la importancia de la feria de La Paz, celebrada el 21 de noviembre de cada año; pues era:

«...de gran nombradía, no sólo en las repúblicas centroamericanas, sino también en varios Estados de la América Meridional, de algunos de cuyos puertos se fletan embarcaciones cargadas de artefactos para expenderlos en aquella ciudad. Los principales artículos de transacción son el añil, mercaderías extranjeras, ganado, quesos, etc.»[5]

Asimismo, consignaba otras «de menor importancia», como lo eran «las de Ceniza, Ramos y 8 de mayo».[5]

Para el siglo XX, la festividad del 8 de mayo tenía un carácter cívico, ya que era la fecha en que se suponía había sido fundada la ciudad. Sin embargo, en 1939 el concejo municipal dispuso que las fiestas titulares se celebrasen el 21 de noviembre de forma definitiva; esta decisión pudo haber sido motivada por las lluvias que impedían el buen desarrollo de aquella celebración en el mes de mayo.[41]

En sus inicios, la fiesta religiosa del 21 de noviembre consistía de procesiones organizadas por los barrios de la localidad, que terminaban en el parque Guzmán y culminaban con la coronación de la Virgen María. Duraban una semana.[42] Con el paso de los años se fue agregando la participación de los diferentes gremios y asociaciones de San Miguel, y fue así como surgieron los bailes de gala a los que un selecto grupo de habitantes tenía entrada.[41]

Esta situación cambió con la administración del gobernador político de San Miguel, don Miguel Charlaix. En 1958, el funcionario dispuso la organización de un carnaval popular abierto a todo público, sin distinción de estratos sociales. Para alcanzar ese fin, contrató a cinco de las mejores orquestas nacionales y del área centroamericana que se instalaron en las principales calles de la ciudad, una vez concluía el desfile de carrozas. Este fue el inicio del Carnaval de San Miguel, la fiesta popular más importante de El Salvador.[42] [43]

En la época contemporánea, las fiestas patronales se extienden durante el mes de noviembre de cada año. Inicia con el Desfile de Correo, y se desarrollan «carnavalitos» en colonias y barrios de San Miguel. Además tienen lugar eventos deportivos, la feria ganadera y la coronación de la reina del carnaval; así como la tradicional procesión y misa en honor de la Virgen de La Paz el 21 de noviembre. El último sábado del mes, las fiestas patronales culminan con el Carnaval.[44]

Procesiones a la Virgen de La Paz[editar]

Cada 21 de septiembre se realiza una procesión en honor a la Virgen de la Paz que parte desde el caserío La Cruz, cantón El Volcán, en las faldas del volcán de San Miguel hacia la catedral de la ciudad. Suele acompañarse por niños vestidos como indígenas, quienes portan canastos con flores. Posteriormente, otras procesiones se desarrollan cada viernes y son la antesala a las fiestas patronales del mes de noviembre. Todas son conocidas como «bajadas» o también «entradas». El origen de esta tradición se remonta a 1787 cuando hizo erupción el volcán, y ante la amenaza del avance de la lava, los pobladores de San Miguel decidieron llevar la imagen de la virgen desde la iglesia de San Francisco para que por su intercesión detuviera su marcha. Dicho milagro se hizo realidad un 21 de septiembre.[45] [46]

Deporte[editar]

Club Deportivo Águila

En el año 1926 se fundó el Club Deportivo Águila de San Miguel como un club social, que tenía al béisbol como prioridad. Fue hasta 1956 que los directivos decidieron enfocarse en el fútbol, por lo que el equipo debutó en la segunda división en la temporada 1956/57. Águila se fortaleció con la contratación de varios jugadores de renombre provenientes del rival Club Deportivo Dragón, y la primera temporada en la primera división ocurrió en 1959 cuando se coronó por primera vez campeón ante el Club Deportivo FAS, con quien ha sostenido el clásico nacional salvadoreño. El club oriental ostenta el segundo puesto con más títulos de primera categoría con quince coronas, y entre sus filas ha contado con renombrados jugadores de la talla de Juan Francisco Barraza, Juan Antonio «Maquinita» Merlos, Ademir Barbosa, Félix Pineda, Luis Ramírez Zapata, Salvador Coreas, y Hugo Coria.[47]

Club Deportivo Dragón

En el año 1939 se fundó el club de fútbol Dragón que se convirtió en el más popular de la ciudad de San Miguel. Para la década de los años 1950 alcanzó dos títulos de primera división, pero después se debilitó con la contratación de varios de sus jugadores importantes por parte del Club Águila. La rivalidad era acérrima entre ambas instituciones, pero el Dragón descendería a la segunda división en 1964. Participará por quinta ocasión en la máxima categoría salvadoreña en el Torneo Apertura 2013.

Estadio Juan Francisco Barraza

Fue inaugurado el 15 de noviembre de 1959 y tiene una capacidad para 10 000 espectadores. Es la sede tanto del Club Deportivo Águila como del Club Deportivo Dragón, y se encuentra bajo la administración de la Fundación Águila.[48]

Estadio Félix Charlaix

Comprende un complejo deportivo para la práctica del atletismo, fútbol, sóftbol y aeróbicos.[49] [50]

Referencias[editar]

  1. El Salvador-Perfil de país: Datos generales
  2. SNET: Clima en El Salvador
  3. SNET: Perfiles climatológicos
  4. Temperaturas mensuales reales en el 2012
  5. a b c d e f g h FISDL: San Miguel
  6. a b Conetur: Conetur San Miguel de la Frontera y la rebelión oriental
  7. Pedro Escalante Arce: El golfo de Fonseca, p. 8.
  8. a b c Conetur: San Miguel: una ciudad rica en historia
  9. Alcaldía Municipal de San Miguel: Historia de San Miguel
  10. Conetur: Una ciudad rica en historia
  11. La Prensa Gráfica: El último reino del maguey
  12. a b c Rudis Yilar Flores Hernández: Globalización y espacio urbano en la ciudad de San Miguel
  13. Raúl Benítez: El Salvador 1984-1988: Guerra civil, economía y política
  14. Digestyc: Proyecciones municipales
  15. Digestyc: características generales de población (censo 2007)
  16. el Diario de Hoy: Gastarán más de medio millón en fiesta migueleña
  17. La Prensa Gráfica: Entregan medallas de reconocimiento a migueleños destacados
  18. La Presa Gráfica: 13 migueleños recibieron medalla en aniversario
  19. El Diario de Hoy: Las remesas impulsan la economía de zona oriental
  20. Ministerio de Educación: Directorio
  21. Ministerio de Salud: Establecimientos
  22. Conetur: El Hospital San Juan de Dios y sus directores
  23. Teatro Nacional Francisco Gavidia
  24. La Prensa Gráfica: Teatro Francisco Gavidia de San Miguel cumple 100 años de fundación
  25. El Diario de Hoy: El padre del Carnaval de San Miguel
  26. Museo Regional de Oriente
  27. MUSEO REGIONAL DE ORIENTE: HISTORIA, CULTURA Y TRADICIONES
  28. Casino de San Miguel: Quiénes somos
  29. Alcaldía de San Miguel: Catedral de San Miguel
  30. El Salvador Travel: Iglesia El Rosario
  31. El Salvador Travel: Iglesia El Calvario
  32. La web de Oriente: Capilla Medalla Milagrosa
  33. El Diario de Hoy: Vitrales, la arquitectura que da belleza
  34. La Prensa Gráfica: San Miguel Arcángel recupera su dignidad
  35. El Diario de Hoy: Parque histórico
  36. sanmiguel.com: El parque Guzmán estará listo en mayo
  37. La Prensa Gráfica: Parque Eufrasio Guzmán tiene un nuevo diseño
  38. Oriente al Día: Recordando el Parque Rosales
  39. La Prensa Gráfica: Obelisco, monumento olvidado
  40. Nuestra Señora de la Paz Patrona de la Republica de El Salvador
  41. a b Amparo Marroquín Parducci: Ni cerca, ni lejos. Las migraciones de un carnaval salvadoreño
  42. a b Historia del Carnaval de San Miguel
  43. 54° Carnaval de San Miguel
  44. Programación Fiestas Patronales de San Miguel 2012
  45. La Prensa Gráfica: Arrancan procesiones a Virgen de Paz
  46. La Prensa Gráfica: Imagen de la Virgen de la Paz recorre San Salvador
  47. El Gráfico: Águila
  48. Fútbol de El Salvador: C.D. Águila - Historia
  49. El Diario de Hoy; Ejercicios gratis para todos los migueleños
  50. El Diario de Hoy: Furor por el softbol

Bibliografía[editar]

  • Instituto Geográfico Nacional (1986). Diccionario Geográfico de El Salvador, Tomo II, L-Z. San Salvador: Talleres Litográficos del Instituto Geográfico Nacional. 

Enlaces externos[editar]