Iván Bagramián

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hovhannes Jachatury Bagramyán
Iván Jristofórovich Bagramián
Հովհաննես Բաղրամյան
Bagramyan1938.jpg
Coronel Bagramián en 1938
Rank insignia of маршал Советского Союза.svg Mariscal de la Unión Soviética
Años de servicio 19151968
Lealtad Bandera de Armenia República Democrática de Armenia
Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Condecoraciones Héroe de la Unión Soviética (2)
Orden de Lenin (7)
Orden de la Revolución de Octubre
Orden de la Bandera Roja (3)
Orden de Suvórov (2)
Orden de Kutúzov
Mandos Primer Frente Báltico
Participó en Primera Guerra Mundial
Guerra Turco-Armenia 1920
Segunda Guerra Mundial

Nacimiento 2 de diciembre de 1897
Chardaklú, Bandera de Armenia Armenia
Fallecimiento 21 de septiembre de 1982 (84 años)
Moscú, Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
[editar datos en Wikidata ]

Hovhannés Jachatury Bagramián (en armenio: Հովհաննես Բաղրամյան, en ruso: Ива́н(Оване́с) Хачату́рович Баграмя́н), (20 de noviembrejul./ 2 de diciembre de 1897greg. - 21 de septiembre de 1982), fue un comandante soviético armenio Mariscal de la Unión Soviética. Durante la Segunda Guerra Mundial, Bagramián fue el primer oficial no eslavo comandante de un Frente y uno de cincuenta armenios que alcanzó el grado de General en el mismo período.[1]

La experiencia de Bagramián le permitió distinguirse como un comandante capaz de lanzar contraofensivas soviéticas exitosas contra la Alemania nazi en las tempranas etapas de la guerra. En 1942 se le concedió el primer mando de una unidad, y en el noviembre de 1943 recibió su mando más prestigioso como jefe del Primer Frente Báltico. Como jefe de este frente, participó en las ofensivas que se movieron hacia el oeste y expulsaron a las fuerzas alemanas de las repúblicas bálticas.

Fuera de Armenia, se lo conoce principalmente por la versión rusificada de su nombre, Iván (o Ovannés) Jristofórovich Bagramián (en ruso: Ива́н Христофо́рович Баграмян).

Biografía[editar]

Primeros años y Primera Guerra Mundial[editar]

Hovhannés Bagramián nacido en el pueblo de Chardakhlú cerca Elizavetpol (más tarde Kirovabad, ahora Ganja en Azerbaiyán), era hijo de Jachatur Bagramián, un trabajador ferroviarío armenio.

En 1915, se unió al Ejército ruso como voluntario en el Segundo Regimiento de Frontera del Cáucaso y pasó el resto de la Primera Guerra Mundial luchando contra el Imperio otomano en el Frente del Caúcaso. En junio de 1917 se graduó en la academia militar de Tiflis.

No se unió al Partido Comunista después de la Revolución de octubre, sino que lo hizo en 1941, cosa que era atípica para un oficial soviético, y sin embargo, con la creación de la recién establecida República Democrática de Armenia en 1918, se alistó en el Tercer Regimiento Armenio.

Después de que el Imperio Otomano firmara el Tratado de Brest-Litovsk con la RSFS de Rusia, ayudó a prevenir el ataque del Tercer Ejército otomano en las regiones de Karaourgani y Sarkam. En mayo de 1918 participó en la Batalla de Sardarapat, donde los militares armenios se aseguraron una victoria crucial contra las fuerzas turcas. Permaneció en este regimiento hasta mayo de 1920.

Después del derrocamiento del zar el gobierno bolchevique invadió las repúblicas de Azerbaiyán, de Georgia y de Armenia. En mayo de 1920, Bagramián inició una rebelión local contra el Dashnak y se unió al 11º Ejército Rojo.[2]

Bagramián en 1916 mientras estaba sirviendo en el Ejército Imperial Ruso.

Hovhannés Bagramián se hizo comandante de un regimiento de caballería, que participó en varias batallas durante la Guerra civil rusa, y también luchó contra las fuerzas armenias y georgianas nacionalistas. En 1923, fue proclamado comandante del Regimiento de Caballería de Alexandropol, una posición que él sostuvo hasta 1931. Dos años más tarde, Bagramián se graduó en la Escuela de Caballería de Leningrado y, en 1934 en la Academia de Militar de Frunze.[3]

De 1934 a 1936, se desempeñó como jefe de personal de la 5ª División de Caballería, y desde 1938, trabajó como instructor y profesor de categoría superior en la Academia Militar del Estado Mayor soviético. Simultáneamente, el líder soviético Iósif Stalin había purgado gran parte del cuerpo de oficiales con experiencia de la Unión Soviética. Algunos estudiantes de la academia militar como Andréi Yeriómenko y Georgui Zhúkov, vieron ascender su carrera, mientras que Bagramián permaneció estancado.[4]

En 1940, cuando el General Zhúkov fue ascendido a comandante del Distrito Militar de Kiev, en Ucrania, Bagramián escribió una carta pidiendo servir bajo su mando. Zhúkov estuvo de acuerdo, y en diciembre solicitó a Bagramián su ayuda para redactar un documento que tenía que presentarse a todos los comandantes de los distritos militares soviéticos. El documento de Bagramián, Realización de una operación ofensiva contemporánea, dejo impresionado a Zhúkov, y promovió a Bagramián para convertirse en el jefe de Operaciones del 12º Ejército Soviético con base en Ucrania.[5] A los tres meses sin embargo, Bagramián, entonces un coronel, fue nombrado Diputado Jefe de personal del Frente Suroeste, con sede en Kiev.[3]

Segunda Guerra Mundial[editar]

Ucrania[editar]

Mapa de las fronteras acordadas en el Pacto Ribbentrop-Mólotov, y mapa de las fronteras a las que se llegó realmente en 1939.

En junio de 1941, la Alemania nazi violó el pacto de no agresión Mólotov-Ribbentrop e invadió la Unión Soviética. A diferencia de muchas de las tropas de la frontera que fueron tomadas por sorpresa por la ofensiva alemana, Bagramián y su comandante, el General Mijaíl Kirponós creían que la invasión de Alemania era inevitable,[6] y pensaban que la ofensiva alemana emplearía la estrategia de Blitzkrieg o guerra relámpago como lo había utilizado en las campañas en Polonia en 1939 y Europa Occidental en 1940.[7] Por eso, desde el invierno de 1939-40, Bagramián había ideado un plan de batalla que contestaría las amenazas sobre Ucrania occidental, dicho plan fue aprobado después de numerosas revisiones el 10 de mayo de 1940.[8]

La columna en la cual iba Bagramián fue bombardeada por los aviones alemanes. Tres días después del inicio de la invasión, los proyectos para la contraofensiva fueron puestos en práctica pero el desorden envolvió a las tropas y el ataque se derrumbó.[9] Aun así participó en las grandes batallas de tanques en Ucrania occidental y la operación defensiva alrededor de Kiev, en la cual Kirponós murió y el Frente entero fue capturado por los alemanes. Él fue uno de los pocos oficiales de alta graduación que lograron escapar del ejército rodeado.

Bagramián entonces fue designado Jefe de personal del Mariscal Semión Timoshenko y con el futuro primer ministro soviético Nikita Jrushchov. En sus memorias, Jrushchov describía a Bagramián como "una persona muy precisa que hizo un informe muy detallado sobre todo tal y como era. Cuantas tropas teníamos nosotros, sus posiciones, y la situación general."[10]

Bagramián contribuyó decisivamente a la planificación de dos contraofensivas soviéticas contra los alemanes, incluyendo el empuje principal hecho por fuerzas soviéticas en diciembre durante la batalla de Moscú, y para esto fue ascendido a Teniente General.[3] En el mismo mes, fue asignado jefe de personal de un grupo de operaciones militares que supervisaría tres Grupos De ejército: el Del sur, el Del sudoeste y los Frentes de Briansk.[7] En marzo de 1942, acompañó a Jrushchov y Timoshenko a Moscú para presentar a Stalin los proyectos de una nueva contraofensiva en la ciudad ucraniana de Járkov. Stalin, impresionado por su plan, aprobó la operación y el 8 de abril, promovió a Bagramián como Jefe de Personal del Frente del Sudoeste. El 12 de mayo de 1942, los ejércitos del Frente del Sudoeste atacaron Járkov pero el lanzamiento de la ofensiva vino en un momento inoportuno ya que ellos atacaban el Saliente de Barvénkovo, una región que fuerzas alemanas estaban cercando.[11]

Mientras las fuerzas soviéticas en un principio acertaron en la reconquista de Járkov, se encontraron atrapados por el ejército alemán después del cierre de Barvénkovo. El 18 de mayo, Bagramián pidió a Timoshenko cambiar los proyectos pero Timoshenko y Stalin rechazaron aprobar su petición.[12] Las pérdidas soviéticas fueron enormes en los ejércitos 6º, 9º y 57º (aproximadamente 18-20 divisiones) y Bagramián fue apartado el 28 de junio por la STAVKA. Según Jrushchov, Bagramián estuvo tan devastado de la inmensa pérdida de hombres que después de que la operación fue suspendida, "él se echó a llorar. Sus nervios se rajaron... Él lloraba por nuestro ejército".[13] Acusado de ser el responsable del fracaso de la operación, fue degradado a jefe de personal del 28º Ejército soviético.[14] Varios días más tarde, escribió una carta a Stalin en la que pedía "servir en el frente en cualquier posición, aunque sea modesta".[15] El historiador británico militar John Erickson sin embargo afirma que Bagramián fue injustamente acusado por Stalin, en las tentativas de este en buscar siempre culpables cuando las operaciones militares salían mal.[16]

El 16º Ejército[editar]

Aunque nunca había comandado una unidad antes de la guerra, se le dio su primer mando de un ejército en el frente occidental, en particular porque al mariscal Zhúkov le impresionaron sus habilidades y capacidades.[17] Zhúkov, con la aprobación del STAVKA, lo nombró comandante del 16º Ejército, en sustitución de su ex comandante, Konstantín Rokosovski que había sido enviado al Frente de Bryansk. El 30 de julio, las fuerzas soviéticas lanzaron una nueva ofensiva como parte de la continuación de las Batallas de Rzhev, en Rusia occidental, en un esfuerzo por hacer retroceder a las fuerzas alemanas que avanzaban hacia Moscú, cerca del río Volga. En las dos semanas siguientes, las fuerzas soviéticas realizaron con éxito varios logros en la región. El 11 de agosto, sin embargo, las fuerzas alemanas habían montado una ofensiva sorpresa en el flanco sur del frente occidental. Las fuerzas alemanas amenazaban a Bagramián en el flanco izquierdo, así que el 9 de septiembre movió rápidamente sus fuerzas para combatir y poner fin a sus intenciones de avanzar aún más.

El Frente Oriental se centraba en batallas casi exclusivamente dirigidas hacía Stalingrado, los alemanes intentaban llegar al Cáucaso con un gran avance hacia el sur, para entonces, el Sexto Ejército Alemán asediaba Stalingrado. El 16º Ejército en ese momento se componía de cuatro divisiones y una brigada de infantería para la nueva ofensiva, y a estas fuerzas de Bagramián se le sumaron otras dos divisiones, una brigada de infantería, cuatro brigadas de tanques y varios regimientos de artillería.[18] El ejército de Bagramián lanzó un ataque contra las fuerzas alemanas en Bryansk a lo largo de los frentes occidental. Por sus esfuerzos y la lucha contra el registro, el 16º Ejército fue renombrado como Undécimo Ejército de la Guardia Roja.

Kursk[editar]

La batalla de Stalingrado marcó el punto de inflexión de la guerra. Las fuerzas alemanas se reorganizaban para una nueva ofensiva en el verano de 1943 para atacar a la Unión Soviética, en el saliente de Kursk, el Alto Mando alemán utilizó unidades veteranas para esta acción. La STAVKA, informada de la inminencia de los ataques, pidió que se avanzara cerca de las defensas de la ciudad de Kozelsk y se empujara al sur en la que sería la ayuda de los ejércitos del Frente Central. Las fuerzas procederían a cortar 75 millas de distancia que rodeaban a los alemanes. Esto fue similar a lo ocurrido en 1942 en la Operación Urano, donde los ejércitos soviéticos habían rodeado y atrapado al Sexto Ejército en Stalingrado.

El Undécimo Ejército de Bagramián se encargaba de tomar parte en la ofensiva y se le dio adicionalmente tres divisiones de infantería y dos cuerpo de gasolina, en total una fuerza compuesta de quince divisiones.[19] Bagramián sin embargo argumentó a la STAVKA que su planificación era demasiado audaz, en las esperanzas de repetir el éxito de cerco como la Operación Urano. El afirmó que sus fuerzas estaban sobrecargadas y tendrían dificultades para atacar a las posiciones alemanas en Vóljov. Para evitar una repetición del fracaso de Járkov el año anterior, en lugar pidió que el 61ª Ejército del Frente de Bryansk ayudara al Úndecimo en la destrucción de las fuerzas alemanas en Vóljov, con lo que se eliminaría el Noveno Ejército de la protección del norte.[20] Hace un llamamiento al Frente, a su comandante Vasily Sokolovsky y a reyter pero ambos rechazaron su propuesta. En abril, la STAVKA mandó a los principales comandantes de los Ejércitos y Frentes a Moscú a una reunión informativa sobre los preparativos de la batalla. Contra las protestas de Sokolovsky y Reyter, Bagramián propuso su plan alternativo al de Stalin, quien estuvo de acuerdo y aprobó que sería más correcto su camino a seguir.[21] A Bagramián se le dio veinte días para preparar al Undécimo Ejército y el 24 de mayo informó de que sus fuerzas estaban listas. El Undécimo Ejército ahora estaba compuesto por 135.000 hombres, 280 vehículos blindados de combate, 2700 piezas de artillería y varios cientos de aviones para prestar apoyo aéreo a las fuerzas de tierra.[22] Stalin, sin embargo, siente la necesidad de agravar aún más la capacidad de lucha contra las fuerzas alemanas, retrasa la ofensiva.[23]

El 5 de julio de 1943, después de varios meses de aplazamiento de la ofensiva, las fuerzas alemanas lanzaron la Batalla de Kursk esta operación recibió el nombre en clave de “Operación Zitadelle”. Las pérdidas alemanas fueron inicialmente grandes debido a los preparativos de la defensa soviética. Tomando ventaja de ello, el 12 de julio, las fuerzas de Bagramián comenzaron su ofensiva, cuyo nombre en código era Operación Kutúzov. El 28 de julio, la operación terminó con éxito y fue ascendido al rango de Coronel General. En ese mes, sus fuerzas tomaron parte a gran escala en ofensivas contra los alemanes, lo que obligó a Alemania a permanecer a la defensiva durante el resto de la guerra.

Bielorrusia[editar]

Con el fin de las operaciones en Kursk, los soviéticos iniciaron una serie de ofensivas en varios frentes para presionar a los alemanes fuera de sus territorios. En octubre de 1943, el Undécimo Ejército de Bagramián fue trasladado al Segundo Frente Báltico, que se concentraba en la reconquista de Bielorrusia y las repúblicas bálticas. En noviembre, Stalin ofreció a Bagramián el cargo de comandante en Jefe del Primer Frente Báltico con los mismos objetivos que el Segundo Frente Báltico, pero hacía poco progreso en sus tentativas de avanzar hacia el norte.[19]

Despliegue general de las fuerzas soviéticas y alemanas durante la Operación Bagratión, en junio de 1944.

Stalin le permitiría mantener el Undécimo Ejército, y sugirió al Coronel General N.E. Chíbisov, un oficial que había servido bajo, asumir su posición. Bagramián sin embargo comentó que había tenido un roce con Chíbisov y en su lugar se nombró al Teniente General K.N. Gálitsky. Stalin, se dio cuenta de que Bagramián no estaría en condiciones de coordinar con coherencia debido al conflicto que tenía, de acuerdo a la sugerencia de Bagramián, fue promovido al rango de General de Ejército.[20]

En el invierno de 1943, sus fuerzas avanzaron hacia la ciudad bielorrusa de Vítebsk. Una de las claves que vio Bagramián fue que muchos de los soldados habían formado parte de las unidades veteranas que habían sido entrenadas en la región ártica de Siberia,[24] y les resultaba fácil atravesar las defensas alemanes que habían construido durante varios meses. Entre los lugares clave imprescindibles para alcanzar a Vítebsk era la pequeña ciudad de Gorodok, que actuaba como un centro de comunicaciones que los alemanes habían fortificado fuertemente. A pesar de la fuerte defensa, Bagramián fue capaz de utilizar su artillería pesada y apoyo aéreo de la Fuerza Aérea Soviética y bombardear la ciudad, y a continuación, poner en marcha un triple ataque desde el suelo.[24] La guarnición alemana fue rebasada, y el 24 de diciembre, fueron tomadas dos divisiones de infantería y una división de tanques alemanas. En Moscú, la noticia de la victoria en Gorodok impulsó una salva de 124 cañonazos en honor de Bagramián y el Primer Frente Báltico.[24]

El 2 de abril de 1944 Stalin concedió a Bagramián la solicitud que este había hecho para aliviar las tropas en las funciones de la ofensiva del Frente. Sin embargo, las fuerzas alemanas tomaron la iniciativa, ya que montaron una nueva ofensiva contra los partisanos soviéticos en Bielorrusia. Bagramián desvió apoyo aéreo y otros suministros esenciales a los partisanos, que permitió a la mayoría de ellos escapar del cerco alemán.[25] Con el avance de las fuerzas soviéticas en el Báltico y Ucrania, el Grupo de Ejércitos Centro alemán había sido en gran parte aislado como la STAVKA estaba planeando y preparando. El plan de la STAVKA, cuyo nombre en código era Operación Bagratión se mantuvo en secreto para todos los comandantes del frente que iban a participar. Al propio Bagramián sólo se le informó de su papel en esta decisiva ofensiva en mayo de 1944.[26]

Bagratión fue el nombre que se utilizó para nombrar al Primer, Segundo y Tercer Frente Bielorruso y el Primer Frente Báltico cuya misión era hundir al Grupo de Ejército Centro. Bagramián fue el encargado de atacar a las fuerzas en el río Daugava y junto con el Tercer Frente Bielorruso clareó los alrededores de Vítebsk de fuerzas alemanas.

Aunque Bagramián al igual que todos los comandantes del Ejército Rojo consideraba aceptable sostener muchas bajas,[27] le conmocionó tremendamente la inmensa pérdida de vidas, por esta razón, trató de reducir estos niveles principalmente manteniendo del elemento sorpresa en las operaciones. En sus preparativos para la Operación Bagratión, guio al Cuadragésimo Tercer Ejército para desplazarse por una difícil geografía, entre pantanos y marismas, teniendo al Grupo de Ejércitos Norte en su flanco derecho. Esta maniobra, tomó por sorpresa al Grupo de Ejército Norte.[28] El Cuadragésimo Tercer Ejército consiguió un gran éxito en su ataque. El comandante de la Cuadragésimo Tercer Ejército, el General A.P. Beloboródov escribió que durante la ofensiva, un alemán capturado declaró que las fuerzas alemanas habían sido tomadas por sorpresa por las fuerzas atacantes.[29]

Bagramián siguió empujando hacia Vítebsk y sus fuerzas fueron ayudadas por los mismos partisanos bielorrusos que habían escapado del cerco alemán en abril. Siempre consideraba vital la inteligencia, que incluía la información sobre la ubicación de los puentes y los movimientos de tropas, y también por esta razón, lanzó ataques contra las líneas de la logística alemana. El 22 de junio de 1944, la Operación Bagratión comenzó y Bagramián procedió a avanzar hacia el oeste, como se había planeado previamente. Sin embargo, creció la brecha en el flanco norte del Frente. Stalin acordó enviar un cuerpo de tanque para reforzar las fuerzas de Bagramián, pero se le ordenó que capturara Pólatsk.[30] El 3 de julio sus tropas habían realizado las tareas establecidas, destruyendo el Tercer Ejército Panzer y capturando Pólatsk. Gracias a estos logros, el 7 de julio fue condecorado con el título de Héroe de la Unión Soviética.[3]

El Báltico[editar]

Con el éxito general de las fuerzas soviéticas en la Operación Bagratión, el Frente fue ampliado con tres ejércitos más (a pesar de que se cedió el Cuarto Ejército de Choque al Segundo Frente del Báltico), el trigésimo noveno ejército (anteriormente bajo el mando de la Tercer Frente Bielorruso), el Quincuagésimo Primer Ejército y el segundo Ejército de Guardias.[28] La STAVKA ordenó al Primer Frente Báltico que se moviera hacia el oeste, a fin de detener al Grupo de Ejércitos Norte de las fuerzas restantes para que no escaparan a Alemania. A pesar de ello, Bagramián conocía que muchos de los generales que se prestaban a las órdenes del ejército alemán eran dirigidos por el propio Adolf Hitler, en lugar de por el Estado Mayor y al mismo tiempo sabía que existía la posibilidad de que no se pudieran enfrentar a ellos en la ciudad lituana de Kaunas, él consideraba que la ubicación más probable sería en la capital de Letonia, Riga.[31] Habló con Vasilevsky que acordó cambiar los planes en caso de que su teoría y su intuición resultase correcto.

Como el Primer Frente Báltico comenzó a desplazarse hacia el este en Lituania y Letonia, se hizo evidente que Grupo de Ejércitos Norte trataría de flanquear a Bagramián cerca de las fuerzas de Daugavpils, como había predicho anteriormente. Vasilevsky, manteniendo su promesa, hizo un llamamiento a Stalin para permitir a Bagramián pasar a Daugavpils, pero él se negó a hacerlo,[32] entonces Vasilevsky ordenó a Bagramián seguir adelante. Recibiendo el prometido Trigésimo Noveno Ejército, pero sólo estaba compuesto por siete divisiones (en comparación con las diez del Cuarto).

El 9 de julio, sus fuerzas de tierra habían avanzado considerablemente en el corte de una importante carretera que conectaba Kaunas con Daugavpils. Tomando ventaja de ello, Bagramián trabajó con otros comandantes del Frente para atacar la retaguardia del Grupo de Ejército Centro, pero la mala coordinación entre las unidades llevó a una anticipación.[33] En este momento, Bagramián se dio cuenta de que no iba a ser fácil expulsar a las fuerzas alemanas de los Países Bálticos y los avances hacia Kaunas fueron inútiles. Propuso a la STAVKA lanzar una ofensiva de envergadura hacia Riga, pero esta rechazó sus planes, las que se indica que los ejércitos del Segundo y Tercer Frentes Bálticos ya habrían empujado al Grupo de Ejércitos Centro de Prusia, en el momento de la ofensiva.[34] Él trató de convencerles de lo contrario, citando las fuerzas numéricamente deficientes en los dos frentes, pero fue rechazado y se le ordenó conducir hacia la carretera que conectaba la ciudad de Lituania Šiauliai con Riga, que su capturó a finales de julio.

Con su captura, Bagramián persuadió a Vasilevsky para que le permitiera avanzar con sus fuerzas hacia Riga, recibió el visto bueno de la STAVKA el 29 de julio. El 30 de julio sus fuerzas finalmente llegaron a la ciudad balneario de Tukums, cerca del golfo de Riga,[30] cortando así un total de 38 divisiones de infantería y blindados alemanes en Letonia.[3] Por sus logros en esta batalla, fue condecorado con el título de Héroe de la Unión Soviética. Durante el mes de agosto, las fuerzas soviéticas estuvieron en punto muerto en la ofensiva de Riga, que se concentraba en detener los ataques alemanes. Por último el 14 de septiembre de 1944, el Primer, Segundo y Tercer Frentes Bálticos lanzaron varias ofensivas a gran escala al objetivo de Riga, encontrando una feroz resistencia por parte de sus defensores. El 24 de septiembre, con sus fuerzas a sólo 19 km de Riga, la STAVKA ordenó a Bagramián detenerse, reagruparse y avanzar contra Memel. El 5 de octubre sus fuerzas atacaron Memel y el 10 de octubre, llegó a la ciudad, de manera efectiva previniendo la retirada a Prusia del Grupo de Ejércitos Norte.[32]

A principios de 1945, el ejército de Bagramián, bajo el mando del general de Vasilievsky, participó en el avance a Prusia Oriental. En la Operación Samland, Bagramián con el Primer Frente del Báltico, ahora conocido como el Grupo de Samland, capturó en abril Königsberg (actualmente Kaliningrado). El 9 de mayo de 1945, aceptó la renuncia de las fuerzas alemanas encerradas en Letonia, capturando un total de 158 aviones, 18.000 vehículos, 500 tanques de asalto y ametralladoras, entre otras armas.[29]

Carrera después de la Segunda Guerra Mundial[editar]

Sello conmemorativo de Iván Bagramián.

Después de la guerra, Bagramián permaneció en el mando del Distrito Militar Báltico, al mando de las operaciones contra los partisanos de Lituania y Letonia. En 1954, fue nombrado Inspector Jefe del Ministerio de Defensa. En 1955, fue nombrado Viceministro de la Defensa, con el rango de Mariscal de la Unión Soviética.[3] También fue jefe de la Academia Militar del Estado Mayor y comandante de las fuerzas de reserva de las Fuerzas Armadas Soviéticas. También sirvió como miembro diputado del Soviet Supremo de la RSS de Letonia y la RSS de Armenia.

Pasó gran parte de su tiempo escribiendo artículos en revistas militares soviéticas de las operaciones estratégicas y, sobre todo, coautor de los seis volúmenes de trabajo sobre la participación soviética durante la Segunda Guerra Mundial, "La Unión Soviética de la Gran Guerra Patria (1941-1945)".[3] En agosto de 1967, Bagramián acompañó al Secretario General Leonid Brézhnev y al premier Alekséi Kosygin a Vietnam del Norte, donde se reunieron con los líderes vietnamitas, para actuar en el papel como experto militar, y ayudó a negociar la transferencia de la logística y de armas al país durante la guerra de Vietnam.[35]

Se retiró en 1968. En 1971, Bagramián cumplido su primer volumen de sus memorias en Esto es como comenzó la guerra en 1977 y, el segundo volumen Así fuimos a la victoria. Entre los numerosos puntos que se señalan en el segundo libro está un análisis de las costosas ofensivas del Ejército Rojo en las primeras etapas de la guerra.[36]

El mariscal Bagramián fue galardonado con numerosas órdenes y medallas soviéticas y extranjeras por su servicio, incluye en dos ocasiones el de Héroe de la Unión Soviética, siete órdenes de Lenin, la Orden de la Revolución de Octubre, tres órdenes de la Bandera Roja, dos órdenes de Suvórov y la Orden de Kutúzov. Entre otros elogios que recibió fueron la orden polaca Virtuti Militari, la Medalla de la Victoria sobre Alemania y la Medalla de la victoria sobre Japón.[3]

Después de la muerte del mariscal Vassili Chuikov el 18 de marzo de 1982, fue el último mariscal soviético que mantuvo un alto mando en la II Guerra Mundial con vida. Sin embargo, sólo unos meses más tarde, Bagramián murió el 21 de septiembre de 1982 como consecuencia de una prolongada enfermedad a los ochenta y cinco años, siendo miembro del comité central del Partido Comunista de la URSS y viceministro de Defensa,[37] fue enterrado con todos los honores militares en la Necrópolis en el muro del Kremlin de Moscú.[38]

El 11 de mayo de 1997, el Gobierno de Armenia estableció una medalla conmemorativa "Medalla del 100 Aniversario del Mariscal Bagramián" (en armenio: զինված ուժերի «Մարշալ Բաղրամյան» մեդալ). Es otorgada a las personas que participaron en la Segunda Guerra Mundial.

Por sus contribuciones durante la guerra, fue considerado como Héroe de la Unión Soviética, y sigue sosteniendo tal consideración entre la población armenia. En Armenia llevan el nombre de Bagramián, una ciudad (Latitud: 40.1933333 Longitud: 44.3686111), un polígono de tiro militar y una formación de una brigada del ejército, una estación de metro y una calle en Ereván, la capital de Armenia.

Referencias[editar]

  1. Walker, Christopher J. Armenia: Survival of a Nation. London: Routledge, 1990 p. 356 ISBN 0-415-04684-X
  2. Победа.py Generals of Victory - Marshal Bagramyan. Consultado 8 de abril, 2007.
  3. a b c d e f g h (en armenio) Khaleyan, E. Բաղրամյան, Հովհաննես (Baghramyan, Hovhannes). Soviet Armenian Encyclopedia. vol. II. Yerevan, Armenian SSR 1976 p. 258
  4. Jukes, Geoffrey. "Ivan Khristoforovich Bagramyan" in Stalin's Generals. Ed. Harold Shukman. Phoenix, Arizona: Phoenix Press, 2001 p. 25 ISBN 1-84212-513-3
  5. Jukes. Stalin's Generals, p. 25
  6. Erickson, John. The Road to Stalingrad: Stalin's War with Germany, Volume One. New Haven, Connecticut: Yale University Press, 1999 p. 359 ISBN 0-300-07812-9
  7. a b Jukes. Stalin's Generals, p. 26
  8. Salisbury, Harrison E. The 900 Days: The Siege of Leningrad. Cambridge: Da Capo Press, 2003 p. 71 ISBN 0-306-81298-3
  9. Bagramyan, Ivan K. Тak Шли Mы K Пoбeдe (Thus We Went to Victory). Moscow: Voenizdat, 1977 pp. 129–130
  10. Khrushchev, Nikita. Memoirs of Nikita Khrushchev: Volume 1, Commissar (1918–1945). Philadelphia: Pennsylvania State University Press, 2005 p. 322 ISBN 0-271-02332-5
  11. Jukes. Stalin's Generals, pp. 26–27
  12. (en armenio) Baghramyan, Hovhannes. Այսպես է Սկսվել Պատերազմը (This is How the War Began). Trans. from Russian. Yerevan, Armenian SSR, 1975 pp. 116–117
  13. Taubman, William. Khrushchev: The Man and His Era. New York: W. W. Norton & Company, 2003 p. 166 ISBN 0-393-32484-2
  14. Tompson, William J. Khrushchev: A Political Life. New York: Palgrave MacMillan, 1995 p. 80 ISBN 0-312-16360-6
  15. Jukes. Stalin's Generals, p. 27
  16. Erickson. The Road to Stalingrad, p. 359
  17. Zaloga, Steven J. Bagration 1944 - The Destruction of Army Group Center. New York: Osprey Publishing, 1996, p. 19 ISBN 1-85532-478-4
  18. Jukes. Stalin's Generals, pp. 27–28
  19. a b Jukes. Stalin's Generals, p. 28
  20. a b Idem., p. 28
  21. Idem. p. 28
  22. Newton, Steven H. Hitler's Commander: Field Marshal Walther Model—Hitler's Favorite General. Cambridge: Da Capo Press, 2005 p. 256 ISBN 0-306-81399-8
  23. Erickson, John. The Road to Berlin: Stalin's War with Germany, Volume Two. New Haven, Connecticut: Yale University Press, 1999 p. 76 ISBN 0-300-07813-7
  24. a b c TIME Magazine World Battlefronts: Battle of Russia (03-01-1944). Bagramian's Progress. TIME Magazine.  pp. 25–26. http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,885312,00.html. Consultado el 07-01-2007. 
  25. Jukes. Stalin's Generals, p. 29
  26. Idem., p. 29
  27. Erickson. The Road to Berlin, p. 225
  28. a b Jukes. Stalin's Generals, p. 30
  29. a b Idem., p. 30
  30. a b Erickson. The Road to Berlin, p. 228
  31. Idem. p. 30
  32. a b Jukes. Stalin's Generals, p. 31
  33. Erickson. The Road to Berlin, p. 312
  34. Erickson. The Road to Berlin, p. 315
  35. Parker, F. Charles. Vietnam: Strategy for a Stalemate. New York: Paragon House, 1989 p. 183 ISBN 0-88702-041-0
  36. Szawlowski, Richard. The System of the International Organizations of the Communist Countries. Kluwer Law International, 1976 pp. 36-37 ISBN 90-286-0335-2
  37. El País. «Ivan Bagramian, mariscal soviético.» (en castellano). Consultado el 18 de diciembre de 2008.
  38. Informe por Associated Press. Ivan K. Bagramyan, A Soviet War Hero, Dies After an Illness. The New York Times. 24 de septiembre, 1982. Consultado 24 de febrero, 2007.