Ofensiva del Báltico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ofensiva del Báltico
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
Fecha 14 de septiembre - 24 de noviembre de 1944
Lugar Estados bálticos
Resultado Victoria soviética
Cambios territoriales Reincorporación de los Estados bálticos a la Unión Soviética.
Beligerantes
Bandera de Alemania Alemania nazi Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Comandantes
Bandera de Alemania Ferdinand Schörner
Bandera de Alemania Georg-Hans Reinhardt
Bandera de la Unión Soviética Hovhannes Bagramyan
Bandera de la Unión Soviética Andrei Yeremenko
Bandera de la Unión Soviética Iván Maslennikov
Fuerzas en combate
Wehrmacht
• 730.000 hombres
• 7.000 piezas de artillería
• 1.260 vehículos armados
• 400 aviones
Fuerzas Soviéticas
• 1.546.400 hombres
• 17.500 piezas de artillería
• 3.080 vehículos armados
• 2.640 aviones

La Ofensiva del Báltico, también conocida como Ofensiva estratégica del Báltico,[1] [2] [3] fue una operación ofensiva ejecutada por las fuerzas del Ejército Rojo contra las fuerzas alemanas de la Wehrmacht en la región de los estados bálticos durante el verano y el otoño de 1944, en el contexto de la II Guerra Mundial. Tres frentes soviéticos, un total de 11 ejércitos activos, se enfrentaron a los Grupos de Ejércitos Norte y Centro, cuatro ejércitos en el Báltico. Al término de las operaciones acabó siendo aislado un Grupo de Ejércitos alemán en Curlandia, que se mantendría en esta situación hasta el final de la guerra.

Antecedentes[editar]

Después de haberse levantado el sitio de Leningrado, las fuerzas alemanas se retiraron a Estonia, donde iniciaron la construcción de la sección norte de la línea Panther-Wotan. Esta línea fue destruida durante la batalla del Dniéper y durante la operación Bagration, solamente en Estonia las posiciones alemanas se mantuvieron, sin embargo, esto ocurrió porque la Stavka no había preparado una ofensiva importante en aquella región. Con el Grupo de Ejércitos Centro retrocediendo cada día, el Grupo Norte quedó seriamente amenazado, y los generales soviéticos se dieron cuenta que era su oportunidad para preparar una ofensiva hacia el mar Báltico.

Operaciones previas[editar]

El 5 de julio de 1944, se inició la ofensiva soviética contra Šiauliai, con el III Cuerpo Mecanizado de Guardias en la vanguardia, mientras los Ejércitos 43º y 51º, y el Ejército 2º de Guardias se dirigieron hacia Riga. Para el 31 de julio, la costa del golfo de Riga había sido alcanzada, esto dejaba al 18º Ejército Alemán, al mando de Herbert Loch, y al Destacamento del Ejército Narva, al mando de Johannes Friessner, atrapados en Estonia. En este punto, nuevas tropas soviéticas del 6º Ejército de Guardias se unieron a la operación y avanzaron rápidamente por Letonia, tomando Jelgava y Daugavpils, intentando separar a los Grupos de Ejército alemanes Norte y Centro.

La reacción alemana fue rápida y de éxitos iniciales, lanzando un contraataque bajo el nombre de Operación Doppelkopf, a partir del 16 de agosto de 1944, con el XL. Panzerkorps y el XXXIX. Panzerkorps bajo el mando del III Ejército Panzer adscrito al Grupo de Ejercitos Centro. Actuando en coordinación con los tanques del Grupo de Ejércitos Norte, los alemanes repelieron el avance soviético y expulsaron al Ejército Rojo de la línea costera del Báltico, restableciendo las comunicaciones entre ambos Grupos de Ejército mediante un delgado corredor terrestre de 30 kilómetros de ancho. La finalidad del ataque alemán era recuperar el nudo de carreteras de Šiauliai (llamada en alemán Schaulen), pero los tanques alemanes se enfrentaron a una defensa en profundidad del Primer Frente Báltico del Ejército Rojo, y su avance se vio detenido el 20 de agosto, con serias perdidas de los dos Panzerkorps. Las tropas alemanas intentaron lanzar un nuevo ataque para fortalecer su delgada franja costera el 16 de septiembre, con el nombre de Operación Cäsar, pero fracasaron nuevamente.

Desarrollo de las operaciones[editar]

Tras un breve periodo, la Stavka soviética lanzó una nueva ofensiva generalizada a través del báltico, con el fin que el Ejército Rojo reocupara Estonia, Letonia, y Lituania, desde el 14 de septiembre al 24 de noviembre de 1944. La Stavka lanzó así la Ofensiva de Riga (en ruso: Рижская наступательная операция), destinada a la capital de Letonia por el I Frente Báltico y el recientemente creado 2º Frente Báltico, desde el 14 de septiembre, con el fin de expulsar a los alemanes de la costa del Golfo de Riga. Este avance soviético chocó frontalmente con la Operación Cäsar planificada por el OKH alemán y resultó en una serie de feroces enfrentamientos donde las tropas alemanas, en inferioridad de infantería y artillería, debieron retroceder en sus empeños de restablecer pleno contacto entre el Grupo de Ejercitos Centro y el Grupo de Ejercitos Norte. El 21 de septiembre los soviéticos lograron retomar la línea costera báltica y rompieron definitivamente el contacto terrestre entre las dos grandes fuerzas alemanas. Pese a ello las tropas soviéticas siguieron su avance y para el final de la ofensiva, el 24 de octubre, habían retomado Riga y expulsado a los alemanes de la región oriental de Letonia.

Más al norte los soviéticos lanzaron la Ofensiva de Tallin (en ruso: Таллинская наступательная операция), destinada a expulsar a los alemanes del territorio de Estonia. Al terminarse el Sitio de Leningrado, las tropas de dicha ciudad y las que auxiliaron en la ruptura del cerco fueron unificadas en el denominado Frente de Leningrado, y empezaron su ataque el 17 de septiembre de 1944, logrando tomar la capital estonia, Tallinn, el 21 de septiembre.

Las tropas alemanas de Narva, incluyendo regimientos estonios de las Waffen SS, habían logrado detener inicialmente el avance soviético muy superior en número en Narva hasta el 10 de agosto, pero debieron al final retirarse del resto de Estonia ante el riesgo de ser cercadas. Al no ser posible detener el avance soviético por mucho tiempo, y al alcanzar el Báltico las tropas soviéticas el 21 de septiembre, el OKH alemán ordenó evacuar de inmediato a todas las tropas del Grupo de Ejercitos Norte que habían quedado atrapadas en Estonia, utilizando para ello todos los medios navales que la Kriegsmarine alemana pudo ofrecer. Como resultado, los últimos soldados alemanes se retiraron de Estonia por mar el 26 de septiembre, terminando la ofensiva soviética.

Al día siguiente de lograr la ocupación total de Estonia, los soviéticos lanzaron la operación anfibia "Desembarco Monzón" (Моонзундская десантная операция, en ruso), para capturar las islas de Hiiumaa, Saaremaa and Muhu, bloqueando el acceso al Golfo de Riga. Estas operaciones terminaron el 24 de noviembre con la expulsión total de las guarniciones alemanes que resistían allí.

Finalmente, las tropas soviéticas lanzaron la Ofensiva de Memel, en la cual atacaron el puerto lituano de Klaipeda desde el 5 de octubre, cercando a las tropas alemanas allí estacionadas, con el fin de cortar las comunicaciones entre los restos del Grupo de Ejercitos Norte (ahora situado en el oeste de Letonia) y el Grupo de Ejércitos Centro. En este ataque el Primer Frente Báltico cortó definitivamente desde el 15 de octubre todo contacto entre las tropas de la Wehrmacht situadas en Curlandia y el territorio de Prusia Oriental (donde se ubicaba ahora el Grupo de Ejercitos Centro), mientras Klaipeda era rodeada por los soviéticos el 22 de octubre.[4] Este asedio causó la Batalla de Memel, que duró hasta el 27 de enero de 1945 cuando las últimas fuerzas alemanas abandonaron el puerto

Consecuencias[editar]

Avances soviéticos del 19 de agosto al 31 de diciembre de 1944 (en color azul).

La derrota de la Wehrmacht en la Ofensiva del Báltico causó pérdidas a los alemanes de aproximadamente 260,000 combatientes entre muertos, heridos, y prisioneros, siendo expulsadas las fuerzas alemanas de Estonia, del este de Letonia, y de Lituania. Esto acercó la lucha al territorio del Reich propiamente dicho, en tanto la antigua frontera germano-lituana de Prusia Oriental se hallaba ahora a pocos kilómetros del propio frente de combate.

Las comunicaciones terrestres entre el Grupo de Ejércitos Centro y el Grupo de Ejércitos Norte se cortaron definitivamente, y este último quedó ocupando solamente la región de Curlandia, al oeste de Letonia y en las orillas del Báltico, rodeada totalmente por territorios bajo ocupación soviética. Este hecho motivó que el 25 de enero de 1945 Hitler cambiara la denominación del Grupo de Ejércitos Norte a Grupo de Ejércitos Curlandia (en alemán Heeresgruppe Kurland), aceptando tácitamente que no sería posible para la Wehrmacht lanzar una contraofensiva con la cual restablecer un corredor terrestre entre Curlandia y Prusia Oriental.

Cerca del 200,000 soldados alemanes, junto con voluntarios letones de las Waffen SS, quedaron atrapados en esta zona, sujetos a continuos ataques soviéticos que redujeron continuamente el territorio controlados por los alemanes. El Grupo de Ejércitos Curlandia se tornó en un escenario muy secundario de guerra para el OKH, considerando que desde inicios de 1945 el Ejército Rojo amenazaba directamente el territorio del Tercer Reich, aislando cada vez más a las tropas alemanas de Curlandia. Estas lucharon hasta el 9 de mayo de 1945, cuando debieron capitular ante el Ejército Rojo.

Referencias[editar]

  1. D. Anderson, et al (2001); The Eastern Front, Zenith Imprint, pág. 203
  2. D. Muriev (1989); Preparations, Conduct of 1944 Baltic Operation Described, pp. 22–28
  3. A. Stilwell. & M. Hastings (2004); The Second World War: A World in Flames, pág. 343
  4. Geoffrey Jukes (2001), Stalin's Generals, pág. 31

Enlaces externos[editar]