Operación Chispa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Operación Chispa
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
Fecha 12 - 18 de enero de 1943
Lugar Óblast de Leningrado, Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética
Coordenadas 59°54′00″N 31°04′01″E / 59.9, 31.067Coordenadas: 59°54′00″N 31°04′01″E / 59.9, 31.067
Resultado Victoria estratégica soviética; El Sitio de Leningrado es aliviado.
Beligerantes
Bandera de Alemania Alemania Nazi Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Comandantes
Bandera de Alemania Georg Lindemann Bandera de la Unión Soviética Kirill Meretskov
Bandera de la Unión Soviética Leonid Govorov
Bajas
4.900 soldados 3.580 soldados

La Operación Chispa (ruso: Операция Искра, operatsia iskra) fue una operación militar realizada por el Ejército Rojo entre el 12 de enero y el 18 de enero de 1943 para intentar romper el sitio de Leningrado que llevaba a cabo la Wehrmacht. La ofensiva soviética logró romper el cerco alemán y abrir una vía de comunicación que permitió aliviar la situación de los civiles y militares cercado, aunque los alemanes mantuvieron el sitio hasta enero de 1944.

Desarrollo de las operaciones[editar]

La ofensiva final de las tropas del Frente de Leningrado y el Frente de Voljovskoe empezó la mañana del 12 de enero de 1943. Los frentes soviéticos estaban dirigidos por Kirill Meretskov y Leonid Govorov,[1] formaban 21 divisiones con 302.800 hombres.[2] Tras batallas duras y feroces contra el 18.º Ejército alemán, las unidades del Ejército Rojo llegaron hacia las zonas fortificadas al sur del lago Ladoga, y el 18 de enero de 1943 se produjo la unión de las unidades de los dos frentes, abriendo un corredor terrestre con la ciudad asediada que estuvo 900 días sitiada. Casi de manera inmediata, los suministros empezaron a llegar a Leningrado mediante camiones y ferrocarril, lo cual se tradujo en un importante aumento de la moral del los civiles soviéticos.[3] A partir del día 20 la línea de ferrocarril comenzó a funcionar regularmente. La operación ofensiva oficialmente terminó el 30 de enero.[4]

Consecuencias[editar]

La ciudad de Leningrado todavía estuvo sujeta a un asedio parcial, especialmente mediante bombardeos aéreos y artillería, hasta que una ofensiva soviética final rompió finalmente las líneas alemanas, levantando el asedio en enero de 1944. La ofensiva, sin embargo, tuvo un importante efecto moral entre los soldados y civiles de la Unión Soviética, un éxito que coincidió en por las mismas fechas con la importante victoria en la Batalla de Stalingrado.

Las bajas soviéticas durante la operación se estiman en 115.082 hombres (incluyendo 33.940 muertos y desaparecidos).[5] Por su parte, los alemanes sufrieron 12.000 muertos y heridos.[6] Durante los combates los soviéticos capturaron intacto su primer tanque Tiger I, que fue trasladado a su retaguardia por las Fuerzas soviéticas para su evaluación.[7]

Referencias[editar]